Вы находитесь на странице: 1из 29

FACULTAD DE DERECHO Y

CIENCIAS POLITICAS

HISTORIA DEL DERECHO

DISCENTES

DOCENTE
IUSNATURALISMO

2
Índice

Contenido Pág.
Introducción 4
IUSNATURALISMO 5
Conceptos y características 5
Antecedentes 6
Corrientes Predecesoras 7
El Iusnaturalismo Primitivo e Iusnaturalismo Teocrático 8
El Iusnaturalismo en la Edad Media 9
Teoría del Derecho Natural en la Escuela Clásica 10
El Iusnaturalismo Moderno 11
El estado de naturaleza 12
El Contrato Social 12
Los derechos naturales innatos 12
El Iusnaturalismo Objetivista 12
Concepción de Hugo Grocio 13
El contrato social 14
Formas de Gobierno 14
El Estado 15
Derecho Internacional 15
Concepción de Samuel Punderdorf 15
Concepción de Christian Thomasio 16
El iusnaturalismo Subjetivista, la doctrina empirista de Thomas
Hobbes 17
La lucha por la subsistencia: el instinto de la Conservación 18
El Contrato Social 18
El derecho 18
Teoría del estado 19
El absolutismo monárquico 19
La Doctrina Política de John Locke 19
Teoría del estado 20
Parlamentarismo Moderno 20
El Iusnaturalismo de Juan Jacobo Rousseau 21
Aparición del Estado 21
Aparición del Derecho 21
El contrato social 22
La voluntad General 22
La ley 23
Doctrinas Modernas y contemporáneas del derecho natural 23
Tesis de Rudolf Stamler 23
Tesis de Del Vecchio 24
Tesis de Renard 24
Criticas a la Teoría Iusnaturalista 25
Conclusiones 28
Referencias Bibliográficas 29

3
Introducción

Un enfoque filosófico del Derecho reconoce un conjunto de derechos del


hombre, universales derivados de la propia naturaleza humana y que son
superiores al derecho positivo, este enfoque es conocido bajo el nombre de
Iusnaturalismo o Derecho Natural.

El iusnaturalismo ha sido la teoría jurídica que ha dominado el pensamiento


jurídico desde el mundo clásico hasta ser (en muchos ordenamientos) a finales
del siglo XIX, sustituido por la doctrina del positivismo jurídico, su gran opositor.
De cualquier forma, aunque desplazado por el sistema positivo, el modelo
iusnaturalista, sus concepciones sobre el Derecho Natural y la importancia de
la moral en el concepto de Derecho, siempre se mantuvo presente en las
discusiones jurídicas, presentándose a menudo como contrapunto crítico a la
doctrina positivista y como objeto de la Filosofía del Derecho.

El derecho natural encuentra sus orígenes en los filósofos de la antigua


Grecia, entre ellos Aristóteles, el cual creó distinciones entre la justicia legal y la
justicia natural. Para Aristóteles las leyes naturales no son inmutables pues en
la propia naturaleza humana hay cambios naturales debido a principios internos
de desarrollo. Y el ser humano tiene como rasgo fundamental la racionalidad
que permite indagar en la vida característicamente humana.

Se trata de un derecho fundado en si mismo que se opone al mero derecho


positivo. Como norma de orientación se toma la naturaleza. Pero este concepto
se usa sin duda en una significación transpuesta. Y como no puede ser ésta la
de la incultura, no puede entenderse con ella más que la esencia. Pero aun así,
puede entenderse de dos modos: a) Naturaleza del hombre; b) naturaleza del
Derecho. Del primero nace el derecho natural; del segundo el derecho racional.

4
IUSNATURALISMO

Concepto y Características

Etimológicamente, iusnaturalismo es una palabra integrada por dos


elementos latinos: ius (Derecho), natura (naturaleza) y una raíz griega, el sufijo
ismo, que le infiere a los componentes latinos, el sentido de corriente,
movimiento, tendencia o doctrina.
Sin duda alguna, el elemento de referencia de una teoría que pretenda
llamarse iusnaturalista está en el hecho de tener como punto de referencia de
su teoría el derecho natural. Este “derecho natural” (ius naturale), es definido
por G. Fassó como “un sistema de normas de conducta intersubjetiva distinto
del constituido por las normas establecidas por el Estado (Derecho positivo)”, y
que “tiene validez por sí mismo, es anterior y superior al Derecho positivo y, en
caso de conflicto con este último, debe prevalecer sobre el mismo”. La
existencia de esta ley superior que limita la posibilidad de creación del derecho
por los hombres y que se confunde con criterios éticos y de valor, constituye la
antitesis a su doctrina opuesta, llamada “positivismo jurídico”, según la cual el
único Derecho es el que establece el Estado y cuya validez es independiente
de cualquiera de sus referencias a valores éticos.
Si se considera tanto las características atribuidas al pensamiento
iusnaturalista como a los conceptos de iusnaturalismo como ciencia del
derecho o de derecho natural, resulta claro que esta teoría sobre el derecho no
se ha limitado a identificar el derecho, sino también a escalonarlo y,
principalmente, a definir algunos contenidos que siempre deben estar
presentes en el mismo. De esta forma, resulta muy claro que no es el hecho de
ser revelado por Dios, por la razón, por la justicia, por una moral, es decir, el
origen del derecho natural; el elemento que unifica la tesis iusnaturalista. Lo
que se destaca en la idea de un derecho natural son dos puntos principales sin
cuya comprensión oscurece la posibilidad de una visión clara de la idea
iusnaturalista: el primer punto consiste en el hecho de que, con el derecho
natural, el iusnaturalismo siempre ha defendido una idea de ley superior; el

5
segundo, consiste en el hecho de que esta ley superior se ocupa de contenidos
materiales, los cuales no pueden ser confrontados por el derecho común.
Con todo esto podríamos definir al derecho natural como "aquella parte del
orden jurídico formado por el conjunto de principios, elaborados por la razón
basada en las tendencias o inclinaciones innatas a nuestro ser, que organizan
de modo fundamental la convivencia humana".
En otras palabras:
1. El derecho natural haría parte del ordenamiento jurídico y estaría
constituido por normas o principios.
2. Esas normas o principios serían elaboradas por nuestra propia razón,
teniendo en cuenta las inclinaciones de nuestra naturaleza.
3. Esas normas o principios tienen como fin organizar la convivencia
humana pero sólo en lo fundamental y no en los detalles o no en lo
propio de cada sociedad humana.
Cabe anotar que esas normas o principios tendrían las siguientes
características:
1. Son universales, o sea para todos los seres humanos.
2. Son inmutables.
3. Son abstractas.
4. Son cognoscibles por medio de la razón natural, salvo en lo que
respecta a los llamados por Santo Tomás preceptos secundarios.

