Вы находитесь на странице: 1из 18

¿Qué es el Arte Barroco?

¿Qué es el Arte Barroco?

En la actualidad, el arte barroco se considera una de las mayores declaraciones


artísticas que abarcaba diversos movimientos, tanto el político y religioso como el social.
Como la gran mayoría sabrá, el arte barroco es una continuación de un movimiento
artístico denominado manierismo italiano que abarca hasta la mitad del siglo XVI.

El barroco como movimiento artístico, es reconocido como uno de los estilos


artísticos más complejos que abandona toda aquella serenidad clásica, que por
otro lado caracterizaba al manierismo, y comienza a manifestar en sus obras la
agitación y el movimiento de todos los sentidos. Por esta simple razón, al arte
barroco se le considerará una tendencia de ostentación y exageración.

Se creó en la época del renacimiento y anterior al neoclasicismo. Comenzó a


popularizarse en Italia y luego se extendió hacia el resto de Europa.

El Barroco es un movimiento cultural, un estilo artístico desarrollado entre el siglo


XVII y mediados del siglo XVIII, alcanzando diversas disciplinas como
la arquitectura, la pintura, la música y la literatura y la característica que más de define
es por la ornamentación excesiva.

Origen del arte Barroco


El arte Barroco surgió como un estilo promovido principalmente por la Iglesia Católica,
ya que las ideas reformistas y racionalistas intentaban dejar de lado la religión no sólo
en los espacios artísticos si no también en el vivir cotidiano de los individuos.

Para hablar del origen del arte barroco tenemos que diferenciar dos cosas: las causas
políticas y religiosas y las causas psicológicas y sociales.

 Las causas políticas y religiosas: posiblemente en la actualidad todas las


personas conozcan al arte barroco como un arte de contrarreforma. La iglesia
Católica para actuar en contra del protestantismo, mandó la edificación de
diversos templos con un exceso de escultura. Además no solo eso sino que
exigió a los artistas que se alejaran de crear obras con temas paganos y por ello
tuvieron que evitar los desnudos o escenas alborotadoras. Con unas normas
estrictas y conservadoras se desarrolló lo que llamamos Barroco.
 Las causas psicológicas y sociales: en el siglo XVII la vida estaba repleta de
dolor y muerte por la aparición de la guerra. Con esta nueva necesidad, el artista
Barroco intenta experimentar con el arte hasta dar lugar al movimiento y el color,
es por ello por lo que las obras de ese siglo intenta transmitir una agitación y un
amor por la vida representada de forma dramática. Con esta nueva necesidad
de experimentar el arte barroco comienza a caracterizarse por el uso del
“juego de las sombras” y de la decoración magnífica y espectacular.

Características del arte barroco

 Representación de sentimientos y emociones más que por la mera imitación


de la realidad que rodeaba a los artistas de la época.
 Las obras en el arte barroco incluyen temáticas religiosas que habían sido
dejadas de lado por el Renacimiento y buscan representarlas de manera
altamente expresiva.
 Tienen un fuerte sentido del movimiento, la energía y la tensión.
 Fuertes contrastes de luces y sombras realzan los efectos escenográficos de
muchos cuadros, esculturas y obras arquitectónicas.
 Una intensa espiritualidad que aparece con frecuencia en las escenas de
éxtasis, martirios y apariciones milagrosas.
 La insinuación de enormes espacios es frecuente en la pintura y escultura
barrocas; tanto en el renacimiento como en el barroco, los pintores pretendieron
siempre en sus obras la representación correcta del espacio y la perspectiva.
 El naturalismo es otra característica esencial del arte barroco; las figuras no
se representan en los cuadros como simples estereotipos sino de manera
individualizada, con su personalidad propia.
 Los artistas buscaban la representación de los sentimientos interiores, las
pasiones y los temperamentos,magníficamente reflejados en los rostros de
sus personajes.
 La intensidad e inmediatez, el individualismo y el detalle del arte barroco hicieron
de él uno de los estilos más arraigados del arte occidental.
 Los edificios solían construirse con materiales pobres pero resaltando la
majestuosidad y la monumentalidad de la obra.

