Вы находитесь на странице: 1из 173

i

i

La edición de las Monografías Municipales es un esfuerzo por rescatar, preservar y difundir el patrimonio mstórico de la Entidad, para fortalecer su presente El Estado de Mexico de hoy es nuevo, mas grande y más rico gracias al aporte de miles de nuevos mexiquenses; fundir el ayer con el hoy mediante la divulgación del quehacer de nuestros antepasados es tarea fundamental para el fortalecimiento de la identidad estatal y nacional

ALFREDO BARANDA GARCIA Gobernador del Estado de Mexico

ALFREDO BARANDA GARCIA Gobernador del Estado de Mexico Esta serie de MONOGRAFIAS MUNICIPALES es editada como

Esta serie de MONOGRAFIAS MUNICIPALES es editada como respuesta viable a los propósitos gubernamentales de fortalecer la identidad estatal, democratizar la cultura y consolidar la autonomía municipal no sólo desde el punto de vista económico sino también en el plano de la superación intelectual.

La elaboración de los textos corrió por cuenta del Cronista de cada municipio, en su calidad de depositario y transmisor de los conocimientos, valores culturales y tradiciones que caracterizan a cada célula de nuestro organismo estatal. En esta labor se reconoce el apoyo de los respectivos Ayuntamientos y de la Sociedad Mexiquense de Cronistas Municipales.

Los datos y los mapas Incluidos tuvieron como fuente básica las estadísticas y cartografía del Sistema Estatal de Información. En el aspecto fotográfico se contó con la aportación de los propios cronistas, aunque también se requirieron los servicios de profesionales de la cámara.

En la integración, revisión y corrección de materiales, así como en la edición de cada volumen, participan de manera conjunta la Secretaría de Educación Cultura y Bienestar Social, a través de la Dirección de Patrimonio Cultural, y la Coordinación General de Comunicación Social, por conducto de la Dirección General de Comunicación Alterna.

Sería imposible citar por nombre a todos aquellos que han tomado intervención directa en la realización de este proyecto de Investigación, redacción, diseño y edición. A ellos y a los que ofrecieron su colaboración desinteresada a cada uno de los outores, el agradecimiento sincero del Gobierno del Estado de México.

>

A mi madre, Consuelo Reyes viuda de Borboa: Quien me incorporó ai rio de colores

A mi madre, Consuelo Reyes viuda de Borboa:

Quien me incorporó ai rio de colores de ia vida y una mañana, en primavera, me "apuntó" en ia escuela pueblerina, donde descubrí el azul horizonte de las letras.

A

'

i

Lie. Alfredo Baranda García Gobernador del Estado de México

Lie. Emilio Chüayffet Chemor Secretario de Educación, Cultura y Bienestar Social

Lie. Manuel Garza González Coordinador General de Comunicación Social

ISBN 968-841-109-4

Indice Introducción   9 I. Denominación, Toponimia y Jeroglífico 11 II. El Espacio Físico

Indice

Introducción

 

9

I.

Denominación, Toponimia y

Jeroglífico

11

II.

El Espacio Físico

17

A. Localización geográfica actual

 

19

B. Altura sobre el nivel del mar

19

C. Límites

19

D. Extensión

21

E. División política

21

F. Topónimos de diversas localidades

 

22

G. Referencia histórica de algunas poblaciones

26

H. Orografía

27

I. Hidrografía

29

J. Climatología

31

K. Flora

32

L. Fauna

34

III.

Historia: El Municipio a través del Tiempo

 

35

A. Epoca prehispánica

37

B. Primeros pobladores

37

C. Principales acontecimientos de laépoca prehispánica

 

38

D. Epoca colonial

41

E. Siglo XIX: Epoca Independiente, Reforme y Porfirismo

 

46

F. Siglo XX: De la Revolución hasta

1983

72

IV. Hombres Ilustres y Distinguidos

95

V. Historia Actual

105

A. Demografía

 

107

 

Población

107

a. Absoluta

 

107

b. Composición de la población

 

107

c. Grupos étnicos y lingüísticos

108

2. Natalidad

 

108

3. Enfermedades características

 

108

4. Mortalidad

 

108

a.

Tasas generales

108

B. Organización social

 

109

1. Salubridad

109

a.

Hospitales, clínicas y centros

desalud

 

109

2. Educación

 

110

a. Instituciones educativas

 

110

b. Población escolar

111

c. Analfabetismo

 

112

d. Instituciones culturales

 

112

3. Religión

 

112

a. Clases de religión y número de

adeptos

 

112

b. Asociaciones religiosas

 

113

4. Fiestas, reuniones, espectáculos ydiversiones

 

114

a. Calendario anual de fiestas cívicas

 

114

b. Calendario anual de fiestas religiosas

114

c. Representaciones públicas y deportes

.'

115

C. Organización política

 

116

1. Gobierno

116

a.

Autoridades

locales

116

2. Financiamiento

municipal

118

a. Presupuestoanual de ingresos

 

118

b. Aplicación del presupuesto

 

118

3. Organizaciones

políticas

119

D. Organización económica

119

1. Transportes

119

a. Carreteras

120

b. Sistemas detransportación e itinerarios

 

122

2. Comunicaciones

 

122

a. Prensa

122

b. Correos

123

c. Teléfonos ytelégrafos

 

123

d.

Radio

123

3. Agricultura

 

123

a. Tipos y extensión de los suelos

 

123

b. Principales productos agrícolas

124

c. Consumo y venta

 

125

4. Ganadería

126

a. Especies y número de cabezas de ganado mayor y menor

 

126

b. Principales productos ganaderos

 

126

c. Consumo y venta

 

126

5. Comercio

126

a. Tipos y distribución de los negocios comerciales b. Interior y exterior, mayoreo y menudeo

a. Tipos y distribución de los negocios comerciales

b. Interior y exterior, mayoreo y menudeo

126

, 127

 

c. Organizaciones comerciales

 

127

 

6.

Industria

127

 

a. Tipos y distribución de las industrias

127

b. Agrupaciones de industriales

128

 

7.

Actividades económicas diversas

128

 

a. Explotación de recursos minerales y forestales

 

128

b. Piscicultura, apicultura y pomicultura

 

129

 

8.

Tenencia de la tierra

129

 

a.

Tipo y extensión de la propiedad

129

 

9.

Trabajo

 

129

 

a. Población económicamente activa

129

b. División del trabajo por sexo y

edad

129

c. Organizaciones de trabajadores

131

 

10.

Vivienda

,

 

131

 

a. Distribución de la vivienda

 

131

b. Tipos de construcciones

131

 

11.

Alimentación

133

 

a. Alimentos

133

b. Bebidas

134

 

12.

Vestido, adornos y atavíos

134

 

a.

Vestidos habituales y especiales

134

E.

Arte

135

1.

Artes plásticas: pintura y escultura

 

135

2.

Arquitectura

139

 

a. Civil

139

b. Religiosa

141

 

3.

Música y danza

148

 

a.

Tipos y organizaciones de músicos y danzantes

 

148

 

4.

Artes decorativas

 

153

F.

Tradición oral

154

1. Leyendas

154

2. Corridos

156

3. Poesía

160

4. Dichos y refranes

162

Fuentes

consultadas

165

A.

Manuscritas

165

B.

Bibliográficas

165

C.

Hemerográficas

172

D.

Orales

 

172

Introducción

Cuando hablamos de Temascaltepec, de inmediato se nos viene a la mente la cabecera municipal con sus

cuatro factores que la identifican perfectamente: sus famosas minas, su Cristo del Perdón, su benévolo clima

y su espléndido paisaje natural. Eso es, en síntesis, la imagen de Temascaltepec de González.

La historia nos indica qué era en la antigüedad ei lugar que ocupa nuestro municipio, quiénes fundaron la población, qué ha sido y qué se ha hecho en Temascaltepec a través del tiempo, qué cambios políticos ha tenido, en qué acontecimientos importantes ha participado y qué personajes ilustres han nacido en él. La leyenda nos habla, por su parte, de que el mineral de Temascaltepec fue descubierto por un tal Jorge Medina, minero de Zacatecas y prófugo de la justicia, quien, en agradecimiento por haber obtenido del Virrey el perdón de su delito, mandó traer de España la imagen del Cristo crucificado que se venera en Temascaltepec precisamente con la advocación de "Señor del Perdón".

La geografía humana y la sociología, principalmente, nos ayudan a ubicar la zona geográfica y el ambiente social que constituyen el marco o escenario de los hechos históricos. Es decir, nos dicen dónde se localiza y cuál es la extensión territorial del municipio, qué características materiales presenta, cuántos habitantes tiene, cuáles son sus tradiciones y costumbres, cómo viven y de qué viven, qué hacen esos habitantes y con qué servicios o elementos de subsistencia y cultura cuentan actualmente.

Todos sabemos que para conocer mejor una determinada población, es requisito indispensable saber en qué lugar del planeta está ubicada, cuál es su tamaño y cómo es físicamente, del mismo modo que para tener la idea general de una persona necesitamos datos sobre su estatura, complexión y fisonomía. Cada pueblo, como cada hombre, tiene su propia historia y su propio rostro, que lo distinguen de los demás.

Temascaltepec nació con y por las minas, de las que los españoles sacaron enormes cantidades de oro y plata para enviarlas a su Rey, durante todo el tiempo en que dominaron a nuestro país, llamado entonces Nueva España. Fueron tan abundantes y de tan buena ley los minerales de Temascaltepec, Sultepec, Tasco y Zacualpan, que a la zona formada por ellos se le denominó "La Provincia de la Plata". De ahí la gran trascendencia histórica que tiene Temascaltepec, en el conjunto de pueblos que forman la República Mexicana, tanto en el aspecto minero como por haber sido escenario de innumerables combates en la época prehispánica, en las luchas armadas de la Independencia, la Reforma, la Intervención Francesa, la Revolución de 1910 y la Guerra de los Cristeros. Tal importancia histórica ha estado exigiendo, desde siempre, una obra que, desgraciadamente, no se ha hecho, ni se ha publicado. Sólo existen noticias y alusiones generales de autores que repiten lo mismo, copiándose entre sí.

Como el presente trabajo está destinado fundamentalmente a la niñez y a la juventud estudiosas, me esforzaré por utilizar un lenguaje sencillo y porque la redacción sea lo más clara posible y breve; puesto que la obra mayor sobre la historia de Temascaltepec, más detallada y con anotaciones técnicas, se proyecta hacer

y publicar posteriormente. Es necesario advertir, además,

9

que la investigación histórica de nuestro municipio se dificulta sobremanera, porque, lamentablemente, sólo contamos con archivos, civiles y religiosos, de 1.919 a la fecha, pues los revolucionarios zapatistas incendiaron la población de Temascaitepec, con sus antiguos y valiosos archivos, en su furia por arrasarla totalmente. MI tarea es, entonces, armar un mosaico más o menos armónico con las piezas aisladas que he logrado encontrar, durante muchos años, en archivos y bibliotecas de Toluca y la ciudad de México.

La monografía consta de dos partes: la primera es histórico-geográfica y habla primordialmente del Temascaitepec de ayer; la segunda presenta al Temascaitepec de hoy, en su circunstancia socio-económica. Así lo establece el esquema elaborado al efecto por la Dirección de Patrimonio Cultural del Gobierno del Estado de México.

Al trazar este bosquejo del rostro de Temascaitepec, cumplo con un deber filial a mi tierra natal y con una de mis obligaciones de cronista municipal, sin que por lo mismo pretenda honores; pero, también, trato de provocar el amor a la historia y a todo lo que es nuestro. Y si, a pesar de mis esfuerzos, se encuentran deficiencias, será necesario entonces que otra u otras personas escriban y publiquen una obra mejor, sirviendo acaso la presente como mero punto de partida. Sin embargo, repruebo de antemano la actitud de "escritores" o "historiadores" que, sin escrúpulo alguno llegaran a adjudicarse como propio y se "fusilen" el fruto de mis desvelos.

Abrigo, finalmente, la esperanza de que los niños y los jóvenes de hoy, al conocer por estas líneas la tierra donde nacieron o radican, se dispongan a engrandecerla y a defenderla con verdadera pasión en la actividad o sitio que el destino les señale. Ellos harán mañana, seguramente, lo que no hicimos, o no pudimos hacer, sus mayores.

Panorámica de Temascaitepec desde el Barrio de Milán. Al fondo, a la izquierda, el histórico cerro de El Fortín

Panorámica de Temascaitepec desde el Barrio de Milán. Al fondo, a la izquierda, el histórico cerro

10

I. Denominación, Toponimia y Jeroglífico

I. Denominación, Toponimia y Jeroglífico

Antes de iniciar nuestro recorrido por los hechos, cosas y personajes de Temascaltepec, es conveniente

Antes de iniciar nuestro recorrido por los hechos, cosas y personajes de Temascaltepec, es conveniente examinar el significado de este nombre geográfico, es decir, su toponimia, y la figura o símbolo que lo representa, o sea, su jeroglífico.

Denominación y toponimia

iemazcaltépetl fue el nombre que le dieron los aztecas o mexicanos al lugar conocido actualmente como Valle de Bravo, al conquistar Axayácatl el Valle de Tollohcan (Toluca) y otras comunidades matlatzincas del sur del Estado. Al establecer allí un asentamiento humano, buscaron con qué identificarlo y al ver temascales o baños de vapor en un cerro (conocido hoy como “La Peña" o El Risco), le llamaron de ese modo, esto es, Temazcaltépetl; ya que a cada pueblo conquistado le quitaban el nombre que tenía y le imponían otro de su propio idioma náhuatl, según las cosas más características que presenciaban o se usaban en ese lugar. El idioma, la cultura y las costumbres matlatzincas desaparecieron para dar paso a los de los vencedores. Es necesario aclarar que en esa remota época no existía población alguna donde ahora es Temascaltepec, como veremos después.

Temascaltepec es una palabra de la lengua mexicana o náhuatl, compuesta de temazcalli que significa temascal o “casa de baño" de los antiguos mexicanos, y tépetl que equivale a cerro, montaña. Por lo tanto, el nombre correcto es Temazcaltépetl y significa “cerro de los temascales o baños"; pero también es adecuado usar el nombre Temascaltepec (con c al final), porque la terminación tepec (de tépetl, cerro, y la posposición c, que indica en) es frecuente en los nombres geográficos para denotar población, de modo que Temascaltepec equivale a “pueblo de temascales o baños". El uso castellanizó ese nombre cambiando la z por la s.

Esta es la etimología o toponimia de Temascaltepec. Topónimo es el nombre propio de un lugar. Qué era un

temascal

El temascal era una caseta baja de adobe, como un horno en forma de media esfera, de un metro y medio de alto y dos metros de diámetro, aproximadamente. En el frente, una entrada por la que el bañista, desnudo, sólo podía entrar a rastras, en cuatro pies. En el interior del recinto, oscuro, se permanecía sentado, de rodillas, en cuclillas o acostado, sobre un petate o sobre una cama de "ocojal". En la parte opuesta a esa entrada, estaba una hornilla o fogón que se prendía y se conservaba encendida hasta que estuvieran bien calientes las piedras porosas de tezontle de su interior. En la parte superior de caseta y hornilla, un agujero para la salida del humo. El bañista arrojaba agua fría sobre las piedras hirvientes de las paredes, para producir gran cantidad de vapor, cerrando la puerta de entrada y el agujero de arriba , una vez que ya no había humo. Si el bañista era hombre lo acompañaba una mujer, para que le ayudara a bajar o acercar el vapor al cuerpo con yerbas, ramas de encino u hojas de maíz, y para “hojear" o golpear con ellas la piel a fin de excitarla y provocar sudor abundante. Si la bañista era mujer, la acompañaba un hombre con el mismo fin. Después de sudar durante una hora, aproximadamente, el bañista salía, se echaba encima varios cántaros de agua fría, o se metía en una pileta de agua también fría o en el río más cercano.

13

Los temascales se usaban como remedio a enfermedades (reumas, parálisis y neuralgias )o por higiene,

Los temascales se usaban como remedio a enfermedades (reumas, parálisis y neuralgias )o por higiene, pero quienes más los utilizaban eran las parteras o comadronas para bañar a las mujeres antes y después del parto, como una verdadera ceremonia religiosa de purificación en que se hacían invocaciones a la diosa Temazcaltehzín, abuela de los temascales, cuya imagen estaba en todos ellos, o bien se enterraba un ídolo que la representara bajo el lugar donde se iba a levantar el baño de vapor. A la Temazcaltehzín se le conocía también con el nombre de Xochicaltzin, porque al temascal se le llamaba, igualmente, Xochicallí, "casa de flores".

El jeroglifico

Como los antiguos mexicanos usaban una escritura jeroglífica, es decir, representaban las

14

palabras por medio de glifos, figuras o símbolos, al tépetl lo describían como un cerro

palabras por medio de glifos, figuras o símbolos, al tépetl lo describían como un cerro o montaña verde con una boca roja en su base, y al temazcal lo dibujaban como una pequeña casa, calli, de la que salen lenguas de fuego. De ahí que el jeroglífico de Temazcaltépetl se forme dibujando simplemente un cerro y una casa encima de él, con unas salientes que indican fuego, como el que vemos en la fuente de piedra de la Plaza Principal de Temascaltepec. Conviene advertir que el jeroglífico que propuso Mario Colín para nuestro municipio es impropio porque, de acuerdo con el lenguaje jeroglífico de los mexicanos, el cerro no debe llevar ningún adorno, ni de casas ni de signos de fuego.

llevar ningún adorno, ni de casas ni de signos de fuego. Temazcaltepec Jeroglifico propuesto por Mario

Temazcaltepec

Jeroglifico propuesto por Mario Colín

15

Temazcaltepec Jeroglifico propuesto por Mario Colín 15 Jeroglífico correcto de Temascaltepec que aparece en el

Jeroglífico correcto de Temascaltepec que aparece en el Libro de Jeroglíficos y Etimologías de Nombres Aztecas Correspondientes a Localidades del Estado de México, de Lázaro Manuel Muñoz

II. El Espacio Físico

II. El Espacio Físico

Vamos a ver ahora cuáles son las características materiales de nuestro municipio, tales como dónde

Vamos a ver ahora cuáles son las características materiales de nuestro municipio, tales como dónde está, qué tamaño tiene, cuáles son sus vecinos y qué comunidades lo componen.

A. Localización geográfica actual

El municipio de Temascaltepec se encuentra en la zona geográfica sur del Estado de México, ligeramente hacia el suroeste de Toluca, capital del Estado.

La Villa de Temascaltepec, cabecera del municipio del mismo nombre, está ubicada a 140 kilómetros al suroeste de la ciudad de México y a 66 kilómetros al suroeste de la de Toluca.

Es una pequeña cañada enclavada entre cerros, al pie de la serranía de Temascaltepec que se extiende hasta la cumbre de Nanchititla.

La situación geográfica de la cabecera municipal es: 19° 02' 14" de latitud norte y 100° 02' 47" de longitud oeste del Meridiano de Greenwich.

B. Altura sobre el nivel del mar

El municipio de Temascaltepec se halla sobre diversos niveles de terreno, que van desde los 3,200 metros sobre el nivel del mar hasta los 1,200; su altura media es de 2,220 metros. Es la región más accidentada de todo el Estado, aunque no con alturas muy elevadas.

La cabecera municipal está a una altura media de 1,720 metros sobre el nivel del mar. Y como dato curioso diré que el sitio donde está el templo parroquial de Temascaltepec, tiene una altura de 1,700 metros sobre el nivel medio del mar.

Con respecto a la localización geográfica de nuestro municipio, me parece importante aclarar que, como se verá con posterioridad, en la época colonial hubo dos pueblos distintos con el mismo nombre de Temascaltepec: uno era el "pueblo de indios de Temazcaltepeque", que corresponde al actual Valle de Bravo; el otro, el pueblo de españoles o Real de Minas de Temascaltepec, es decir, donde está ahora la cabecera de nuestro municipio.

Lo que actualmente es el pueblo de Temascaltepec, se llamaba Cacalostoc antes de la llegada de los españoles al lugar y no había población alguna, es decir, habitantes. Al establecerse en él los mineros españoles en 1556, le dieron el nombre de Temascaltepec por el solo hecho de estar cerca -a tres teguas y media- del pueblo de indios que se denominaba Temazcaltepeque, como lo dejó escrito el alcalde mayor 6aspar de Covarrubias en 1579.

C. Límites

Los límites y fronteras del municipio (no del distrito) de Temascaltepec, son-, al norte, municipios de Valle de Bravo, Amanalco de Becerra y Zinacantepec; al sur, municipios de San Simón de

19

En estos mapas puede apreciarse a Temascaltepec dentro de la antigua Intendencia de México (figura
En estos mapas puede apreciarse a Temascaltepec dentro de la antigua Intendencia de México (figura

En estos mapas puede apreciarse a Temascaltepec dentro de la antigua Intendencia de México (figura 1) y la proyección del actual municipio de Temascaltepec dentro de los mapas del Estado de México y la República Mexicana (figura 2). Este úMnio trabajo fue realzado por el profesor José Antonio Rojano Diaz, cronista municipal de Tuttitlén

Figura 2

Este úMnio trabajo fue realzado por el profesor José Antonio Rojano Diaz, cronista municipal de Tuttitlén

20

Guerrero, Tejupiico y Texcaltitlán; al oriente, municipios de Zinacantepec y Coatepec Harinas; al poniente, municipio

Guerrero, Tejupiico y Texcaltitlán; al oriente, municipios de Zinacantepec y Coatepec Harinas; al poniente, municipio de Zacazonapan.

D. Extensión

Nuestro municipio tiene, según el "Breviario Demográfico 1984" del Sistema Estatal de Información, una superficie o extensión territorial de 547.50 km. 2 , lo que representa el 2.43% de la superficie total del Estado de México.

El municipio cuenta con 19,853 habitantes (10,203 hombres y 9,650 mujeres), según el Censo General de Población y Vivienda de 1980.

E. División política

Los centros de población o localidades que forman nuestro municipio, de acuerdo con el Bando Municipal, son:

a) . La cabecera municipal, que es la Villa de Temascaltepec de González, con sus barrios, que son: barrio

del Centro, barrio de San Francisco, barrio El Fortín, barrio de Volvería, barrio de Magdalena, barrio del Vado, barrio de Las Peñas, barrio del Temeroso, barrio de Cantarranas, barrio de Milán y barrio de Santiago.

b) . Los pueblos de: Real de Arriba, San Antonio Albarranes, San Andrés de los Gama, San Francisco

Oxtotilpan, San Miguel Oxtotilpan, San Mateo Almomoloa, San Lucas del Pulque, la Comunidad, San Pedro Tenayac, Mesón Viejo y Tequesquipan.

c) . Las rancherías de: La Abarrada, Carboneras, Carnicería, Cerro Pelón, Cieneguillas de González,

Cieneguillas de Labra, La Finca, Estancia de Tequesquipan, La Guacamaya, Jesús del Monte, La Labor, Lampazos, Mesas de Real de Arriba, Milpas Viejas, Paredones, El Peñón, Plan de Vigas, Potrero de San José, Potrero de Tenayac, Rincón de Atarasquillo, Rincón de Tequesquipan, El Salitre, Telpintla, Los Timbres, Las Trancas, El Tule, Pedregales de Tequesquipan, El Capulín, Cajones, El Chilar, Ejido La Labor-Las Cabras, Hoyos de Vázquez, Las Lágrimas, La Laguna, Las Manzanas, Río Grande, San Juan, El Varal y La Cumbre.

El municipio de Temascaltepec, junto con los de San Simón de Guerrero y Tejupiico, forman el Noveno Distrito Judicial y Rentístico de Temascaltepec, con cabecera en la Villa de Temascaltepec de González. Por esa razón en dicha Villa se encuentra el Juzgado Mixto de Primera Instancia, que conoce y resuelve todos los asuntos judiciales, tanto civiles como penales, de los tres municipios. Sin embargo, la Administgración de Rentas, que es de donde proviene lo de "rentístico", no está en la Villa de Temascaltepec, por haberse trasladado, indebidamente, desde 1974 a Tejupiico, que no es la cabecera del distrito.

En el orden político, junto con los municipios de San Simón de Guerrero, Tejupiico, Amatepec, Texcaltitlán, Tlatlaya y Sultepec, pertenece al Octavo Distrito Electoral Local, con asiento en

21

:■ • ■■■■■■ ■■■■

^s-

-||||

Sultepec de Pedro Ascencio. El diputado actual por ese distrito (trienio 1985-1987), es el Lie. Isidro Muñoz Rivera, brillante orador parlamentario, nacido en la Villa de Temascaltepec. Igualmente, Temascaltepec corresponde al Segundo Distrito Electoral Federal, con sede en Valle de Bravo.

Como el Estado de México está dividido en ocho distritos agrícolas, para la atención de todo lo relacionado con la materia agropecuaria y forestal, nuestro municipio integra el Cuarto Distrito Agrícola, con sede en Tejupilco, junto con los municipios de San Simón de Guerrero, Amatepec, Tlatlaya y Tejupilco.

En relación con la división política, es preciso agregar que en 1579 Temascaltepec se extendía hasta Tuzantla, Michoacán. En ese entonces, el Mineral de Temascaltepec era la cabecera de la Alcaldía Mayor y estaban sujetos a su jurisdicción tres pueblos de indios: Texcaltitlán, Temazcaltepeque, actual Valle de Bravo,

y Tejupilco, así como el Corregimiento de Tuzantla. Esto nos indica la gran importancia política que tuvo

Temascaltepec en el pasado y hasta qué remotos lugares llegaba su influencia, máxime que en él radicaba el alcalde mayor:

F. Topónimos de diversas localidades

Desde niños, todos sentimos la curiosidad y el deseo de saber qué significa el nombre del lugar donde nacimos. Esto es muy necesario, además de interesante; pero, al conocer ese dato, no a todos nos causa la misma impresión. Yo creo, por ejemplo, que no les hará ninguna gracia a los originarios de Texcaltitlán saber que nacieron "en el lugar de las chinches", de texca, chinche grande; tifia, al pie, y an, lugar, o a los de Telpintla enterarse de que nacieron en un pulguero, según se verá más adelante.

El nombre de un determinado lugar obedece, generalmente, a la presencia de objetos o circunstancias materiales que de una manera especial llamaron allí la atención de sus fundadores o colonizadores. Esto ocurrió, también, entre los antiguos mexicanos. Veamos tres ejemplos, con el objeto de explicarnos el origen del nombre de nuestras poblaciones.

Cuando los aztecas, en sus largos y frecuentes recorridos por su vasto imperio, vieron un monte con árboles

de cuya corteza hacían el papel, a ese sitio lo denominaron Amatepec, de amatl, "árbol del papel"; tépetl, cerro, y c, en, que equivale a "cerro de los amates o de los árboles de papel"; al advertir en otro monte un considerable número de codornices, le llamaron Zultepec o Zoltepec, de zullín o zollin, codorniz; tépetl, cerro,

y c, en, que significa "en el cerro de las codornices". Y al encontrarse con una montaña en que abundaban

las víboras, le pusieron el nombre de Coatepec, de coatí, culebra; tépetl, cerro y c, en, que quiere decir "cerro de la víbora".

Posteriormente, durante la dominación española, tanto los conquistadores militares como los evangelizadores, que no sólo bautizaban indígenas sino también pueblos, designaron a la mayoría de las poblaciones con nombres de santos de la iglesia católica, pero conservando el nombre original. Para ello, colocaron primero el nombre del santo y después la denominación antigua (nombre español y apellido indígena), como, por ejemplo, San Francisco Temazcaltepeque, hoy Valle de Bravo, San Martín Tequesquipan, San Pedro Tejupilco, etc.

22

lili

lili Los nombres de la mayor parte de los lugares pertenecientes a nuestro municipio, son españoles

Los nombres de la mayor parte de los lugares pertenecientes a nuestro municipio, son españoles y se debieron a múltiples razones. Por ejemplo, a determinados hechos que ahí se realizaron: La Carnicería, a cosas o construcciones notables que se encontraban en ese sitio: Mesón Viejo, Rancho Viejo, La Comunidad, Cieneguillas, El Tule, El Peñón, La Finca, etc., a la actividad u ocupación principal de los habitantes: San Lucas del Pulque, Carboneras, Real de Arriba, éste por las minas, o bien, se les quedó el apellido de quien o quienes fueron los dueños del lugar o radicaban en él: San Andrés de los Gama, San Antonio Albarranes.

Sólo algunas de estas comunidades conservan su primitivo nombre indígena, por lo que es interesante conocer su significado o toponimia.

San Francisco Oxtotilpan y San Miguel Oxtotilpan

Oxtotilpan es palabra del idioma mexicano, compuesta de ozto (proveniente de oztotl, cueva o escondrijo), tliltic, negro, negra, y pan, en. Significa "en la cueva negra".

San Mateo Almomoloa

Almomoloa está mal escrito, debiendo ser Almoloya, según Angel María Garibay. Sin embargo, el nombre propio mexicano es Almoloyan y se compone de atl, agua; molo (apócope de moloni), manar el agua, y yan, lugar donde se ejecuta la acción. Equivale a "lugar donde mana el agua" o, simplemente, manantial.

Es posible que la repetición mo-mo en Almomoloa, tenga su explicación en que cuando se quería recalcar la abundancia de algo (agua en este caso), se reiteraba una sílaba o vocablo.

