Вы находитесь на странице: 1из 3

¿Adventistas o Disidentes?

La vara del Pastor o Davidianos se llaman Adventistas del séptimo día, los reformistas
se llaman Adventistas del séptimo día, Los Gambetistas se llaman Adventistas del séptimo
día, solo creen en el segundo Advenimiento y en el sábado, pero no pertenecen a la iglesia
Adventista del Septimo Dia, simplemente son denominaciones disidentes, en sus redes
sociales se ponen como Adventistas del Séptimo día para pasar desapercibidos.
Pero estos grupos disidente tienen algo en común que los hacen fácil de identificar:
• Proclaman que la iglesia Adventista del Séptimo día dejó de ser la Iglesia de Dios en la
tierra.
•Invitan a los fieles Adventistas del séptimo día a salirse de la iglesia de Dios, que a su criterio,
apostató.
•La vara del pastor o davidianos, la reforma, y gambetistas, están apegados a un régimen
estrictamente vegetariano, dicen que consumir los animales limpios permitidos por Dios en
Lev 11, es causa de pecado.
• Estos grupos disidentes se auto proclaman reformadores, y están unidos en un sólo objetivo:
atacar a la iglesia Adventista del séptimo día usando los siguientes adjetivos:
iglesia “apóstata”, “ramera”, “Jezabel”, “Babilonia”, “morada de todo espíritu inmundo”.
Etcétera etcétera.
Como supuestos reformadores y con las credenciales del cielo se autonombra vigías divinos
que están para advertir a la iglesia que salga de su letargo espiritual, si no perderán su
salvación.
Stanton de Montana llamó a la iglesia babilonia, pero esto le contesto la hermana White:
W. Stanton, un activo laico radicado en el estado de Montana, se rebeló ostensiblemente
contra la iglesia y publicó un folleto titulado The Loud Cry (El fuerte clamor). Desilusionado con
los dirigentes de la iglesia, declaró vehementemente que los adventistas se habían desviado
tanto de la verdadera fe, que la iglesia se había transformado en Babilonia. Llegó el tiempo -
dogmatizó Stanton- para que los fieles y sinceros adventistas
suspendan su apoyo financiero a la iglesia y acepten la solemne invitación apocalíptica: "Salid
de ella, pueblo mío". En sus catilinarias contra la iglesia reproducía innumerables textos del
espíritu de profecía, los cuales, empleados fuera de contexto, eran distorsionados en su
significado, y usados para comprobar el acierto de sus ideas. Envió a Australia a uno de sus
asociados tratando de obtener una palabra de apoyo de la Sra. White. Sin embargo, la
mensajera de Dios rehusó endosar los argumentos engañosos presentados por Stanton,
y lo acusó sin rodeos de actuar bajo la engañosa influencia del archienemigo. Hermano mío —
escribió la Sra. White — : He sabido que usted pretende que la Iglesia Adventista del Séptimo
Día es Babilonia, y que todos los que quieren ser salvos deben salir de ella. No es el único a
quien el diablo ha engañado en este asunto. Durante los últimos cuarenta años, un hombre
tras otro se ha levantado pretendiendo que el Señor lo ha enviado con el mismo
mensaje; permítame que le diga, como les he dicho a ellos, que este mensaje que usted está
proclamando es uno de los engaños satánicos destinados a crear confusión entre las iglesias.
". La mano de Dios al timón.
Si ustedes se ponen a pensar un poco, se darán cuenta que hay muchos que en la actualidad
tildan a la iglesia Adventista del Séptimo día de babilonia, e invitan a los fieles a salirse de ella,
porque es babilonia, porque supuestamente cayó de la gracia de Dios.
Pero para éstos supuestos reformadores, la respuesta que le dio la hermana White a Stanton,
sigue siendo la misma: “este mensaje que usted está proclamando es uno de los engaños
satánicos destinados a crear confusión entre las iglesias”.
Aunque éstos supuestos reformadores creen que la iglesia Adventista cayó en apostasía,
solamente los dos primeros grupos se auto proclamaron profetas:
El 11 de Enero de 1915 Jhoann Wick
“Johann Wick. joven adventista llamado para servir en el ejército imperial, se rehusó a ser
vacunado. Juzgado por un tribunal militar, recibió como sentencia siete días de prisión.
Mientras cumplía la pena impuesta, el 11 de enero de 1915 —declaró Wick— recibió del
Señor una visión anunciando que con el florecimiento de los árboles de frutas con carozo
(duraznos, ciruelas, cerezas, etc.), al comienzo de la primavera europea, terminaría el tiempo
de gracia. El rechazo de esta visión —según Wick— sería la comprobación inequívoca de que
la iglesia había caído del favor divino. Envió a la casa editora de Hamburgo un artículo donde
explicaba la visión con mayores detalles, pero los editores rehusaron publicarlo. Wick desertó
de sus obligaciones militares, y se refugió en la casa del anciano de la Iglesia Adventista de
Bremen. Y de alguna forma logró los recursos financieros necesarios para publicar la visión en
un panfleto que fue profusamente distribuido entre los pastores y los adventistas en general”.
La mano de Dios al timón.
“Llegó, sin embargo, la primavera y con ella el encantador espectáculo de la floración de los
árboles. . . y el evento anunciado por Wick y otros "profetas" no se materializó.
Posteriormente, señalaron el 10 de mayo de 1915 como nueva fecha para el fin del tiempo de
gracia. Otras fechas se anunciaron posteriormente sin que ocurriera nada tangible. Pero los
dirigentes de la rebelión, temiendo que el movimiento se disgregara como resultado del
fracaso de sus predicciones, buscaron trabajosamente una nueva bandera de lucha y, sin
mayores dificultades, encontraron el motivo que necesitaban”. Ibid
Esto tiene que ver con el reformismo disidente.
