You are on page 1of 4

10 Técnicas para aprender inglés

más rápido

Todos sabemos que pensar en otro idioma que no


conocemos es difícil. Pero recuerda como era cuando
éramos muy pequeños, escuchabamos palabras
desconocidas y las íbamos fijando en nuestra mente. Y
entendíamos lo que nos decían y después podíamos
expresar una idea…

¡Se trataba pues de “pensar” y “practicar”!

Con el inglés ocurre algo parecido: simplemente aprende a


pensar sin repetirlo en español, sin traducirlo. Verás que las
palabras quedarán grabadas en tu mente más fácilmente
de lo que crees y podrás usarlas sin problemas.

1: Usa preferiblemente diccionarios inglés-inglés


(términos en inglés, definición en inglés), no bilingües:
Imagina que estás en Nueva York y le preguntas la hora a
alguien señalando tu muñeca. La persona podrá decirte “six
thirty” y mostrarte su reloj… pero seguramente no te va a
decir “las seis y treinta”. El diccionario inglés-inglés
funciona de forma similar: no traduce, sino que te explica
sólo en inglés para que te acostumbres a pensar en ese
idioma.
2: Disciplínate: Tú quieres aprender inglés para utilizarlo,
no para enseñarlo. Entonces concéntrate sólo en ese
objetivo y sigue adelante. Te causará sorpresa comprobar
los resultados logrados al poco tiempo de haber
comenzado tu aprendizaje.

3: Aprende palabras clave (las más usadas): Existen unas


100 palabras fundamentales usadas casi siempre en el
inglés escrito y otras tantas en el inglés oral. Quiere decir
que conociendo estas palabras ya tienes armado tu primer
vocabulario.

4: Amplía tu vocabulario con verbos: Lo principal son


básicamente son los infinitivos, como para que puedas ir
dando forma a tus primeras frases. Después poco a poco
iras aprendiendo las conjugaciones

5: Conoce las contracciones: ¿Otra vez con lo mismo?


Mira esto: le preguntas a una persona dónde debes esperar
el autobús para ir al centro y te contesta “dunno”. ¿Qué es
eso? Claro que si te hubiera dicho “I don’t know” seguro
que lo hubieras entendido. Es que el inglés es sumamente
rico en contracciones como “wanna”, “gonna”, “gotta” y
muchas otras que no encontraras en ningún diccionario ni
traductor.

6: estudia los “phrasal verbs”: Fíjate en esta situación: si


alguna vez alguien te dice “turn on the TV” y tú giras el
televisor… bueno, lamentarás no conocer los “phrasal
verbs” porque aunque te parezca extraño “turn on” no
quiere decir “girar”, sino “encender”. El inglés hablado
utiliza muchos “phrasal verbs” y aprender algunos te
ayudará a comprender mejor el lenguaje de todos los
días… es decir, el primero que vas a encontrar en un país
de habla inglesa ya que es una parte muy importante del
inglés.

7:Usa “flash cards”: Las tarjetas didácticas o flash cards


son una gran ayuda para pensar en inglés sin necesidad de
traducir a tu lengua. Las puedes encontrar en formato
electrónico. Si tienes iPad, iPod Touch o iPhone, por
ejemplo, podrás descargar gratuitamente una infinidad de
“flash cards” y practicar con ellas adonde quiera que vayas.
8: Utiliza tu vocabulario: Debes ser capaz de aplicar lo
que aprendes. Aprovéchalo. Escribe frases, elabora
preguntas y contéstalas. No te limites a aprender en tu
cabeza, sino que debes practicar hablando, esto no sólo te
permitirá pensar en inglés, sino también ganar fluidez en tu
manejo del idioma. Busca un amigo para practicar y si es
nativo del inglés, mejor.

9: Se constante: La efectividad de tu aprendizaje rápido


depende de tu constancia y el ritmo regular con el que
estudies.

10: No tengas miedo al error: Nadie nace sabiendo,


cualquier cosa que aprendiste, seguro que lo hiciste
cometiendo errores, pero con el tiempo aprendiste y
perfeccionaste tus errores. Recuerda: con el inglés pasará
lo mismo, no esperes hablar como un nativo a la primera.