Antecedentes Históricos
Para entender el Iusnaturalismo debemos señalar que ha existido diversas
posiciones y escuelas.
Encontramos como antecedentes las concepciones de los pueblos
primitivos, la de Grecia, la de Roma, y la hebreo-cristiana, hasta llegar a las
concepciones modernas.

6
Corrientes Predecesoras del Iusnaturalismo
La concepción iusnaturalista fue influenciada por dos corrientes filosóficas:
el estoicismo y el platonismo.

 Estoicismo
Las concepciones de los derechos del hombre y una forma de justicia y
humanidad universalmente obligatoria pasaron a formar parte sólida de la
conciencia moral de los pueblos europeos. Se conservó la concepción de que
los usos y costumbres, los derechos y privilegios prescriptivos y el poder
superior debían justificarse ante el tribunal de una norma superior, que debían
estar sometidos, al menos, a la crítica y a la investigación racional.
Esta norma de reinterpretación y readaptación exigió mucho tiempo y recibió
contribuciones de muchas fuentes. Sus orígenes son especialmente oscuros,
pero, por lo que hace la filosofía, acabó por identificarse principalmente con la
mantenida por la escuela estoica.
Los estoicos tenían una vigorosa creencia en el poder abrumador de la
divina providencia; consideraban sus vidas como vocación, deber asignado por
Dios, de la misma manera en que un soldado tiene un deber asignado por su
jefe.

 Platonismo
Este fue el último periodo de la filosofía antigua. Se le considera
generalmente como una renovación y recapitulación de todo el pensamiento
griego. Un rasgo característico de esta etapa es la expresión de un fuerte
sentimiento místico y un anhelo religioso de salvación.
Se sirve de la filosofía platónica para el planteamiento de supuestas
verdades de índole religiosa, esto es verdades que se consideran reveladas al
hombre. Sus características son: la verdad como algo de naturaleza religiosa;
el carácter absoluto de la trascendencia divina; la teoría de la emanación (todo
se deriva de Dios); y la distinción de dos mundos: inteligible y sensible.

7
El iusnaturalismo Primitivo e Iusnaturalismo Teocrático
Teocrático es un vocablo derivado de dos elementos griegos: Theos (Dios),
Kratos (poder); de modo que teocrático es el concepto que se refiere a un
poder derivado de Dios.
El iusnaturalismo teocrático hace derivar el poder de una autoridad divina;
sostiene que el fundamento del derecho lo encontramos en Dios, y que se le
manifiesta a los hombres en su propia naturaleza; y que en consecuencia, esos
derechos naturales son obligatorios, universales y privan sobre cualquier
derecho.
Architas, discípulo de Pitágoras y el sofista Hipias establecen la distinción
entre un derecho escrito y un derecho no escrito, comprensivo éste ultimo de
las leyes de los dioses.
Heráclito por su parte sostiene que el derecho divino es distinto de las leyes
positivas de los estados.
Sócrates admite esta división y sostiene que es un deber obedecer tanto
leyes divinas como las leyes de los estados.
Platón sostiene la creencia es una idea eterna y superior de justicia que es
la base de la armonía orgánica dentro de una República, en virtud de la cual y
para lograrla cada clase social debe desempeñar la función que le es propia,
ejercitándose en su propia virtud: la prudencia, la fortaleza o la templanza.
Aristóteles habla de una justicia natural y de una justicia convencional. La
natural constituida por principios universales, que tienen su base en la propia
naturaleza, y brota de ella; la convencional, formada por un conjunto de leyes
positivas que regula las relaciones humanas en cada pueblo, que resultan del
pronunciamiento del legislador.
La ética estoica establece como principio, el vivir según la naturaleza ya que
existe un principio rector racional que gobierna el universo. Esa razón universal
que gobierna al mundo es Dios, la base por lo tanto. De justicia y del derecho
natural; que son las leyes del orden moral.
Los romanos también desarrollaron el Derecho Natural bajo la influencia de
Aristóteles y de la Escuela Estoica, estableciendo la división tripartita del
Derecho: natural, civil y de gentes.

8
Quintiliano divide el Derecho en: Ius natura comprensivo de las leyes que
por naturaleza son comunes a todos los hombres y Iustum Constitutione que
contiene las leyes particulares o concernientes a cada pueblo, con exclusión de
las demás.
Marco Tulio Cicerón admite la separación tripartita del derecho y que la
justicia es una emanación del derecho natural; que la naturaleza y el principio
rector racional que gobierna al universo, son una misma cosa.
Ulpiano también admite el Derecho Natural, como un derecho común no
sólo a los hombres sino también a los animales; pues, estos obran conforme a
su naturaleza.