Tequesquipan

Este nombre se integra de tequlxquitl, tequesquite, salitre, y pan, en. Quiere decir "lugar donde hay tequesquite" o "sobre el tequesquite". Salitral. Por cierto que al tequesquite se le consideraba el sudor de la tierra. Una bella metáfora.

Telpintla

Nombre de origen mexicano que es corrupción de Tecpintla. Se compone de tecpin, pulga, y tía, partícula abundancial que indica conjunto o colectividad. Significa "el pulguero" o "donde abundan las pulgas".

Rincón de Atarasquillo

Atarasquillo no es palabra mexicana. La más parecida a este nombre es tlalaco, que significa "tierra barrosa o barreal".

San Pedro Tenayac

En mexicano, es apócope de Tenayacac. Se compone de tenamifl, muralla, pared; yácatl, nariz

23

Sigue en la 26

24
24

24

Principales localidades y Caminos Fuente: Sistema Estatal de Informoclón 25

Principales localidades y Caminos

Principales localidades y Caminos Fuente: Sistema Estatal de Informoclón 25

Fuente: Sistema Estatal de Informoclón

25

(figuradamente punta o principio) y c, en (cambiándose la terminación). Equivale a “donde empieza la muralla" o "en la nariz o punta de la muralla".

A pesar del origen indígena de sus nombres, estos pueblos no tienen jeroglífico, es decir, símbolo que los represente. Sin embargo, es fácil formarlo utilizando para ello los mismos caracteres o figuras de la escritura jeroglífica mexicana. Así, por ejemplo, el jeroglífico de Tequesquipan se obtendría dibujando unas cuantas piedrecillas de tequesquite. Y el de Telpintla con un montón de pulgas.

G. Referencia histórica de algunas poblaciones

En el lejano año de 1579, el alcalde mayor de las Minas de Temascaltepec, Gaspar de Covarrubias, escribió una relación de todo lo que había en este Mineral y en los pueblos vecinos: Texcaltitlán, Tejupilco y el actual Valle de Bravo, que estaban sujetos a la cabecera de la Alcaldía Mayor, que era precisamente Temascaltepec.

Entre las distintas localidades que menciona ese importante documento histórico, todavía existen algunas dentro del territorio de nuestro municipio. Son las siguientes:

Tenayac, que. aparece con el nombre de Tenayacaque.

Telpintla, que está escrito como Tequipintla.

Estos dos lugares pertenecían, en 1579, al pueblo de indios de Temazcaltepeque, es decir, al actual Valle de Bravo.

La Albarrada, que hoy es la ranchería del mismo nombre. Tiene una especial importancia histórica, porque fue el primer mineral que en Temascaltepec empezaron a explotar los españoles en 1556, aunque después lo abandonaron y “se bajaron" a lo que hoy es el pueblo de Temascaltepec (Cacalostoc), por ser mejores sus metales y por la ventaja de sus ríos.

El Peñón. El citado alcalde mayor lo describe como “un cerro de piedra que se llama Temimilltitlán, y es tan alto que no se ha podido subir a la cumbre de él".

San Andrés de los Gama. En 1579 se le conocía como el Real de San Andrés, situado a media legua del Mineral de Temascaltepec. Tenía su iglesia “sufragánea" de la del Real de Temascaltepec, es decir, que estaba bajo la jurisdicción de ésta, siendo el cura párroco y vicario de Temascaltepec el que atendía espiritualmente la Iglesia del Real de San Andrés.

Lo anterior nos indica que, junto con Temascaltepec, estos pueblos son muy antiguos y, por lo mismo, fieles testigos del paso de nuestra historia. Es por ello que estamos todavía más obligados a conservarlos.

A propósito de estas referencias históricas, debo agregar otras, relacionadas con las poblaciones de La Comunidad y Mesón Viejo.

26

Antes de que hubiera carretera entre Toluca y Temascaltepec, las personas tenían que hacer el

Antes de que hubiera carretera entre Toluca y Temascaltepec, las personas tenían que hacer el recorrido a caballo o en muías, pasando por muchos pueblecitos. A principios de este siglo, los viajeros procedentes de las ciudades de México o Toluca, encontraban el ansiado descanso a su fatiga, y la de las bestias, en un local que se llamaba "La Casa de la Comunidad", destinada para ese fin por el ayuntamiento, como un lugar más o menos seguro. En esa época no se podía hacer escala y dormir en cualquier lugar del camino, por la frecuencia de asaltos a viajeros y arrieros que llevaban a Toluca o México cargamentos de oro y plata de las minas de Temascaltepec y Zacualpan. A eso se debe el nombre del pintoresco pueblo de La Comunidad.

Mesón Viejo. Situado a considerable distancia de La Comunidad, era, a principios de este siglo, otro punto estratégico para el descanso de los viajeros, especialmente para los arrieros que llegaban con sus recuas, de día y de noche, en busca de alojamiento y comida, pesebres y macheros.

Por estar más o menos a la mitad del antiguo camino de herradura entre Temascaltepec y Toluca, en Mesón Viejo estuvo el primer y único lugar de descanso, el primer mesón. De ahí lo de Viejo.

H. Orografía

El terreno o suelo de Temascaltepec es muy montañoso, por encontrarse en el declive de las cordilleras del Xinantécatl o Nevado de Toluca, que se extienden por todo el sur y suroeste del Estado hasta el Océano Pacífico. Por la misma razón, las serranías de Temascaltepec son abruptas, pero bellas, por la presencia de altas montañas, profundas barrancas y hermosísimas cañadas. Un ejemplo de estas últimas, es precisamente la que vemos al lado izquierdo de la carretera hacia Toluca, después de pasar Carboneras, y en cuyo fondo corren las aguas del Río Verde. En esa misma cañada se encuentra el admirable acantilado conocido como "Brinco del León".

Todas las montañas de esta zona gozan de una abundante vegetación.

La Sierra de Temascaltepec es una prolongación del Nevado de Toluca y atraviesa a nuestro municipio en toda su extensión. Es, además, el escalón para la tierra caliente.

En la serranía de Temascaltepec se hallan, como alturas más notables, los siguientes cerros: El Temeroso y La Soledad, a cuyos pies se recuesta poéticamente la cabecera municipal; El Fortín, Las Peñas del Diablo, El Peñón, Los Tres Reyes y el Cerro de Juan Luis, en cuya parte superior está la famosa Meseta de Juan Luis.

"Las entrañas de los montes (de Temascaltepec) son de oro y plata, y sus rocas son eruptivas y sedimentarias", al decir de Alfonso Luis Velasco.

27

Orografía Tejupilco Fuente: Sistema Estatal de Información 28 Texcaltttlán / Litigios Municipales

Orografía

Orografía Tejupilco Fuente: Sistema Estatal de Información 28 Texcaltttlán / Litigios Municipales

Tejupilco

Fuente: Sistema Estatal de Información

28

Texcaltttlán

/

Orografía Tejupilco Fuente: Sistema Estatal de Información 28 Texcaltttlán / Litigios Municipales

Litigios Municipales

I. Hidrografía Los ríos, arroyos y manantiales que nacen y están dentro del municipio de

I. Hidrografía

Los ríos, arroyos y manantiales que nacen y están dentro del municipio de Temascaltepec, son afluentes del Río Cutzamala, el que a su vez desemboca en el Río Balsas y éste, finalmente, en el Océano Pacífico. Por estas razones, los ríos de Temascaltepec corresponden a la Región Hidroeléctrica del Balsas, o Cuenca del Río Balsas, así como a la Vertiente del Pacífico.

Los ríos del municipio son tres: Río Verde (o Río de La Presa), Río El Vado y el Río Temascaltepec:

Tanto El Verde como El Vado nacen en las laderas o estribaciones del Nevado de Toluca, a diversas alturas de éste. El primero, a 4,500 metros sobre el nivel del mar y el segundo a 3,500 metros sobre el mismo nivel. Puede afirmarse, entonces, que ambos ríos tienen su origen en los deshielos del Nevado de Toluca, que son hijos naturales del Xlnantécatl. Son, además, ríos de cauces constantes, es decir, tienen agua todo el año.

Al juntarse El Verde y El Vado, en el puente de "La Presa" (en la cabecera municipal), se forma una sola corriente que recibe el nombre de Río Temascaltepec, siguiendo con este nombre hasta el Balsas, después de pasar por Zacazonapan y unirse al Cutzamala.

El Río Temascaltepec es afluente del Cutzamala y éste, a su vez, es tributario del Balsas.

El Río Temascaltepec sirve, además, en forma parcial, de límite con los municipios de Tejupilco y Zacazonapan.

Los tres ríos de nuestro municipio reciben en su recorrido, naturalmente, las aguas de muchos afluentes directos.

Los ríos Verde y El Vado cambian su nombre de acuerdo a su recorrido. El Verde lo inicia con la denominación de Arroyo Peña Blanca, después se llama Río La Comunidad y, finalmente, Río Verde. Atraviesa los pueblos de San Miguel, San Francisco Oxtotilpan, San Mateo Almomoloa y Temascaltepec, donde sus aguas son utilizadas por la planta hidroeléctrica de la Compañía de Luz y Fuerza, para producir energía eléctrica, almacenando para ello la mayor parte en "Los Tanques" ubicados sobre un cerro, desde donde las precipita por gigantesca tubería en una impresionante caída.

El Río Vado empieza su recorrido en Rincón de Tequesquipan, continúa hacia el sur, pasa cerca de Mina del Rincón y por el pueblo de Real de Arriba hasta llegar a Temascaltepec, donde se junta con el Río Verde y con las aguas del desfogue de la citada planta hidroeléctrica. Es curioso observar que a partir de donde se reúnen las aguas de ambos ríos, corre agua plomiza y sucia por la margen izquierda y agua limpia y cristalina por la derecha, lo que ocurre en un tramo considerable. Al pasar el Río Vado cerca de la Mina del Rincón, sus aguas se enturbian notablemente.

Estos son los ríos que riegan a Temascaltepec. El de La Presa, de norte a sur; El Vado de este a oeste. Son también los dos caudales eternos que circundan y embellecen a la población.

29

Hidrografía

Amanalco

Hidrografía Amanalco \ Almoloya de Juárez 1 r-, Tejupllco Fuente: Sistema Estatal de Información 30 Rio

\ Almoloya de Juárez

1

r-,

Hidrografía Amanalco \ Almoloya de Juárez 1 r-, Tejupllco Fuente: Sistema Estatal de Información 30 Rio

Tejupllco

Fuente: Sistema Estatal de Información

30

Rio Permanente

Arroyo Intermitente

Litigios Municipales

En relación con los recursos hídricos de nuestro municipio, es preciso señalar que existen en él múltiples manantiales u "ojos de agua".

Los manantiales son brotes de aguas subterráneas que aparecen en la superficie de la tierra. Esas aguas provienen de las lluvias o de la nieve de las altas montañas, en este caso del Nevado de Toluca, misma que se derrite por el calor del sol; penetran al interior del suelo, pasan por las grietas de las rocas y van a salir, tarde o temprano, en algún lugar, formando corrientes.

En el municipio de Temascaltepec, según Luis G. de la Sierra, brotan 41 manantiales, ubicados en los siguientes lugares: uno en el barrio de Las Peñas, cinco en la Junta de los Ríos, seis en el pueblo de Tequesquipan, tres en San Andrés de los Gama, cuatro en el Mineral de Real de Arriba, dos en el pueblo de San Lucas del Pulque, dos en el pueblo de San Mateo Almomoloa, uno en el pueblo de San Miguel, tres en la Ranchería de La Abarrada, uno en Los Timbres, cuatro en El Tule, tres en la Hacienda de Tenayac, tres en Cieneguillas y tres en Albarranes.

De los 61 manantiales con que cuenta el distrito de Temascaltepec, 41 se hallan en nuestro municipio, 20 en San Simón de Guerrero y ninguno en el municipio de Tejupilco, conforme al citado autor.

Los manantiales de Temascaltepec son perennes, porque descargan agua constantemente y no sólo en determinadas épocas del año. Son, además de aguas frías, no termales ni calientes.

Los manantiales más cercanos a la cabecera municipal de Temascaltepec, los más conocidos y los que la han dotado de excelente agua potable, son: El Ojo de Agua, ubicado en Reai de Arriba y Las Juntas, cerca del barrio de Santiago. El manantial de Chilchotla, que nace en el Pedregal de Tequesquipan y produce o aflora 360 litros de agua por segundo, casi en nada beneficia a la Villa de Temascaltepec, porque la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento (C.E.A.S.) hace conducir, desde 1984, buena parte del caudal a Tejupilco y, próximamente, a Luvianos y Bejucos, pasando por Mina de Agua, La Estancia y Tenería.

Como se ve, Temascaltepec es un municipio verdaderamente privilegiado por tener agua en abundancia por todas partes. Es por ello que su suelo es en extremo fértil, a diferencia de los terrenos excesivamente arcillosos y secos de la región de Tejupilco que, gracias al agua de Temascaltepec, está apagando su sed e incrementando sus cultivos.

Nuestro municipio no cuenta con lagunas o lagos. La naturaleza no lo dotó de esos sistemas de almacenamiento, pero le prodigó, en cambio, manantiales, arroyos y ríos permanentes a lo largo y ancho de todo su pintoresco territorio.

J. Climatología

Como nuestro municipio tiene diferentes alturas sobre el nivel del mar, existe diversidad de Climas. Por razón de la altura de los terrenos, hay dos zonas climáticas en Temascaltepec: templada húmeda, en el norte y en el este; semicálida húmeda, en el sur y en el oeste.

31

El clima predominante en Temascaltepec es templado subhúmedo. Es decir, ni caluroso, ni frío. En cambio, en las regiones situadas al sur y suroeste, (Tejupilco, Tlatlaya, Amatepec, Zacazonapan y Otzoloapan) es caliente, por encontrarse más cerca de la zona tropical, en donde los rayos del sol son más verticales, por lo mismo, reciben más calor que las que se encuentran al norte. En los climas templados, el invierno es más frío por la oblicuidad de los rayos solares.

Las personas que habitan en lugares de clima cálido pueden contraer el mal del pinto; en nuestra región los municipios más afectados son: Tlatlaya, Tejupilco y Amatepec, según las estadísticas oficiales.

Los vientos dominantes, en Temascaltepec, soplan de oriente a poniente.

La temperatura media anual, en nuestro municipio, oscila entre los 18 y 22 grados centígrados, en todos los meses. La temperatura mínima se registra en los meses de noviembre y diciembre. Los meses más calurosos son abril y mayo.

La precipitación pluvial anual varía entre 800 y 1,600 milímetros. Los meses más lluviosos son agosto y septiembre. Las lluvias son moderadas y nunca hiela.

El clima de Temascaltepec es uno de sus privilegios y atractivos. Ha sido elogiado siempre por propios y extraños. Gaspar de Covarrubias -el benemérito cronista de Temascaltepec- lo calificó en 1579 "de buen "

temple, es húmedo y cálido, tierra sana

Americano , indicó que "su temperamento es benigno y templado".

Es, en efecto, un clima templado, benévolo, sano, que produce sensación de bienestar y comodidad, debido principalmente, a su situación geográfica particular o elevación sobre el nivel del mar, la temperatura del aire, la humedad de su ambiente y los vientos de sus montañas, a diferencia de los sitios con elevadas temperaturas que hacen sofocante o bochornoso el ambiente. La gente se adapta tan bien en nuestro municipio, que siempre se ha hablado de personas ya "aclimatadas", de las que hay un gran número.

y en 1746, José Antonio de Villaseñor y Sánchez, en su Theatro

K. Flora

La vegetación y la clase de flora dependen directamente de la situación geográfica y del clima de un lugar determinado. Un terreno muy accidentado o frío no puede tener los mismos bosques, plantas, frutas y legumbres, que los que produce una tierra menos accidentada o caliente. Por eso se dice que hay productos de tierra fría y de regiones tropicales, Por ejemplo, el pino, oyamel, cedro y encino son árboles que se encuentran en lugares de clima frío; en cambio, la ceiba y el amate, en los de clima cálido.

La vegetación y la flora de Temascaltepec son muy variadas. Prueba de ello es que tiene vegetales tanto de tierra fría como de lugares tropicales. Su tierra es extremadamente fértil.

Los árboles, frutas, legumbres, plantas y flores, que se hallan en nuestro municipio son:

32

Arboles fresno, pino (distintas especies), oyamel, encino (distinta especies), cedro, ocote, trueno, sabino, guaje, tepeguaje, madroño, ceiba, colorín, jacarando, capulín, zapote blanco, aguacate, palmeras de dátil, pirul, ciruelo, sauz, ciprés, eucalipto, tejocote, "jajalasúchil", tulipán africano, trompillo, arrayán, guayabo, mango, copal y casahuate.

Frutas: plátano, naranja, lima, limón, mandarina, sidra, guayaba, pera, perón, ciruela, uvas silvestres, mango criollo, granada (cordelina y china), papaya, chirimoya, anona, arrayán, camote, guamüchil o pinzón, sandía, timbirichi, jicama, caña de azúcar, zapote, nanche, tejocote, membrillo, manzana, higo, durazno, papa colorada, mora, zarzamora, fresa, tuna, "jaquinicuil" y albérchiga.

Legumbres: tomate, jitomate, chile (diferentes especies), cebolla, betabel, col, coliflor, lechuga, cilantro, perejil, zanahoria, nabo, ejote, calabaza, rábano, berro, chayóte, raíz de chayóte o chinchayote, chilacayote, papa, pepino, haba, nopal, aguacate, chícharo, alcachofa, pápalo, "fresnitos", quelite, quintonil, verdolaga, hongos comestibles (de diversas especies), poro, acelga, romero y apio.

Plantas medicínales: manzanilla, ajenjo, ruda, cedrón, borraja, té negro, de monte y de limón, romero, tila, albahaca, árnica, coachalalate, que es la corteza de un árbol; colorín, cirián, epazote comestible, de perro y morado o negro, gordolobo, yerbabuena, hinojo, malva, muitle, mastuerzo, orégano, poleo, zapote blanco, tomillo, mejorana, anís, simonillo, iztafiate, tepotzán, mirto, lancuayo, jarilla, yerba del golpe, verbena, sábila, doradilla, tárete, tapacola, maguey, marrubio, cardo, chicalote, ámbar, Santamaría o altamisa, cola de caballo, cebolla morada, caña de Castilla, gigante, yerbamora, "meshishe" y mezcal.

Flores de jardín y de ornato: geranio, malvón, rosal, bugambilia, tulipán, lirio, nardo, pascua o nochebuena, floripondio, violeta, alcatraz, dalia, azalea, platanillo, aralia, camelia, cortina, clavel, gladiola, hortensia, jazmín, hueledenoche, orquídea, amapola, margarita, crisantemo, girasol, luz del día, chinos de distintos colores, balsamina, baladre, azucena, begonia, ala de ángel, llamarada, ave del paraíso, rosa de Castilla, astronómica, plümbago, magnolia, amonacillo, copa de oro, aretillo, cuernitos, vara blanca, terciopelo, clavellina, perritos, maíz de teja, cola de novia, chinesco, mastuerzo, cepillo, pensamiento y agapando.

Flores silvestres: cempasüchil, rosa de muerto, flor de mayo, cacalozúchil de varios colores, maravilla, manto, chicalote, vara de San José, azucena del río, lirio acuático, Santa Catarina, dalias, girasol amarillo y anaranjado; tronadora, azules, pericón blanco, lila y amarillo, pitahaya blanca y roja, quiebraplato y pipilca.

Yerbas silvestres: helécho, carrizo, otate, calalágua, tepechía, ortiga (dos especies), higuerilla, heno, escobillo, manzanilla cimarrona, mezquite, chayotillo, borreguitos, yerba del sapo, escobo chino, duque, yerba del chivo, sombrerillo, jocoyol o chivacola, vemberecua, amor seco o zeta, guaje negro, bejuco amarillo, mandriago, yerba de la pulga, nanche de perro, sieteamores, huizache, abrojo, sosa, prodigiosa.

El famoso botánico de Temascaltepec, José Mariano Mocfño, dejó descritas y clasificadas un gran número de plantas encontradas en nuestro municipio, en sus obras Flora Mexicana y Plantas de la

33

Nueva España. Por su parte, Gaspar de Covarrubias, alcalde mayor de las Minas de Temascaltepec, en su Relación de 1579, escribió: "Temazcaltepeque tiene granados, duraznos, peras, naranjas, higos, morales y toda fruta de Castilla se da bien por el buen temple de la tierra, hay aguacates, capulíes (capulines), manzanillas, zapotes y otros frutales de la tierra".

L. Fauna

Por ser el municipio de Temascaltepec una región montañosa y agreste, se encuentra también una gran variedad de animales. Hasta hace algunos años, abundaban animales de caza entre la exuberante vegetación.

En el reino animal, existen las siguientes clases:

De los vertebrados mamíferos: caballo, asno, muía, perro, gato, gato montés, cerdo, buey, vaca, carnero, cabra, venado, jabalí, ardilla, cuinique, hurón, conejo, liebre, armadillo, tejón, tigrillo, murciélago, rata, rata de campo, tuza, zorrillo, tlacuache, cacomixtle, zorro, ajaz.

Entre las aves: águilas, gavilán, zopilote, aura, cuervo, quebrantahuesos, tecolote, urraca, chachalaca, codorniz, güilota, paloma blanca, paloma doméstica, jilguero, canario, pájaro carpintero, pájaro mosquero, cenzontle, primavera, gorrión, tordo, calandria, colibrí o chupamirto, cardenal, golondrina, salta pared, correcaminos o faisán, pájaro maicero, garrapatero, triguero, tórtola, pájaro bobo, mulato, verdín, chichicuilote, loro común, perico, guacamaya, gallina, pato, guajolote, ganso.

Entre los reptiles: víboras de diversas especies y colores, iguana, lagartija, tortuga, cincuate, alicante, escorpiones de diversos colores, sapo, rana, tepocate, ajolote.

De los articulados, clase insectos: luciérnaga, pinacate común y del campo, mayate, cucaracha, grillo, chapulín, caballo del diablo o libélula, abeja, avispa colorada y parda, hormiga negra, colorada y arriera, mariposa de múltiples especies, polilla, palomilla de San Juan, pulga, pulgón, chinche, chicharra, cochinilla, mosca, mosco, zancudo, cara de niño, escarabajo de varios colores, jicote, nigua, moyote, gorgojo, langosta, piojo, tlaconete o baboso, guaticolotes de distintos colores, caracol, medidor, escarcha.

De los arácnidos: araña, tarántulas de diversas especies, alacrán negro y güero, garrapata, ciempiés.

Entre los crustáceos: cochinilla de la humedad, acocil o cangrejo de agua dulce.

De los aneloides: lombriz de tierra y sanguijuela.

En 1579, ei citado alcalde mayor Gaspar de Covarrubias, decía que en Temascaltepec, Texcaltitlán y Tejupilco había leoncillos pardos, coyotes, zorros, tejones,' armadillos, tlacuaches, cacomixtles, todo género de aves de rapiña, gallinas de monte, faisanes y otras aves, agregando que "Temazcaltepeque tiene un cerro muy alto, que llaman Anacatlán, donde hay tigres y leones".

34

III. Historia: El Municipio a través del Tiempo

III. Historia: El Municipio a través del Tiempo

Todo pueblo, como todo hombre, tiene su propia biografía, es decir, cuenta con una historia

Todo pueblo, como todo hombre, tiene su propia biografía, es decir, cuenta con una historia que relata no sólo su nacimiento, sino todo lo que él ha hecho y los acontecimientos en que ha participado a lo largo de su vida.

La historia de Temascaltepec es muy interesante, no únicamente porque fue un centro minero de gran importancia, sino también porque en él se realizaron múltiples combates y hechos notables durante las diversas etapas en que se divide la historia general de nuestra Patria. Desgraciadamente, no podemos conocer todo el pasado de nuestro municipio, por haber sido destruidos sus archivos y ser escasas las fuentes de información, así como porque nadie se preocupó por dejarnos constancia escrita de aquella historia. A eso se debe que Temascaltepec, a pesar de tener historia, sea un pueblo sin historia. Por ello mismo, nosotros tenemos que conformarnos con las pocas noticias que nos dan algunos libros y tratar de interpretarlas y completarlas con sentido lógico, en aquellos casos en que, aunque no mencionan expresamente a Temascaltepec, es vólido suponer que tal o cual hecho ocurrió, o tuvo que ocurrir, en el territorio municipal. Esta es la manera de rehacer la historia. Este es mi método: la lógica de la historia.

A pesar de todas estas limitaciones, podemos tener, sin embargo, una visión o idea general de la historia de Temascaltepec, desde antes de la llegada de los españoles hasta la época contemporánea. Tal es la panorámica que intento describir en este trabajo.

A. Epoca prehispánica

Antiguamente, el inmenso país de Anáhuac que después se llamó Nueva España, estaba dividido en reinos y repúblicas. Ei reino de México era el más extenso y llegaba, por el sur y sureste, hasta el Océano Pacífico, Yucatán y Guatemala. Por lo tanto, la región a la que hoy pertenece nuestro municipio formaba parte de ese reino de México y colindaba con el reino de Michoacón.

El antiguo reino de México o imperio mexicano, era un conjunto de razas y culturas, idiomas y religiones, y estaba también dividido en diferentes provincias habitadas por otomíes, matlatzincas, cuitlatecas, tlahuicas, totonacos, mixtéeos, zapotecos, chiapanecas, etc. Los aztecas o mexicanos ocupaban la Cuenca de México, en donde fundaron Tenochtitlón.

B. Primeros pobladores

La extensa región habitada por los matlatzincas era conocida como Valle del Matlatzinco, se hallaba establecida entre los dos reinos más poderosos de Anáhuac, o sea, el de México y el de Michoacón, y abarcaba, entre otras muchas comunidades, todo el fértil Valle de Tollocan, hoy Toluca, donde tenían su asiento, y otros muchos lugares de los actuales estados de Guerrero y Morelos, hasta Tuzantla (Michoacón) y Tlaximaloyan (Taximaroa, hoy Ciudad Hidalgo), aunque hubo también matlatzincas en el actual Charo, Michoacón, llamados "charenses" o pirindas, después de haber sido combatidos y perseguidos por los aztecas.

Con excepción del Real de Minas de Temascaltepec, que fue fundado posteriormente y habitado por españoles, los primeros pobladores de las demás comunidades del municipio fueron de origen matlatzinca y, por lo mismo, en ellas se hablaba el idioma matlatzinca, que hasta la fecha

37

conserva el pueblo de San Francisco Oxtotilpan. Después, al ser conquistados los matlatzincas por los

conserva el pueblo de San Francisco Oxtotilpan. Después, al ser conquistados los matlatzincas por los aztecas, se habló también el mexicano. En el territorio de nuestro actual municipio, no hubo otomíes, ni mazahuas, ni menos toltecas. Sobre esto no hay la menor duda. Así se advierte en las Relaciones de Rodrigo de Silva y Gaspar de Covarrubias. Más aún, este último señala que la "lengua natural" de los indios de Texcaltitlón, Tejupilco y Temazcaltepeque (hoy Valle de Bravo) era la matlatzinca, pero casi todos hablaban la mexicana. Orozco y Berra ratifica que Temascaltepec, Texcaltitlón y Tejupilco eran tierras matlatzincas. Los otomíes y los mazahuas sólo eran sus vecinos, por el norte y el oriente.

El dios principal de los matlatzincas de Toluca fue Coltzin (deidad agrícola) y los matlatzincas de la actual región de Temascaltepec rendían culto a Quequex o Quequezque, dios del fuego.

C. Principales acontecimientos de la época prehispánica

Cuando Axayácatl, sexto tlatoani de Tenochtitlán, en su constante afán por extender el imperio azteca, declaró la guerra a los laboriosos y valientes matlatzincas y conquistó su capital Tollocan y otros sitios de esa provincia, los pueblos de nuestro municipio que colindan con los actuales Zinacantepec, Texcaltitlón y Coatepec Harinas, al igual que los del actual Valle de Bravo, fueron escenario de. feroces batallas en las que murieron cientos o miles de indígenas de ambos bandos, o en las que los victoriosos aztecas hicieron innumerables esclavos y prisioneros matlatzincas, que llevaron en cadena a Tenochtitlán, capital del Imperio del Anóhuac, para sacrificarlos después en honor de sus dioses. Y seguramente, antes de la invasión azteca, los tarascos también hostilizaron a los matlatzincas de Temascaltepec y de otros lugares vecinos a Michoacán, para capturar esclavos y prisioneros destinados a morir como ofrenda sangrienta a sus divinidades.

Los antiguos mexicanos fueron hombres que constantemente efectuaban largas expediciones y guerras contra otros pueblos, tanto para agrandar su imperio y hacer esclavos que les pagaran tributos de diferentes especies, como para capturar enemigos y ofrecerlos posteriormente como víctimas, en solemnes ceremonias y fiestas, a su sanguinario dios de la guerra y principal protector, Huitzilopochtli, que sólo se saciaba con corazones de prisioneros. Los nobles matlatzincas no se libraron de la ambición de los aztecas, máxime que éstos siempre los consideraron vecinos peligrosos por su poder y ricos en maíz; pero, sobre todo, ocupaban una región estratégica entre los propios mexicanos y los tarascos. Una vez sometidos los matlatzincas se irían después contra los tarascos, como en efecto sucedió.

