Вы находитесь на странице: 1из 10

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA MADRE Y MAESTRA (PUCMM)

CAMPUS SANTO TOMÁS DE AQUINO


FACULTAD DE CIENCIENCIAS DE LA INGENIERIA
DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA CIVIL

ASIGNATURA
Laboratorio de materiales (IEM-204)
GRUPO #1
P-071
Practica #7
Preguntas relacionadas con la visita de la obra.
PRESENTADO POR

Marcel Bisonó 2015-7948


William Balbuena 2016-5018
Stephany Leon 2016-5211
Dariel Muñoz 2016-5212
Manuel Saleta 2016-5319
Elvin González 2016-5750
Miguel Frometa 2016-5859

PROFESOR.
JULIO C. CHECO G
FECHA DE ENTREGA.
07 de mar. 2018
Estudios de suelos antes de construir una infraestructura.
En toda obra de arquitectura o ingeniería moderna, ya sea viviendas o edificios, es
necesaria e imprescindible la realización de un estudio de suelos. El Estudio de
Mecánica de Suelos, es un documento suscrito por un especialista reconocido y
acreditado en mecánica de suelos, a través del cual determina la resistencia del terreno
sobre el que se desplantan las edificaciones, mismo que sirve de base para determinar el
tipo de cimentación a usar. El Estudio de Suelos o Estudio Geotécnico es parte de la
Mecánica de Suelos.

El estudio de suelos permite conocer las propiedades físicas y mecánicas del suelo, y su
composición estratigráfica, es decir las capas o estratos de diferentes características que
lo componen en profundidad, y por cierta ubicación de napas de agua (freáticas), si las
hubiere.

Según las normas establecidas en el sector, urbanización o residencial donde se


construye es que se estima la cantidad total en pisos o las dimensiones que debe tener la
estructura. En unas zonas se pueden construir edificios hasta un nivel en específico, 15
pisos, por ejemplo. En otras solo se permiten 3, 4 o 5 niveles. Ahora bien, a la hora de
construir cualquier edificio de altura es preciso un estudio previo del suelo, y este se
hace para garantizar la estabilidad de esta.
Importancia del Estudio de Suelos.
La importancia del estudio de suelos depende del tipo de proyecto que vas a realizar y
de la magnitud de este; con los resultados que te arroje el estudio de suelos puedes
tomar decisiones del tipo de cimentación a utilizar y hasta que profundidad debes de
cimentar; dependiendo del tipo de suelo es la capacidad de soporte del suelo (resistencia
del suelo) y eso se puede determinar únicamente con el estudio de suelos.
Cuando se trata de edificios, con el estudio de suelos determinas la capacidad máxima
de carga que acepta el terreno y si es suficiente por la sobrecarga del edificio. Por otra
parte, el uso de la tecnología moderna y actualizada ha fijado como primera exigencia
en las normas que rigen la construcción en las distintas municipalidades, la realización
de estudios de suelos. La incidencia del estudio de suelos en el costo total de una obra es
insignificante por lo que no existen motivos para no realizarlo.
Estudios Geotécnicos.
Los estudios geotécnicos constituyen una técnica excelente para conocer en detalle un
terreno, es un área fundamental antes de realizar cualquier proyecto u obra de ingeniería
civil o edificación.
A través de estos estudios se obtiene una información muy valiosa para definir la
tipología y las dimensiones de las cimentaciones y obras de contención, evitar
situaciones de inestabilidad o movimientos excesivos de las estructuras o del terreno y
determinar problemas de construcción.
Tipos de estudios geotécnicos:
1. Sondeo de testificación discontinua mediante avance con barrena helicoidal
o hélice.
Un método alternativo al avance mediante batería y obtención de testigo
continuo consiste en la realización de una perforación utilizando para tal fin un
útil que perfore a destroza el terreno. El útil en cuestión puede ser una barrena (a
símil, un sacacorchos de grandes dimensiones), en cuya punta se dispone una
trialeta o un elemento de corte apropiado para romper el terreno, que es
evacuado en sentido ascendente por el giro del helicoide.

Varilla helicoidal Trialeta Trialeta para suelos duros.


