Вы находитесь на странице: 1из 7

UNIVERSIDAD NACIONAL

AGRARIA LA MOLINA
Facultad de Pesquería

RECONOMIENTO DE LA SELLADORA DE LA
PLANTA DE CONSERVAS DEL INDDA

Alumna: Ruiz García, María Isabel.


Profesor: Raúl Del Carmen Porturas
Olaechea
Curso: Procesamiento de Enlatado
de Recursos Hidrobiológicos

La Molina, Julio
2018
I. INTRODUCCIÓN

El mantenimiento de la esterilidad en conservas alimenticias depende de la


hermeticidad del cierre, ocurriendo las alteraciones por fugas principalmente por
defectos en el mismo. Por ello, en la industria conservera es de obligado cumplimiento
el control de calidad de los cierres, para evaluar su calidad. Hay que controlar la calidad
del sellado verificando espesor, altura, profundidad, gancho de tapa, gancho de cuerpo
y traslape, así como número y tamaño de arrugas del gancho de tapa; defectos externos
del sello, etc.
Los envases son cerrados herméticamente para garantizar en gran medida la vida útil
del producto. Esta operación es realizada de forma automática y la tapa es codificada
previamente para la identificación del lote correspondiente.
El sellado debe ser realizado con pruebas de doble cierre y de vacío a las latas y
regulando la máquina de sellado cuando se encuentren daños en las latas.
Los envases ya cerrados se lavan con agua a presión y a una temperatura de 50 a 70 °C
para eliminar remanentes de líquido de cobertura en la superficie del conjunto
envase/tapa.
El sellado doble es un componente fundamental de la lata por cada ángulo, radio y
dimensión de la lata, incluyendo el compuesto de sellado, el cuerpo, la cuña de sellado
y el perfil de la ranura del rollo de sellado deben corregirse para garantizar un sellado
hermético.
Por doble sellado se denomina el doblez al final de la lata que contiene el compuesto de
sellado y una pestaña que permite su ajuste, donde se forman cinco pliegues de metal.
El compuesto de sellado entre los pliegues proporciona un sellado preciso
La primera operación logra engarzar las pestañas de la tapa y el cuerpo; la segunda
operación aprieta y aplana herméticamente, con ayuda del compuesto sellador ubicado
en la tapa. Para asegurar la hermeticidad del envase es fundamental que el doble cierre
se forme correctamente. El doble cierre se forma entre el rizo de la tapa y la pestaña del
cuerpo.
En el siguiente informe se detalla el desarrollo del sellador de latas en la planta INNDA.

OBJETIVOS

 Identificar las partes de la selladora ubicada en la planta de conservas del INDDA


de la Universidad Nacional Agraria la Molina.

 Verificar si existe alguna falla en el sellado de la lata.


II. RESULTADOS

Determinación de la altura del cierre (A).

A = 3.13

Extracción del gancho de la tapa (GT), verificación el gancho de cuerpo (GC).

Figura1. Extracción del gancho de tapa.

Medición del GT y GC.

GT= 1.15 mm

GC= 1.08 mm

Figura2: Gancho de cuerpo


Determinación visual del % de arrugamiento e índice e hermeticidad.

Figura3. Visualización del % de arrugamiento.

Se observó cero arrugas, entonces se deduce que la hermeticidad es 100%.

Calculo del traslape (T)

T= GC + GT + elata – A (Max)
T= 1.08 + 1.15 + 0.185 – 3.13
T = -0.715mm
Partes de una selladora

Rolla profunda Rolla profunda

Base o plato
Se llenó una lata con gaseosa Coca Cola, después se llevó al sellador para ser sellado y
aprender a utilizar la maquina selladora.
Después del sellado se procedió a sumergir la lata dentro de un balde con agua para
observar si existen fugas de burbujas. También se observó en algunas latas
deformaciones en el cierre pero al sumergirlas no se observó fugas pero en algunas otras
latas si se observó fuga de gaseosa antes de sumergirlas en agua.