Definición del Arte Barroco

En las Bellas Artes, el término Barroco se deriva del Portugués ‘barocco’ que significa,
perla o piedra irregular y describe un idioma bastante complejo, originario de Roma,
que floreció durante el período entre los años 1590 y 1720, que incluye la pintura y
escultura, así como la arquitectura.

Después del idealismo del renacimiento (1400-1530) y la naturaleza del manierismo


(1530-1600), el arte barroco refleja sobre todo las tensiones religiosas de la época. En
particular el deseo de la iglesia católica en Roma (ya anunciada en el Consejo de
Trento, 1545-63), de reafirmarse en la raíz de la reforma protestante. Por lo tanto es
casi sinónimo del arte católico de la Contrarreforma de la época.

Muchos católicos emperadores y Reyes en Europa tuvieron una participación


importante en el éxito de la iglesia católica, por lo tanto un gran número de diseños
arquitectónicos, pinturas y esculturas fueron encargadas por los tribunales reales de
España, Francia y otros lugares, en paralelo a la campaña global del arte cristiano
católico, perseguido por el Vaticano, con el fin de glorificar su propia grandeza divina,
en el proceso de fortalecer su posición política. En comparación, el arte barroco en las
áreas protestantes como Holanda tenía contenido mucho menos religioso y en el lugar
del otro, fue diseñado esencialmente para atraer a las aspiraciones crecientes de los
comerciantes y clases medias.

Para cumplir con su papel de propagandista, el arte barroco de inspiración católica


solía ser de grandes obras de arte público, tales como pinturas murales monumentales
y enormes frescos en los techos y bóvedas de iglesias y palacios. Así, la pintura barroca
ilustra los elementos fundamentales del dogma católico, ya sea directamente en obras
bíblicas, o indirectamente en composiciones mitológicas o alegóricas. Junto con este
enfoque monumental, magnánimo, los pintores retratan típicamente un fuerte sentido
del movimiento, usando remolinos espirales y diagonales ascendentes y fuertes colores
suntuosos, para deslumbrar y sorprender.

Igualmente, se desarrollaron nuevas técnicas del tenebrismo y el claroscuro para


mejorar el ambiente. La pincelada cremosa y amplia, a menudo resulta en gruesos
empastes. Sin embargo, la teatralidad y el melodrama de la pintura barroca no fue bien
recibido por críticos posteriores, como el influyente John Ruskin (1819-1900), quien los
considera falsos. En la escultura barroca, el tamaño fue típicamente más grande, se
caracterizó por un sentimiento similar de movimiento dinámico, junto con un uso activo
del espacio.

Vídeo del arte barroco

La escultura barroca

En el arte barroco los temas tienden a ser más profanos, mitológicos, en donde el
desnudo adquiere particular importancia, la escultura se vuelve urbana, aparecen en
las calles, plazas y fuentes, integradas con la arquitectura.
La escultura en el periodo barroco toma una gran importancia decorativa, esa
importancia se da al gran dinamismo y movimiento que sufre. Las obras de arte
representan pasiones lentas, violentas y exaltadas, con estas representaciones se da
gran importancia a los temas heroicos y además se introduce nuevos temas como los
temas morales y religiosos. Se caracteriza por su fuerza y su monumentalidad, su
movimiento compositivo, su dinamismo, proyectado hacia fuera, sus composiciones
diagonales, su expresividad y su tratamiento de la ropa. Su principal material para
escultura será la madera policromada y además se caracterizarán por un gran realismo,
aunque los principales clientes de los artistas serán las Iglesias y es por eso por lo que
predominarán los temas religiosos.

La pintura barroca

Los artistas del barroco plasma la realidad tal y como la ven, con sus límites imprecisos,
sus formas que salen y entran, los objetos de primer plano intrascendentes, los
escorzos y las posturas violentas, y las composiciones diagonales que dan a la obra
gran dinamismo. Los temas más usados eran los religiosos, escenas de santos,
mitológicos, el retrato, tanto el individual como el de grupo, y surge como tema nuevo
el bodegón.