El iusnaturalismo en la Edad Media


El cristianismo adepta la teoría del Derecho Natural, a los dogmas de la
iglesia; lo convierte en un Derecho divino que se manifiesta mediante la
revelación y se contrapone al derecho positivo.
Los teólogos cristianos distinguen un derecho natural absoluto, un derecho
ideal que imperaba en el Paraíso Terrenal antes del pecado original y la
expulsión de Adán y Eva del paraíso; de otro relativo, aparejado a la aparición
del Estado.
San Agustín en su obra “De Civitate Dei” aborda el estudio del Estado.
Mientras los griegos consideraban el estado como depositario de la justicia y
fin supremo del hombre, San Agustín dentro de la concepción cristiana coloca a
la iglesia y la comunión de hombres en Dios, como el fin supremo donde se
realiza la justicia, y se alcanza la sabiduría y la virtud.
Santo Tomás de Aquino (1224-1274), recibe el influjo de la filosofía árabe y
cristianiza a Aristóteles, superando las dificultades de este proceso.
Para Santo Tomás el hombre es un ser racional y libre por naturaleza. La
libertad es facultad de la razón y la voluntad, un poder de elección. El bien es la
directriz de la vida: el fin que aspiramos alcanzar, que es plenitud de la
perfección.
La justicia es un habito por el cual el hombre quiere y obra rectamente, en
virtud del cual la voluntad se inclina a dar a cada quien lo que le pertenece, la

9
justicia consiste en ordenar al hombre en las cosas relativas a otro, de modo
que las cosas se ajusten y se alcance cierta igualdad, referentes a las acciones
y cosas exteriores que se ordenan conforme a cierta razón del objeto, en virtud
de lo cual los hombres establecen una relación: una simple operación exterior.
El derecho además de racional es práctico, dirigido a una realidad social,
que representa la adaptación al bien común y que tiene por fin igualar el obrar
humano.
Existe para el Aquinate: una ley eterna o razón divina que gobierna al
mundo; una ley natural que consiste en la participación del hombre en la ley
divina que es su guía para que actúe convenientemente en las acciones
propias cuya máxima es hacer el bien y evitar el mal y cuyas propiedades
esenciales son la necesidad, inmutabilidad y universalidad; y en fin, una ley
humana que es obra de los hombres: el derecho positivo.
La ley positiva no puede contrariar a la ley natural y ésta es conforme a la
ley divina.
El robo y el asesinato son castigados por la ley positiva, en cuanto son
derivaciones del principio de la ley natural que prescribe que no debe hacerse
el mal a nadie.
Para Santo Tomás, el estado es una totalidad orgánica y espiritual integrada
por hombres, cuyo fin es alcanzar el bien común como conjunción de bienes
individuales y la perfección de la comunidad según las exigencias de la justicia:
legal y distributiva.

Teoría del Derecho Natural en la Escuela Clásica


Se instaura dentro de un ambiente protestante y que propugnaba por una
mayor libertad y que buscaba que la razón humana se apoyase en sus propios
poderes, sin apoyaturas y dependencia a la divinidad.
Con Guillermo de Ockham (1285-1349), Dios queda fuera de la Filosofía ya
que su estudio y de las cosas divinas, era materia de la incumbencia de la
teología.

10
La Escuela Clásica del Derecho natural sostenía que era posible descubrir
el Derecho por medio de la razón, desvinculado de toda postura moral,
teológica o religiosa.
Partiendo de los postulados de que el hombre nace libre e independiente,
sin que se conociera la Institución del Estado, ni estuviese integrado en ella,
rigiéndose por un conjunto de derechos eternos, innatos e inmutables,
inherentes a su propia naturaleza, vivía en un estado de pureza, de
tranquilidad, de seguridad, de paz y de sosiego.
Cuando pasa de la vida libre e independiente, a la vida en comunidad
surgen los problemas y se precisa la utilización de normas reguladoras, que
hagan posible la convivencia. Para garantizar esto, se constituye el Estado en
virtud de un contrato celebrado entre los miembros de dicha comunidad.
La escuela Clásica del Iusnaturalismo comprende 3 periodos:
1. El de la emancipación de la teología, determinado por el renacimiento y
la reforma. Su aplicación correcta depende de la prudencia y
automoderación del gobernante. Sus representantes son: Grocio,
Hobbes, Espinoza, Pufendorff, Wolf.
2. El que se caracteriza por la separación de los poderes como garantía de
los derechos naturales e individuales, contra las agresiones indebidas de
los gobernantes. Son sus principales representantes: Locke y
Montesquieu.
3. El que defiende la tesis de la soberanía popular y la democracia y que
considera el Derecho Natural como esencialmente racional dependiente
de la voluntad popular. Sus principales representantes son: Rousseau y
Kant.

El Iusnaturalismo Moderno
A comienzos del siglo XX, después de haber sido negado en el siglo XIX por
las escuelas historicistas, vuelve a aparecer la teoría del Derecho Natural,
quedando de lado parcialmente el individualismo, para poner énfasis en un
contenido de carácter social. Se destacan e los siguientes caracteres:
1. Admiten la necesidad de abandonar el individualismo puro.

11
2. Incorporan el principio intervencionista del Estado, en todos los órdenes
de la vida social, de modo que el estado no sólo puede sino que debe
intervenir en el libre juego de las fuerzas económicas para prevenir las
crisis y males inherentes a los sistemas imperantes.
3. Desplazan la Filosofía del derecho hacia una filosofía del poder.
4. Atienden más a los intereses del estado que a la eficacia del derecho
para la defensa del bien común.
5. Defienden los valores tradiciones frente a las pretensiones de una
escala de valores de corte revolucionario propagados por el socialismo.

 El estado de naturaleza
El iusnaturalismo considera que el hombre nace libre e
independiente y que en un principio vivió aislado en la selva, en un
estado de pureza, feliz, sin apremios, guiado por la razón.

 El Contrato Social
Luego de lo anterior, el hombre entra en comunicación con otros
hombres e integran una sociedad civil, pero surgen dificultades para
la convivencia, la seguridad, la tranquilidad, de modo que para
superarlas, celebran un contrato entre todos, un contrato social en
virtud del cual queda constituido el Estado, el cual tiene por finalidad
defender la vida y la propiedad de los asociados.

 Los derechos naturales innatos


Existe un conjunto de derechos originarios, que son innatos e
inherentes a la naturaleza del hombre. Esos derechos originarios,
inalienables e imprescriptibles, son derechos innatos: y conforman el
derecho natural.

El Iusnaturalismo Objetivista
Pretende deducir el Derecho y el Estado de cierta naturaleza inmutable del
hombre, asumiendo una posición anti-historicista y mecanicista.
Rompe con las ideas teológicas y religiosas del derecho natural que
imperaron en la sociedad feudal. La burguesía de los siglos XVII y XVIII,
pretende reivindicar el derecho natural, depurarlo, afianzando como naturales,

12
como principios eternos a un conjunto de normas sociales y políticas que
justifican como peculiaridades básicas de la naturaleza humana.