Figura 4. Prueba de hermeticidad

III. DISCUSIONES

 Los valores obtenidos del gancho de tapa y cuerpo, se trata de que el doble cierre
no se forma correctamente, por lo cual no asegura una hermeticidad correcta.
Por lo que el doble cierre se forma entre el rizo de la tapa y la pestaña del cuerpo.

 La inocuidad de la conserva depende de la hermeticidad del cierre, ocurriendo


las alteraciones por fugas principalmente por defectos en el mismo. Por ello se
debe cumplir con los limites estándares del cierre.

 La formación del doble cierre consta de dos operaciones: 1º operación: Una vez
colocada la lata en la cerradora el pase del primer rulillo entrelaza el rizo de la
tapa y la pestaña del cuerpo formando la costura de la operación. 2ª operación:
El pase del 2º rulillo comprime la costura de la anterior operación, completando
la formación del doble cierre. Por lo que, al evaluar la lata en la formación al
doble cierre, no se cumple con la segunda operación.
 El valor del traslape no está dentro del rango estándar mínimo, ya que el traslape
varía según el tipo de cierre empleado. Aparte traslape de los ganchos debe ser
tan grande como se pueda, dentro de lo que sea asumible en relación con la
ausencia de arrugas. El valor del traslape mínimo aceptable debe de ser de un
50% y se considera crítico un valor inferior al 25%.

 La selladora cuenta con un sistema que se encuentra cerca al pedal en la parte


inferior de la máquina que sirve para calibrar las rulinas que ajustan y desajuntan
de acuerdo al tipo y tamaño de lata, una mala calibración de estas ocasiona una
deformación al momento de sellar la lata ya sea defectos en la primera operación
de cierre o en la segunda produciendo efectos de arrugamiento que ocasionan
una mala hermeticidad en las latas y observándose fugas de contenido hacia
afuera. Se ejerce una mayor fuerza al momento de presionar el pedal y llevar la
lata hacia las rulinas ocasiona deformaciones en el momento del cierre. También
ejerce una menor fuerza y mayor delicadeza al momento presionar el pedal se
obtienen latas selladas de buena calidad sin deformaciones.

IV. CONCLUSIONES

 El buen funcionamiento de la maquina selladora antes de su funcionamiento


debe estar bien calibrado ya que al procesar conservar de línea de cocido el flujo
debe ser continuo al salir del exauster, después del adicionado del líquido de
gobierno las latas están calientes y se genera con el condensado del vapor el
vacío de la lata con lo que se evita el crecimiento de microorganismos y deterioro
del contenido siendo perjudicial para el consumidor.

 El operario en el manejo de la selladora es un punto clave para el proceso de


producción de conservas de pescado, por lo que la selladora se debe manejar
con delicadeza y no bruscamente ya que tiene su punto óptimo de fuerza
necesaria en el pisado del pedal, también el tiempo que se debe dejar en las
rulinas para que el sellado sea excelente obteniendo mayor eficiencia y menos
perdidas de latas por fallas en el sellado ya que estas deben ser reprocesadas.
V. BIBLIOGRAFÍA

 Pesquera, I. d. (2012). Informe control de cierres en conservas . (En linea),


https://www.edu.xunta.gal/centros/cafi/aulavirtual2/pluginfile.php/40164/mo
d_resource/content/1/INFORME.pdf. Revisado el 18 de jun. 2018

 Vasquez, C. (2003). Estudio técnico para la instalación de una planta de conserva


de pescado. (En linea),
http://repositorio.unapiquitos.edu.pe/bitstream/handle/UNAP/2407/Estudio%
20t%C3%A9cnico%20para%20%20la%20instalaci%C3%B3n%20de%20una%20pl
anta%20de%20conserva%20de%20pescado..pdf?sequence=1&isAllowed=y