2. Sondeos a rotación con batería y obtención de testigo continuo.

El sondeo a rotación con batería y obtención de testigo continuo es el


procedimiento más extendido para obtener muestra o testigo en cualquier
investigación geotécnica. Las instrucciones españolas (tanto el Código Técnico
de la Edificación como la Guía de Cimentaciones para Obras de Carreteras) se
refieren a esta metodología por defecto al tratar los reconocimientos
geotécnicos, considerándose otros métodos como alternativos y aplicables con
restricciones.
Con este sistema puede obtenerse testigo en cualquier tipo de terreno, aunque en
suelos cohesivos blandos, grandes bolos y limos deben tomarse ciertas
precauciones.

En este procedimiento de perforación el útil de corte es una corona, situada en la


boca del tubo de la recepción del testigo. La corona tiene sección circular y
puede ser de dos naturalezas en función del tipo de material utilizado en su
fabricación.

Sondas geotécnicas.
Una sonda geotécnica es un dispositivo que permite la ejecución de un sondeo
geotécnico. Existen también máquinas que permiten la realización de alguna de las
tareas que son propias de una sonda geotécnica, como la realización de ensayos “in situ”
de penetración dinámica continua, o la toma de muestras superficiales, pero que carecen
de la capacidad de ejecutar un sondeo completo.

En esencia, una sonda geotécnica se compone de los siguientes elementos:

