Вы находитесь на странице: 1из 4

Comentario al libro lambda

La datación del texto ha sido abordada por varios comentadores, unos con
distintos y otros con los mismos métodos, ofreciendo resultados dispares. Para
empezar aquí se comparte la idea de que el texto es un curso independiente del
resto de los libros de la Metafísica (Jaeger Ar. p. 252; Düring p. 302), su estilo y
forma presuponen un conocimiento más o menos amplio de los oyentes sobre la
temática, los autores aludidos anónimamente y los conceptos que poco a poco van
adquiriendo un matiz mayor de profundidad. La mayoría de los autores tienden a
dividir, desde un punto de vista temático, el libro en dos a) Caps. I-V; b) Caps. VI-
X. Mientras en base a la cronología relativa en Cap. VIII y los demás, siendo el
primero de composición posterior por las referencias ahí citadas. Jaeger (Ar. p. 255)
hace mención del carácter platónico del escrito, así como su afinidad con De
Filosofía, diciendo “donde el valor más alto (ἄριστον) coincide con la más pura
realidad (οὐσία)”, es la forma más antigua de la teología de Aristóteles. Nuyens
(pp. 181ss) siguiendo el mismo método genético evolutivo de Jaeger, pero
partiendo de otros supuestos, i. e. la relación y concepción de alma y cuerpo; con
fundamento en un pasaje del capítulo cinco (1070b36ss) concluye: “el libro en
cuestión no pudo haber sido escrito antes del De Anima” por lo cual rechaza la
postura de Jaeger y sitúa a Λ fuera de los primeros escritos. Zürcher (p. 199)
atribuye, como casi todo el corpus, a Teofrasto y supone una fecha de composición
cercana al 315 a. C. colocando a Λ en el grupo I, dividiéndolo en dos mitades i)
Primer boceto de la sustancia y ii) Sobre la sustancia primera. Düring (pp. 90ss;
302ss) piensa que su escritura fue hecha en la primera mitad del siglo IV, antes de
los libros de Física y del De Caelo, motivado por la suposición de que ὕλη acababa
de ser introducido por Aristóteles como término filosófico. Elders secciona aún
más los bloques, sobre el capítulo primero dice: “la división del ser propuesta en el
capítulo es inspirada por la reducción de las cosas de Platón a los primeros
principios. El texto de la última parte está corrupto. El capítulo parece ser muy
temprano” (p. 54), divide el libro así: a) Λ 1; b) Λ 6 y 7; c) Λ 2,3,4,5; d) Λ 9; e) Λ 10;
f) Λ 8. (a) inspirado por la ontología platónica, (b) doctrina aristotélica pero no
independiente del platonismo, (c, más 6 y prob. 9) contienen elementos de la
metafísica madura (Phys. De gen et corr. De Anima), (e) se sostiene por sí y
aproximadamente del mismo período al anterior, (f) ensayo corto realizado por
alguno de sus colaboradores o estudiantes (pp. 55-6). Guthrie en su introducción a
la traducción del De Caelo (pp. xvss.) expone una tabla de tres etapas donde el
primer estadio le corresponde al De Philosophia, el segundo a De Caelo y el último al
libro Λ, Candel en su traducción del mismo tratado objeta que aunque en general
pueda mantenerse tal disposición hay que admitir elementos yuxtapuestos y de
distintas épocas en el De Caelo y lo mismo puede decirse del libro lambda.
Este escrito contiene elementos de diversa estofa guiados por el hilo común del
término οὐσία. Sin embargo, para algunos autores no ha sido precisión suficiente
para hablar de una unidad en tanto obra, es decir, empezada y acabada como un
plan. Düring anota cuatro lugares con referencia a nuestro libro: Phys. I, 9 192a35;
II, 2 194b14; De Caelo I, 8 277b10; De Motu 700b9. Pero éste no se refiere a ningún
otro. En cambio, las temáticas son compartidas por otros tratados, la sustancia
sensible, el motor inmóvil, la doctrina sobre la οὐσία, la teología, etc. Además de
afinidades con textos como el De Mundo, sobre el cual actualmente hay una
renovada discusión acerca de su atribución directa a Aristóteles (Reale-Bos). De
cualquier forma ninguna de estas condiciones hablan acerca de la homogeneidad
del tratado ni de su arquitectura original, todo elemento a favor o en contra de
estos factores debe ser matizado a través de su estructura misma. Que este texto
sea referido como πρώτη φιλοσοφία es probable pero no carente de problemas,
pues el epíteto puede también serlo a gamma. Por otro lado encontramos en
Aristóteles mismo (Metafísica 1026a19; 1064b3) la designación de teología para una
ciencia sobre lo divino, y muchos se han pronunciado sobre la identificación con
nuestro tratado de tal disciplina, sin embargo no todos se han conformado con tal
denominación, Frede (Sym. Λ p.5) apunta precisamente en la dirección de que
“por lo menos inicialmente el objetivo de Λ parece ser el mundo sensible”, es decir,
no es sólo pura teología, la otra posibilidad es que ella no trate únicamente con
sustancias no sensibles.
Sobre la relación de los códices en las familias α y β puede verse Alexandru (pp. 3-
79) y Fazzo (pp. 110-162). Tanto Ross como Jaeger se atuvieron a presentar las
variantes de E, J y Ab (para Jaeger Π representa el consenso entre E y J) junto con
comentaristas y traductores, pero fue hasta el presente siglo que se volvieron a
realizar colaciones de otros manuscritos (cuarenta y dos conocidos: Bekker),
además de la inclusión presentada por Alexandru sobre el códice Codex Vaticanus
Graecus 115 Vk.

