Вы находитесь на странице: 1из 8

DIFERENCIANDO A LA PERSONA

EXCESO Y DEFICIENCIA

La capacidad de un individuo de resistir la invasión de los patógenos es


proporcional a la fuerza de la enfermedad y la fuerza del individuo. Una
condición de exceso se caracteriza por la presencia de un factor patógeno y por
el hecho de que las funciones de Qi del cuerpo funcionan de forma normal. La
batalla contra los agentes patógenos resulta en los síntomas y signos de la
condición de exceso. Una condición deficiente se caracteriza por la debilidad
del Qi del cuerpo y la ausencia de un factor patógeno. Si el Qi del cuerpo es
débil, pero el factor patógeno continúa su ataque, la condición se considera
deficiente pero se caracteriza por síntomas de exceso.

CONDICIONES DE EXCESO

Una condición de exceso ocurrirá normalmente cuando una función del cuerpo
estará hiperactiva o se acumula el Qi de forma antinatural debido a un bloqueo.
Se caracteriza por la fuerza, y las reacciones sintomáticas agudas. Las
condiciones que se van tan rápido como han venido son debido al exceso. El
exceso Yang puede ser fácilmente remediado con una dieta donde predominen
las verduras y la fruta.

Algunos indicadores
de condiciones de
exceso son: cara roja,
dolor agudo, dolores
menstruales extremos,
abdomen tierno, y
empeoran con la
aplicación del calor.
Un pulso fuerte
también puede ser
indicador de una
condición de exceso.

En casos de exceso
para dispersar el Qi
patógeno el paciente
imagina como el Qi
tóxico sale por puntos específicos con cada exhalación. Los resultados siempre
son mejores si se unen las recetas con el tratamiento.
Cualquier patógeno interior puede dar lugar a una condición de exceso,
incluyendo el estancamiento de Qi y de sangre.

CONDICIONES DE DEFICIENCIA

Aunque la deficiencia se caracteriza por la insuficiencia de Jing, Qi, Shen, y


fluidos, no significa necesariamente que falte algún nutriente como lo hace en la
medicina occidental. Es más una afirmación de la incapacidad del cuerpo para
encontrar o producir lo necesario para su función inmunológica. Así pues, se
debe entender la deficiencia en términos más generales como la condición del
paciente o su enfermedad.

Las condiciones que debilitan son


normalmente a causa de
deficiencia. Los indicadores
generales son: Gran cansancio,
energía inconsistente, respiración
hueca y rápida, dolor caracterizado
por la inflamación, voz de poco
volumen o inconsistente, dolores
menstruales moderados, espíritu
bajo y dolor abdominal. Una
condición de deficiencia
normalmente responde bien al
calor y la presión. Un pulso débil
también puede ser indicador de
esta condición. Hay cuatro tipos de
deficiencias:

1. Deficiencia de Qi, es el estado


menos grave. Muchos síntomas
aparecen por la debilidad del Qi
del pulmón y el Qi del bazo.

2. Deficiencia de sangre, este tipo viene causado por la disfunción de varios


órganos internos. Muchos síntomas aparecen por la debilidad del hígado, el
corazón y el bazo.

3. La deficiencia de Yin es causada por la disfunción de varios órganos internos.


Muchos síntomas aparecen por la deficiencia de Yin en el hígado, el corazón, el
estómago, los pulmones y los riñones del paciente.
4. La deficiencia de Yang causada por la disfunción de varios órganos internos.
Muchos síntomas aparecen por la deficiencia de Yang en el hígado, corazón,
bazo, pulmones, y riñones del paciente.

En los casos de deficiencia, cuando se requiere llenar el Qi, se consigue el


mejor efecto cuando el paciente coopera con el doctor en la extensión de Qi a
través de la intención de la mente y la inhalación.

