Вы находитесь на странице: 1из 20

“Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional”

DOCENTE:………………………………………………………….
TEMA:……………………………………………………………….
CURSO:…………………………………………………………….
BATALLON:……………………………………………………….
SECCION:………………………………………………………….
INTEGRANTES:

NOMBRE NOTA

LIMA-PERU
2018
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

DEDICATORIA

Primero a Dios por habernos permitido llegar


hasta este punto, darnos salud , nuestros
padres por apoyarnos en todo momento , por
sus consejos , sus valores , por la motivación
constante que nos ha permitido ser unas
personas de bien, pero más que nada , por su
amor

2
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

AGRADECIMIENTO

A nuestra docente por su gran apoyo y


motivación para la culminación de nuestros
estudios profesionales, por su apoyo ofrecido
en este informe, por habernos transmitidos los
conocimientos obtenidos y llevarnos pasó a
paso en el aprendizaje.

INDICE
DEDICATORIA....................................................................................................................................2

3
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

AGRADECIMIENTO...........................................................................................................................3
INDICE..................................................................................................................................................4
INTRODUCCION.................................................................................................................................4
CAPITULO I.........................................................................................................................................5
1.1 Desempeño policial...................................................................................................................6
1.2 La atención que el policía le brinda al público......................................................................6
1.3 La condición, calidad humana de los policías.......................................................................8
1.4 El liderazgo en la policía..........................................................................................................8
1.5 La calidad en el servicio policial............................................................................................12
1.7 Talleres de mejora...................................................................................................................13
1.8 Atención y eficiencia policial en el lugar del delito..............................................................14
CONCLUSIONES..............................................................................................................................15
BIBLIOGRAFÍA.................................................................................................................................16
ANEXOS.............................................................................................................................................18

4
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

INTRODUCCION

En la Policía Nacional como una institución estatal jerarquizada se deben realizar


cursos de pasaje de grados correspondientes de acuerdo a la normativa vigente.
Saliendo como egresados de la Escuela Nacional de Policía con el grado de
Oficiales Sub Ayudante pudiendo llegar al vértice de la pirámide como Inspectores
Generales.

Nos encontramos en la actualidad realizando de Comisario a Comisario Inspector


,en la Escuela Policía de Estudios Superiores, siendo el mismo dictado por 8
profesores tanto policiales como civiles de diferentes materias, siendo Liderazgo una
de ellas, pudiéndose destacar que se trata de la materia de mayor carga horaria, lo
que establece evidentemente una preocupación a futuro y por que no, encarada al
presente en consonancia con los ámbitos académicos que la Policía Nacional aspira
para sus Oficiales brindándoles, en una preparación acorde a los desafíos que nos
propone el mundo globalizado y en permanente competencia hacia
una gestión pública de calidad, visto las exigencias que la ciudadanía transmite día a
día.

