Вы находитесь на странице: 1из 14

Avanza el efecto invernadero

La Nación, Costa Rica

Domingo 28 de mayo de 2017

La negación del conocimiento científico acumulado sobre el calentamiento global es un riesgo de dimensiones
extraordinarias, pero los países que producen la ciencia también se cuentan entre los menos propensos a
creer en ella. La paradoja es sorprendente y peligrosa. Estados Unidos, el país con mayor cantidad de
emisiones de gases de efecto invernadero por habitante es, al mismo tiempo, un prodigioso generador de
conocimiento y un reducto de la ignorancia.

Estudios del Pew Research Center también demuestran un grado relativamente bajo de preocupación en
Australia, Canadá y Rusia, en contraste con la opinión pública de países subdesarrollados cuya contribución a
las emisiones es baja. La paradoja es difícil de explicar.

El bienestar de las naciones desarrolladas es, en buena medida, producto de las revoluciones productivas
generadas por los combustibles fósiles. Por otra parte, los efectos del cambio climático y el calentamiento se
hacen sentir con más fuerza donde los sistemas de mitigación de los desastres naturales son menos eficaces.
Sea cual sea la explicación, la negación de la ciencia es cada vez más difícil. Por lo general, consiste en
minimizar el papel de los humanos en la intensificación del efecto invernadero y atribuirlo a causas naturales.
Pero el nivel del dióxido de carbono en la atmósfera se mide desde 1958 y hay cálculos para estimar valores
de hace siglos.

El cambio climático se hace sentir en todo el planeta con sequías, inundaciones y otros fenómenos cuyos
efectos se magnifican en el tercer mundo, donde conspiran con la pobreza y la incapacidad de respuesta
estatal. Quizá por eso el 77% de los latinoamericanos considera que ya hay perjudicados, en contraste con
tan solo el 41% de los estadounidenses. Todavía hay tareas pendientes para constituirnos en un verdadero
ejemplo mundial.
Las fallas en el registro de gases de efecto invernadero que
son "peores para el acuerdo de París que Donald Trump"
Matt McGrath BBC, Medioambiente
 8 agosto 2017

La estación de monitoreo del aire en Jungfraujoch, Suiza, ha detectado las emisiones italianas desde hace 9 años .

Los inventarios oficiales no están registrando emisiones de potentes gases que calientan el clima, según descubrió
una investigación de la BBC.

Monitores de aire en Suiza detectaron grandes cantidades de un gas proveniente de un lugar en Italia.

Sin embargo, los datos que Italia le entregó a la ONU solo registran una cantidad pequeña de emisiones de esta
sustancia.

 5 efectos del retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático

Los niveles de algunas emisiones de India y China son tan imprecisos que los expertos afirman que los números pueden
ser un 100% mayores o menores.

Estos errores representan una amenaza más grande para el acuerdo sobre clima de París que la intención del
presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirarse del pacto, le dijo a la BBC un grupo de investigadores.

Italia en falta

Una de las cláusulas clave del acuerdo de París, firmado por 195 países en diciembre de 2015, es que cada país, rico o
pobre, tiene que presentar un inventario de sus emisiones de gas invernadero cada dos años.
Las estadísiticas sobre el uso de carbón en China han sido objeto de varias revisiones.

De acuerdo a las reglas de la ONU, la mayoría de los países elaboran sus registros con un enfoque "de abajo hacia arriba"
(de lo más concreto en el terreno hacia lo más abstracto), basándose en cuantos viajes en carro se hacen o en cuánta
energía se usa para calentar casas y oficinas.

Pero los programas que toman muestras de la calidad del aire y registran los niveles reales de los gases, como los que
dirigen Reino Unido y Suiza, revelan muchas veces errores y omisiones.

 Por qué Nicaragua es uno de los dos únicos países que se negaron a firmar el Acuerdo de París sobre
cambio climático

En 2011, científicos suizos publicaron sus datos sobre los niveles de un gas llamado HFC-23, proveniente de un sitio en el
norte de Italia.

