Вы находитесь на странице: 1из 7

Estrategias de improvisación.

Introducción
Cómo hablar en público, técnicas de oratoria, son frases muy jugosas que muchos
buscan, más allá de lo que escribieron griegos y romanos, ahora estamos en el
siglo 21 y las técnicas de oratoria han cambiado, no solo eso, los humanos nos
hemos hecho más cómodos, hace 500 años cualquier persona se conformaba con
un libro tipo Sócrates, escrito con palabras muy rebuscadas y un texto difícil de
comprender.
En el arte de la oratoria es imprescindible aprender la técnica oratoria de
improvisar. Ya que es el pan nuestro de cada día, desde que nos levantamos
hasta que nos acostamos estamos improvisando. Cuando saludamos a alguien,
hacemos un pedido o damos una opinión; no decimos el mensaje de memoria ni lo
leemos, sino simplemente lo dejamos aflorar libremente; entonces, estamos
improvisando
Por lo tanto la improvisación no es como creen algunos “hablar por hablar”, es
decir cuando no se conoce el tema o se quiere salir del paso, –al contrario- es
cuando habiendo preparado bien el tema, lo exponemos como si se gestara en
ese momento, utilizando nuestras propias palabras, nuestro propio estilo, allí
mismo, delante del público.
Improvisación
La improvisación es la acción y efecto de improvisar, o sea hacer algo de
pronto, sin haberse preparado previamente o sin que el entorno lo espere.
En términos generales, IMPROVISAR, es un término que implica una falta
de organización, imprevisión y decisión impulsiva; en oratoria tiene un
significado especial, improvisar un discurso significa hablar libremente y con
soltura, inventando las frases sobre la marcha. Es decir, implica una
expresión espontánea, pero inmediatamente ordenada.
Por lo tanto la improvisación no es como creen algunos “hablar por hablar”,
es decir cuando no se conoce el tema o se quiere salir del paso, –al
contrario- es cuando habiendo preparado bien el tema, lo exponemos como
si se gestara en ese momento, utilizando nuestras propias palabras, nuestro
propio estilo, allí mismo, delante del público.
Es pensar y hablar de pie. El público no quiere escuchar lo que nosotros
hemos leído en un libro tal como ha sido redactado. El público quiere saber
cual es nuestra opinión con relación al tema, cual es nuestro aporte.
Se puede consultar cualquier tipo de información, luego viene un proceso de
análisis, que da como resultado un producto -la propuesta que queremos
presentar-. Por eso decimos que la improvisación tiene que pasar por un
proceso de digestión, de maduración, antes de ser presentada.
Requisitos para una buena improvisación

- Recomendaciones esenciales:

a) Tener un buen conocimiento del tema:


Para improvisar hay que estar preparado. No se puede hablar de lo que no
se conoce, es preciso referirse a una cosa, sea intelectual o afectivamente.
Hablamos de lo que pensamos, creemos, sabemos o nos interesa.

b) No salirse del tema:


Ciertos oradores gustan decir “lo que les pasa por la cabeza” saliéndose del
tema que están exponiendo, para luego escucharles decir: “¿De qué
estábamos hablando?” “¿Dónde nos habíamos quedado?”, etc.
Jean Guitton nos ha dejado una regla de oro para evitar salirse del tema:
“Digo lo que voy a decir, lo digo, y digo que lo he dicho”, es decir; la
introducción, cuerpo y conclusión del discurso.
El título del tema debe reflejarse en todo el desarrollo de la exposición, en
caso contrario nos hemos equivocado al elegir el título.

c) Liberarse físicamente:
El estar sueltos, libres y entusiastas, ayuda en la improvisación.
Es necesario cultivar los ejercicios básicos de relajación, respiración y una
actitud mental positiva.

¿Cómo sazonar la improvisación?