5
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

CAPITULO I

1.1 Desempeño policial

La imagen de la Policía está relacionada directamente con el tema del desempeño,


lo cual se asocia con la brecha que se produce entre el aumento de la delincuencia y
la capacidad policial para enfrentarla. Entre más grande es esta brecha, en términos
de resultados (lo cual se resume en el número de detenidos), mayor es la
aprehensión y reserva ciudadana hacia la Policía y su capacidad institucional. Es
importante hacer alguna referencia a este último término, capacidad institucional,
para destacar que la percepción va más allá de las personas (policías, Directores,
Secretarios y Subsecretarios de Seguridad), e incluye a la institucionalidad en la que
se insertan y, si se quiere ir al extremo, a la función de seguridad que el Estado está
obligado a desempeñar en beneficio de la ciudadanía. Al ciudadano común le
interesan los resultados concretos para definir su percepción del desempeño policial.
No le interesa saber si el incremento delincuencial está asociado al ritmo de
urbanización, a la pérdida de valores, al cierre de oportunidades o al crecimiento
acelerado del desempleo. Al ciudadano le interesa saber que puede estar en su casa
o caminar tranquilamente por las calles de la colonia, de la ciudad o de la aldea, y
que no corre el riesgo de ser robado, asaltado, violado, herido o muerto; en última
instancia, si esto ocurre, lo menos que espera es que la Policía capture a los
delincuentes y que se le aplique todo el peso de la Ley. Tampoco le interesa al
ciudadano común saber si su seguridad depende del policía de prevención o del
policía de investigación y tampoco se preocupa por averiguar los lazos que unen al
policía con el fiscal o el juez para garantizar su seguridad. Lo que le interesa es
saber que el policía lo va a cuidar y que con su trabajo le va a garantizar su
seguridad. Todavía podemos ser más radicales y plantear que poco o nada le
interesa al ciudadano si el policía está bien pagado o bien comido o si su vida y su
integridad están garantizadas por un seguro adecuado, quizás porque asume que
ése es un problema del Estado y que no es su problema.

6
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

1.2 La atención que el policía le brinda al público


Lo señalado anteriormente nos obliga a detenernos en el trato que el policía le
brinda a la ciudadanía, tratando de destacar los aspectos más relevantes de la
percepción ciudadana. Ante la pregunta: ¿Siente que la Policía le atenderá de
manera cordial y respetuosa?, un sector relativamente mayoritario 11 (56.14%) opina
favorablemente en el sentido de que el policía es atento dentro de sus condiciones
educativas y culturales, pues muchos de ellos son de escolaridad baja y proceden
de comunidades rurales pobres y remotas, alejados de núcleos poblacionales
grandes, lo que les impide un mayor relacionamiento social que finalmente se
traduce en un trato brusco y algunas veces grosero con el ciudadano que los solicita.
A pesar de ello, creen que hay policías que cumplen con su deber y tratan de ser
atentos hasta donde sus posibilidades se lo permitan. Por otra parte, hay un sector
poblacional relativamente fuerte (35.09%) que opina lo contrario y, siguiendo una
clara tendencia desfavorable, hay quienes los perciben con actitud negativa y
prepotente que los llevan a creerse superiores y todopoderosos por el solo hecho de
portar un uniforme. Esto los lleva a faltar el respeto al ciudadano honrado y a
pisotearle a veces hasta sus más sagrados derechos. Opinan que este
comportamiento es más común observarlo en comunidades rurales, un poco
alejadas de las grandes ciudades. Podríamos resumir una tendencia al sí en la
percepción de la ciudadanía, argumentando que hacen lo que pueden y que ser
atentos es su deber, pero que deben mejorar la actitud y el respeto y evitar la
prepotencia. Sobre el tema de si la Policía lo orientará de una manera correcta y
eficiente, un 43.86% de los encuestados piensa que la Policía sí está en condiciones
de orientar a la ciudadanía correcta y eficientemente, de acuerdo a sus capacidades
que, aunque limitadas, sí son suficientes para prestar al ciudadano un buen servicio
de orientación. Según éstos los policías asisten eventualmente a sus centros
especializados a recibir la capacitación de acuerdo a las funciones que en
determinado momento estén desempeñando y, además, creen que son entrenados
en relaciones humanas y procedimientos legales y administrativos, entre otros, lo
que le permite desempeñar mejor su función orientadora. Otro grupo, un poco mayor
(49.12%), piensa que su función es más bien desorientadora, ya que no es posible
que una persona mal preparada y con bajo nivel educativo pueda orientar

7
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

eficientemente a los demás, si él mismo, en determinados momentos, no sabe


qué hacer y es indeciso al actuar, porque no obstante haber sido capacitados;
debido a su baja escolaridad, no han sabido asimilar adecuadamente la información
recibida, lo que los hace enredarse en una verdadera confusión. Este último sector
es de la opinión que los policías, especialmente los del área rural, cuando son
transferidos a las áreas urbanas, deben ser capacitados en centros policiales
especiales para una readaptación adecuada a su nueva área, ya que la misma
posee una enorme diferencia con su antigua área rural de trabajo y, de esta manera,
pueda orientar más eficientemente a la ciudadanía. En resumen, se refleja una
tendencia al no, por falta de preparación, capacitación y capacidad personal y por
confusión y desconocimiento de los procedimientos.