Entre 2008 y 2010, registraron muestras de esta sustancia química producida por las industrias de la refrigeración y el aire
acondicionado, que contribuye 14.800 veces más al calentamiento que el CO2.

Según le dijeron ahora a la BBC los científicos de la estación suiza de monitoreo del aire Jungfraujoch, todavía hay
emisiones de este gas en hacia la atmósfera.

"Nuestra estimación para las emisiones de esta sustancia en este sitio en Italia es de entre 60 y 80 toneladas por año",
señaló Stefan Reimann, de los Laboratorios Federales Suizos para la Ciencia de los Materiales y la Tecnología.

"Si comparamos esto con el inventario de las emisiones italianas es muy interesante, porque el inventario oficial dice que
son menos de 10 toneladas, o en entre dos y tres toneladas", explicó.

 4 claves para entender la importancia del Acuerdo de París sobre el cambio climático del que Donald
Trump acaba de retirar a EE.UU.

"Dicen que está pasando, pero no creen que está pasando en la medida en que lo vemos nosotros".

"Para ponerlo en perspectiva, este gas con efecto invernadero es miles de veces más potente que el CO2".
El reporte de China sobre sus emisiones tiene muy pocas páginas en comparación con el del Reino Unido.

"Por eso, sería como si una ciudad italiana de 80.000 habitantes no emitiera ningún CO2".

La agencia ambiental italiana le dijo a la BBC que su inventario era correcto y cumplía con lo estipulado por las reglas de la
ONU y que no aceptaba las cifras suizas.

Errores chinos

Otro gas raro que provoca calentamiento, el tetracloruro de carbono, popular en el pasado como refrigerante y solvente
pero muy dañino para la capa de ozono, está prohibido en Europa desde 2002.

Pero, según explicó Reimann, "todavía vemos que China emite entre 10.000 y 20.000 toneladas al año".

La falta de precisión en los datos sobre las emisiones es más peligrosa que la amenaza de Trump de retirarse del acuerdo,
dicen los investigadores

"No hay un inventario de China para estos gases, porque están prohibidos y la industria no debería seguir liberándolos".

La forma en que China informa a la ONU sobre sus emisiones también es motivo de revisiones constantes y significativas.

Su último reporte tenía unas 30 páginas, en comparación con el de Reino Unido que tenía cientos.

En 2007, China sencillamente se negó a aceptar, en documentos oficiales, que se había convertido en el principal
emisor de CO2.

"Yo trabajé en China en 2007", le explicó a la BBC Angel Hsu, de la Universidad de Yale, Estados Unidos.

"Cuando incluía citas o estadísticas que mostraban a China como el principal emisor, sencillamente las quitaban. Y me
decían que el gobierno chino aún no reconoce esta estadística en particular, y por eso no iban a incluirlas".

India y el metano

La investigación de la BBC también descubrió grandes imprecisiones en los inventarios de emisiones de carbón, sobre
todo en países en desarrollo.
Las emisiones de metano de India tampoco son confiables.

Metano, el segundo gas con efecto invernadero más abundante que el CO2, es producido por la actividad microbiana en los
pantanos, campos de arroz, basurales, por la agricultura y en la producción de combustibles fósiles.

Los niveles globales de este gas han aumentando en los últimos años y los científicos no saben por qué.

Para un país como India, que tiene el 15% del ganado del mundo, este es un gas muy importante en su inventario. No
obstante, las cifras de cuánto metano produce son inciertas.

"Lo que mencionan es que las emisiones de metano son un 50% imprecisas en categorías como rumiantes. Esto quiero
decir que las cifras que entregan pueden ser un 50% mayores o menores", explica Anita Ganesan, de la Universidad de
Bristol.

"Para el óxido nitroso, esto es el 100%".

Las mismas inexactitudes se aplican a las emisiones de metano de Rusia (entre un 30% y 40%, según científicos que
trabajan allí).