Para sazonar la improvisación hay que utilizar ejemplos e ilustraciones,
alguna experiencia personal, una lectura reciente, una anécdota,
pensamientos, refranes, etc., relacionados con el tema.
Conocer de memoria ciertas cifras, algunos acontecimientos, algunas citas;
en algunas ocasiones, el comienzo y el final del discurso; leer los textos
delicados. Improvisar el resto del tiempo, y en todos los casos, respirar,
tomarse unos momentos de silencio, gesticular, mirar al auditorio.
Este mecanismo ofrece total seguridad cuando ha sido pulido, de modo que
hablar en público puede convertirse en una diversión que le dará gratas
satisfacciones.
Estrategias de improvisación
1.- Reflexionar antes de contestar

Parece obvio, pero no lo es tanto cuando estamos bajo la mirilla. Cuando se


nos pide comentar sobre algo, vale más darse unos segundos para
reflexionar brevemente sobre lo que vamos a decir y luego decirlo. No hacer
esto y contestar de forma precipitada hará que, en gran parte de los casos,
no contestemos tan bien como quisiéramos (en otros meteremos la pata
hasta lo más hondo). Ciertamente, cuando somos los que hablamos, una
pausa de tres segundos puede parecer una eternidad. No obstante, ésta nos
permite, no sólo organizar nuestras ideas, sino también calmarnos y proyectar
una imagen ecuánime. Y además, para quien nos escucha, tres segundos de
silencio no son nada.

2.- Parafrasear la pregunta

Repetir la pregunta o cuestión sobre la que tenemos que hablar con nuestras
propias palabras tiene varias ventajas. Nos gana tiempo para reflexionar sin
la necesidad de prolongar el silencio más de la cuenta. Nos ayuda a entender
mejor el tema que debemos elaborar. Aclara cualquier tipo de malentendido;
si no hemos entendido bien, se notará en la paráfrasis y quien haya planteado
el asunto se verá obligado a explicarse (lo que concede aún más tiempo para
pensar)

3.- Asociar una anécdota al tema en cuestión

Ser capaces de encajar una historia de nuestra propia vida a aquello sobre lo
que nos vemos obligados a hablar de forma improvisada cumple tres
propósitos. Primero, nos ayuda a comenzar a hablar con seguridad y soltura.
Nadie puede hablar mejor que nosotros mismos sobre nuestras propias
historias y anécdotas. Segundo, la historia es el medio más efectivo para
transmitir un mensaje. Permite captar y mantener la atención de quien
escucha, y facilita la comprensión del mensaje. Tercero, a medida que
narramos la historia, el mero hecho de hacerlo nos ayuda a que surjan otras
ideas susceptibles de encajar con el tema central, permitiéndonos elaborar
mejor nuestra respuesta improvisada.
4.- Pensar en una estructura de discurso

Del mismo modo que un discurso previamente planificado suele tener un


propósito claro, las demás situaciones comunicativas también han de tenerlo.
Por ello, ser capaces de plantear una estructura a la intervención improvisada
(con introducción, cuerpo y conclusión) hará que nuestra intervención sea
altamente efectiva (e incluso memorable). Mientras reflexionamos sobre lo
que vamos a contestar, sacarnos tres palabras clave de debajo de la manga
que estén relacionadas con lo que nos preguntan hará que podamos dar
estructura a nuestra respuesta sin irnos por las ramas. Iniciamos con una
breve anécdota, desarrollamos las tres palabras como cuerpo de nuestra
repuesta, finalizamos con un resumen de estas tres, y así tendremos un mini
discurso improvisado.
Conclusión
El uso de la improvisación es de suma importancia para todas las personas
ya que es la que usamos diariamente en la escuela a la hora de exponer un
tema o bien con nuestro entorno, siempre y cuando vamos a hablar en
público ya que nos empapamos bien del tema, nos relajamos y utilizamos
recursos que nos permitan un mayor desenvolvimiento y una mayor
seguridad al expresarnos. Algunas personas piensan que improvisar es
decir loqueras frente a un público, pero hay que tener en cuenta que esto no
es de todo cierto ya que es estar preparado y dar ese toque de originalidad
al expresar el tema de interés Es por esto que la improvisación nos lleva a
un camino personal siendo una cualidad que nos permite solucionar
imprevistos de forma espontánea a través de la imaginación. En la vida
diaria está nos permite relacionarnos, desenvolvernos con facilidad y llevar
a cabo el libre juego de la conciencia cuando se encuentra con la materia
prima que provee el inconsciente y con los materiales que ofrece la cultura.

Bibliografía
https://tallerdeexpresionoralyescritacocype.wordpress.com/2014/12/06/
improvisacion/
http://www.presentable.es/consejos-practicos/4-tecnicas-para-
improvisar-en-publico/

http://oratoriaupel.blogspot.mx/2011/01/la-improvisacion-seccion-
432.html

Похожие интересы