 Un dispositivo que permita transmitir al útil de perforación la energía y


posibilidades de desplazamiento necesarios para el avance y la toma de muestras, en
su caso.
 Un conjunto de elementos que, si son precisos, permitan la realización de
ensayos “in situ”.
 Los elementos necesarios para desplazar el equipo de un lugar a otro (en la
misma obra o entre obras.)
Sonda RL36so. En la que se indican los componentes esenciales de una sonda geotécnica.
Norma STP
El ensayo de penetración estándar o SPT (del inglés Standard Penetración Test), es un
tipo de prueba de penetración dinámica, empleada para ensayar terrenos en los que se
quiere realizar un reconocimiento geotécnico. Constituye el ensayo o prueba más
utilizado en la realización de sondeos, y se realiza en el fondo de la perforación.
Consiste en contar el número de golpes necesarios para que se introduzca a una
determinada profundidad una cuchara (cilíndrica y hueca) muy robusta (diámetro
exterior de 51 milímetros e interior de 35 milímetros, lo que supone una relación de
áreas superior a 100), que permite tomar una muestra, naturalmente alterada, en su
interior. El peso de la masa está normalizado, así como la altura de caída libre, siendo de
63'5 kilopondios y 76 centímetros respectivamente.
Una vez que en la perforación del sondeo se ha alcanzado la profundidad a la que se ha
de realizar la prueba, sin avanzar la entubación y limpio el fondo del sondeo, se
desciende él toma muestras SPT unido al varillaje hasta apoyar suavemente en el fondo.
Realizada esta operación, se eleva repetidamente la masa con una frecuencia constante,
dejándola caer libremente sobre una sufridera que se coloca en la zona superior del
varillaje.
Se contabiliza y se anota el número de golpes necesarios para hincar la cuchara los
primeros 15 centímetros (N0 − 15). Posteriormente se realiza la prueba en sí,
introduciendo otros 30 centímetros, anotando el número de golpes requerido para la
hinca en cada intervalo de 15 centímetros de penetración (N15 − 30 y N30−45).
El resultado del ensayo es el golpeo SPT o resistencia a la penetración estándar: NSPT =
N15 − 30 + N30 – 45. Si el número de golpes necesario para profundizar en cualquiera de
estos intervalos de 15 centímetros es superior a 50, el resultado del ensayo deja de ser la
suma anteriormente indicada, para convertirse en rechazo (R), debiéndose anotar
también la longitud hincada en el tramo en el que se han alcanzado los 50 golpes. El
ensayo SPT en este punto se considera finalizado cuando se alcanza este valor.
Este ensayo tiene como principal utilidad la caracterización de suelos granulares (arenas
o gravas arenosas) en las que se hace muy difícil o imposible obtener muestras
inalteradas para los ensayos en el laboratorio. El valor de los golpes obtenidos en un
ensayo de penetración es un dato indicativo de la consistencia que posee un terreno
susceptible de su utilización para la caracterización o diseño geotécnico. Cuando el
terreno que se estudia es grava, la cuchara no puede hincarse en el terreno, pues se
dobla, por lo que usualmente su sustituye por una punta maciza de la misma sección (no
normalizada). Por ende, en este caso el ensayo no proporciona muestra y el golpeteo que
se obtiene debe corregirse dividiendo por un factor que se considera del orden de 1.5.
Uso de las vigas riostras.
Las vigas riostras son elementos estructurales ubicados en la cimentación, creadas de
cualquier elemento que pueda resistir tracción aun cuando en la práctica lo más común
es que se realicen de hormigón armado. Este elemento une uno o más cimientos con la
finalidad de prevenir el desplazamiento relativo de las zapatas aisladas, para esto debe
de ser capaz de absorber las acciones horizontales que puedan recibir estos cimientos.
El uso de las vigas riostras en la Republica Dominicana está regulada por el reglamento
sísmico r-001 del Ministerio de Obras Publicas y Comunicaciones en el titulo IV-
Fundaciones artículos 99, 101, 104, 105 & 106. Según el reglamento las vigas riostras
deberán de ser diseñadas considerando un asentamiento de 2.5 cm y una fuerza de
tracción/compresión del 10% de la carga axial de la columna exterior o como indique el
diseño adecuado para prevenir los efectos negativos del asentamiento diferencial que se
puedan producir según el estudio geotécnico.
Según este reglamento los casos donde se deben de utilizar las vigas riostras son: las
estructuras con zapatas asiladas que superen una altura de 12 m, estructuras con más de
un sistema de cimentación (aislada, platea y combinada), las fundaciones sobre pilotes y
las fundaciones a diferentes niveles o escalonadas.
Empalmes de las varillas de una estructura.
Los empalmes de campo en las varillas de refuerzo suelen ser necesario debido a las
limitaciones en las longitudes de las varillas disponibles, a los requisitos de las
construcciones y a los cambios de varillas grandes a varillas más pequeñas.
Existen dos tipos de empalmes.
 Empalmes a tensión.
 Empalmes a compresión.
Los empalmes a tensión son aquellos donde el esfuerzo se traslapa a una distancia
mínima de 1.0 a 1.3 ld (pero no menor de 12 pulg) y donde la mitad o menos del
refuerzo y empalma en la misma posición.
Los empalmes a compresión, estas empalmarse mediante traslape mediante apoyo a
tope y mediante soldadura o dispositivos mecánico, estos dispositivos constan de
varillas o placas u otras piezas de soldaduras o fijadas transversalmente a las varillas de
deflexión en la posición donde no está disponible mucho anclaje. El código (12.16.1)
dice que la longitud mínima de empalme de tales varillas debe ser igual a 0.0005 fydb
para varillas con fy de 60,000 lb  plg2 o menos de (0.0009fy -24) db para varillas
con valores superiores de fy, pero no menor de 12 pulg. Si la resistencia del concreto es
menor que 3,000 lb  plg2 , es necesario incrementar en un tercio los traslapes
calculados.
Aunque los fabricantes del acero normalmente ponen las varillas de refuerzos en
longitudes de 60 pies, conviene trabajar en el campo con varillas de cortas longitudes
más cortas, necesitando así el empalme con más frecuencia.
El método más común de empalme de varillas es simplemente traslapar las varillas una
sobre la otra. Las varillas traslapadas pueden estar en contacto o separadas entre sí, pero
se prefiere los empalmes de las varillas por contacto, ya que en este se pueden unir por
alambres.
Requisitos de empalmes, publicado por George F. Leyh del CRSI.
1. Los empalmes del esfuerzo nunca pueden reproducir exactamente el mismo
efecto de esfuerzo que un refuerzo continuo.
2. La meta de las disposiciones de empalmes es requerir una condición dúctil
donde el esfuerzo fluya antes de que falle la conexión.
3. Los empalmes traslapados fallan debido a la separación del concreto a lo largo
de las varillas. Si algún tipo de refuerzo cerrado envuelve al refuerzo principal,
se reduce la probabilidad de una separación y se necesitará entonces longitudes
menores de traslapes.
4. Cuando los esfuerzo en el refuerzo se reduce en la zona de empalme, se aminora
también la probabilidad de una falla de conexión.