Base endeble

"Lo que nos preocupa es lo que el planeta está experimentando, más allá de las estadísticas", señala Euan Nisbet,
profesor de la Royal Holloway College, de la Universidad de Londres.

La imprecisión sobre las emisiones de metano también se extienden a Rusia.

"En el aire, vemos como sube el metano. El impacto sobre el calentamiento de este metano es suficiente como para
desbaratar el Acuerdo de París".

Las reglas en torno a cómo cada país informa sobre sus emisiones están actualmente en proceso de negociación.

En opinión de Glen Peters, profesor del Centro Internacional para la Investigación del Clima, lo central del acuerdo son los
planes para reducir las emisiones que cada país debe presentar cada cinco años, con la idea de aumentar sus ambiciones.

"Pero si no se puede medir adecuadamente el progreso, que es precisamente el objetivo de estos planes, básicamente no
puedes hacer nada".

"Por lo tanto, sin información fiable como punto de partida, París, esencialmente, colapsa. Se convierte en una
extensa discusión sin mucho progreso", es su conclusión.
La contaminación sonora, un riesgo
Miércoles 10 de octubre de 2007

En varios países del mundo, el ruido es considerado la primera causa de enfermedad profesional y
contaminación ambiental de la cual se quejan los habitantes. A su vez, es una agresión que provoca daño
lentamente, pero de manera acumulativa. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, el ruido
excesivo es responsable del 3 por ciento de las muertes por ataques cardíacos o accidentes
cerebrovasculares en Europa. La noticia, divulgada en la revista New Scientist , tomó por sorpresa incluso a
quienes luchan contra la contaminación ambiental.

Si ese porcentaje se aplica a los cerca de siete millones de personas que mueren cada año por problemas
coronarios en el mundo, resultaría que como consecuencia del ruido fallecerían, en ese mismo lapso,
alrededor de 210.000. De acuerdo con los científicos del University College de Londres, autores del estudio, la
exposición al ruido genera una producción constante de hormonas del estrés, capaces de causar en el
metabolismo humano alteraciones de larga duración que ponen la vida en peligro. El incremento en el riesgo
de mortalidad es, quizás, el efecto más grave de la continua exposición al ruido, pero no el único.

De acuerdo con los expertos, soportar constantemente 55 decibeles (el ruido equivalente a un restaurante
concurrido) o más es suficiente para causar problemas cardiovasculares. La música a todo volumen (un hábito
que se ha facilitado gracias al masivo uso de dispositivos electrónicos como iPods y reproductores de MP3) y
los juguetes ruidosos superan, en muchos casos, esos niveles, lo que está incrementando también los casos
de pérdida de capacidad auditiva. Se estima, por ejemplo, que casi un 2 por ciento de los niños y jóvenes en
Europa, entre los 7 y los 19 años, ya tiene algún grado de pérdida auditiva. Los adultos no se quedan atrás:
un 2 por ciento de los europeos sufre perturbaciones graves del sueño por culpa de la contaminación sonora y
al menos un 15 por ciento se queja de molestias.

Los datos arrojados por el estudio de la OMS son más preocupantes debido a que desde mediados de los
años 70 se han tenido en cuenta, para el establecimiento de regulaciones al respecto, los criterios de la
Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos sobre ruido ambiental. Tras una serie de estudios, ese
organismo afirmó que para proteger virtualmente a toda la población, el nivel sonoro promediado durante las
24 horas del día no tendría que superar los 70 decibeles. En forma equivalente, no debería exceder los 75
decibeles durante una jornada laboral de 8 horas, siempre y cuando el resto del tiempo el nivel de exposición
se mantenga bastante por debajo de ese valor.

En el caso concreto de la ciudad de Buenos Aires, considerada entre las más ruidosas del mundo y una de las
primeras entre las de América latina, esos niveles de ruido son superados con facilidad en diferentes zonas de
su territorio.

