You are on page 1of 5

Santiago, veintisiete de junio de dos mil dieciocho.

VISTOS Y TENIENDO PRESENTE:


Primero: Que en este procedimiento seguido ante el 1° Juzgado
Civil de Talca bajo el Rol N°45-2013, caratulado “Mora Ortíz, Boris con
Urzúa Urzúa Gonzalo y otros”, la parte demandante recurre de casación
en el fondo contra la sentencia de la Corte de Apelaciones de esa ciudad
de fecha catorce de febrero del año en curso, escrita a fojas 748 y siguiente,
que confirmó el fallo de primer grado de seis de abril de dos mil diecisiete
que se lee a fojas 619 y siguientes, por el cual se rechazó en todas sus
partes la demanda de nulidad absoluta por simulación, por carecer el actor
de legitimación activa.
Segundo: Que en su reproche de nulidad sustancial el impugnante
acusa contravención de los artículos 1545, 1556, 1560, 1682, 1683,
1698, 1700, 1702, 1706, 1707, 1711 y 1713 del Código Civil, y art ículos
313, 383, 398, 399 y siguientes Código de Procedimiento Civil,
afirmando que los sentenciadores yerran al desconocer su legitimaci ón
activa para demandar la nulidad de los contratos de compraventa
materia de la contienda, dado que, trat ándose de una acci ón de nulidad
absoluta por simulación absoluta, puede alegarla todo tercero que tenga
un interés legítimo y actual, que en el presente caso est á dado por la
titularidad de un derecho subjetivo que se ha visto perjudicado por el
contrato simulado, aduciendo que con la prueba rendida acredit ó tener
un interés legítimo, pecuniario y moral en la declaración de nulidad al
haberse vulnerado su derecho a perseguir el pago de su acreencia en
contra del demandado Luis Farías Salazar.
Agrega que los sentenciadores han acogido una excepci ón no
probada, ya que el demandado no acreditó que el demandante careciera
de legitimación activa y, por otra parte, omitieron el an álisis de la prueba
documental que da cuenta de que el actor es un tercero interesado, y no
valoraron las declaraciones juradas de los demandados Luis Farías
Salazar y Luis Farías Morales por las cuales se allanaron a la acci ón de

XSDFFXSMCG
nulidad, instrumentos a los que debió otorg ársele valor de confesi ón
extrajudicial.
Concluye señalando que, de no mediar los yerros denunciados, la
sentencia debió acoger la demanda, con costas.
Tercero: Que la sentencia de primer grado, reproducida y
confirmada en la alzada, rechazó la demanda aduciendo la falta de
legitimación activa del demandante, reflexionando en el motivo trig ésimo
quinto que: “…el interés invocado por la parte demandante se
fundamenta en la existencia de una deuda por parte de uno de los
demandados, deuda que se pretende acreditar en autos, en virtud de la
copia de la sentencia que así lo declara, y finalmente da pie a que la
venta fue realizada con la intención de evadir el pago de una deuda.
Que, siendo así, la demanda se sustenta en que la transferencia cuya
nulidad pretende fue simulada entre los demandados con el objeto que el
señor Farías Salazar evadiera la deuda contraída con el demandante, de
manera tal que el bien regrese al patrimonio del mismo”; concluyendo,
en el considerando siguiente, que “el pretendido interés no es tal, pues
aunque no lo indica expresamente, su finalidad ser ía intentar obtener el
cobro de su acreencia por intermedio de la realizaci ón de los bienes del
deudor, de manera que lo buscado es que los bienes regresen al
patrimonio del demandado. Que de esta forma, el inter és reclamado no
es directamente en la declaración de nulidad, sino que m ás bien en los
bienes que fueron objetos del contrato y en la realizaci ón de dichos
bienes, así el interés no es real sino hipotético, hipotético porque supone
la inexistencia de otros bienes donde realizar su cobro y adem ás es
hipotético porque supone que dicho cobro podr á materializarse en esos
bienes.”
En lo que toca a las declaraciones notariales de los demandados
Luis Farías Salazar y Luis Farías Morales reconociendo la simulaci ón, la
sentencia atacada razona que aquellas no pueden ser calificadas como
una confesión extrajudicial, ya que se trata de un instrumento privado y