Concepción de Hugo Grocio


Al holandés Hugo Grocio (1583-1645) se le considera el iniciador de la
Escuela Clásica del Derecho Natural.
Se aparta de los presupuestos dogmáticos para dar al derecho un carácter
puramente racional e independiente de las concepciones religiosas y del
principio de autoridad de los gobernantes, condición para que fuese
universalmente aceptado.
Al igual que Aristóteles, Grocio concibe al hombre como un ser racional,
social y político por naturaleza.
El derecho se muestra racionalmente y es el instrumento que hace posible
la convivencia social.
El derecho natural es aquello que la recta razón demuestra que es conforme
a la naturaleza sociable del hombre.
El derecho natural es racional de modo que solo puede ser concebido
racionalmente y hace posible la convivencia social.
Grocio logra una total independencia de la teoría del Derecho Natural
respecto a la teología; lo libera de Dios hasta el punto de hacer suyo el
pensamiento que afirma que el Derecho Natural existiría aun cuando no
existiese Dios, y aun en caso de que existiese, no se preocuparía de las cosas
humanas.
El derecho natural, en consecuencia, adquiere objetividad en la vida social,
con independencia de Dios, pero firmemente arraigado en sus cualidades
racionales.
Pero si bien es cierto que Grocio libera al derecho Natural de la teología y
de la religión, aún lo mantiene vinculado a la moralidad.
Tanto es así que todo cuanto se opusiese el carácter racional y social de la
naturaleza humana, no sólo sería injusto sino malo.
Los principios fundamentales del Derecho Natural para Grocio son.
1. Abstenerse de lo que le pertenece a otros.

13
2. Conformarse con los pactos y cumplir con las promesas hechas a
otros.
3. Indemnizar a quien corresponda por cualquier daño que se le ocasionare
culposamente.
4. Castigar a todo el que sea merecedor de castigo.
Según Grocio existen dos criterios para saber si una norma es o no de
Derecho Natural:

 El a priori, según el cual una norma es de derecho natural cuando se


encuentra en perfecta concordancia con la naturaleza racional y social
del hombre, cuando haya discordancia la norma será de una categoría
diferente.

 El método a posteriori, en virtud del cual una norma es de derecho


natural cuando es reconocida como justa por todos los pueblos
civilizados.
El derecho pues, tiene su fundamento en la naturaleza social del hombre, y
es formulado por la razón en cuanto determina las exigencias de la sociabilidad
en esa misma naturaleza humana.
Para Fuenmayor “la sociabilidad es el contenido y al mismo tiempo la
finalidad del derecho Natural, que la garantiza y desenvuelve en todas las
esferas y bajo todas sus formas”.

 El contrato social
Da origen al Estado y a los Gobiernos, que en virtud del contrato alcanzan
su licitud.
Para Grocio, el contrato no es hipotético sino un hecho empírico, un hecho
histórico real que ocurrió efectivamente en alguna época.
Su contenido es de carácter variable, según la naturaleza de las cláusulas y
de lo que se haya contenido.

 Formas de Gobierno
La sociabilidad da el impulso hacia la organización política; pero el pacto
social le da la forma, de allí que habrá tantas formas de gobierno y

14
constituciones cuantas son las formas de contratos sociales existentes en el
mundo.
Por cuanto el pacto les da legitimidad y licitud a los gobiernos, no es posible
la rebelión. El pueblo tiene la obligación permanente de obedecer al soberano
en toda circunstancia.

 El estado
El una asociación perfecta de hombres libres, asociados para gozar de sus
derechos y para utilidad común.
Tiene su origen en el contrato social, en virtud del cual los asociados le
transfieren el poder soberano a un gobernante.

 Derecho internacional
Para Grocio el contrato social es el fundamento Jurídico no solo del orden
interno como en el orden internacional constituido por los tratados
internacionales, validos e inviolables para las relaciones internacionales.
Se le considera a Grocio como fundador del Derecho Internacional, pues
creó un sistema filosófico completo, unitario y sistemático que no solo justifica
la existencia del estado y la sumisión de los súbditos a un gobernante, sino las
relaciones jurídicas de los estados..
Los tratados celebrados entre los estados tienen plena validez y tienen un
carácter obligatorio, por razón de derecho Natural y en virtud de los principios
de la justicia.

Concepción de Samuel Punfendorf


Pufendorf 1632-1674) es un ecléctico que reúne, en sus obras jurídicas, el
pensamiento de Hugo Grocio, Baruch Spinoza, Tomás Hobbes y Renato
Descartes. Su propósito es adaptar las ideas de estos tratadistas al régimen
feudal imperante en Alemania y justificar así, el absolutismo de la nobleza. En
cuestiones sociales -que el llama morales-, aplica el método racionalista de
Descartes, sobre una base matemática; pretende, de esta manera, elaborar

15
una serie escalonada de axiomas o postulados que aplica al orden social, al
Estado y al derecho.
Divide el mundo en dos grupos, el de las cosas naturales, que son
perceptibles por los órganos de los sentidos; y el de las cosas morales que no
son perceptibles por los sentidos sino por la razón, de las cuales se ocupan las
ciencias sociales o morales. Entre las cosas morales se encuentran la familia,
la ciudadanía, el Estado, el derecho, etc. Todas estas cosas morales provienen
de Dios y del hombre.
El estado y el derecho no son considerados como fenómenos históricos.
Explica, como todo iusnaturalista, que el hombre vivió en estado de naturaleza
y que el Estado nació como una necesidad metodológica, es decir, como una
necesidad de someter al hombre a una disciplina indispensable para su
seguridad. Dice que la ley fundamental de la razón es la existencia de una vida
pacífica entre los hombres; y que esa ley es la base del derecho natural. En
este sentido, está totalmente opuesto a Hobbes. Pero admite de éste, el
absolutismo del príncipe, en las relaciones con los súbditos, para justificar la
dominación de la nobleza feudal en Alemania.

