Вы находитесь на странице: 1из 8

INSTRUMENTOS ÓPTICOS

Introducción
El ojo, es el instrumento óptico mediante el cual los seres humanos percibimos
las imágenes de los objetos que nos rodean. Pero desde siempre, el ser
humano ha tenido la curiosidad de ver los objetos lejanos y pequeños más
grandes y más cercanos.

Para satisfacer esta curiosidad, el hombre se ha valido de instrumentos ópticos


a lo largo de toda la historia. Así pues, en los restos de antiguas tumbas
egipcias han aparecido restos de espejos metálicos que probablemente,
servían para desviar los rayos del sol. Se sabe que 3 000 años a. C., en
Mesopotamia se hacían lentes plano-convexas y biconvexas y algunas de ellas
se conservan en museos como el de Berlín.
Los primeros instrumentos ópticos fueron los telescopios, utilizados para la
magnificación de imágenes distantes, y los microscopios, utilizados para
magnificar imágenes muy pequeñas.
En la actualidad, los instrumentos ópticos están constituidos por diversas
clases de lentes, prismas y/o espejos, que aprovechan las propiedades de la
luz. Entre ellos se pueden mencionar: la lupa, los prismáticos, el catalejo, el
anteojo astronómico, la cámara fotográfica, el microscopio compuesto, el
proyector de diapositivas, el periscopio, el retroproyector, el telescopio, etc.
El ojo humano

Desde un punto de vista exclusivamente óptico se puede considerar el ojo como


una cámara provista de una lente muy especial, llamada el cristalino. La luz entra
en el ojo, a través de una capa transparente que es la córnea, y atravesando la
pupila cuyo diámetro es variable, llega al cristalino que la enfoca sobre la retina,
y es donde se forman finalmente las imágenes. La retina es un conjunto de
células sensibles a la luz y al color, y está conectada al cerebro a través del
nervio óptico, que es por donde se transmite la información de la visión al
cerebro. Cuando la luz procedente de un objeto llega al ojo, se refracta, y el
cristalino modificando su curvatura, intenta formar la imagen en la retina, (es un
acto reflejo). En ésta, se forma una imagen invertida del objeto, pues el cristalino
es una lente convergente, y los objetos observados, están situados fuera de su
distancia focal. El hecho admirable, es que aun siendo las imágenes invertidas
se interpretan como si estuviesen derechas
La Lupa: Una lupa es un instrumento óptico cuya parte principal es una lente
convergente que se emplea para obtener una visión ampliada de un objeto.
Montada en un soporte, generalmente circular, que dependiendo de su diseño
y del uso específico en cierta aplicación, puede o no tener un mango para
facilitar su manejo o estar montada en un soporte. Las aplicaciones más
comunes son para leer textos con letra muy pequeña, o para ver en detalle
alguna particularidad de un determinado objeto.
Consta de una lente convergente de corta distancia focal, que desvía la luz
incidente de modo que se forma una imagen virtual ampliada del objeto por
detrás de una. La imagen se llama virtual porque los rayos que parecen venir
de una base parecieran pasar realmente por la lupa. Una imagen virtual no se
puede proyectar en una pantalla al igual que se observa, por ejemplo, en una
superficie plana pulida.
Microscopio:
Cualquiera de los distintos tipos de instrumentos que
se utilizan para obtener una imagen aumentada de
objetos minúsculos o detalles muy pequeños de los
mismos. El tipo de microscopio más utilizado es el
microscopio óptico, que se sirve de la luz visible
para crear una imagen aumentada del objeto.
El microscopio óptico más simple es la lente
convexa doble con una distancia focal corta. Estas
lentes pueden aumentar un objeto hasta 15 veces.
Por lo general, se utilizan microscopios compuestos,
que disponen de varias lentes con las que se
consiguen aumentos mayores. Algunos
microscopios ópticos pueden aumentar un objeto por
encima de las 2.000 veces.