En distintas épocas, los crueles aztecas se fueron apoderando poco a poco del Valle de Tollocan, Metepec, Zinacantepec, Tenancingo, Teotenango, Calimaya, Coatepec Harinas, Sultepec, Temascaltepec, Texcaltitlón, Tejupilco y muchos otros pueblos, hasta que decidieron apoderarse del resto del territorio matlatzinca y extender sus dominios hasta Tlaximaloyan (Taximaroa, hoy Ciudad Hidalgo), colindante con el país de los tarascos. Todo eso sucedió principalmente bajo el reinado de Axayácatl (1469-1481), aunque después Tízoc y Ahuízotl consolidaron y completaron el dominio azteca.

¡Cuántos cientos o miles de matlatzincas de los actuales San Mateo, San Miguel, San Francisco Oxtotilpan, Mesón Viejo, Tequesquipan y Texcaltitlón, colindantes con Zinacantepec y Coatepec

38

Harinas, habrán resultado muertos en todas esas luchas, que duraron más de treinta años! ¡Cuántos habrán quedado como esclavos y prisioneros, para ser sacrificados en los altares de los dioses aztecas y cuántos más habrán huido de esos sus pueblos de origen ante el horror de la guerra y las despiadadas matanzas, para esconderse en nuestras montañas surianas! Por virtud de esas guerras de conquista, disminuyó la población matlatzinca; los que quedaron vivos tenian que pagar tributo a Moctezuma, por conducto del gobernador que de entre ellos les nombraba el propio rey de México. El tributo consistía en mantas de henequén y algodón, cierto número de cargas de maíz, metales, maderas preciosas, hongos, "con que se emborrachaban", y hasta ocote para alumbrarse. Además de cobrar los tributos para enviarlos a México, el gobernador en Texcaltitlán, Tejupilco, Temascaltepec de Indios (Valle de Bravo), lo mismo que en Taxco y otros lugares, era el encargado de administrar justicia resolviendo conflictos personales o de tierras y castigando los delitos: a los adúlteros, homicidas y ladrones se les mataba a pedradas en la cabeza, o se les despeñaba a profundos precipicios.

Según Gaspar de Covarrubias, en las guerras los habitantes de esos tres pueblos peleaban con una especie de espada de madera a la que ponían navajas de pedernal en la punta, así como con "rodelas de cañas macizas", macanas, hondas, dardos, navajas de obsidiana, arcos y flechas. Covarrubias describe también cómo vestían, qué comían y cómo se curaban.

Para juzgar así los hechos, me fundo en que aquellas conquistas de enormes regiones las efectuaban ejércitos compuestos de 30 a 40 mil'hombres, o más, y si consta que los mexicanos se apoderaron de todo el territorio matlatzinca hasta el Océano Pacífico y los límites con Michoacán, necesariamente tuvieron que estar comprendidos en tales conquistas los lugares intermedios, como son los actuales municipios de Temascaltepec, San Simón de Guerrero, Tejupilco, Amatepec, Valle de Bravo, etc., sin que fuera necesario que los historiadores hicieran una lista detallada de todos esos pueblos con sus nombres. Seria ilógico pensar que los insaciables aztecas dejaran de invadir a las comunidades que se encontraban enmedio de otras ya ocupadas por ellos. Asimismo, para prolongar sus dominios hasta el Océano Pacífico, los ejércitos del imperio mexica tuvieron que pasar por nuestro actual municipio.

Ahora bien, una vez que los mexicanos dominaron totalmente a los matlatzincas, obligaron a éstos a que participaran en cada una de sus guerras contra los tarascos y los pirindas (matlatzincas de Michoacán), durante los reinados de TÍZOC (1481-1486) y de Ahuízotl (1486- 1502); ya que los antiguos mexicanos siempre fueron enemigos de los tarascos y quisieron dominarlos a toda costa, pero éstos nunca se dejaron vencer. Los aztecas lograron dominar muchos pueblos, pero jamás pudieron derrotar a los de Michoacán.

En esas frecuentes campañas de mexicanos contra tarascos, los numerosos ejércitos aztecas, con sus aliados de Tezcoco y Tacuba, con los que formaban la famosa Triple Alianza, pasaban hacia Michoacán, o de regreso a Tenochtitlan, por lugares que pertenecen hoy a nuestro municipio y al de Valle de Bravo, habiéndose verificado en estas tierras, colindantes con Zinacantepec, por una parte, y con Michoacán, por la otra, muchos de esos combates, que convirtieron a dichos pueblos en escenarios de destrucción y sangre, cautiverio y muerte. Esta consideración se refuerza si tomamos en cuenta que Temascaltepec era una de las fronteras entre los reinos de México y Michoacán, según Gaspar de Covarrubias, lo asentado en su plano agregado a la Crónica de Michoacán del padre Pablo Beaumont y Manuel Orozco y Berra en su Historia antigua de México.

39

Otro acontecimiento importante en la etapa precortesiana de nuestro municipio, fue que estos pueblos del

Otro acontecimiento importante en la etapa precortesiana de nuestro municipio, fue que estos pueblos del sur no sólo tuvieron un considerable comercio con los matlatzincas de Tollocan y otras poblaciones, sino que fueron el paso obligado para que pudieran ir a comerciar con los tarascos y con los demós grupos matlatzincas establecidos en los actuales estados de Morelos y Guerrero. Los matlatzincas eran comerciantes muy activos y grandes viajeros. Vendían las redes que ellos mismos habían inventado y fabricaban. El nombre matlatzinca significa precisamente “hombres de la red", (de mátlatl, red, en náhuatl). Además, iban a comprar sal a Ixtapan de la Sal y a las costas del Pacífico, que eran los lugares donde se beneficiaba ese producto.

Finalmente, debe considerarse también como hecho histórico del Temascaltepec precortesiano el que esta región minera fue conocida y explotada, con sistemas muy rudimentarios, antes de la conquista española.

Para los primeros pobladores de Anáhuac, incluyendo a los matlatzincas, el oro y la plata fueron metales muy apreciados, porque no sólo eran parte esencial del tesoro de sus reyes o jefes, sino que también les servían para comerciar con ellos y adornarse, sobre todo en las grandes ceremonias. Poseían grandes cantidades de oro, plata, cobre, bronce, piorno y estaño. El oro solían tenerlo en tejos o barras, en bolitas o fragmentos llamados pepitas y en polvo más o menos grueso dentro de cañones o “cañutos", casi transparentes, de plumas de ave. Fundían el oro y la plata nativos, el cobre, el plomo, el estaño y hacían bellísimas alhajas y joyas engarzando piedras preciosas en oro y plata, así como extraordinarios trabajos de filigrana.

Por otra parte, las zonas mineras dominadas por los aztecas Temascaltepec, Tejupilco, Texcaltitlán, el actual Valle de Bravo, Sultepec, Tasco y Zacualpan, tenían que pagar tributo de guerra a los mexicanos, entregándoles oro, plata y piedras preciosas como jade, turquesa, esmeralda, etc. Otros pueblos les daban maderas finas, pieles, plumas de aves vistosas, sal, etc.

Además de que el oro se encontraba a flor de tierra en las grietas de las montañas, los matlatzincas, primero, y los aztecas, después, seguramente hacían excavaciones a poca profundidad para sacar esos metales y piedras preciosas, en algunas minas de nuestro municipio, o bien los recogían en los ríos o en los llamados placeres (arenales donde las corrientes de agua depositan partículas de oro), para separarlos posteriormente de las arenas o cascajos por un simple lavado. Los ríos eran verdaderos lavaderos de oro. Esto último habrá ocurrido principalmente en las orillas del río El Vado, que pasa por varios minerales y, desde luego, en las márgenes del Río Temascaltepec que es el mismo Vado, unido al de La Presa.

Las afirmaciones anteriores se fundan en que el mineral de Temascaltepec ya era bien conocido por los aborígenes. Fue precisamente un indio de Texcaltitlán, llamado Adriano, el que sabía de la existencia de una mina en La Abarrada y trajo en 1555 a cinco españoles para que la conocieran y la explotaran.

Este último acontecimiento prehispánico relacionado con las minas de Temascaltepec, marca a la vez el principio de la siguiente etapa de su historia, es decir, la colonial, en la que habría de llegar a su esplendor con el descubrimiento y explotación de muchas otras minas en nuestro suelo, para tratar de saciar la infinita sed de oro y plata de Hernán Cortés y sus soldados.

40

D. Epoca colonial Antes de que Hernán Cortés se apoderara definitivamente de la Gran Tenochtitlan,

D. Epoca colonial

Antes de que Hernán Cortés se apoderara definitivamente de la Gran Tenochtitlan, mandó primero al capitán Andrés de Tapia y, posteriormente, a Gonzalo de Sandoval para que sometieran a sangre y fuego a ios matlatzincas, que no sólo habían atacado a Cuernavaca, aliada de los españoles, sino que se estaban preparando para combatir al mismo Cortés por la espalda, en su calidad de aliados de los mexicanos.

Una vez que Gonzalo de Sandoval conquistó fácil y rápidamente, en 1520, a Toluca y las demás regiones matlatzincas, empezó Cortés a formular proyectos para encontrar las ricas minas de oro y plata que existían en el sur de Toluca y de las que, incluyendo las de Temascaltepec, ya tenía noticias por los propios indígenas. Cortés fue un hombre ambicioso que, por encima de todo, buscaba poder y riquezas, dominio de tierras y títulos de nobleza, que era también lo que constantemente prometía a los capitanes y soldados que lo acompañaban en su aventura militar. Tuvo un verdadero delirio por el oro, al que entonces llamaban El Dorado, por su brillante color.

Las minas de Temascaltepec se empezaron a explotar con cierto método después de la conquista española. Fueron los españoles quienes las descubrieron y trabajaron, a lo largo de toda la época colonial (1521*1821), misma que duró 300 años, un mes y cuatro días.

El acontecimiento fundamental del Mineral de Temascaltepec durante la dominación española, fue nada menos que su descubrimiento, su fundación como pueblo y su reconocido florecimiento. La minería marcó su aparición y su destino para siempre.

Ahora bien, la historia de tal descubrimiento y fundación es la siguiente:

En 1555, un indio de nombre Adriano, originario de Texcaltitlón, que tenía noticias de que en La Albarrada había gran cantidad de oro y plata, llevó a ese lugar a cinco españoles de nombres Diego Martín Quadrado, Alvaro González, Francisco Gómez Bernal, Lorenzo Yáñez y Francisco de Vargas, interesándolos en el aprovechamiento de las vetas a cambio de algún beneficio para él. Esos españoles comprobaron que efectivamente había plata en las muestras recogidas y, sin establecer todavía población alguna, regresaron a su lugar de residencia. De todos ellos, el que quedó más interesado en ia empresa y con deseos de volver fue Francisco Gómez Bernal.

Al año siguiente, 1556, regresó únicamente Francisco Gómez Bernal a La Albarrada, acompañado de Juan Gómez de Salazar, también español y quizó pariente suyo, por lo que Gómez, con el fírme propósito tanto de explotar los minerales que estaban a flor de tierra y los que fueran apareciendo, como de fundar allí una población. Y así lo hicieron esos dos mineros españoles. Al empezar a trabajar en las vetas del mineral, sacaron oro y plata. Se difundió la noticia y llegaron más mineros. En tal virtud, fue en La Albarrada donde los españoles iniciaron la explotación de las minas de nuestro municipio, en 1555, y allí también estuvo el primer poblado, aunque muy pequeño.

Ahora bien, como los metales de La Albarrada eran muy duros y difíciles para ser beneficiados, además de que no había ríos en ese lugar, aquellos mineros lo abandonaron y “se bajaron" a

41

donde está actualmente la población de Temascaltepec, porque aquí habían descubierto "metales más blandos" y de mayor rendimiento, según Gaspar de Covarrubias.

Por lo tanto, el descubrimiento y la fundación del Real de Minas de Temascaltepec o Real de los Ríos, lo llevaron a cabo en 1556 los españoles Francisco Gómez Bernal y Juan Gómez de Salazar. Gracias a las minas, nació este asentamiento colonial, con la característica traza española, dada su situación geográfica irregular en altibajos. Antes de esa fecha, no existía en ese sitio población alguna; ya que era simplemente un pequeño "valle que los indios llamaban Cacalostoc, que en su lengua quiere decir Cueva de Cuervos, porque solía haber antiguamente cantidad de ellos". A los pueblos mineros se les denominó Reales de Minas, desde el siglo XVI, porque pertenecían al Rey y se explotaban por autorización o concesión de éste, mediante el pago de determinados impuestos.

Es necesario aclarar que sobre el descubrimiento y la fundación del actual Temascaltepec, muchos escritores se han empeñado en propalar y seguir repitiendo cómodamente lo que sólo es una hermosa tradición o leyenda, puesto que jamás han publicado o señalado los documentos auténticos en que conste fehacientemente que esa sea la verdad histórica. Es aquella versión, muy popularizada, de que el descubridor fue un prófugo de la justicia virreinal llamado Jorge Medina. De ella me ocuparé posteriormente al hablar de las leyendas.

Desde su principio, el Real de Minas de Temascaltepec fue adquiriendo fama por la abundancia y la buena calidad de sus metales. Por ello, fueron llegando a él, paulatinamente, más y más mineros, capitalistas y operarios de distintas regiones, aunque también esclavos y negros. Conforme a la Relación de Rodrigo de Silva, cura de Temascaltepec, en 1569, había 55 vecinos, la mayoría mineros y los demás oficiales y mercaderes, todos españoles; estos mineros tenían a su servicio 220 negros esclavos, entre hombres y mujeres, y 257 indios naboríos que eran sirvientes agregados a la propiedad agrícola. En 1579, había 34 mineros y 23 vecinos, según Gaspar de Covarrubias. En 1746, se encontraban 320 familias de españoles y 200 de mestizos y mulatos, dedicados a trabajar las minas de Santa Catarina, San Antonio de Padua, La Genovesa, La Capitana, La Magdalena y La Muñiz, que tenían sus propios "ingenios de beneficiar metales y sacar platas", como señala José Antonio de Villaseñor y Sánchez. Al hablarse de esclavos negros, se trata de negros de Africa traídos a América, destinados a los rudos trabajos de las minas, el cultivo de la caña de azúcar, etc.

Las principales minas que se explotaron en nuestro municipio, durante la etapa colonial, fueron:

La Mina de Agua, Los Tres Reyes, la del Rey, Las Doncellas, Los Tajos, Gachupina, Magdalena, La Guitarra, San José, Jesús Nazareno, La Asunción, Quebradillas, La Soledad, La Sierra, Cruz Blanca, Veta Negra, La Luz, Veta Rica, Loma Pelada, Mina Grande, Rosario y Ocotillos.

La Mina de Agua era de una de las más grandes y de renombre, ubicada en la población de Mina de Agua, fue trabajada por el Banco de Avío del Rey. En 1771, la adquirió por donación del gobierno, el famoso sabio mexiquense Joaquín Velázquez de León, quien aplicó un sistema de malacates dobles de su propia invención y maquinaria adecuada para rehabilitarla, por encontrarse inundada.

42

Villada, José Vicente, Gral. Memorias Presentadas a las Legislaturas del Estado de México. (Cuatrienios de 1889 a 1893, de 1893 a 1897 y de 1897 a 1901).

Villasenor y Sánchez, José Antonio. Theatro americano. Descripción General de los Reinos y Provincias de la Nueva España y sus Jurisdicciones. 2 v., México, 1746.

Ward, Henry George. México en 1827. Selección. México, Lecturas Mexicanas. SEP. 1981. Warman, Arturo.

La Danza de Moros y Cristianos. 1 ed., México, Sepsetentas. SEP. 1972.

C. Hemerográficas

Gacetas del Gobierno de México. México, 1811.

Temas. Periódico fundado y dirigido por Alfredo Borboa Reyes. Temascaltepec, Méx. Números 1-14, noviembre lo. de 1967-Diciembre de 1968.

Williams García, Roberto. "El Temascal", en México en la Cultura de Novedades. México, 1968.

D. Orales

Entrevistas personales sobre la Revolución Mexicana con los señores Dionisio Flores Popoca, Alfredo Borboa Albarrán, Enrique Macedo González, coronel Félix Hernández Peñaloza, Felipe Gómez, Primitivo Maya Maldonado, Margarito Avilés, Amado Maya Avilés, Francisco Saldaña, Julián Maya Rivera, Pedro Calderón Rivera, Heladio García Piña, Paula Callado vda. de López, Angela Callado Vda. de Martínez, Josefina Jaimes, Luis Avilés Avilés, Ismael Salazar, Agustín Sánchez, Porfirio Bello y Herculano Macedo, originarios o vecinos de Temascaltepec, San Simón de Guerrero y San Andrés de los Gama.

Entrevistas personales sobre la Guerra de los Cristeros con los señores Alberto Hernández Curiel, Pedro Calderón Rivera, Luis Muñoz Díaz, Heladio García Piña, Reynaldo López Callado, Paula Callado vda. de López y Julián Maya Rivera.

Luis Muñoz Díaz, Heladio García Piña, Reynaldo López Callado, Paula Callado vda. de López y Julián

172

Romero Quiroz, Javier. División Territorial y Heráldica del Estado de México. México, Gobierno del Estado de México, 1977.

Ruiz, Eduardo, Lie. Historia de la Guerra de Intervención en Michoacón. 2 ed., México, Talleres Gráficos de la Nación, 1940.

Sánchez Colín, JSalvador, Ing. El Estado de México. Su Historia. Su Ambiente. Sus Recursos. T.l. 1 ed., México, Editora Agrícola Mexicana, 1951.

Sánchez García, Alfonso. Historia del Estado de México. México, Gobierno del Estado de México, 1974.

Sánchez Lamego, Miguel A. Historia Militar de la Revolución Mexicana en la Epoca Maderista. T. II, México, INEHRM, 1977.

Síntesis Geográfica del Estado de México. SPP. México, 1981.

Sosa, Francisco. Biografías de Mexicanos Distinguidos. México, Oficina Tipográfica de la Secretaría de Fomento, 1884.

Toluca Antigua y Moderna. Album Descriptivo del Estado de México. Francisco Zárate Ruiz, Editor (s.p.i.), (s.a.)

Trentini, Francisco, Editor. El Florecimiento de México. México, Tipografía de Bouligny & Schmidt Sues., 1906.

Valadés, José C. Breve Historia del Porfírismo (1876-1911). México, Editores Mexicanos Unidos, 1971.

Valadés, José C. Historia General de la Revolución Mexicana. 5 v., México, Editores Mexicanos Unidos, 1981.

Vázquez Vázquez, Elena. Distribución Geográfica del Arzobispado de México. Siglo XVI. México, Biblioteca Enciclopédica del Estado de México, 1968.

Velasco, Alfonso Luis. Geografía y Estadística del Estado de México. México, 1889.

Velázquez, Gustavo 6. Quiénes Fueron los Matlatzincas. México, Biblioteca Enciclopédica del Estado de México, 1973.

Venegas, Aurelio J. Monografía del Estado de México. Toluca, 1923.

Vera, Fortino Hipólito. Itinerario Parroquial del Arzobispado de México. Amecameca, Imprenta del "Colegio Católico", 1880.

Veytia, Mariano. Historia Antigua de México. México, Leyenda, 1944.

171

Panorámica Socio-Económica en 1975. Toluca, Gobierno del Estado de México, 1976.

Paso y Troncoso, Francisco del. Papeles de Nueva España. Segunda Serie. Geografía y Estadística. T. Vil. Relaciones Geográficas de la Diócesis de México. Madrid, 1906.

Pavía, Lázaro. Ligeros Apuntes Biográficos de los Jefes Políticos de los Partidos en los Estados de la República Mexicana. 2 v., México, Tipografía y Litografía de Joaquín Guerra y Valle, 1891.

Paz, Ireneo y Manuel Tomel, Nueva Guía de México. Año de 1882. México, Imprenta de I. Paz.

Peñafiel, Antonio. Nombres Geográficos de México. Catálogo Alfabético de los Nombres de Lugar Pertenecientes al Idioma Náhuatl. México, Oficina Tipográfica de la Secretaría de Fomento, 1885.

Plan Municipal de Desarrollo Urbano. Temascaltepec. Gobierno del Estado de México.

Prieto, Carlos. La Minería en el Nuevo Mundo. Madrid, Revista de Occidente, 1968.

Ramírez, Santiago. Noticias Históricas de la Riqueza Minera de México. México, Oficina Tipográfica de la Secretaría de Fomento, 1884.

Ramírez, Santiago. Informe Rendido a la Secretaría de Fomento. Diciembre 29 de 1891. México, Boletín de Agricultura, Minería e Industrias. Año II, No. 10. Abril 1893.

Rayón, Ignacio, hijo y otros. La Independencia Según Ignacio Rayón. México, SEP Cultura, 1985.

Robelo, Cecilio A. Diccionario de Mitología Náhuatl. 2 v., México, Innovación, 1980.

Robelo, Cecilio A. Diccionario de Aztequismos o sea Jardín de las Raíces Aztecas. 3 ed., México, Fuente Cultural, (s.a.)

Robelo, Cecilio A. Manuel de Olaguíbel-Antonio Peñafiel. Nombres Geográficos Indígenas del Estado de México. Estudio Crítico Etimológico. México, Biblioteca Enciclopédica del Estado de México,

1966.

Romero Quiroz, Javier. El Estado de México. Guía. México, Ediciones del Gobierno del Estado de México,

1967.

Romero Quiroz, Javier. El Estado de México. Marcos Históricos y Geográficos. Documentos del Estado de México. Toluca, 1984.

Romero Quiroz, Javier. Relaciones de las Minas de Temascaltepeque

por Gaspar de Covarrubias. Estudio

de

Toluca, UAEM, 1971.

170

Martínez Maximino-Eizi Matuda. Flora del Estado de México. México, 1979.

Memoria de los Trabajos Emprendidos

por la Comisión Nacional del Centenario de la Independencia.

México, Imprenta del Gobierno Federal, 1910.

Mendoza, Eufemio. Apuntes para un Catálogo Razonado de las Palabras Mexicanas Introducidas al Castellano. México, Imprenta del Gobierno, 1872.

México a través de los Siglos. 5 v., México, Cumbre, 1953.

México Prehispónico. Culturas. Deidades. Monumentos. México, 1946.

Miquel i Vergés, José María. Diccionario de Insurgentes. México, Porrúa, 1969.

Molina, Fray Alonso de. Vocabulario en Lenguas Castellana y Mexicana y Mexicana y Castellana. Edición facsimilar. México, Porrúa, 1977.

Mompradé, Electra L. y Tonatiuh Gutiérrez. Historia General del Arte Mexicano. Danzas y Bailes Populares. México, Hermes, 1976.

Mora, José María Luis. México y sus Revoluciones. México, Porrúa, 1977.

Moreno, Roberto. Joaquín Velázquez de León y sus Trabajos Científicos Sobre el Valle de México 1773-1775. México, UNAM, Instituto de Investigaciones Históricas, 1977.

Muñoz, Lázaro Manuel. Libro de Jeroglíficos y Etimologías de Nombres Aztecas Correspondientes a Localidades del Estado de México. Toluca, 1942.

Navarro y Noriega, Fernando. Catálogo de los Curatos y Misiones que Tiene la Nueva España en Cada una de

sus Diócesis

México, 1813.

O'Gorman, Edmundo. Historia de las Divisiones Territoriales de México. 3 ed., México, Porrúa, 1966.

Olaguíbel, Manuel de. Onomatología del Estado de México. Edición facsimilar de la de 1894 Preparada por Mario Colín. México, 1975.

Orozco Linares, Fernando. Gobernantes de México Desde la Epoca Prehispónica Hasta Nuestros Días. México, Panorama Editorial, 1985.

Orozco y Berra, Manuel. Historia Antigua y de las Culturas Aborígenes de México. 2 ed., México, Fuente Cultural, (s.a.)

Orozco y Berra, Manuel. Diccionario Universal de Historia y Geografía. 10 v., México, Tipografía de Rafael, Librería de Andrade, 1853.

169

Gamboa, José M. Lie. Leyes Constitucionales de México Durante el Siglo XIX. México, Oficina Tipográfica de la Secretaría de Fomento, 1901.

García Cubas, Antonio. Carta General del Imperio Mexicano. México, 1983.

García Cubas, Antonio. Cuadro Geográfico, Estadístico, Descriptivo e Histórico de los Estados Unidos Mexicanos. México, Ofic. Tip. de la Secretaría de Fomento, 1895.

García, Genaro. Documentos Históricos Mexicanos. 7 v., México, Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía, 1910.

García, Genaro. Leona Vicario. Heroína Insurgente. México, Librería de la vda. de Ch. Bouret, 1910.

García G., Rodolfo. Páginas Dispersas. Toluca, Gobierno del Estado de México, 1982.

Gavira, Gabriel, Gral. Nombres Indígenas de Todas las Ciudades y Municipios de la República Mexicana. México, 1953.

Guzmán, Ignacio P. Compendio de Geografía Física, Política y Estadística del Estado de México. Toluca,

1906.

Hernández y Dávalos, J.E. Colección de Documentos para la Historia de la Guerra de Independencia de México. De 1808 a 1821. 6 v., México, José María Sandoval, Impresor, 1882.

Herrejón Peredo, Carlos. Historia del Estado de México. Toluca, UAEM. 1985.

Historia de México. 16 v., México, Salvat Mexicana de Ediciones, 1986.

Historia de la Revolución de México Contra la Dictadura del General Santa-Anna. 1853-1855. México, Imprenta de Vicente García Torres, 1856.

Lane, Martín. The story of the last six years of the rincón mine in the district of

Temascaltepec, State of Mexico

1906-1912. Philadelfia, 1912.

León García González, Alfonso. Semblanza del General Brigadier

1958.

Gustavo Rosendo Baz y de Prada. Toluca,

Lo que es México. Edición Monumental de El Demócrata. México, Enero lo. de 1926.

Macazaga Ordoño, César. Diccionario de la Lengua Náhuatl. México, Innovación, 1979.

Martínez C., Leopoldo. La4ntervención Norteamericana en México (1846-1848). México, Panorama, 1985.

168

Catálogo y Síntesis de Documentos Manuscritos Relativos a Pueblos del Estado de México. 1542-1823. Archivo General del Estado de México.

Clavijero, Francisco J., S. J. Historia Antigua de México. México, Delfín, 1944.

CODAGEM. Memorias de Actividades. 1976, 1977, 1978 y 1979. Toluca, Gobierno del Estado de México.

Colín, Mario. El Corrido Popular en el Estado de México. México, Biblioteca Enciclopédica del Estado de México, 1972.

Colín, Mario. Constituciones del Estado de México. Recopilación y notas de

Cosío Villegas, Daniel, et al. Historia Moderna de México. 10 v., México, Hermes, 1983, 1984 y 1985.

Covarrubias, Gaspar de. Relación de las Minas de Temazcaltepec. 1579-1580. En Papeles de Nueva España, publicados por Francisco del Paso y Troncoso, Madrid, 1906.

Covo, Jacqueline. Las Ideas de la Reforma en México (1855-1861). México, UNAM, 1983.

Cué Cánovas, Agustín. La Reforma Liberal en México. México, Centenario, 1960.

Cuevas, Mariano. Historia de la Nación Mexicana.México, Talleres Tipográficos Modelo, 1940

Chávez Orozco, Luis. Historia de México (1808-1836). México, Patria, 1947.

X Censo General de Población y Vivienda. 1980. Estado de México. México, Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, 1984.

Díaz, Porfirio. Memorias de

Echánove Trujillo, Carlos A. Leona Vicario. La Mujer Fuerte de la Independencia. México, Xóchitl, 1945.

El Clero de México y la Guerra de Independencia. Documentos del Arzobispado de México. Publicados por Genaro García. Tomo IX. México, Librería de la vda. de Ch. Bouret, 1906.

El Desafío Municipal. México, Centro Nacional de Estudios Municipales, Secretaría de Gobernación, 1985.

Estadística Básica Municipal de Temascaltepec. Sistema Estatal de Información. Secretaría de Planeación. Gobierno del Estado de México.

Figueroa Domenech, J. Guía General Descriptiva de la República Mexicana. 2 v., México- Barcelona, editor Ramón de S.N. Araluce, 1899.

Toluca, 1952.

2 ed., México, El libro francés, 1923.

167

Bargalló, Modesto. La Minería y la Metalurgia en la América Española Durante la Epoca Colonial. México, Fondo de Cultura Económica, 1955.

Barlow, Roberto y Byron Mac Afee. Diccionario de Elementos Fonéticos en Escritura Jeroglífica. Códice Mendocino. México, UNAM, Instituto de Historia, 1949.

Bassols Batalla, Angel. El Estado de México. México, Stylo, 1956.

Basurto, J. Trinidad. El Arzobispado de México. Jurisdicción Relativa al Estado de México. México, Biblioteca Enciclopédica del Estado de México, 1977.

Brading, D A. Mineros y Comerciantes en el México Borbónico (1763-1810). México, Fondo de Cultura Económica, 1975.

Bullock, William. Seis Meses de Residencia y Viajes en México con Observaciones Sobre la Situación Presente de la Nueva España. México, Banco de México, 1983.

Bustamante, Carlos María de. Cuadro Histórico de la Revolución Mexicana. 1810. 8 v., México, Instituto Cultural Helénico. FCE. Edición Facsimilar, 1985.