Capítulo Primero

1069a18-19. Περὶ τῆς οὐσίας ἡ θεωρία· El referente teórico más cercano de esta
frase lo tenemos en el libro Γ (1003a21) a diferencia de que la ἐπιστήμη ahí
buscada indaga lo que es en tanto que es y teniendo en cuenta que Λ es anterior.
Considerando el presente pasaje en exclusivo se puede decir lo siguiente respecto a
sus términos. El sustantivo θεωρία viene del verbo θεωρέω y estos a su vez se
remiten a θεωρός1 “espectador”, una etimología posterior atestiguada en Escoto
Eriúgena liga el verbo con θεός (Periphyseōn 460Ass). Platón la utiliza desde su

1
Cf. Frisk, 669. Chantraine, 433.
sentido de observador, espectador delegado, comitiva (Fedón 58b2, 5) hasta
observación, contemplación (República 586a8, 517d52; Filebo 38b2), pero no lo
identifica en sentido preciso con estudio o teoría aunque haya ciertos visos de tal
uso en el verbo. En Aristóteles θεωρία implica una investigación, una indagación
propia de un conocimiento superior a la mera experiencia y a la técnica, es él
entonces quien generaliza este sentido. Estimando especialmente las obras
anteriores a lambda el término estaba ya bastante desarrollado en el pensamiento
del filósofo, por ejemplo, el Protréptico abunda en su uso, además de introducir el
calificativo θεωρητικός (Fr. 29, 46, 51… Düring p. 338. citando el Fr. 66 dice que la
teoría es “pensamiento filosófico activo, no contemplación”, además refiriéndose al
verbo θεωρεῖν menciona que se debe entender como una “actualización del saber”
pp. 732ss), como adjetivo de algunos saberes lo encontramos en la obra lógica (An.
Seg. 89b9) y en varios lugares de la Metafísica (A 982a1 y otros pasajes), en lambda
tenemos una división de las ciencias en 1075a2, en el libro K 1064b3 y E 1026a19
Aristóteles desarrolla la idea de la división y dentro de las ciencias (ἐπιστήμης)
teoréticas encontramos a la física, las matemáticas y la teología. En los dos
primeros libros de la Metafísica se menciona la Sabiduría como el más teorético de
los saberes, si bien en el segundo se habla de una περὶ τῆς ἀληθείας θεωρία (α
993a30). Uno de los problemas principales al comparar sintéticamente los
contenidos de los tratados conformadores de la Metafísica es precisamente la
resolución de su objeto de estudio y el nombre común a ellos, si es posible.
Hablando únicamente de lambda el objetivo es indagar sobre la οὐσία.
La segunda oración conectada directamente con la anterior es: τῶν γὰρ οὐσιῶν αἱ
ἀρχαὶ καὶ τὰ αἴτια ζητοῦνται. La investigación de los principios y causas de las
sustancias. Que su enunciación sea accesoria o reiterativa es negado por Frede
(Sym. Λ pp. 57 ss), lo cual tiene su razón en la distinción propia de cada uno de los
términos. En el tratado A se habla de la sabiduría como aquel saber que estudia los
principios y las causas, lo más universal y lo divino, sin embargo, existe una toma
de los mismos conceptos complementaria y por lo tanto en cierto sentido dispar,
por un lado las causas y principios formales (no entendidos como conceptos
lógicos) y por otro las causas y principios ontológicos, los cuales suponemos como
sustancias mismas (cf. Frede Ibid.), además hay una distinción entre principios y
causas matizada en el libro Δ, aunque en muchos de sus usos son términos
intercambiables, dice Aristóteles πάντα γὰρ τὰ αἰτία ἀρχαί, (Δ 1013a17), de
cualquier forma no siempre sucede así y a veces hay que concederles un sentido
diverso (cf. Calvo ad. Loc.), en el entramado completo del texto se verá la relación
guardada por ambos. ¿Qué quiere decir οὐσία?
1069a19-24. καὶ γὰρ εἰ ὡς ὅλον… χωριστόν.

2
Cf. Montanari: puede colegirse un sentido de contemplación, meditación o estudio.
Que sea posiblemente un nombre de un tratado peri ousias, es probable en un
sentido y en otro no, pues también sería otro el peri aletheia…