1.3 La condición, calidad humana de los policías


Es indudable que existe una lejanía entre la ciudadanía y la Policía, lo cual se
expresa en el desconocimiento ciudadano de los policías de la posta más cercana
(84.21%), lo que indica que no existe una interacción policía-ciudadano1 que permita
mantener una verdadera armonía entre ambos. Existe un menor sector de la
población (14.04%) que dice conocerlos de vista pero sin tener ninguna
comunicación con ellos. Sobre la impresión que tiene la ciudadanía de los policías
que están en las calles y postas, cabe destacar que en general está bastante bien,
pues, aunque el porcentaje de muy buena es bastante reducido, la mayoría oscila
entre regular y buena, tomando como referencia la concentración de opiniones de
dicha población. Se encuentran muy pocas opiniones en los niveles de mala y muy
mala y casi ínfimo en el nivel de muy bueno.

Es muy importante ubicar la condición de víctima y saber con precisión si la


victimización es por robo personal, a casa, negocios o en bus o taxi, o si es por
homicidio, secuestro, lesiones o violación. La experiencia vivida en cada uno de ellos
es diferente y nos remite a su condición social, lugar donde vive y recursos que
posee, por un lado, y por el otro, a la complejidad técnica utilizada por el delincuente
para victimizarlo.

8
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

1.4 El liderazgo en la policía

El desafío de la transformación y la conservación de la identidad profesional


Desde hace unos años atrás nuestra Policía Nacional ha estado sometida – y quizás
nunca mejor empleado el verbo – a sucesivos cambios, transformaciones ó al menos
intentos de ello, mayormente por influencias y conceptos que se extrapolaban hacia
el interior de la organización, generando muchas de ellas resistencia, debido entre
otras cosas, a un liderazgo formal ineficiente, que no transmitió adecuadamente la
visión.
Entonces, hoy ante los conocimientos recibidos, podemos asimilar y comprender de
mejor forma, la génesis de estos acontecimientos y evaluar de otra forma, los
nuevos procesos de esta índole que experimentamos en la Policía Nacional en la
actualidad, las nuevas posturas de la ciudadanía hacia su policía, los ámbitos
políticos que recogen esas inquietudes, etc.
Sin embargo, no debemos considerar que nuestra institución ú organización policial
no ha estado signada por el "liderazgo" desde sus inicios como tal, aunque sin
plena conciencia del pleno uso moderno del término y teniendo en cuenta su
estructura altamente jerarquizada y estructurada en forma piramidal, se manejó
dentro de ámbitos formales y con tipos de administración clásicos estilo FAYOL,
basados fundamentalmente en el control y la disciplina, por ejemplo, y si analizamos
solamente el Reglamento General de Disciplina No. 4, del año 1971, Decreto
644/71, en varios de sus artículos encontramos conceptos que ni más ni menos
implican ejercicio ú orientación hacia formas, funciones y tipos de liderazgo, como lo
contenido en el Capítulo I, Inc. B, Art. 3ro. (…Armoniza las voluntades a un fin
común y solidario....) ó el Art. 5to. (…Edifica con la persuación y el ejemplo
personal....Su influencia disciplinaria será tanto más categórica cuanto mayor sea su
ascendiente moral sobre los subordinados, en razón de la confianza que inspiran
su carácter, su competencia y hombría de bien profesional.) términos que a prima
facie nos son familiares en el contexto de lo estudiado en el curso presente. Sin
embargo, debemos considerar las condicionantes propias que una organización
policial como la nuestra, impone a los individuos que teniendo características de
líderes, no están acompañados de un grado jerárquico suficiente a sus aspiraciones,