En el arte barroco hay dos estéticas diferentes: el tenebrismo y el eclecticismo.

 El tenebroso que consiste en el choque violento de la luz contra la sombra,


quedando el fondo en penumbra, mientras que la escena queda en primer plano.

 El eclecticismo que se trata de salvar el gusto clásico dentro de la nueva


norma, siendo una estética decorativa efectista y teatral.

La pintura barroca se caracterizará por una gran expresividad en cuanto a las figuras
mostradas y por la intensa diferencia claroscuro. Recurrirá a la intensidad de los colores
y al uso de las sombras y luces que genera una distinción potente en los espacios, a
las figuras complejas y hasta caóticas, a la intensa expresión de las miradas. La pintura
tomó un papel importante y homogéneo que se fue desplazando a diferentes países y
con esta extensión se dio lugar a la manifestación de dos ideas contrarias. Con esas
ideas contrarias encontramos al barroco cortesano, teatral, lujoso y católico y la
segunda idea sería el barroco burgués que en sus obras manifestaría una vida
normal y real.

La arquitectura barroca

En el arte barroco la arquitectura va frecuentemente unida al urbanismo. Hay


diferentes construcciones muy destacadas como el palacio, un típico edificio de vivienda
urbana para las familias poderosas; el hotel que era un tipo de vivienda unifamiliar libre
y burguesa, rodeada de jardines; el templo que era un lugar del sermón y la eucaristía.

El arte barroco desarrollará un estilo claramente recargado y detallista, opuesto en


gran modo a la simpleza del estilo renacentista. La característica principal de la
arquitectura de este periodo son las líneas curvas que crean un efecto de expresividad
y de dinamismo, buscando la utilización de todo el espacio disponible con elementos
como la curva y la contra curva, además de las increíbles decoraciones escultóricas
que no dejaban espacio sin rellenar. Con esta nueva característica en esta etapa las
fachadas toman el papel principal en la arquitectura y con ello aparecen numerosas
columnas y cornisas. De forma que en esta etapa la arquitectura se podría considerar
un estilo de decoración arquitectural. Por ello, en este periodo la arquitectura destaca
por sus superficies de forma ondulada, sus conexiones interrumpidas y sus
plantas ovaladas.

La Arquitectura Barroca en América Látina

La mezcla de las formas renacentistas con la cultura indígena, dió lugar a las
primeras construcciones en América recogían formas híbridas españolas e
indígenas y que dieron origen a una arquitectura característica del lugar.

El estilo barroco tuvo una importante acogida en la arquitectura


hispanoamericana. Ya que, durante esta época, la aceptación pacífica de los
españoles en los pueblos indígenas menos guerreros, produce el ultrabarroco, debido
a la exageración de las formas y la manera muy sui generis de realizar las decoraciones.
Igualmente, el uso del color es un elemento importante del barroco colonial, puesto en
evidencia, a través de la piedra, el ladrillo revocado en blanco, la tintura de almagre
con tono de óxido rojo, el yeso policromado y los azulejos. Como ejemplo
característico se encuentra la fachada de la iglesia de San Francisco de Acatepec,
donde se observa claramente el interior con ladrillos rojizos alternados con azulejos.

En el Perú, desde el punto de vista arquitectónico se ve reflejado el arte barroco en


las fachadas de menor tamaño al igual que en los enmarcados de las torres. Sin
embargo, la bóveda es poco utilizada. De igual manera, son muy usadas las columnas
salomónicas, inclusive en las fachadas. Entre las construcciones más resaltantes, se
encuentran los conventos con claustros de dos pisos, notándose que en el piso más
alto, se dobla el número de arcos. Siendo una de las obras más resaltantes, la iglesia
de San Francisco de Quito, donde se trata de repetir la exuberancia de su interior en el
exterior, así como los conventos de la Merced, Santo Domingo, en Lima, el de San
Agustín o San Francisco y la iglesia de San Ignacio, en Quito.

