Вы находитесь на странице: 1из 61

UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA DE LA SELVA

FACULTAD DE RECURSOS NATURALES RENOVABLES

DEPARTAMENTO ACADÉMICO DE CIENCIAS FORESTALES

COSTOS DE MANEJO Y PRODUCCIÓN DE PLANTONES

AGROFORESTALES Y ORNAMENTALES EN VIVERO CON ÚLTIMA

TECNOLOGÍA

Curso : Economía de los Recursos Naturales Renovables

Integrantes : Alumnos encargados del vivero (Ciclo 2012 – I)

Docente : Ing. VARGAS CLEMENTE, Ytavclerh

Lugar de ejecución : Unidad de Agroforestería – Sector Tulumayo

Ciclo académico : 2012 - I

Tingo María – Perú

2012
INTEGRANTES

 ASCENCIO EXALTACIÓN, Astrit

 DE LA CRUZ LINO, Ross

 QUILCA VILCHEZ, Hector

 RIVERA RIOS, Yessica

 SCHMIDT MÜLLER, Robinson

 SOCA INCA, Ornan

 TURPO MORALES, Jorge P.

 YACTAYO ABREGU, Marcia

 ZUÑIGA ROLDAN, Lindaura Gabriela


ÍNDICE

Contenido Pág.

I. INTRODUCCIÓN.........................................................................................1

II. REVISIÓN DE LITERATURA.......................................................................3

2.1. El Vivero forestal..................................................................................3

2.1.1. Criterios para instalar un vivero..............................................3

2.1.2. Partes de un vivero.................................................................7

2.2. Viveros de alta tecnología en el Perú................................................10

2.3. Estudios de tiempos y rendimientos..................................................14

2.3.1. Estudio del trabajo................................................................14

2.3.2. Estudios de rendimientos.....................................................16

2.3.3. Ciclo del trabajo....................................................................18

2.4. Costos de construcción para estructuras de propagación................18

2.5. Costos de producción........................................................................20

2.5.1. Componentes del costo........................................................21

2.5.2. Costo de producción en viveros...........................................22

2.6. Antecedentes sobre costos y rendimientos......................................23

III. MATERIALES Y MÉTODOS......................................................................24

3.1. Características generales del área de la práctica para el


curso..................................................................................................24

3.1.1. Ubicación política y geográfica.............................................24

3.1.2. Clima y ecología...................................................................25


3.1.3. Suelo.....................................................................................26

3.1.4. Descripción y antecedentes del vivero.................................26

3.2. Materiales, equipos e insumos..........................................................28

3.2.1. Material genético..................................................................28

3.2.2. Herramientas e insumos.......................................................28

3.2.3. Equipos e instrumentos de campo.......................................29

3.2.4. Maquinarias..........................................................................29

3.2.5. Equipos de gabinete.............................................................30

3.3. Metodología.......................................................................................30

3.3.1. Manejo del vivero..................................................................30

3.3.2. Determinación de rendimientos del recurso humano


por actividad.........................................................................34

3.3.3. Determinación de los costos por cada actividad..................34

3.3.4. Análisis de los resultados.....................................................34

IV. RESULTADOS y DISCUSIÓN...................................................................35

4.1. Rendimiento del recurso humano por cada actividad en el


vivero agroforestal.............................................................................35

4.2. Costos por actividad en el vivero agroforestal..................................37

V. CONCLUSIONES......................................................................................41

VI. RECOMENDACIONES..............................................................................42

VII. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS..........................................................43

VIII. ANEXOS....................................................................................................47
ÍNDICE DE CUADROS

Cuadro Fig.

1. Costos de construcción para diferentes tipos de estructuras de


propagación.............................................................................................19

2. Rendimientos por actividad en el manejo y mejoramiento del


vivero agroforestal sembrando futuro..................................................35

3. Costos fijos incurridos en la mejora y mantenimiento del vivero


agroforestal sembrando futuro............................................................37

4. Costos variables incurridos en la mejora y mantenimiento del


vivero agroforestal sembrando futuro..................................................39

5. Viveros forestales de Alta Tecnología en el Perú................................52

6. Viveros forestales del país...................................................................52


ÍNDICE DE FIGURAS

Figura pág.

1. Vivero forestal de alta tecnología Vista Florida, Lambayeque......................11

2. Vivero forestal de alta tecnología de Ayacucho.......................................12

3. El ministro de Agricultura, Luis Ginocchio, en Incahuasi (Foto:


ANDINA, 2012)........................................................................................13

4. Mapa de ubicación del fundo Tulumayo..................................................24

5. Precipitación durante el periodo de 12 meses (ALBUJAR, 2012).


.................................................................................................................25

6. Estado del vivero anteriormente (izquierda) y actualmente


(derecha)..................................................................................................28

7. Actividades respecto a la prevención y control de malezas....................31

8. Proceso de llenado y transportes de las bolsas de polietileno


dentro del vivero agroforestal..................................................................32

9. Preparación del terreno para el establecimiento de los esquejes


de cucarda como parte del cercado........................................................33

10. Limpieza de las camas de cría en el vivero.............................................48

11. Alineado del perímetro del vivero para el establecimiento de


singley......................................................................................................48

12. Alineado para delimitación del perímetro del vivero................................49

13. Plantación del cerco vivo singley.............................................................49

14. Aserrío de la madera de capirona para obtener postes para el


alambrado................................................................................................50
15. Descarga de aserrín fresco para ser colocado en las camas de
cría...........................................................................................................50

16. Colocación de malla Raschel color verde...............................................51

17. Panel informativo del vivero agroforestal................................................51


1

I. INTRODUCCIÓN

El Perú es considerado uno de los países con mayor potencial de


bosques en el mundo, sin embargo, ello, se contrapone paradójicamente a que
es uno de los últimos en aprovechar este recurso y, por el contrario, es uno de
los mayores depredadores de bosques. Por otra parte, la reforestación en el
país ha tomado mucho auge, en gran parte por los proyectos de reforestación
de diferentes instituciones del estado que incluyen incentivos ofrecidos al
instalar plantaciones forestales o agroforestales.

Al ser la reforestación una actividad de inversión económica de


mediano y largo plazo, dependiendo de la especie utilizada, el potencial del
sitio donde se plante así como del objetivo final de la actividad, exige que la
actividad tenga una alta rentabilidad (MURILLO et al., 2003), y para garantizar
el éxito de los proyectos de reforestación y agroforestales, ya sea a nivel
económico, como a nivel del producto final, se requiere un desarrollo adecuado
en la silvicultura moderna de plantaciones, donde es necesario que ésta
actividad esté basada en la alta productividad y en rendimientos óptimos, que
minimicen los costos y maximicen los rendimientos.

Para que las plantaciones recién establecidas, tengan éxito en su


desarrollo, se debe garantizar que las labores anteriores y posteriores al
establecimiento, se realicen con la mayor calidad posible y en las condiciones
más óptimas. Una de las etapas anteriores es la etapa de vivero (BRENES,
2004), lugar donde se tiene que garantizar que el material que se produce,
presente la mayor calidad posible y estén económicamente al alcance de los
beneficiarios de las personas que realizaran la plantación.

La calidad de los plantones en el vivero depende de varios


factores, iniciando desde la calidad del material genético, las labores culturales
2

y la tecnología que se utiliza en el vivero, por lo que es necesario, que en cada


actividad que se realice durante la producción de plantones, se maximicen los
recursos y el tiempo, para que se disminuyan los costos.

La Unidad de Agroforestería que pertenece a la Facultad de


Recursos Naturales Renovables, viene implementando un vivero agroforestal
denominado SEMBRANDO FUTURO, que se encuentra ubicada en el Sector
Tulumayo. Tiene como una de sus finalidades producir plantones agrícolas,
forestales y ornamentales para las prácticas de cursos y tesis de investigación
a cargo de los alumnos y docentes dedicada a la reforestación a pequeña y
gran escala con especies nativas y exóticas.

Al ser éste un vivero con alta tecnología para producción de


plantones en envases de bolsas y tubetes, se requiere conocer los diferentes
rendimientos por cada actividad en con la finalidad de producir plantones de
alta calidad y muy rentables, características a alcanzar en el menor periodo de
tiempo para ser llevado a campo definitivo.

Al respecto se realizó el presente trabajo de prácticas en el curso


de economía de los recursos naturales renovables, que facilitará el
conocimiento técnico de los rendimientos desde el mantenimiento del vivero,
realización de mejoras y la producción de plantones, con la cual se va
garantizar la producción de plantones con alta calidad y a un costo módico.
Respecto a los aspectos anteriores, los objetivos del trabajo son los siguientes:

 Determinar los rendimientos del recurso humano por las

actividades que permitan aumentar la productividad y calidad de

plantones.

 Determinar los costos por actividad en el manejo de un

vivero agroforestal con fines de obtener plantones de buena calidad.


3

II. REVISIÓN DE LITERATURA

II.1. El Vivero forestal

Es el lugar donde se siembran, germina y crecen las especies


forestales, brindándoles condiciones adecuadas para obtener plantas vigorosas
y sanas para poder llevarlas luego al lugar definitivo (PEDENOVI, 2004) o
programas de reforestación (PNUMA, 2002), las cuales deben ser producidos
al menor costo posible (ROJAS, 2001).

Son los destinados a la producción de plantones forestales, frutales


y ornamentales, sea en forma temporal (viveros volantes) o permanente,
(viveros estables), cuando se trata de campañas continuas de producción.
(FLORES, 1996).

El vivero es el lugar en el que sembramos las semillas y estaquillas


con las mejores condiciones posibles de nutrientes, humedad, y de temperatura
para que crezcan las plantas en estado óptimo y puedan ser luego utilizadas en
repoblaciones (WWF, 2001).