9
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

por lo estructurado de la propia organización, creyendo entonces pertinente


incluir estos conceptos de Elvia Espinosa Infante y Rebeca Pérez Calderón (autoras
mexicanas que ya viéramos en capítulos anteriores) y que dicen así:
"La estructura de la organización es una fuente de poder para el líder, pero también
puede ser una fuerte restricción de su poder; ya que, una estructura demasiada
rígida o grande, con demasiadas áreas o niveles, tiende a ser un laberinto difícil de
ser manejado por sus directores (íbidem). De esta manera las estructuras pueden
ser instrumentos poderosísimos de cambio, o un obstáculo infranqueable para lograr
los fines, por ello, Deming hace hincapié en la importancia de analizar y redefinir la
estructura organizacional, especialmente los procedimientos, es decir, los flujos y
procesos a través de los cuales se logran sistemáticamente los éxitos o fracasos, y
la formación de hábitos y conductas productivas o ineficaces
(Calidad, productividad y competitividad: la salida de la crisis, 1989)."
En este contexto, y siguiendo con ejemplificaciones de liderazgo que hemos notado
en nuestra policía, agregamos como ejemplo, párrafo extractado de un trabajo
monográfico publicado en internet, precisamente por un Oficial Superior de nuestra
institución, el Sr. Insp.Ppal (PA) Heber PINTO ROZAS, referido a la evolución del
concepto de Policía Comunitaria, de reciente instrumentación en nuestra
organización:
"La introducción de este modelo, el de la Policía Comunitaria, implica un proceso de
reforma a largo plazo, que requiere el cambio en la cultura de la Institución, pues no
solo implica cambios en los procedimientos operativos, sino en la adaptación de las
estructuras administrativas, de los sistemas de asignación de tareas y sobre todo de
la posibilidad de premiar a aquellos Policías que se destaquen por su iniciativa y
creatividad y no solamente por el número de procedimientos y/o arrestos. La
principal exigencia radica en un cambio sustantivo desde el mando burocrático al
liderazgo profesional, con capacidades de gestión gerencial de la Institución y de
gestión sistémica de la seguridad pública".(la negrita es nuestra)
Como dijéramos al finalizar el capítulo IX, hacíamos nuestros los conceptos vertidos
por el Jefe de Policía Dean Esserman, de Stamford, Connecticut, policía de los
Estados Unidos de América, en el pleno sentido de que la clave está en lograr el

10
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

cambio desde adentro del individuo, que se incorpore al proceso mediante una
consubstanciación con la tarea por si mismo, y no por una administración impuesta;
eso consideramos es el tipo de liderazgo que necesitamos en estos tiempos,
tiempos de incertidumbre y de metamorfosis, de orientación más que de dirección,
necesitamos más "brújulas" y menos "mapas", por lo que extractamos estas líneas
de la página 107, del trabajo "EL LIDERAZGO COMO LEGITIMACION DE LA
DUDA", de Karl E. Weick:
"...Lo que ha cambiado es el contexto, la necesidad de orientación. Lo nuevo es
el valor primado de la actualización y la necesidad de servirse de la brújula en lugar
de recurrir al mapa......La brújula no nos aproxima más al territorio que el mapa, pero
resulta mucho más difícil confundirla con el territorio. La brújula muestra claramente
que lo que estamos buscando no es un punto geográfico sino una dirección.
Además, es un instrumento de navegación mucho más fiable cuando las
coordenadas geográficas cambian de lugar. Utilicemos un mapa ó una brújula, lo
importante hoy no es tener un destino específico; mucho más importante en
términos de coherencia es saber que tenemos la capacidad de encontrar el camino
para comprender dónde estamos, quiénes somos y qué estamos haciendo. Aunque
el líder eficaz pueda en ocasiones señalar un destino específico que la gente se
sienta obligada a buscar, es más probable que su eficacia resida, sobre todo, en su
capacidad de poner en marcha un proceso de ORIENTACION”)
Es necesario establecer objetivos personales que coincidan con los fines de la
organización, aprovechar talentos personales.-
La disciplina se debe mantener al igual que las jerarquías, pero se debe evitar el
autoritarismo, no se pueden dar ordenes caprichosas; se debe evitar tener odiados,
tratar de ser objetivos, modelar conductas dentro de la Institución; de modo que es
imprescindible el Liderazgo en esta profesión porque de alguna manera, la actividad
humana es factible de ser desordenada y el líder lo que tiene que hacer es focalizar
esa actividad y lograr que los objetivos se cumplan.
En la Policía Nacional se necesita un líder que indique el camino a seguir, que
oriente a los integrantes hacia donde se deben dirigir, marcando cuales son los
objetivos que pretendemos para la policía nacional.

