You are on page 1of 5

Actividad Física VS Sedentarismo

La actividad física y el sedentarismo son estilos de vida, que se manifiestan en cada

individuo y estas pueden variar según las necesidades e intereses de tales. La actividad física

se puede considerar a todo movimiento del cuerpo, en el que se emplea y se pierde energía,

realizando así un trabajo, por medio de actividades como: deportes, danzas, acrobacias,

juegos, entre otros. El sedentarismo se refiere a la carencia de ejercicio en una persona,

abarcando consigo consecuencias perjudiciales para su salud, como: enfermedades

cardiovasculares, sobrepeso, problemas físicos, psicológicos, entre otras.

Diversos beneficios, son proporcionados por la actividad física, sin importar límite de edad

en la que esta se emplee, siendo esta una herramienta indispensable para una mejor calidad de

vida. Entre estos se pueden destacar los siguientes:

Beneficios fisiológicos

 Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, tensión arterial alta,

cáncer de colon y diabetes.

 En el sistema cardiovascular ayuda mejorar la elasticidad y resistencia de las paredes

arteriales

 En el sistema respiratorio favorece a una oxigenación adecuada de los pulmones

 Ayuda a controlar el sobrepeso, la obesidad y el porcentaje de grasa corporal.

 Fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea.

 Fortalece los músculos y mejora la capacidad para hacer esfuerzos sin fatiga.

 Previene y disminuye la celulitis.

 Nivela la glucosa de la sangre.


 Previene la osteoporosis.

Beneficios psicológicos

 Mejora el estado de ánimo.

 Disminuye el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión.

 Aumenta la autoestima.

 Se segregan endorfinas, unas hormonas que tras hacer ejercicio provocan un gran

bienestar.

 Mejora la memoria.

Beneficios sociales

 Fomenta la sociabilidad.

 Aumenta la autonomía y la integración social, estos beneficios son especialmente

importantes en el caso de discapacitación física o psíquica.

Beneficios adicionales en la infancia y adolescencia.

Los beneficios comprobados en estas etapas son:

 La contribución al desarrollo integral de la persona.

 El control del sobrepeso y la obesidad. En esta etapa, el control de la obesidad es muy

importante para prevenir la obesidad adulta.

 Mayor mineralización de los huesos y disminución del riesgo de padecer osteoporosis

en la vida adulta.

 Mejor maduración del sistema nervioso motor y aumento de las destrezas motrices.

 Mejor rendimiento escolar y sociabilidad.

Ministerio de Sanidad, S. S. (s.f.). Actividad Física y Salud. Obtenido de

https://www.msssi.gob.es/ciudadanos/proteccionSalud/adolescencia/beneficios.htm
Dentro de las actividades físicas tenemos los deportes, como: fútbol, basket, tennis, volley,

natación, atletismo, boxeo, hockey sobre hielo, lucha libre, artes marciales, gimnasia, béisbol.

Todos estos deben tener una correcta preparación física o “calentamiento”, que no es más que

distintos ejercicios, así como el trote, estiramientos, para preparar el cuerpo, mucho más los

músculos y articulaciones, antes de su ejecución. Si esto no se realiza puede traer lesiones

como: esguinces, golpes, torceduras, fracturas, desgarres, tortícolis, tendinitis, inflamación de

ligamentos, etc.

Pero no sólo el hecho de no realizar un buen caletamiento físico trae sus consecuencias, sino

también depende mucho de la persona que lo realice, por ejemplo si alguien que sufre

problemas cardiacos congénitos realiza ejercicios muy fuertes, pueden producirle arrítmias y

paros cardiacos, por eso es bueno trazar sus límites, realizar los movimientos con mesura para

así evitar dificultades. “Además el exceso de actividad física puede provocar algún tipo de

lesión, los que más sufren son los ligamentos, articulaciones y la mente. Exigirse por encima

de nuestras posibilidades nunca es conveniente. En el caso de practicar mucho deporte y no

tener una dieta balanceada se corre el riesgo de perder masa muscular y desnutrirse. Todos

los músculos acaban sufriendo por el exceso de trabajo, incluso el corazón puede llegar a

debilitarse. En el momento en que el cuerpo se encuentre muy cansado, las defensas se

debilitarám y existen más posibilidades de presentarse enfermedades. Otra consecuencia de

este trabajo excesivo es un transtorno del sueño. La actividad consigue acelerar la mente y el

cuerpo, y la sensación es como si siempre nos mantuviéramos activos.”

