You are on page 1of 1

Derecho a veto

El veto es una atribución del Poder Ejecutivo a través del cual el presidente
puede rechazar total o parcialmente los proyectos de ley sancionados por el
Congreso de la Nación.
El veto total que es cuando el presidente rechaza expresamente firmar la
totalidad del decreto de ley y lo devuelve al Congreso con una explicación
detallada de las razones por las que se opone a dicha legislación mientras que el
veto parcial permite al presidente modificar una ley eliminando parte de ella o
modificando disposiciones individuales. De esta manera, el presidente puede
promulgar parcialmente la parte no vetada, siempre y cuando esta no desvirtúe el
espíritu del proyecto sancionado por ambas Cámaras. El veto parcial fue
incorporado en la Constitución nacional después de su última modificación en
1994.

El presidente puede rechazar un proyecto de ley hasta 10 días hábiles después


de su sanción en el Congreso. En caso de no recibirse la notificación dentro del
plazo previsto o si el decreto de veto tiene fecha de emisión posterior al plazo
previsto en el artículo 86 de la Constitución, la ley se tendrá por promulgada
automáticamente y se considerará extemporáneo y nulo cualquier acto emitido por
el Poder Ejecutivo tendiente a obstaculizar la eficacia y vigencia de la norma.

Como establece el artículo 83 de la Constitución nacional, después del veto el


proyecto regresa a la primera Cámara donde comenzó su debate en el recinto. Si
se aprueba con dos tercios de los votos, pasa a la Cámara de revisión (si se
introdujo en la Cámara de Diputados esta será la cámara de origen y la cámara de
revisión es el Senado o viceversa).

En estos casos las votaciones son “nominales”, por sí o por no. Entonces, si en
las dos Cámaras la mayoría vota si, el proyecto pasa al Poder Ejecutivo para ser
promulgado. En cambio, si las Cámaras difieren, el proyecto no podrá volver a
debatirse en las sesiones de ese año legislativo.

Por su parte, el presidente no puede usar su poder de veto cuando el Congreso


insiste con un proyecto previamente vetado.

Finalmente, una vez que la ley es promulgada se publica en el boletín oficial y


entra en vigencia de acuerdo a los plazos legales.

Un ejemplo de proyecto de ley vetado es el Decreto 1837/08: veta la Ley de


Presupuestos Mínimos para la Protección de los Glaciares y del Ambiente
Periglaciar, aprobada el 22 de octubre de 2008 por el Senado. Éste mismo fue
vetado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.