11
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

Es fundamental para un verdadero líder en la policía tener en cuenta


los principios del mando; conocerse a si mismo y tratar de mejorar; ser técnicamente
un profesional eficiente; buscar y tomar responsabilidades; dar el ejemplo; conocer
al personal y velar por su bienestar; entrenarlo con sentido de equipo y asegura que
la misión fuera entendida, supervisada y cumplida.

1.5 La calidad en el servicio policial

Como antes hemos apuntado, el desarrollar un sistema de Calidad Total para un


servicio público como el de la Policía requiere un fuerte compromiso de los máximos
dirigentes de la Institución y un decidido apoyo político para llevarla a cabo.
Un sistema de calidad en un servicio público se debe conseguir con la participación
de todos los actores críticos que inciden en la mejora del servicio. Estos actores son:
Los Ciudadanos con su participación colectiva o individualizada, los responsables
políticos con su liderazgo y apoyo, y los empleados públicos.
La creación de un Comité que impulse los programas y proyectos de calidad en la
institución se hace tarea indispensable, debiendo presidir dicho Comité un
responsable político del más alto nivel. Los responsables políticos deben asumir el
compromiso de impulsar decididamente los programas de calidad dentro de
las instituciones y los servicios, por otra parte los directivos, gestores comprometidos
en el proceso de mejora y todos los funcionarios son los que hacen que los servicios
públicos funcionen con calidad. En este comité impulsor de la calidad también tienen
cabida los representantes de trabajadores y funcionarios.
Como hemos apuntado con anterioridad, la Calidad "la hacemos entre todos". Como
no pudiera ser de otra forma, los funcionarios, y en este caso los Policías pueden y
deben participar en mejorar el servicio público en el que participan.
Se deberán crear sistemas que permitan canalizar las sugerencias de los empleados
públicos, bien a través de buzones de sugerencias o bien a través de cuestionarios
donde el policía exponga su idea para mejorar los procedimientos, los trámites,
la atención al ciudadano, etc., favoreciendo este tipo de sugerencia con incentivos, si

12
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

realmente su aportación conlleva una mejora, todo ello pensando en


el valor añadido que comportará al vecino y ciudadano.

1.7 Talleres de mejora

Como antes se apuntó, la participación es un elemento básico para desarrollar


programas de mejora y de calidad en los servicios públicos.
Los talleres de mejora son una herramienta con la que se ponen en práctica dos de
los principios básicos de los sistemas de calidad:
1) la organización concebida como procesos orientados al ciudadano,
2) los procesos sólo se pueden mejorar con la participación de los empleados
públicos que intervienen en ellos.
El Taller de Mejora o "Workshops", que es una evolución de los ya tradicionales
"círculos de calidad", son grupos de trabajo intenso que durante cuatro o cinco días
se reúnen para analizar pormenorizadamente los procesos en los que participa o
que existen en el departamento, identifican las perdidas de valor, las oportunidades
de mejora y finalmente elaboran un catálogo de propuestas de mejora de aplicación
inmediata o de corto plazo, donde se comprometen los participantes en el grupo de
mejora y se trata de comprometer al resto de la dirección.
Con este tipo de iniciativas de mejora y de participación se refuerza el protagonismo
y la autonomía en el puesto de trabajo y se desencadena un proceso interno de

