Вы находитесь на странице: 1из 3

CONCEPTOS DEL ARTÍCULO SEGÚN AUTORES

CLASICOS

Carlos Alberto Valdés Castaño COD 1811981451

Echeverri Osorio Mercelena COD 1811982415

Luisa Fernanda Grajales Correa COD 1610660090

Eva Sandrid Ariza Palacios COD 1811980683

Lina Fernanda Rodríguez Maldonado COD 1821981671

Katerine Johana Borja Saldarriaga COD 1020411986

Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano

Economía Política

Psicología

Bogotá

Septiembre – 2018
Asumiendo la posición de David Ricardo, en el artículo: No al TLC con Corea de
Eduardo Sarmiento, se puede afirmar lo siguiente: en comercio internacional
Colombia no tiene fortaleza o especialización en las actividades económicas que
pueda representar ventaja comparativa ante Corea ya que este es un país que se
dedica a la extracción minera y producción industrial, Colombia se ha especializado
en minería y servicios lo cual nos deja sin una ventaja comparativa que ofrecer en
las antes mencionadas, ya que Corea establecería su actividad minera y extraería
los materiales para su producción y Colombia no podría ofrecer sus servicios en
Corea por obvias razones de espacio, tecnología y el transporte.
Hay que destacar que en este artículo comparan las economías internas de cada
país como si al comerciar obligatoriamente uno de los países debe perder para que
el otro país gane y esto es incorrecto, el autor hace claridad sobre un antecedente
que se ha presentado de dos cambios en la economía los cuales fueron la apertura
económica y el TLC de Estados Unidos que ya se han implementado y que a la
fecha de hoy no han representado un cambio significativo en la economía del país,
en cuanto a la especialización en actividades económicas que representen una
ventaja comparativa falta el desarrollo en la fabricación de equipo pesado de
transporte, maquinaria, químicos, productos farmacéuticos y electrónica.
El autor solo ha resaltado aspectos de la economía que para él no han funcionado,
pero después de la apertura económica Colombia ha adquirido tecnología que antes
se demoraba hasta diez años en llegar a las empresas y que ahora solo demora
unos cuantos días, esta tecnología es la que ha permitido sistematizar varios
procesos productivos permitiendo que la industria sea más competitiva en el
comercio internacional. Tampoco ha mencionado que con el TLC de Estados Unidos
ha incrementado la inversión de dicho país en territorio colombiano y que se ha
incrementado el turismo. Colombia tendría ventaja comparativa sobre Corea en
alimentos, confecciones, agroquímicos y algunos productos metalmecánicos y esto
no garantizaría que podamos mejorar nuestra economía, ya que no solo se trata de
comerciar sino también de generar empleos dignos reduciendo las tazas de
desempleo del país e incrementar la capacidad de adquisición de los trabajadores.
Para que este Tratado de Libre Comercio fuese exitoso, Colombia tendría que
fortalecer sus políticas de apoyo al sector Agrícola, promover la innovación, mejorar
la capacidad de la industria y el transporte.
El panorama que presenta este TLC es muy prometedor ya que Corea es el octavo
importador del mundo, esto quiere decir que es una economía que depende del
comercio exterior, lo cual crea grandes oportunidades para varias actividades
económicas de la industria y la agricultura como lo son: el café, el banano, frutos
exóticos, aguacates y las flores que son productos de alto consumo en los cuales
se tendría una ventaja comparativa notable ya que Corea se especializa en la
industria a mayor escala y la minería.
En las negociones a nivel general siempre existirán pros y contras para cada
negociador, en Colombia los sectores que tienden a verse perjudicados son el de
automotores y electrodomésticos ya que Corea llega con esta línea de productos a
precios bajos, debido a que su fuerte es la producción de tecnología; pero también
representa un gran reto de inversión extranjera, si se ofrece a los empresarios
Coreanos crear empresa en nuestro país, esto permitiría disminuir sus costos de
producción con mano de obra colombiana y reducir sus gastos de transporte y
bodegaje.
En conclusión desde la perspectiva de Ricardo Colombia obtiene con este TLC con
Corea una ventaja comparativa en los sectores de la agricultura, los alimentos, las
confecciones, los agroquímicos, algunos productos metálicos y el ensamble; en los
que se han concentrado la especialización y también le da la oportunidad a los
colombianos de incursionar con nuevos productos en los cuales puede tener gran
mercado a futuro si se generan políticas, se mejora la infraestructura, se adquieren
tecnologías y se fortalece la fuerza trabajadora.