You are on page 1of 4

4.8.4.

-Estructura y propiedades de cerámicos

Tienen baja conductividad eléctrica y térmica y son usados a menudo como aislantes. Son
fuertes y duros, aunque frágiles y quebradizos. Nuevas técnicas de procesos consiguen que los
cerámicos sean lo suficientemente resistentes a la fractura para que puedan ser utilizados en
aplicaciones de carga. Dentro de este grupo de materiales se encuentran: el ladrillo, el vidrio,
la porcelana, los refractarios y

os abrasivos.

Materiales cerámicos

Entre los metales cerámicos puros destacan el óxido de aluminio, el nitruro de silicio y el
carburo de tungsteno.

Estos materiales presentan una estructura atómica formada por enlaces híbridos iónico-
covalentes que posibilitan una gran estabilidad de sus electrones y les confieren propiedades
específicas como la dureza, la rigidez y un elevado punto de fusión.

Sin embargo, su estructura reticular tiene menos electrones libres que la de los metales, por lo
que resultan menos elásticos y tenaces que éstos.

Según su microestructura, podemos clasificarlos en: cerámicos cristalinos, cerámicos no


cristalinos o vidrios y vitro cerámicos.

Cerámicos cristalinos

Se obtienen a partir de sílice fundida. Tanto el proceso de fusión como el de solidificación


posterior son lentos, lo que permite a los átomos ordenarse en cristales regulares. Presentan
una gran resistencia mecánica y soportan altas temperaturas, superiores a la de
reblandecimiento de la mayoría de los vidrios refractarios.
Cerámicos no cristalinos

Se obtienen también a partir de sílice pero, en este caso, el proceso de enfriamiento es rápido,
lo que impide el proceso de cristalización. El sólido es amorfo, ya que los átomos no se
ordenan de ningún modo preestablecidos.

Vitro cerámicos

Se fabrican a partir de silicatos de aluminio, litio y magnesio con un proceso de enfriamiento


también rápido. Químicamente son similares a los vidrios convencionales, pero la mayor
complejidad de sus moléculas determina la aparición de microcristales que les confieren
mayor resistencia mecánica y muy baja dilatación térmica.

Propiedades y aplicaciones

Los materiales cerámicos se caracterizan por las siguientes propiedades:

• Son muy duros y presentan una gran resistencia mecánica al rozamiento, al desgaste y a la
cizalladura.

• Son capaces de soportar altas temperaturas

• Tienen gran estabilidad química y son resistentes a la corrosión

• Poseen una amplia gama de cualidades eléctricas.

Los materiales cerámicos son materiales ligeros. Su densidad varía según el tipo de cerámica y
el grado de compacidad que presenten. Son mucho más duros que los metales. A diferencia de
éstos, se trata de materiales relativamente frágiles, ya que los enlaces iónico-covalentes.

Su fragilidad es muy baja y las fracturas se propagan de manera irreversible.


Para mejorar sus propiedades, se han desarrollado materiales híbridos o compositores. Estos
compuestos constan de una matriz de fibra de vidrio, de un polímero plástico o, incluso, de
fibras cerámicas inmersas en el material cerámico, con lo que se consigue que el material
posea elasticidad y tenacidad, y, por tanto, resistencia a la rotura.

Los materiales cerámicos también se utilizan en la fabricación de otros materiales híbridos


denominados cermet, abreviatura de la expresión inglesa ceramic metals, compuestos
principalmente de óxido de aluminio, dióxido de silicio y metales como el cobalto, el cromo y
el hierro.

Para obtenerlos, se emplean dos técnicas: el sintetizado y el fritado.

El sintetizado consiste en compactar los polvos metálicos cuando presentan dificultad para ser
aleados. El fritado consiste en someter el polvo metálico junto al material cerámico a una
compresión dentro de un horno eléctrico para obtener una aleación.

Resistencia a la temperatura

Esta propiedad se fundamenta en tres características de los materiales cerámicos: elevado


punto de fusión, bajo coeficiente de dilatación y baja conductividad térmica.

* Su elevado punto de fusión supera el de todos los metales, si exceptuamos el volframio.

* Su bajo coeficiente de dilatación los hace particularmente resistentes a los choques


térmicos. Otros materiales, en esta circunstancia, experimentan cambios de volumen que
determinan la aparición de gritas y su posterior rotura.

* Su baja conductividad térmica permite su empleo como aislantes.

Resistencia a los agentes químicos

La estructura atómica de los materiales cerámicos es la responsable de su gran estabilidad


química, que se manifiesta en su resistencia a la degradación ambiental y a los agentes
químicos.
Las aplicaciones de los diferentes tipos de materiales dependen de su estructura y de los
agentes químicos a que vayan ser sometidos.

La alúmina de elevada pureza se emplea en prótesis o implantes óseos o dentales por su


resistencia al desgaste y a la corrosión, y su gran estabilidad a lo largo del tiempo.