Caballero, Mafia del Socorro. Danzas Regionales del Estado de México. 1 ed., México, 1985.

Cabrera, Luis. Diccionario de Aztequismos. México, Oasis, 1980.

Cárdenas, Salvador y Felipe Martínez Pérez. Los Yacimientos Argentíferos de Temascaltepec, Estado de México. México, Comité Directivo para la Investigación de los Recursos Minerales de México, Boletín No. 12, 1947.

Cardoso, Ciro (Coordinador). México en el Siglo XIX (1821-1910). 5 ed., México, Nueva Imagen, 1984.

Carreño, Alberto María. Noticias de Nutka

Una noticia acerca del Br. Moziño y de la Expedición Científica

del Siglo XVIII. México, Imprenta y Fototipia de la Secretaria de Fomento, 1913.

Castañeda Batres, Oscar. Leyes de Reforma y Etapas de la Reforma en México. México, Talleres de Impresión de Estampillas y Valores, 1960.

Castillo, José R. del. Historia de la Revolución Social de México. Primera etapa. La caída del general Díaz. México, 1915.

Castillo y Pina, José. Siluetas del Estado de México. Mixcoac, Imprenta Efrén Rebollar, 1947.

Catálogo de Protocolos de la Notaría No. 1. Toluca 1566-1633. Toluca, Gobierno del Estado de México,

1984.

166

Fuentes consultadas

A. Manuscritas

Apuntes Históricos de Temascaitepec por Amado Macedo Jaramillo, Gonzalo Borboa Cruz, Enrique Macedo González y Lie. José Remedios Colón (3 v.).

Apuntes Históricos de Antero M. Valle.

Archivo Parroquial de Temascaitepec (1919-1986).

Archivo Histórico del Estado de México. Ramo Revolución Mexicana.

Archivo General del Obispado de Toluca.

B. Bibliográficas

Aguilar, José Angel. La Revolución en el Estado de México. 2 v., México, Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, 1977.

Atamán, Lucas. Historia de México. 5 v., México, Jus, 1942.

Alanís Boyso, Rodolfo. El Estado de México Durante la Revolución Mexicana. Toluca, Gobierno del Estado de México, 1985.

Altamirano, León, et al. Trajes y Danzas de México. México, Joaquín Porrúa, 1984.

AJvarez Noguera, José Rogelio. El Patrimonio Cultural del Estado de México. Primer Ensayo. México, Biblioteca Enciclopédica del Estado de México, 1981.

Apuntes Para la Historia Entre México y los Estados Unidos. México, Tipografía de Manuel Payno (hijo), 1948.

Aranda Pamplona, Hugo. Bibliografía de los Escritores del Estado de México. México, UNAM, 1978.

Archivo General de la Nación. Indice del Ramo de Alcaldes Mayores. Vols. I, II y III.

Así fue la Revolución Mexicana. 8 v., México, Secretaría de Educación Pública, 1985.

Bakewell, P. J. Minería y Sociedad en el México Colonial. Zacatecas. (1546-1700). México, Fondo de Cultura Económica, 1976.

165

Los vivos comen de los tontos, y los tontos nomás de su trabajo. Más vale verle la cara al juez y no al sepulturero. Ni pago porque me quieran, ni ruego con mi amistad. No compro nunca cebollas, por no cargar con los rabos. No es borracho el que ha bebido, sino el que sigue bebiendo. No es lo mismo ver Hover que estar en el aguacero. No piensen que soy tan viejo, lo que tengo es mal cuidado. No saben el alabado y quieren rezar el credo. Para que acaben las chinches hay que quemar el petate. Qué ha de dar San Sebastián, cuando ni calzones tiene. Quien no da de lo que tiñe, no pida de lo que ve. Si no hubiera malos gustos, pobres de las feas. Si no lo pico no camina. Sólo el que carga el cajón sabe lo que pesa el muerto. Te perdono el mal que me haces por lo mucho que me gustas. Yo soy como Juan Diego: tonto pero dichoso.

Puesto que debo terminar con refranes y he hecho lo que he podido, pongo punto final a estas páginas recordando aquel dicho que dice: "El que hace lo que puede, hace lo que debe". Y como "¡A la tiznada, dijo David, cuando tiró el arpa!", yo también tiro la mía, que es esta monografía.

163

II

II

V!

¡Mi pueblo nativo, en que se alberga la tristeza

y construye un baluarte la esperanza,

a tí quiero tornar, como tu hijo,

al fin de mi jornada; para fundir mi barro con el oro que duerme en tus entrañas!

4. Dichos y refranes

Alfredo Borboa Reyes

Son incontables los agudos decires y proverbios que he oído en mi tierra, especialmente por boca de los viejos. Muchos los aprendí de mi padre. Y para empezar con refranes, hay uno que los define: "los dichos de los viejitos son evangelios chiquitos". Me concreto a mencionar aquí los que no son tan comunes, ni están muy trillados.

A chillidos de puerco, oídos de matancero.

Ahora tejones, porque no hay liebres. Al perro más flaco le caen ¡as pulgas.

Aquí el que tiznó, tiznó, y el que no hasta el año que entra.

A mí no me cantan ranas; a cantar a la laguna.

Al amigo y al caballo no hay que cansarlo. ¡A mí me sobra lo que a tí te falta! Al conejo y al tonto, todos le ven la oreja. Al que hace más, se le agradece menos.

A pesar de ser tan pollo, tengo más plumas que un gallo. Bailar con una vieja es ¡o mismo que andar en

burro.

Cansado de ver lo bueno, ya lo regular me enfada. Como el gallo de tía Cleta, pelón pero cantador. Con los curas y los gatos, pocos tratos.

Con

recuerdos. Desde lejos, lo parecen; de cerca, ni duda cabe. El que ha nacido en zalea, siempre anda apestando a borrego. El que no conoce a Dios, dondequiera se anda hincando. El que se casa con viuda, tiene que sufrir muertazos. En la tierra de los calvos, los pelones son trenzudos. Entre la mujer y el gato, ni a cuál ir de más ingrato. Es bueno ser feo, pero no tan cacarizo. Lo mismo es a pie que andando.

tarugos ni a bañarse, porque hasta el jabón se pierde. Cuando joven, de Ilusiones; cuando viejo, de

162

Temascaltepec

I

Alero,

donde anidan las auroras.

En mañanas de trinos se renuevan las voces de mi infancia, y se confunden mis versos con el canto del río

H

Bucólico

rincón de ia provincia.

Cuando en tus tardes repaso tus grandezas

antiguas, forjadas con el brillo de tus minas,

tú juegas en el cielo a los crepúsculos

Paisaje,

donde saben las horas a nostalgia.

///

Mis recuerdos se agitan como alas de palomas en vuelo, mientras llaman al "Angelus" tus vetustas campanas

IV

Estampa

de agreste sinfonía.

La magia de tus campos, fue pórtico a ¡a gloria de Mociño, el botánico sabio, que respalda tu nombre con el suyo.

V

Eterno

palacio de ¡a luna al pie de la montaña.

En el silencio de tus noches claras mi espíritu se eleva, en tanto que mi lira solitaria se pone a dialogar con las estrellas

161

que pulque suele tomar;

para vender a los presos, los lunes, su libertad, hinchándose de dinero

a costa de los demás.

Mas, cuando él se emborrachaba,

al pueblo ponía a temblar

con tremendas balaceras

en la plaza principal.

Estas son algunas gracias del feroz cacique Juan, que todo el pueblo llamaba

"el hijo de

Satanás".

Pero, a todos los malvados se les llega su final. ¡Malditos sean los tiranos, que ahogan ¡a libertad!

Ahora todo ha cambiado, en nuestra tierra natal. Leopoldo Rodríguez Jaimes nos dará prosperidad.

Por eso, mientras la mafia del verdugo triste está,

el pueblo grita su gozo

en este alegre cantar:

"Ya se cayó el arbolito, donde dormía el pavo real" ya se acabaron las glorias del cacique criminal.

3.

Poesía

El encanto del paisaje de la cabecera municipal ha inspirado a paisanos, residentes y visitantes, múltiples poemas y canciones. Copio en seguida este pequeño canto, hecho en 1965.

160

cuídense de los maleros.

Corre y vuela, palomita, párate en aquel encino, y avísale a mi familia que muñó su gallo fino.

Nuevamente me despido, dispénsenme los errores; quien compuso este corrido fue Encamación Arias Flores.

Encarnación Arias Flores

En enero de 1967, circuló una hora volandera impresa con los siguientes versos, que con entusiasmo irónico cantaban y comentaban los habitantes de Temascaltepec, ante la esperanza de un verdadero cambio político, después de haber sufrido por muchos años los excesos de Juan Martínez González.

Alegre cantar

"Ya se cayó el arbolito, donde dormía el pavo real", ya se acabaron las glorias del cacique criminal.

Durante más de veinte años, simbolizó la maldad, estableciendo un odioso imperio municipal.

Turnaba ia presidencia, con cinismo sin igual, entre sus fieles lacayos para poder mangonear.

Vendió los bienes del pueblo en provecho personal, y osó en terreno ajeno su palacio levantar.

Cada domingo llenaba, con exceso de crueldad, la cárcel con gente humilde

159

le dijo: "Dios te perdone'' y te sirvan mis auxilios.

De allí fueron recogidos, con tristeza y gran dolor, por tos parientes y amigos que invocaban ai Creador.

Dos noches se veló el cuerpo con rezos y alabados; Félix estaba tendido por dos certeros batazos.

Su pobre esposa lloraba, en medio de su amargura, cuando Félix se encontraba camino a la sepultura.

Et día siete por la tarde lo llevaron

a enterrar, con oraciones y flores y lágrimas sin cesar.

Deben tener muy presente, mis queridos compañeros, cómo saben dar la muerte estos vites traicioneros.

Como tonto lo mataron, por andar siempre confiado; pero ¡eso sí! no dudaron que fue un gallo bien jugado.

Aquí termino mis versos, que espero sean de su agrado, y que ayuden con sus rezos al amigo asesinado.

Yo no soy compositor, sólo soy aficionado que da alivio

a su dolor, recordando lo pasado.

Ya con ésta me despido, mis queridos compañeros; me voy y siempre les digo:

158

Otra de sus composiciones populares es la siguiente:

Corrido de Félix Olivares

Año de mil novecientos del mero cincuenta y seis, murió Félix Olivares que fuera un amigo fie!.

En ei día cinco de enero presente io tengo yo, se fue ei amigo sincero, como ei Eterno ordenó.

En ia cantina de Amado ia muerte io sorprendió por manos de un desalmado, quien a traición io mató.

Se hallaban muchos amigos presenciando una jugada, pero estaban muy ajenos de aquella mata tanteada.

También Félix contemplaba, recargado sobre un brazo; cuando apenas se volteaba recibió ei primer balazo.

Se le quiso echar encima, pero estaba mal herido; ei otro, ante ia cantina le soltó el segundo tiro.

Luego ie salió Remedios, metiendo mano a su acero; su contrario aprovechó y ie disparó ei tercero.

Remedios ya no pasó, se quedó petrificado, también él se hallaba herido y Félix, agonizando.

Poco después llegó ei cura, entre sollozos y gritos;

157

que se conocen precisamente como Cerro de Juan Luis, en San Pedro Tenayac, y para confundir a sus perseguidores y evitar ser encontrado, le ponía a su caballo las herraduras al revés. En la misma población de San Pedro Tenayac, muchas personas afirman que cuando alguien ve de noche a un perro negro que camina arrastrando una cadena, por el camino que conduce a Temascaltepec, es seguro que al día siguiente llevarán "en camilla" a un difunto a la cabecera municipal, para trámites judiciales. Y, desde luego, el fantasma de La

Llorona no podía faltar en el Real de Temascaltepec, ya que por las riberas de sus ríos, o por el canal que viene de Río Verde a los Tanques, corre en noches tenebrosas una mujer vestida de blanco, con pelo largo y suelto,

jos", mientras los perros ladran. Es el alma en pena de

gritando desgarradoramente "Ay, mis hi

una mujer que busca sin encontrar a sus tres hijos, que ella misma estranguló o sumergió en las aguas de un río.

jos, mis hi

2.

Corridos

Los principales temas del corrido en Temascaltepec han sido la añoranza de sus minas, el amor al Señor del Perdón y a la tierra natal, así como el dolor por la muerte de un amigo o de un personaje notable. En este último aspecto, destacan el Corrido al Padre Urbano (Ortiz) hecho por Adalberto Osorio Villalba, de San Pedro Tenayac, y el "Corrido del Gobernador Alfredo Zárate Albarrán" (hijo ilustre de Temascaltepec, asesinado vilmente por el traidor Fernando Ortiz Rubio), compuesto por Luis Piña y del que selecciono estos versos:

El año cuarenta y dos todos lo recordarán, ocho de marzo funesto murió Zárate Albarrán.

El "Centro Charro" es testigo de lo que hizo el traidor, disparando su pistola a! señor gobernador.

Ya todito ha terminado, ya lo que pasó votó; vendrá otro gobernante, pero como aquél ya no.

Entre los diversos compositores de corridos, sobresale Encarnación Arias Flores, quien en su vasta producción ha logrado estrofas llenas de emoción y colorido como ésta, en su "Corrido a Temascaltepec":

Este Temascaltepec, es una tierra bendita; el que se baña en sus aguas hasta lo feo se le quita.

156

La Malinche en Temascaltepec

Referían los antiguos que cuando Hernán Cortés se enteró de que su esposa Catalina Juárez Marcaida estaba por llegar a la Nueva España, procedente de la isla de Cuba, donde la había dejado, el astuto conquistador de México, que vivía en Coyoacán con su amante la Malinche, se dirigió a Temascaltepec a esconderla en una casa ubicada al otro lado del río El Vado, al pie del cerro El Temeroso. Posteriormente, al construirse casi frente a esa casa y sobre el mencionado río un puente colgante, hoy de cemento armado, se le dio el nombre de Puente de la Malinche, que aún conserva, en ecuerdo de que en ese sitio vivió por algún tiempo la famosa intérprete de Cortés y que, para deshacerse de ella, la casó después en Veracruz con su soldado Juan Jaramillo.

El nombre indígena de la Malinche era Malintzin y, al ser bautizada, recibió el de Marina. En el lugar que señala la leyenda, existió efectivamente una antigua casa de dos pisos, en ruinas, aproximadamente hasta 1950, conocida como El Mirador.

El Duende

Diversas personas aseguran que se les ha aparecido "El Duende" en Temascaltepec, o bien que otras les platicaron haberlo visto. Se trata de un pintoresco personaje que sólo se dedica a hacer travesuras, o ayuda a quien las hace. Dicen que "El Duende" es un enanito, gordito, vestido de charro, con pantalón negro ajustado y adornado con botonadura de plata a lo largo de las piernas, con botines negros y elegante sombrerito de charro. Que este pequeñín gusta de aparecerse a los niños, auxiliándolos en sus travesuras, como, por ejemplo, abrir una puerta para que salgan de la casa o del cuarto donde están castigados, o hacerles compañía cuando se meten a una huerta ajena para robarse la fruta. Que, asimismo, este simpático "charrito" se divierte haciendo enojar a los mineros, pues repentinamente aparece de pie sobre las rocas que están abriendo con el "pico" en el fondo de las minas, como retándolos a que le perforen los pies, y en otras ocasiones les apaga la lámpara de carburo, les esconde el casco que llevan en la cabeza, o el itacate.

El charro de medianoche

Entre las gentes que gustan de desvelarse, especialmente las que suelen "correr gallo", es decir, caminar de noche tomándose alegremente sus licores, se dice que han visto "con sus propios ojos" bajar del rumbo de El Fortín, por el camino real, hacia el centro de la cabecera, a un charro montado sobre brioso caballo, precisamente cuando el reloj público está "dando las doce de la noche". El jinete es un hombre apuesto, "muy bien parecido", que usa vistoso traje negro, sombrero plateado, bigote abultado y largas patillas. Sus ojos son relampagueantes. En su rápida carrera, el caballo va sacando lumbre de las piedras con sus cascos, en tanto que de las espuelas del jinete misterioso salen chispas cuando hieren al corcel. Y después de pasar por San Francisco, se para de manos el caballo y el fantasma se pierde en las tinieblas sin llegar a la plaza principal. Naturalmente que después de esta visión, todo "borrachín" recupera el pleno juicio.

Otros relatos fantásticos señalan, en fin, que el legendario bandolero Juan Luis robaba a los hacendados de la región para socorrer a los pobres, tenía su escondite en una cueva de las peñas

155

Es frecuente engalanar las iglesias, calles y casas colgándoles cadenas de papel crepé o de

Es frecuente engalanar las iglesias, calles y casas colgándoles cadenas de papel crepé o de china con flores, o bien festones de ocojal verde, con motivo de las grandes festividades cívicas o religiosas.

F. Tradición oral

Es difícil encontrar un pueblo que no tenga tradiciones, porque éstas son parte de su misma historia.

Además de conservar la herencia colonial de sus danzas, Temascaltepec es una alcancía de leyendas, mitos, consejas, cuentos, corridos, refranes, apodos, etc., que son producto y alimento de la imaginación o la ironía populares y que, por tanto, están en su lenguaje cotidiano. Abundan los poemas y canciones que ensalzan las bellezas del terruño. Los dichos vuelan, como la abeja de flor en flor, con su chispa de sabiduría, ingenio y alegre picardía. Las "calaveras" también hacen su festiva aparición con motivo del "Día de Muertos".

1. Leyendas

El descubrimiento del Mineral de Temascaltepec

Se cuenta que en 1565, un tal Jorge Medina o Jorge de Medina, originario de Peñuelas, Zacatecas, de oficio barretero, había matado a un individuo y para no ser juzgado por las autoridades virreinales, que eran muy severas, huyó por las montañas hacia el Mineral de Zacualpan con dos hijas suyas. Al llegar a un solitario monte de la ranchería de La Albarrada era ya de noche, encendió lumbre sobre una roca, para calentar alimentos y ahuyentar a las fieras que abundaban en la región. A la mañana siguiente, vio que en las piedras del fogón ya apagado había plata fundida y huellas de oro, formándose una pequeña plancha, lo que le indicó que estaba precisamente en el crestón de una rica veta de oro y plata. Dejó allí a sus dos hijas y fue a la capital de la Nueva España, con unas muestras o broches del metal, a pedir audiencia con el virrey don Antonio de Mendoza y proponerle que si le perdonaba su delito, enseñaría el lugar de la mina que había descubierto y la donaría al rey para que fuera explotada. Entonces el virrey, que era compasivo y deseaba el desarrollo de la minería, otorgó a Medina el indulto de su pena y nombró una comisión para que se posesionara de la mina en nombre del rey y procediera a los trabajos de exploración y explotación, dándosele por nombre La Mina del Rey; pero al regresar Medina a La Albarrada, ya sus hijas habían descubierto otra veta, muy rica también, a la que denominaron La Mina de las Doncellas. Finalmente, en agradecimiento al favor obtenido del virrey, Medina mandó traer de España la imagen del Cristo Crucificado que se venera todavía en Temascaltepec y al que por ello se le dio el nombre de El Señor del Perdón.

Si acaso llegare a confirmarse esta versión, tendría que referirse a otro año, o bien, a otro virrey, porque don Antonio de Mendoza fue el primer virrey de Nueva España, de 1535 a 1550, muriendo en 1552, en la ciudad de Lima, siendo virrey del Perú.

154

Potencias (memoria, entendimiento y voluntad) y Las Tres Tentaciones (mundo, demonio y carne). Los que simbolizan a Las Potencias visten: la memoria, de azul; el entendimiento, de verde y la voluntad de color rosa. Los que representan a Las Tentaciones, van: el mundo de morado, el demonio de rojo y negro y la carne de rojo. Un niño vestido de morado es la figura de Cristo y otro de blanco es la del alma. El "Arcángel San Miguel" porta alas, corona blanca y una espada. Participan dos adultos disfrazados de "viejos", que abren valla a los danzantes.

El tema de esta danza consiste en que, al llegar la muerte y en un largo diálogo, el cuerpo y el alma se culpan mutuamente de que ésta se haya perdido. El diablo, entre tanto, baila con una víbora enredada en su cintura para distraer a todos y poderse llevar al alma; pero, al advertir la maniobra el Arcángel, lucha con el diablo, lo vence, gana al alma y se la lleva.

En Tequesqulpan existe la Danza de los Vaqueros (con temas campestres) y la representación de los llamados "Oficios" (panaderos, carboneros, trigueros, mllperos y La Conducta u oficio de conducir una diligencia por los caminos).

4. Artes decorativas

Es realmente escasa la producción artesanal en nuestro municipio. Han faltado escuelas y talleres que enseñen a utilizar el tiempo y la habilidad artística de nuestras gentes.

San Pedro Tenayac es el único pueblo que sobresale en esta materia. Tanto en el Centro de Artesanías como en sus domicilios particulares, las mujeres realizan piezas de costura, bordados y tejidos con verdadero primor estético, tales como blusas, manteles, servilletas, carpetas, sobrefundas y colchas que envían a la ciudad de Toluca para su venta.

Desgraciadamente, en la ranchería de Carboneras ha disminuido o casi desaparecido la industria textil de manufactura de gabanes y cobijas, que tanta fama le dieron antes por su excelente acabado, a pesar de lo rudimentario de sus telares domésticos, de los que sólo quedan seis. Ahora para satisfacer la demanda, van a comprarlos a Tenancingo y a Gualupita, municipio de Santiago Tianguistengo, revendiéndolos a la orilla de la carretera.

Los reclusos del Centro de Readaptación Social, en la cabecera, fabrican tapetes de acrilón, tejidos de estambre y lana (gabanes), bolsas de plástico, pantunflas, llaveros, grabados en alpaca o plata alemana, figuras talladas en hueso y diversas artesanías en madera, que venden a los visitantes del penal o remiten a Toluca.

Son muchas las mujeres del municipio que tienen todavía la bella costumbre de hacer, a mano, tejidos, deshilados y bordados (en punto de cruz, en hilvanes o al matiz), en estambre o hilo, con gancho y agujas, para uso personal o doméstico, mas no para comerciar. En ello han destacado, en la cabecera, la señora Paula Callado vda. de López, quien a sus ciento diez años de edad aún teje y borda sobre terciopelo y tela con chaqulra, lentejuela y canutillo, realizando verdaderas obras de arte, al igual que sus hijas Rosa, Esperanza, María y Celia López Callado, desde su infancia. Estas dos últimas lucían, en las fiestas de tiempos pasados, deslumbrantes vestidos típicos de terciopelo negro que ellas bordaban con esos materiales de fantasía.

153

ante Santiago), el hijo de Tiberio, el centurión, el general Alchareo y el capitán Savario, los cuales llevan dos soldados cada uno, portando todos machete y en la cabeza un turbante oriental hecho de carrizo y forrado de seda de colores con adornos de espejos y sartas de perlas formando lunas y soles, así como una mascada de seda prendida de los lados del turbante que cae en triángulo cubriendo la cara, excepto los ojos, y una banda cruzada del hombro derecho hacia la izquierda. El centurión ostenta un casco romano, en lugar de turbante; el secretario lleva en la punta del turbante una media luna de acero y porta un asta con nicho en la punta simulando a Alá, el dios de los musulmanes; el capitán Savario lleva una bandera de tela roja con un símbolo romano.

Los contendientes, uno con el emblema de la cruz y el otro con el de la media luna, se alinean en dos filas, frente a frente; Intercambian embajadores, se cruzan en parejas cambiando sus sitios en conversiones de Izquierda a derecha, siempre bailando, encontrándose de frente y regresando a sus lugares iniciales, mientras dialogan en verso sosteniendo la superioridad de sus respectivos dioses; se desafían y luchan haciendo chocar y relampaguear sus machetes. Como la danza es ritmo y melodía, el combate de los Santlagueros y el paso de una escena a otra, en dos movimientos básicos, son acompañados por una flauta y un tambor.

Danza de los Arcos o del Arco, que se ejecuta en la ranchería de Telpintla en honor de Nuestra Señora de la Luz, durante la semana del carnaval. El grupo de danzantes lo integran quince niños vestidos de blanco, que llevan en la cabeza una guirnalda con adornos de zoguilla y un espejo y de la que cuelgan listones de colores por la espalda, una mascada de lino de colores brillantes también sobre la espalda, en el pecho dos bandas de listones de colores subidos con remates de flecos, dos enagüillas blancas sobrepuestas hasta la rodilla.

Con los arcos adornados con papel de china de múltiples colores, hacen vistosas figuras extendiéndolos o encorvándolos, o bien, los danzantes se alinean y con los arcos levantados forman una cúpula debajo de la cual van pasando uno tras otro. Un danzante con máscara de viejo y capa de tela negra con listones de colores que le cuelgan por la espalda, lleva en las manos un animal disecado (generalmente una zorra), y mientras baila lo acaricia, lo arrulla, lo besa y de improviso lo acerca a la cara de la gente que hace valla, para espantarla. El ritmo lo marca un músico que toca un viejo violín. Esta danza también se baila en La Al barrada, Teguastepec y Godlnes.

Danza de las Pastoras, que se baila en la cabecera municipal, Real de Arriba, San Lucas del Pulque, La Abarrada, San Mateo Almomoloa y San Francisco Oxtotllpan, en la noche del 24 de diciembre con música de violín, por niñas vestidas de blanco, con velo también blanco, que llevan un sombrero adornado con flores y un bastón también adornado con flores de papel de china y cascabeles en la parte superior, que suenan al golpear el suelo con el bastón. El grupo de niñas va precedido por dos niños que las guían. Dos de ellas caminan por delante con un Niño Dios y las demás bailan y cantan alegres villancicos al Niño Jesús, en recuerdo de los bíblicos pastores que fueron a adorarlo en la Gruta de Belén. En la cabecera han mantenido la tradición de esta danza las señoras Consuelo Reyes vda. de Borboa y Amanda Gómez, quienes la bailaron en su niñez durante varios años.

Danza de Las Tres Potencias del Alma. Es bailada por niños en la ranchería de Carboneras el 20 de enero, en honor de San Sebastián, su Santo Patrono, con música de violín. Intervienen Las Tres

152

Danza de Santiagueros, también llamada de Moros y Cristianos En la versión de esta danza,

Danza de Santiagueros, también llamada de Moros y Cristianos

En la versión de esta danza, en la cabecera municipal, los ejecutantes no usan máscaras con barbas, ni bigotes postizos, ni faldas, ni espuelas en los zapatos, como en otros pueblos. Los principales personajes son Santiago y Pilotos. El Santiago porta un elegante sombrero de fieltro y ala ancha con tres plumas de avestruz (verde, amarilla y roja), traje de paño negro con botonadura de plata y polaina tubular o ajustada en la parte Inferior, botines de una pieza generalmente de color café, un machete costeño de buen sonido y una larga capa de seda roja guarnecida de flecos y bordada con hilos de chaqulra y de la que sale, por el frente y en el nivel de la cintura, un pacífico caballo blanco de madera, cuya parte trasera se simula con un aro también de madera o plástico. Con la mano izquierda sostiene una pequeña bandera roja que tiene grabada una cruz en el centro, como distintivo de su jerarquía. El "Pilotos", rey de los moros, lleva un machete, una corona de lámina color aluminio, una mascada roja de seda que cuelga de la corona hacia abajo cubriéndole oídos y barba, otra mascada de seda que le cubre la cabeza debajo de la corona y cuelga por detrás hasta media espalda; debajo de esta segunda mascada cuelga un tápalo (manto) de seda que llega hasta la corva. El "Santiago" sólo cuenta con dos soldados, el "Varón" (su embajador ante Pilotos) y el "Paje", que también portan sombrero con plumas de avestruz, machete y dos bandas (azul y roja) cruzadas sobre el pecho y la espalda. Los oficiales moros que acompañan a Pilotos, son el secretarlo, Tiberio (el embajador

151

Rondalla Integrada entre 1914 y 1915. De izq. a der., de pie: Mariano Muñoz, Enrique

Rondalla Integrada entre 1914 y 1915. De izq. a der., de pie: Mariano Muñoz, Enrique González Sandoval y Guillermo González Sandoval; sentadas: Herlinda Pagaza (hermana del obispo Joaquín Arcadlo Pagaza), María de los Angeles Jaime Domínguez, María Jaime Domínguez, Emilia Jaime de González y Delflna González Sandoval

privilegiada, sobre todo cuando en la parte del ofertorio de las misas cantaba el Ave María de Shubert o Gounod.

Las principales danzas regionales del municipio son las siguientes

Danza de los Santiagueros o de Moros y Cristianos, que por tradición dirigen y bailan principalmente vecinos de los barrios de Santiago y Milán, en la cabecera, en las fiestas del Apóstol Santiago y del Señor dei Perdón. Durante muchos años el alma de esa danza fue el señor Luis Aviles Aviles, quien dejó su texto manuscrito. Su dirigente actual es Vicente Avilés Jaramillo. Es una danza que difundieron los frailes misioneros desde el siglo XVI, en muchos pueblos y con notables variantes en el texto, ia indumentaria y los movimientos. Por eso hay distintas versiones. Se trata de una danza guerrera de espíritu religioso, que representa la lucha que por espacio de casi ocho siglos sostuvieron los españoles para liberarse, durante el siglo XII, de la dominación de los musulmanes o moros a los que finalmente vencieron con la ayuda decisiva, según la leyenda, de Santiago el "Apóstol guerrero", que es el personaje principal de la danza. Los evangelizadores la usaron para la conversión de los infieles, los indígenas idólatras, puesto que también simboliza el triunfo del bien, la religión cristiana, sobre el mal, los herejes o paganos.

