Вы находитесь на странице: 1из 1

El reencuadre

Hay ciertas actitudes que se suelen repetir en la gente exitosa de cualquier ámbito de la vida. Actitudes internas que resultan
fundamentales a la hora de alcanzar las metas marcadas. Actitudes que hacen que esas personas tengan un marco de acero, un marco
indestructible. Hoy os voy hablar de una de ellas: el reencuadre.
Imagínate a Messi o a Cristiano Ronaldo en un partido. Imagínate que en un partido empiezan fallando los primeros disparos que
realizan. Algunos más claros y otros menos. Tanto Messi como Cristiano tienen dos maneras de afrontar sus tiros fallidos:
1- Lamentandose de que no es su partido y dejando que sean otros compañeros los que disparen los próximos disparos.

2- Reencuadrando la situación y diciendose que tras los disparos fallidos están cada vez más cerca de marcar, y por lo tanto con más ganas
de lanzar el próximo disparo.

Tanto Messi como Cristiano Ronaldo son dos claros ejemplos de ganadores en el futbol, gente que le gusta jugarse la última pelota en
cada partido, gente que sabe reencuadrar las situaciones que se les presenta siempre a su favor. ¿Porque sino los vemos muchas veces
marcar goles decisivos en los últimos minutos de partido cuando durante mucho tiempo del partido apenas hicieron nada?
Este tipo de situaciones siempre estarán presentes en muchos ámbitos de nuestra vida. Por ejemplo en el sargeo, habrá noches que
parezca que no te están saliendo las cosas, o noches que acaban muy diferente a como pensabas que acabarian inicialmente. A partir de
ahí depende de ti de como reencuadres las situaciones que vives. ¿Pensarás que ha sido una noche perdida y que no sirves para esto? o
¿en cambio pensarás que esta noche a pesar de no haber tenido ningúna interacción exitosa te ha servido para conocer más cosas de ti y
ser cada vez mejor en tus interacciones?

La diferencia entre una frase y otra es brutal. Si tu te repites la primera, lo más probable es que la próxima vez que salgas lo hagas con el
estado bajo y con muchos miedos de entrada. En cambio, si te repites la segunda frase, seguramente la próxima vez salgas con más
ganas, ya que los fracasos de la noche anterior te han servido para ser mejor en tus interacciones.

Este tipo de reencuadres són fudamentales para entrenar nuestra mente en positivo, para ser constantes en las metas que nos marcamos.
Es imposible evitar el fracaso en muchas ocasiones, pero solo depende de ti de como los afrontes y como los optimizes. Esta es la
diferencia que separa a los ganadores y a los perdedores.

Оценить