En las viviendas coloniales en América Latina, destacan aun hoy en día, las
tendencias e influencias del arte barroco, por sus fachadas, que poseen grandes
ventanas enrejadas sobre repisas en voladas, con muros muy largos y simples, y entre
las ventanas hay pilares, que son solo para decoración.

Las puertas llaman la atención por el detalle decorativo, de diferentes formas, colocando
inclusive el escudo familiar de quienes habitan la vivienda, rodeado de elementos
vegetales, pilares y capiteles decorativos. Igualmente, en las ventanas también
hay rejas que sobresalen sobre repisas rematadas por un quitapolvo con postigo de
madera, persianas y celosías. Las rejas pueden ser de madera o hierro. En las
viviendas de dos pisos, los balcones representan decorativos de gran importancia,
destacándose en las fachadas.

La Literatura Barroca

La Literatura barroca es un género de prosa del siglo XVII que tiene varias
características distintivas en comparación con los estilos literarios de los siglos
anteriores. La época barroca se caracteriza por el uso de elementos dramáticos en
todas las formas del arte y las obras de la literatura barroca generalmente no son una
excepción.

Así, los escritores de este periodo de tiempo ampliaron y perfeccionaron el uso de


alegorías con múltiples capas de significado. Metáforas de menor escala son también
marcas frecuentes de este género, y muchas obras de la literatura barroca se centran
en la lucha de la humanidad por encontrar el significado profundo de la existencia.

Muchas historias designadas bajo el enfoque de la literatura barroca son conocidas por
ser descripciones ricamente detalladas de caracteres y valores que reflejan la vida
realista en lugar de mundos de fantasía. Cuentos y novelas de la época barroca por lo
tanto, caen en la categoría del realismo. Las Metáforas también llegaron a ser más
prominentes en el barroco, escritas bajo la inspiración del pensamiento imaginativo y
especulativo en las mentes de los lectores. Varios trabajos de la literatura barroca,
estuvieron dirigidos a diversas ideas religiosas debido a que algunos escritores
barrocos trabajaban bajo el patrocinio de la iglesia como lo hicieron otros tipos de
artistas.
En este sentido, la época barroca fue el primer período de tiempo en el que diferentes
artistas fueron reconocidos como virtuosos y varios escritores fueron incluidos en esta
categoría. Los eruditos que estudiaban la literatura barroca a menudo tenían en cuenta
que se dirigían directamente a creencias y supuestos de los lectores más que a otros
géneros de épocas anteriores.

Muchas historias de la época barroca se enfocaron en el individuo, en lugar de un


grupo colectivo, una característica que refleja las cambiantes actitudes durante este
período de tiempo. Por lo tanto, la literatura barroca publicada en lenguas distintas del
latín era también común, lo que refleja la importancia de la identidad cultural, así como
el aumento de las tasas de alfabetización entre las personas que no pertenecían a las
clases sociales y económicas más altas.

¿Cómo se desarrolló la Literatura Barroca?

Las principales características del estilo literario conocido como barroco son un gran
énfasis en la originalidad y una sobreabundancia de recursos estilísticos, especialmente
metáforas, hipérboles y antítesis. El propósito de una obra literaria en la literatura
barroca, era que el lector evocara emociones fuertes en él. La visión del mundo barroco
combina la religiosidad de la edad media con las ideas del renacimiento (el interés en
la naturaleza, la historia y el individuo).

En el siglo XVII (el período conocido como barroco tardío), aumenta el número y el
refinamiento de los recursos estilísticos. De allí que el barroco sea en particular
mayormente de obras religiosas creadas en el período que excedieron en número a los
trabajos seculares. Esta última consistió en parte en la poesía de verso, epos,
cuentos y crónicas históricas, mientras que las predicaciones, dramas y tratados
seguían siendo casi exclusivamente religiosos.