CONDICIONES COMBINADAS DE EXCESO Y DEFICIENCIA

A veces los dos tipos de condiciones ocurren a la vez. Aunque el exceso es una
de las características de una enfermedad Yang, esto puede dar a ciertos síntomas
de deficiencia. Normalmente son resultado del Qi que está bloqueado en la
utilización de sus nutrientes vitales.

DIFERENCIANDO A LA PERSONA

TEORIA YIN Y YANG

La energía del Yin y el Yang se representa


normalmente con el símbolo del Taiji. El
Yang Qi se representa con el color blanco
y el Yin con el negro. El dibujo representa
su interrelación energética. En la
medicina la teoría del Yin y el Yang se
utiliza para explicar los fenómenos
fisiológicos y psicológicos del cuerpo. Se
considera un principio fundamental para
diagnosticar y tratar enfermedades.

De forma general un exceso de Yang puede llevar a una deficiencia de Yin y


viceversa. Un síndrome de calor puede ser debido a un exceso de Yang o un Yin
deficiente.
Las actividades del Qi en estos aspectos Yin y Yang unen y regulan el
funcionamiento de los órganos del cuerpo y sus tejidos.

La dirección y la naturaleza energética del Qi se puede detectar en la superficie


del cuerpo para conseguir información sobre el diagnóstico y el tratamiento. Por
ejemplo, para tratar pacientes con sobre abundancia de Yang Qi e hiperactividad
de fuego, las meditaciones deben hacerse durante los períodos Yin ( 11 AM a 11
PM) mientras se mira al norte, con énfasis en exhalar para purgar el calor. El
doctor debe actuar después para regular el Yang y el Yin y devolver el
equilibrio.

Una vez la naturaleza Yin o Yang del desequilibrio se ha determinado, se aplica


el método correspondiente de tratamiento para regular. El doctor aplica siempre
Yin para enfermedades Yang y viceversa. Este principio debe ser seguido
siempre. Es importante igualmente, purgar el exceso antes de rellenar y tonificar
las deficiencias.

DIAGNOSTICANDO YIN Y YANG EN EL CUERPO

Cada persona tiene aspectos Yin y Yang que serán más o menos predominantes
según sus gustos, estilo de vida, físico, personalidad etc. Dentro de la
constitución general puede haber sutiles fluctuaciones de Yin/Yang al reaccionar
el cuerpo a los estímulos externos e internos. Antes de prescribir ejercicios o
remedios es necesario establecer si el paciente es Yin o Yang.

CONSTITUCION YIN Y YANG

Hay indicadores generales que ayudarán al doctor a diagnosticar una condición


predominante Yin o Yang. La constitución Yin/Yang del paciente así como su
equilibrio dentro del cuerpo determinarán un importante rol en la elección del
ejercicio y el momento de llevarlo a cabo. En la mayoría de los casos una
condición Yin debe equilibrarse con un ejercicio Yang, y al revés.

Hay varios niveles de desarmonía dentro del cuerpo del paciente. El Yin y el
Yang son sólo términos relativos y los otros factores expuestos anteriormente
deben tenerse en consideración. El Yin y el Yang nunca están en un estado
permanente; siempre hay un movimiento dinámico y sus relaciones deben ser
consideradas.

La teoría Yin y Yang es valiosa porqué proporciona un instrumento para


entender la constitución del paciente en un momento dado. Esta información
ayuda al doctor a determinar el mejor curso de acción según las necesidades del
cuerpo del paciente. La consideración de los atributos innatos y adquiridos
(dieta, modo de vida, influencias, y otras varias) se deben tener en
consideración y basarse en la observación del estado mental, espiritual,
emocional y físico del paciente.

Hacer un programa para establecer un equilibrio requiere un entendimiento de


los estados mentales y energéticos. Para evaluar la condición del paciente el
doctor toma en consideración la localización y naturaleza de la desarmonía, la
gravedad y el estado general del paciente. El doctor puede encontrar una
combinación de síntomas Yin y Yang que vayan contrastando, 

esto presenta un desafío a la hora de diagnosticar, ya que los síntomas y los
indicadores en un paciente enfermo suelen ser más extremos.