II.1.1. Criterios para instalar un vivero

Según el PNUMA (2002), el primer paso en la construcción del


vivero es la selección del sitio o ubicación. Parece un tema fácil, pero debe
decidirse con cuidado, sobre todo si se trata de un vivero permanente y una
mala ubicación puede complicar mucho los trabajos posteriores.

II.1.1.1. Ubicación

La distancia entre el vivero y el lugar de plantación, es un factor


importante. Los costos se incrementan a medida que la distancia aumenta. Por
4

ello se debe elegir un lugar ubicados lo más cerca posible al centro de las
áreas de plantación (PNUMA, 2002).

La técnica de producción: el costo de transporte de plantas


producidas a raíz desnuda son mucho más baratas que plantas producidas en
envases.

Medios de distribución y caminos de acceso al área de plantación:


camiones, camionetas, acémilas, etc.

Para instalar un nuevo vivero, hay que tener en cuenta la existencia


de otros viveros que eventualmente podrían asumir las tareas del vivero a
instalar. Siendo costosa la instalación de un vivero, es importante evitar
duplicidad.

Un vivero se debe ubicar cerca a una carretera, a fin de facilitar el


acceso del personal, fertilizantes, substratos, transporte de plantas,
supervisión y visitas.

II.1.1.2. Mano de obra

El vivero debe estar cerca a un centro poblado, a fin de obtener


mano de obra (obreros especializados, obreros eventuales guardianes), y evitar
la construcción de alojamiento, asegurar el abastecimiento de alimentos y
otros.

II.1.1.3. La disponibilidad de agua

Una de las consideraciones primordiales para el establecimiento de


los viveros es la disponibilidad de agua durante todo el año para el riego, por lo
cual se debe elegir un lugar cercano a una quebrada o riachuelo, de no existir
se puede construir pozos para abastecer de agua proveniente del subsuelo
(FLORES, 1996).
5

Por cada 1000 plantones se necesitan entre 350 y 500 litros de


agua por semana, según la época del año y la media sombra que se use (INTA,
2000).

II.1.1.4. Topografía

El sitio debe ser plano, con una pequeña pendiente de 2 ó 3 %


para asegurar un buen drenaje superficial y evitar erosión del suelo, provocado
por pendientes adyacentes demasiado pronunciadas (PEDENOVI, 2004), de no
ser así el vivero se debe construir en terrazas o andenes.

II.1.1.5. Suelo

PEDENOVI (2004) manifiesta que, el suelo de un vivero forestal


dedicado a la producción a raíz desnuda debe tener las siguientes
características:

Profundidad: 50 cm. sobre niveles permeables libres de capas


de arcilla o sales,

Materia orgánica: de 2 a 4 %,

Textura: arena arcillosa o franco arenosa, aunque esta


característica puede variar de acuerdo a las necesidades
requeridas por las plantas a producir,

pH: preferiblemente entre 5 y 6 (nunca mayores de 6 para


confieras ni mayor de 6.5 para latifoliadas).

Cuando la producción sea en envases el drenado del suelo


debe ser el único factor importante, no así los otros factores que
se mencionaron anteriormente.

II.1.1.6. Orientación

Se debe construir el vivero con una orientación de norte a sur


(FLORES, 1996).
6

La orientación del terreno respecto al sol, debe permitir una buena


distribución de la luz solar. Si el vivero está orientado al norte puede estar
expuesto a vientos e insolación todo el día (PNUMA, 2002).

II.1.1.7. Factores climáticos

Para el PNUMA (2002), una buena producción de plantones en


vivero exige:

Evitar sitios con vientos excesivos, exposiciones con poca


insolación e iluminación, zonas con incidencia de heladas. En general el
clima del vivero debe ser similar al clima del área a plantar.

El vivero debe estar ubicado de tal manera que las plantas


puedan recibir la luz solar durante la mayor parte del día.

Al elegir el sitio del vivero tomar en cuenta la especie o


especies que se van a producir. La especie forestal requiere sus propios
factores climáticos (temperatura, lluvias, vientos).

El lugar donde se instalará el vivero deberá ser abrigado


evitando temperaturas extremas (mucho calor o mucho frío).

Evitar instalar viveros en zonas con excesos de precipitaciones


(lluvias, granizo, nieve), porque el exceso de agua causa daños a las
plantas.

Las lluvias pueden reemplazar en parte a los riegos y acelerar


el crecimiento de los plantones, por lo que se recomienda instalar viveros
en lugares donde se pueda aprovechar las lluvias al máximo. El vivero no
debe estar expuesto a corrientes de viento porque afectan a las plantas.

En zonas con fuertes vientos se requiere de cortinas


rompevientos, artificiales o naturales.

II.1.1.8. Tamaño del vivero


7

El tamaño de un vivero esta en función de de la cantidad de plantas


a producir.

Puede decirse que por cada 1000 plantones de producción se


necesitan unos 10 m2 de camas, más 0.5 m 2 de almácigo, y unos 6 m 2 más
para caminos y sendas; totalizando entre 16.5 y 20 m 2 por cada 1000 plantas
(INTA, 2000).

II.1.2. Partes de un vivero

II.1.2.1. Infraestructura de un vivero de producción

Camas de almacigueras

Son canteros especiales donde se ponen a germinar las semillas


para después trasplantar las plantitas a los envases. En los almácigos se
brindan a las plantitas todo lo necesario para desarrollarse: media sombra,
humedad, protección contra vientos y suelo rico. En general, se utiliza una
superficie de 0.5 m2 de almácigo por cada 1000 plantas. Si se producen pocas
plantas, los almácigos pueden construirse en cajones de verduras (INTA,
2000).

Camas de repique para producción en envase

Para este tipo de producción es esencial la elección del envase, en


lo concerniente a su capacidad, forma y material, y la semilla o material vegetal
de calidad y homogeneidad. El sustrato está en función de la especie a
producir, debiendo ser fértil, bien aireado y económico (DÍAZ, 2000).

PNUMA (2002), para producir plantones previo repique de plántulas


en bolsas con sustrato, es recomendable:

La orientación: Se prefiere la orientación Este-Oeste; porque


permite una buena distribución de la luz y protege las plantas
de fuertes insolaciones
8

Dimensiones recomendadas: Longitud (10 m a 50 m), Ancho:


(1.00 a 1.20 m).

Para facilitar el repique y labores de deshierbo, se requiere de una


pendiente transversal igual a 0 % a nivel y una longitudinal de 1 a 2 % máximo.

El fondo de las camas de repique debe ser plano y sin


ondulaciones, para evitar encharcamientos debido al agua de lluvia y de riego.

Camas de repique para raíz desnuda

Cuando la especie y las condiciones climáticas lo permiten, la


producción de plantas a raíz desnuda ofrece ventajas económicas, dado que
los viveros se pueden mecanizar, reducen la superficie ocupada y los gastos de
plantación (DÍAZ, 2000).

Tinglado

Para un vivero forestal FLORES (1996), recomienda usar postes


2.20 m de largo 1.70 a 1.80 m sobre el suelo, el resto se entierra en el suelo.
Distancia entre postes de 2.50 a 3.00 m para el largo y ancho de separación.

Travesaños y durmientes, sujetar o atar usando alambre de


construcción, los travesaños se deben colocar lo mas cerca posible entre ellos
(0.80 a 1.00 m), evitando que las hojas del tinglado se caigan o cuelguen.

El techado, se debe hacer con hojas de palmeras, tejidos una con


otra para una mejor distribución en el techado. Algunas palmeras que se
pueden utilizar son: pijuayo, yarina, shapaja, etc.

II.1.2.2. Infraestructura de circulación

Calles
9

Los canteros (camas) se separan por sendas de unos 30 o más


centímetros de ancho, lo suficiente como para poder pasar cómodamente con
una carretilla. Cada tantos canteros, es bueno dejar una calle más ancha como
para poder pasar con un tractor o una camioneta, para el transporte de
materiales del vivero o para el despacho de las plantas (DÍAZ, 2000).

II.1.2.3. Infraestructura de riego y drenaje

Riego

DÍAZ (2000) manifiesta que, es difícil hacer un diseño universal


aplicable. Lo recomendable es adaptarse a las condiciones locales, a la
disponibilidad de recursos, al tamaño y objetivos del vivero. El más aplicado en
la zona es el sistema de irrigación por superficie, que requiere una cuidadosa
nivelación. Dentro de éste, tenemos: el riego por inundación y el riego por
aspersión (regaderas, bomba de mochila, mangueras, mangueras).

Drenaje (zanjas y canales)

Para evitar inundaciones y encharcamientos, que causan pérdidas


por ahogamiento de las plántulas en los semilleros o camas de trasplante,
especialmente en los terrenos con topografía plana, o con mal drenaje interno,
se hace necesario construir drenajes superficiales o subterráneos, que puedan
ser en tubería o zanjas revestidas con piedra, pasto o cemento.

Uno de los sistemas empleados de drenaje es el de “espina de


pescado” que consiste en un canal colector principal que corre por el centro del
vivero en el sentido de la pendiente, a este colector caen a derecha e izquierda
canales laterales en un ángulo de 45º (FLORES, 1996).

II.1.2.4. Infraestructura de protección

PNUMA (2002) menciona como estructura de protección a los:

Cercos
10

Un cerco perimétrico es obligatorio, puede ser construido con


material del lugar o con alambre de púas. Protege al vivero del ingreso de
personas extrañas y animales. Los tipos de cerco están de acuerdo a la zona y
disponibilidad de materiales.

El vivero, además, del cerco debe estar dotado de una tranquera


para evitar el ingreso de personas extrañas o de animales.

Cortinas rompevientos

Cuando las condiciones lo requieren las cortinas rompevientos


perimétricos e interiores: reducen la velocidad de los vientos y ofrecen a las
plantas protección contra los daños físicos.