Esto era debido al hecho de que los escritores de la época eran sobre todo miembros
del clero y laicos, pues los patronos fueron pocos, ya que no había ninguna escuela
laica de enseñanza superior y los círculos de lectores dieron vuelta a la literatura
latina a fin de pulir sus necesidades literarias. Estas condiciones condujeron a un
énfasis en obras religiosas entre los católicos griegos y ortodoxos. La lengua literaria
de la época carecía de cualquier conjunto de normas, puesto que no había ningún
centro intelectual autorizado para analizarla y mejorarla.

El lenguaje de las obras no religiosas absorbió algunos elementos extranjeros,


principalmente polacos. Cada autor determina qué elementos de las lenguas
vernáculas o extranjeras utilizaría. Pero había obras seculares escritas en eslavo
eclesiástico y obras religiosas escritas en polaco (Havrylo Dometsky). En el siglo XVIII
diversos elementos del ruso entraron en la lengua literaria. La literatura del barroco tuvo
una gran influencia en la literatura rusa del siglo XVII hasta mediados del siglo XVIII.
Así, la lengua rusa de la iglesia cambió la influencia del eslavo eclesiástico ucraniano
en el discurso eclesial.

La Literatura Barroca Española

La era de la literatura conocida como el barroco en España se produjo durante un


período particularmente difícil en la historia del país. La mayoría de los trabajos durante
este período, el siglo XVII, coinciden con la lucha del ser humano y la realidad de las
miserables condiciones que para muchos fueron perdurables.

En ese momento, España estaba tratando con muchas cuestiones relacionadas


con su economía y su sistema político, como la pérdida del control sobre la
propiedad de la tierra y territorios, así como el deficiente liderazgo de los gobernantes
del país. No era, sin embargo, un periodo oscuro para los escritores de España, que
algunas de las obras están dentro de las más prolíficas siempre.

Características del Estilo Literario Español

El estilo literario barroco español se producen en el siglo XVII y fue conocido por su
fuerte dosis de realismo, con un enfoque en la vida real y cotidiana en la gente común.
Por lo tanto, en las obras de los autores del período barroco español fueron observadas
estas características:

1. Los temas eran de decepción, desilusión y pesimismo (por lo general una sensación
negativa).
2. Escritura centrada en temas que reflejan la falta de confianza y creencia que la gente
tenía en el panorama actual político.
3. El uso de los elementos dramáticos.
4. El enfoque en las luchas cotidianas de la humanidad.
5. El uso de la sátira, el humor y la exageración para llamar la atención de los problemas
sociales de la época.
6. un mayor uso de las metáforas, y figuras del lenguaje para comparar dos cosas
diferentes
7. El uso del conceptismo, el arte de usar vocabulario rápido, ingenioso, directo.
8. El uso en los trabajos del Culteranismo, es decir, el arte de la utilización de un
vocabulario elaborado (lo contrario de Conceptismo)
9. Detalles muy descriptivos de los personajes de la obra
10. Un enfoque en el individuo, en lugar de un grupo de personas.

Es así que, con estas características en mente, se van a encontrar algunos autores,
con ejemplos de sus trabajo y proyectos.

¿Cuál es la importancia de la Literatura Barroca?

La popularidad y el éxito del “Barroco” fue alentada por la iglesia católica que había
decidido en el momento del Concilio de Trento que, el arte debía comunicar temas
religiosos en implicación directa y emocional. Sin embargo, el historiador de arte alemán
Erwin Panofsky resume el movimiento barroco como complejo, comentando las
desventajas para el intrincado estilo de la época. La aristocracia vio el dramático estilo
de arquitectura barroca y el arte como un medio para impresionar a los visitantes y
como una expresión de control y poder triunfante.

De igual manera, los palacios barrocos se construyen alrededor de una secuencia de


entradas a tribunales, antesalas, grandes escaleras y salones de creciente y secuencial
magnificencia. El magnánimo similar detalle, del arte, se vislumbra en la música,
arquitectura y literatura que se inspiraron mutuamente en el movimiento cultural
“Barroco” con artistas que exploraron para crear patrones repetidos y variados.
¿Cuales fueron los principales representantes de la
literatura barroca?

