You are on page 1of 1
realidad, estimamos que es superior a la virtud. 40 Bien al contrario, habria que argitir de ese modo si la virtud de la que participa el alma se identificase con el principio del que proviene. Pero, en realidad, una cosa es la virtud y otra el principio. Porque tampoco la casa sensible es lo mismo que la inteligible; y, sin embargo, es semejante. Pero es que, ademas, la casa sensible participa del buen orden y del ornato; y, sin embargo, alld, en la nocién inteligible, no hay orden, 45 ni ornato ni proporcién'®, Pues asi también, como participamos del buen orden, ornato y concordia provenientes de alla y como en estas cosas consiste la virtud de aca, pero como, por otra parte, los Seres de allé no necesitan de concordia, ni de ornato ni de orden, tampoco necesitardn de virtud. Y, sin embargo, no por ¢50 50 nos asemejamos menos a los Seres de all por la presencia de la virtud. Por lo que toca, pues, a que no hay necesidad de que también alla exista la virtud puesto que somos nosotros quienes nos asemejamos por Ia virtud, baste lo dicho. Pero es preciso afadir persuasién al argumento, sin contentarnos con imponerlo por la fuerza. 2 Por consiguiente, lo primero debemos formarnos una idea de las virtudes por las que decimos que nos asemejamos, a fin de averiguar a su vez qué es esa cosa idéntica que en nosotros, siendo copia, es virtud, mientras que alla, siendo a modo de modelo, no es virtud. Sefialemos antes que hay dos clases de aseme-3 jamiento: el uno exige la presencia de una misma forma en las cosas semejantes, esto es, en todas las que son semejantes por igual como copias que son de un mismo modelo, mientras que en aquellas en las que la una es semejante a la otra pero esta otra es primaria sin que se diga de ésta que sea reciprocamente semejante a aquélla, en tales cosas el asemejamiento hay que concebirlo de otro modo, exigiendo no una misma 10 forma, antes bien una distinta, puesto que la semejanza es del segundo modo. En qué consiste, pues, la virtud, tanto la virtud en general como cada una en particular? La explicaci6n resullaré més clara aplicandola a cada una, porque de ese modo se nos mostrar facilmente aquella forma comin por la que todas son virtudes. 6 La casa inteligible, sita en el alma, cs una forma indivisa (I 6, 3, 6-9), carente de partes Y; por tanto, de orden, ornato y proporcién (cf. 16,1, 16-54). 0) BRO ve... Dtto.//wwwlibrodotcom