El problema de la contaminación sonora se mantiene como una de las amenazas cotidianas sobre la calidad
de vida de la población. Por consiguiente, resulta necesario educar y crear conciencia del problema, ejecutar
medidas inmediatas para atenuar los altos índices de emisiones acústicas contaminantes y, así, contribuir a la
prevención de futuros trastornos auditivos y mejorar en ese sentido la calidad de vida de los habitantes.
0 5 DE MARZO DE 2 0 1 1 1 4 :4 9

HTTP :/ / WWW.ABC.COM.PY/ A RTIC U LOS/ LA -CO NT AM INAC ION -SO NORA -ES -CA DA -V EZ -P EOR -A -C AUSA -
DE L-TRA FICO -VE H ICU LAR -2 2 7 79 4.HTML

La contaminación sonora es cada vez peor a


causa del tráfico vehicular
Por Antonella Brignardello

Siempre escuchamos que la gente mencione la frase "trafico infernal" para describir la cantidad de vehículos que transitan las avenidas.

La contaminación sonora es cada vez peor a causa del tráfico vehicular_214806 / ABC Color

Este problema, además de generar estrés en los conductores, también genera graves consecuencias en la salud, en especial la auditiva, la
cual repercute en todo el organismo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el máximo nivel de ruido que el humano
puede soportar sin tener consecuencias es de 50 decibeles o sea el canto de un pajarito. Sin embargo, no es eso lo que despierta a la
mayoría de los habitantes de Asunción.

Durante el día, Asunción tiene más de 200.000 habitantes más los residentes permanentes, que a diario soportar intensos ruidos causados
por el tráfico de vehículos. Este viene compuesto por viejos motores diesel, la mayoría de los buses, bocinazos inecesarios por parte de
los choferes del transportes, taxistas y motociclistas; y, caños de escapes explosivos tanto de autos como de biciclos.

El ensordecedor ruido que genera el tráfico tiene sus efectos en la salud humana, en especial en aquellas personas que trabajan en la calle,
totalmente expuestos a los más altos decibeles de ruidos.
Asunción ruidosa

Caminar por Estrella es insoportable por el ruido.

Ricardo Servín, funcionario de la Municipalidad de Asunción, dijo que el último estudio de medición del ruido en la ciudad se realizó por

ultima vez en el año '96. Utilizando un aparato especial realizaron un mapa sónico de la capital de cuyo resultado, la avenida Eusebio

Ayala, superó todos los niveles de ruido: 90 decibeles.

Consultado sobre normativas o leyes que regulen los bocinazos o motores, Servín, expresó que existe un Reglamento General de Tránsito

que obliga a los conductores a incluir en sus vehículos silenciadores y el uso consciente de las bocinas. "Acá sabemos que la gente lo

primero que hace es bocinar", dijo.

También existe una ordenanza 183/04 de Ruidos Molestos que también regula los ruidos molestos como los caños de escapes explosivos

de las motocicletas en especial, y los motores extremadamente estruendosos.


Sordera

Órgano de cortis.

El doctor Julio Heinichen Mansfeld, Presidente de la Sociedad Paraguaya de Otorrinolaringología, fue categórico al señalar que los

efectos en el sistema auditivo causado por los fuertes ruidos, son peligrosos y muchas veces irreversibles.

"La polución sonora ocupa el tercer lugar en la lista de contaminantes de la OMS", dijo el galeno quien a su vez destacó el aumento

sorprendente de pacientes con problemas auditivos.

"Se nota y se ve un aumento en los hospitales de consultas con pacientes que trabajan en la calle, bares, discotecas, así como los que

frecuentan esos lugares. Se dan cuenta que con el tiempo pierden la audición", indicó.

El mismo expresó que la afección se inicia con un zumbido o un taponamiento del oído que si no es tratado a tiempo, causa lesiones en el

oido interno, el denominado "Organo de Cortis".

Al principio se denomina como cansancio auditivo, luego se habla de una sordera perceptiva, y posteriormente la sordera permanente.