Dentro de los escritores barrocos se incluyen a John Milton, John Donne y George
Herbert. Aunque Shakespeare escribió sus obras durante este período (a partir de 1592
hasta su muerte en 1616), el pensó tipicamente como un escritor del renacimiento.
Pues, aunque comparte algunas características barrocas como símiles y metáforas, no
comparte los temas religiosos.

Representantes de la Literatura Barroca Española

Del poeta barroco Luis de Góngora A, Góngora es bien conocido el uso del
Culteranismo, y su propio elaborado estilo de la escritura, el estilo del gongorismo.
Góngora disfruta utilizando muchas palabras y palabras grandes, eligiendo incluso
inventar algunas mientras iba a lo largo del desarrollo de su obra. La cultura española
todavía utiliza algunas de esas palabras como por ejemplo, la expresión ‘compuesto
por’ hoy en día, como adolescente (adolescente) y brillante (brillante).

Algunas de las obras más famosas de Góngora son:

 -De un Caminante Enfermo que se Enamoró Donde fue Hospedado


 -A Júpiter
 -Don Francisco de Quevedo
 -Señora Doña Puente Segoviana
 -La Fábula de Polifemo y Galatea
 -Soledades

La última de la lista, Soledades, nunca fue terminada, por lo que, dibujó alabanza y
crítica. En lo que fue de esta obra, se destacó por su lenguaje elaborado, el uso de
metáforas y referencias a la mitología. Así, Góngora pretendía escribir la obra en cuatro
partes, pero no pudo completar su tarea.
El Paraíso perdido de John Milton fue una famosa epopeya barroca, escrito en verso
en blanco. Satanás sirve como el protagonista del libro, y la épica se ocupa de la caída
del hombre.

“Maraviglia” de Marino, por ejemplo, se hace prácticamente de forma pura, simple.


Todo fue enfocado alrededor del hombre individual, con una relación directa entre el
artista, o directamente entre el arte y el usuario, su cliente.

Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616)

Es estudiado como el más grande escritor en lenguaje español, nació en Alcalá de


Henares en 1547. Don Quijote, es su obra más sobresaliente, considerada la primera
novela moderna. Es un clásico de la literatura universal y uno de los trabajos de ficción
más importantes jamás escritos. Tal es su influencia en el lenguaje español que
frecuentemente se le denomina “la lengua de Cervantes”.

Sor Juana Inés de La Cruz (1651-1695)

Es una escritora y filósofa autodidacta mexicana, quien nació en San Miguel Nepantla,
una poeta importante del barroco. Se le ubica como escritora mexicana y también como
parte de la Edad de Oro española. Uno de sus poemas, que es largo y filosófico se
denomina, El sueño, la más estudiada de sus obras.

Jan Gawinski (1622-1684)

Poeta polaco del periodo barroco, de la generación de los Sarmatianos (la generación
de John III Sobieski). Estudió en la Universidad Jagellon e integró la corte del obispo
Charles Ferdinand Vasa. Las más conocidas de sus obras, son sus Idilios, que
glorificaban la vida en las villas polacas de Cracovia.

Christian Hoffmann von Hoffmannswaldau (1616-1679)

Poeta alemán del periodo barroco, nació y murió en Breslau, se interesó por la política
en su juventud, ocupando la posición de Bürgermeister. En vida, sus poemas
circularon en forma de manuscritos. Fue uno de los poetas más influyentes del periodo,
debido a su estilo de poesía galante con abundante uso de metáforas extravagantes
así como de hábil uso en la retórica y el erotismo.

