You are on page 1of 12

ACTIVIDAD: IIU - RESPONSABILIDAD SOCIAL

TITULO:

INVESTIGACIÓN JURISPRUDENCIAL

NOMBRE:

VÍLCHEZ ACARO PEDRO MANUEL

DOCENTE:

ABOG. MAG. WILSON HUGO CHUNGA AMAYA

ASIGNATURA:

DERECHO PENAL GENERAL

SECCION:

AULA:

114

SEMESTRE ACADEMICO:

SEPTIEMBRE II
AUTOR MEDIATO: JURISPRUDENCIA

ALBERTO FUJIMORI
1. EN LA COMPLICIDAD, EL APORTE DEBE SER ANTERIOR O

CONCOMITANTE AL MOMENTO DE LA EJECUCIÓN DEL HECHO

COMPLICE PRIMARIO

SUMILLA

El cómplice participa conscientemente en el plan delictivo que anima al autor

prestando su colaboración en la realización del hecho típico y antijurídico, lo que

significa que su aporte debe ser anterior o concomitante al momento de la ejecución

del hecho, de manera que no se rompa el nexo o vínculo entre el hecho principal

realizado por el autor y la acción desplegada por su cómplice, en ese sentido, toda

contribución posterior al suceso que no suponga un compromiso anterior no podrá

calificarse como complicidad.

Norma aplicable

25º CP

Recurso: Nulidad

Número: 2232 - 2009

Procedencia: Lima

Sala: Sala Penal Permanente de la Corte Suprema

Imputados: Oscar Wyllams Cáceres Rodríguez, Félix Guillermo Castro Tenorio y

Pedro Antonio Hernández Carrizales

Delito: Peculado

Agraviado: El Estado

Decisión: No haber nulidad en la sentencia absolutoria

Fecha: 21 de julio de 2010


EXTRACTO RELEVANTE:

“CUARTO: Que como a los citados imputados se les atribuye la condición cómplices,

en armonía con el articulo veinticinco del código penal, dicha calidad es aplicable al

que “dolosamente presta auxilio para la realización del hecho punible”, lo que significa

que el agente debe participar conscientemente en el plan delictivo que anima al autor

y, en tal virtud, prestar su colaboración en la realización del hecho típico y antijurídico

, lo que significa que su aporte debe ser anterior o concomitante al momento de la

ejecución del hecho delictivo, de tal manera que no se rompa el nexo o vínculo entre

el hecho principal Llevado a cabo por el autor del injusto y la acción desplegada por

el cómplice, pues toda contribución posterior al suceso que no suponga un compromiso

anterior por parte del agente no podrá calificarse como complicidad.”

“QUINTO: Que el hecho atribuido a los encausados (…) se circunscribe a una supuesta

Participación en las tareas de vigilancia y/o almacenaje del material propagandístico

dispuesto por los autores del delito de peculado, de lo que se infiere que al marco de

Imputación se circunscribe a actividades post consumativas, hipótesis que resulta

Incompatible con la calidad de cómplice que se atribuye a los encausado; que, además,

No se encuentra probado que los mencionados acusados, antes de la disposición

indebida de los fondos públicos, se comprometieron a realizar los actos por los cuales

son juzgados.”
2. EL ROL DESEMPEÑADO POR EL CÓMPLICE NO CONSTITUYE UNA

CONDUCTA NEUTRAL -

COMPLICE PRIMARIO

SUMILLA

Si bien la participación del acusado se circunscribió a su rol como taxista trasladando

los alimentos a sus co-acusados quienes se encargaban del transporte de la droga bajo

la modalidad de mochileros, ello no constituye un acto neutral pues estaba en

condiciones de advertir que realizaba un aporte objetivo para garantizar el transporte

de la droga ya que tenía un acuerdo previo con el coordinador de dicha actividad ilícita

y se apartó de las rutas que regularmente seguía para facilitar los alimentos a sus co-

acusados en una zona determinada a fin de evitar que ingresen a lugares que pongan

en riesgo el transporte de la droga, realizando de esta manera actos de auxilio material

significativos para la concreción del plan delictivo, por lo que su participación es a

título de cómplice primario.