II.2. Viveros de alta tecnología en el Perú

En el año 2004 el Fondo de Promoción del Desarrollo Forestal –


FONDEBOSQUE inicia un proceso de innovación tecnológica en la producción
de plantas, tomando en consideración tres aspectos fundamentales: Semillas
de alta calidad genética, tecnología mejorada para la producción de plantas y
personal técnico especializado, paralelamente con las acciones de asistencia
técnica y capacitación.

En el año 2007, el Ministerio De Agricultura a través de la Dirección


General de Promoción Agraria (DGPA) elaboró 6 proyectos bajo los términos
de referencia del Sistema Nacional de Inversión Publica –SNIP, los mismos que
fueron aprobados para la instalación y manejo de 4 Viveros forestales de Alta
Tecnología en las regiones de Huancavelica, Ayacucho, Apurimac y
Lambayeque.

II.2.1.1. Vivero forestal de alta tecnología Vista Florida

El área de influencia directa del Vivero Forestal Vista Florida es


principalmente las cuencas hidrográficas de la parte baja, media y alta de la
11

región Lambayeque, en la cual predominan bosques secos y bosques húmedos


que corresponde a las partes de colinas y montaña con una extensión de
235,750 ha. Asimismo el radio de acción llega a regiones vecinas como
Cajamarca, La Libertad, Tumbes y Piura.

El vivero forestal Vista Florida cuenta con una capacidad de


producción de 1’000,000 de plantas anualmente, con el consecuente beneficio
para los productores forestales de la región.

La tecnología utilizada en la producción de las plantas es bajo el


sistema de bandeja y semilla certificada, lo que permite facilidad en el
transporte, alta calidad de las plántulas, mayor rendimiento a la hora de
siembra, menor mortandad en el área reforestada, mejor crecimiento de los
árboles y un abastecimiento constante de plántulas.

Figura 1. Vivero forestal de alta tecnología Vista Florida, Lambayeque.

El sistema de riego utilizado es de tecnología avanzada y puede


manejarse desde un control eléctrico o manual y su programación de trabajo se
rige según las condiciones climatológicas temporales y el sector de aplicación.
12

El Vivero Forestal de Alta Tecnología viene produciendo especies


forestales tanto nativas como exóticas, así podemos mencionar: pino (Pinus
radiata), eucalipto (Eucaliptus globulus), tara o taya (Caesalpinea spinosa),
algarrobo (Prosopis juliflora), huaranguillo (Acacia horrida), teca (Tectona
grandis), caoba (Swietenia macrophylla), cedro rosado (Acrocarpus
fraxinifolius) entre otras.

Por otra parte ofrecen los más bajos precios del mercado por
plantón de acuerdo a la especie, el mismo que se encuentra subsidiado como
parte de los objetivos del Proyecto, por ser un Proyecto de Inversión Publica.
Se encuentran plantones de tara (S/.0.44), huaranguillo (S/.0.44), algarrobo
(S/.0.44), eucalipto (S/. 0.29) y pino (S/. 0.36).

II.2.1.2. Vivero forestal de alta tecnología de Ayacucho

Se encuentra ubicado en el sector Canaán, distrito San Juan


Bautista, provincia Huamanga. Ocupa un área de 2 hectáreas y se encuentra
dentro de las instalaciones de la Estación Experimental Canaán del INIA, esta a
una altitud de 2730 m.s.n.m.

Figura 2. Vivero forestal de alta tecnología de Ayacucho.


13

Se inauguró en el mes de Noviembre del 2008, consta de 15


túneles de producción y tiene una capacidad de producción de 1’000,000 de
plantones por campaña.

Se producen plantones considerando la calidad genética de la


semilla, en la que se utilizan sustratos seleccionados, riego tecnificado, tubetes
y bandejas de polietileno. Todo este proceso, facilita el rápido crecimiento de la
plantación, dependiendo del objetivo de la misma, se determinará el manejo
más adecuado para su mantenimiento y desarrollo.

II.2.1.3. Vivero forestal de alta tecnología Incahuasi

El distrito de Incahuasi, en Lambayeque, tiene un vivero forestal de


alta tecnología que produce 800 mil plantones de especies forestales como el
pino radiata, el segundo de este tipo en la zona. Esto fue posible tras un
convenio firmado entre el Ministerio de Agricultura, mediante el Programa de
Desarrollo Productivo Agrario Rural (AgroRural) y el gobierno regional de
Lambayeque.

Figura 3. El ministro de Agricultura, Luis Ginocchio, en Incahuasi (Foto:


ANDINA, 2012).
14

El vivero se encuentra a 2200 m.s.n.m., y sirve para sembrar


especies forestales como el pino pátula, eucalipto y pino radiata, este último
permite el desarrollo de los cotizados hongos comestibles que son exportados
a España y Brasil.

La instalación de este semillero permitirá una elevada producción


para proveer masivamente de plantones forestales a las empresas de
reforestación, productores agroforestales, campesinos, comunidades nativas y
a quienes estén interesados en establecer plantaciones en ese distrito
altoandino (ANDINA, 2012).

II.3. Estudios de tiempos y rendimientos

II.3.1. Estudio del trabajo

SOLANO (1978) define que el estudio del trabajo es el


procedimiento sistemático que consiste en someter las operaciones tanto
directas como indirectas a un concienzudo escrutinio, con el objeto de
introducir mejoras para que el trabajo sea más fácil de ejecutar, en menor
tiempo y con menor inversión por unidad. O sea el objetivo es el aumento de
utilidades.

En cualquier trabajo o actividad, la simplificación consiste en


buscar y aplicar los medios y métodos que permitan obtener resultados con un
mejor rendimiento y un mínimo esfuerzo y tiempo. Radica ante todo en sacar el
mejor provecho posible de los de los medios existentes, ya sea que se trate del
personal, de la infraestructura, del material o de las materias primas
(Desruisseaux, 1970, citado por AGÜERO, 1984).

El estudio de movimientos y tiempos es el análisis sistemático de


los métodos de trabajo con el fin de:

 Desarrollar el método y el mejor sistema: generalmente con el


menor costo.
15

 Normalizar dichos sistemas y métodos.

 Determinar el tiempo necesario para que una persona calificada y


convenientemente adiestrada, realice cierta tarea u operación,
trabajando a marcha normal.

 Ayudar al operario a adiestrarse siguiendo el mejor método


(Barnes, 1970, citado por DE VEGA, 1999).

En un estudio de trabajo, para que una mejora sea aplicable debe


cumplir con las siguientes condiciones:

 Técnicamente realizable: algunas mejoras son deseables pero los


medios técnicos no siempre permiten llevarlas a efecto.

 Económicamente realizable: su financiación debe ser posible y que


la amortización este normalmente asegurada.

 Humanamente realizable: que el personal la pueda adoptar, sin que


ello exija demasiado esfuerzo y sin que entrañe riesgos sociales.

Se puede simplificar un trabajo mediante una mejor disposición de


la infraestructura, con vistas a reducir las operaciones de transporte, o bien
puede simplificarse un trabajo dotando a un obrero de una herramienta más
perfeccionada, destinada a disminuir su fatiga y por lo tanto, a incrementar su
rendimiento (PRIETO, 1997).

La organización del trabajo tiene por fin determinar y aplicar los


métodos de trabajo más racionales, es decir los que permitan el mejor
rendimiento técnico y económico (AGÜERO, 1984).

La primera fase de estudio del trabajo está basada en la


observación, es decir en la comprobación de los hechos. La observación del
trabajo comprende el análisis de los fenómenos, su medida y representación en
forma fácil de interpretar (DE VEGA, 1999).
16

AGÜERO (1984) caracteriza el observar, medir y representar de la


siguiente manera:

Observar: Todo estudio del trabajo debe estar precedido de una


observación visual, que consiste en ver lo que pasa antes, durante y después
del trabajo. Esta observación tiene por fin comprender lo que se hace y
determina cuáles son los elementos que intervienen en el trabajo, en qué
momento y condiciones tienen lugar estas intervenciones y cuáles son sus
consecuencias.

Medir: una vez determinados los factores importantes del trabajo


hay que expresar cuantitativamente los eventos observados, utilizando varias
formas de análisis:

 Recuento de operaciones, piezas, gestos, etc.

 Medidas de longitud: dimensiones, desplazamientos, transportes,


etc.

 Medidas de longitud y de volumen de productos utilizados,


consumidos, transformados, desechados, perdidos, etc.

Representar: la lectura, la interpretación, y el estudio de los


hechos analizados no pueden realizarse fácilmente más que por medio de su
representación gráfica.

II.3.2. Estudios de rendimientos

SOLANO (1978) lo define como la técnica para establecer el


tiempo estándar aceptado para desarrollar una tarea determinada basada en la
proporción del contenido del trabajo del método propuesto, sin dejar de tomar
en cuenta las tolerancias por fatiga y retrasos inevitables.
17

Los estudios de tiempos tienen por objeto, determinar el tiempo


que debe asignarse a una persona conocedora de su trabajo, para realizar una
tarea.

Este tiempo no tendrá ningún valor si no corresponde a un método


de trabajo establecido, y además ha de ser justo y equitativo, tanto para el
operario que trabaja como para la empresa que paga por ello en compensación
(RUIZ, 1977).

El estudio de tiempos, permite al investigador, obtener el


rendimiento, en la ejecución de las diferentes labores, con lo cual podrá
generar información para:

 Para reducir los costos de las labores.

 Como ayuda para determinar y controlar los costos de mano de


obra.

 Para establecer salarios con incentivo.

 Como medio para la planificación.

 Para establecer presupuestos.

 Para la comparación de métodos.