Tobia Lionelli (1647-1714)

Este escritor y predicador italiano, hizo de sus sermones una preponderante afirmación
del lenguaje esloveno. Perteneció a la orden de los Frailes Menores Capuchinos y sirvió
en varios monasterios en tierras eslovenas, incluyendo el monasterio de San Francisco
de Asís y en Croacia. Escribió unos 230 sermones, que publicó en una serie de cinco
libros titulados: Sacrum promptuarium o El manual sagrado.

Faustina Maratti (1679-1745)

Esta poeta y pintora italiana del periodo barroco, nació en Italia, en Roma. Su educación
que incluyó la música, artes finas y, especialmente la poesía. Se casó con el también
poeta Giambattista Felice Zappi, y su casa fue sede de un reconocido círculo literario
que incluyó, entre otros poetas, a Händel, Scarlatti y Crescimbeni. Escribió además de
otras obras, 38 sonetos publicados en la colección Rime perteneciente a su esposo, en
1723.

John Milton (1608-1674)

Poeta inglés, fiel siervo de la Commonwealth inglesa bajo Oliver Cromwell. Bastante
conocido por su poema épico Paraíso Perdido, que escribió entre 1658 y 1664 cuando
estuvo ciego. Luego escribió el Paraíso Recuperado, publicado en 1671 junto con la
tragedia Samson Agonistes.

La Danza y el Teatro Barroco

En el teatro, los conceptos elaborados, la multiplicidad de giros de la trama y la variedad


de situaciones son características del manierismo (tragedias de Shakespeare, por
ejemplo), reemplazados por la ópera, que unió a todas las artes en un todo.
El Teatro en la época barroca se desarrolla y se convierte en una experiencia
multimedia, comenzando con el espacio arquitectónico real. Es durante esta época del
barroco que la mayoría de las tecnologías que actualmente se ven en el Broadway
actual o las actuaciones comerciales, fueron inventadas y desarrolladas. El escenario
cambia de un jardín romántico, al interior de un palacio en cuestión de segundos.
Todo el espacio se convierte en un área seleccionada enmarcada que sólo permite a
los usuarios ver una acción específica, ocultando toda la maquinaria y tecnología, sobre
todo cuerdas y poleas.

Estas nuevas habilidades condujeron a ricos espectáculos que cuentan con su


opulencia, particularmente elaborada, tal es el caso de las óperas, que permanecían
fiel al movimiento barroco invertido emocionalmente mediante el pesado simbolismo y
la grandeza para evocar emoción, manteniendo la narrativa y la historia relativamente
simple.

La verosimilitud fue el objetivo, poco iba a dejar a la imaginación de la audiencia.


Esta tecnología afecta el contenido de las piezas narradas y realizadas,
practicando en su mejor momento, la solución de dioses y maquinas. Así, los dioses
fueron finalmente capaces de bajar literalmente de los cielos y rescatar el héroe en la
más extrema y peligrosa, incluso absurda situación. En el término Theatrum Mundi, el
mundo es un escenario también creado. El reino social y político en el mundo real se
manipula exactamente del mismo modo que el actor y las máquinas, limitando lo que
se presenta en el escenario, ocultando selectivamente toda la maquinaria que hace que
las acciones ocurran.

Hay un maravilloso documental alemán llamado Theatrum Mundi que retrata


claramente los alcances políticos del barroco y su representante principal, Louis XIV.

En este sentido, el teatro es una vista acompasada del barroco debido a su


capacidad de juntar a muchos de sus elementos. Desde la arquitectura y las
estructuras creadas para la producción, el uso de las estatuas, pinturas y otras obras
de arte como parte de las producciones, hasta el uso de la música barroca en las
óperas, todas las piezas encajan y encarnan la mentalidad barroca.
Ver la película de la biografía de Vatel (2000), Farinelli (1994) y la maravillosa puesta
en escena de Orfeo de Monteverdi en el Gran Teatro del Liceu en Barcelona, es ver
algunas maravillosas recreaciones de este período de tiempo. El director americano
William Christie y Les Arts Florissants han realizado extensas investigaciones en toda
la ópera del barroco francés, realizando piezas de Marc-Antoine Charpentier y Jean-
Baptiste Lully, entre otros, que son extremadamente fieles a las creaciones originales
del siglo XVII.