El 1929, Victor Tasho Houteff se auto proclamó sucesor de la hermana Elena G de White.
"Es importante que entendamos que Dios introduce a su profeta o mensajero por otro que
existió antes que el. En este caso la hna. White". Historia del mensaje de la vara del pastor.
Tanto la Vara del Pastor, Reformistas, Gambetistas, denominaciones disidentes la hermana
Elena G de White escribió lo siguiente:
“Los que comienzan a proclamar un mensaje respaldados por su propia responsabilidad
individual, quienes, mientras pretenden ser enseñados por Dios, sin embargo se ocupan
especialmente en destruir lo que Dios ha estado edificando durante años, no están haciendo
la voluntad de Dios. Sépase que estos hombres están del lado del gran engañador. No los
creáis. Se están aliando con los enemigos de Dios y de la verdad. Ridiculizarán el orden del
ministerio como un sistema de intriga eclesiástica. De los tales apartaos; no tengáis comunión
con su mensaje, por mucho que puedan citar los Testimonios para tratar de atrincherarse
detrás de ellos. No los recibáis, porque Dios no los ha enviado a hacer esta obra”. Testimonios
para los Ministros, pág. 51
“Usted se sentirá tentado a pensar que para llevar a cabo la obra ... debe mantenerse
separado de la organización de la iglesia o de su disciplina. Al hacerlo, se colocaría sobre una
base insegura. La obra realizada por los que acuden a usted en busca de instrucción, no está
completa a menos que sean educados para trabajar en conexión con la iglesia” . Consejos
sobre la obra medica. Testimonies to the church vol. 2. 394.
“Algunos han sostenido que a medida que nos acercamos al fin del tiempo, cada hijo de Dios
actuará independientemente de cualquier organización religiosa. Pero el Señor me ha indicado
que en esta obra no hay tal cosa como que cada hombre sea independiente”. 3JT 406 (1909).
“¡Oh, cómo se regocijaría Satanás si lograse tener éxito en sus esfuerzos para penetrar entre
este pueblo y desorganizar la obra en un tiempo en que la organización esmerada es esencial
y constituirá el mayor poder para evitar los movimientos espurios, y refutar los asertos que no
son apoyados por la Palabra de Dios! Necesitamos sostener en forma pareja las riendas, a fin
de que no se quebrante el sistema de organización y orden que fue edificado por una labor
sobria y cuidadosa. No se debe dar licencia a los elementos desordenados que desean
controlar la obra en este tiempo…” 3JT. 406.
“Usted toma pasajes de los Testimonios que hablan de la terminación del tiempo de gracia, del
zarandeo entre el pueblo de Dios, y usted habla del surgimiento de entre este pueblo de un
pueblo más puro y más santo que se levantará. Todo esto agrada al enemigo... Si muchos
aceptaran las opiniones que usted presenta y hablaran y procedieran conforme a ellas,
veríamos la más grande conmoción fanática que jamás se haya visto entre los adventistas del
séptimo día. Esto es lo que desea Satanás.”-1MS 210-211 (1890)
El Señor no le ha dado un mensaje para que diga que los adventistas del séptimo día son
Babilonia, y para que inste al pueblo de Dios a salir de ella. Todas las razones que usted sea
capaz de presentar no pueden pesar en mi ánimo con relación a esto, porque el Señor me ha
dado una información definida que se opone a tal mensaje...  Sé que el Señor ama a su
iglesia, la cual no ha de ser desorganizada ni dispersada en átomos independientes. No existe
la menor lógica en esto, ni hay la más mínima evidencia de que ocurrirá tal cosa.-2MS 72, 78
(1893). 53
Resumen
La vara del Pastor o Davidianos se llaman Adventistas del séptimo día, los reformistas
se llaman Adventistas del séptimo día, Los Gambetistas se llaman Adventistas del séptimo
día, pero solo creen en el segundo Advenimiento y en el sábado, pero no pertenecen a la
iglesia Adventista del Septimo Dia, simplemente son denominaciones disidentes.
• Proclaman que la iglesia Adventista del Séptimo día dejó de ser la Iglesia de Dios en la
tierra.
•Invitan a los fieles Adventistas del séptimo día a salirse de la iglesia de Dios, que a su criterio,
apostató.
• Estos grupos disidentes se auto proclaman reformadores, y están unidos en un sólo objetivo:
atacar a la iglesia Adventista del séptimo día usando los siguientes adjetivos:
iglesia “apóstata”, “ramera”, “Jezabel”, “Babilonia”, “morada de todo espíritu inmundo”.
Etcétera etcétera.
Como supuestos reformadores y con las credenciales del cielo se autonombra vigías divinos
que están para advertir a la iglesia que salga de su letargo espiritual, si no perderán su
salvación.
El Señor no le ha dado un mensaje para que diga que los adventistas del séptimo día son
Babilonia, y para que inste al pueblo de Dios a salir de ella. Todas las razones que usted sea
capaz de presentar no pueden pesar en mi ánimo con relación a esto, porque el Señor me ha
dado una información definida que se opone a tal mensaje...  Sé que el Señor ama a su
iglesia, la cual no ha de ser desorganizada ni dispersada en átomos independientes. No existe
la menor lógica en esto, ni hay la más mínima evidencia de que ocurrirá tal cosa.-2MS 72, 78
(1893). 53
Abner Catzin Betancourt.