You are on page 1of 3

JURISPRUDENCIA

Roj: STSJ AND 13072/2016 - ECLI: ES:TSJAND:2016:13072


Id Cendoj: 18087340012016100974
Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
Sede: Granada
Sección: 1
Fecha: 09/06/2016
Nº de Recurso: 235/2016
Nº de Resolución: 1377/2016
Procedimiento: SOCIAL
Ponente: JORGE LUIS FERRER GONZALEZ
Tipo de Resolución: Sentencia

6
TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE ANDALUCÍA
CON SEDE EN GRANADA
SALA DE LO SOCIAL
OL
SENT. NÚM. 1377/2016
ILTMO. SR. DL JUAN CARLOS TERRÓN MONTERO
ILTMO. SR. D. JORGE LUIS FERRER GONZÁLEZ
ILMA. SRA. Dª BEATRIZ PÉREZ HEREDIA
MAGISTRADOS
En la ciudad de Granada a nueve de junio de dos mil dieciséis
La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Granada, compuesta por los
Iltmos. Sres. Magistrados que al margen se indican, ha pronunciado
EN NOMBRE DEL REY
la siguiente
SENTENCIA
En el Recurso de Suplicación núm. 235/2016 , interpuesto por Luis Andrés contra la Sentencia dictada por el
Juzgado de lo Social núm. Nº 1 DE GRANADA, en fecha 14/09/15 , en Autos núm. 1135/2013, ha sido Ponente
el Iltmo. Sr. Magistrado D. JORGE LUIS FERRER GONZÁLEZ.

ANTECEDENTES DE HECHO
Primero.- En el Juzgado de referencia tuvo entrada demanda interpuesta por Luis Andrés en reclamación
sobre MATERIAS LABORALES INDIVIDUALES, contra CONSEJERÍA DE HACIENDA Y ADMINISTRACIÓN
PÚBLICA y CONSEJERÍA DE IGUALDAD, SALUD Y POLÍTICAS TERRITORIALES y admitida a trámite y celebrado
juicio se dictó sentencia en fecha 14/09/15 , por la que desestimando la demanda interpuesta por el recurrente
se absolvió a la parte demandada de los pedimentos formulados en su contra.
Segundo.- En la sentencia aludida se declararon como hechos probados los siguientes:
"1º.-D. Luis Andrés trabaja como oficial de mantenimiento para la Consejería de Igualdad y Bienestar Social,
con centro de trabajo el Centro de Protección de Menores Ángel Ganivet, siendo de aplicación el VI Convenio
Colectivo del Personal laboral de la Junta de Andalucía.