150

desde 1976 por el profesor Angel Salinas González; "Grupo Musical Rocca" y "Grupo Musical Elipse". En la ranchería de Cerro Pelón, los "Astros del Sur" y "Navegantes del Trópico". Estos últimos cuatro grupos ejecutan música moderna, sobre todo en fiestas familiares y escolares. Además, para acontecimientos o celebraciones especiales (bodas, quince años, graduaciones escolares, etc.), suelen acudir a la cabecera grandes orquestas como "Los Avándaro" y el "Grupo Musical Aguándaro" (ambos de Valle de Bravo) y otras de Toluca, estados de Guerrero y Michoacón.

Hay bandas de música llamadas de viento en San Miguel y San Francisco Oxtotilpan, San Mateo Almomoloa, San Andrés de los Gama y Tequesquipan, que participan sobre todo en las fiestas de enero en honor del Señor del Perdón; así como también conjuntos de mariachis en San Mateo Almomoloa y Pedregales de Tequesquipan.

Desde 1974, existe en la cabecera la "Estudiantina Parroquial" compuesta de quince miembros, que tocan guitarras, tricordios, acordeón, bajo, pandero y banjo. Su director es el actual párroco Abelardo Sánchez Díaz. Ejecutan exclusivamente música religiosa, no sólo en la cabecera sino también en otros lugares del municipio

y del Estado.

El Club de Danza organizado por el Sistema Municipal del DIF en Temascaltepec, cuya presidenta es la profesora Patricia Emperatriz Macedo Toledo, participa activamente con diversos bailes folklóricos en festivales como los del diez de mayo, clausuras de cursos escolares, aniversarios de escuelas, kermesses, actos sociales, etc. Por su parte, los alumnos de las escuelas, desde el kinder hasta la secundaria, también efectúan bailes y vistosas tablas gimnásticas en algunas celebraciones, tales como el inicio de la primavera, en que se verifica un desfile con su respectiva "Reina" y sus pequeñas "Princesas".

En el pasado inmediato, tampoco faltó música que alegrara la vida de los habitantes de la cabecera. Actuaron sucesivamente diversos conjuntos que tocaban instrumentos de cuerda y aliento. Los principales fueron: en 1914 y 1915, es decir, antes de la destrucción zapatista, existió una rondalla formada por el licenciado Enrique González Sandoval y don Mariano Muñoz (hermano del presbítero Inocente Muñoz); tocaban guitarras

y mandolinas, integrándola hombres y mujeres. De 1927 a 1929, la orquesta formada por Primitivo Maya

Maldonado, Heladio García Piña, Isaac Gómez Tinoco, Amado Macedo González, Rosendo Brum, Rufo Salazar

y Leoncio Mancilla. En 1938 y 1939, el señor Guadalupe Nava, integró otra con Mario Muñoz Díaz, Juan

Martínez González, Enrique Gómez Morales, Rufo Salazar y Francisco León. De 1940 a 1942, el señor José María Arellano organizó una más con Isaac Gómez Tinoco, Enrique y Fidel Gómez Morales, Juan Martínez González y Rufo Salazar. En las décadas de los años treintas y cuarentas, don Rafael "el ciego", o sea, Rafael Ramírez González, prodigó a los vecinos de la cabecera las melodías que magistralmente arrancaba a su arpa, particularmente en la cantina de don Enrique Macedo González a cambio de unas copas de licor, hasta que la difícil circunstancia del viejo bohemio solitario lo empujó al suicidio el 2 de agosto de 1946.

En 1948, el párroco Mardonio Guadarrama fundó y dirigió un importante coro parroquial compuesto de diez señoritas, que cantaron en las ceremonias religiosas hasta 1963, distinguiéndose entre ellas la excelente soprano María del Consuelo González Mejía (el ruiseñor de Temascaltepec), quien ya desde 1942 y como solista hacía vibrar el templo parroquial con su voz

149

El templo es de una nave. En su Interior, hay un retablo barroco en madera tallada y dorada, de dos cuerpos y tres hileras con pinturas de flores. Mide 7.00 metros de alto y 6.00 metros de ancho. En el centro del primer cuerpo, se alojan dos pequeñas esculturas de madera: un crucifijo y una Virgen de los Dolores. Al centro del segundo cuerpo, un nicho vacío y en el remate un Pantocrator (escultura de Dios Padre), con los brazos extendidos hacia abajo mostrando al espectador a su Hijo Crucificado. Por las dimensiones del sitio donde se encuentra y por habérsele tenido que cortar una parte del remate, se advierte que ese retablo no fue hecho expresamente para este templo sino que se le adaptó el de otro.

Este hermoso templo barroco, que lució esplendoroso en las épocas de bonanza minera, hoy se encuentra en un estado de lamentable descuido; por lo que es urgente rescatarlo de su postración. Al contemplarlo, parece un viejo profeta, sentado en el recodo del camino, que recuerda glorias pasadas y acompaña fielmente a su pueblo en la soledad, pero que a la vez reclama ayuda para seguir viviendo.

Templo de San Andrés de los Gama

Es un templo del siglo XVIII, estilo neoclásico, de una nave y con una torre de dos cuerpos con sus correspondientes campaniles. La fachada es de tres cuerpos. En el segundo aparecen estípites formadas únicamente por el prisma o pirámide invertida; en el tercero hay un nicho vacío y en el remate una cartela o medallón ondulado y una cruz. Arriba de la puerta de entrada, se ve una Inscripción en cantera que dice: "Esta portada se reformó a costo de los vecinos de este pueblo. Septiembre de 1914". El atrio cuenta con dos portadas y una barda de arcos Invertidos. La portada lateral en arco de medio punto, es también de estilo neoclásico, ostenta un frontón triangular con flores en relieve y una Inscripción muy borrosa en cantera, coronándolo una cruz. Templo de San Mateo Almomoloa

Es un templo neoclásico del siglo XVIII con elementos neogóticos. Es de una nave y cuenta con dos torres. La fachada y la portada del atrio tienen ornamentación neogótlca, es decir, el gótico de fines del siglo XIX o principios del actual. El atrio tiene una barda de arcos Invertidos y en su portada aparece una Inscripción en cantera, que dice: "Pueblo de San Mateo Almomoloa. Se comenzó el cementerio el 20 de marzo de 1887 y se conclulló (sic) el 8 de diciembre de 1888". Igualmente, en la sacristía se encuentra, dentro de un marco de madera con vidria, un documento manuscrito fechado el 9 de septiembre de 1888 que tuve a la vista y dice:

"Pueblo de San Mateo Almomoloa. Se reformó el templo el 2 de enero de 1879 y se conclulló (sic) el día 4 de enero de 1886". A continuación se mencionan los nombres de seis fiscales, seis jueces y cuatro padrinos que figuraron como "las cabezas principales que cooperaron para la reforma del templo", así como el costo de la obra que fue de $ 5,386.65, misma que bendijo el presbítero Cecilio García, que era entonces el cura de Temascaltepec.

3. Música y danza

a. Tipos y organizaciones de músicos y danzantes

Los conjuntos musicales existentes en la cabecera, son: "Rondalla Temazcalli", fundada y dirigida

148

Este templo colonial es una espléndida joya engarzada en el paisaje azul y verde de San Martín Tequesquipan.

Templo de Real de Arriba

Es un templo del siglo XVIII con portada barroca en dos cuerpos, orientado hacia el poniente. En el primero se encuentra la puerta de acceso en arco de medio punto, cuya rosca está finamente ornamentada. A cada lado de la puerta de entrada aparecen dos pilastras estípites, que son características del estilo barroco estípite llamado también churrigueresco, muy de moda en la Nueva Espcia durante buena parte de la segunda mitad del siglo XVIII. En los interestípites, hay nichos actualmente vacíos. En el segundo cuerpo se abre la ventana del coro, flanqueada por dos pares de pilastras estípites entre las que van, asimismo, nichos vacíos. Todo el conjunto está rematado por un muro ondulado (tres lóbulos), con un nicho en el centro y una cruz. La fachada tiene tres entrecalles y es totalmente simétrica, es decir, los mismos elementos que hay en un lado se encuentran en el otro. La torre, que es más reciente y colocada al lado derecho, es de planta cuadrada y de dos cuerpos con sus correspondientes campaniles. El atrio tiene una barda de mampostería de piedra y se penetra a él por una portada en arco de medio punto, por la parte sur, encontrándose rematada por un pequeño frontón y una cruz.

sur, encontrándose rematada por un pequeño frontón y una cruz. Templo barroco de Real de Arriba,

Templo barroco de Real de Arriba, con su calle real

147

La parte principal de la portada, excluyendo el remate de frontón, revela que su autor

La parte principal de la portada, excluyendo el remate de frontón, revela que su autor o autores fueron extraordinarios artistas indígenas. Tai remate es de fecha posterior, posiblemente del siglo XVIII. La torre, de planta cuadrada y colocada a la izquierda, corresponde a la misma época del frontón (siglo XVIII); es de dos cuerpos, con sus respectivos campaniles y rematados por un cupulín. En la base de la torre se encuentra una cruz atrial con la inscripción: "Anno MCM. Jesus Christus. Deus Homo Vivit Regnat Imperat" (Año de 1900. Jesucristo, Dios y Hombre, vive, reina, impera).

El templo es de una sola nave, con orientación hacia el poniente. Su altar es de cantera rosa. Tiene una capilla lateral, que sirve también de bautisterio. Cuenta con dos pilas bautismales; una de ellas, la más antigua y con un diámetro aproximado de dos metros, es de una sola pieza. Al frente del templo, un atrio amplio con muro almenado y portada al centro en arco de medio punto y de cantera labrada, sin ornamentación, mostrando arriba el anagrama de Cristo y una cruz.

sin ornamentación, mostrando arriba el anagrama de Cristo y una cruz. 146 Portada del templo parroquial

146

Portada del templo parroquial de Tequesquipan

enjutas, dos motivos vegetales. Sobre el arco se encuentra la representación de la Imperial águila
enjutas, dos motivos vegetales. Sobre el arco se encuentra la representación de la Imperial águila

enjutas, dos motivos vegetales. Sobre el arco se encuentra la representación de la Imperial águila bicéfala, tallada en cantera, con alas y cola extendidas, en cuyo centro tiene el escudo franciscano con las cinco llagas que Cristo Imprimió a San Francisco y de las que mana sangre, así como los tres clavos en la llaga más grande que es la del costado, por la lanzada. Esa águila bicéfala, símbolo de la Casa de Austria a que pertenecía Carlos V, con el emblema franciscano en el centro, simboliza la estrecha unión existente entre la Orden Franciscana y el Rey Carlos V, que la envió a América por solicitud expresa de Hernán Cortés. La ventana del coro está enmarcada por una talla fina en cantera y a sus lados tiene nuevamente, en la parte superior, los escudos franciscanos de las cinco llagas y los tres clavos entre guías de vid con uvas y, en la inferior, a manera de rosetones, dos relieves ornamentales en cantera cuyo centro es un chalchihuite, que era símbolo de "algo precioso" entre los indígenas. Es evidente aquí la mezcla de dos culturas, ya que el emblema del vino (la vid con racimos de uvas) es europeo, y el chalchihuite es Indígena; de modo que juntos podrían también significar el "líquido precioso" que es la sangre de Cristo. Dos largos cordones franciscanos delimitan verticalmente la portada por ambos lados, desde la basa hasta la cornisa, rematando con flores de lis. Arriba de la ventana del coro hay dos molduras, cuyos extremos terminan en roleos y que se colocaron Inclinados hacia el centro, para dar la Impresión de un frontón. En la parte más alta, un remate de frontón triangular con nicho en el centro y una cruz en el vértice.

145

Providencia, un Viacrucis completo (de yeso, policromado, con figuras realzadas) y otras imágenes más que

Providencia, un Viacrucis completo (de yeso, policromado, con figuras realzadas) y otras imágenes más que están en la vieja casa cural, deterioradas en su mayoría.

están en la vieja casa cural, deterioradas en su mayoría. Templo parroquial de Tequesquipan Es uno

Templo parroquial de Tequesquipan

Es uno de ios más bellos templos del siglo XVI en la zona sur del Estado de México, que probablemente fue visita del convento franciscano de Zinacantepec. Las llamadas visitas eran templos donde los. religiosos solamente administraban los sacramentos y adoctrinaban, pero no tenían convento para poder vivir ahí.

Es de estilo ¡ndocrlstlano, es decir, mezcla de español e Indígena (los temas cristianos fueron Interpretados por manos aborígenes). La fachada tiene la puerta de entrada en arco de medio punto, sostenida por dos jambas, soportes del arco, con cordones franciscanos en los ángulos, y cubiertas de talla típica del siglo XVI, que representa la gruesa guía de una vid con numerosos racimos de uvas. La rosca del arco repite la ornamentación de las jambas y ostenta, en las

144

Fachada del templo parroquial, antes de septiembre de 1909, cuando se agregó el segundo cuerpo

Fachada del templo parroquial, antes de septiembre de 1909, cuando se agregó el segundo cuerpo de la torre

Señor del Perdón. El altor y la cruz fueron donados por la señora María Palacios vda. de González, el 6 de enero de 1974.

A lo largo de toda la parte posterior del templo, donde antes estaba el Salón San José para cine parroquial y reuniones diversas, se construyó una elegante casa parroquial dúplex con increíbles sacrificios de vecinos y paisanos, en plena crisis económica nacional. Consta de dos pisos con seis recámaras, dos cocinas, sala, comedor, varios baños, sala de reuniones, sala de espera, dos despachos y un archivo. La obra se inició el 13 de junio de 1982 y el actual obispo de Toluca, doctor Alfredo Torres Romero, la bendijo ya terminada el 23 de marzo de 1985.

Además de las imágenes del Señor del Perdón, Nuestra Señora de la Consolación, Sagrado Corazón de Jesús y Nuestra Señora de la Luz, se encuentran también en la parroquia las de Nuestra Señora del Carmen, Virgen de Guadalupe, Virgen de los Dolores, la Inmaculada Concepción, Jesús Triunfante (sobre un asno), Jesús Nazareno (de goznes, para las ceremonias de Semana Santa), el Santo Entierro (dentro de una vitrina), un Jesús Crucificado (escultura de regular tamaño), San José, San Judas Tadeo, Santa Teresita del Niño Jesús, la Divina

143

-

-
- neoclásico del primero. Se le puso, además, un remate o cupulín que sirve de base

neoclásico del primero. Se le puso, además, un remate o cupulín que sirve de base a una cruz. En cada uno de

Fachada del templo parroquial de Nuestra Señora de la Consolación

los cuatro ángulos de los campaniles, se adosaron dos columnas. Tiene cinco campanas en el primer cuerpo y ninguna en el segundo.

Las naves son de concreto armado y están divididas por pilares también de concreto. Del techo de la nave central cuelgan cuatro candiles. Antes de su última modificación, había columnas de madera sobre pedestales de manipostería y con capiteles corintios, que sostenían el techo de madera en forma de bóveda semicircular en la nave central y de varios casquetes con nervaduras, también de madera bellamente trabajada, que comúnmente se llamaban "Conchitas" por su forma, en las naves laterales. Sobre el presbiterio se levanta airosa una cúpula octogonal de concreto, para iluminarlo, que se compone de tambor con ventanas y su casquete dividido en gajos, rematada por una linternilla con una cruz. Las ocho ventanas del tambor tienen vitrales.

El templo cuenta con una capilla lateral con altar de mármol, que anteriormente estuvo dedicada a la Inmaculada Concepción y ahora a Jesús Resucitado. Esta capilla, en su interior, mide 7.00 metros de largo y 5.60 metros de ancho.

En el presbiterio, se halla un altar de mármol travertino y sobre él una gran cruz de concreto cubierta con mosaico veneciano dorado con oro de 23 kilates, en la que se colocó la imagen del

142

La arquitectura civil más representativa del municipio está formada por las siguientes edificaciones, todas de estilo moderno, que se encuentran en la cabecera: a. El nuevo palacio municipal, inaugurado por el gobernador profesor Carlos Hank González en febrero de 1975, en presencia de los ex-gobemadores Gustavo Baz y Salvador Sánchez Colín, b. Centro de Servicios Administrativos, puesto en servicio en junio de 1982, sin haberse inaugurado oficialmente, y que alberga las oficinas de la Administración de Correos, Subalterna Federal de Hacienda, Receptoría de Rentas, Delegación de Tránsito y Seguridad Pública, Registro Público de la Propiedad y de Comercio, Delegación Regional del Registro Civil, Notaría Publica número 1, CODAGEM y Bancomer. c. Escuela primaria "Alfredo Zárate Albarrán", que anteriormente se llamaba "Escuela Primaria Mixta Ciencia y Patria", d. Escuela Secundaria Técnica Industrial "Lie. Adolfo López Mateos", e. Preparatoria, f. Facultad de Ciencias Agrícolas, g. Biblioteca Pública "José Mariano Mociño". h. Centro de Salud con Hospital, i. Centro Social (o Salón de Usos Múltiples), con sala de arte, salón de eventos culturales y restaurante con pista de baile, j. Mercado municipal (ampliación).

b. Religiosa

Los mejoras exponentes de la arquitectura religiosa, por su interés histórico y artístico, son los siguientes.

Templo parroquial de Nuestra Señora de la Consolación

Es una "parroquia fundada por el clero secular en el siglo XVI", según Fortino Hipólito Vera. Templo levantado en la plaza principal de la cabecera, mirando hacia el poniente, como todos los de su tiempo, para combatir la adoración ai sol por los indígenas. Tiene categoría de santuario. Ha sufrido diversas modificaciones sustanciales, siendo la última la emprendida en 1958 por el párroco José Campuzano Rogel, que concluyó en 1963 el también párroco Primitivo Mendieta Bernal. Actualmente (agosto de 1986) se está reforzando la torre con seis cinturones de fierro, por haber sufrido cuarteaduras a raíz del sismo de 19 de septiembre de 1985.

Es un templo de estilo neoclásico y su estructura general, en el exterior y en el interior, es sencilla y austera, pero digna. En su interior, mide 41.60 metros de largo y 21.00 metros de ancho; la fachada mide 15.10 metros de alto, desde el piso hasta la base del reloj público. Tiene tres naves con tres puertas de entrada en arco de medio punto; sobre ia central se abre la ventana del coro. Cuenta con un atrio que está limitado por una portada de fierro y una barda de concreto con barandal de fierro. Antiguamente, este atrio tenía una más bella portada neoclásica en arco semicircular, rematada con macetones y un frontón semicircular con una cruz en el centro.

La fachada es más horizontal que vertical; es lisa y carece de decoración. La remata un frontón triangular con tres esculturas en relieve, talladas en cantera y empotradas en el muro, que representan un calvario (Cristo crucificado, la Virgen de ios Dolores y San Juan Evangelista). El remate del frontón, donde estaba antes un macetón, fue destruido para colocar el reloj público que marca el ritmo de la vida en Temascaltepec. A los lados del reloj se colocaron recientemente dos esculturas en cantera: una de Santa Ciara y otra de San Cristóbal. La torre del campanario, de planta cuadrada, era de un solo cuerpo y posteriormente se le agregó el segundo, con el estilo

141

en fila. Una que otra vieja casa tiene todavía un segundo patio interior, empedrado y

en fila. Una que otra vieja casa tiene todavía un segundo patio interior, empedrado y rodeado de macheros, pesebres, caballerizas, pajares o bodegas. Asimismo, aún se ven en la cabecera algunas de aquellas casas señoriales de “gente importante", que eran espaciosas, confortables y sólidas, como la de la señora Rosario Gómez Vda. de Méndez, así como las tres que en su exterior y en fila ostentan los largos y tan familiares portales de la plaza principal. ¡No sólo Toluca tiene portales! Otro ejemplo típico de mansiones opulentas de la época virreinal, es la famosa Ex- Hacienda de Doña Rosa, en la orilla de Temascaltepec, que fue espléndidamente remozada y circundada de jardines -fortaleza de piedra y flores- por su propietario don Alberto Hernóndez Curiel. El dueño original de tal hacienda fue el señor Alejandro Jacot, y posteriormente los señores doctor Alejandro Piaget (norteamericano de padres suizos) y Eduardo Pellet (suizo), quienes instalaron allí una fábrica de jabón y aceites (rosado y de comer), en cuyo exterior había un letrero que decía: “Hacienda de Doña Rosa. Pellet y Piaget, Sucesores de Jacot".

La meritoria remodelación de pueblos que se hizo en 1974, durante el gobierno del profesor Carlos Hank González, realzó y mejoró notablemente la fisonomía de la cabecera y Mesón Viejo. Los pueblos de Real de Arriba, Tequesquipan y la plaza cívica de San Pedro Tenayac, fueron remodelados posteriormente.

JÍ T» > I — «i M Ida dtdaladadad^Ma a^aaaaldalaadal
JÍ T» > I — «i M
Ida dtdaladadad^Ma a^aaaaldalaadal

wwíiTrO 00 SOOFICIOO AOnMHOViOIWW, Ofl 10 CODOCOiO VTiliniCVpOI

140

Las esculturas prehispánicas de San Lucas del Pulque son testimonios vivos del arte y la cultura de antiguas tribus asentadas en ese sitio, que es urgente rescatar (algunas fueron llevadas indebidamente al barrio de Santa María, en Valle de Bravo), restaurar, estudiar y conservar en lugar adecuado y seguro de la misma población, lo que además de hacer resaltar el pasado y darle mayor importancia histórica al municipio, le acarrearía turismo por el interés de conocer estas obras de artistas indígenas.

el interés de conocer estas obras de artistas indígenas. 2. Arquitectura a. Civil figura 4 Las

2. Arquitectura

a.

Civil

figura 4

Las casas de la cabecera y algunos otros pueblos del municipio conservan, en general, el trazo y estilo colonial provinciano, con sus paredes altas de adobe, techos de teja roja a dos aguas y con cejas de gotera, puertas y ventanas de madera o fierro, corredor o pequeño portal al frente, pisos de ladrillo o madera, pilares que sostienen el techo y una balaustrada o pretil donde se colocan macetas para plantas con flores que cuelgan hacia el patio o la calle, como ya se dijo. La mayoría tiene sala, comedor y patio interior, a cuyo alrededor se levantan los aposentos o cuartos

139

figura 2 Piedras prehispánicas labradas en cantera, que se localizan en el poblado de San
figura 2 Piedras prehispánicas labradas en cantera, que se localizan en el poblado de San

figura 2

Piedras prehispánicas labradas en cantera, que se localizan en el poblado de San Lucas del Pulque

labrar la piedra, los indígenas usaban cinceles, martillos, piedras-yunque, taladros, punzones, pulidores, etc.

Entre las esculturas que he visto en San Lucas del Pulque, llaman la atención cuatro de ellas por su buen acabado y misterioso simbolismo. En tres de esas esculturas (figuras 1, 2 y 3) aparece un rostro humano de rasgos toscos, con orejeras circulares, saliendo de la boca abierta de una serpiente de lengua bífida (doble), lo que hace recordar el culto a Quetzalcóatl. La cuarta (figura 4), que a los lados muestra otros dos rostros, se acerca más a la representación de Tlóloc, el dios del agua y de la lluvia, muy parecida a la que de esta deidad se ve en el templo de Quetzalcóatl, en Teotihuacán. Por las características del tallado en estas piedras, podríamos pensar en que San Lucas fue una aldea con recinto ceremonial en el que Quetzalcóatl y Tlóloc fueron las divinidades más importantes, ó por lo menos que sus escultores tuvieron una marcada influencia de los toltecas o de los mexicas, que fueron grandes admiradores de esos dos personajes mitológicos, sin que eso signifique necesariamente que grupos toltecas habitaran en San Lucas, o bien que tal influencia la recibieron de la civilización teotihuacana (más antigua que la tolteca), por la reiterada presencia de la serpiente y porque siempre estuvieron estrechamente relacionados los símbolos de Quetzalcóatl y Tlóloc, como en el citado templo de Teotihuacán.

138

(cálices, copones, custodias, etc.), que guardan los templos católicos del municipio, el patrimonio cultural y artístico de éste cuenta con las bellísimas esculturas prehispánicas que se encuentran en el poblado de San Lucas del Pulque.

Entre las pinturas y esculturas religiosas, sobresalen dos que se hallan en el interior de la iglesia parroquial de la cabecera.

La escultura del Señor del Perdón, en madera tallada y policromada, de fines del siglo XVI o principios del XVII. Se trata de un Cristo crucificado, de tamaño un poco más del natural por haberse hecho para ser contemplado de lejos, color café oscuro, expresión serena, marcadas facciones judías y cuerpo de excelente realismo anatómico. Es el Cristo de Temascaltepec, cuya contemplación estimula la fe e inspira admiración estética. Siempre se ha asegurado que fue traído de España y, a juzgar por las características de su hechura, es lo más probable; pero hasta ahora no he podido constatarlo.

Una pintura al óleo sobre tela de Nuestra Señora de la Luz, obra del célebre pintor colonial Miguel Cabrera, que algún devoto minero trajo a estos lugares. Mide 2.12 metros de alto y 1.38 metros de ancho, excluyendo el marco de madera. La acción del tiempo, el descuido y la ignorancia la han deteriorado considerablemente, ya que, al carecer de vidrio protector, sus devotos le han prendido múltiples milagros o ex-votos a la tela, rasgándola con seguros o alfileres metálicos. Esta valiosa obra de arte requiere una restauración urgente y un marco con vidrio que la preserve de más atentados "piadosos".

Otras cuatro esculturas en yeso, policromadas, son dignas de mención por su fino acabado y expresividad artística: la de Nuestra Señora de la Consolación, patrona de la parroquia de Temascaltepec; dos del Sagrado Corazón de Jesús que se encuentran, una en este último templo y la otra en el de San Andrés de los Gama; la de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, en la parroquia de Tequesquipan.

Frente al palacio municipal de Temascaltepec, se levantan dos monumentos de piedra con los bustos del cura Miguel Hidalgo y Costilla y de don Benito Juárez.

En el pueblo de San Lucas del Pulque, que es una zona arqueológica inexplorada que se ubica a diez kilómetros aproximadamente y al noroeste de la cabecera municipal, se encuentran diseminadas varias esculturas talladas en piedra, que "parecen ser representaciones de Quetzalcóatl, el 'gemelo precioso', deidad creadora de la humanidad e inventora de la agricultura, deidad de las artes y de las ciencias, que asoma entre los fauces de una serpiente", o bien, representaciones de Tláioc, el dios de la lluvia, de acuerdo con un trabajo publicado por el ameritado historiador Javier Romero Quiroz (periódico RUMBO, Toluca, Méx., 19 de julio de 1981, pp. 19 y 20), quien, además, señala que estas piezas "denotan la presencia de Teopixques o sacerdotes que instruían a los Tlacuicuic, trabajadores de la piedra o escultores prehispánicos, que realizaban tallas extraordinarias de sus dioses"; por lo que si San Lucas no fue un adoratorio, ni una comunidad con adoratorio, fue entonces un taller donde se hacían esculturas de dioses para una metrópoli o un gran centro ceremonial, o simplemente para servir de ornamento en templos, o como braceros, portaestandartes, o soportes de hachones para iluminar (con resinas vegetales), por tener algunas un hueco o taladro circular en la parte superior. Para

137

Imagen de El Señor del Perdón, que se venera en Temascaltepec. Es una bellísima escultura

Imagen de El Señor del Perdón, que se venera en Temascaltepec. Es una bellísima escultura de madera policromada, de fines del siglo XVI o principios del XVII

en Temascaltepec. Es una bellísima escultura de madera policromada, de fines del siglo XVI o principios

136

s¥i

los requerimientos del oficio o profesión, los gustos personales, la situación económica y la posición social. Como el alimento y la vivienda, el vestido es diferente, por razones naturales, en las áreas urbanas y rurales.

En nuestro municipio, los hombres habitualmente usan pantalón, camisa, ropa interior y zapatos de piel, y las mujeres vestido de una pieza, falda, blusa, pantalón, ropa interior y zapatos de piel o plástico y, desde luego, engalanan su figura con aretes, collares, peinetas, prendedores, pulseras y anillos. En invierno o tiempo de lluvias, hombres y mujeres usan suéteres y chamarras, así como gabán por parte de los campesinos. En las rancherías pocas personas usan todavía huaraches, siendo parte integrante de su atuendo el machete al hombro debajo del gabán y el bule o tecomate lleno de agua para el camino. Con excepción de algunas personas de buena posición económica que pueden comprar telas de seda artificial, el vestido femenino es generalmente de telas de algodón, chiffón y poliéster. Las mujeres se hacen trenzas, se enchinan el pelo, o bien lo usan suelto; sólo una minoría usa el rebozo. El sombrero de palma se utiliza más en los pueblos y rancherías que en la cabecera. Uno que otro viejo gambusino lleva con nostalgia, todavía, su casco minero en la cabeza. Si en la cabecera llegan a verse hombres vestidos de calzón y camisa de manta, pañuelo rojo en el cuello, huaraches de correa y sombrero ancho estilo Tlapehuala, así como mujeres con vestido largo o enaguas con delantal y rebozo terciado como cananas, se trata de gente de "tierra caliente" que acude a Temascaltepec al arreglo de un asunto, o bien a vender mercancías de su región el "día de plaza", domingo, o en las fiestas principales.