EMPALME
El código R-033 nos presenta diversos artículos que nos guía sobre los empalmes. Cabe
a destacar que los empalmes se hacen en el tercio central, es decir, el empalme se realiza
en el centro de la longitud de la columna, lejos del muro. Los artículos más básicos son:
Artículo 406. EMPALME DE LAS ARMADURAS. Los empalmes entre barras se
deben diseñar de manera que la transmisión de fuerzas de una barra a la siguiente quede
asegurada, sin que se produzcan descascar amientos o cualquier otro tipo de daño en el
hormigón próximo a la zona de empalme, según lo especificado en el Título II, Capítulo
II, Sección 2.
Artículo 407. No se dispondrán más que aquellos empalmes indicados en los planos y
los que autorice el Supervisor Técnico. Se procurará que los empalmes queden alejados
de las zonas en las que la armadura trabaje a su máxima carga. En columnas, sólo se
permite hacer empalmes en la mitad central de la longitud del elemento.
Artículo 408. Los empalmes se podrán realizar por solape o por soldadura. Se admiten
también otros tipos de empalme, con tal de que los ensayos con ellos efectuados
demuestren que esas uniones poseen Permanentemente una resistencia a la rotura no
inferior a la de la menor de las 2 barras empalmadas, y que el deslizamiento relativo de
las armaduras empalmadas no rebase 0.1 mm, para cargas de servicio (situación poco
probable).
Como norma general, los empalmes de las distintas barras de una pieza se distanciarán
unos de otros, de tal modo que sus centros queden separados, en la dirección de las
armaduras, una longitud igual o mayor a ld (Fig. 46).

Valores:

Muros de contención
Son elementos constructivos que cumplen la función de cerramiento, soportando por lo
general los esfuerzos horizontales producidos por el empuje de tierras. En otros tipos de
construcción, se utilizan para contener agua u otros líquidos en el caso de depósitos.
Un muro de contención no solo soporta los empujes horizontales trasmitidos por el
terreno, debe también recibir los esfuerzos verticales trasmitidos a pilares, paredes de
carga y forjados que apoyan sobre ellos.
La mayoría de los muros de contención se construyen de hormigón armado, cumpliendo
la función de soportar el empuje de tierras, generalmente en desmontes o terraplenes,
evitando el desmoronamiento y sosteniendo el talud.
De acuerdo con su Diseño.
Muros con Talón y Puntera: para construir este muro es necesario sobrepasar la línea de
edificación, a nivel de los cimientos.
Muros sin Talón: por lo general al construirlo resulta con un aumento de dimensión en
la puntera de la zapata.
Muros con Talón: ídem el primer caso, necesitan sobrepasar la línea de edificación. El
resultado es similar al muro sin talón, pero trabaja de otra manera; esta es la mejor
solución ante inestabilidades por posible vuelco.
De acuerdo con su Función.
Contención de tierras: cuando el muro se destina a contener sólidos, éstos por lo general
son tierras; la impermeabilización y el drenaje son dos aspectos importantes para
controlar el paso de agua del terreno hacia el interior de la edificación.
Contención de líquidos: para esta función es necesario conseguir la continuidad del
hormigón a fin de lograr una buena impermeabilización. Para ello se efectúa un vibrado
con un control adecuado, para evitar huecos y juntas.

Calculo de cuantía mínima requerida. (Área mínima requerida).


El objeto de disponer una cuantía mínima en secciones sometidas a flexión es asegurar
que en la sección haya suficiente acero para resistir por lo menos 1.2 veces el momento
que produce la rotura por tracción del hormigón, o momento de agrietamiento. La
cuantía se puede obtener de la siguiente forma:
Cuantía= Cantidad de acero/Cantidad de Hormigón.
 Esta cuantía se mide para un elemento por completo, como se puede hacer por
ejemplo para una losa ver cuál es la cantidad total de acero, cual de hormigón y
dividiendo ambas cantidades para con el resultado tener la cuantía. También está
la cuantía geométrica cual es la relación entre las áreas de la sección de acero y
de hormigón en una sección la cual es dada de un elemento de hormigón
armado:
CG (ρ) = As/Ac.
As=Área de acero.
Ac=Área de hormigón.
 Aparte de la cuantía geométrica, también se encuentra la cuantía mecánica (ω)
por el simple y sencillo hecho de que en ella interviene el concepto de capacidad
mecánica. Se define la cuantía mecánica como la relación entre las capacidades
mecánicas del acero y del hormigón:
CM (ω) = Us/Uc.
Us= fyd*As, capacidad mecánica del área de acero.
- fyd: resistencia de cálculo del acero (fyk/γs).
- b: ancho de la sección.
Uc= fcd* b *d, capacidad mecánica de la sección de hormigón.
- fcd: resistencia de cálculo del hormigón (fck/γc).
- b: ancho de la sección.
- d: canto útil de la sección.
*La capacidad mecánica es una fuerza, la fuerza que tendría la sección completa de
hormigón o de acero si trabajara con su resistencia tensiones de cálculo.