cambio de importantes consecuencias que es necesario mantener, gestionar e


impulsar, a la vez que se refuerza la implicación de los diferentes actores de la
institución.
Lo anteriormente expuesto es una forma de entender los procesos de mejora de la
calidad de los servicios públicos, y en concreto la mejora en los servicios de la
Policía en general. Esta es la línea de trabajo que se desarrolla dentro del
Ayuntamiento de Alcobendas, y en concreto el Servicio de Policía Local para la
mejora de la calidad de sus servicios siendo pieza fundamental la participación de
todos los empleados públicos para generar una "Cultura de la Calidad" en los
servicios públicos y que el destinatario final sea el ciudadano.

13
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

1.8 Atención y eficiencia policial en el lugar del delito


Un paso importante después de establecer la condición de víctima y el
impacto de la experiencia sobre su vida económica y emocional,
procederemos a analizar la forma en que las víctimas perciben el desempeño
policial (atención y eficiencia), tanto en el lugar del delito como en las
instalaciones policiales, lo cual servirá de insumo importante para sustentar el
tipo de percepción que tienen las víctimas sobre la Policía. Iniciamos el
rescate de la percepción con la pregunta ¿Se presentó un policía al lugar de
los hechos? Más de la mitad de las víctimas dijeron que sí se presentó un
policía o patrulla y un porcentaje menor de la población dijo que no (Sí,
58.18%, no, 41.82%). La opinión generalizada es que cuando se presentan
llegan tarde pero, por lo menos llegan. Los que opinan desfavorablemente
argumentan que por mucho que se les llame, definitivamente nunca llegan, lo
que pudo haberlos inducido a no llamar a la Policía. Este es un elemento muy
importante que marcaría la diferencia: La Policía no llegó al lugar del delito
porque no la llamaron y no porque no acudió al llamado. El paso obligado es
preguntarse por qué las víctimas no llaman a la Policía y aquí interviene el
criterio de descreimiento y falta de confianza que las hace desistir de hacer
una llamada que, de acuerdo a su percepción, no serviría de nada. Una
pregunta cuya respuesta influye en el tipo de percepción sobre la eficiencia
policial es la siguiente: ¿Cuanto tiempo tardó la Policía en llegar, a partir de la
denuncia o llamado de auxilio? Las víctimas opinan, de manera general, que
cuando se trata de delitos como el homicidio o robo a negocios tardan menos
de una hora en llegar pero en el caso de robo a casa o personas, tardan más
de una hora, incluso, se dan casos en que tardan hasta cinco horas en llegar.
La población piensa que existe más prioridad para unos delitos que para
otros. Este es otro punto importante que remite a la delincuencia de mayor
sensibilidad, que es la menor y la más común y hacia la cual la ciudadanía
espera más atención por parte de la Policía; esto puede estar chocando con
el criterio de las más altas autoridades de la Secretaría de Seguridad, las
cuales pudieran estar considerando a otros delitos y no a estos, como
prioritarios desde el punto de vista estratégico.

14
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

Este es otro aspecto que debemos destacar como fundamental para entender
de mejor manera la percepción de las víctimas sobre la Policía. Se trata de la
atención que reciben los denunciantes y de la 22 eficiencia con que son atendidos
en las instalaciones policiales cuando se presentan a poner una denuncia sobre un
hecho delictivo del cual formaron parte como víctimas. Es importante destacarlo
porque un fuerte sector poblacional considera que de nada sirve presentar la
denuncia porque nunca encuentran a los culpables y si lo hacen, los dejan en
libertad, sin pagar por lo que hicieron.

