Вы находитесь на странице: 1из 4

CARACTERISTICAS GENERALES DE LA MUJER

Nos enfocaremos en la situación de las mujeres en edad reproductiva del país , sus
características demográficas y socioeconómicas , donde tenemos : edad, educación alcanzada,
información sobre autoidentificación, características laborales y los seguros de salud , donde
para la mujeres de 15 a 24 años de edad son la razones principales para no continuar sus
estudios.
DISTRIBUCIÓN POR GRUPOS DE EDAD
La población femenina de 15 a 49 años de edad continúa siendo una población relativamente
joven pues 45,1% son menores de 30 años en el año 2017, a comparación con el año 2012 que
es de 47,4%.
La población de 15 a 19 años representa el 15,2%, disminuyó 3,3 puntos porcentuales
comparado con el año 2012 (18,5%).
En menor proporción se encuentran las mujeres de 45 a 49 años de edad (11,7%), no hubo
disminución significativa en comparación con el año 2012 (11,4%).
ANTECEDENTES DE LAS ENTREVISTADAS SEGÚN NIVEL DE EDUCACIÓN
El nivel de educación en las mujeres será de vital importancia, porque se verá reflejada en sus
actitudes hacia ellas mismas , si es que conocen su cuerpo (los cambios que existen ), su
comportamiento reproductivo, planificación familiar.
El nivel de educación esta asociado con la situación económico , porque tendrían que recurrir a
los servicios de salud y planificación familiar.
Nivel de escolaridad
El porcentaje de mujeres en edad fértil con estudios secundarios o superiores fue 51,0% en el
año 1986, niveles que han aumentado 1,6 veces para el año 2017 (82,0%). Para las mujeres
residentes en el área urbana el aumento fue de 21,5 puntos porcentuales, en cambio, en el área
rural fue de 36,9 puntos porcentuales en este mismo periodo (1986 - 2017) y se mantiene en
ese mismos porcentaje.
Mediana de años de estudios
Según área de residencia, las mujeres en edad fértil residentes en el área urbana presentaron
una mediana de años de estudios aprobados más alta (10,8 años), que los de área rural del país
(6,6 años).
La mediana de estudios a nivel nacional y en el área urbana no presentó mayores variaciones, si
se compara 2012 y 2017, pero si en la rural, reflejando un incremento de 5,7 años en el 2012 a
6,6 años para el 2017.
La educación rural es una área en desventaja , ya que el sistema educativo concentra todos sus
recursos en las áreas urbanas y a la área rural le deja en desventaja , por lo mismo de que son
zonas alejadas.
RAZONES PRINCIPALES PARA NO CONTINUAR ESTUDIANDO EN LAS MUJERES DE 15 A 24 AÑOS
DE EDAD : El cambio demográfico( crecimiento poblacional )reciente ha llevado a una
concentración de la población en el grupo de jóvenes en edad escolar secundaria y superior y
en tránsito hacia el empleo, lo que confiere especial importancia para examinar las
oportunidades que se les ofrecen y los obstáculos que enfrentan en el sistema educativo.
Las razones pueden ser: el embarazo adolescente, unión conyugal temprana, necesidad de
cuidar niños pequeños, la necesidad temprana de asumir responsabilidades de soporte
económico de los hogares como ayudar en la chacra o negocio familia por falta de dinero y
necesidad de trabajar para ganar. Por otro lado las mujeres graduadas que consideran tener
suficiente estudio y las que estudian en una academia pre-universitaria o una carrera corta,
también se considera de que simplemente no quiso estudiar.
Razones para dejar de estudiar de las mujeres entrevistadas según área de residencia
• En las mujeres de 15 a 24 años de edad, la principal razón para no continuar estudiando fue la
económica, 39,9% a nivel nacional mencionó este motivo, el porcentaje en el área urbana fue
38,8% y en la rural 43,2%.
• En cuanto a las razones familiares, 27,5% de mujeres de 15 a 24 años a nivel nacional dieron
esa respuesta, siendo 26,2% en el área urbana y 31,4% en la rural.
• El 21,3% de las mujeres en edad fértil de 15 a 24 años de edad afirmaron que se graduaron o
estudian en academia, presentando un porcentaje superior en el área urbana (26,1%) que en la
rural (6,8%).