 Para equilibrar cadenas de producción, etc.

Un estudio de tiempos no pretende fijar lo que tarda un hombre en


realizar un trabajo. Ni tampoco un procedimiento para hacer caer al operario en
agotamiento físico; en definitiva lo que trata es de establecer un tiempo de
ejecución que cualquier operario que conozca su trabajo pueda hacer
continuamente y con agrado (RUIZ, 1977).

Desruisseaux (1970), citado por AGÜERO (1984) define el estudio


de tiempos como la medida de la duración de los trabajos, de las fases del
18

trabajo, operaciones, gestos, elementos, movimientos, etc. y la investigación de


las relaciones existentes entre la duración y el resultado del trabajo.

El estudio de tiempos ha de intervenir en todas las actividades, ya


que permite:

 Averiguar gracias al análisis, las faltas y errores cometidos a


consecuencia de un método o técnica de trabajo insuficiente y de
una mala adaptación del ejecutante o del material a la tarea a
realizar.

 Cuantificar si hay progresos en los rendimientos cuando se realiza:


mejoras a las condiciones de trabajo, reubicación de los lugares de
trabajo y simplificación de las tareas. Lo cual se realiza con el fin de
aumentar el rendimiento y la productividad del trabajo.

 Al tratarse de trabajos en algunos casos sirve para determinar las


modalidades de retribución y especialmente permitir el cálculo de
destajos y de primas sobre bases calculadas y no sobre cuotas
empíricamente, lo que viene a evitar injusticias y protestas
(AGÜERO, 1984).

II.3.3. Ciclo del trabajo

Generalmente el estudio de tiempos se realiza para determinar el


tiempo a asignar a una unidad de producción. Al fabricar una unidad de
producción el operario realiza unas operaciones elementales; pues bien, “el
conjunto de operaciones elementales, que es preciso ejecutar para hacer una
pieza en una fase determinada del trabajo de la unidad de producción, se
denomina ciclo de trabajo” (RUIZ, 1977).

II.4. Costos de construcción para estructuras de propagación

Los costos de construcción varían considerablemente entre


diferentes tipos de estructuras, y comúnmente son referidos por área de
19

producción (Cuadro 1). Algunos productores prefieren instalar su propia


estructura, mientras que otros con menos experiencia recurren a contratistas
comerciales. Es importante proporcionar a los contratistas el mismo detalle de
las especificaciones requeridas, de forma tal que las ofertas sean amplias y
comparables.

Cuadro 1. Costos de construcción para diferentes tipos de estructuras de


propagación.

Armazón y cimentación Tipo de cubierta Costo/m2 (US) Costo/pie2 (US)


Invernadero

Estructura de acero galvanizado, Paneles de vidrio


118.36 – 153.33 11.00 – 14.25
con cimientos y piso de concreto templado

Estructura de acero galvanizada


y acanalada, con pilares y piso Polietileno bi-capa 53.80 – 83.39 5.00- 7.75
de concreto
Estructura de tubos
galvanizados en forma de arco, Hojas de policarbonato 59.18 – 85.54 5.50 – 7.95
con pilares y piso de concreto
Estructura de tubos
galvanizados en forma de arco, Polietileno bi-capa 30.13 – 45.73 2.80 – 4.25
con pilares y piso de concreto
Refugio
Estructura de acero galvanizado, Techo de fibra de vidrio
con pilares de concreto y piso de con paredes laterales 37.73 – 75.32 3.50 – 7.00
asfalto aislantes
Casa sombra
Estructura de acero galvanizado, Polietileno bi-capa con
con pilares de concreto y piso de paredes laterales de 19.37 – 26.90 1.80 – 2.50
grava malla sombra
Preparación del sitio 8.07 – 10.76 0.75 – 1.00
Fuente: ALDRICH y BARTOK (1992), HUMMERT (1993) y HAHN (1992).

Hay que tener la certeza de haber incluido todos los aspectos en la


estimación de costos. Muchos constructores sin experiencia consideran
únicamente la estructura básica y se olvidan de otros costos asociados para el
establecimiento y operación del vivero. Por ejemplo, el costo de un invernadero
20

estándar de doble capa puede ser cotizado en US$ 16.14/m 2 (US$ 1.50/pie2).
No obstante, este costo no incluye mano de obra, equipo para el control
ambiental, instalación eléctrica y plomería, lo cual incrementa el costo a US$
58/m2 o hasta $US 84/m2 (US$ 5.40/pie2 a USD 7.86/pie2). Finalmente, hay que
añadir el costo del terreno, construcciones de servicio, caminos y
estacionamientos, con lo cual el costo se puede incrementar todavía entre un
30 a 45 % (NELSON, 1991).

Un análisis económico puede considerar otros gastos asociados a


la operación, cuando se comparan varios tipos de estructuras. Por ejemplo, la
dificultad para obtener los materiales, mano de obra confiable, o la
inconveniencia del mantenimiento y cubrimiento de una estructura, pueden
hacer más atractivo, a la larga, el uso de cubiertas de plástico rígido que el de
cubiertas de películas plásticas. El ahorro de combustible es otra consideración
importante, sobre todo en climas fríos, donde los costos de la calefacción
pueden llegar a ser hasta un 30 y 40% menores en una estructura de doble
capa, que en aquellas con cubiertas a base de paneles sencillos de vidrio
(NELSON,1991). Este tipo de costos específicos puede ser difícil de obtener,
sin embargo, se puede recurrir a la experiencia de viveros establecidos en la
localidad para su estimación.

II.5. Costos de producción

MÉNDEZ (1999) a firma que el costo es el sacrificio, o esfuerzo


económico que se debe realizar para lograr un objetivo especifico.

Es el valor del conjunto de bienes y esfuerzos en que se ha


incurrido o se va a incurrir, que deben consumir los centros fabriles para
obtener un producto terminado, en condiciones de ser entregado al sector
comercial.

El costo de producción de una empresa puede subdividirse en los


siguientes elementos: alquileres, salarios y jornales, la depreciación de los
bienes de capital (maquinaría y equipo, etc.), el costo de la materia prima, los
21

intereses sobre el capital de operaciones, seguros, contribuciones y otros


gastos misceláneos.

Son los que permiten obtener determinados bienes a partir de


otros, mediante el empleo de un proceso de transformación.

Entre los objetivos y funciones de la determinación de costos,


encontramos los siguientes:

Servir de base para fijar precios de venta y para establecer


políticas de comercialización.

Facilitar la toma de decisiones.

Permitir la valuación de inventarios.

Controlar la eficiencia de las operaciones.

Contribuir a planeamiento, control y gestión de la empresa.

II.5.1. Componentes del costo

De acuerdo al grado de intervención en los procesos de fabricación


se distinguen dos tipos de costos.

II.5.1.1. Costos directos

Son aquellos que la empresa es capaz de asociar con los artículos


o áreas específicas, se encuentran directamente involucrados en el proceso
productivo. Los materiales directos y los costos de mano de obra directa de un
determinado producto (VALERIA, 2004).

II.5.1.2. Costos indirectos


22

Son aquellos que no se identifican directamente con el proceso


productivo, pero que son necesarios para que el producto sea terminado
(VALERIA, 2004).

II.5.2. Costo de producción en viveros

Los costos de producción también varían con el tipo de producción,


y la mejor elección deberá equilibrar el costo y el éxito de la plantación
(LANDIS, 1995). Un vivero de producción no debe tener una gran variedad de
especies, porque se hace difícil el control de las operaciones y los costos serán
más altos. Cada especie requiere tratamientos diferentes. Se recomienda un
número no mayor de 5 especies. Una variedad de especies justifica solamente
en casos de investigación (Introducción de especies) y/o producción con fines
ornamentales (PNUMA, 2002).

En esencia las plántulas o brinzales producidas en el vivero forestal


debe poseer la máxima calidad con el menor costo posible (RUANO, 2003).

LANDIS (1995) comenta que los constructores de viveros deben


calcular los costos de producción estimados, para tener la seguridad de que su
planta de producción podrá ser competitiva en el mercado local.

Los costos de construcción de un vivero varían considerablemente


entre diferentes tipos de estructuras, y comúnmente son referidos por área de
producción.

El costo de la planta o vivero es un reflejo directo de la eficiencia


del espacio de producción, por lo cual se deberá hacer cuidadosamente el
diseño de las instalaciones del vivero. Cualquier espacio dentro del ambiente
de propagación que no produce plantas es parte del costo del vivero, e
incrementa con ello los costos unitarios.
23

La mayoría de los viveros usan equipo especializado para


incrementar su eficiencia y para reducir los costos de la mano de obra. Sin
embargo, no solo deberán preocuparse de los aspectos mecánicos y de
ingeniería de las diferentes tareas, sino también han de considerar los factores
biológicos y económicos (FONDEBOSQUE, 2005).

II.6. Antecedentes sobre costos y rendimientos

BRENES (2004) determinó los costos y rendimientos del proceso


productivo en plántulas de teca (Tectona grandis) en el vivero de la Empresa
Prime Forestry Panamá S. A. El estudio permitió determinar que se requiere un
máximo de 2 308 jornales, los cuales tuvieron un monto de $16 109.78, para la
producción de 1 018 080 plántulas. Además se determinó que los materiales
para la construcción de la infraestructura tuvieron un valor de $ 43 774.82. Con
el estudio se pudo determinar que al final de la producción, cada árbol tuvo un
costo de producción de $ 0.14.
24

III. MATERIALES Y MÉTODOS

III.1. Características generales del área de la práctica para el curso

III.1.1. Ubicación política y geográfica

El vivero agroforestal Sembrando Futuro donde se desarrolló la


práctica para el presente curso, está localizado en el sector Tulumayo, terreno
que pertenece a la Universidad Nacional Agraria de la Selva (UNAS).
Políticamente se encuentra ubicado en el distrito de José Crespo y Castillo,
provincia Leoncio Prado y región Huánuco (Figura 4).