ANALISIS

15
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

El tema de cómo lograr una Policía Nacional eficiente y digna de la confianza


ciudadana pasa por la mejora en los niveles de vida de los efectivos policiales,
intensificar la capacitación, evitar la impunidad de los casos de corrupción y
garantizar una correcta política de ascensos, según se desprende de las propuestas
de las principales agrupaciones políticas en el actual proceso electoral.
De hecho, las cifras hablan por sí mismas: según el congresista Carlos Cuaresma,
del FIM, el sueldo de los policías permanece congelado desde hace
aproximadamente cuatro años. "Durante ese mismo tiempo, la institución no ha
renovado los uniformes de sus efectivos ni ha modernizado su armamento
reglamentario. Todo esto es un maltrato que contribuye al malestar generalizado al
interior de la PN, parte importante del problema", refiere el parlamentario. En
contrapartida, el régimen anterior dio un mal uso a los fondos institucionales, con
lamentables consecuencias para los policías cesantes e inclusive para los que
continúan en actividad. El problema constituye un tema medular en el programa del
próximo gobierno.

CONCLUSIONES

16
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

Es la autoridad que tiene el Policía. Según la ciencia administrativa, autoridad


consiste en el derecho de mandar y el poder de hacerse obedecer, incluso, se
distingue en un jefe dos tipos de autoridad , la autoridad legal , inherente a la función
y la autoridad personal , formada de inteligencia, saber, experiencia, de valor moral ,
aptitud para el mando y servicios prestados.

El policía vive en un mundo jurídico de normas legales y diversas disposiciones


basadas en el poder de policía del Estado y en el poder punitivo del Estado
(Derecho Penal) y una de sus funciones es garantizar el cumplimiento de la
Constitución y de las leyes de la República.

La relación de trabajo con la policía no se ha definido claramente en Amnistía


Internacional. La revisión del Comité Permanente sobre Investigación y Acción hace
referencia a la «relación de trabajo» en contraposición a «trabajo de difusión»,
afirmando que el «trabajo de difusión» no es ya satisfactorio pues da una idea de
relación en una sola dirección.

Se ve una clara deficiencia, pues la sociedad necesita respuestas efectivas ante los
distintos fenómenos delictivos que se presentan.

Se aprecia irregularidades en los distintos ámbitos que son regulados por la PNP y
producto de ella es la realidad social, política, que hoy vemos en nuestro querido
Perú

RECOMENDACIONES

17
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

Hacer un diagnóstico de la realidad socioeconómica de los servidores


policiales que explique las características de las actitudes y el comportamiento de
cada uno de ellos para focalizar y reforzar los aspectos educativos en valores.

Continuar impulsando el profesionalismo con mayor exigencia académica en todos


los niveles de la formación, capacitación y perfeccionamiento policial, procurándose
de una plana docente de reconocida trayectoria y que disponga de solvencia moral,
económica y académica civil y no policial

Repotenciar los órganos de control interno y las comisiones de investigación de


inconductas funcionales de los servidores, pero con misiones e intenciones de
readaptación con el ejemplo y, no para la aplicación de sanciones severas

La PNP puede ganarse la confianza en la sociedad incorporando programas de


acción, mecanismos concretos para examinar sus actividades.

Para efectos de optimizar el gobierno institucional de la PNP, es necesario aplicar,


criterios que se dan a conocer y erradicar problemas.

18
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

BIBLIOGRAFÍA

 Ficha sobre "EL LIDERAZGO y EL TRABAJO" – Albert Einstein


 Ficha sobre "ESTILOS de LIDERAZGO" – Blake y Mouton
 Ficha sobre "LOS 7 HABITOS de la EFECTIVIDAD" – marzo 2002
 Ficha sobre "CURSO DOCENTES SINAFOD" – Módulo 1 – Unidad 1.2

 Ficha sobre "VISION y MISION" – Educación y Calidad Total

ANEXOS

19
“Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP – Capitán Alipio Ponce”

20