Es notorio que en la cabecera la gente se preocupe por su buena presentación personal, por vestir bien, como herencia indudable de generaciones pasadas que habitaron en este Real de Minas donde abundaba el dinero y entre las que hubo numerosas familias de abolengo y ricos mineros provenientes de Norteamérica y de diversos países de Europa. En la actualidad, es común ver hombres, sobre todo oficinistas, que en días normales visten con trajes de casimir o poliéster y corbata, como en las ciudades, porque además lo permite el clima templado. De allí que rancheros y abajeños les llamen irónicamente "los catrines de Temas". Por otra parte, en los bailes de la cabecera son habituales los trajes de gala.

No existe vestido regional o típico que represente a Temascaltepec. Unicamente en la zona indígena de San Mateo Almomoloa, San Francisco y San Miguel Oxtotilpan y Mesón Viejo, algunas mujeres conservan el modo de vestir prehispánico, particularmente en sus fiestas, consistente en falda enrollada, blusa de manta o cabeza de indio con bordados de hilos de diversos colores, faja o ceñidor que sujeta la falda, quesquémetl.o rebozo, luciendo además vistosas arracadas y collares de cuentas multicolores.

Los únicos adornos y atavíos que se usan, son los que se ven en los bailables y danzas de las fiestas religiosas, cívicas y escolares.

E. Arte

1. Artes plásticas: pintura y escultura

Además de las pinturas, cromos y esculturas de santos y piezas de orfebrería dedicadas al culto

135

de res, mole de olla (carne de res con chile verde o rojo), caldo de la Virgen que lleva pollo desmenuzado o en pieza, chile rojo, verduras, especialmente elote, ejotes, calabaza tierna, flores de calabaza y epazote. Por el especial sabor que le saben dar en su preparación, son famosos en la cabecera los "tacos de Memo" (de barbacoa, particularmente los de panclta), que vende el señor Guillermo Borboa Reyes y los "tacos de Amanda" (de cabeza de cerdo), que expende la señora Amanda Gómez Estrada.

En la cabecera municipal existe la vieja y curiosa costumbre de que los domingos al mediodía sólo se come cecina de res con crema, queso fresco, guacamole y salsa "de molcajete", frijoles de la olla o refritos, y los lunes el platillo fuerte es el caldo de res o caldo de olla (o puchero, caldo blanco con verduras y sin chile). En otras palabras, son domingos de cecina y lunes de caldos o pucheros.

Finalmente, son típicos en Temascaltepec los lasloyos, que se elaboran en los barrios de Milán y Santiago, (panes de regular tamaño en forma de rombos, rellenos de piloncillo y queso, con poca azúcar en la superficie) y las torrejas (bolillo seco y rebanado, capeado con huevo, que se sinre con miel de piloncillo). Lamentablemente, ha desaparecido la fruta de horno, que se hacía en el barrio de Magdalena, los mamones, los pecos (panecillos de harina con piloncillo, con sabor a anís o carbonato, en forma de puerquitos y caballitos), las trompadas, las charamuscas y diversos dulces de leche. Las gorditas de harina con manteca y los rosquetes para acompañar la nieve, sólo se siguen elaborando en el barrio de Milán.

b. Bebidas

La mayoría de la población toma agua natural o agua de la llave, por ser absolutamente potable, o bien aguas frescas, preparadas con frutas de la estación, siendo usuales también los refrescos embotellados y la cerveza.

Las bebidas embriagantes siguen siendo azote para la salud y semilla de delitos, como en todo el país. ¿Hasta cuándo se cerrarán definitivamente las cantinas en nuestro municipio?

En los poblados de San Francisco y San Miguel Oxtotilpan, San Mateo Almomoloa, La Comunidad, Mesón Viejo, Tequesquipan, San Lucas del Pulque y La Albarrada, la gente tiene una excesiva afición por el pulque, por hábito ancestral. Y tiene fama de ser buen pulque en tales lugares. Lo malo es que muchos no lo toman con los alimentos, sino como alimento diario y prolongado.

Como bebidas típicas, deben citarse los chorreados, que son una combinación de leche, huevo canela y alcohol, y los chumiates, que son licores de frutas (zarza, tejocote, guayaba, membrillo, arrayán, nanche, etc.) con alcohol y gotas de amargo (yerba de prodigiosa en infusión).

12. Vestido, adornos y atavíos

a. Vestidos habituales y especiales

El hombre y la mujer se visten, en general, de acuerdo con el clima, las costumbres regionales,

134

En las zonas rurales, el avance civilizador ha originado la casi desaparición de las chozas de tablas, tejamanil

y palma, para dar paso a construcciones de material más consistente y seguro, como el tabique, tabicón y

asbesto; pero persiste, por una parte, como anexos a las viviendas, los graneros, chiqueros para puercos, los corrales para gallinas, guajolotes, borregos, chivos, conejos, toros y vacas y, por la otra, la cocina con su típico

fogón en el piso de tierra y sus comales de barro, donde los humildes, al resplandor de la lumbre hogareña, saborean no sólo alimentos sino también la charla ingenua y la paz campesina.

11. Alimentación

a. Alimentos

En materia alimenticia, existe una marcada y natural diferencia entre la población urbana y la rural. La gente de la cabecera tampoco come lo mismo que la de los demás pueblos y rancherías. Los hábitos, la condición económica y la misma existencia de artículos de consumo, son distintos.

Los alimentos que se consumen en nuestro municipio son, básicamente: carne de res, cerdo, borrego, chivo, pollo, guajolote; leche, huevo, queso, legumbres, frutas, pan de harina de trigo, pastas, frijol, chile, tortillas de maíz o trigo, así como pescado bagre, sardinas, salmón y atún enlatados, en épocas de Cuaresma.

En la cabecera, la mayoría de la gente come carne todos los días; en los demás pueblos y rancherías, es menos frecuente el consumo de carne. Hay comunidades campesinas, pobres, que sólo ingieren alimentos dos veces al día, almuerzo en la mañana y comida por la tarde, y comen únicamente carne en las fiestas y dos

o tres domingos al año, ya que su alimentación diaria consiste en huevos, frijoles, chile, tortillas, pan, algunas verduras, frutas y hongos en tiempo de lluvias, siendo habituales las "yerbas sudadas" o hervidas con sal, principalmente quelites, quintoniles, nabos tiernos, acelgas y flores de calabaza.

En los pueblos, incluyendo la cabecera, se hacen tres comidas: el desayuno o almuerzo entre las ocho y nueve de la mañana, la comida del mediodía a las dos de la tarde aproximadamente y la merienda o cena a las ocho

o nueve de la noche. En las rancherías, el almuerzo se toma alrededor de las siete de la mañana, antes de iniciar las labores del campo y la comida entre las cinco y seis de la tarde.

En la preparación de los alimentos, se utilizan combustibles consistentes en leña, carbón vegetal, petróleo y últimamente el gas por quienes tienen estufa. En algunos hogares, hay pequeñas parrillas para cocinar con energía eléctrica.

En las fiestas del Santo Patrono, familiares (matrimonios, bautizos, etc.), escolares y banquetes de tipo político, son tradicionales el mole poblano que se sirve con tamales de maíz, la barbacoa de borrego o chivo con "salsa borracha" (preparada con pulque), las carnitas doradas y el chicharrón de cerdo.

Como platillos típicos, además de los anteriores, destacan: la cecina de res, el menudo o pancita

133

Paredes Cantidades Lámina de cartón 81 Carrizo, bambú o palma 44 Embarro o bajareque 15

Paredes

Cantidades

Lámina de cartón

81

Carrizo, bambú o palma

44

Embarro o bajareque

15

Madera

1,096

Lámina de asbesto o metal

36

Adobe

1,729

Tabique, tabicón, block, etc.

341

Otros materiales

10

Material no especificado

73

Pisos

Cantidades

Tierra

2,085

Cementoso firme

839

Mosaico u otro recubrimiento

385

Piso no especificado

116

Techos

Cantidades

Lámina de cartón

447

Palma, tejamanil o madera

1,024

Lámina de asbesto o metálica

560

Teja

1,146

Loza de concreto, bóveda* de ladrillo, terrado enladrillado sobre vigas

95

Otros materiales

17

No especificados

136

En las áreas urbanas del municipio, destaca la construcción de casas con techos de teja a dos aguas, paredes de adobe y pisos de ladrillo o cemento pulido. Sin embargo, es verdaderamente lamentable que al caserío de la cabecera se le esté quitando su antigua fisonomía, por el uso cada vez más frecuente de láminas de asbesto o metálicas en los techos, a pesar del ruido que producen cuando llueve o cae granizo, o del calor sofocante en el verano. Debería prohibirse la utilización de esta clase de techos en el centro de la cabecera, a fin de mantener sus características típicas, con base en los artículos 18, fracción III y 34, fracción V de la Ley de Desarrollo Urbano del Estado de México. Por otra parte, en dicha cabecera se encuentran bien definidos dos estilos de casas habitación: a. El tradicional y propio de las poblaciones mineras asentadas en sitios geográficamente desiguales, como Taxco, Sultepec, Zacualpan, Zacatecas, etc., con sus pintorescos declives, balcones y aleros al viento y corredores al frente con balaustrada o pretil que sirve, a su vez, de soporte a columnas y macetas para plantas de omato; b. El moderno, con casas de tabique y bóveda de concreto y sin gracia pueblerina, lo que se observa sobre todo en la colonia del Fortín, que rápidamente se ha venido poblando y que cuenta ya con 40 casas terminadas.

132

c. Organizaciones de trabajadores

Las existentes en el municipio, son:

Los trabajadores de la Planta Hidroeléctrica (instalada en 1906 en la cabecera), propiedad de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, S.A., en liquidación, están afiliados al Sindicato Mexicano de Electricistas.

Los médicos de base y enfermeras del Centro de Salud "B" con Hospital, en la cabecera, se encuentran incorporados al Sindicato Nacional de Trabajadores de Salubridad y Asistencia (SNTSA).

Los empleados administrativos de la Facultad de Ciencias Agrícolas, pertenecen al Sindicato Unico de Trabajadores y Empleados al Servicio de la Universidad Autónoma dei Estado de México (SUTESUAEM).

10. Vivienda

a. Distribución de la vivienda

De acuerdo con el aludido Censo General de Población y Vivienda de 1980, el municipio de Temascaltepec cuenta con 3,445 viviendas, ocupadas por 19,853 habitantes. De esas 3,445 viviendas, 3,425 son particulares que habitan 19,647 personas y que corresponden a lo siguiente: 3,339 son de construcción fija para 19,229 ocupantes; 61 son viviendas móviles para 281 ocupantes y 25 son usadas como refugio por 137 habitantes. Asimismo, hay 20 viviendas colectivas ocupadas por 206 habitantes, es decir: un hotel con cinco ocupantes, dos hospitales con 9 ocupantes, un orfanatorio u hospicio con 10 ocupantes, dos cárceles o prisiones con 18 ocupantes y 14 viviendas colectivas de otra clase con 164 ocupantes.

Según el tipo de tenencia o régimen legal de la propiedad de las 3,445 viviendas, 2,801 habitantes ocupan casa propia y 85 la tienen rentada.

Según la clase de baño y uso de la cocina en viviendas particulares, aparece lo siguiente: 220 familias tienen baño con agua corriente y 138 no tienen este servicio; 318 habitantes usan la cocina como dormitorio y 1,910 no le dan ese uso. En cuanto al combustible utilizado para cocinar: 3,064 familias usan leña, 234 gas, 12 petróleo y uno electricidad.

Respecto a la disponibilidad de agua entubada y de energía eléctrica en las 3,425 viviendas particulares, 1,138 disponen de agua entubada y 1,522 de energía eléctrica. Carecen de tubería de drenaje 2,601 viviendas particulares.

b. Tipos de construcciones

Tomando en cuenta los materiales predominantes usados en paredes, pisos y techos en las 3,425 viviendas particulares, en 1980 se encontró la siguiente panorámica:

131

cultural del municipio. Su nombre fue Alba, con el subtítulo de "Periódico Quincenal Independiente". Su fundador y director fue el señor Juan Gama Arias, originario de Zacualpan y residente en Temascaltepec durante muchos años. El primer número vio la luz pública el lo. de noviembre de 1933, el cuarto número el 15 de diciembre de ese año. Son los únicos cuatro números que conozco. Fue un órgano informativo y literario de aparición quincenal que, aunque duró poco, tiene el mérito de haber sido el primero en el municipio.

El 5 de marzo de 1942, fue arteramente asesinado el gobernador del Estado de México Alfredo Zárate Albarrán, por el traidor Fernando Ortiz Rubio, que se decía su mejor amigo, en el casino del "Centro Charro" de Toluca. Después de un banquete y una "charreada" ofrecida en ese lugar a los magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, el asesino disparó a quemarropa tres balazos a su víctima, que murió el día 8 del mismo mes de marzo. El hecho sangriento sacudió a toda la Nación y enlutó particularmente a Temascaltepec, donde había nacido en 1900 el brillante político. Al multitudinario sepelio asistió el Presidente de la República, general Manuel Avila Camacho. Para suceder a Zárate Albarrán, fue designado gobernador el licenciado Isidro Fabela Alfaro.

El 27 de junio de 1944 fue un inolvidable día de fiesta cívica, porque el gobernador del Estado, licenciado Isidro Fabela, visitó Temascaltepec e inauguró dos obras fundamentales de beneficio social para todo el municipio: el Hospital Civil, en el barrio de Milán y la escuela primaria "Alfredo Zárate Albarrán", en el centro de la cabecera. La recepción al mandatario fue clamorosa, como en todas las demás ocasiones que visitó Temascaltepec, porque su presencia y su palabra hicieron renacer una esperanza que había muerto en la región a raíz del asesinato del paisano Zárate Albarrán. En virtud de que la construcción de la escuela primaria se había iniciado durante el gobierno de Alfredo Zárate Albarrán, don Isidro Fabela propuso que el plantel llevara, como homenaje, el nombre de su infortunado antecesor.

El terreno donde se levantó el hospital, fue donado por su esposa, Josefina Eisseman de Fabela, cuyo padre, el minero alemán Carlos Eisseman, había impulsado la minería del municipio. El pueblo agradeció profundamente las deferencias del ilustre gobernante. Es preciso aclarar que la placa metálica que aparece en uno de los extremos de la fachada de la citada escuela primaria, en la que se dice que fue "inaugurada" en mayo de 1972, siendo Presidente de la República Luis Echeverría y gobernador dei Estado Carlos Hank González, se refiere más bien a su reinauguración por habérsele agregado un segundo piso.

El miércoles 13 de diciembre de 1950, fue salvajemente asesinada la señorita Roberta Izquierdo Mora, en la cabecera municipal, por Crisóforo Olivares Colín, un malviviente de Temascaltepec que cometió otro homicidio en Tlalnepantla. El asesino sorprendió a su víctima mientras lavaba ropa a la orilla del Río Vado, cerca del puente de La Malinche. Al negarse desesperadamente a ser atacada y rechazar al bestial individuo, éste la derribó, le cortó la lengua con filosa navaja para que no siguiera gritando, le aplastó la cabeza con enormes piedras, la degolló y la descuartizó. Al tomar conocimiento de los hechos, las autoridades encontraron el cadáver mutilado e incompleto, entre la maleza. No obstante que el asesino había actuado con todas las agraventes de ley (premeditación, alevosía y ventaja) y de que por ello merecía la pena de muerte, existente entonces en la legislación del Estado, el juez de primera instancia de Temascaltepec lo condenó, sin embargo, a 30 años de cárcel, por los delitos de homicidio y tentativa de violación. Dada su

87

alta peligrosidad, el criminal fue trasladado al penal de las Islas Marías. Este horrendo crimen

alta peligrosidad, el criminal fue trasladado al penal de las Islas Marías.

Este horrendo crimen initó y conmovió extremadamente a los habitantes de Temascaltepec, tanto por la crueldad con que fue cometido, como por el cariño general de que en vida gozaba la víctima. La señorita Roberta Izquierdo Mora, nacida en el barrio de La Gachupina, era una mujer humilde, buena, profundamente religiosa, que desde niña se impuso la penitencia de caminar descalza siempre y que, en defensa heroica de su virtud, murió como “mártir de la castidad" a los 50 años de edad. Con fecha 14 de junio de 1951, el cura párroco de Temascaltepec, presbítero Marciano Albíter Plata, solicitó formalmente al obispo Arturo Vélez Martínez que se iniciara el “proceso de canonización" de la mártir, sin que nada se hubiese hecho hasta la presente fecha.

El 29 de marzo de 1951, la Oficina Federal de Hacienda en Toluca, en representación del gobierno federal, adjudicó al señor Roberto A. Lara (de la ciudad de México), “en venta fuera de remate" y dizque porque no se presentaron postores, las catorce propiedades (casas y una gran extensión de terrenos), las instalaciones y la maquinaria de la célebre mina de El Rincón, en la suma de $ 250,000.00 (un precio simbólico). Al dejarse de trabajar esa mina por exigencia de elevados aumentos de salarios, la empresa propietaria la entregó a sus trabajadores en pago de la indemnización' correspondiente; éstos formaron una cooperativa para seguirla explotando con dinero que le prestó el Gobierno Federal (crédito refaccionario). Como ia cooperativa fracasó y no pudo pagar su adeudo al gobierno, éste embargó y procedió al remate de cuanto pertenecía a la mina, a través de la citada Oficina Federal de Hacienda. Ese fue el triste final de una mina riquísima, que por muchas décadas fue el orgullo de Temascaltepec. Conviene agregar que Roberto A. Lara, vendió como fierro viejo a diversas personas las instalaciones y el equipo (motores, malacates, carritos, vía férrea, etc.), y a don Alberto Hernández Curiel le vendió, el 7 de junio de 1954, aquellas 14 propiedades, que en una superficie de cinco kilómetros abarcan desde los linderos con San Andrés de los Gama y San Simón de Guerrero, hasta la Hacienda de Doña Rosa y el barrio llamado de Los Caleros, en el cerro de La Soledad.

Por decreto de 26 de diciembre de 1951, el obispo de Toluca, doctor Arturo Vélez Martínez, elevó a la categoría de parroquia la iglesia de San Martín Tequesquipan, nombrando como primer párroco al padre Pablo Guadarrama S. Quedaron bajo su jurisdicción las poblaciones de San Francisco Oxtotilpan, San Miguel, San Mateo Almomoloa, Mesón Viejo y Albarranes.

En 1955, don Alberto Hernández Curiel remodeló con dinero propio la plaza principal de Temascaltepec, substituyendo la anterior, que estaba empedrada e inclinada, por otra de superficie plana y cubierta de adoquín traído de Jocotitlón, que es la actual. Esta obra, según se dijo, fue realizada “para conmemorar el Cuarto Centenario de la fundación de Temascaltepec". En la parte norte de la plaza, se levantó una fuente de cantera labrada con relieves (el escudo del Estado, el jeroglífico de Temascaltepec y la cabeza de un caballero águila en el centro), para reemplazar a la gran fuente o “pila" circular de mampostería y cubierta de cemento pulido que, con una bella estatua de bronce en el centro, había mandado construir el jefe político Francisco Poucel en 1900.

En febrero de 1958, se fundó la “Escuela Secundaria No. 18 por Cooperación, Lie. Adolfo López Mateos", hoy “Escuela Secundaria Técnica Industrial No. 35, Lie. Adolfo López Mateos", en la cabecera municipal. Fue la primera escuela secundaria del sur del Estado, ya que Tejupilco obtuvo

88

la suya con posterioridad. El creador indiscutible y el alma de la nueva institución educativa, fue el licenciado Juan Solorza Montellano, oaxaqueño, juez de primera instancia de Temascaltepec, que amó fervientemente a la población y a la juventud estudiosa. El concibió la idea y se propuso luchar hasta que Temascaltepec contara con una secundaria, donde los egresados de la escuela primaria pudieran continuar estudiando, ya que de condición humilde en su mayoría no podían hacerlo en Toluca o en la ciudad de México. En su propio juzgado formó el pequeño grupo que lo acompañaría en su aventura de quijote, es decir, Mario Muñoz Díaz (secretario del juzgado), Luis Salinas González (ejecutor) y Femando Maya Barrueta (notificador). Fundó para ello el "Comité Pro-Fundación Escuela Secundaria en Temascaltepec", y en su calidad de presidente del mismo solicitó al gobernador Dr. Gustavo Baz, con fecha 11 de octubre de 1957, el establecimiento del plantel.

Muchos obstáculos tuvo que vencer el esforzado oaxaqueño ante el gobierno del Estado, sobre todo la oposición del subdirector de Educación, profesor Joaquín Murrieta, que terminantemente desechó la solicitud; pero el apoyo definitivo lo obtuvo del doctor Jorge Jiménez Cantó, entonces secretario general de Gobierno. Más aún, cuando en Tejupilco supieron que habría secundaria en Temascaltepec, quisieron aprovecharse de ello y de inmediato solicitaron que se estableciera en Tejupilco y no en Temascaltepec. Para el funcionamiento de la secundaria, se presentaron sólo dos profesores por parte del gobierno, razón por la que el personal docente tuvo que completarse con profesionistas radicados en Temascaltepec, sin cobrar sueldos, encabezados por el propio Solorza Montellano y el doctor Guillermo Quevedo Méndez. Las clases diarias empezaron a impartirse a 50 alumnos, por las tardes, en la escuela primaria "Alfredo Zárate Albarrán", hasta que se acondicionó el edificio de la vieja primarla "Ciencia y Patria", ubicada donde ahora se encuentra el mercado municipal.

En la historia cultural de Temascaltepec, el nombre de Juan Solorza Montellano debe quedar como el de un gran benefactor de la juventud y de un apóstol de la educación superior, además de que forma la trilogía de los jueces más queridos y mejores que ha tenido Temascaltepec, junto con los licenciados José Remedios Colón y Mauro Rojas Hernández. El licenciado Solorza Montellano murió el 2 de marzo de 1981. En justo homenaje, una de las aulas de la escuela secundaria debería llevar el nombre de su fundador y uno de sus primeros maestros.

En junio de 1958, el cura párroco José Campuzano Rogel inició la reconstrucción del templo parroquial de Temascaltepec, que amenazaba con desplomarse. Se le hicieron bóvedas de tres naves con columnas de cemento y varilla y una cúpula; se remodeló el atrio y en la parte posterior del templo se levantó el "Salón San José" para teatro y cine parroquial, que después sirvió para construir la casa curai. La edificación gigantesca - de sudor y fe-, emprendida por el padre Campuzano, fue posible gracias a que toda la mano de obra estuvo a cargo de hombres y mujeres del mismo pueblo, dirigidos por un arquitecto y un maestro de obras. La situación económica general no permitía contratar brigadas de albañiles. El costo de los materiales fue de $40,000.00, aproximadamente, reunidos a base de limosnas. El párroco Primitivo Mendieta Bernal concluyó la construcción en 1963, habiendo bendecido las nuevas bóvedas del templo el obispo Vélez Martínez, el 7 de enero de 1964. Sobre la actividad del padre Campuzano, conviene agregar que en 1959 mandó renovar totalmente, a la ciudad de México, la bella escultura de Nuestra Señora de la Consolación, así como que, aparte del padre Inocente Muñoz, los tres curas párrocos más estimados en los últimos tiempos y los que más honda huella dejaron en

89

Temascaltepec, han sido Sebastián Hernández, Bernardo Reyes y José Campuzano.

El 21 de octubre de 1961, el director de Gobernación del Estado, licenciado Enrique Carbajal Robles, en representación del gobernador Gustavo Baz, colocó la primera piedra del monumento en honor del sabio botánico de Temascaltepec, José Mariano Mociño, en la esquina sureste del jardín principal de la cabecera municipal. Fue la primera y, a la vez, la única piedra, porque no hubo segunda, ni menos se erigió el monumento. La ceremonia, con discursos y aplausos, constituyó un simple acto político organizado por el teniente coronel Arturo Mercurio Hernández Jaimes, entonces subdirector de Tránsito del Estado, quien mandó publicar con ese motivo un minúsculo folleto biográfico del personaje, con un retrato del doctor Gustavo Baz en toda la primera página, en lugar de ilustrar el trabajo, en todo caso, con algo más relacionado con el científico. En México es frecuente que la memoria de los grandes hombres, sólo sirva a algunos como pretexto para hacer política, o bien para halagar al poderoso en turno.

El 30 de noviembre de 1961, se inauguró el sistema de electrificación en los poblados de San Francisco Oxtotilpan, San Miguel Oxtotilpan, San Mateo Almomoloa, La Comunidad, Albarranes, Rincón de

Tequesquipan y La Estancia de Tequesquipan. Si en la cabecera municipal hubo luz eléctrica desde 1906, tuvo que transcurrir más de medio siglo para que disfrutaran de ese beneficio de la civilización aquellas comunidades indígenas, que tanto sufrieron con motivo de la Guerra de Independencia y la Revolución de

1910.

En el año de 1963, un grupo de personas originarias de Temascaltepec, encabezadas por el autor de este trabajo, emprendieron y sostuvieron durante varios meses una viril campaña ciudadana en contra del agente

del Ministerio Público, David Albíter Ponce, el jefe del Centro de Salubridad, pasante de derecho René Ortega

y el cacique local Juan Martínez González, pidiendo al gobernador del Estado, Gustavo Baz, que pusiera fin a los atropellos, extorsiones y abusos de autoridad que aquéllos cometían a diario y en agravio del pueblo,

principalmente contra la gente humilde. Fue un combate abierto, cara a cara, ante las autoridades superiores

y a través de todos los periódicos de Toluca y los principales de la ciudad de México, hasta que, con enorme júbilo de una población agredida y humillada por malos funcionarios, fueron removidos de Temascaltepec el arbitrario Albíter y el comerciante "médico" Ortega.

Por decreto de 8 de septiembre de 1964, el obispo doctor Arturo Vélez Martínez elevó a la categoría de parroquia la iglesia de San Simón de Guerrero, que antes pertenecía a la parroquia de Temascaltepec. El territorio de la nueva parroquia se formó con el del municipio civil.

El 15 de junio de 1966, el Presidente de ia República Gustavo Díaz Ordaz, puso en servicio la carretera Toluca- Temascaltepec, de 66.3 kilómetros y con una inversión de 48 millones de pesos del Gobierno Federal, con la que desde entonces se han beneficiado, sin duda alguna, todas las poblaciones del sur del Estado, tanto en transportación más rápida de sus habitantes, como de ios productos agropecuarios y frutícolas de la región hacia los mercados de consumo. Esta carretera era el viejo anhelo de nuestros antepasados, ya que la anterior

y única vía de comunicación terrestre con Toluca era una simple brecha o camino vecinal de terrecería,

construido en la década de los años treintas, que dificultaba sobremanera la llegada a la capital del Estado y cuyo itinerario era, partiendo de Temascaltepec: Real de Arriba, La Labor, Los Hornos, El Socavón (cerca de

Tequesquipan), Las Juntas (confluencia con el camino a Texcaltitlán y Sultepec), El

90

Capulín, Agua Blanca, Cerro Gordo, Raíces y Zinacantepec, de donde ya había carretera pavimentada hacia

Capulín, Agua Blanca, Cerro Gordo, Raíces y Zinacantepec, de donde ya había carretera pavimentada hacia Toluca. La travesía era, en aquel entonces, larga y penosa. Había una sola "corrida" diaria de autobús a Toluca y viceversa, cuyo recorrido se hacía en nueve horas aproximadamente, si no se registraba alguna descompostura mecánica o del camino, lo que era frecuente en épocas de lluvia.

En 1967, aparece el periódico mensual Temas, el segundo en la historia cultural del municipio, después de Alba, con un intervalo de 34 años entre uno y otro. Temas, con el subtítulo de "Información, Crítica y Cultura",

fue fundado y dirigido por el autor de esta monografía, para promover la cultura, difundir los valores históricos

y tradicionales del municipio, exaltar a sus hijos ilustres y sus bellezas naturales, además de cumplir con la tarea informativa. El primer número se publicó con fecha lo. de noviembre de 1967; el 14 y último en diciembre de 1968. Temas fue la historia de un esfuerzo, que lamentablemente no pudo continuar por sí mismo un solo hombre, su director.