1
JURISPRUDENCIA

2º.- El centro de protección de menores "Ángel Ganivet" viene acogiendo en su totalidad a menores extranjeros
no acompañados, de edades comprendidas entre los 13 y los 18 años, dentro del programa de acogida
inmediata.
Estos menores son mayoritariamente magrebíes o subsaharianos y, en algunos casos, se han presentado
una serie de enfermedades infecto-contagiosas: Lepra, Hepatitis B y C, Tuberculosis, enfermedades de la
piel, etc. Es habitual el consumo de sustancias toxicas por parte de algunos de los menores, lo que afecta a
su comportamiento. También se han producido altercados entre los menores o machismo hacia el personal
femenino.
3º.- El demandante solicitó a la Comisión del Convenio y a la demandada el reconocimiento del plus de
peligrosidad lo que fue rechazado, y presentada reclamación previa la misma fue rechazada presentando
demanda.
4º.- Se pide el abono del plus desde agosto de 2012 a razón de 85Ž60 euros mes."
Tercero.- Notificada la sentencia a las partes, se anunció recurso de suplicación contra la misma por Luis
Andrés , recurso que posteriormente formalizó, no siendo en su momento impugnado por el contrario.
Recibidos los Autos en este Tribunal, se acordó el pase de los mismos al Ponente, para su examen y resolución.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS
PRIMERO .- 1. El demandante, oficial de mantenimiento del centro de protección de menores Ángel Ganivet,
solicitó el plus de peligrosidad, lo que tras agotar la vía previa, formuló demanda.
2. La sentencia de instancia al considerar que no existe un especial contacto entre el puesto de trabajo
desarrollado por el demandante, y los menores internados en dicho centro, desestima la demanda en
aplicación del artículo 58.14 del VI Convenio Colectivo .
3. Se formula recurso de suplicación sustentado en un sólo motivo destinado a la censura jurídica, al amparo
del apartado c) del artículo 193 LJS, concluyendo con la súplica de que con estimación del Recurso reconozca
el derecho del actor al percibo del plus de penosidad, peligrosidad y toxicidad, así como a los efectos
económicos reclamados durante los periodos especificados en la demanda.
SEGUNDO. - 1. En el primer y único motivo se dice que al amparo del apartado a) del art. 193 c) de la LJS,
lo que entiende la Sala que se trata de un involuntario error, y que el apartado correcto esgrimido es el c),
destinado a la censura jurídica al alegar la infracción del artículo 58.14 del Convenio Colectivo en relación con
la STS de 30-05-2007 que remite a la de 28-06-1994, 26-01-2009 y las de de la Sala de lo Social del TS de 9
y 16 de julio de 2008.
Y se alega que todas las categorías profesionales están en contacto con los menores en el mismo espacio,
al estar expuesto a los virus y agentes patógenos, así como los insultos y agresiones independientemente de
la categoría. Y que en el caso concreto, en opinión del recurrente, el riesgo y la peligrosidad y penosidad en el
trabajo existen y está acreditado por el tipo de centro donde el actor presta sus servicios.
2. La respuesta al presente motivo pasa por tres premisas previas. La primera, que los hechos declarados
probados han quedado inalterados, al ser aceptados por la parte recurrente. La segunda, que el presente
recurso de suplicación es de naturaleza extraordinaria, lo que significa que la valoración de la prueba se
atribuye en toda su amplitud - artículo 97.2 LRJS - únicamente al juzgador de instancia o la Sala "a quo", por
ser quien ha tenido plena inmediación en su práctica y la revisión de sus conclusiones únicamente puede ser
realizada cuando un posible error aparezca de manera evidente y sin lugar a dudas de documentos idóneos
para ese fin que obren en autos, por lo que se rechaza que el Tribunal pueda realizar un nueva valoración de la
prueba, como si el presente recurso no fuera el extraordinario de casación sino el ordinario de apelación (en
tal sentido las recientes, SSTS 11/11/09 (RJ 2010, 1427) -rco 38/08 -; 13/07/10 (RJ 2010, 6811) -rco 17/09 -; y
21/10/10 (RJ 2010, 7820) -rco 198/09 -). Y como consecuencia de ello se rechaza la existencia de error, si ello
implica negar las facultades de valoración que corresponden primordialmente al Tribunal de instancia, siempre
que las mismas se hayan ejercido conforme a las reglas de la sana crítica, pues lo contrario comportaría la
sustitución del criterio objetivo de aquél por el subjetivo de las partes. Y en tercer lugar, que la valoración de
la parte sobre unos mismos hechos declarados probados, aún cuando es legítima, carece de la objetividad e
imparcialidad de la que lleva el Magistrado de instancia, a cuya presencia de práctico la prueba, sin que se
observe la existencia de error de valoración alguno.
3. En concreto y partiendo de que el Plus de Peligrosidad no goza de naturaleza automática, por el hecho de
que existan otros trabajadores de aquel centro que lo perciban, no implica que todos deben percibirlo, ya que

2
JURISPRUDENCIA

no se ha reflejado en los hechos declarados probados que concurran las correspondientes circunstancias que
den lugar al devengo del mencionado plus.
En la relación de hechos declarados probados, no existe ninguno que sustente que el oficial de mantenimiento
del centro de menores Ángel Ganivet, esta expuesto de forma objetiva y razonable a circunstancias peligrosas,
penosas o toxicas, lo que conllevo que la propia Comisión del Convenio le rechazara su pretensión, como así
se refleja en el hecho probado tercero.

FALLAMOS
Que desestimando el recurso de suplicación interpuesto por Luis Andrés contra la Sentencia dictada por el
Juzgado de lo Social núm. Nº 1 DE GRANADA, en fecha 14/09/15 , en Autos núm. 1135/2013, seguidos a
instancia del recurrente en reclamación sobre MATERIAS LABORALES INDIVIDUALES, contra CONSEJERÍA DE
HACIENDA Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA y CONSEJERÍA DE IGUALDAD, SALUD Y POLÍTICAS TERRITORIALES,
debemos confirmar y confirmamos la Sentencia recurrida.
Notifíquese la presente Sentencia a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, con advertencia
de que contra la misma puede interponerse Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina que previene
el art. 218 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social y que habrá de prepararse ante esta Sala dentro de
los DIEZ DÍAS siguientes al de su notificación.
Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.