Recurso: Nulidad

Número: 472 - 2010


Procedencia: Apurímac
Sala: Sala Penal Permanente de la Corte Suprema
Imputados: Wilder Chungui Palomino, Fredi Luis Ortega Gutiérrez, Guido González
Ortega y Lourdes Segundina Serna Palomino
Delito: Tráfico ilícito de drogas
Agraviado: El Estado
Decisión: No haber nulidad en la sentencia
Fecha: 23 de julio de 2010
EXTRACTO RELEVANTE:

“DÉCIMO: (…) en lo atinente a la situación jurídica del encausado (…), si se tiene

en cuenta que fue incorporado en la red delictiva en este concreto acto de tráfico de

droga bajo modalidad de transporte de droga en el concurso de “mochileros” por su

coimputado (…) a cuyo efecto adaptó su actividad de taxista conforme al pedido de

este último, al punto que fue a la casa de este último, donde almorzó y recabó los tapers

de comida, que los llevó a una localidad cercana al pueblo de Cocas, donde se las dio

a los “mochileros”, a quienes esperó que coman y luego recogió los tapers para

devolverlos a sus coimputados. Este hecho no es un acto neutral. El imputado estaba

en condiciones de advertir que realizaba un aporte objetivo, de carácter material, para

garantizar el transporte de droga –la forma en que fue contactado, lo que realizó, y

cómo lo hizo, dan cabal cuenta que estaba al tanto de que apoyaría la labor de

transporte de droga-, y bajo ese conocimiento, previo contacto y acuerdo con el

coordinador de esta actividad (…) llevó los alimentos al grupo de “mochileros”. Su

rol como taxista es trasladar a clientes que le piden su servicio, pero en este caso la

ruta que siguió no era la común u ordinaria, adapto su comportamiento al hecho

criminal; y, para ello, previamente acordó lo que debía hacer con su coimputado (…)

No se trata, por consiguiente, de una conducta inocua o neutral. Ahora bien, si se toma

en cuenta el sigilo necesario para la realización de estas actividades, que aportó al

hecho típico de otros su vehículo para garantizar la entrega de alimentos a los

“mochileros” sin mengua de su seguridad, y que previamente se contactó con Ortega

Gutiérrez, quien lo involucró en esta tarea de apoyo al hecho delictivo, es claro que el

título de participación ES LA DE CÓMPLICE PRIMARIO.


Desde luego no es coautor del hecho típico como propone la Fiscalía Superior, pues

sólo realizo actos de auxilio material al transporte de droga en curso – no co dominó

el hecho del transporte de la droga y es ajeno a la dirección y coordinación de esa

actividad-, pero el alcance de su aporte no fue secundario como precisó el Tribunal A

Quo, sino necesario, pues, a partir de sus marcos de actuación posibilito el curso del

hecho criminal en la medida en que con su intervención debía facilitar alimentos a los

mochileros en una zona determinada y evitar de esa forma que no ingresen a

localidades o pasen por lugares que pongan en riesgo las tareas de transporte exitoso

de droga. En esas condiciones el riesgo de que el plan de detenga sin su concreta

intervención era significativo.”


3. ACTOS DE CONSPIRACIÓN EN EL TRÁFICO ILÍCITO DE DROGAS

AUTOR DIRECTO

SUMILLA

Los actos de conspiración (art. 296° último párrafo del CP) constituyen una forma de

coautoría anticipada por la que dos o más personas se conciertan para la ejecución de un

delito y resuelven realizarlos (promover, favorecer o facilitar el tráfico ilícito de drogas),

es decir, que son formas de participación intentada en el delito o formas preparatorias

punibles de participación. En caso que esa conducta, previamente acordada,

efectivamente se lleve a cabo se estará ante el supuesto previsto en el inciso 6 del art.

297° del CP.

Norma aplicable

297º.6 CP

Recurso: Nulidad

Número: 2350-2009

Procedencia: Ayacucho

Sala: Sala Penal Permanente de la Corte Suprema

Imputada: Gonzalina Alcántara Santana

Delito: Tráfico ilícito de drogas

Agraviado: El Estado

Decisión: No haber nulidad en el auto que declaró improcedente el pedido de Adecuación


del tipo penal y sustitución de la pena

Fecha: 18 de marzo de 2010


EXTRACTO RELEVANTE:

“CUARTO: (…) ahora bien, los actos de conspiración importan una forma de coautoría

anticipada, en cuya virtud dos o más personas se conciertan para la ejecución de un delito

y resuelven realizarlos –en este caso para promover, favorecer o facilitar el tráfico ilícito

de drogas-, por lo que sólo tendrán esa condición los que piensan intervenir como autores

en fase ejecutiva del referido delito y reúnen las condiciones requeridas para ello; que,

por consiguiente, como son formas de participación intentada en el delito o formas

preparatorias punibles de la participación, si la conducta acordada efectivamente se lleva

a cado se está ante un supuesto típico distinto, que en el caso de autos es el previsto en el

inciso seis del artículo doscientos noventa y siete del Código Penal, puesto que se capturó

a la imputada en plena ejecución del acto de transporte de droga; que, en tal virtud, no

existe razón alguna que reclame la sustitución de tipo legal y la pertinente adecuación de

la pena impuesta con arreglo al artículo seis in fine del Código acotado.
4. CRITERIOS PARA DETERMINAR LA PROCEDENCIA DE LA SOLICITUD

DE ADECUACIÓN DEL TIPO PENAL Y DE LA PENA

AUTOR DIRECTO

SUMILLA

La procedencia de una solicitud de adecuación del tipo penal y de la pena impuesta por

delito de tráfico ilícito de drogas, está sujeta a la verificación de los criterios establecidos

en la Sentencia Plenaria Nº 2-2005/DJ–301–A (aplicación del art. 6º del CP respecto a la

Ley Nº 28002 “Ley que modifica el CP en materia de Tráfico Ilícito de Drogas) referidos

a la sustitución de la pena impuesta cuando la nueva ley disminuye el marco legal

abstracto con que se sanciona la infracción penal objeto de condena firme, además, que

dicha sustitución debe respetar los hechos declarados probados, así como las

circunstancias y factores que fueron relevantes para determinar la pena, por ser estos

inmutables.

Norma aplicable

6º CP

Recurso: Nulidad
Número: 4342-2009
Procedencia: Ayacucho
Sala: Sala Penal Permanente de la Corte Suprema
Imputado: Teodoro Hinostroza García
Delito: Tráfico ilícito de drogas
Agraviado: El Estado
Decisión: No haber nulidad en el auto que declaró improcedente el pedido de
adecuación del tipo penal y de pena
Fecha: 01 de julio de 2010
EXTRACTO RELEVANTE:
“TERCERO: (…) la revisión de autos se advierte que (…) fue condenado como autor
del delito contra la Seguridad Pública - Tráfico Ilícito de Drogas en su modalidad
agravada, en perjuicio del Estado (…) que al ser impugnada este Supremo Tribunal
declaró no haber nulidad en dicha condena, pero en aplicación del principio de
favorabilidad declaró haber nulidad en la pena impuesta y adecuó su conducta al inciso
seis del artículo doscientos noventa y siete del Código Sustantivo (…) y en tal virtud le
impuso quince años de pena privativa de la libertad (…) por lo que ese fallo adquirió la
calidad de cosa juzgada.”

“CUARTO: (…) ahora bien, el condenado pretende una nueva calificación del hecho
delictivo por el que fue condenado –sostiene que con la promulgación del Derecho
Legislativo número novecientos ochenta y dos, su conducta encuadraría en la modalidad
de conspiración prevista en la última parte del artículo doscientos noventa y seis del
Código Penal–, lo cual resulta inviable porque de lo contrario se infringiría el principio
de cosa juzgada regulado en el artículo ciento treinta y nueve inciso trece de la
Constitución Política del Estado, y la doctrina legal fijada en la Sentencia Plenaria número
dos- dos mil cinco /DJ – trescientos uno – A (…) que respecto a la aplicación del artículo
seis del Código Penal en relación con la Ley número veintiocho mil dos estableció: a)
cuando la nueva ley disminuye el marco legal abstracto con que se conmina la infracción
penal objeto de condena firme, la pena impuesta con arreglo a la ley anterior
ineludiblemente debe ser sustituida, y b) la sustitución de la pena debe respetar los hechos
declarados probados, y las circunstancias y factores reconocidos en el fallo como
relevantes para la determinación judicial de la pena, los que inmutables.” “QUINTO: (…)
en el caso sub examine, no concurre el presupuesto requerido para amparar la solicitud
del condenado (…) [no existe nueva ley que regule el tipo penal de tráfico ilícito de drogas
en su forma agravada –pluralidad de agentes- con sanción inferior a la impuesta], y menos
aún que pueda revisarse mediante la presente solicitud los hechos probados en la
sentencia, los cuales han pasado a ser inmutables conforme a la doctrina legal adoptada
en la sentencia plenaria antes glosada (…)”