El médico expresó que se debe realizar de manera urgente un control del nivel de ruido en las ciudades y lugares de concurrencia masiva

de personas, puesto que es un mal que tiende a elevarse aún más, incluso desde pequeños. "Los niños sufren un trauma acústico de primer

grado que ya no se recuperan más", explicó.

Expresó que la Municipalidad y el Ministerio de Salud deberían de aumentar la inversión para, en primer lugar, controlar y hacer cumplir

las normativas; y por el otro, tomar medidas para evitar la sordera.

Recomendación

Los choferes de buses, los vendedores ambulantes o de la calle, los transeúntes y todos aquellos expuestos a fuertes ruidos ya sea en su

ambiente laboral o en otro lugar, deben tomar medidas para cuidar este organo preciado. En primer lugar, utilizar los tapones para oídos,

aquellos que parecen pequeñas capsulas muy flexibles que ayudan a disminuir entre 30% a 40% del ruido externo.

Para aquellos que trabajan en aeropuertos, discotecas y lugares extremadamente ruidosos, utilizar las orejeras las cuales sirven para

neutralizar hasta el 60% del intenso ruido, y proteger así el organo auditivo.
La contaminación del aire causa enfermedades graves en
nuestro cuerpo
Los causantes de que se produzca contaminación en el aire, y esto provoque enfermedades en nuestro organismo, son
los compuestos tóxicos como plomo, cobre, zinc y óxidos de carbono, azufre y nitrógeno que son arrojados como
consecuencia de actividades humanas e incendios forestales, principalmente, son Las fuentes que emiten tóxicos al aire los
calentadores, estufas, quema clandestina de basura, industrias y centrales de producción de energía, que son responsables
del 20% al 30% de la contaminación; y los automóviles, transporte público, camiones y aeronaves son los que ocasionan el
mayor volumen de gases dañinos (70% a 80%).

Estas enfermedades causadas por la contaminación del aire son entre otras:

 Conjuntivitis: Es la inflamación del tejido que cubre la parte blanca del ojo y el interior de los párpados (conjuntiva).
Esta enfermedad de los ojos ocasiona lagrimeo y enrojecimiento del globo ocular.
 Dermatitis: se produce una hinchazón cutánea causada por el contacto directo con una sustancia irritante, donde
la piel enrojece y se experimenta incomodidad persistente.
 Salpullido: es la aparición de granitos o ronchas en la piel que ocasionan comezón y ardor.
 Envejecimiento de la piel: no solo los contaminantes, sino también la acción del Sol, lluvia y viento, son los que
generan arrugas y manchas, acelerando el envejecimiento de la epidermis.
 Resfriado y gripe: sus síntomas son infecciones de nariz y garganta que ocasionan estornudos, dolor de cabeza,
elevación de la temperatura corporal (fiebre) y cansancio.
 Bronquitis: es la inflamación de los bronquios o estructuras internas de los pulmones; se manifiesta con tos leve,
dolor de garganta y exceso de mucosidades o flemas.
 Faringitis y laringitis: es la inflamación e infección de la faringe y de la laringe. Ocasiona ronquera o pérdida de
voz (afonía), fiebre, dificultad para tragar, dolor y tos.
 Sinusitis: es la infección ocasionada por la obstrucción de uno o más senos paranasales, que son pequeñas
cavidades o túneles situados al lado de la nariz que ayudan a filtrar, calentar y humedecer el aire que respiramos;
también dan la resonancia a la voz y aligeran el peso del cráneo.
 Otitis: es la inflamación de los oídos que puede ocurrir cuando infecciones en nariz y garganta se desplazan a los
canales auditivos.
 Neumonía o pulmonía: es la infección grave de los pulmones que en muchas ocasiones se debe a complicaciones
en el tratamiento de padecimientos menos severos, como bronquitis o gripe.
 Tos ferina o pertusis: es la infección de los pulmones ocasionada por la bacteria Bordetella pertussis que ocasiona
flujo nasal, fiebre, ataques de tos muy severa, dificultad para respirar y, cuando genera complicaciones, diarrea y
asfixia.
 Cáncer pulmonar: Se manifiesta mediante la presencia de un tumor maligno en tejido pulmonar; se debe al
consumo de tabaco y a la inhalación de humo producido por combustibles.

