Вы находитесь на странице: 1из 12

EXPEDIENTE: 18-002087-0173-LA

*180020870173LA*

PROCESO:

CALIFICACIÓN HUELGA

ACTOR/A:

CONSEJO NACIONAL DE PRODUCCION

DEMANDADO/A: SINDICATO DE EMPLEADOS DEL CONSEJO NACIONAL DE

PRODUCCION

SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA

TRIBUNAL

DE

TRABAJO,

N° 1071

PRIMER

CIRCUITO

JUDICIAL

DE

SAN

JOSÉ,

SECCIÓN PRIMERA. A las ocho horas diez minutos del doce de octubre del dos

mil dieciocho.

Proceso de Declaratoria de Ilegalidad de Huelga, promovido por el señor

EDGAR ISAAC VARGAS GONZÁLEZ, Ingeniero Agrónomo, casado una vez, cedula

de identidad número 9-0065-0431, vecino de Alajuela, en su condición de Gerente

General con Facultades de Apoderado Generalísimo sin límite de suma del

CONSEJO

NACIONAL

DE

PRODUCCIÓN,

Institución

Autónoma

del

Estado

domiciliada en San José, cédula de persona jurídica número 4-000-042146-05,

contra

el

SINDICATO

DE

EMPLEADOS

DEL

CONSEJO

NACIONAL

DE

PRODUCCIÓNÒN (SINCONAPRO) representada por su secretario General, señor

MANUEL PORRAS PORRAS, técnico, divorciado, cédula de identidad número 1-

0710-0414, vecino de Santo Domingo de Heredia.

Redacta la Jueza GUERRERO LOBATO, y;

CONSIDERANDO

I.) Antecedentes. El señor Edgar Isaac Vargas González, en su condición de

Gerente General con Facultades de Apoderado Generalísimo sin límite de suma del

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

Consejo Nacional de Producción, Institución Autónoma del Estado cédula de

persona jurídica número 4-000-042146-05; plateó diligencias de calificación de

huelga con la finalidad que se declarase ilegal el movimiento iniciado por el

Sindicato de Empleados del Consejo Nacional de Producción, en la data del 05 de

setiembre del 2018.

La parte demandada contestó de forma negativa y no interpuso ninguna

defensa.

El Jugado de Trabajo, Sección Primera del I Circuito Judicial de San José,

mediante sentencia No. 1980 de las diecisiete horas y cuatro minutos del veintiuno de

setiembre del año dos mil dieciocho, resolvió en la parte dispositiva: POR TANTO.

Mérito de los artículos 371 y siguientes, 659 y siguientes de la legislación de trabajo

se declara ilegal la huelga de SINDICATO DE EMPLEADOS DEL CONSEJO

NACIONAL DE PRODUCCIÓN, y demás trabajadores del centro que holgaron, y no

forman parte del sindicato. Deben los huelguistas volver a sus trabajos veinticuatro

horas después de esta notificación. Se dicta sin condena en costas.” (las negritas

fueron suplidas) (imágenes 92 al 93 del expediente electrónico, formato PDF)

II.) Disconforme con lo resuelto el señor

Manuel Porras Porras, en su

condición de Presidente del Sindicato de Empleados del Consejo Nacional de

Producción y Afines (SINCONATRO), apela la sentencia venida en alzada, conforme

a los siguientes agravios: 1.) Violación al debido proceso y Derecho de Defensa; 2.)

Falta de Integración de la Litis Consorcio pasivo necesario; 3.)

Defectos

en

la

sentencia

que

afecta

el

debido

proceso;

y

Nulidad por

4.)

Falta

de

Fundamentación y Motivación de la resolución recurrida. (imágenes 111 a 123 del

expediente electrónico, formato PDF).

A sí mismo el señor Percy Marín Méndez, en su condición de Presidente del

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

Sindicato Pro Trabajadores del Consejo Nacional de Producción (SIPRCNP), se apersonó argumento que no había sido debidamente notificado, y conjuntamente objeta la resolución de fondo. El A quo rechaza la gestión diciendo que no tiene interés ni legitimación para participar del proceso, ante lo cual presenta ante el Tribunal una apelación por inadmisión. III.) De conformidad con lo dispuesto en el artículo 592 del Código de Trabajo

vigente, establece que, de previo a resolver lo que corresponda en el recurso de

apelación, el Tribunal revisará la procedencia del recurso, el procedimiento y las

cuestiones de nulidad propuestas; podrá acordar nulidades únicamente en el caso

de que los defectos constituyan vicios esenciales al debido proceso. En todos los

casos dispondrá las correcciones que sean necesarias y conservará todas las

actuaciones no afectadas por el vicio o que sea posible subsanar. En esa misma

línea de pensamiento el artículo 595, señala que, al dictarse sentencia se procederá

primeramente a resolver las cuestiones relativas al procedimiento. Si se considera

procedente la nulidad de la sentencia, se puntualizarán los vicios o defectos

omitidos y se devolverá el expediente al tribunal para que, hecha cualquier

reposición ordenada, se repita la audiencia y se dicte de nuevo.

