Вы находитесь на странице: 1из 2

MARIANA JARAMILLO ESPINOSA

PRINCIPIO CONSTITUCIONAL DEL DEBIDO PROCESO

El debido proceso es una garantía procesal que debe estar presente en toda clase

de procesos, no sólo en aquellos de orden penal, sino de tipo civil, administrativo o

de cualquier otro.

El debido proceso es el conjunto de formalidades esenciales que deben

observarse en cualquier procedimiento legal, para asegurar o defender los

derechos y libertades de toda persona acusada de cometer un delito. Por un lado,

se refiere a los medios que toda persona tiene para hacer valer sus derechos, es

decir, para asegurar o defender sus libertades. El debido proceso incluye también

las condiciones que deben cumplirse para asegurar que toda persona acusada de

un delito pueda defenderse y garantizar el cumplimiento de sus derechos; esto se

conoce como “derecho al debido proceso legal”.

FUNDAMENTO JURÍDICO

El principio de juicio previo y debido proceso, se encuentra establecido en el

artículo 12 del Código Nacional De Procedimientos Penales, este dice:

Ninguna persona podrá ser condenada a una pena ni sometida a una medida de

seguridad, sino en virtud de resolución dictada por un Órgano jurisdiccional

previamente establecido, conforme a leyes expedidas con anterioridad al hecho,

en un proceso sustanciado de manera imparcial y con apego estricto a los


derechos humanos previstos en la Constitución, los Tratados y las leyes que de

ellos emanen.

FUNDAMENTO CONSTITUCIONAL

La garantía de debido proceso legal, también conocida como derecho a la

defensa, se encuentra prevista en el artículo 14 constitucional párrafo segundo,

este dice:

Nadie podrá ser privado de la libertad o de sus propiedades, posesiones o

derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales previamente

establecidos, en el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento

y conforme a las Leyes expedidas con anterioridad al hecho.