Geográficamente se encuentra a 09º 07' 88” de latitud Sur, 76º 02’


32” de longitud Oeste y con una altitud promedio de 610 m.s.n.m.

Figura 4. Mapa de ubicación del fundo Tulumayo.


25

Tiene una superficie de 473.47 hectáreas, que comprende entre


pastos, cultivos agrícolas, plantaciones forestales y bosques secundarios. Parte
del área presenta suelos inundables y temporalmente inundables.

El acceso es por vía terrestre, a través de la carretera Fernando


Belaunde Terry, aproximadamente a 28 km desde la ciudad de Tingo María.

III.1.2. Clima y ecología

El clima característico de la zona es el Tropical, con temperaturas


medias anuales que oscilan alrededor de los 24 ºC. La precipitación promedio
anual es de 3300 mm con distribuciones en mayor precipitación (noviembre a
marzo) y menor precipitación en los demás meses. ALBUJAR (2012) añade a
su informe de tesis registros de 12 meses de precipitación, periodo en que
desarrolló su investigación, los datos fueron registrados por técnicos de la
Universidad Nacional Agraria de la Selva en la subestación pluviométrica de la
microcuenca del río Anda, comprensión del distrito José Crespo y Castillo con
la provincia Leoncio Prado, estos datos registrados alcanzaron 2670.4 mm
durante el periodo de 12 meses (Figura 5).

Figura 5. Precipitación durante el periodo de 12 meses (ALBUJAR, 2012).


26

Según HOLDRIDGE (1987), el área presenta características para


denominarla como bosque muy húmedo Pre-Montano Tropical (bmh-PMT), con
presencia de relieves ondulados, suelos de textura media pesada y árida
comprende las vertientes que van desde Tingo María hasta Aucayacu.

III.1.3. Suelo

Según lo mencionado por ALBUJAR (2012), los suelos del fundo


Tulumayo, tienen la conformación típica de las llamadas llanuras, cuyo relieve
está comprendido entre 1 y 5 % de pendiente, formando zonas homogéneas
con fertilidad baja y arcillosa generalmente propia de selva, que dificultan un
adecuado drenaje en la época de mayor precipitación.

III.1.4. Descripción y antecedentes del vivero

Referente al tipo de suelos, en la parcela antes del vivero, donde


se encuentra establecido una plantación de aguje, ALBUJAR (2012) determinó
el tipo de suelo que es franco arcilloso limoso con la variación del pH entre 5.08
y 5.33, y en la parcela al costado del vivero agroforestal, donde se encuentra el
banco de germoplasma de heliconias, GONZALES (2011) encontró el suelo
tipo franco arcilloso con variaciones de pH entre 5.56, 5.83 y 6.37.

En el ciclo académico del año 2008 – II con alumnos del curso de


valoración de los recursos naturales renovables, se dio inicio a la primera
actividad de recuperar y remodelar el vivero. Presentaba 25 camas de cría de
concreto en completo abandono las cuales fueron hechas por el Proyecto
Especial Alto Huallaga (PEAH) cuando los terrenos pertenecían al INIA (Figura
6). Los alumnos utilizaron materiales como bambú (Dendrucalamus sp.) y hojas
de yarina (Phytelephas macrocarpa) para la construcción de los tinglados y las
camas de cría fueron los que se encontraban anteriormente. En ese mismo año
el vivero pasa a pertenecer a la Facultad de Recursos Naturales Renovables,
siendo recepcionado por el decano Ing. Casiano AGUIRRE; luego en cada ciclo
académico se fueron mejorando en lo que respecta infraestructura y producción
de plantones de calidad.
27

En el año 2009 el fundo Tulumayo (antes CIPTALD), elaboró un


conjunto de cursos con la cual reforzaba las áreas del fundo, en total se
dictaron 13 cursos y dentro de ello se encontraba el de instalación y manejo de
viveros volantes que se desarrolló en el mes de marzo, con la cual se dio
énfasis en la construcción de camas en el vivero, empleando materiales de la
zona como son el bambú y la cañabrava (VARGAS et al., 2009). Este curso
estaba a cargo del Ing. Vicente Pocomucha, Ytavclerh Vargas, Ladislao Ruiz y
Raúl Araujo, catedráticos de la Universidad Nacional Agraria de la Selva.

En el año 2011 el vivero es diseñado para la producción de


plantones en envases de tubetes y bolsas, las cuales en el ciclo académico
2011 – I, los alumnos del curso de economía de los recursos naturales
renovables apoyados en algunas actividades por los trabajadores del CIPTALD,
realizaron actividades sobre elaboración de las camas de cría y colocación de
malla Raschel color verde en los túneles con camas de cría.

En el mismo año (febrero del 2011) Jorge A. PINEDO realiza la


primera investigación en el vivero agroforestal, denominado Ensayo de
germinación de aguaje (Mauritia flexuosa L.f.) en el Centro de Investigación y
Producción Tulumayo anexo la Divisoria (CIPTALD) Tingo María – Perú. A inicio
del año 2012, se comienza a realizar numerosas actividades de investigación
respecto a la producción de plantones en tubetes y bolsas de las especies
bolaina blanca, shaina, caoba y capirona utilizando diferentes sustratos,
investigación encargada por los tesistas Samuel S. PEREZ, Luis TORRES,
Cobden SOTO y Adrián W. FARRO respectivamente.
28

Figura 6. Estado del vivero anteriormente (izquierda) y actualmente (derecha).

III.2. Materiales, equipos e insumos

III.2.1. Material genético

 Esquejes de cucarda.

 Esquejes de cactácea.

 Esquejes de bromelias.

 Esquejes de heliconias.

 Plantones de singley.

III.2.2. Herramientas e insumos

 Martillo.

 Alicate.

 Rastrillo.

 Zaranda.

 Pala cuchara.
29

 Machetes.

 Cavadora.

 Alambre de púa.

 Grapas.

 Calamina.

 Postes de madera para letrina.

 Postes de madera para el alambrado.

 Guano de las islas.

 Aserrín descompuesto.

 Tierra reutilizada de los plantones anteriores.

 Glifosato.

 Cable galvanizado de ¼.

 Malla Raschel color verde 50 %.

 Panel de información.

III.2.3. Equipos e instrumentos de campo

 Mochila para fumigar

 Motosierra

 Sistema de Posicionamiento Global (GPS)

 Cámara fotográfica.

 Cronómetro.

 Carretilla.

III.2.4. Maquinarias

 Camión Dodge 300


30

 Camioneta Toyota

III.2.5. Equipos de gabinete

 Computadora portátil

 Calculadora

III.3. Metodología

III.3.1. Manejo del vivero

Como parte de la formación académica del presente curso, en la


primera semana del ciclo académico el docente del curso realizó la asignación
del área a trabajar, con grupos ya formados por el mismo docente.

III.3.1.1. Limpieza general del vivero

En coordinación con los integrantes del grupo, se ha repartido


similar tamaño para la limpieza del área que abarca el vivero, teniendo en
consideración que las áreas con mayor dificultad y mayor tamaño de malezas
fueran realizadas a cargo de los integrantes del género masculino. Se registró
los respectivos tiempos en culminar las áreas asignadas y la medición de las
dimensiones respectivas.

En áreas donde la maleza presentaba menor tamaño y donde se


utilizó anteriormente material de río como parte de la nivelación del terreno, se
aplicó herbicidas; la aplicación fue realizada por todos los integrantes del grupo
en diferentes oportunidades.

La aplicación de herbicidas fue realizada en tres oportunidades que


también se consideró el tiempo de aplicación.
31

Figura 7. Actividades respecto a la prevención y control de malezas.

III.3.1.2. Transporte mayor de aserrín

Se ha realizado el transporte de aserrín desde las microempresas


ubicadas en el distrito Padre Felipe Luyando (Naranjillo) hasta el sector
Tulumayo, empleando el camión Dodge 300, el carguío se realizó empleando
palanas tipo cuchara.

El aserrín se utilizó en las camas de cría, con la finalidad de


controlar las malezas que no se encuentran utilizando.

III.3.1.3. Preparación de sustrato y llenado de bolsas

Debido a que el vivero presentaba plantones ya pasados para su


establecimiento, se tomó en consideración la reutilización de los sustratos.
Empleando la carretilla, se realizó el transporte de los plantones hacia el galpón
de trabajo, actividad realizada en días sin precipitación, el vaciado de las
bolsas se realizó en días donde presentaba precipitación; seguidamente se
realizó el tamizado de la tierra y del aserrín descompuesto. En la mezcla del
sustrato se utilizó la relación 1:1, utilizando la carretilla como unidad de medida;
32

además se agregó guano de las islas en la relación de que a cada cuatro (04)
carretillas se le agregue un (01) kilogramo.

Se utilizaron bolsas de polietileno de dos dimensiones, la primera


de 8 x 12 pulgadas y la segunda de 9 x 15 pulgadas; con la ayuda de la
carretilla se llevó las bolsas hacia las camas de cría para su posterior repique o
siembra. Se realizó la siembra de las diversas especies ornamentales que
fueron obtenidas en forma de propagación. De todas estas actividades se
registraron los diferentes tiempos para obtener los rendimientos en el presente
informe.

Figura 8. Proceso de llenado y transportes de las bolsas de


polietileno dentro del vivero agroforestal.