Los últimos años han aumentado las enfermedades en todo el mundo a causa de la contaminación del aire, pero no solo la
contaminación del aire produce enfermedades sino también la contaminación del agua y el suelo, produce muchas
enfermedades.

No solo la contaminación del aire por tóxicos provocan enfermedades sino que también hay fuentes que contaminan el aire
de manera natural como puede ser el polen, el humo, los polvo gases sulfurosos entre otros.

Y también hay fuentes de contaminación provocada por la actividad humana como puede ser la combustión, generación
de energía y vapores, gases SO2, SO3, CO2, los polvos y humos, emisiones vehiculares, manufactura, cementos, cerámicas,
cal, la minería y canteras, actividades con olores nocivos, procesos químicos y los procesos nucleares.

Esto significa que nuestro medio ambiente ya sea de manera natural o por la actividad humana está siendo contaminado y
las consecuencias las vemos reflejadas en nuestra vida diaria.
La contaminación del aire es una de las mayores preocupaciones entre los ecologistas y los conservacionistas.
Cientos de leyes apuntan a su disminución y a minimizar sus efectos; los herbalistas han creado numerosas
soluciones para desintoxicar y curar el cuerpo del daño causado por esta polución. Los médicos e investigadores
han descubierto numerosas enfermedades causadas, o al menos agravadas, por la polución del aire, incluyendo
el asma, obstrucción pulmonar crónica y enfisema.

Asma

La polución del aire es una de las causas conocidas para el asma. Para aquéllos que ya sufren de ataques de
asma, la polución puede agravar la condición y causar los ataques. Además, la gente que está sana puede
desarrollar esta condición tras años de trabajar o vivir en un área con un aire muy contaminado. Este tipo de
asma es conocido como "asma laboral" ya que es el resultado de trabajar en una región particularmente
contaminada.

Obstrucción pulmonar crónica

Obstrucción pulmonar crónica (COPD, sus siglas en inglés) es una condición asociada a la frecuente
inflamación pulmonar e infecciones tales como la bronquitis y neumonía. El fumar es una de las principales
causas del COPD, pero la prolongada exposición a un aire muy contaminado puede causar esta enfermedad,
también.

Enfisema

El enfisema es una enfermedad comúnmente asociada con el fumar, y éste causa al menos un 80% de las
enfermedades, pero la polución del aire en el lugar de trabajo también puede causarla. Los contaminantes en el
aire o el humo se acumulan en los pulmones y dañan la capa de moco que recubre a los pulmones y los mantiene
sanos, llevando a inflamaciones, infecciones y bloqueos.

Cáncer de pulmón

La contaminación del aire puede contribuir al cáncer pulmonar, particularmente en personas que hayan crecido
en áreas con una gran cantidad de contaminantes en el aire, ya que la exposición a estas substancias en los años
de desarrollo puede tener un gran impacto en los pulmones. La acumulación de pequeñas partículas del aire en
los pulmones puede llevar a crecimientos cancerígenos, y la polución del aire ha sido determinada que puede
aumentar el riesgo del cáncer de pulmones tanto como el humo de segunda mano.

Enfermedades cardíacas

La contaminación del aire ha sido mostrada como un factor en el desarrollo de las enfermedades cardíacas,
incluyendo ataques al corazón y paros cardíacos. Ha sido demostrado que el humo de segunda mano aumenta
las incidencias de los ataques cardíacos, y el monóxido de carbono y el dióxido de nitrógeno son también
contribuyentes. La contaminación del aire ha sido demostrada causante de las enfermedades del corazón;
cuando los contaminantes entran a los pulmones y penetran en los torrentes sanguíneos, producen inflamaciones
y aumentan el ritmo cardíaco.