You are on page 1of 2

INTRODUCCIÓN

La producción de productos químicos va en paralelo con el crecimiento y el desarrollo industrial en los


países. Sin embargo, estos productos químicos poseen un riesgo potencial para la salud, por fugas o
derrames, ya sea por una situación accidental en las plantas de procesamiento o por errores humanos
en el manejo de los mecanismos de seguridad en los complejos procesos industriales. Un ejemplo
notable es el de Bhopal, India, donde un escape de gas y otros químicos de una planta de pesticidas
causó la muerte de miles de personas, además de haber expuesto y afectado muchísimas más.

OBJETIVOS

 Crear conciencia sobre las grandes empresas productoras de químicos y sobre los trabajadores
de las mismas, para tomar medidas que ayuden a reducir el riesgo de accidentes químicos.
 Definir claramente las causas que han ocasionado los desastres anteriormente ocurridos, con el
fin de evitar que sucedan hechos parecidos.

ANTECEDENTES
Las emanaciones o pérdida de gases peligrosos al ambiente son situaciones de alto riesgo que pueden
poner en peligro la salud y seguridad de toda la comunidad cercana. Algunas pueden ser detectadas e
identificadas fácilmente, otras en cambio pueden pasar desapercibidas en sus inicios, por lo que se
debe estar alerta a ciertas señales (olores no normales, vapores, etc.) y a los síntomas que
experimentan las personas, tales como irritación en los ojos, piel y sistema respiratorio, entre otros.

El desastre de Bhopal, ocurrido en la madrugada del 3 de diciembre de 1984 en la región de Bhopal


(India), se originó al producirse una fuga de aproximadamente 42 toneladas de isocianato de
metilo (MIC) desde una industria fabricante de pesticidas, propiedad de Union Carbide, que provocó
severos daños, tanto a la salud como al medio ambiente, y afectó a más de 100,000 personas (un 20%
de la población total de la ciudad).

INVESTIGACIÓN
Era un 3 de diciembre de 1984; sólo había transcurrido una media hora desde medianoche. La fábrica
de Bhopal estaba parada. Uno de los escasos movimientos era el de unos obreros que realizaban tareas
de limpieza con agua a presión en el interior de unas canalizaciones de trasiego de MIC, sin tomar las
debidas medidas preventivas. El agua inyectada en las tuberías de Isocianato de Metilo circulaba con
fuerza arrastrando impurezas adosadas a las paredes del tubo así como cristales de Cloruro de Sodio y
restos metálicos. Pero los operarios habían ignorado la precaución de estancar el conducto con el
empleo de unos discos especiales y el agua junto con los desechos arrancados se filtraron al interior de
la cisterna E-610, que contenía 42 toneladas de MIC. Conectadas a ella había otras dos cisternas de MIC,
la E-611 y la E-619, que contenían respectivamente otras 20 y 1 toneladas de la misma sustancia. El
agua, los cristales de cloruro de sodio y los restos metálicos en contacto con el MIC provocaron una
violenta reacción exotérmica del líquido, que pasa rápidamente al estado gaseoso con desprendimiento
de calor.
En cuestión de segundos, la presión en el interior de la cisterna pasa de 2 a 55 libras por pulgadas, o, lo
que es lo mismo, de 0.4 a 10.8 kilogramos por centímetros. El acero de alta resistencia con que está
construida la cisterna aguanta bien la presión, pero el gas intenta buscar salida por alguna parte y la
encuentra en las válvulas de seguridad, que estallan por efecto de la sobrepresión. A partir de entonces
la fuga tóxica es inevitable y dos altas columnas de gas se proyectan hacia el cielo de Bhopal.

RESULTADOS
Al entrar en contacto con la atmósfera, el compuesto liberado comenzó a descomponerse en varios
gases muy tóxicos (fosgeno, monometilamina y ácido cianhídrico) que formaron una nube letal que, al
ser más densos los gases que la formaban que el aire atmosférico, recorrió a ras de suelo toda la ciudad.
Miles de personas murieron de forma casi inmediata asfixiadas por la nube tóxica y otras muchas
fallecieron en accidentes al intentar huir de ella durante la desesperada y caótica evacuación de la
ciudad. Se estima que entre 6,000 y 8,000 personas murieron en la primera semana tras el escape tóxico
y al menos otras 12,000 fallecieron posteriormente como consecuencia directa de la catástrofe, que
afectó a más de 600,000 personas, 150,000 de las cuales sufrieron graves secuelas. Además, perecieron
también miles de cabezas de ganado y animales domésticos y todo el entorno del lugar del accidente
quedó seriamente contaminado por sustancias tóxicas y metales pesados que tardarán muchos años
en desaparecer.

DISCUSIÓN DE RESULTADOS
De acuerdo a los resultados investigados, este hecho es considerado como el peor desastre de toda la
industria química y, a partir de esto, se definieron tres factores que posiblemente pudieron
desencadenar la tragedia: 1) Carencia de personal técnico especializado. 2) Corrosión de los materiales
y equipos. 3) Desactivación e inutilización de las medidas de seguridad.

CONCLUSIONES

 Mayor conocimiento de los factores que marcan el comportamiento de una fuga, esto para
elegir los métodos más eficaces y económicos para la prevención.
 Impulso de controles más estrictos sobre la producción de químicos, así como sobre las
correspondientes medidas de seguridad industrial.

BIBLIOGRAFÍA

 Centro de Conocimiento en Salud Pública y Desastres. Accidentes Químicos. Recopilación del sitio
web: http://www.saludydesastres.info/index.php?option=com_content&view=article&id=329:3-
3-1-accidentes-quimicos&catid=114&Itemid=602&lang=es

 EcuRed. Desastre de Bhopal. Recopilación del sitio web:


https://www.ecured.cu/Desastre_de_Bhopal