Вы находитесь на странице: 1из 4

Adsorbedores de carbón

El proceso de adsorción más común es mediante el carbón. El adsorbedor de


carbón usa partículas de carbón activado para controlar y recuperar las emisiones
gaseosas contaminantes. En este proceso, el gas es atraído y se adhiere a la superficie
porosa del carbón activado, lográndose una eficiencia de remoción de 95 a 99 por ciento.
Se usa particularmente para recuperar compuestos orgánicos valiosos, por ejemplo, el
percloroetileno que se usa en los procesos de lavado al seco.

Los sistemas de adsorción pueden ser regeneradores o no regeneradores. Un sistema


regenerador usualmente contiene más de un lecho de carbón. Mientras un lecho retira
activamente los contaminantes, el otro se regenera para uso futuro. Para extraer los
contaminantes atrapados en el lecho y llevarlos a un dispositivo de recuperación se usa
vapor. Mediante la regeneración, las mismas partículas de carbón activado se pueden
usar una y otra vez. Los sistemas de regeneración se usan cuando la concentración del
contaminante en el flujo de gas es relativamente alto.

Usualmente, los sistemas no regeneradores tienen lechos más delgados de carbón


activado. En un adsorbedor no regenerador, el carbón gastado se descarta cuando se
satura con el contaminante. Debido al problema de desechos sólidos que genera este
sistema, los adsorbedores no regeneradores de carbón se usan cuando la concentración
del contaminante es sumamente baja.

Sistema de adsorción no regenerador de carbón.


Absorbedores

La absorción es el proceso mediante el cual un contaminante gaseoso se disuelve en


un líquido. El agua es el absorbente más usado. A medida que el flujo de gas pasa por
el líquido, éste absorbe el gas de la misma manera como el azúcar es absorbido en un
vaso de agua cuando se agita. La absorción se usa comúnmente para recuperar
productos o purificar gases con alta concentración de compuestos orgánicos. Un
problema potencial con la absorción es la generación de aguas residuales, lo que
convierte un problema de contaminación del aire en un problema de contaminación del
agua.

El equipo de absorción está diseñado para obtener la mayor cantidad de mezcla posible
entre el gas y el líquido. Los absorbedores son frecuentemente llamados lavadores de
gas y existen varios tipos de ellos. Los más usados son las torres rociadoras, columnas
de relleno, cámaras rociadoras y lavadores Venturi.

El absorbedor de columna de relleno contiene una sustancia inerte (no reactiva), como
plástico o cerámica, que aumenta la superficie del área líquida para la interfaz
líquida/gaseosa. El material inerte ayuda a maximizar la capacidad de absorción de la
columna. Además, la introducción del gas y líquido en extremos opuestos de la columna
permite que la mezcla sea más eficiente debido al flujo contra corriente que se genera.
Los absorbedores pueden alcanzar una eficiencia de remoción mayor de 95 por ciento.

Un típico sistema de absorción con columna rellena y


flujo contra corriente.
Condensadores

Los condensadores remueven contaminantes gaseosos mediante la reducción de la


temperatura del gas hasta un punto en el que el gas se condensa y se puede recolectar
en estado líquido. Un ejemplo sencillo del proceso de condensación son las gotas de
agua que se forman en la parte exterior de un vaso con agua fría. La temperatura fría
del vaso hace que el vapor de agua del aire circundante pase al estado líquido en la
superficie del vaso. La condensación se puede lograr mediante un incremento de la
presión o la extracción de calor de un sistema. La extracción de calor es la técnica que
más se emplea.

Los condensadores se usan generalmente para recuperar los productos valiosos de un


flujo de desechos. Usualmente se usan con otro dispositivo de control. Por ejemplo, un
condensador se puede usar para remover una sustancia gaseosa de un flujo
contaminante. Luego, los gases remanentes del flujo contaminante se destruyen en un
incinerador.

Condensador de contacto

En el control de la contaminación se emplean condensadores de contacto y de superficie.


En los condensadores de contacto, el gas hace contacto con un líquido frío. En
un condensador de superficie, los gases entran en contacto con una superficie fría en
la cual circula un líquido o gas enfriado, como la parte exterior de un tubo. La eficiencia
de remoción de los condensadores varía de 50 a más de 95 por ciento, dependiendo del
diseño y aplicación.
Condensador de superficie