Concepción de Cristian Thomasio


Thomasio (1655-1728) Posee un carácter antidogmático y combativo contra
todo conservadurismo, fue una mezcla de pietismo religioso de renovación
interior y de racionalismo filosófico. Su preocupación intelectual máxima fue
desvincular la Filosofía de toda influencia teológica, la separación del Derecho
natural del Derecho divino y excluir todo lo relativo y pertinente a la conciencia
como materia de regulación por el derecho, tanto civil como eclesiástico.
Concibió el saber como algo aplicable a la acción y a la práctica, ciencia
militante, saber pragmático con que liberar a los hombres de dogmatismos y
ataduras abstractas, y por ello combatió la tradición escolástica a la que acusó
de abstraccionismo e intelectualismo.
En su obra las “Instituciones” el Derecho Natural es ley escrita en el corazón
de todos los hombres, concepto que alude a Dios como fuente inmediata del
Derecho Natural y, concretamente, a la voluntad de Dios, no a la razón divina.
En su primera etapa participa de un voluntarismo, de la fundamentación

16
teológica inmediata del Derecho Natural. Esta ley escrita obliga a hacer lo que
es necesariamente conforme a la naturaleza del hombre racional y abstenerse
de lo que a ella repugna, referencia a la razón como fuente mediata del
derecho natural. Estas fundamentaciones, teológico voluntarista y racionalista
las predica cuando aún no ha evolucionado hacia una separación total entre
Teología y Filosofía.
En su obra los “Fundamenta” el Derecho Natural se conoce mediante el
razonamiento de ánimo sereno, sin ninguna referencia a la revelación, es la
razón individual la que descubre y fundamenta el Derecho Natural y todo lo que
a la razón se oponga es un prejuicio. Dios queda como autor de la Naturaleza
y, por lo tanto, también de la naturaleza humana, pero tal referencia queda
difuminada. Queda desconectado el saber filosófico del teológico, y su
consecuencia más inmediata será la distinción entre el Derecho y la Moral
como normativas del comportamiento autónomas y distintas.

El iusnaturalismo Subjetivista, la doctrina empirista de Thomas Hobbes


El inglés Thomas Hobbes (1588-1679) aplicó sus ideas filosóficas a la
solución de sus problemas sociales, políticos y jurídicos.
Sus principales obras fueran “De Corpore, De Homine, De Cive y el
Leviathan”, esta ultima plantea los temas del Derecho y del Estado.
El Leviatán es un manual sobre la naturaleza humana y como se organiza la
sociedad. Partiendo de la definición de hombre y de sus características explica
la aparición del Derecho y de los distintos tipos de gobierno que son necesarios
para la convivencia en la sociedad. El origen del Estado es el pacto que
realizan todos los hombres entre sí, subordinándose desde ese momento a un
gobernante, el cual procura por el bien de todos los súbditos y de él mismo. De
esa forma se conforma la organización social.
La concepción filosófica de Hobbes es materialista y empirista: hay una sola
sustancia que es la materia y una fuente única del conocimiento que es la
experiencia. Identifica, el cuerpo con la sustancia, existiendo para él, cuerpos
en movimiento, siendo la experiencia, la representación subjetiva del
movimiento de los cuerpos de donde se desprende que su iusnaturalismo, sea
subjetivista.

17
Es determinista, al sostener, que la filosofía “es el conocimiento racional de
las acciones por medio de las causas o razones eficientes que conocemos, y
al contrario el conocimiento de las razones eficientes posibles por medio de las
acciones que ya conocemos”.

 La lucha por la subsistencia; el instinto de la conservación


La sociedad civil es un gigantesco mecanismo integrado por partículas, que
son los hombres, los cuales se mueven por los resortes del instinto de
conservación.
Hobbes sostiene que el derecho natural, es la libertad que tiene cada
hombre para usar su propio poder como le plazca para la conservación de su
propia naturaleza, es decir, de su propia vida, para hacer lo que en su propio
juicio y razón concibe como lo mas adecuado para ello.
En tal virtud, el hombre es un ser egoísta que ha de perseguir para si el
supremo bien, prescindiendo del resto de los hombres, ya que el bien es para
su utilidad propia, siendo el mal su propio perjuicio.
La razón humana viene a ser la capacidad del hombre para sobrevivir a
costa de todo, incluso a costa de otros.

 El contrato social
El estado de guerra de todos contra todos, originado en la naturaleza
egoísta del hombre, lo conduce a la larga a su propia destrucción, razón por la
cual, surge como única salida crear un poder, por medio del pacto social, que
siendo superior a todos los individuos, pueda imponer un orden social, que
haga posible una sociedad en paz, tranquila, segura y feliz.
Para evitar la guerra, lo hombres realizan un contrato que consiste en la
enajenación de los derechos que el hombre tiene en sus estado natural a favor
de una autoridad de un Estado omnipotente encargado de garantizar la paz y el
orden entre los miembros de la comunidad social.

 El Derecho
El derecho natural se convierte en derecho civil. El derecho positivo consiste
en mandatos emanados del monarca.
Hobbes distingue entre el Derecho y Ley

18
El derecho natural no es otra cosa que poder o fuerza, es el derecho del
más fuerte. Mientras el derecho es la libertad de hacer o no hacer en provecho
propio, para la propia conservación; la ley es obligación, o conjunto de
preceptos determinados por ella y que obliga a las personas que viven en
sociedad.

 Teoría del Estado


El estado surge como sociedad y en virtud de un contrato social de
contenido fijo y determinado, que todos los hombres por igual celebran entre si,
renunciando a todo su poder y ley natural, para transferirlo a una autoridad
omnipotente, suprema y absoluta que garantice la paz y el orden entre ellos.
El Estado es una persona de cuyos actos se hace autora una gran multitud,
por convenios mutuos de unos con otros.