CONDICIONES YIN

Yang primario genera Yin primario. Todo en el Universo necesita ayuda del Yin.
A un nivel básico las condiciones Yin en el cuerpo suelen ser frías, internas,
deficientes, y de naturaleza degenerativa. Si la condición se vuelve muy Yin,
puede expresar síntomas de calor o Yang. El frío extremo en forma de nieve,
por ejemplo, puede causar hipotermia. Esto se llama “falso Yang” porqué la
condición creada se manifiesta como Yang y no Yin.

Las condiciones Yin se caracterizan por lo siguiente: orina copiosa y clara,


depresión, palidez, aturdimiento, complexión amarilla, debilidad, cansancio,
constitución delgada, piel fría, manos y pies fríos, sentidos vagos, postura
curvada al dormir, voz suave, silencio, respiración hueca, preferencia por las
comidas calientes, y tendencia a la indigestión. Una condición Yin también se
ve reflejada en un pulso profundo, débil, lento y una lengua grande, pálida,
húmeda con un cubrimiento posiblemente blanco.

CONDICIONES YANG

Las condiciones Yang suelen ser calientes, externas y excesos. Una enfermedad
Yang es generativa. Bajo ciertas condiciones una sobreabundancia de calor
puede transformarse en frío para formar un “falso Yin”. Demasiada calor y sol,
por ejemplo, pueden dar lugar a una insolación; esto es un falso Yin porqué la
condición se manifiesta como Yin y no Yang. Si una condición aguda Yang
persiste, se volverá Yin.

Las condiciones Yang se caracterizan por: orina amarilla, apariencia excitada,


fuerza, constitución muscular, activo, irritable, pies y manos calientes, piel
caliente, sentidos fuertes, tendencia a estirar frecuentemente, voz alta, hablador,
respiración pesada, sed, boca seca y preferencia por bebidas frías. Una
condición Yang también se percibe en un pulso flotante, rápido, fuerte, y una
lengua roja, amarilla, sólida, seca, con grietas y con muy poco o sin
recubrimiento.

SIGNOS YIN Y YANG

Determinar el verdadero o falso Yang puede parecer confuso. La gente


deficiente de Yin que son muy flacos son muy hipertensos, esto se puede ver en
su forma alta de hablar, desasosiego e insomnio. Estos individuos también
pueden desarrollar cuadros febriles que varían de caliente a frío.

Generalmente, una condición verdadera Yin/Yang se determina por tres o más


síntomas que ocurren de forma simultánea.

Los síntomas de falso Yin incluyen: debilidad, frío, humedad y otros síntomas
Yin en una condición de otra forma Yang. Uno debe tener en mente que no hay
condiciones Yin o Yang puras, pues ambos aspectos son interdependientes entre
sí.

A más a más, los estadios Yin i Yang pueden cambiar durante el curso del día, o
en el curso de una enfermedad. Si un estado Yang se deja progresar puede
convertirse en un estado Yin. Si esto ocurre no es un buen signo, pero si una
condición Yin pasa a una condición aguda Yang si puede ser una buena noticia
ya que puede significar que se está reequilibrando. Lo importante es entender
que se requiere energía activa (Yang) para manifestar una condición aguda, y
cuanto más fuerte sea la manifestación, más fuerte será la energía.

CATEGORIAS YIN Y YANG

Las hierbas Chinas y las comidas se clasifican de forma típica en términos de


Yin y Yang, como los ejercicios y meditaciones de Qigong. Durante los mismos
el estado de relajación de la mente es crítico para determinar si es Yin o Yang.
Es importante estar atento a este punto al desarrollar un programa adecuado
para un paciente. Si una vez que la condición desfavorable aparece damos una
receta errónea, desequilibraremos al paciente y se hará más difícil su
recuperación.