IV.) Teniendo en cuenta lo expuesto, conoce este Tribunal en alzada la

sentencia de primera instancia No. 1980 dictada a las diez horas y cinco minutos del

día 21 de setiembre del 2018, conforme al recurso que fuera emplazado, cual la

impugnación del Sindicato de Empleados del Consejo Nacional de Producción y

Afines (SINCONATRO).

V.) En lo procesal, revisado que ha sido el expediente con detenimiento, se

denota que efectivamente como se agravia, mediante resolución de las diez horas y

cinco minutos del veintiuno de setiembre del año dos mil dieciocho, se ordena:

“Para lo que a bien tenga manifestar en el plazo de veinticuatro horas, se pone en

conocimiento de la parte sindical, los anteriores documentos” (imagen 62 del

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

expediente electrónico, formato PDF). No obstante, dicha resolución nunca fue

notificada a las partes (no existe al menos constancia en el expediente). Y si bien

es cierto, la audiencia supra citada, no es necesaria, al no existir norma que lo

ordene, si el juzgador dispuso poner en conocimiento esos documentos, es porque

considero que para respetar el debido proceso y derecho de defensa, se les debía

poner al tanto de esa documentación; si luego procede antes que se cumpliera el

plazo por él mismo otorgado a emitir la resolución de fondo, sin haber verificado el

cumplimiento de éste y la notificación, existe un contrasentido, violentando

evidentemente el derecho de defensa y del debido proceso. La seguridad jurídica,

es un principio reconocido del derecho universal que se basa en la certeza del

derecho tanto en el ámbito de la publicidad como en su aplicación, siendo la

persona Juzgadora quien tutela el derecho y por ende es garante, por lo que debe

estar expectante para que no se violente el debido proceso, caso contrario se causa

indefensión.

Para efectos de la calificación de la huelga en numeral 663 del Código de

Trabajo dispone que se debe de dar participación a los interesados, para que sean

parte del proceso y defiendan sus intereses, en el caso que nos ocupa, es evidente

que no existe un único sindicato en el centro de trabajo (certificación del Ministerio

de Trabajo y Seguridad Social, visible en imagen 30 del expediente electrónico,

formato PDF); no obstante el Juzgado no lo tomó en cuenta, ni tampoco lo deja

participar al apersonarse a los autos, rechazando conforme textualmente se indica

en la resolución

de las trece horas y veintidós minutos del veinticuatro de

setiembre del año dos mil dieciocho, donde en forma literal señala: “Se rechazan

todas las solicitudes, recursos, nulidades, apelaciones y petitorias, que hace el

señor Percy Marín Méndez, representante del Sindicato Pro trabajadores del

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

Consejo Nacional de la Producción, por cuanto dicho grupo no es parte en este

asunto judicial. Ello no fue solicitado expresamente por la promovente. Tampoco lo

hizo el sindicato del señor Porras. Mal haría este Juez Laboral, en obligar a persona

jurídica, a demandar a otra, en proceso ordinario interpuesto. Es imposible que yo

me pronuncie sobre la calificación de una huelga, a cuya persona no se le ha

atribuido tal protesta, y de la cual no se denunciado su participación” (imagen 106

del expediente electrónico, formato PDF), lo cual se reitera en la resolución de las

trece horas y doce minutos del uno de octubre del año dos mil dieciocho (imagen

131 del expediente electrónico, formato PDF).

En cuanto, a la forma la sentencia no tiene una estructura que cumpla con

los requisitos que le son propios según el artículo 560 del Código de Trabajo.