 El absolutismo Monárquico
Ese Estado concebido por Hobbes es una monarquía o gobierno en manos
de una sola autoridad.
Esa autoridad era todopoderosa, como un poder absoluto en cuyo favor los
súbditos renuncian a todos sus derechos y poder individual.
Así los ciudadanos carecen de los derechos naturales individuales, para el
bien común, frete a este Estado que surge totalmente autoritario.
El estado absoluto de Hobbes, es de tipo ilustrado, corresponde al
despotismo ilustrado.

La Doctrina Jurídica Política de John Locke


El filósofo empirista inglés John Locke (1623-1704) afirma la existencia de
un estado de naturaleza, en el cual el individuo disfruta de ciertos derechos
como el derecho a la libertad, a la vida, a la propiedad privada, fundada en el
trabajo.
Partiendo de la tesis de que el hombre es sociable por naturaleza, pacifico,
bueno, su verdadero estado de naturaleza es la vida en sociedad y fuera de la
sociedad no puede vivir. Solamente el hombre, haciendo vida social, viviendo
en sociedad, puede encontrar garantizados y tutelados esos derechos
naturales originarios.

19
El ejercicio de esos derechos debe ser garantizado por el Derecho como un
instrumento para evitar la autocracia.

 Teoría del Estado


Los hombres movidos por su propia naturaleza social y como un medio para
evitar los males originarios y para garantizar el ejercicio de sus derechos
naturales convinieron en celebrar un pacto social, uniéndose en un cuerpo
político, que es el Estado, en el que se privase la voluntad de la mayoría.
En virtud de ese contrato social, los hombres renuncian momentáneamente
a sus derechos individuales naturales, pero a favor no de una sola autoridad-
monarca- o grupo de gobernantes, sino a favor de la comunidad toda, para que
le sean devueltos inmediatamente aunque disminuidos, bajo la forma de
derechos civiles tutelados por el Estado.
A la comunidad toda se le confiere, la facultad de aplicar el derecho natural,
de impartir justicia y de hacerla cumplir por la fuerza si fuese necesario.
El gobierno debe actuar conforme a las leyes sancionables y promulgadas
sin alterarlas por favoritismos, de modo que el Estado sea una garantía de
libertad, de la vida y la prosperidad.

 El Parlamentarismo moderno
La voluntad popular es verdaderamente voluntad soberana y en busca de
un equilibrio concibe un sistema constitucional con la separación tripartita del
poder: el ejecutivo, el judicial y el legislativo.
El poder legislativo es la representación directa del pueblo.
El poder judicial es el árbitro que decidirá si el derecho natural ha sido
violado o no por actos legislativos.
La autoridad legislativa, debe evitar decretos arbitrarios; por lo contrario,
debe dispensar justicia y decidir los derechos individuales mediante leyes fijas
promulgadas y jueces autorizados, conocidos y establecidos, dado el carácter
no escrito del derecho natural pero inscrito en el espíritu humano.

20
El Iusnaturalismo de Juan Jacobo Rousseau
Juan Jacobo Rousseau (1712-1788) es un filósofo y escritor nacido en
Suiza, nacionalizado francés, muy conocido por su obra “El Contrato Social” y
también por las obras “EMILIO” y “Discurso sobre el origen y fundamento de la
desigualdad entre los hombres”.
Para Rousseau, todos los hombres nacieron libres e iguales, disfrutando de
una vida sencilla conforme a los dictados de la naturaleza.
El estado de naturaleza es un estado de pureza, en que los hombres son
puros, inocentes y buenos y vagan feliz y libremente por los bosques, no
sometidos a la voluntad de nadie, exentos de sufrir las arbitrariedades de la
fuerza, disfrutando de los frutos de la tierra que pertenece a todos por igual, ya
que la tierra no es de nadie.
El hombre disfrutó del estado de naturaleza, hasta que a alguien se le
ocurrió cercar una porción de terreno, instituyéndose frente a los demás
hombres en poseedor y propietario. Esta actitud antinatural del hombre dio
origen a la propiedad privada y a las clases antagónicas de ricos y pobres; dio
comienzo a la civilización.

 La aparición del estado


La aparición de la propiedad privada fue la condición histórica, necesaria y
suficiente que dio nacimiento al Estado; pues era indispensable para garantizar
esa propiedad que se uniera al concepto de propiedad privada la noción de
dominación política.
Este concepto de dominación política, contrario a la condición natural del
hombre va a permitir el ejercicio de sus derechos naturales de igualdad y
libertad; loo lleva a una nueva condición social, que es precisamente un
sometimiento a la autoridad y voluntad de otro.

 Aparición del Derecho


El derecho no emerge de la naturaleza sino que es producto de la sociedad
política porque es contrario al derecho natural del hombre, por absurdo, que se
admitiese: que unos hombres recurran con una autoridad natural para someter
a otros, para esclavizarlos, para emplear la fuerza o violencia contra sus
semejantes, para tomar para sí, lo que les pertenece por igual a todos.

21
 El Contrato Social
La aparición del Estado es un hecho definitivo e irrevocable; pues no es
dable pensar en el retorno al estado de naturaleza después de haberse llegado
el disfrute de la libertad y de la igualdad y demás derechos naturales.
La solución la encuentra Rousseau en un contrato social, al expresar:
encontrar una forma de asociación que defienda y proteja con toda la fuerza
común, las personas y bienes de cada asociado, y en virtud de la cual, cada
uno al unirse a los demás, no obedezca mas que a sí mismo y quede libre
como antes.
Mediante el contrato social, los hombres constituyen el Estado son perder la
libertad e igualdad, porque simultáneamente renuncian a sus derechos
naturales originarios a favor del estado recién constituido es para que este, se
los devuelva convertidos en derechos civiles y garantizados por el cuerpo
político.
La función del estado es la de proteger y tutelar los derechos individuales;
garantizar la libertad son favoritismos y asegurando por tanto la igualdad entre
los hombres representando en si mismos una síntesis de todas las voluntades
y libertades individuales.