Anónimo. (30 de Diciembre de 2016). OkDiario. Obtenido de https://okdiario.com/vida-

sana/2016/12/30/consecuencias-ejercicio-fisico-exceso-24958
Al momento de realizar actividad deportiva, a hidratación es una parte fundamente en este

proceso, debido a que nuestro cuerpo por medio del sudor libera, el agua almacenada,

necesitando así antes, durante y después de realizar el ejercicio. También hay que evitar el

consumo de bebidas hidratantes artificiales, ya que contienen una gran cantidad de químicos

que a la larga producen un reacción negativa en nuestro organismo. El consumo de bebidas

alcohólicas tampoco es una buena opción al momento de realizar ejercicio, debido a que

varios de sus componente pueden producir efectos segundarios, como “el etanol que afecta al

sistema nervioso provocando euforia y mayor fuerza, deprimiendo las capacidades de la

persona para actuar y reduciendo al mismo tiempo los reflejos. Como consecuencias los

movimientos se relentizan, la coordinación disminuye y puede provocar un cuadro de

deshidratación durante la práctica deportiva , además se puede producir una gran pérdida de

vitaminas y minerales como el potasio, magnesio, fósforo y calcio, esenciales para un mejor

desempeño deportivo”.

Gabriela, G. (12 de Agosto de 2008). Los efectos del alcohol sobre la práctica deportiva. Obtenido de

Vitónica: https://www.vitonica.com/prevencion/los-efectos-del-alcohol-sobre-la-practica-deportiva

En cuanto al sedentarismo se ha convertido en uno de los problemas más importantes que

enfrenta la sociedad, debido a falta de tiempo y de organización de los individuos, además del

desarrollo tecnológico que se ha venido innovando con el pasar del tiempo, ya que gracias al

surgimiento de aparatos electrónicos como tabletas, consolas de videojuegos, teléfonos

inteligentes (Smartphone), las personas tanto niños como adultos muestran mayor interés en

estos artefactos invirtiendo más su tiempo en la utilización de los mismos lo cual ha

provocado una disminución en la práctica de deportes y actividades físicas.


El sedentarismo además de provocar por sí mismo un importante daño a nuestro sistema

cardiovascular, contribuye a acentuar los efectos de otros factores de riesgo como la

obesidad, la hipertensión, enfermedades respiratorias, arteriosclerosis o colesterol. Una

persona sedentaria a más de estar propenso a tener sobrepeso, es habitual que tenga una

alimentación desequilibrada. En la mayoría de los casos se puede producir un descenso del

estado de ánimo, que pueden provocar más adelante trastornos con daños irreversibles. Según

datos científicos reportados por la Organización Mundial de la Salud, al menos un 60% de la

población mundial no realiza actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud.

El sedentarismo sólo con la actividad física. La clave está en modificar los hábitos

sedentarios de vida y ocio, ya transformarlos de forma que se incremente nuestro nivel de

actividad física y deporte.

Finalmente llegamos a la conclusión de que para llegar a una vida saludable, sin tener

problemas a futuro, debemos realizar ejercicio constate sin exceso, llevando una dieta

equilibrada y sana, donde se pueda incluir a gran escala alimentos que contengan proteínas,

cereales, carbohidratos, grasas naturales y sobretodo consumir agua necesaria para un buen

funcionamiento en nuestro organismo. No nos dejemos llevar por modelos de sedentarismo

que se presentan a diario en nuestra sociedad. Empecemos nosotros con el cambio para que el

resto pueda cambiar y convivir con una sociedad que tenga buenos hábitos y costumbres,

pues así esto se podrá transmitir a nuestras generaciones.