El Impacto de la Música Barroca

El término que barroco también se utiliza para designar el estilo de música


compuesta durante un período que coincide con el arte barroco, que
generalmente abarca un período más último. J.S. Bach y G.F. Handel se
consideran sus figuras culminantes. Es una cuestión todavía debatida en cuanto a qué
grado de música barroca comparte principios estéticos con las artes visuales y literarias
de la época barroca. Un elemento bastante claro y compartido es el amor por la
ornamentación, y es quizás significativa la disminución importante del papel del
ornamento en la música y la arquitectura que permitió el el paso del barroco al período
clásico.

Cabe señalar que la aplicación del término “Barroco” a la música es un desarrollo


relativamente reciente. El primer uso de la palabra “Barroco” en la música fue
solamente en 1919, por Curt Sachs, y no fue hasta sino hasta 1940 que primero fue
utilizado en inglés (en un artículo publicado por Manfred Bukofzer). Incluso tan tarde
como en 1960 hubo diferencias considerables en los círculos académicos sobre si la
música tan diversa como la de Jacopo Peri y François Couperin, Johann Sebastian
Bach podría ser agrupada bajo un solo término estilístico.

Muchos estilos musicales nacieron en esa época, como el concierto y la sinfonía.


Igualmente, florecieron los estilos como sonata, cantata y oratoria. También, la opera
nace de la experimentación de la Camerata Florentina, los creadores de la
monodia, que trató de recrear las artes teatrales de los antiguos griegos. De
hecho, es exactamente ese desarrollo el que se utiliza a menudo para denotar el
principio del barroco musical, alrededor del 1600.

Está generalmente aceptado que el movimiento barroco comenzó a principios del siglo
XVII y terminó en el siglo XVIII, pero ha sido clasificado como “Barroco” o al menos
considerado como un precursor del movimiento de este arte desde el siglo XVI. Así
mismo, como con casi todos los movimientos artísticos, las influencias barrocas
continuaron más allá del siglo XVIII.

Artistas más destacados en la pintura barroca

José de Ribera: nacido en el 1591. Sus temas preferidos son las escenas de martirio
y penitentes con un estilo tenebrosa muy dramático con un gran realismo, sus obras
toman un gran realismo con un dominio del dibujo y el color extraordinario, como
ejemplo tenemos la Piedad. Más tarde tendrá un estilo iluminista, como
ejemplo tenemos la Inmaculada. Ver biografía de José de Ribera

Diego Velázquez: nació en el 1599. Su primera etapa fue tenebrista y realizó


bodegones de gran realismo como la Vieja friendo huevo, El aguador. Felipe IV le
nombra pintor de cámara y se dedica a pintar retratos, temas mitológicos, cuadros
históricos y paisajes. Tiene un dominio magistral de la perspectiva aérea, de la luz, del
dibujo y el colorido brillante con pinceladas sueltas. Como ejemplo tenemos Los
borrachos, La Venus del Espejo, Las hilanderías, pero su obra maestra fue
Las Meninas. Puedes ver la biografía de Velazquez

Francisco de Zurbarán: nacido en el 1598. Su estilo es tenebrista y pinta temas


religiosos de composición simple y estática, usa un dibujo firme con un gran estudio del
volumen y con un rico colorido. También pinta bodegones ascéticos, místicos y retratos
a lo divino de santas, como ejemplo tenemos la Santa Casilda y Santa
Margarita. Puedes ver aquí la biografía de Francisco de Zurbarán

Bartolomé E. Murillo: nació en el 1617. Tuvo una primera fase juvenil tenebrosa, con
un estilo luminoso. Tiene gran éxito como pintor de temas religiosos llenos de gracia,
delicados y dulces, de rico colorido y factura suelta y vaporosa. Tenemos como
ejemplo obras destacadas como sus Inmaculadas, Los Niños de la Concha, Niños
comiendo fruta.