III.3.1.4. Actividades en el perímetro del vivero

Seguido a la limpieza general en el área total del vivero, se realizó


el alineado con la orientación del docente, luego se realizó un plateo donde se
hizo los hoyos que se encontraron a cada 01 m entre plantas. Seguidamente se
realizó el alineado cada 4 m para el cercado del perímetro, alcanzando un
número de 64 postes y 8 postes de apoyo en las esquinas.
33

Los postes fueron extraídos de una plantación de capirona


asociadas con aguaje establecidas hace 11 años aproximadamente, la
selección para la tala fue considerando como raleo a las plantas con menor
diámetro de fuste.

Figura 9. Preparación del terreno para el establecimiento de los


esquejes de cucarda como parte del cercado.

III.3.1.5. Colocación de malla Raschel

Primeramente se realizó el cortado de las mallas Raschel a una


dimensión aproximada de 30 m, luego se ha sometido a un proceso de cosido
manual y finalmente se ha estirado la malla para la sujeción con el alambre
galvanizado.

III.3.1.6. Elaboración de relleno sanitario

Primeramente se realizó el hoyo para el pozo séptico,


seguidamente se realizó cortes en la madera, colocación de los parantes y
finalmente el techado.
34

III.3.2. Determinación de rendimientos del recurso humano por


actividad

Para determinar los diferentes rendimientos de las actividades


realizadas, se ha tenido que utilizar el cronómetro por cada actividad realizada.
Estos datos fueron registrados secuencialmente para el proceso en la etapa de
gabinete.

III.3.3. Determinación de los costos por cada actividad

Uno de las actividades donde se tenía que tener mucho cuidado,


ya que los precios dependen de las fechas, las instituciones o tipos de
empresa, entre otros, para ello se ha tenido que recurrir a los lugares donde se
encontraban el producto para averiguar el precio y determinar la inversión
realizada en el manejo y mantenimiento del vivero.

En caso de considerar la deprecición de equipos, herramientas y


maquinarias, se considerará la fórmula:

Donde:

D : Depreciación (nuevos soles/hora)

H : Horas laboradas por día (6.8 horas/día)

VU : Tiempo de vida útil (años)

d : Días laborables durante un año (260 días/ año)

III.3.4. Análisis de los resultados

Con los datos obtenidos durante toda la época de haberse


realizado las prácticas, se ha introducido a la hoja de cálculos Ms Excel para
determinar el promedio y porcentajes de los datos.
35

IV. RESULTADOS y DISCUSIÓN

IV.1. Rendimiento del recurso humano por cada actividad en el vivero


agroforestal

Se encontró mayor rendimiento en la actividad del traslado y


acomodo de 188.72 bolsas por cada hora y el menor rendimiento en la
construcción de la letrina debido a que la unidad de medida es en metros
cuadrados y además se incluye la parte del techado, colocación de los postes
(Cuadro 2). Resaltando que la parte construcciones genera menor rendimiento
en comparación a las actividades que se realiza como parte de la producción
de plantones.

Cuadro 2. Rendimientos por actividad en el manejo y mejoramiento del vivero


agroforestal sembrando futuro.

Tiempo Rdto
Actividad Unidad Cantidad
(hora) (unid/h - h)
Limpieza general del área m2 1957.75 40.76 48.03
Aplicación de herbicida litro 96 3.67 26.18
Transporte mayor de aserrín m3 7.53 5.53 1.361
Preparación de sustrato Carretilla 21.5 5.70 3.772
Desembolsado Bolsas 90 8.48 10.61
Vaciado de tubetes Tubetes 144 1.53 93.91
Llenado de bolsas Unidad 453 18.88 24.00
Traslado y acomodo de bolsas Unidad 453 2.40 188.72
Alineado del perímetro m 254 1.58 160.42
Plantación en el perímetro singley Unidad 88 3.11 28.27
Extracción de poste Unidad 80 3.50 22.86
Elaboración de hoyos Unidad 67 12.88 5.20
Plantado de postes Unidad 66 11.48 5.75
36

Colocación de alambre 5 hilos m 254 17.98 14.12


Cosido de malla Raschel m 128 15.03 8.51
2
Estirado de mala Raschel m 480 9.70 49.50
Estirado de cable galvanizado m 142 11.00 12.91
Elaboración de pozo séptico m3 2.16 1.56 1.38
Infraestructura del baño m2 1.44 9.74 0.15

Conocer los rendimientos en cada actividad que se genera durante


el manejo del vivero, hace mayor enfoque SOLANO (1978) al definir como la
técnica para establecer el tiempo estándar aceptado para desarrollar una tarea
determinada basada en la proporción del contenido del trabajo del método
propuesto, sin dejar de tomar en cuenta las tolerancias por fatiga y retrasos
inevitables.

Los estudios de tiempos tienen por objeto, determinar el tiempo


que debe asignarse a una persona conocedora de su trabajo, para realizar una
tarea. Este tiempo no tendrá ningún valor si no corresponde a un método de
trabajo establecido, y además ha de ser justo y equitativo, tanto para el
operario que trabaja como para la empresa que paga por ello en compensación
(RUIZ, 1977).

La organización del trabajo tiene por fin determinar y aplicar los


métodos de trabajo más racionales, es decir los que permitan el mejor
rendimiento técnico y económico (AGÜERO, 1984).

Conocer los rendimiento por cada actividad en el vivero es de


mucha importancia debido a que de esa manera se da mayor enfoque a ciertas
actividades, pero para determinar hay que tener una secuencia en el estudio
como determina DE VEGA (1999), en la primera fase de estudio del trabajo lo
enfoca en la observación, es decir en la comprobación de los hechos; la
observación del trabajo comprende el análisis de los fenómenos, su medida y
representación en forma fácil de interpretar.

IV.2. Costos por actividad en el vivero agroforestal


37

La depreciación de las herramientas, equipos y maquinarias,


alcanzaron un costo total de S/. 174.76, siendo más representativa en la
depreciación de maquinarias por el transporte (Cuadro 3).

Cuadro 3. Costos fijos incurridos en la mejora y mantenimiento del vivero


agroforestal sembrando futuro.

Costo
Sub total
Costos fijos Unidad Cant. unitario Total (S/.)
(S/.)
(S/.)
Depreciación
Maquinaria 150
Camión Flete 1 100 100
Camioneta Flete 1 50 50
Equipos 14.11
GPS - GARMIN Alquiler 1 10 10
Mochila de fumigar Horas 1 0.23 0.230
Motosierra Husqvarna Horas 1 0.57 0.574
Cámara fotográfica Horas 4 0.60 2.390
Cronómetro Horas 20 0.05 0.919
Herramientas 10.65
alicate Horas 5 0.03 0.165
Rastrillo Horas 15 0.03 0.441
Machete Horas 40.76 0.11 4.514
wincha (5m) Horas 3 0.09 0.276
Martillo Horas 4.6 0.02 0.085
Zaranda Horas 3 0.04 0.110
Pala plana Horas 4.2 0.03 0.135
Carretilla Horas 18 0.22 3.971
Cavadora Horas 22 0.03 0.768
wincha(50m) Horas 2 0.09 0.184
TOTAL 174.76

Debido a que los costos fijos presentan variación ya sea por el


mayor uso de las maquinarias, equipos o materiales así como lo citan
ALDRICH y BARTOK (1992), HUMMERT (1993) y HAHN (1992) afirmando que
38

los costos de construcción varían considerablemente entre diferentes tipos de


estructuras, y comúnmente son referidos por área de producción (Cuadro 1), ya
que algunos productores prefieren instalar su propia estructura, mientras que
otros con menos experiencia recurren a contratistas comerciales.

Por otro lado los mismos autores añaden que es importante


proporcionar a los contratistas el mismo detalle de las especificaciones
requeridas, de forma tal que las ofertas sean amplias y comparables.

En la parte de los costos variables se ha requerido una mayor


mano de obra en lo que respecta la limpieza general del vivero con 127.38
nuevos soles, y el menor costo fue incurrido por el jornal en realizar el vaciado
de los tubetes como arte de la reutilización de los sustratos (Cuadro 4).

Cuadro 4. Costos variables incurridos en la mejora y mantenimiento del vivero


agroforestal sembrando futuro.

Costo
Sub total
Actividad Unidad Cantidad unitario
(S/.)
(S/.)
Limpieza general del área Jornal 5.10 25.00 127.38
Aplicación de herbicida Jornal 0.46 25.00 11.46
Transporte mayor de aserrín Jornal 0.69 25.00 17.29
Preparación de sustrato Jornal 0.71 25.00 17.81
Desembolsado Jornal 1.06 25.00 26.50
Vaciado de tubetes Jornal 0.19 25.00 4.79
Llenado de bolsas Jornal 2.36 25.00 58.99
Traslado y acomodo de bolsas Jornal 0.30 25.00 7.50
Alineado del perímetro Jornal 0.20 25.00 4.95
Plantación en el perímetro singley Jornal 0.39 25.00 9.73
Extracción de poste Jornal 0.44 25.00 10.94
Elaboración de hoyos Jornal 1.61 25.00 40.26
Plantado de postes Jornal 1.44 25.00 35.89
Colocación de alambre 5 hilos Jornal 2.25 25.00 56.20
39

Cosido de malla Raschel Jornal 1.88 25.00 46.98


Estirado de mala Raschel Jornal 1.21 25.00 30.30
Estirado de cable galvanizado Jornal 1.38 25.00 34.38
Elaboración de pozo séptico Jornal 0.20 30.00 5.85
Infraestructura del baño Jornal 1.22 25.00 30.43
Costo total (nuevos soles) 577.62

En comparación de costos en jornales e infraestructura, BRENES


(2004) determinó los costos y rendimientos del proceso productivo en plántulas
de teca (Tectona grandis) en el vivero de la Empresa Prime Forestry Panamá
S. A. El estudio permitió determinar que se requiere un máximo de 2 308
jornales, los cuales tuvieron un monto de $16 109.78, para la producción de 1
018 080 plántulas. Además se determinó que los materiales para la
construcción de la infraestructura tuvieron un valor de $ 43 774.82. Con el
estudio se pudo determinar que al final de la producción, cada árbol tuvo un
costo de producción de $ 0.14.

