You are on page 1of 3

Act.10.

Postescritura

A. Amaury Ortiz Henríquez


Arquitectura Xalapa

Bauhaus: La tecnología para el arte, el arte para la sociedad.


El nombre deriva de la unión de las palabras en alemán Bau, "construcción", y
Haus, "casa"; en contraste, a pesar de su nombre y de que su fundador fue un arquitecto, la
Bauhaus no tuvo un departamento de arquitectura en los primeros años de su existencia.
Pese a eso, la construcción no es restringida solo a los edificios, si no al objeto, cosas,
artículos, arte, artesanías, a él todo. Siendo la creación de arte el principal objetivo de
enseñanza de esta extinta escuela, cuyos programas de estudios y metodología son aún
vigentes en nuestros tiempos.
La escuela alemana Bauhaus fue fundada en Weimar en 1919 por el arquitecto Walter
Gropius, al unir las antiguas escuela Superior de arte del Gran Ducado y la escuela de Artes
y Oficios, dando así origen a la Bauhaus estatal de Weimar. En ésta se unificó la
arquitectura, las artes plásticas y la artesanía, y ejerció enorme influencia en la arquitectura
contemporánea, abarcando un amplio rango de formas de expresión tanto en las artes
gráficas e industriales y el diseño de escenografías y vestuario teatrales. Aunque sólo se
mantuvo en pie catorce años, logro gozar de muy buena fama llevándolo al calificativo que
aún se manifiesta de “estilo bauhaus”. La principal intención era la simplicidad de la forma
reduciendo el objeto a la mera funcionalidad.
En sus instalaciones albergo una congregación de grandes artistas contemporáneos que
formaron parte del grupo docente, base del éxito de la escuela; Wassily Kandinsky, Paul
Klee, Lyonel Feininger, Oskar Schlemmer (pioneros). De igual forma László Moholy-
Nagy, Johannes Itten, Josef Albers, hicieron grandes aportes al ámbito educativo de la
escuela. En su historia, la escuela contó con tres directores a su cargo, Walter Gropius
(1919-1928), Hannes Meyer (1928-1930) y Ludwig van der Rohe (1930-1933). Toda esta
amalgama de artistas, intelectuales y visionarios dio a lugar a un plan de estudios en cual
eran base la enseñanza de pintura, escultura, arquitectura, teatro, diseño gráfico, tratando de
formar nuevos talentos dentro de estas artes.
El plan de estudios versátil. Iniciaba con la enseñanza de las formas básicas, su relación
geométrica, la importancia del color y la forma, el progreso de la abstracción y el
constructivismo, la construcción modular etc. Menciona que prácticamente daba las bases,
pero los alumnos eran libres de hacer lo que quisieran. Un aspecto importante que se
menciona es la matematización del arte. La escuela esperaba crear artistas con total
conciencia social e intelectual, alejados de lo típico, consiguiendo una relación arte-
industria. Cultura del pueblo y para el pueblo. La unión de arte y funcionalidad hacen que
el artista sea un personaje útil para la sociedad. El arte entra a los hogares con una función.
Se trataba de crear productos funcionales y económicos, pero a la vez atrayentes para el
mercado.
Entonces se enseñaba a crear, siendo el trabajo manual la base. La escuela en sí era un
laboratorio, buscando calidad y no una novedad efímera; la belleza radica en el material, sin
ornamentos, en la utilidad del objeto en su capacidad de servir y de perdurar. Los campos
de trabajo incluyen el dibujo, escultura, cerámica, muebles, teatro, textiles, montaje,
arquitectura.
La relación de la arquitectura con el entorno social fue objeto de estudio fundamental en la
Bauhaus; la influencia de la escuela y la extensa inmersión de su arquitectura responden
tanto a aspectos funcionales como a los factores culturales de la época. La arquitectura de la
Bauhaus se dividía, en esencia, en dos corrientes: la primera pretendía la adhesión de la
forma a la función social y que prescindía de elementos accesorios. La segunda, que
consideraba el arte como una necesidad social. Meyer y Mies fueron los dos arquitectos al
frente de la Bauhaus que defendían estos preceptos.
La arquitectura de la Bauhaus, bajo el extensivo e ilustrativo nombre de estilo
internacional, ha perdurado como la arquitectura de toda una época. Según esta perspectiva,
la arquitectura y el individuo son productos de su época, de tal modo que es lo colectivo y
no lo individual lo que permanece y debe ser rescatado por la historia. Además, se
encuentra marcada la influencia de la producción en serie, retomando aquí el concepto de
módulo y llevándolo a otro nivel. Es aquí donde se puede observar la influencia de la
escuela en el urbanismo.
“La plena inserción de la técnica industrial en el proceso creador de la arquitectura no
implica sólo una puesta al día de los criterios de organización y de los medios técnicos, en
vista a una más rápida producción del edificio, más económica y más técnicamente
funcional. Implica la plena clasificación de los motivos y de las finalidades sociales, sea de
la actividad de la edificación, o bien de la actividad productiva de la industria”
Gropius
Cabe mencionar que en base a esto, se dan propuestas de ciudades utópicas
(arquitectura de izquierda) en busca de una plena armonía entre la construcción, la industria
y la sociedad. Se encontraba en la geometría una solución inmediata a problemas concretos;
el urbanista debe conseguir que la geometría responda a una sociedad mejor.
La Bauhaus influyó en casi todos los aspectos de las artes, pero mencionarlas sería
demasiado extenso, así que hacemos énfasis en sus características generales y sobretodo en
cómo influye en el campo arquitectónico. Hay que reconocer sobre todo el nivel de
trascendencia del sistema educativo; que es punto de referencia en casi todas las escuelas de
arquitectura en el mundo, como ejemplo la escuela de artes y oficios en Basilea, Suiza, que
tiene un modelo casi idéntico al de la Bauhaus original, así como de las corrientes artísticas
que aquí se crearon y encontrar la relación con la arquitectura que generada por este
movimiento y que continúa en pie hasta nuestros días.

REFERENCIAS
Whitford, F. (1991). La Bauhaus. Barcelona, España. Destino
Lupton, E. y Miller A. La Bauhaus y la Teoria del Diseño. Edo. Mexico, Mexico. G.Gili