You are on page 1of 2

Tipos de Novela en la Edad Media:

Destacan en la Edad Media tres géneros novelescos, a saber:

1. Provenzal:
Se originó en la poesía del siglo XI y XII y, con el desarrollo y la difusión de
las composiciones de los trovadores, inspiró el ascenso de la literatura en
lengua vulgar en la Europa medieval. A pesar de la disminución del uso
oficial de este idioma a partir del Renacimiento, nunca se interrumpió su uso
literario a tal punto que conoció un primer renacimiento calificado de "Siglo
de oro" por Pierre Bec y que Felip Gardy habla de "Barocos occitanos" al
referirse a los autores abarcados entre los siglos XVI y XVIII.}
También ha estado dio origen al romance (del inglés, romance)
o román (del francés roman) suele utilizarse, en la actual teoría de la
literatura, para hacer referencia a un relato extenso de ficción, normalmente
en prosa, que se diferencia de la novela porque presenta un mundo
imaginario en el que los personajes y situaciones pertenecen a la esfera de
lo maravilloso y lo insólito.

2. Novela Caballeresca:
A lo largo de la Edad media, se produjeron múltiples transformaciones sociales,
la nobleza deja de ser una clase social bárbara, cuya mentalidad se centra solo en la
guerra y la conquista, para convertirse en una aristocracia refinada, con ideales tales
como la heroicidad y el amor. Esta transformación social se reflejó en la evolución
literaria que se originó en este periodo y que dio lugar al origen de la novela. De la
tradición narrativa basada en la inspiración artúrica surgen los libros de caballerías que
tuvieron una gran acogida hasta el siglo XII.
De los libros de caballerías podemos extraer las siguientes características.
Estos libros narran las hazañas fantásticas e increíbles de un
caballero, como personaje principal, considerado un héroe, cuyo
origen viene de un nacimiento épico y extraordinario; las cualidades
de este personaje son inverosímiles y fantásticas, tales como una
fuerza sobrenatural, el don de la magia y es mitificado como un
personaje omnipotente e invencible. Los libros de caballerías sitúan
la historia en lugares lejanos y exóticos, recreando escenarios
fantásticos y en un tiempo no contemporáneo, sino en épocas
lejanas e incluso míticas. En el trasfondo de las historias de
caballeros aparecen seres irreales con los cuales debe luchar, tales
como dragones, serpientes gigantes, brujas y gigantes, de los cuales
siempre sale victorioso. Y en sus aventuras suelen aparecer
personajes secundarios, los cuales ofrecen su ayuda tales como
enanos, o magos. Resultan libros muy extensos llenos de aventuras
fantásticas, en las cuales siempre se abren nuevos caminos para
que el héroe salga victorioso de toda gesta.
3. Cantar de Gesta:
Cantar de gesta es el nombre dado a la epopeya escrita en la Edad Media o a una
manifestación literaria extensa perteneciente a la épica que narra las hazañas de
un héroe cuyas virtudes representan modelos para un pueblo o colectividad durante
el Medievo.
En los siglos XI y XII, los juglares divulgaban oralmente los cantares de
gesta, debido al analfabetismo de la sociedad de la época (véase Mester
de juglaría). Aunque su longitud varía entre los 2.000 y los 20.000 versos,
como media no solían exceder los 4.000. Esta cantidad de versos ya
suponía que el juglar que lo recitaba en público tuviera que fragmentar
su relato en más de una jornada. Esto parece demostrarse por la
existencia de determinados pasajes (de entre 20 y 90 versos) en los que
se hace un resumen de lo anteriormente acontecido, probablemente para
refrescar la memoria del auditorio o introducir en el relato a los nuevos
espectadores. Los cantares se agrupaban en tiradas variables de versos, que se
relacionaban por tener la misma asonancia al final de cada verso y por constituir una unidad
de significado, a menudo anunciado en la tirada anterior.
Sin embargo, si estos cantares de gesta han llegado hasta nuestros días, se debe a que se
realizaron copias manuscritas de ellos. En general estas copias son bastante más tardías
que las propias canciones. Estos cantares eran recitados por los juglares.