Por otra parte al momento de realizar la infraestructura con


materiales de la zona, es un factor importante porque permite reducir los costos
de instalación es decir que los costos de construcción de un vivero varían
considerablemente entre diferentes tipos de estructuras, y comúnmente son
referidos por área de producción comentado por LANDIS (1995), y por tratarse
de un vivero temporal. Otro factor importante es el número de especies que se
produce tal como lo menciona PNUMA (2000), a mayor número de especies se
incrementan los costos de producción, como es este caso.

El análisis de los costos es muy variable ya que va pender de


muchos factores y hay que tener la certeza de haber incluido todos los
aspectos en la estimación de costos. NELSON (1991) afirma que muchos
constructores sin experiencia consideran únicamente la estructura básica y se
olvidan de otros costos asociados para el establecimiento y operación del
vivero. Por ejemplo, el costo de un invernadero estándar de doble capa puede
ser cotizado en US$ 16.14/m2 (US$ 1.50/pie2). No obstante, este costo no
incluye mano de obra, equipo para el control ambiental, instalación eléctrica y
40

plomería, lo cual incrementa el costo a US$ 58/m2 o hasta $US 84/m2 (US$
5.40/pie2 a USD 7.86/pie2). Finalmente, hay que añadir el costo del terreno,
construcciones de servicio, caminos y estacionamientos, con lo cual el costo se
puede incrementar todavía entre un 30 a 45 %.
41

V. CONCLUSIONES

1. El mayor rendimiento se registró en la actividad del traslado y acomodo


de bolsas por cada hora y el menor rendimiento en la construcción de la
letrina, reafirmando que las labores a realizar en infraestructura generan
menor rendimiento que las actividades de manejo del vivero.

2. El costo fijo en lo que respecta a maquinarias es superior a los costos


incurridos en el uso de herramientas y equipos utilizados como parte del
manejo y mantenimiento del vivero.

3. Respecto a los costos variables, se encontró un mayor requerimiento de


mano de obra para realizar labores de limpieza general del vivero, y el
menor costo fue incurrido por las labores de reutilización de los sustratos
para la producción de plantones.
42

VI. RECOMENDACIONES

 Para los técnicos encargados del manejo de viveros, se debe tener


mayor enfoque en el aspecto sobre la planificación de actividades y
coordinación entre el personal, técnicos y empresarios de todas las
labores a realizar dentro del vivero, para que no haya desperdicio de
mano de obra y la producción de plantones sea de alta calidad y un
costo rentable.

 Para que un estudio respecto a los tiempos de las actividades, se debe


considerar el estado de las maquinarias, equipos y herramientas, las
cuales limitan o merman realizar las diversas actividades.

 Los productores de plantones que se encuentran ubicados cerca de las


ciudades, deben dar mayor preferencia a la producción de plantones
ornamentales nativas, debido a la demanda que existe ya que los
plantones forestales se encuentran limitadas para su venta por el motivo
de que los proyectos de reforestación regalan plantones y el poblador no
valora el costo que éstos tienen.
43

VII. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ALDRICH, R.A., BARTOK, J.K. 1992. Greenhouse engineering. Bulletin


NRAES-33. Ithaca, NY: Cornell University, Northeast Regional
Agricultural Engineering Service. 203 p.

AGRORURAL. 2012. Programa De Desarrollo Productivo Agrario Rural. [En


línea]: Agrorural.gob.pe, (http://www.agrorural.gob.pe/#, documentos,
documentos, 18 Jul. 2012).

AGÜERO, G.A. 1984. Modelo diagnóstico para la evaluación de viveros


forestales. Tesis Bachiller. Cartago, Costa Rica, ITCR. 130 p.

ALBUJAR, Y. 2012. Caracterización biométrica del aguaje (Mauritia flexuosa


L.f.) bajo la aplicación de abonos orgánicos en suelos temporalmente
inundados. Tesis Ing. Recursos Naturales Renovables. Tingo María,
Perú. Universidad Nacional Agraria de la Selva. 114 p.

ANDINA. 2012. MINAG y comunidad de Incahuasi implementan vivero forestal


para reforestación. [En línea]: Andina.com.pe,
(http://www.andina.com.pe/Espanol/Noticia.aspx?id=Rw7S3+W+YSw=,
documentos, 18 Jul. 2012).

BRENES, J. 2004. Determinación de los costos y rendimientos del proceso


productivo en el vivero forestal de teca (Tectona grandis) de la empresa
Prime Forestry S.A. Instituto Tecnológico de Costa Rica. Provincia de
Chiriquí, Panamá. 137 p.

DE VEGA, A. 1999. Estudio de costos y rendimientos en el vivero forestal del


Instituto Tecnológico de Costa Rica. Tesis Bachiller. Cartago, Costa
Rica, ITCR. 75 p.
44

DÍAZ, W. 2007. Proyecto FAO. Manejo sustentable de ecosistemas forestales


de la cuenca Los Pericos – Manantiales. Cartilla Nº 9, Buenas prácticas
forestales, Vivero Forestal.

FLORES, L. 1996. Boletín técnico, manejo de viveros y plantaciones


forestales. Universidad Nacional Agraria de la Selva. Tingo María,
Perú.

FONDEBOSQUE. 2005. Boletín informativo Nº 17 enero del 2005. [En línea]:


Fondebosque, (http://www.fondebosque.org.pe/, documentos, 30 de
Abr. 2008).

GONZALES, W.J. 2011. Evaluación del efecto de guano de islas en el


crecimiento de guaba (Inga edulis C. Martius) y pino chuncho
(Schizolobium parahyba (Velloso) Blake var. Amazonicum (Huber ex
Ducke) Barneby) asociados con especies del género Heliconia Tesis
Ing. Recursos Naturales Renovables. Tingo María, Perú. Universidad
Nacional Agraria de la Selva. 114 p.

HAHN, P.F. 1992. Practical guidelines for developing containerized nursery


programs. In: Guldin, R.W.; Barnett, J.P., eds. Proceedings of the
Southern Containerized Forest Tree Seedlings Conference; 1981
August 25- 27;Savannah, GA. Gen. Tech. Rep. SO-37. New Orleans:
USDA Forest Service, Southern Forest Experiment Station: 97- 100.

HOLDRIDGE, R. 1987. Ecología basada en zonas de vida. 3 ed. San José,


Costa Rica, Servicio editorial IICA. 216 p.

HUMMERT, P. 1993. Personal communication and sales catalog. St. Louis,


MO: Hummert International. 448 p.

INSTITUTO NACIONAL DE TECNOLOGÍA AGROPECUARIA (INTA). 2000. El


vivero forestal. Guía para el diseño y producción de un vivero forestal
de pequeña escala de plantas en envase. Estación Experimental
Agropecuaria Santiago del Estero, Argentina.
45

LANDIS, D. 1995. Manual de viveros para la producción de especies


forestales en contenedor. Volumen 1. Planeación, establecimiento y
manejo del vivero. Capítulo 1, 2 y 3. [En línea]: Rngr.net,
(http://www.rngr.net/Publications/ctnm/Folder.2003-05-16.0335/PDF.20
04-07-16.1726/file, documentos, 19 Jul. 2000).

MÉNDEZ, M. 1999. Teoría de la producción y los costos. [En línea]:


Monografías.com, (http://www.monografias.com/trabajos/tprodcost/
tprodcost.shtml, documentos, 9 Jul. 2012).

MURILLO, O., GALLEGOS, A., BADILLA, Y. 2003. Calidad en el


establecimiento de plantaciones forestales. Cartago, Costa Rica, Taller
de publicaciones del ITCR. 38 p.

NELSON, P.V. 1991. Greenhouse Operation and Management. Englewood


Cliffs, NJ: Prentice-Hall. 612 p.

PEDENOVI, A. 2004. Producción en viveros forestales. Ministerio de la


Producción, Recursos Naturales, Forestación y Tierras. Dirección
General de Agencias de Desarrollo Regional. Santiago de Estero,
Argentina.

PRIETO, G. 1997. Administración y manejo de viveros, producción de material


vegetal y asistencia técnica forestal en la ciudad capital. Bogotá,
Colombia. [En línea]: Colciencias.gov., (http://www.colciencias.gov.co/
conif/conifpry.htm, documentos, 15 Ago. 2004).

PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL MEDIO AMBIENTE


(PNUMA). 2002. Oficina regional para el desarrollo de América latina
y el Caribe. Manual técnico de plantaciones forestales. Cajamarca,
Perú.

ROJAS, F. 2001. Viveros Forestales. San José, Costa Rica, EUNED. 248 p.

RUANO, R. 2003. Viveros forestales. Manual de cultivos y proyectos. Madrid,


España, Mundi- Prensa. 281 p.
46

RUIZ, R. 1977. Cómo calcular lo s tiempos de trabajo. Bilbao, España.


Ediciones Deusto. 169 p.

SOLANO, J. 1978. Ingeniería de producción: métodos y tiempos. Cartago,


Costa Rica. Editorial Tecnológica del Instituto Tecnológico de Costa
Rica. 124 p.

VALERIA Z, P. 2004. Costos. Área de capacitación de la Universidad Santo


Tomás de Puerto Montt. [En línea]: U.S.T.Puerto Montt.gob.org,
(http://www. UST.Puerto Montt.gob.org/publicaciones. 20 Abr. 2006).

VARGAS, Y., MUÑOZ, J., PALOMINO, F. 2009. Programa de cursos de


capacitación 2009. Centro de Investigación y Producción Tulumayo
Anexo la Divisoria, Universidad Nacional Agraria de la Selva CIPTALD
- UNAS. 31 p.

