Вы находитесь на странице: 1из 4

Tena Arvea Gibran Gamaliel

Fisicoquimica II
8611

ACERO INOXIDABLE EN LA INDUSTRIA QUIMICA

El acero inoxidable se define como una aleación de acero (con un mínimo del 10 % al 12 %
de cromo contenido en masa). También puede contener otros metales, como por ejemplo
molibdeno y níquel.
El acero inoxidable es un acero de elevada resistencia a la corrosión, dado que el cromo u
otros metales aleantes que contiene, poseen gran afinidad por el oxígeno y reacciona con
él formando una capa pasivadora, evitando así la corrosión del hierro (los metales
puramente inoxidables, que no reaccionan con oxígeno son oro y platino, y de menor pureza
se llaman resistentes a la corrosión, como los que contienen fósforo). Sin embargo, esta
capa puede ser afectada por algunos ácidos, dando lugar a que el hierro sea atacado y
oxidado por mecanismos intergranulares o picaduras generalizadas. Algunos tipos de acero
inoxidable contienen además otros elementos aleantes; los principales son el níquel y el
molibdeno.
El acero inoxidable permite la fabricación de equipos con una vida útil mayor que la de
otros materiales y tienen una elevada resistencia a la corrosión en presencia de sustancias
propias de los alimentos y químicas, además de una apariencia higiénica que dura por
muchos años.
Los tubos de acero inoxidable son ampliamente utilizados en la industria y el entorno
doméstico. Pueden presentar cualquier diámetro, largo o grosor, y ser desde simples y
estrictamente funcionales, hasta atractivos y decorativos, usándose también en el arte.

En su uso industrial se les valora por su resistencia y capacidad de soportar temperaturas


y presión extremas, así como elementos destructivos.

 Bajo nivel de corrosión: Este metal mantendrá su apariencia, libre de óxido,


durante años, aunque transporten agua constantemente en su interior. Es muy poco
probable que las partículas del metal penetren en el agua, por lo que la tasa de
contaminación del agua de este metal es prácticamente inexistente.

 Apariencia atractiva: A diferencia de otro tipo de metales como el hierro o el


plástico, el tubo de acero inoxidable es atractivo a la vista y se ve moderno,
pudiendo formar parte de las estructuras vistas de un edificio, o incluso de
elementos decorativos.

 Son eficientes siendo más pequeños: Los tubos de acero son muy eficientes, por lo
que es posible usar un diámetro inferior del que se usaría con otros materiales para
los mismos cometidos. El flujo de masa del acero inoxidable es mucho más elevado
por diámetro que otros materiales. Esto puede ahorrar en el coste de las tuberías
sin sacrificar caudal.
Tena Arvea Gibran Gamaliel
Fisicoquimica II
8611

 Son robustos: El tubo de acero es robusto y resistirá a factores de riesgo que pueden
dañar otro tipo de tubos, como raíces de árbol, errores humanos o inclemencias del
tiempo.

 Son reciclables: A diferencia de los tubos de plástico, los de acero son totalmente
reciclables. Cuando los tubos ya no son necesarios, se pueden fundir y volver a usar
en otras piezas de metal de otras industrias.

 Son durables: El tubo de acero no se deteriora con el paso del tiempo. Se verán
iguales las tuberías de hace 20 años que las actuales. No cederán y no necesitarán
tantos puntos de sujeción como los tubos de plástico.

Su alta resistencia a la corrosión y otros daños superficiales, así como a las altas
temperaturas, lo hace idóneo para transportar agua, gases y desechos líquidos a través de
complejos industriales de cualquier tipo.
Tena Arvea Gibran Gamaliel
Fisicoquimica II
8611

PRIMER PILA Y SU REACCION


En 1780, Luigi Galvani descubrió que cuando dos metales diferentes (cobre y zinc, por
ejemplo) se ponían en contacto y, a continuación, ambos tocaban diferentes partes de un
nervio de un anca de rana, hacían que se contrajesen los músculos de dicha extremidad.
Llamó a este fenómeno "electricidad animal" y sirvió de modelo para el diseño de la primera
pila. La pila voltaica inventada por Alessandro Volta en 1800 es similar a la pila galvánica.
Estos descubrimientos allanaron el camino para las baterías eléctricas.
El voltaje de la pila galvánica es la suma de los potenciales de las dos semipilas. Se mide
conectando un voltímetro a los dos electrodos. El voltímetro tiene una resistencia muy
alta, por lo que el flujo de corriente es realmente insignificante. Cuando un dispositivo
como un motor eléctrico se conecta a los electrodos fluye una corriente eléctrica y las
reacciones redox se producen en ambas semipilas.
Esto continuará hasta que la concentración de los cationes que se reducen se aproxime a
cero.
Para la pila galvánica, representada en la figura, los dos metales son zinc y cobre, y las dos
sales son los sulfatos del metal correspondiente. El zinc es el metal más reductor, de modo
que, cuando un dispositivo se conecta a ambos electrodos, la reacción electroquímica es
Zn + Cu2+  Zn2+ + Cu
El electrodo de zinc se disuelve y el cobre se deposita en el electrodo de cobre. Por
definición, el cátodo es el electrodo donde tiene lugar la reducción (ganancia de
electrones), por lo que el electrodo de cobre es el cátodo. El ánodo atrae cationes,
que tienen una carga positiva, por lo que el ánodo es el electrodo negativo. En este
caso el cobre es el cátodo y el zinc es el ánodo.
Tena Arvea Gibran Gamaliel
Fisicoquimica II
8611