En 1970, el gobernador profesor Carlos Hank González, inauguró el sistema de introducción de agua potable a Real de Arriba y Temascaltepec, proveniente del manantial denominado "El Ojo de Agua", ubicado en Real de Arriba, a cinco kilómetros y medio de la cabecera municipal. Así se realizó un antiguo deseo de ambas poblaciones, culminando también los trabajos y gestiones que durante cuatro años se hicieron ante la Comisión Constructora de la entonces Secretaría de Salubridad y Asistencia, para dotar de más agua potable

a Temascaltepec, ya que era notoriamente insuficiente la que recibía del manantial de "Las Juntas". Para la

construcción de ese nuevo sistema de captación y conducción de agua, así como la de un Centro de Salud "B" en la misma cabecera, se celebró un convenio el 17 de agosto de 1966 entre aquella dependencia federal y el ayuntamiento de Temascaltepec, fijándose el monto de la cooperación que éste debía aportar en dinero y materiales. El 2 de marzo de 1967 se eligió nueva mesa directiva de la "Junta Rural Pro-Introducción de Agua Potable y Construcción del Centro de Salud "B" del poblado de Temascaltepec", para activar los proyectos y la ejecución de las obras. Dicha directiva quedó integrada por Alberto Hernández Curiel (presidente), José Torres Torija (secretario), doctor Juan Garza Chavarria (tesorero), doctor Eduardo Pellet Rodríguez (primer vocal), licenciado Alfredo Borboa Reyes (segundo vocal) e ingeniero Erasmo Domínguez Flores (tercer vocal). Desesperantes fueron en verdad aquellas antesalas que tuvimos que hacer en las secretarías de Salubridad y de Recursos Hidráulicos, para acelerar la iniciación de dichas obras, así como difícil la tarea que nos impusimos los doctores Pellet y Garza y el que esto escribe, para recolectar donativos casa por casa en el pueblo y poder entregar oportunamente a la mencionada Comisión Constructora la suma de dinero convenida.

Mediante decreto de 28 de julio de 1971, el obispo de Toluca doctor Arturo Vélez Martínez, elevó a la categoría de parroquia la iglesia de San Pedro Tenayac. Su primer cura párroco fue el presbítero Urbano Ortiz R. El territorio de la nueva parroquia comprende los poblados de Tenayac, El Chilar, Potrero, La Finca, El Salitre y Cerro Pelón, que fueron segregados de la parroquia de Temascaltepec, así como las comunidades de Las Trancas, Potrerillos, Mesa Rica y Zahúrda, que se desmembraron de la parroquia de San Francisco Valle de Bravo.

El lo. de enero de 1974, se inauguró el flamante Hotel del Real, con 30 cuartos, alberca, restaurant-bar, solarium, jardines y kioskos panorámicos entre los árboles. Su propietario, Alfonso

91

Hospital civil Inaugurado en 1944 por al Gobernador Isidro Fabela, en un terreno donado por
Hospital civil Inaugurado en 1944 por al Gobernador Isidro Fabela, en un terreno donado por

Hospital civil Inaugurado en 1944 por al Gobernador Isidro Fabela, en un terreno donado por su esposa, Josefina Eisseman

Escuela Primaria "Alfredo Zfirate Albarrdn", inaugurada en 1944 por el Gobernador Isidro Fabela

inaugurada en 1944 por el Gobernador Isidro Fabela Licenciado Juan Solorza Montellano (1907-1981), fundador de
inaugurada en 1944 por el Gobernador Isidro Fabela Licenciado Juan Solorza Montellano (1907-1981), fundador de

Licenciado Juan Solorza Montellano (1907-1981), fundador de la Escuela Secundaria, con que se Inició la educación media en el sur del Estado

92

Jaimes López, originario de Mina de Agua, inició la construcción en julio de 1972, para

Jaimes López, originario de Mina de Agua, inició la construcción en julio de 1972, para dotar así a Temascaltepec de un digno lugar de hospedaje y comodidad que jamás había tenido la población, ni siquiera en sus épocas de esplendor minero. Su nombre, "del Real", evoca precisamente la nobleza española de la fundación del Mineral, como "Real de Minas". Su edificación, a la orilla de un río, El Vado, y con un frondoso árbol convertido en mirador al viento, demuestra claramente que las obras materiales no sólo se levantan con dinero, sino que deben hacerse también con imaginación y con sentido estético. Tal fue la creación estructural de Alfonso Jaimes López, idealista y a la vez hombre de negocios. En el Hotel del Real se han celebrado, desde su apertura al público, no sólo importantes congresos, convenciones y reuniones de empresarios y grupos turísticos, sino también actos culturales y políticos de alto nivel, como lo fueron las sesiones de trabajo presididas por el licenciado Alfredo del Mazo González, el 5 de marzo de 1981, al iniciar su campaña como candidato a la gubernatura del Estado y a quien allí mismo se le ofreció un memorable banquete.

En 1974, cambió radicalmente el aspecto urbano de Temascaltepec, en ejecución del Programa de Remodelación de Cabeceras Municipales en todo el Estado de México, siendo gobernador el profesor Carlos Hank González. El pueblo estrenó calles, jardín y fachadas de casas, que lo hicieron verse limpio y le devolvieron juventud y prestancia.

En febrero de 1975, el propio gobernador Hank González Inauguró el nuevo palacio municipal, como complemento de su política de renovación urbana. Sin embargo, todavía se añora el antiguo palacio porfiriano, cargado de historia, con su largo salón de cabildos que fue testigo de tantas fiestas, ceremonias y bailes populares; pero que tuvo que caer un día por su ruinosa vejez.

El 25 de septiembre de 1981, murió el presbítero Urbano Ortiz R., cura párroco de San Pedro Tenayac, como consecuencia de un accidente automovilístico ocurrido en la ranchería de Buenavista, cuando conducía su vehículo de Toluca a Temascaltepec. El trágico suceso desgarró de dolor no sólo a sus feligreses de San Pedro, sino a los diversos pueblos donde había servido como vicario. Jamás se había visto, en nuestro municipio, un sepelio como el suyo, por la concurrencia de multitudes llorosas de la cabecera municipal, Real de Arriba, Tequesquipan, San Simón de Guerrero, Valle de Bravo y otros lugares. Sus restos mortales fueron inhumados en el interior del templo parroquial de San Pedro, que él mismo levantó sobre el sitio de la antigua capilla.

El padre Urbano Ortiz fue un cura verdaderamente excepcional, porque, no conforme con sembrar armonía entre la gente y desterrar los vicios y los delitos, él mismo empuñó el pico y la pala, con 300 hombres, para construir toda la carretera de San Pedro Tenayac a Temascaltepec. Tal empresa sorprendió tanto al doctor Jorge Jiménez Cantú, entonces secretario general de Gobierno, en una visita a Temascaltepec, que de inmediato le envió un tractor, 100 carretillas, 100 picos y 100 palas para facilitar la tarea. Hizo, también, caminos a Valle de Bravo, El Salitre, Zacazonapan, Luvianos y Bejucos. Gracias a su habilidad especial para acercarse y relacionarse con las altas esferas políticas, logró la introducción de agua potable y energía eléctrica a San Pedro Tenayac. Fue un auténtico sacerdote del pueblo que, a semejanza de los antiguos misioneros o del cura Miguel Hidalgo y Costilla, saben darse tiempo para evangelizar y confundirse después con los hombres, sus hermanos, sin temor a sentirse degradados, a fin de ayudarles a vivir mejor en el orden material. Por eso el padre Urbano es y será símbolo y ejemplo.

93

El 13 de marzo de 1982, se puso en servicio la moderna "Unidad de Medicina Familiar" del Instituto Mexicano del Seguro Social, en el barrio de Santiago.

El 25 de julio de 1983 y con motivo de una gira de trabajo por diversas comunidades del municipio, el gobernador del Estado licenciado Alfredo del Mazo González, a petición del entonces presidente municipal, Carlos Rodríguez Segura, "Inauguró" el mercado municipal (un conjunto de pequeños kioskos o "cabañas"), a pesar de que tal obra la había edificado el ayuntamiento anterior, presidido por la profesora Elvira Avilés de López, e Inaugurada -entonces sí- por el gobernador doctor Jorge Jiménez Cantó el 6 de marzo de 1982. Es decir, una misma obra material fue "inaugurada" por dos gobernadores, circunstancia que queda como anécdota chusca de política pueblerina.

Estos son algunos fragmentos de la memoria de un pueblo, arrancados amorosamente del polvo del olvido, desde la época precortesiana hasta 1983. Sólo un muestrario de piedras con plata y oro nativos que, en mi labor de gambusino, pude extraer del fondo de la mina de los siglos, que es la historia.

Inauguración de la carretera Toluca-Temascaltepec, durante una

visita del Presidente Díaz Ordaz, siendo Gobernador Juan

Fernández Albarrón y presidente municipal Femando Maya

Barrueta

Albarrón y presidente municipal Femando Maya Barrueta Típico y hermoso callejón de Temascaltepec, es decir, el
Albarrón y presidente municipal Femando Maya Barrueta Típico y hermoso callejón de Temascaltepec, es decir, el
Albarrón y presidente municipal Femando Maya Barrueta Típico y hermoso callejón de Temascaltepec, es decir, el

Típico y hermoso callejón de Temascaltepec, es decir, el Callejón de Calet

hermoso callejón de Temascaltepec, es decir, el Callejón de Calet 94 ti, después de la remodelación

94

ti, después de la remodelación del pueblo en 1974

IV. Hombres Ilustres y Distinguidos

En Temascaltepec nacieron muchos hombres que con el tiempo habrían de sobresalir en distintas actividades. Algunos lucharon por la libertad de su Patria, o contra la injusticia de nuestros días; otros más alcanzaron dimensiones superiores en los campos de la ciencia, la cultura y la política. Hay héroes militares y héroes civiles. Unos combaten con la espada, otros con la pluma y las ideas. A continuación hago una breve semblanza solamente de cinco figuras relevantes, porque sus biografías, más amplias, y las de otros personajes de Temascaltepec, las publicaré por separado.

José Mariano Mociño (1757-1820). Botánico, médico y escritor.

Nació y fue bautizado en el Real de Minas de Temascaltepec el 24 de septiembre de 1757. Hizo los primeros estudios en su pueblo natal. De 1774 a 1778 estudió en el Seminario Tridentino de México, donde se graduó de bachiller en filosofía, teología y artes. Abandonó el seminario por el amor a una hermosa oaxaqueña, María Rita Rivera, con la que se casó en 1783, habiendo fracasado ese matrimonio que terminó en divorcio. En el Seminario de Oaxaca obtuvo por oposición la cátedra de filosofía, impartiendo también clases de historia, teología y moral. De regreso a México (1784), estudió medicina en la Real y Pontificia Universidad, que le otorgó el grado de bachiller en esa ciencia en 1787. En tres años hizo los cuatro cursos requeridos para ello.

Atraído por las ciencias naturales, ingresó al Real Jardín Botánico de México a estudiar botánica. Demostró tal aprovechamiento, erudición y cultura, que, en plena época de discriminación contra los mexicanos, no sólo

fue designado para pronunciar el discurso inaugural al iniciarse el Segundo Curso de Botánica, sino que, además, se le incorporó (1790) a la célebre Expedición Científica, ordenada por el Rey Carlos III, para estudiar

y recoger las producciones naturales de sus dominios americanos. Recorrió gran parte de la República Mexicana, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

El virrey Conde de Revillagigedo le dio diferentes comisiones científicas, entre ellas la de estudiar el fenómeno de la erupción del Volcán de Tuxtla (1793), en San Andrés Tuxtla, estado de Veracruz. En 1803, se embarcó para España con los demás miembros de la Expedición Botánica, llevando consigo sus manuscritos, herbarios

y dibujos de las plantas examinadas, para su publicación. En reconocimiento a sus altos méritos, fue dos

veces secretario de la Academia de Medicina de Madrid y cuatro veces presidente de la misma, así como director del Real Gabinete de Historia Natural, donde impartió dos cursos de zoología. Sólo el enorme talento

y la sabiduría de un mexicano como Mociño, pudo alcanzar tales honores, nada menos que en la capital de España.

La invasión de José Bonaparte a España (1808), impidió no solamente la publicación de la obra de Mociño y de Martín Sessé (director de la Expedición), sino que, además, nuestro paisano fue hecho prisionero y conducido a pie a Francia, encadenado del brazo a otros presos, por haberse negado a entregar la Academia de Medicina al invasor francés. Se refugió en Montpellier, donde, en su enfermedad y extrema pobreza, fue protegido por el sabio naturalista De Candolle. Después pudo regresar a España, gravemente enfermo, pobre y casi ciego. Murió en Barcelona el 19 de mayo de 1820, lejos de su Patria y sin haber visto publicado el fruto de sus grandes esfuerzos e investigaciones científicas. Desgraciadamente, no se conoce su retrato. El poeta Horacio Züñiga, publicó, sin escrúpulo alguno, un retrato falso de Mociño, que otros han venido reproduciendo.

97

Presbítero Urbano Ortiz R. (1935-1981), constructor del nuevo San Pedro Tenayac
Presbítero Urbano Ortiz R. (1935-1981), constructor del nuevo San Pedro Tenayac
R. (1935-1981), constructor del nuevo San Pedro Tenayac MARTINO SESSE ET JOSEPHO MARI ANN0 MOCIÑO EXARATA

MARTINO SESSE ET JOSEPHO MARI ANN0 MOCIÑO

EXARATA

BDITIO SJDOT71TI3A.

MÉXICO

uncí XA T1FOORÁFIOA ÜK LA HKCRKTARÍA ÜK FOMKHTl».

FLORA

MEXICANA

Portada de una de las famosas y monumentales obras de Mociño

98

LA HKCRKTARÍA ÜK FOMKHTl». FLORA MEXICANA Portada de una de las famosas y monumentales obras de

* ss *

Mociño publicó diversos libros y trabajos científicos, pero las obras fundamentales que le han dado fama universal, son: Flora Mexicana, Plantas de la Nueva España y Flora de Guatemala.

Gonzalo Castañeda Escobar (1868-1947). Médico cirujano, filósofo de la medicina, maestro y escritor.

Nació en el Real de Temascaltepec el 9 de enero de 1868. Cursó la primaria en su tierra nativa; la secundaria, en Cuernavaca, estado de Morelos. Después de estudiar en la Escuela Nacional Preparatoria, ingresó a la Escuela Nacional de Medicina, en la que recibió su título de médico cirujano el 10 de julio de 1893. Empezó a ejercer su profesión en Temascaltepec, después fue médico cirujano en distintas compañías mineras de los estados de Guerrero e Hidalgo. Fue a Europa a perfeccionarse en sus especialidades de cirugía y ginecología, en las universidades de Londres, París, Berlín y Viena. Consagró su vida a la cátedra, las academias, los hospitales, la consulta particular, así como a escribir tratados de medicina y cientos de trabajos científicos en los que dejó concretadas su sabiduría y su experiencia.

tratados de medicina y cientos de trabajos científicos en los que dejó concretadas su sabiduría y

99

La lista de cargos, nombramientos académicos y condecoraciones que tuvo y recibió, es en verdad impresionante por lo extensa. Baste citar algunos. Fue cirujano del Hospital General, Hospital Militar, Hospital Español, Hospital de los Ferrocarriles Nacionales de México; profesor de Terapéutica Quirúrgica, Clínica Quirúrgica y Técnica Quirúrgica en el cadáver (Facultad de Medicina, por 30 años); profesor de Clínica Quirúrgica en la Escuela Médico Militar (20 años); profesor de Cirugía de Vientre en la Facultad de Altos Estudios de la Universidad Nacional de México; director, cirujano y ginecólogo del Hospital de Jesús, su cuartel general, durante largos 35 años. Miembro de la Academia Nacional de Medicina (35 años) y presidente de la misma (1923-1924); Fundador y primer presidente de la Academia Mexicana de Cirugía; presidente de la Asociación Médica Mexicana; fundador de la Asociación Mexicana de Ginecología y Obstetricia. Entre las múltiples medallas y veneras que le fueron otorgadas, destacan la medalla por 50 años de maestro en la Universidad Nacional de México, medalla como primer presidente de la Academia Mexicana de Cirugía, venera de la Academia Nacional de Medicina, venera de la Escuela Médico Militar, venera de la Cruz Roja del Japón y otras más.

Sus obras maestras, ya clásicas, son: Tratado de Clínica Quirúrgica, Tratado de Clínica General, Tratado de Clínica Interpretativa, Sindrómica y Biológica, El Arte de Hacer Clientela, Ideario Clínico en Aforismos y Frases Breves.

El doctor Gonzalo Castañeda Escobar, llamado "el príncipe de la clínica", ”el filósofo de la medicina", murió el 14 de enero de 1947, en la ciudad de México.

Reynaldo Escobar Castañeda (1897-1960). Médico, maestro y escritor.

Nació en Temascaltepec el 23 de marzo de 1897. Fue sobrino del doctor Gonzalo Castañeda. Cursó los estudios primarios en su pueblo natal y la secundaria en Toluca. Hizo la carrera de maestro normalista en la Escuela Nacional de Maestros, en la ciudad de México. En la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de México, obtuvo el título de médico cirujano en noviembre de 1921. Fue catedrático de clínica en la propia Facultad de Medicina, jefe de servicio en el Hospital General y en el Hospital Juárez, así como secretario de este último.

Por su prestigio de catedrático y de experto cirujano, recibió frecuentes invitaciones para que ingresara a academias y asociaciones científicas, tanto mexicanas como extranjeras; pero jamás aceptó pertenecer a ellas, para sentirse libre y poder decir su verdad. Conocedor profundo de la vida en los hospitales del gobierno y de las maniobras políticas en-el seno de la Universidad Nacional de entonces, denunció y condenó públicamente, a través de la Revista Todo y de periódicos como Excélsior y El Universal, toda la miseria y la corrupción de tales instituciones. Colocado siempre del lado de los que sufren y nada tienen, atacó el injusto y deficiente sistema hospitalario oficial, a los "médicos políticos", presuntuosos, prepotentes y acaparadores de altos cargos, que formaban una "mafia" encabezada, según él, por los doctores Gustavo Baz e Ignacio Chávez. Asimismo, combatió a los "falsos apóstoles de la medicina" que sólo buscan enriquecerse a costa del dolor humano.

100

El caso de este médico y maestro, además de interesante, es quizá único, por lo

El caso de este médico y maestro, además de interesante, es quizá único, por lo menos en México; ya que se atrevió a rechazar lo que todos anhelan, como son los honores, y dijo y describió lo que otros callan o disimulan, es decir, la podredumbre universitaria y hospitalaria en el México de su tiempo. La espada de este singular quijote de la medicina fue la pluma; su escudo, la razón.

El doctor Reynaldo Escobar Castañeda, cuya grandeza fue su extraordinario valor civil y su amor por los desamparados, además de su ciencia y su cultura, falleció el 10 de febrero de 1960, en la ciudad de México.

Alfredo Zarate Albarrán (1900-1942). Político y Gobernador Constitucional del Estado de México.

Nació el 5 de septiembre de 1900, en la Villa de Temascaltepec, aunque su niñez y su juventud transcurrieron en Real de Arriba, desde donde iba a "tierra caliente", a caballo, a comerciar con semillas. Trabajó después como "meritorio" y empleado de base en el Juzgado Mixto de Primera Instancia de Temascaltepec, convirtiéndose más tarde en agente del Ministerio Público adscrito al

101

mismo juzgado. En Toluca desempeñó las labores de encargado de unos billares. Su inteligencia despierta, su simpatía personal y su facilidad de palabra le permitieron relacionarse con personajes de la política. En sorprendente trayectoria pública, fue diputado federal, senador de la República, líder de la Gran Comisión del Senado y, finalmente, Gobernador Constitucional del Estado de México, para el cuatrienio 1941-1945. Inició su período de gobierno el 15 de septiembre de 1941. El y Agustín Millón (originario de Texcaltitlán) han sido los únicos gobernadores del Estado que nacieron en el sur de la Entidad; pero Zarate Albarrán es el único del distrito de Temascaltepec.

A menos de medio año como gobernador, fue cobardemente asesinado por un traidor que se fingió siempre su "mejor amigo", Fernando Ortiz Rubio, el 5 de marzo de 1942, en Toluca.

un traidor que se fingió siempre su "mejor amigo", Fernando Ortiz Rubio, el 5 de marzo

102

El hombre que con voluntad de acero se forjó a sí mismo, y el gobernante que en verdad se propuso luchar por el engrandecimiento económico y cultural del sur de su Estado, murió el 8 de marzo de 1942, en la ciudad de Toluca.

Concepción Alvarez de Amber (1892-1960). Maestra y escritora.

Nació el 24 de diciembre de 1892, en la Villa de Temascaltepec. Al morir su padre, se trasladó con su madre a la ciudad de México para que "se hiciera maestra", cuando apenas tenía cinco años de edad. Cursó la instrucción primaria en la propia capital de la República. Hizo la carrera de maestra normalista en la Escuela Normal para Maestras, recibiendo su título de manos del Presidente de la República Francisco I. Madero, el 10 de septiembre de 1912. Siguió la carrera de Historia General (1917 a 1921) en la Facultad de Altos Estudios de la Universidad Nacional de México. Estudió, además, filosofía, filología, lógica, literatura, arqueología maya y mexicana. En filosofía fue discípulo del insigne maestro Antonio Caso. Aprendió francés, inglés e italiano.

Sin importarle sacrificios y bajos sueldos, dedicó 34 años de su vida a enseñar historia universal, con verdadero amor, en forma amena y con sentido crítico, a la juventud mexicana, en la Escuela Normal para Maestras, Escuela Nacional para Maestros y en cinco secundarias del Distrito Federal, haciendo escuela por su método de enseñanza objetiva y preparando a miles de estudiantes que con el tiempo habrían de distinguirse como profesionistas en los múltiples caminos de la vida. Durante cinco años fue profesora de español en los famosos Cursos de Verano, establecidos por la Universidad Nacional de México para extranjeros, especialmente norteamericanos. La Secretaría de Educación Pública la comisionó para que escribiera los "Apuntes de Historia General para los Alumnos del Primer Año de las Escuelas Secundarias" y los "Programas de Historia General para las Escuelas Normales" de todo el país. Estas designaciones revelan el gran prestigio académico de que gozaba dentro del magisterio nacional.

Además de magnífica maestra de historia universal, fue escritora de limpio y elegante estilo literario. Publicó un delicioso libro de memorias titulado "Así Pasó mi Vida", en el que, armonizando historia y poesía, dejó plasmadas las costumbres de la vida estudiantil de principios de siglo, con bellas estampas de la vieja ciudad de México, así como el recuerdo y la añoranza que sintió siempre por el paisaje de su tierra natal, Temascaltepec.

Fue maestra en el sentido estricto de la palabra, porque, a diferencia del simple profesor que sólo instruye o transmite conocimientos, ella enseñó, educó, forjó caracteres y guió a las generaciones de discípulos que pasaron por sus aulas.

Murió en la ciudad de México el 10 de diciembre de 1960.

La vida de estos cinco personajes tiene muchas facetas en común, además del paisanaje y el amor a su solar nativo: empezaron desde abajo, por haber sido de cuna humilde, triunfaron a golpes de voluntad y de talento y dejaron un ejemplo, una obra, que queda y que enaltece a su Patria. De allí que ellos permanezcan por encima del tiempo, merecedores de la inmortalidad.

103

Maestra ConcepcMn Alvarez da Ambar 104
Maestra ConcepcMn Alvarez da Ambar 104

Maestra ConcepcMn Alvarez da Ambar

104

V.

Historia Actual

■ V. Historia Actual
A. Demografía Después de haber analizado a grandes rasgos el aspecto geográfico y la historia

A. Demografía

Después de haber analizado a grandes rasgos el aspecto geográfico y la historia de Temascaltepec, o su paso por la historia, debo ocuparme ahora de su situación socioeconómica actual. Se trata de saber cuál es la vida social, política, económica, industrial y cultural de Temascaltepec, y cuáles sus costumbres y tradiciones. En esta forma, la visión del pasado se complementa con el examen del presente, a fin de mejorar en lo posible nuestro futuro. Además, quedará así constancia, para las generaciones posteriores, de lo que somos y tenemos hoy, acudiendo para ello al auxilio de las cifras estadísticas, aunque sean eminentemente cambiantes.

1.

Población

a. Absoluta

Según el Censo General de Población y Vivienda de 1980, el municipio de Temascaltepec tenía en ese año una población total de 19,853 habitantes.

La densidad de población en el municipio es de 36 habitantes por kilómetro cuadrado, de acuerdo con el Breviario Demográfico 1984 del Sistema Estatal de Información.

La población absoluta en la cabecera municipal es de un 60%, y en las demás comunidades que forman el municipio es de un 90 %. La población absoluta es la originaria del municipio y que, además, radica permanentemente en él; la relativa está constituida tanto por los que habitan en el municipio, sin haber nacido en él, es decir, ios llamados "fuereños", como por los que, siendo originarios del lugar, salen de éste hacia otras partes por diversas razones (trabajo, estudio, etc.).

Conforme al mencionado Censo de 1980, radicaban en nuestro municipio 574 personas (281 hombres y 293 mujeres) nacidas en otro estado de la República y 2 extranjeros.

La mayor parte de los asentamientos humanos del municipio, se localiza en la cabecera. Por eso, en cuanto al rango o importancia por número de habitantes, la localidad mayor es la Villa de Temascaltepec de González. Le siguen San Francisco Oxtotilpan y San Andrés de los Gama. Sobre este particular, cabe advertir que, en caso de continuar el actual ritmo de crecimiento demográfico, en el año 2,000 Temascaltepec de González tendrá 3,064 habitantes, San Francisco Oxtotilpan 2,755, San Andrés de los Gama 1,811, Tequesquipan 1,577, San Pedro Tenayac 1,458, Carboneras 1,189, etc., de acuerdo con el pronóstico del Plan Municipal de Desarrollo Urbano, del Gobierno del Estado.

b. Composición de la población

La integración de esa población, era:

Por sexo: 10,203 hombres y 9,650 mujeres.

Por edad de los pobladores: 3,072 eran de 0 a 4 años; 3,233 de 5 a 9; 2,833 de 10 a 14;

107

2,172 de 15 a 19; 1,568 de 20 a 24; 1,152 de 25 a 29;

2,172 de 15 a 19; 1,568 de 20 a 24; 1,152 de 25 a 29; 925 de 30 a 34; 891 de 35 a 39; 762 de 40 a 44; 742 de 45 a 49; 632 de 50 a 54; 576 de 55 a 59; 267 de 60 a 64; 224 de 65 a 69; 244 de 70 a 74; 160 de 75 a 79; 152 de 80 a 84; 64 de 85 a 89; 21 de 90 a 94; 10 de 95 a 99; 19 de 100 y más años; 134 no especificado.

En cuanto a forma de vida, el 90% de la población es rural y el 10% restante es urbana. Por lo tanto, el sector y

la actividad preponderantes son la agricultura. Le sigue la ganadería,

c. Grupos étnicos y lingüísticos

Conforme al Censo de 1980, había una población de 2,085 personas de 5 años y más que hablaban, entre otras lenguas indígenas, mexicano o náhuatl (646), mazahua (292) y otomí (3). De los 646 hablantes en náhuatl, 522 también hablaban castellano; de los 292 hablantes en mazahua, 270 también hablaban castellano y los 3 otomíes hablaban igualmente el castellano.

En los pueblos de San Mateo Almomoloa, San Francisco y San Miguel Oxtotilpan, predomina la raza o etnia mexicana y se habla náhuatl y castellano; pero San Francisco Oxtotilpan es la única comunidad en la región que conserva celosamente su idioma matlatzinca, como ya se dijo antes.

2. Natalidad

La estadística general de los nacimientos habidos en 1985, en todo el municipio, arroja la suma de 764 personas: 379 hombres y 385 mujeres. Así lo revelan los respectivos libros de las dos Oficialías del Registro Civil existentes en el municipio.

3. Enfermedades características

Las principales causas de morbilidad (enfermedades causadas por microbios) y mortalidad en nuestro municipio, en 1985, fueron: parasitarias, infecciosas, del aparato respiratorio, cardiovasculares y ginecoobstétricas. Los accidentes y los homicidios tuvieron también lugar importante en el registro de muertes en ese año. En épocas de frío, los motivos principales de morbi-mortalidad son las enfermedades de las vías respiratorias, especialmente pulmonías, y en temporada de calor las gastrointestinales.

4. Mortalidad

a. Tasas generales

Según los datos concentrados en las dos Oficialías del Registro Civil, el número de muertes ocurridas en el mismo año de 1985, en todo el municipio, fue de 223 personas, es decir, 131 hombres y 92 mujeres. Como se ve, nacen más mujeres y mueren más hombres. Por eso en Temascaltepec, como en el resto del mundo, hay más mujeres que hombres. Además, las mujeres viven más años que los hombres. ¿Será porque trabajan menos? ¿O porque están menos expuestas a los peligros, los vicios y la violencia?

108

B. Organización social 1. Salubridad a. Hospitales, clínicas y centros de salud La cabecera municipal

B. Organización social

1.

Salubridad

a. Hospitales, clínicas y centros de salud

La cabecera municipal cuenta con las siguientes instalaciones hospitalarias y servicios médicos.

a. Un Centro de Salud "B" con hospital para seis camas, dependiente de los Servicios Coordinados de Salud

en el Estado. Se encuentra en el barrio de Milán. Se inició la construcción en 1983 por el Gobierno del Estado y

por el municipio, habiendo empezado a dar servicio el 5 de diciembre de 1985. Se encuentra a cargo de la Coordinación Municipal de Salud de Temascaltepec, con sede en Temascaltepec; coordinación que comprende las poblaciones de Temascaltepec y San Simón de Guerrero. Tiene dos médicos de base, dos

pasantes de medicina en servicio social, cinco enfermeras auxiliares y dos pasantes de enfermería en servicio

social.

b. Una clínica para derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social, sólo con servicio de consulta

externa y atención de urgencia. Es atendida por dos médicos que trabajan por contrato.

c. Un consultorio médico para derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicio en el Estado de México

y Municipios, ISSEMYM. Está a cargo de dos médicos y un auxiliar.

d. Un consultorio médico para derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los

Trabajadores al Servicio del Estado, ISSSTE, que próximamente entrará en operación.