WWF. 2001. Manual de producción ecológica de plantas forestales


autóctonas. El buen sembrador. Madrid, España.
47

VIII. ANEXOS
48

Anexo I Panel fotográfico

Figura 10. Limpieza de las camas de cría en el vivero.

Figura 11. Alineado del perímetro del vivero para el


establecimiento de singley.
49

Figura 12. Alineado para delimitación del perímetro del vivero.

Figura 13. Plantación del cerco vivo singley.


50

Figura 14. Aserrío de la madera de capirona para obtener


postes para el alambrado.

Figura 15. Descarga de aserrín fresco para ser colocado en las


camas de cría.
51

Figura 16. Colocación de malla Raschel color verde.

Figura 17. Panel informativo del vivero agroforestal.


52

Cuadro 5. Viveros forestales de Alta Tecnología en el Perú.

Departamento Provincia Distrito Localidad Nombre del Vivero Especialista Teléfono


VFAT DE
Ing. Adriel 083-
Apurimac Andahuaylas Talavera Chumbibamba Chumbibamba -
Nuñez 422086
Andahuaylas
San Ing.
CANAAN 066-
Ayacucho Huamanga Juan VFAT DE Ayacucho Gualberto
BAJO 313848
Bautista Villar
Mariscal LA VFAT DE LA Ing. Enrique 067-
Huancavelica Huancavelica
Cáceres MEJORADA Mejorada Conde 453178
Ing. Patricia 074-
Lambayeque Chiclayo Picsi PICSI VFAT La Florida
Ocampo 607094
Fuente: AGRORURAL (2012).

Cuadro 6. Viveros forestales del país.

Nombre del Especialis Teléfon


Departamento Provincia Distrito Localidad
Vivero ta o
VV Ing.
RODRIGUEZ 041-
AMAZONAS SAN NICOLAS MENDOZA INSTITUCIONAL Adriano
DE MENDOZA 791106
HUAYABAMBA Davila
VV.
INDEPENDEN INSTITUCIONAL Ing. Martin 043-
ANCASH HUARAZ QUINUACOCHA
CIA QUINUACOCHA Simbaña 421101
DE HUARAZ
VV.
Ing. Martin 043-
ANCASH BOLOGNESI CHIQUIAN CHIQUIAN INSTITUCIONAL
Simbaña 421101
DE CHIQUIAN
VV
INSTITUCIONAL Ing. Martin 043-
ANCASH CARHUAZ MARCARA MARCARA
SAN ISIDRO DE Simbaña 421101
MARCARA
VV.
Ing. Martin 043-
ANCASH PALLASCA CABANA CABANA INSTITUCIONAL
Simbaña 421101
PASHAS
V.V.
INSTITUCIONAL Ing. Adriel 083-
APURIMAC ABANCAY TAMBURCO MAUCACALLE
CARLOS DE Nuñez 422086
MAUCACALLE
VV.
ANDAHUAYLA SAN Ing. Adriel 083-
APURIMAC BARRIO TEJAMOLINO INSTITUCIONAL
S JERONIMO Nuñez 422086
TEJAMOLINO
V.V.
INSTITUCIONAL Ing.
066-
AYACUCHO HUANTA HUANTA HUANTA SUPERIOR Gualberto
313848
TECNOLOGICO Villar
DE HUANTA
Ing.
V.V.INSTITUCION 066-
AYACUCHO LA MAR AMBO VIZCACHAYOCC Gualberto
AL DE TAMBO 313848
Villar
VV. Ing.
076-
CAJAMARCA CAJAMARCA CAJAMARCA TARTAR CHICO INSTITUCIONAL Filologo
365040
TARTAR CHICO Gozar
VV. Ing.
076-
CAJAMARCA CAJABAMBA CAJABAMBA PARUBAMBA INSTITUCIONAL Filologo
365040
PARUBAMBA Gozar
CAJAMARCA CELENDIN CELENDIN EL MILAGRO VV. Ing. 076-
INSTITUCIONAL Filologo 365040
53

EL MILAGRO Gozar
V.V.
Ing.
YANAYACU - LA INSTITUCIONAL 076-
CAJAMARCA JAEN JAEN Filologo
GRANJA LA GRANJA - 365040
Gozar
YANAYACU
VV Ing.
076-
CAJAMARCA CONTUMAZA Contumaza LANCHICOT INSTITUCIONAL Filologo
365040
EL SALARIO Gozar
VV. Ing.
076-
CAJAMARCA SAN PABLO SAN PABLO Totora INSTITUCIONAL Filologo
365040
TOTORAPAMPA Gozar
VV. Ing.
076-
CAJAMARCA SANTA CRUZ SANTA CRUZ SANTA CRUZ INSTITUCIONAL Filologo
365040
SANTA CRUZ Gozar
VV
Ing.
INSTITUCIONAL 076-
CAJAMARCA GRAN CHIMU LUCMA CUYNA Filologo
EL CHORRILLO - 365040
Gozar
LUCMA
VV.
Ing. Hugo 084-
CUSCO ANTA ANTA PACCA INSTITUCIONAL
Casas 241404
DE PACCA
VV.
INSTITUCIONAL Ing. Hugo 084-
CUSCO CANCHIS SICUANI MOJONSUYO
Q'APAC Q`EUÑA Casas 241404
- SICUANI
VV. Ing.
HUANCAVELI HUANCAVELI 067-
ASCENCION TOTORAL CHICO INSTUCIONAL Enrique
CA CA 453178
TOTORAL Conde
VV.
Ing.
HUANCAVELI PUEBLO VIEJO - INSTUCIONAL 067-
ACOBAMBA ACOBAMBA Enrique
CA CHORRILLOS PUEBLO VIEJO - 453178
Conde
MAMACONA
VV.
Ing.
HUANCAVELI INSTITUCIONAL 067-
ANGARAES LIRCAY LIRCAY Enrique
CA PERSEVERANCI 453178
Conde
A
VV. Ing.
HUANCAVELI DANIEL 067-
TAYACAJA ATOCC INSTITUCIONAL Enrique
CA HERNANDEZ 453178
DE ATOCC Conde
VV.
San Rafael- INSTITUCIONAL Ing. Juan 062-
HUANUCO AMBO Ambo
Ambo SAN RAFAEL- Centurion 516847
AMBO
VV.
DOS DE INSTITUCIONAL Ing. Juan 062-
HUANUCO Ripan Ripan - Dos de Mayo
MAYO RIPAN - DOS DE Centurion 516847
MAYO
VV.
INSTITUCIONAL
Llata - Ing. Juan 062-
HUANUCO HUAMALIES El Porvenir - Llata EL PORVENIR -
Huamalies Centurion 516847
LLATA -
HUAMALIES
064-
V.V.
Ing. Daniel 253923
JUNIN HUANCAYO PUCARA RAQUINA INSTITUCIONAL
Torpoco / 064-
CUSI PUNCHAO
244105
044-
V.V.
Ing. Primo 441687
LA LIBERTAD OTUZCO AGALLPAMPA MOTIL INSTITUCIONAL
Rivas / 044-
MOTIL
440108
V.V. 044-
SANCHEZ HUAMACHUC INSTITUCIONAL Ing. Primo 441687
LA LIBERTAD HUAMACHUCO
CARRION O DE Rivas / 044-
HUAMACHUCO 440108
044-
Vivero Forestal
STGO. DE STGO. DE Ing. Primo 441687
LA LIBERTAD AÑACOPAMPA Institucional
CHUCO CHUCO Rivas / 044-
AÑACOPAMPA
440108
044-
Vivero
Ing. Primo 441687
LA LIBERTAD PATAZ TAYABAMBA GOCHIRCA Institucional
Rivas / 044-
Gochirca
440108
54

VV.
SANTA INSTITUCIONAL Ing. Allen 348-
LIMA HUAROCHIRI CASHAHUACRA
EULALIA DE Basurto 1308
CASHAHUACRA
V.V
SECTOR SNTA. ROSA Ing. Allen 348-
LIMA HUARAL CHANCAY INSTITUCIONAL
- CHANCAY Basurto 1308
DE CHANCAY
064-
V.V.
SAN PABLO DE Ing. Daniel 253923
PASCO PASCO TICLACAYAN INSTITUCIONAL
TICLACAYAN Torpoco / 064-
DE TICLACAYAN
244105
064-
V.V.
DANIEL A. VILCABAMBA/JUNIPA Ing. Daniel 253923
PASCO YARUSYACAN INSTITUCIONAL
CARRION LCA Torpoco / 064-
DE JUNIPALCA
244105
Ing.
V.V. RADIO 074-
PIURA AYABACA AYABACA AYABACA Patricia
CAMPESINA 607094
Ocampo
VV. Ing.
HUANCABAM HUANCABAMB 074-
PIURA QUISPAMPA BAJO INSTITUCIONAL Patricia
BA A 607094
HUANCABAMBA Ocampo
VV. Institucional Ing. Roger 051-
PUNO Melgar Ayaviri Ayaviri
de Ayaviri Rticse 369197
VV. Institucional Ing. Roger 051-
PUNO Moho Moho Moho
Trapiche Rticse 369197
VV. Institucional
Ing. Roger 051-
PUNO Puno Chucuito San Juan de Potojani San Juan de
Rticse 369197
Potojani
V.V.
Ing. Roger 051-
PUNO AZANGARO AZANGARO AZANGARO INSTITUCIONAL
Rticse 369197
AZANGARO
VV.
Ing. Roger 051-
TACNA TARATA TARATA Pucara Nuevo INSTITUCIONAL
Rticse 369197
"Pucara Nuevo"
Fuente: AGRORURAL (2012).