VI.) Aun cuando se tratase de solventar las falencias formales, también

encontramos en el fallo que se analiza, defectos de fondo, que terminan de

comprometer en forma grave la validez de la resolución. La sentencia de estudio,

incurre en incongruencia de los razonamientos que desarrolla al dictar la ilegalidad

de la huelga. Por un lado, se fundamenta que: “(…) La huelga que nos ocupa es

ilegal, por el supuesto de hecho no permite ò protesta. Es un movimiento a nivel

nacional, que reprocha un proyecto de legislación, y esto no está incluido

dentro la relación obrero patronal. Es imposible que el CNP, agrade a sus

trabajadores, aun estando de acuerdo, ya que la institución no puede obligar al

Ejecutivo, ni a la Asamblea, de legislar de una manera u otra, o de proponer leyes

de distinto tipo. La huelga está diseñada para resolver problemas entre

patronos y trabajadores, y este no es el caso. Se trata de un tema de carácter

nacional que involucra muchos actores, no pueden los sindicalistas, aprovechar la

desavenencia para protestar contra su patrono. Quieren marchar, que lo hagan.

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

Quieren protestar, que lo hagan. Pero esta situación de hecho no es una

huelga, desde el punto de vista del derecho laboral, y por ende es ilegal, y

no puede llevarse a cabo dentro del horario de trabajo. Se dicta sin condena

en costas. Ambas partes han litigado de buena fe. El patrono es víctima de un

movimiento social, y al ser empresa de derecho público debe iniciar de inmediato la

calificación de la protesta, para garantizar el servicio público. El sindicato cumplió

los requisitos para holgar. Se reunió, comunicó, intentó conciliar, fue

pacífico, pero no tenía derecho, aún y cuando de buena fe, creyó tenerlo, hasta

que un juez no le dio la razón”. (El resaltado no es parte del original). En el párrafo

supra citado existen incongruencias argumentativas, comenzando porque ninguno

de

los

hechos

probados

tiene

sustento

probatorio,

de

ahí

que

existe

una

imposibilidad de constatar lo que dice el juez, no sabiendo cómo, cuándo y dónde el

Sindicato se reunió con el patrono y qué temas trató a efecto de determinar que las

razones por las cuales están en huelga no son posibles reclamar por la vía huelga.

Nótese que se dice que el sindicato cumplió con los requisitos para holgar, por que

se reunió, comunicó, intentó conciliar, fue pacífica, pero a su vez se concluye que

no tenía derecho, declarando la ilegalidad porque no es una huelga laboral, sin

analizar si está contemplada en nuestro ordenamiento jurídico o bien responde a

situaciones externas que la tornan atípica con requisitos particulares, y al tener

normas muy genéricas en cuanto al derecho de huelga a nivel constitucional y

legal, las cuales

van referidas a las huelgas laborales como tal, se debe llenar

vacíos y articular normas internacionales, debiendo incluir dentro de su análisis el

estudio de los parámetros de la OIT, referidos al menos a los instrumentos que ha

suscrito y ratificado Costa Rica, sea para articular o no su argumento con el caso

concreto. La persona juzgadora está obligada a dar las razones de hecho y de

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

derecho en que funda su decisión, aun cuando las mismas, no sean invocadas por

las partes, por ser el Juzgador el obligado a conocer el derecho.

Inquieta

la

premura

del

dictado

de

la

sentencia

y

la

incongruencia

argumentativa, falta de análisis, al señalar que los requisitos fueron cumplidos de

acuerdo a la normativa nacional, sin haber hecho el estudio propio a los numerales

371 y 377 del Código de Trabajo vigente, y luego advertir que es ilegal, por no ser

una huelga contra el empleador. Tómese en cuenta que, con la normativa nacional

si se cumple con los requisitos es legal, y ante la ausencia de éstos es ilegal, con

esto no estamos diciendo que lo es o no lo es, por lo que no puede ser legal e ilegal

al mismo tiempo, como se deduce del fallo que se conoce en grado. Se reitera una

vez

más, queda debiendo el Juez

de

internacional

-convenios

internacionales

Instancia

un estudio de

la

normativa

de

la

Organización

Internacional

del

Trabajo (OIT), propiamente 87 y 98 ratificados por Costa Rica, y demás convenios

vinculados,

así como las consideraciones del Comité de Libertad Sindical-, dentro

de las novedades del

Código de Trabajo,

está la inclusión

y el desarrollo

y

procedimientos para desarrollar en forma plena el derecho de la libertad sindicar,

entre otras cosas, por los cuestionamientos del ente gestor había realizado al país a

esos efectos, en especial al desarrollo y disfrute del derecho de huelga, lo cual no

se hizo, debido al análisis superficial que contiene el fallo. Obsérvese que, el A quo

no señala los medios de prueba en que

se apoya los hechos

probados, ni los

criterios de valoración empleados, no estableciendo las razones de hecho, jurídicas

y doctrinales, -claro está no podía enunciar las jurisprudenciales, ya que no hay al

respecto por la novedad del proceso conforme a la Reforma Procesal Laboral “Ley

9343”-, tampoco las razones en que ampara las conclusiones, limitándose a señalar

que es una huelga legal porque cumple con los requisitos de la normativa nacional

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

y que es ilegal a su vez porque no es contra acciones del empleador. Con lo que se

revela, una falta de determinación, sin claridad e imprecisión de los hechos

acreditados, fundamentación insuficiente de la sentencia, lo que riñe con lo

ordenado en el canon 587, numerales 3.) y 5.) del Código de Trabajo vigente,

siendo más que mezquino inexistente el análisis, con tesis contradictorias, dejando

de lado el estudio de la atipicidad de la huelga, así como las consecuencias de la

misma.