• Las mujeres entrevistadas que no quisieron estudiar más, representan el 6,5%, destacando
esta razón en el área rural (12,6%), en comparación de la urbana (4,5%).
AUTOIDENTIFICACIÓN DEL GRUPO ÉTNICO DE ORIGEN DE LAS MUJERES ENTREVISTADAS
La autoidentificación étnica es la manera en como la persona de mira a si misma , teniendo en
cuenta sus costumbres , sus antepasados y si se siente parte de algún grupo étnico , es muy
importante ya que ayuda a la generación de nuevas políticas publicas diferenciadas e inclusivas.
Un pueblo indígena u originario se llama aquel que desciende de poblaciones que habitaban en
el país antes de la época de la Colonia, y por lo general, mantiene todas o algunas de las
costumbres y tradiciones.
El 47.9% de las mujeres en edad fértil se consideran mestizas, sigue el 28.9% de la población que
se considera nativa.
Los grupos étnicos con menor proporción en la autoidentificación del grupo étnico son los
afrodescendientes y blancos que conjuntamente conforman el 15,8% de las mujeres
encuestadas (8,6% y 7,2%, respectivamente). Mientras que el 7,4% de las mujeres entrevistadas
se considera dentro de otro grupo étnico o no supo responder.
CARACTERÍSTICAS LABORALES DE LAS ENTREVISTADAS
En estos tiempos , con los cambios que ocurren en el aspecto económico , social , cultural , han
condicionado que la mujer trabaje fuera del hogar , lo que origina una sobrecarga de actividad ,
ya que las actividades que hace en casa no se debe descuidar , y mayormente no existe la ayuda
de la pareja en los quehaceres, la integración del hogar , el desarrollo de los hijos, hasta en la
propia salud de la mujer. Sin embargo, algunas ocupaciones que realizan no son percibidas como
trabajo, como por ejemplo los trabajos agrícolas en parcela familiar, negocios familiares o en el
sector informal , comerciante , etc.
La ENDES incluye una sección que indaga acerca del trabajo que realizan fuera del hogar, las
mujeres en edad fértil:
Trabajo de la entrevistada en dos tiempos de referencia: la semana anterior al día de entrevista,
o en los últimos 12 meses.
Tipo de ocupación de las mujeres, categorías de ocupación y formas de remuneración
Empleo y tipo de ocupación de las mujeres entrevistadas, en los últimos 12 meses
• El 73,6% de las mujeres entrevistadas realizó algún tipo de trabajo en los 12 meses anteriores
a la encuesta: que incluye 63,4% con ocupación en la semana anterior al día de la entrevista
(semana de referencia) y 10,2% ocupadas en algún momento dentro de los últimos 12 meses.
• La participación femenina en la producción de bienes y servicios fue mayor en el área urbana
(74,5%) que en el área rural (69,6%). Predominando las que cuentan con empleo actual, 64,1%
en el área urbana y 60,5% en rural.
• Según región natural la mayor proporción de mujeres actualmente empleadas se encuentran
en Lima Metropolitana y la Sierra (66,4% y 65,4%, respectivamente). Las mujeres que no cuentan
con un empleo actual se encuentran en su mayoría en Resto de Costa (11,4%) y en Lima
Metropolitana (10,6%).
- Grupo de ocupación según área de residencia
• La mayor proporción de mujeres que se dedican a ocupaciones agrícolas se presentaron entre
las mujeres que residen en el área rural (62,1%), comparadas con las del área urbana (4,7%).
• En el caso de las mujeres que trabajan en ocupaciones de ventas y servicios, el mayor
porcentaje se localiza en el área urbana (40,3%), siendo 2,1 veces superior a la del área rural
(19,6%).
El porcentaje de mujeres entrevistadas que trabajan en los grupos ocupacionales de
profesionales, técnicos y gerentes residentes en el al área urbana fue mayor que lo observado
en el área rural (24,4% y 5,6%, respectivamente).
• Similares proporciones registran las mujeres que trabajan en actividades manuales no
calificadas, tanto en el área urbana (2,0%) como en el área rural (2,1%).