 La voluntad general
En estado de naturaleza los actos del hombre se rigen por su propia
voluntad individual que es inalienable, pero con la constitución del Estado, ese
derecho de libertad es entregado a la voluntad general, que es una voluntad
superior, constante e inalterable, pura, indefectiblemente recta.
Para Rousseau, las leyes del estado, de una estado natural y racionalmente
legítimo por estar constituido sobre las bases de los derechos naturales de
libertad e igualdad, que son su sentido, alcance y razón de ser, su fundamento,
son la expresión de la voluntad general y, no del arbitrio de persona alguna.
La ley es el fruto y expresión de la voluntad popular en que reside
exclusivamente la soberanía, votados directamente por el. El pueblo es
soberano y de la soberanía es inalienable, imprescriptible e indivisible.

22
 La Ley
La ley es la expresión de la voluntad general y tiene que emanar
directamente del pueblo: un mandato de éste para regir a todo el pueblo, con
aplicación igual para todos.
Es una previsión para regular cosas generales, para favorecer u obligar a
todos por igual y no debe estar dirigida a una persona en particular o a una
regulación de un caso específico o dirigido a un objeto en particular
El gobierno es un mandatario del pueblo y los gobernantes funcionarios de
su servicio. El mandato puede ser revocado por el mandante que es el pueblo y
sometido a las limitaciones establecidas en el contrato social, de modo que la
soberanía es una garantía del ejercicio de los derechos naturales y civiles y
contra los abusos de los gobernantes.

Doctrinas Modernas y Contemporáneas del Derecho Natural


Es indiscutible que la mayor parte de las doctrinas iusfilosóficas nacidas a
comienzos de este siglo constituyen un intento por hacer frente al socialismo al
que se le sentía por la época con pasos de animal grande.
Por otro lado se puede decir, con Bodenheimer, que todas esas doctrinas
tenían en común dos características:
1. Admitían la necesidad de abandonar el individualismo puro y el "laissez
faire", incluyendo en todas un elemento social expresado en el poder del
estado de intervenir la economía con un claro acento liberal.
2. Defendían los valores tradicionales frente al ataque del Marxismo.

Tesis de Rudolf Stamler


Stamler (1856-1938) llama al derecho natural "derecho justo". Este es de
contenido variable. El derecho es un ordenamiento de la vida social y en todo
ordenamiento se debe distinguir lo que se ordena, o sea la materia u objeto de
ese ordenamiento, y el principio o criterio de ordenación.
Para él, el objeto social o materia del ordenamiento es el conjunto de
factores propios del medio: Geográficos, históricos, económicos, religiosos, etc.

23
El criterio de ordenación es La justicia. Pero la justicia como "noción formal",
es decir como "unidad armónica de todos los objetos posibles".
Aplicar ese criterio a cada conjunto de factores de cada sociedad nos da
como resultado que el derecho natural es un derecho particular y no universal.
Su concepto, en resumen, del derecho natural, sería igual al del derecho
positivo.
El derecho, si trata de realizar las justicia, tiene que ser guiado por el ideal
social; sus esfuerzos deben estar dirigidos hacia el logro de una "comunidad de
hombres de voluntad libre". En el intento de realizar este fin debe tenerse en
cuanta por el legislador cuatro principios básicos:
1. El contenido de la violación de una persona no debe depender del deseo
arbitrario de otra.
2. Toda exigencia jurídica debe tener tal forma que la persona obligada
pueda conservar la independencia de su personalidad.
3. Una persona sujeta de una obligación jurídica no debe ser excluida
arbitrariamente de una comunidad jurídica.
4. Todo poder de disposición concedido por el derecho solo puede ser
excluyente en el sentido de que la persona excluida pueda conservar su
personalidad independiente.

Tesis de Del Vecchio


El filósofo italiano Giorgio Del Vecchio (1878-1970) cree en la existencia de
un derecho natural absoluto "idéntico" a la justicia, siendo la autonomía de la
persona humana la base de la justicia. A medida que el tiempo avanza, dicha
autonomía se va acentuando, acrecentando, y por esa vía se obtendrá el
triunfo del derecho natural.

Tesis de Renard
La doctrina filosófica de Georges Renard asume un planteamiento
iusnaturalista desde el cual articula una auténtica concepción institucionalista
del derecho. La filosofía iusnaturalista de Renard concibe el derecho natural,
basado en el Bien Común, como un derecho natural de contenido progresivo y

24
analógico en la medida en que se adapta a los diferentes ambientes históricos
y a los cambios en las condiciones del hombre. Esta visión del derecho natural
conduce a la asunción de una filosofía de la institución que profundiza en la
perspectiva analógica y que plantea la institución y, por tanto, el derecho, como
un instrumento de síntesis entre lo individual y lo social que permite la
coordinación de los intereses individuales para la búsqueda del Bien común.
Sin embargo, el pensamiento de Renard apoya esta concepción en
consideraciones teológicas y religiosas que terminan desvirtuando el valor de la
institución que aparece, finalmente, supeditada al orden social cristiano y a la
voluntad de Dios.

Criticas a la Teoría Iusnaturalista


Entre las críticas formuladas a la teoría iusnaturalista, sin duda una de las
más destacadas y que todavía mantiene su relevancia es la que se refiere a
una concepción dualista del derecho, defendida por el iusnaturalismo
ontológico.
Por esto, gran parte de la crítica iuspositivista al derecho natural consiste en
negar la indeterminación del derecho natural, vinculando las fuentes de
producción jurídica al Estado y, por lo tanto, imponiendo una concepción
monista del derecho – sólo es derecho el derecho positivo. A partir de esta
crítica resulta fácil entender la concepción dualista, la cual significa la presencia
de dos ordenamientos – el derecho positivo y el derecho natural. El primero,
con fuente estatal o de acuerdo con cual sea su norma de producción; el
segundo, alcanzable a través de la razón y, más importante, funcionando como
criterio de validez del primero. De esta forma, resulta posible afirmar como
primera conclusión el hecho de que sobre el derecho positivo no hay dudas
acerca de su aceptación – lo que siempre fue admitido por el iusnaturalismo. El
problema reside en la aceptación o no del derecho natural como derecho.
No obstante la histórica discusión, en el derecho actual, parece posible
encontrar algunos puntos de convergencia. El primero consiste en el avance
del derecho como ciencia a partir del pensamiento iuspositivista, presentando
criterios coherentes y científicos acerca de como identificar el derecho. El
segundo punto se refiere al hecho de que con el constitucionalismo y las