XSDFFXSMCG
sus dichos no provocan perjuicios patrimoniales que los afecten, por lo
que atribuirles el valor pretendido por el recurrente acarrear ía como
consecuencia que estos demandados se beneficiarían de su propio dolo.
Cuarto: Que revisados los antecedentes y de conformidad con lo
reseñado en el motivo que precede, se observa que los sentenciadores
han efectuado una correcta aplicación de la normativa atinente al caso
que se trata. En efecto, al momento de analizar la legitimaci ón activa de
un tercero para demandar la nulidad de un acto o contrato, no se puede
perder de vista que aun cuando ésta puede ser alegada por todas aquellas
personas a quienes aprovecha su declaraci ón, hayan o no participado en
el acto o contrato, quien solicita la nulidad absoluta debe demostrar un
interés pecuniario, directo y actual en su declaraci ón, lo que no acaece
en la especie, puesto que el interés argüido por el actor no es actual ni
directo.
Efectivamente, el interés no nace ni se deriva del vicio causante de
la nulidad -ya que, tal como se reconoce en el libelo, la simulaci ón
habría sido orquestada con la intención de defraudar a un tercero ajeno
a la litis- sino de un hecho muy posterior a la celebraci ón de los
contratos nulos y que no guarda relaci ón con estos, como es el pago de
honorarios profesionales adeudados al demandante por uno de los tres
demandados, emolumentos decretados en la sentencia judicial de fecha
19 de mayo de 2014, siete años después de que se otorgaran los contratos
objeto del juicio.
En consecuencia, los jueces razonan acertadamente al acoger la
excepción de falta de legitimación activa y en definitiva rechazar la
demanda, al no encontrarse acreditado un interés real en la declaraci ón
de nulidad.
Quinto: Que lo razonado impide advertir la infracción denunciada
y el recurso de casación sustancial no podrá prosperar por adolecer de
manifiesta falta de fundamento.
Por estas consideraciones y de conformidad además con lo previsto

XSDFFXSMCG
en los artículos 772 y 782 del Código de Procedimiento Civil, se
rechaza el recurso de casación en el fondo deducido a fojas 751 por el
abogado Boris A. Mora Ortiz, en representación de la parte demandante,
contra la sentencia de catorce de febrero del año en curso que se lee a
fojas 748 y siguiente.
Regístrese y devuélvase, con su tomo y agregados.
Proveyendo al folio 15875: téngase presente.
Nº 5268-2018.
Pronunciado por la Primera Sala de la Corte Suprema por los Ministros
Sr. Héctor Carreño S., Sr. Guillermo Silva G., Sra. Rosa Mar ía Maggi
D., Sra. Rosa Egnem S. y Abogado Integrante Sr. Rafael Gómez B.
No firman el Ministro Sr. Carreño y el Abogado Integrante Sr. G ómez,
no obstante haber concurrido ambos a la vista del recurso y acuerdo del
fallo, por estar con permiso el primero y ausente el segundo.

GUILLERMO ENRIQUE SILVA ROSA MARIA MAGGI DUCOMMUN


GUNDELACH MINISTRA
MINISTRO Fecha: 27/06/2018 12:45:16
Fecha: 27/06/2018 12:45:15

ROSA DEL CARMEN EGNEM SALDIAS


MINISTRA
Fecha: 27/06/2018 12:45:16

XSDFFXSMCG
Autoriza el Ministro de Fe de la Excma. Corte Suprema

MARCELO DOERING CARRASCO


MINISTRO DE FE
Fecha: 27/06/2018 14:13:26

En Santiago, a veintisiete de junio de dos mil dieciocho, notifiqué en


Secretaría por el Estado Diario la resolución precedente.

MARCELO DOERING CARRASCO


MINISTRO DE FE
Fecha: 27/06/2018 14:13:27

Este documento tiene firma electrónica y su original puede ser


validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la tramitación de la
causa.
XSDFFXSMCG