En los lugares periféricos de la cabecera municipal, se prestan los siguientes servicios de salud y asistencia.

a. Casas de Salud (antes Consultorios Rurales) en San Francisco Oxtotilpan, La Comunidad y San Pedro

Tenayac, para atender a un promedio de 3,000 habitantes en cada zona, por un pasante de medicina en

servicio social.

b. Un Centro de Salud en Tequesquipan para dos camas en tránsito. Lo atiende un pasante de medicina en

servicio social y una enfermera auxiliar, para un promedio de 3,000 habitantes de la región.

Tanto las Casas de Salud como este Centro de Salud, prestan servicios de atención primaria a la salud, a las comunidades vecinas llamadas microrregiones.

c. Una Unidad Médico-Rural del IMSS-COPLAMAR en San Miguel Oxtotilpan, San Mateo Almomoloa, San

Lucas del Pulque y Real de Arriba. Cada unidad es atendida por un pasante de medicina en servicio social y dos enfermeras auxiliares.

En relación con la salubridad en general, debo destacar la existencia, en la cabecera, de una

109

Clínica del Seguro Social, en el Barrio de Milán Funeraria de Asistencia Social, dependiente de

Clínica del Seguro Social, en el Barrio de Milán

Funeraria de Asistencia Social, dependiente de la Secretaría de Educación, Cultura y Bienestar Social, que vende ataúdes a precios inferiores de los del mercado, beneficiando así a la clase humilde.

Finalmente, cabe señalar que en la cabecera hay tres médicos que dan atención privada libre.

2.

Educación

a. Instituciones educativas

Los servicios educativos existentes en el municipio, en el año escolar 1985-1986, son de los niveles siguientes: educación elemental, que comprende la preescolar, con 19 jardines de niños y 50 escuelas primarias (17 federales y 33 estatales); educación media básica, con 5 secundarias (una técnica industrial en la cabecera y 4 generales: en Tequesquipan, San Andrés de los Gama, La Comunidad y San Pedro Tenayac) y 6 telesecundarias (2 federales: en San Francisco Oxtotilpan y San Lucas del Pulque y 4 estatales: en Carboneras, San Antonio Albarranes, Rincón de Atarasquillo y La Albarrada); educación media superior, con la Preparatoria "Profr. Carlos Hank González" inaugurada por éste, siendo gobernador, en 1972, y la educación superior con la

110

Escuela Primarla “Alfredo zarate Albarrán", en su estado actual Facultad de Ciencias Agrícolas (antes Facultad

Escuela Primarla “Alfredo zarate Albarrán", en su estado actual

Facultad de Ciencias Agrícolas (antes Facultad de Agronomía, inaugurada el 9 de octubre de 1982), en la que los estudiantes del sur mexiquense y de otros estados cursan, en cuatro grados, la licenciatura de ingeniero agrónomo zootecnista. Además, la cabecera cuenta con el Centro Extraescolar "Carmen Serdán", donde se imparten clases de corte, confección, taquigrafía, mecanografía y decoración, y el DIF (Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia) tiene establecido un Club de Danza, un Club de Música (enseñanza de guitarra) y un Club Deportivo. En Tequesquipan, San Pedro Tenayac y Telpintla hay, asimismo, talleres de corte y confección,

b. Población escolar

La población estudiantil del municipio, en el año lectivo 1985-1986, en todos los niveles, es de 7,617 habitantes, lo que equivale al 38.3% de la población total. De educación elemental eran: en preescolar 656 alumnos (329 hombres y 327 mujeres) y en primaria 5,672 (2,929 hombres y 2,743 mujeres); de educación media básica (secundarias y telesecundarias) 969 estudiantes (502 hombres y 467 mujeres); de educación media superior (preparatoria) 198 estudiantes (132 hombres y 66 mujeres) y de educación superior o profesional 122 alumnos (109 hombres y 13 mujeres).

111

En 1980 había en el municipio 5,424 niños de 6 a 14 años, de los

En 1980 había en el municipio 5,424 niños de 6 a 14 años, de los cuales '2,591 eran de 6 a 9 años y 2,833 eran de 10 a 14 años. De aquellos 2,591 sabían leer y escribir 1,219 (573 hombres y 646 mujeres) y de los 2,833 (de 10 a 14 años) sabían leer y escribir 2,506 (1,252 hombres y 1,254 mujeres).

c. Analfabetismo

Según el referido Censo de 1980, en el municipio había un total de 3,138 analfabetos, o sea, 1,233 hombres y 1,905 mujeres, en edades que iban desde los 15 años hasta más de 65. Esto significa que de la población total, el analfabetismo era de 6.21 % de hombres y de 9.60% de mujeres, es decir, un 15.81 % de analfabetos en el municipio.

d. Instituciones culturales

Se encuentran cuatro bibliotecas en la cabecera municipal: una pública y tres escolares.

La pública lleva el nombre de "José Mariano Mociño", siendo la primera que con ese carácter público ha existido en nuestro municipio. La fundó con tal nombre y la inauguró el autor de esta monografía en el mes de mayo de 1962, fungiendo como presidente municipal el señor Luis Muñoz Díaz, con un acervo inicial de 400 obras, que se fue incrementando hasta llegar a cerca de 3,500 volúmenes.

Es una institución cultural peregrinante y mutilada, porque ha ido de un lugar a otro y ha sufrido robos y dispersión de sus libros. Inicialmente se instaló en la parte alta del desaparecido palacio municipal; después hice entrega de los volúmenes que quedaban (1,455), con autorización de la Secretaría de Educación Pública, en junio de 1970, a la escuela secundaria "Lie. Adolfo López Mateos", que se encontraba en el sitio que ocupa el mercado municipal. Con posterioridad, regresó al actual palacio municipal y, finalmente, el 22 de mayo de 1986, el secretario de Educación, Cultura y Bienestar Social, licenciado Emilio Chuayfett Chemor, inauguró el nuevo edificio que la alberga, ubicado junto al puente del río La Presa. Tiene 3,172 volúmenes.

Las otras tres bibliotecas se localizan: una en la escuela primaria "Alfredo Zárate Albarrán", otra en la escuela secundaria "Lie. Adolfo López Mateos", que tiene también el nombre de "José Mariano Mociño" por haberse empezado a integrar con libros de la biblioteca pública establecida en 1962, como ya se dijo. La tercera es la perteneciente a la escuela preparatoria y a la Facultad de Ciencias Agrícolas, con un acervo de 3,000 volúmenes aproximadamente.

Está en proyecto la construcción de una Casa de la Cultura en la cabecera municipal.

3.

Religión

a. Clases de religión y número de adeptos

Dada la libertad de cultos existente en México, hay dos religiones en nuestro municipio: una principal, la católica, y otra, minoritaria, la protestante o evangélica.

112

Casi la totalidad de la población es católica. Sólo una mínima parte es adepta al protestantismo, especialmente a la secta denominada Testigos de Jehová, a cuyos miembros se les llama vulgarmente "atalayos" por el nombre de su revista La Atalaya. Estos hacen proselitismo religioso en la cabecera y en los poblados de San Mateo Almomoloa, San Miguel y San Francisco Oxtotilpan. Otra secta evangelista de la iglesia de Pentecostés opera en San Pedro Tenayac, donde la gente les llama "los pentecosteses" o "pentecostales".

Conforme al referido Censo de 1980, había en nuestro municipio 19,177 católicos (9,829 hombres y 9,348 mujeres), 179 protestantes o evangélicos (85 hombres y 94 mujeres), 4 seguidores del judaismo (3 hombres y 1 mujer), 84 de otras religiones (50 hombres y 34 mujeres) y 409 sin ninguna religión, es decir, ateos (236 hombres y 173 mujeres). Estas cifras indican que de toda la población del municipio, el 96.6% es católica y el .009% es protestante o evangélica, es decir, menos del 1 %.

En el municipio de Temascaltepec existen tres parroquias con cura propio: en la cabecera, en San Martín Tequesquipan y en San Pedro Tenayac. Las tres son autónomas entre sí y dependen directamente del obispo de Toluca. El cura actual de Temascaltepec es el presbítero Abelardo Sánchez Díaz, el de Tequesquipan presbítero Justino Reyes Reyes y el de San Pedro Tenayac, presbítero Heriberto Soto García. Estas tres parroquias, junto con la de San Simón de Guerrero, forman desde 1980 el "Decanato de Nuestra Señora de la Consolación de Temascaltepec". Las funciones del Decanato las ejerce, por rotación, uno de los cuatro párrocos cada tres años. Desde el 29 de septiembre de 1984 lo desempeña el cura de San Simón de Guerrero. Como simple dato de interés general, conviene apuntar que al sacerdote encargado de una parroquia se le denomina "cura", porque en su jurisdicción ejerce el oficio de cura o conductor de almas. La palabra "cura" significa en latín cuidado, dirección, conducción.

b. Asociaciones religiosas

En la cabecera del municipio existen las siguientes congregaciones religiosas: Asociación del Señor del Perdón, Asociación del Sagrado Corazón, Asociación de la Virgen de Guadalupe, Asociación de la Virgen del Carmen, Adoración Nocturna, Asociación Catequética (instrucción religiosa). Acción Católica, A.C.J.M. Grupo Juvenil.

Como dato histórico curioso, debo señalar que en 1569 existían en el Mineral de Temascaltepec la Cofradía de Nuestra Señora de la Consolación, que era desde entonces la advocación de su iglesia parroquial, y la Cofradía de la Veracruz, las cuales tenían por objeto recoger limosnas para curar y enterrar a los pobres. ¡Bella obra social de la iglesia de entonces, en favor de los humildes! Ahora, no hay cofradía o asociación de la Virgen de la Consolación, no obstante ser la Patrono de esta parroquia desde el siglo XVI, ni menos alguna institución benefactora de los pobres, que son muchos.

En Tequesquipan funcionan las asociaciones de la Virgen de Guadalupe, Virgen del Carmen, Sagrado Corazón de Jesús y Vela Perpetua. En San Pedro Tenayac, las del Sagrado Corazón de Jesús, Acción Católica, Adoración Nocturna y Renovación Cristiana.

113

En la cabecera y otras poblaciones, existen también las Mayordomías, que se eligen cada año para que organicen y vigilen las fiestas principales del año siguiente. Estas agrupaciones datan de la época colonial, en la que generalmente los mayordomos hacían público y solemne juramento de cumplir su misión.

4. Fiestas, reuniones, espectáculos y diversiones

a. Calendario anual de fiestas cívicas

En la cabecera y en los demás pueblos del municipio, se celebran: el aniversario de la Constitución de 1917, el 5 de febrero, el Día del Trabajo (lo. de mayo), el triunfo del general Ignacio Zaragoza en la “Batalla de Puebla" el 5 de mayo; el Grito de Dolores y el aniversario de la Independencia los días 15 y 16 de septiembre; el Día de la Raza el 12 de octubre y el aniversario de la Revolución Mexicana el 20 de noviembre. Estas celebraciones consisten en desfiles de estudiantes uniformados por las calles, encabezados por las autoridades del lugar que enarbolan la Bandera Nacional y por los maestros de las escuelas. Especial importancia y fulgor revisten las festividades patrias del 15 y 16 de septiembre en la cabecera, sede del ayuntamiento; ya que el día 15 por la noche se verifica una bulliciosa verbena popular o noche mexicana y kermesse en el jardín central, con asistencia de la "Reina de las Fiestas Patrias" que previamente se elige y a las once de la noche el presidente municipal, ondeando el Lábaro Tricolor, “da el grito" desde el balcón principal del palacio, entre los “vivas" de la multitud, que antaño eran acompañados con disparos de armas de fuego. En los pueblos y rancherías, “dan el grito" los delegados municipales. Al día siguiente, 16 de septiembre, los miembros del ayuntamiento van al frente del multicolor desfile de estudiantes y carros alegóricos que recorren las calles, enmedio de repiques de campanas, estruendo de cohetes y las notas marciales de alguna banda de música de viento. Entre los carros alegóricos destaca, desde luego, el de la “Reina de las Fiestas Patrias".

En la cabecera se celebra también el Día de las Madres el 10 de mayo, verificándose un emotivo festival por parte de los alumnos y profesores de las escuelas primaria y secundaria y por el DIF, que ejecutan bailables, declaman poesías y hacen representaciones teatrales. En este año de 1986, a iniciativa del autor de este trabajo como cronista municipal, se rindió un homenaje público a la madre más anciana del municipio, la señora Paula Callado viuda de López, que tiene 110 años de edad y a quien el ayuntamiento le otorgó un diploma especial. En la misma cabecera se realiza, también, la Comida de la Amistad el 6 de enero de cada año, con la concurrencia de los paisanos que vivimos fuera de Temascaltepec.

b. Calendario anual de fiestas religiosas

Cada pueblo o ranchería festeja a su Santo Patrono o Titular, celebrándose como acto central una misa solemne en la respectiva iglesia, que en el caso de la cabecera oficia generalmente el propio obispo de Toluca, o un representante suyo. Por la noche, la magia y la alegría de los juegos pirotécnicos que lo iluminan todo. Asimismo, suelen concurrir grupos de danzantes y, en calidad de peregrinos o visitantes distinguidos, las imágenes de Santos Patronos de otras localidades vecinas, para darle mayor relevancia a las fiestas que, por otra parte, adquieren también el carácter de ferias propiamente dichas, por realizarse intercambio comercial o compraventa de

114

alimentos, artículos del hogar y de vestir.

El calendario de fiestas religiosas en el municipio, es el siguiente:

Localidad

Fecha

1. Carboneras

2.La Abarrada

Enero 20 Miércoles de Ceniza (movible)

En honor de:

San Sebastián, mártir Nuestra Señora de la Luz

3.

La Comunidad

Diciembre 24

Sagrada Familia

4.

Mesón Viejo

Junio (movible)

Sagrado Corazón de Jesús

5.

Real de Arriba

Febrero 2

Nuestra Señora de la

6.

San Andrés de los Gama

Noviembre 30

Candelaria San Andrés, apóstol

7.

San Antonio Albarranes

Junio 13

San Antonio Abad

8.

San Francisco Oxtotilpan

Octubre 4

San Francisco de Asís

9.

San Lucas del Pulque

Octubre 18

San Lucas, apóstol

10.

San Mateo Almomoloa

Septiembre 21

San Mateo, apóstol

11.

San Miguel Oxtotilpan

Septiembre 29

San Miguel Arcángel

12.

San Pedro Tenayac

Junio 29

San Pedro, apóstol

13.

Telpintla

Miércoles de Ceniza (movible)

Nuestra Señora de la Luz

14.

Temascaltepec

Enero 6

Señor del Perdón

15.

Tequesquipan

Noviembre 11

San Martín Caballero

En la cabecera, la fiesta en honor del Señor del Perdón es acompañada siempre por una feria regional, con torneos de gallos, bailes (folklóricos y de salón) y competencias deportivas. Antes había también jaripeos, corridas de toros y carreras de cintas. El 7 de enero por la tarde, suele bajarse la Sagrada Imagen para veneración de los fieles y luego llevarla en procesión por las calles entre música y cánticos. Al bajarla y al subirla, se tocan a rogación las campanas. En enero de 1982 acudieron dos obispos a la celebración: el titular doctor Alfredo Torres Romero el día 6 y el jubilado doctor Arturo Vélez Martínez el día 7. En los barrios de Santiago y San Francisco se festejan al apóstol guerrero y al seráfico de Asís, los días 26 y 27 de julio y 3 y 4 de octubre, respectivamente, con músicas de viento, bailes de salón, juegos pirotécnicos, palos encebados y kermesses.

En la Semana Santa de 1986, por privera vez en la historia de Temascaltepec, sé representó en vivo la pasión y muerte de Jesucristo el Viernes Santo, haciendo el recorrido desde la plaza principal hasta el cerro de El Fortín. El joven Rutilo Olivares Salinas personificó a Cristo con singular dramatismo.

c. Representaciones públicas y deportes

En nuestro municipio no se verifican fiestas agrícolas o comerciales, ni exposiciones artesanales o de otra índole; pero, en compensación a ello, son frecuentes las fiestas particulares y las

115

kermesses durante todo el año, muy especialmente en la cabecera, cuyos habitantes tienen una marcada inclinación y gusto por los bailes de salón, que organizan por motivos familiares como bautizos, confirmaciones, primeras comuniones, onomásticos, cumpleaños, quince años, bodas, etc., o como culminación de fiestas cívicas o religiosas, contratando al efecto orquestas de renombre.

No hay espectáculos de cine, ni teatro, con excepción de las representaciones teatrales escolares ya señaladas.

Los deportes, en cambio, constituyen una importante diversión. Se practican fútbol, basquetbol y volibol en todo el municipio, y en la cabecera, además, el ping-pong, billar, dominó y ajedrez. El juego de la baraja sigue siendo entretenimiento favorito en pueblos y rancherías.

En el municipio se encuentra establecida la Liga Municipal de Fútbol, para practicar y promover más este deporte. Agrupa a 17 equipos y tiene su sede en la cabecera, la directiva actual está presidida por Leonardo Santiago Cruz Granados. Por otra parte, ya se inició la construcción de una Unidad Deportiva en la propia cabecera, que vendrá a satisfacer la urgente necesidad de áreas para el esparcimiento y recreación.

C. Organización política

1. Gobierno

a. Autoridades locales

El municipio, en general, es la más pequeña de las partes territoriales en que está dividido nuestro país. Para una mejor organización política y administrativa, la Federación Mexicana se compone de estados, los estados de distritos y los distritos se forman de municipios.

Del mismo modo que toda comunidad (familia, escuela, iglesia, sindicato, empresa mercantil, club deportivo y hasta una pandilla) necesita forzosamente quién la dirija y la represente, así también el municipio debe tener un gobierno que haga cumplir las leyes, administre sus bienes, garantice la seguridad y la justicia y procure el bienestar general de los vecinos y habitantes, proporcionando o mejorando todos los servicios públicos (salubridad, limpia, educación, vigilancia de la moral pública, agua potable, atarjeas, alumbrado, caminos, mercados, rastros, panteones, jardines, embellecimiento y conservación de los poblados, etc.).

En la Villa de Temascaltepec, ese gobierno o poder municipal lo ejerce un ayuntamiento de elección popular directa, que dura tres años en funciones y está integrado por un presidente municipal, un síndico procurador y seis regidores. Cada uno de tales funcionarios tiene un suplente, elegido también por el pueblo. Para ocupar esos cargos se requiere ser ciudadano mexicano, estar en pleno uso de los derechos civiles y políticos, ser vecino del municipio por lo menos dos años antes de la fecha de la elección y ser electo por voto directo y secreto de la ciudadanía.

116

Los integrantes del ayuntamiento constitucional para el trienio 1985-1987, son: presidente municipal, Rodolfo Macedo Segura; síndico procurador, Pedro Gómez Jaimes; regidor lo., José Suárez Cruz; regidor 2o., Arturo Montiel Méndez; regidor 3o., Rosa Armendáriz Hernández; regidor 4o. Amando Jaramillo Albíter; regidor 5o., Jesús de Nova Barrueta y regidor 6o., Antonio Alvarez Palma.

El presidente municipal es el jefe del ayuntamiento, el encargado de ejecutar las disposiciones de éste, sobre todo las contenidas en el Bando Municipal, es el representante jurídico del ayuntamiento ante toda clase de autoridades, el jefe del cuerpo de policía municipal, el vigilante del buen funcionamiento de las dependencias municipales y de que los fondos públicos se inviertan conforme al presupuesto anual, el encargado de visitar a los poblados para conocer y resolver sus problemas, etc., debiendo informar el 15 de diciembre de cada año, en sesión solemne de cabildo, sobre el estado que guarda la administración municipal y respeto de las labores realizadas durante el año.

El síndico procurador es el mandatario del ayuntamiento, que tiene como principales funciones la de defender los intereses del municipio, vigilar los manejos de la tesorería, controlar la existencia y destino de los bienes muebles e inmuebles propiedad del municipio, practicar, como auxiliar del ministerio público y a falta de éste, las primeras diligencias penales al cometerse un posible delito, mismas que debe enviar a dicho funcionario dentro de las 24 horas siguientes, así como vigilar que a los detenidos no se les violen sus garantías individuales.

Los regidores, fundamentalmente, suplen al presidente municipal en sus faltas temporales, vigilan y atienden los diversos ramos de la administración, proponiendo soluciones a los problemas y cumpliendo las comisiones específicas que se les encomienden.

El tesorero se encarga de la aplicación de los presupuestos y controla los egresos municipales. El tesorero actual es el licenciado Francisco Muñoz Rivera. El secretario del ayuntamiento atiende la esfera administrativa de éste y legitima o da fe de los acuerdos tomados en las sesiones de cabildo. El secretario actual es el señor Guillermo Segura Jaimes.

Son autoridades auxiliares del municipio los delegados, sub-delegados, jefes de sector y jefes de manzana. Los delegados y süb-delegados son elegidos por los vecinos de cada pueblo de entre una tema de personas propuestas por el ayuntamiento, duran tres años en el cargo, tienen suplentes y son ios encargados de mantener el orden y la tranquilidad o seguridad en su respectiva población.

Para estudiar y resolver los asuntos de su competencia, los miembros del ayuntamiento se reúnen cada semana y celebran sesiones ordinarias, ya sean públicas o privadas, en la sala de cabildos, y sesiones extraordinarias en los casos que requieran urgente solución.

Las facultades y obligaciones de los órganos municipales, se encuentran señaladas en la Constitución Política del Estado de México y en la Ley Orgánica Municipal; pero también están sujetos a los mandatos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La violación a las leyes y al Bando Municipal expedido por el propio ayuntamiento, o a los

117

reglamentos municipales, se castiga con multas, arresto hasta de quince días, suspensión o cancelación de

reglamentos municipales, se castiga con multas, arresto hasta de quince días, suspensión o cancelación de permisos o licencias, clausuras, etc.

Existen otras autoridades locales en la cabecera municipal, como son:

Un juez municipal (antes juez menor municipal) y un juez mixto de primera instancia (llamado anteriormente juez de letras), dependientes ambos del Tribunal Superior de Justicia del Estado, y un agente del Ministerio Público que depende de la Procuraduría General de Justicia del Estado. Los jueces conocen y resuelven controversias, civiles o penales; el agente del Ministerio Público investiga y persigue delitos, auxiliado por la Policía Judicial del Estado, y los hace del conocimiento del juez mixto de primera instancia para que éste juzgue y dicte la sentencia correspondiente.

Un jefe de la Oficina Subalterna Federal de Hacienda, que además es el representante del Patrimonio Nacional.

Un jefe de la Receptoría de Rentas.

Dos Oficialías del Registro Civil (mal llamadas antes jueces del Registro Civil). La oficialía primera está en la cabecera y la segunda, en San Pedro Tenayac. Ambas dependen económica y administrativamente del ayuntamiento, pero operativamente de la Dirección General del Registro Civil del Estado, estando además bajo la supervisión inmediata de la Oficina Regional del Registro Civil, Zona IV, con sede en la cabecera municipal.

2. Financia miento municipal

Para que el ayuntamiento pueda satisfacer las necesidades de la población y realizar sus programas de obras públicas municipales, necesita recursos económicos suficientes, formando así lo que se llama la Hacienda o Erario Municipal, que administra libremente el ayuntamiento.

a. Presupuesto anual de ingresos

Las fuentes de ingresos con que cuenta nuestro municipio, son: participaciones que le otorga el Gobierno Federal y el Gobierno del Estado y sus ingresos propios (cobros de impuestos municipales, derechos, productos y aprovechamientos). La cantidad que, ai principio de cada año, se estima recaudar o recibir por estos conceptos, es lo que se llama Presupuesto Anual de Ingresos. Al final del año, ya puede precisarse a cuánto ascendieron tanto los ingresos como los egresos o gastos, de lo cual el presidente municipal tiene obligación de rendir un informe anual.

En el año de 1985, los ingresos de nuestro municipio fueron de $ 145'553,342.48, según el informe rendido por el presidente municipal Rodolfo Macedo Segura, correspondiente a ese año.

b. Aplicación del presupuesto

Los ingresos obtenidos en 1985, se aplicaron al pago de diversas obras públicas y construcciones

118

(aulas, remodelación de escuelas, dos casas del maestro, sanitarios en escuelas, revestimiento de carreteras, bacheo

(aulas, remodelación de escuelas, dos casas del maestro, sanitarios en escuelas, revestimiento de carreteras, bacheo y empedrado de calles, canchas deportivas, ampliación de oficinas municipales, agua potable, alumbrado público, remodelación del jardín principal, etc.), al pago de servicios y gastos generales, adquisición de bienes muebles e inmuebles para la administración (vehículos, maquinaria, llantas, gasolina), sueldos de los empleados municipales, erogaciones extraordinarias (gastos imprevistos), deuda pública e impuestos por pagar, con un total de $133'758,088.84. Estos últimos fueron los egresos. Por lo tanto, quedó "en caja" la suma de $11'795,253.64. Así aparece en el citado informe del presidente municipal, relativo a

1985.

Por virtud del Convenio de Desarrollo Municipal del Estado (CODEM), el Gobierno Estatal coopera con un 60% del costo total de las obras públicas realizadas y el ayuntamiento aporta el 40% restante. Así se están construyendo en el centro de la cabecera, por ejemplo, la ampliación del mercado municipal y el centro social llamado Salón de Usos Múltiples.

A propósito del manejo financiero, conviene señalar que nuestro municipio es el primero, en toda la zona sur del Estado, que cuenta con un sistema de computación de su propiedad para elaborar nóminas, listas de raya, presupuestos, control de obras y todo lo relacionado con la contabilidad.

3. Organizaciones politicos

En la actualidad, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) son los únicos organismos políticos que participan en los procesos electorales de nuestro municipio. Ambos tienen su respectivo Comité Municipal Electoral en la cabecera. El presidente del comité priísta es el señor Noel López Jaimes y el del comité panista es el señor Vicente Avilés Jaramillo. Por primera vez en la historia política del municipio, un partido de oposición -el PAN - compitió con el partido oficial para la elección del ayuntamiento correspondiente al trienio 1985-1987. El candidato del PAN a la presidencia municipal fue Porfirio Alvarez Hernández y el del PRI fue Rodolfo Macedo Segura, quien ganó las elecciones en reñida lucha popular. El PRI obtuvo 1,886 votos y el PAN 1,107.

Existe en la cabecera la Asociación Civil Villa Temazcaltépetl, debidamente legalizada, que, con el lema “Por la unificación ciudadana para el fortalecimiento del Municipio", tiene como objeto colaborar con las autoridades para la ejecución de obras de beneficio colectivo, aunque también la promoción y organización de actos culturales, recreativos y deportivos. El presidente de su consejo directivo es el licenciado Humberto López Macedo. Publica un boletín informativo mensual denominado Temazcaltépetl.

D. Organización económica

1.

Transportes

El municipio de Temascaltepec sólo cuenta con red de comunicación y transporte terrestre, no así con vías férreas.

119

Primer automóvil, marca Ford, quo negó a TomascaMpoc on 1924. Lo condujo por Mesón Viejo
Primer automóvil, marca Ford, quo negó a TomascaMpoc on 1924. Lo condujo por Mesón Viejo

Primer automóvil, marca Ford, quo negó a TomascaMpoc on 1924. Lo condujo por Mesón Viejo el licenciado Enrique González Sandoval

Desde el punto de vista de sus carreteras y caminos vecinales, puede afirmarse que nuestro municipio está bien comunicado, en un 90%, con casi todas las localidades que lo integran y con otras que están fuera de él. Sin embargo, predominan los caminos de terracería que en épocas de lluvias dificultan la transportación. Más aún, tres de esos caminos han estado pidiendo a gritos su inmediata pavimentación, tanto para impulsar el turismo a sitios bellísimos como para comercializar los productos de la región. Esas tres vías terrestres son las de Temascaltepec-Real de Arriba-La Labor-San Andrés de los Gama; Temascaltepec-San Pedro Tenayac- Zacazonapan y Temascaltepec-Valle de Bravo.

a. Carreteras

El municipio de Temascaltepec tiene 100 kilómetros de carreteras pavimentadas (29 kilómetros estatales y 71 federales) y 102 kilómetros de carreteras revestidas exclusivamente estatales, según la Estadística Básica Municipal elaborada por el Sistema Estatal de Información.

Las carreteras y caminos que tiene el municipio, son:

1. México-Toluca-Temascaltepec-Tejupilco-Zihuatanejo. Toda está pavimentada. Una parte es estatal y la otra federal. De Toluca a Mesón Viejo es estatal; de Mesón Viejo a la cabecera de Temascaltepec, continuando hacia Tejupilco y Zihuatanejo, es federal. Une a los poblados de San

120

Francisco Oxtotilpan, San Antonio Albarranes, La Comunidad, Carboneras y Temascaltepec. Esta carretera fue inaugurada el miércoles 15 de junio de 1966 por el Presidente de la República Gustavo Díaz Ordaz, siendo gobernador del Estado Juan Fernández Albarrán y presidente municipal Fernando Maya Barrueta.

2. San Francisco Oxtotilpan-Valle de Bravo. Estatal, pavimentada.

3. Temascaltepec-San Simón de Guerrero. Estatal, pavimentada. Se desprende de la federal Temascaltepec-