25
concepciones de constituciones materiales vinculantes, de derechos
fundamentales como instrumentos jurídicos (y no políticos), y de una idea de
constitución como reveladora de la voluntad popular anteriormente a la
constitución del poder político, o sea - como poder originario -, el objetivo
iusnaturalista de un derecho superior que contiene los derechos indispensables
y inalienables del pueblo puede de cierta forma ser sustituido en estos
ordenamientos. Un sistema de derechos fundamentales no apenas es apto a
ofrecer límites al poder político y disponer sobre los bienes más importantes
para los ciudadanos, aunque contra las mayorías y el poder estatal; como
proporciona un relativo grado de certeza que sólo parece posible con la
positivación (mismo que en normas abiertas).
Cuando la teoría dualista deja de atribuir una fuente al derecho natural o
alguna prueba sobre su contenido que no sea únicamente el uso de la razón,
deja el derecho como ciencia sujeto a cualquier revelación y por consecuencia,
a la arbitrariedad. Como la sociedad moderna atribuye al derecho la condición
de instrumento de garantía de la liberta, el contrario de la arbitrariedad, la teoría
iusnaturalista abre espacio a críticas como la formulada por H. Welzel, según el
cual: “Toda apelación a lo «conforme a la naturaleza» y toda la negación de lo
«contrario a la naturaleza» va precedida de una decisión axiológica primaria no
susceptible de prueba…Ya en los comienzos de la teoría iusnaturalista aparece
con toda claridad la profunda problemática del Derecho natural: la estructura
proteica de la naturaleza humana toma en manos de cada pensador
iusnaturalista la forma que él desea; todo lo que tiene por justo y deseable lo ha
introducido ya de antemano, tácitamente, en su concepto de «naturaleza» del
hombre antes de extraerlo, de nuevo, para justificar su noción de lo justo «por
naturaleza»”
En este punto, posible decir que pertinentes las críticas a la teoría dualista,
por dos motivos principales. El primero consiste en la falta de presentación de
un criterio de fundamentación para la existencia y deber de obediencia al
derecho natural. El deber de obediencia al derecho natural es presentado como
dogma por la doctrina iusnaturalista. Como segundo segunda crítica pertinente
se tiene la ausencia de certeza sobre su contenido, lo cuál es definido

26
simplemente como normas “tan evidentes que son accesibles a cualquiera por
el uso de la razón”.
El iusnaturalismo no posee la misma competencia ni la precisión
iuspositivista para establecer criterios científicos sobre el fenómeno del derecho
y tampoco construir criterios seguros acerca de su identificación. Sin embargo,
debe considerarse que este no era el principal objetivo iusnaturalista. Si por un
lado es verdad que las críticas del iuspositivismo metodológico al
iusnaturalismo pueden resultar procedentes en lo que se refiere a su
concepción de derecho como ciencia; también es verdad que esto nunca ha
sido un objetivo de los grandes filósofos iusnaturalistas. Tal como observa
Brian Bix los autores iusnaturalistas estaban preocupados con lo que los
legisladores, ciudadanos y gobierno deberían o podrían hacer en buena
conciencia, es decir, en pleno uso de la razón. No es que estos teóricos nos se
preguntaban sobre lo que es el derecho; sino que partían de una concepción
inicial de ética, no conceptual.

27
CONCLUSIONES
El iusnaturalismo agrupa un conjunto de opiniones muy variadas, pero todas
tienen un denominador común, la creencia de que el Derecho Positivo debe ser
objeto de una valoración con arreglo a un sistema superior de criterios de
justicia o principios normativos que no emanan de la voluntad humana y que se
denomina Derecho Natural.
El iusnaturalismo es la doctrina o movimiento que sustenta la existencia de
un derecho natural, el cual comprende derechos no creados por el hombre, que
imperan en todas partes y en todas las épocas, que son inherentes a la
naturaleza humana y que el hombre reconoce como tales y acepta en su plena
validez. Es un derecho inmutable, eterno de carácter absoluto y obligatorio,
permanente e independiente de la voluntad de los legisladores y de los
gobernantes.
La conducta individual y social es regulada y orientada por los preceptos
del derecho natural, con el fin de lograr la convivencia, seguridad y el imperio
de la justicia.
Se debe hacer notar un fenómeno muy significativo, el cual es que desde
Grecia hasta nuestros días se han multiplicado los intentos por encontrar el
Derecho Natural, es decir, ese sistema de principios normativos superiores, a
los que debe someterse el Derecho Positivo. Este Derecho Natural ha
cumplido históricamente, funciones muy importantes, aunque a veces
opuestas, en algunas ocasiones este Derecho ha favorecido la estructura social
existente, y ha sido conservador, otras veces por el contrario, actuó como lema
revolucionario.
El Derecho Positivo autentico encuentra su fundamentación en el Derecho
Natural, es por ello que se dice que el iusnaturalismo aunque su pensamiento
es muy difícil porque abarca una enorme variedad de actitudes y
pensamientos, también es una teoría mixta, ya que contiene un:
1. Fundamento empírico, en cuanto a que los principios normativos se
fundan en la naturaleza de las cosas o en la naturaleza humana.
2. Fundamento racionalista, ya que es la razón humana la que descubre
los principios normativos, por el conocimiento de las esencias y la
institución de los valores.

28
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 Latorre, Ángel. Introducción al Derecho. Editorial Ariel. Barcelona 2008.


 Martínez P., Armando. Filosofía del Derecho. Editorial Buchivacoa.
Caracas, 1997
 Torre, Abelardo. Introducción al Derecho. 14ª Edición. Lexis Nexis.
Buenos Aires, 2003.
 WELZEL, H., Derecho natural y justicia material. Introducción a la
filosofía del derecho. Madrid: Aguilar, 1971.
 http://membres.multimania.fr/cmib/natural.shtml
 http://usuarios.multimania.es/abatir/stammler.html#7

29