A efectos de abundar en razones, sobre las falencias presentes

en

la

estructura de la sentencia y los requisitos del dictado de esta, se debe hacer eco al

artículo 560 del Código de Trabajo vigente, el cual en forma clara y precisa señala:

La sentencia se dictará y tendrá como límites los actos de proposición de las partes

y lo fijado en la fase preliminar de la audiencia de juicio, sin perjuicio de las

variaciones que sean permitidas por la ley. / Contendrá un preámbulo, una parte

considerativa y una dispositiva. En el preámbulo se indicará la clase de pro- ceso, el

nombre de las partes y sus abogados o abogadas. / En la considerativa se

consignará una síntesis de las pretensiones y excepciones deducidas.

Luego se enunciarán de forma clara, precisa y ordenada cronológicamente

los hechos probados y no probados de importancia para resolver, con

indicación de los medios de prueba en que se apoya la conclusión y las

razones que la amparan y los criterios de valoración empleados, para cuyo

efecto deberá dejarse constancia del análisis de los distintos elementos

probatorios evacuados, mediante una explicación detallada y exhaustiva de

cada uno de ellos. Finalmente, en párrafos separados, para cada caso se

darán las razones de hecho, jurídicas, doctrinales y jurisprudenciales, se

bastanteará la procedencia o improcedencia de las proposiciones, lo cual se

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

hará en párrafos separados, por temas. Es indispensable citar las normas

jurídicas que sirven de base a las conclusiones sobre la procedencia o

improcedencia de las pretensiones o excepciones propuestas. / En la parte

dispositiva se pronunciará el fallo y se indicarán en forma expresa y separada, en

términos dispositivos, los extremos que se declaran procedentes o deniegan y la

decisión correspondiente a las excepciones opuestas y se dispondrá lo procedente

sobre las costas del proceso. (…)”.

No se puede obviar que, cada persona

juzgadora tiene su propio estilo al dictar la resolución de fondo, sin embargo, la

estructura y desarrollo de la misma debe cumplir no solo requisitos de forma sino a

su vez de fondo, lo cual evidentemente se omitió en la sentencia venida en alzada;

pudiendo ser lacónica, donde lo escueto no permite ser omiso, más aún cuando el

tema en disputa es tan sensible no solo al Derecho laboral, sino a su vez por el

fenómeno social que implica de interés y relevancia nacional, y eso dejando de lado

la teoría del patrono único,

por cuanto lo jurídico no se puede ver aislado de lo

político, como lo ha indicado la OIT.

Otro desacierto que resulta insalvable y que está presente en el fallo, lo

constituye el hecho que, el Juez de Instancia invierte la carga probatoria, al

señalar: “con la prueba no se logra determinar el número de obreros en la protesta,

y por ello, considero que supera el mínimo, en beneficio de la clase trabajadora, ya

que era la patronal, la encargada de demostrar, de forma fehaciente, el nombre y

número de los participantes.”, sin considerar lo ordenado en el numeral 381 del

Código de Trabajo;

olvidando casi a propósito que la prueba indiciaria en esta

materia no es factible, suponiendo que cumplió los requisitos, dentro de los cuales

indiscutiblemente se encuentra el apoyo, sin embargo, en el acta de reconocimiento

en cuyo recorrido se hizo

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

acompañar de los interesados, da fe que se está

trabajando normalmente, y que los trabajadores sólo apoyaron el movimiento al

asistir a una marcha, con lo cual es más que notorio que no puede haber apoyo y

no apoyo al mismo tiempo.

La sentencia también queda debiendo, el análisis de la oportunidad de

participación del Sindicato Pro Trabajadores del Consejo Nacional de Producción

dado que, desde el mismo momento en que el sindicato al que se confirió traslado

indicó ser la organización mayoritaria, con lo cual es evidente que existen más

organizaciones gremiales, información que solventa con la presentación de la

certificación visible en imagen 30 del expediente electrónico formato PDF, que

menciona en forma clara y precisa, las organizaciones sindicales existentes en el

CNP.