Esquema de un microscopio óptico

El microscopio compuesto consiste en dos sistemas de lentes, el objetivo y el


ocular, montados en extremos opuestos de un tubo cerrado. El objetivo está
compuesto de varias lentes que crean una imagen real aumentada del objeto
examinado. Las lentes de los microscopios están dispuestas de forma que el
objetivo se encuentre en el punto focal del ocular. Cuando se mira a través del
ocular se ve una imagen virtual aumentada de la imagen real. El aumento total
del microscopio depende de las distancias focales de los dos sistemas de
lentes.
Telescopio: Es un instrumento óptico empleado para observar objetos muy
grandes que se encuentran a muy lejanas distancias como por ejemplo
estrellas, cometas, planetas, entre otros.
Conocido hasta entonces como la lente espía, el nombre “telescopio” fue
propuesto por el matemático griego Giovanni Demisiani el 14 de abril de 1611,
durante una cena en Roma en honor de Galileo, una reunión en la que los
asistentes pudieron observar las lunas de Júpiter por medio del aparato que el
célebre astrónomo había traído consigo.
Existen varios tipos de telescopio: refractores, que utilizan lentes; reflectores,
que tienen un espejo cóncavo en lugar de la lente del objetivo, y catadióptricos,
que poseen un espejo cóncavo y una lente correctora que sostiene además un
espejo secundario. El telescopio reflector fue inventado por Isaac Newton en
1688 y constituyó un importante avance sobre los telescopios de su época al
corregir fácilmente la aberración cromática característica de los telescopios
refractores.
Existen varios tipos de telescopio:
 Refractores que utilizan lentes
 Reflectores que tienen un espejo cóncavo en lugar de la lente del
objetivo.
Espejo: Dispositivo óptico, generalmente de vidrio, con una superficie lisa y
pulida, que forma imágenes mediante la reflexión de los rayos de luz.
El método original para fabricar espejos de vidrio consistía en 'azogar' una
lámina de vidrio, recubriéndola con una amalgama de mercurio y estaño. La
superficie del vidrio se recubría de hojas de papel de estaño, que se alisaban y
se cubrían de mercurio. Mediante pesos de hierro se apretaba firmemente un
paño de lana contra la superficie durante un día aproximadamente. Después se
inclinaba el vidrio, con lo que el mercurio sobrante escurría y la superficie
interior quedaba reluciente. El primero en intentar cubrir el reverso del vidrio
con una solución de plata fue el químico alemán Justus von Liebig, en 1836;
desde entonces se han desarrollado diferentes métodos que se basan en la
reducción química a plata metálica de una sal de plata. En la actualidad, para
fabricar espejos según este principio, se corta una plancha de vidrio del tamaño
adecuado y se eliminan todos sus defectos puliéndola con rojo de joyero. El
vidrio se frota y se baña con una disolución reductora como cloruro de estaño,
tras lo cual se coloca el vidrio sobre un soporte hueco de hierro colado, se
cubre con fieltro y se mantiene caliente con vapor. Después se vierte una
disolución de nitrato de plata sobre el vidrio y se deja reposar durante
aproximadamente una hora. El nitrato de plata se reduce a plata metálica, con
lo que se forma gradualmente un reluciente depósito de plata que se deja
secar, se cubre con goma laca y se pinta. En otros métodos de fabricación de
espejos, se añade a la disolución de plata un agente reductor, como
formaldehído o glucosa. Frecuentemente, los compuestos químicos para el
plateado se aplican en forma de aerosol. A veces, algunos espejos especiales
se recubren de metal vaporizando eléctricamente plata sobre ellos en un vacío.
Muchas veces, los espejos grandes se recubren de aluminio con este mismo
sistema.
Además de su uso habitual en el hogar, los espejos se emplean en aparatos
científicos; por ejemplo, son componentes importantes de los microscopios y
los telescopios.
Red de difracción: Dispositivo óptico empleado para separar las distintas
longitudes de onda (colores) que contiene un haz de luz. El dispositivo suele
estar formado por una superficie reflectante sobre la que se han trazado miles
de surcos paralelos muy finos. Al incidir sobre una superficie así, un haz de luz
se ve dispersado en todas las direcciones o difractado en cada surco. Las
ondas de luz procedentes de los distintos surcos se refuerzan mutuamente en
determinadas direcciones y se anulan en otras. Las direcciones de refuerzo y
anulación son distintas para cada longitud de onda.

Espectroscopio: En 1859, los científicos alemanes Gustav Robert Kirchhoff y


Robert Wilhelm Bunsen fueron los primeros en darse cuenta de que cada
elemento emite y absorbe luz de colores característicos, que componen su
espectro. Desarrollaron el espectroscopio de prisma en su forma moderna y lo
aplicaron al análisis químico. Este instrumento, que es uno de los dos tipos
principales de espectroscopio, está formado por una rendija, un conjunto de
lentes, un prisma y un ocular. La luz que va a ser analizada pasa por una lente
colimadora, que produce un haz de luz estrecho y paralelo, y a continuación
por el prisma.

Con el ocular se enfoca la imagen de la rendija. De hecho, lo que se ve son


una serie de imágenes de la rendija, conocidas como líneas espectrales, cada
una con un color diferente, porque el prisma separa la luz en los colores que la
componen.
Interferómetro: Instrumento que emplea la interferencia de ondas de luz para
la medida ultra precisa de longitudes de onda de la luz misma, de distancias
pequeñas y de determinados fenómenos ópticos. Existen muchos tipos de
interferómetros, pero en todos ellos hay dos haces de luz que recorren dos
trayectorias ópticas distintas determinadas por un sistema de espejos y placas
que finalmente se unen para formar franjas de interferencia. Para medir la
longitud de onda de una luz monocromática se utiliza un interferómetro
dispuesto de tal forma que un espejo situado en la trayectoria de uno de los
haces de luz puede desplazarse una distancia pequeña que puede medirse con
precisión y varía así la trayectoria óptica del haz. Cuando se desplaza el espejo
una distancia igual a la mitad de la longitud de onda de la luz, se produce un
ciclo completo de cambios en las franjas de interferencia. La longitud de onda
se calcula midiendo el número de ciclos que tienen lugar cuando se mueve el
espejo una distancia determinada.

Interferómetro