Tipo de empleador y formas de remuneración
Se presenta la distribución porcentual de mujeres que trabajaron durante los 12 meses
anteriores a la encuesta, según dos características del trabajo: tipo de empleador y forma de
remuneración.
• La forma de vinculación más relevante entre las ocupaciones no agrícolas es la de trabajadoras
dependientes (59,6%). Y en las ocupaciones agrícolas, las de trabajadoras familiares no
remuneradas (44,3%).
• De las mujeres en edad fértil que son trabajadoras independientes, el 26,7% labora en algún
tipo de trabajo agrícola y en mayor proporción están las que desarrollan ocupaciones no
agrícolas (30,6%).
• La mayor proporción de mujeres que desempeñaron ocupaciones no agrícolas (91,2%)
percibió ingresos en dinero por su participación laboral. Proporción menor en las que realizan
ocupaciones agrícolas (37,2%)
• Las mujeres que no percibieron ingresos en dinero ni en especie por su trabajo, fueron 34,9%
de las mujeres con ocupaciones agrícolas, en cambio, en las ocupaciones no agrícolas alcanza
2,3%.
COBERTURA DE SEGUROS DE SALUD
El acceso a los servicios de salud es una parte importante del derecho de las personas y que
todos disfruten del derecho a la salud. El contar con seguros de salud asegura a la mujer,
especialmente, que sus otros derechos humanos relacionados con su integridad no se vulneren
y disfrutar del más alto nivel posible de salud física y mental.
• Cerca de 4 de cada 10 mujeres en estado fértil, tenían algún seguro de salud en el periodo
2007-2008. Para el 2017, de cada 10 mujeres 7 contaban con este beneficio, revelando un
incremento de 35,7 puntos porcentuales.
• Las mujeres residentes en el área urbana afiliadas a algún seguro de salud representaban el
39,0% en el 2007-2008, evidenciando un incremento de 33,2 puntos porcentuales en el 2017
(72,2%). En el área rural la diferencia fue superior, 40,0% en el periodo 2007-2008 a 85,2% en el
2017, evidenciando un incremento importante de 45,2 puntos porcentuales.
En la encuesta del 2007-2008 se observó que a nivel nacional, 16,7% de las mujeres en estado
fértil estaban afiliadas al Seguro Integral de Salud (SIS), incrementando esta proporción en 2
veces más para el año 2011 (33,8%). El ascenso continuó, y en el 2017 casi la mitad de mujeres
en edad fértil (45,5%) tenían Seguro Integral de Salud.
• En el área urbana sucedió algo similar en cuanto al incremento de mujeres que cuenta con SIS.
Pero es en las residentes en el área rural que se evidencia un vertiginoso incremento de 36
puntos porcentuales en el periodo 2007-2008 (34,8%) al 2011 (70,8%), es decir, se incrementó
el doble. Otra importante subida de 16,5 puntos porcentuales se aprecia a partir del año 2012
(62,5%) hacia el 2016 (79,0%).
Cobertura de seguros de salud por característica seleccionada
• Cerca de las tres cuartas partes (71,6%) de las mujeres en edad fértil tenían algún seguro de
salud, la mayor proporción cuenta con el Seguro Integral de Salud (45,5%) y más de un cuarto
con EsSalud (26,1%).
• Según área de residencia, tuvieron acceso al Seguro Integral de Salud 37,6% de las mujeres en
edad fértil que residen en el área urbana y 78,2% en el área rural. En cambio, cuentan con seguro
de EsSalud 30,8% de las mujeres en edad fértil urbanas y solo 6,6% de las rurales.
• Según región natural, las mujeres en edad fértil que están afiliadas al SIS en mayor proporción
se ubicaron en la Selva (66,0%) y en la Sierra (59,2%). Mientras que las mujeres afiliadas al Es
Salud en su mayoría se ubicaron en Lima Metropolitana (36,3%) y Resto Costa (27,2%).
• Por área de residencia de las mujeres en edad fértil muestra que las que no cuentan con algún
seguro de salud se ubican en menor proporción en el área rural (14,8%). Y por región natural, la
Selva albergó 19,0% de mujeres en edad fértil sin algún tipo de seguro de salud.