El A quo se excusa de conocer la participación de dicha agrupación gremial,

con el argumento de que el patrono, ni el

Sindicato de Empleados del Consejo

Nacional de Producción y Afines, la pidieron, obviando que dado su carácter de

garante del proceso le obligaba hacer un análisis oficioso de dicha situación, en

donde al haberse apersonado aun sin que se le hubiera llamado al proceso,

corregiría la nulidad que se generaría de haberse dictado el

proceso sin su

participación, en caso de que la misma resultara obligatoria. Como se ve, no hay un

análisis de cara a la legislación vigente, sobre la pertinencia o no de la participación

del Sindicato Pro Trabajadores del Consejo Nacional de Producción en estas

diligencias, desconociendo lo señalado en el artículo 663, como se indicara líneas

precedentes, donde se necesitaba un razonamiento de fondo sobre el criterio

tomado, que no puede estar ausente en estas diligencias de calificación de huelga.

VII.) Es importante indicar, que para dictar este fallo, el Tribunal ha procedido

al análisis de la

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

sentencia venida en alzada, considerando no solo la forma, sino el

fondo de lo debatido y aun cuando se quisiera verter pronunciamiento sobre el fondo,

es

decir si

se debe calificar como legal o ilegal

el

movimiento, que es lo más

conveniente para las partes, como resultado de los múltiples yerros supra citados en

que se incurre en primera instancia y que no se puede en esta instancia solventar, no

queda más alternativa que anular la sentencia que se recurre, para que se corrija

los desaciertos e impresiones en que incurrió el A quo, incluyendo la participación

del Sindicato Pro Trabajadores del Consejo Nacional de Producción, y una vez

sustanciando el procedimiento conforme a lo que se decida sobre ese punto en

particular, proceda nuevamente al dictado de la sentencia conforme a derecho, y a

la mayor brevedad posible, en acatamiento a la CIRCULAR N° 014-07 del Consejo

Superior del Poder Judicial, adoptada en la Sesión N° 07-07, celebrada el 30 de

enero de 2007, bajo artículo LXVIII, que dispuso comunicar a todas las personas

Juzgadoras la obligación de dar prioridad a los asuntos de reposición de diligencias,

esencialmente en situaciones como la presente, cuando ese trámite tenga como

fundamento la anulación por el superior en grado. Lo anterior, con el fin de que la

nueva sentencia sea dictada con la mayor celeridad y conforme a los lineamientos

ordenados en la normativa laboral.

VIII.) CONSIDERACIONES FINALES. En consecuencia, se debe anular la

resolución apelada, ordenándose al A quo, proceda conforme a lo ordenado en el

considerando séptimo.

POR TANTO

SE ANULA la sentencia impugnada, para que una vez que se corrijan las

falencias y yerros apuntados, se dicte de nuevo. Tome nota el Juez de primera

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr

instancia de la indicación contemplada en el séptimo considerando de esta

resolución.

MGUERREROL

en el séptimo considerando de esta resolución. MGUERREROL *ZOPV9ZTHYQC61* ZOPV9ZTHYQC61 DIAMANTINA ROMERO CRUZ -

*ZOPV9ZTHYQC61*

ZOPV9ZTHYQC61

DIAMANTINA ROMERO CRUZ - JUEZ/A DECISOR/A

ZOPV9ZTHYQC61 DIAMANTINA ROMERO CRUZ - JUEZ/A DECISOR/A *BTMOGPRBPEA61* BTMOGPRBPEA61 MARNIEE SISSIE GUERRERO LOBATO

*BTMOGPRBPEA61*

BTMOGPRBPEA61

MARNIEE SISSIE GUERRERO LOBATO - JUEZ/A DECISOR/A

MARNIEE SISSIE GUERRERO LOBATO - JUEZ/A DECISOR/A *O4DKZGCPOPS61* O4DKZGCPOPS61 JUAN JUEZ/A DECISOR/A CARLOS

*O4DKZGCPOPS61*

O4DKZGCPOPS61

JUAN

JUEZ/A DECISOR/A

CARLOS

SEGURA

SOLÍS

-

EXP: 18-002087-0173-LA Edificio Catedral, Provincia San José, Cantón Central, Distrito Catedral, costado Norte de la Catedral Metropolitana, a la par del Bac San José, sobre la avenida Segunda, entre Calle Central Alfredo Volio y Calle 1. Teléfonos: 22115316. Fax: 2221-5322. Correo electrónico: ttrabajo-sgdoc@Poder-Judicial.go.cr