Вы находитесь на странице: 1из 3

OPERACIONES ACTIVAS SERVICIOS COMUNES QUE ESTAN

REVOLUCIONANDO EL SISTEMA FINANCIERO

Las operaciones activas son todas aquellas operaciones de crédito mediante el cual las entidades
financieras prestan recursos (dinero) a sus clientes por un tiempo determinado Como son:

Créditos hipotecarios: Son préstamos de dinero que una institución financiera brinda a las
personas naturales para la adquisición, construcción, refacción, remodelación, ampliación,
mejoramiento y subdivisión de una vivienda propia. La operación crediticia tiene como garantía
una hipoteca, para garantizar el pago préstamo por parte del cliente. Estos créditos están
orientados única y exclusivamente a satisfacer necesidades personales de vivienda.

Créditos de consumo o personales: Son préstamos destinados a satisfacer eventuales


necesidades de dinero y/o financiamientos para la adquisición de bienes y/o servicios que no
tengan ninguna relación con actividades empresariales. Permite obtener rápidamente dinero para
usarlo en lo que más se necesite: Compra de una computadora, el pago de matrículas de la
universidad, para solucionar problemas de salud, salir de cualquier apuro, etc.

Créditos a microempresas: Son créditos en efectivo, otorgados a Personas Naturales o Personas


Jurídicas, para financiar Actividades de producción, comercio o prestación de servicios. Para
acceder a un crédito a la microempresa, la persona debe tener un endeudamiento en el sistema
financiero que no exceda de S/. 20 000 o su equivalente en moneda extranjera (sin incluir créditos
hipotecarios).

Tarjeta de crédito: Es una modalidad de crédito que te otorga la IFI, y que permite al poseedor de
la TC cubrir diversas necesidades (compras en librerías, pago de consumo en restaurantes, pago
por atenciones médicas en clínicas, entre otras). El uso de la TC permite realizar compras o pagos
como si se tratara de efectivo. Se recomienda que los consumos realizados se paguen lo antes
posible.
Con el caótico escenario económico predominante en los últimos años a nivel internacional, en los
que las entidades financieras tradicionales se cerraron prácticamente a la concesión de crédito,
suponiendo este acto la paralización de muchas empresas y profesionales independientes, incluso
llegando a provocar el cese de su actividad, surgieron nuevas alternativas de financiación, en las
que la tecnología era la protagonista principal.

LA LLEGADA DE LAS FINTECH

Las fintech no son más que empresas que combinan las últimas novedades tecnológicas con el fin
de ofrecer un mejor y óptimo servicio financiero. La realidad es que con la llegada de las nuevas
tecnologías, han nacido nuevas necesidades en los clientes y consumidores que la banca
tradicional no cubría. Esta ha sido la oportunidad de las fintech para conquistar este nicho de
mercado. En un principio, la banca las consideraba competencia directa, llegando a exigir a las
instituciones públicas, que creasen una ley reguladora de las mismas, sin embargo, y medida que
ha pasado el tiempo y se ha comprobado su efectividad y buena acogida entre la sociedad,
actualmente se habla ya de una alianza y complementación entre lo que conocemos como
entidades financieras tradicionales y empresas fintech.

EL ÉXITO DE LA ECONOMÍA COLABORATIVA

Es lo que conocemos como las plataformas de financiación alternativa de crowdfunding,


crowdlending o equity crowdfunding, a las cuales muchas empresas o particulares acudieron, tras
haber sido rechazados por la banca tradicional. En función de la plataforma a la que acudamos, se
realizan operaciones de préstamos entre particulares, mecenas o inversores profesionales.

Toda su gestión se hace online y en tiempo real, de tal forma que se eliminan los eternos tiempos
de espera de la banca, así como también los posibles avales o garantías exigidas. Ahorro de costes
y agilidad, son la dos características más destacadas de esta nueva fuente de financiación.

SISTEMAS BLOCKCHAIN O CADENA DE BLOQUES

Se puede decir que es la base de las cryptomonedas que tanto éxito están teniendo ya en algunos
países. De hecho existen algunas entidades financieras que ya poseen cajeros específicos para este
tipo de medio de pago digital.

Según datos de los últimos estudios, durante el año 2015, la tecnología blockchain fue capaz de
atraer más de 350 millones de dólares en inversiones, y se estima que para el presente año 2016
se superen los 1.000 millones de dólares.

Algunas de las entidades más interesadas, son precisamente las financieras, ya que este sistema,
les permite un considerable ahorro de costes en cuanto a infraestructuras y plataformas internas
de sus bancos.
ROBOTIZACIÓN E INTELIGENCIA ARTIFICIAL DE LA BANCA

Muchas son ya la entidades financieras que están implantando estos sistemas de inteligencia
artificial a sus procesos más habituales. Así podemos ver cada vez más, como más los cajeros
automáticos realizan múltiples funciones que hasta hace poco solo podían ser efectuadas por
personal del propio banco.

Se prevé para los próximos 5 años un incremento del uso de estas tecnologías, junto con la
aparición de nuevas aplicaciones para medios de pago.

LA NUBE, COMO GRAN ALMACÉN DE DATOS

Atrás han quedado los discos duros externos o pendrives en donde se almacenaba toda la
información procedente de los sistemas. Ahora la protagonista es la nube. Aunque en la
actualidad, la mayor parte de entidades financieras, todavía no la utilizan en su máximo
rendimiento, funciones de CRM, RRHH, contabilidad financiera…etc, sí la utilizan a diario para
almacenar sus datos. Se estima que para el 2020, se vayan integrando poco a poco otras áreas más
estratégicas como los pagos o la calificación de créditos.

Como dato clarificador, podemos decir que más del 90% de la generación Millenial (entre 20 y 30
años), afirman que “preferirían no tener que pisar nunca una sucursal bancaria para realizar sus
gestiones”