Вы находитесь на странице: 1из 19

Guerra de cuarta generación

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
La llamada Guerra de cuarta generación es una denominación dentro de la
doctrina militar estadounidense que comprende a la Guerra de guerrillas, la
Guerra asimétrica, la Guerra de baja intensidad, la Guerra Sucia, el Terrorismo
de Estado u operaciones similares y encubiertas, la Guerra popular, la Guerra
civil, el Terrorismo y el Contraterrorismo, además de la Propaganda, en
combinación con estrategias no convencionales de combate que incluyen la
Cibernética, la Población civil y la Política. En este tipo de guerras no hay
enfrentamiento entre ejércitos regulares ni necesariamente entre Estados, sino
entre un estado y grupos violentos o mayormente entre grupos violentos de
naturaleza política, económica, religiosa o étnica..

Origen
El término se originó en 1989 cuando William Lind y cuatro oficiales del Ejército
y del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos, titularon un
documento: "El rostro cambiante de la guerra: hacia la cuarta generación". Ese
año, el documento se publicó simultáneamente en la edición de octubre del
Military Review y la Marine Corps Gazette. Está relacionada con la guerra
asimétrica y la guerra contraterrorista

Lind, siguiendo a otros teóricos, estructuró la guerra moderna en cuatro


generaciones o fases:

Combate de la Dominica en la Guerra de la Independencia de Estados Unidos,


la primera generación de guerras.
1- Primera Generación: Se inicia con las armas de fuego y la formación de
ejércitos profesionales al servicio de los estados en reemplazo de milicias
mercenarias al mando de diversos poderes en un mismo país, la búsqueda de
un mayor poder de fuego llevara a la industrialización de la guerra.1 Alcanzan su
cúspide con las Guerras Napoleónicas. Destacan como ejemplos:

Guerra de Sucesión Española


Guerra de los Siete Años
Guerra de Independencia de Estados Unidos
Guerras Napoleónicas
Guerras de independencia hispanoamericanas
Guerra de Secesión

Primera Guerra Mundial, ejemplo de guerra de segunda generación.


2- Segunda Generación: Se inicia con la industrialización y la mecanización, su
elemento fundamental es la capacidad de movilización de grandes ejércitos y el
uso de maquinaria bélica. El desarrollo de un mayor poder de fuego provocó que
se usaran trincheras como medio de protección de los soldados, provocando las
llamadas guerras de desgaste. La Primera Guerra Mundial sería la cúspide de
este tipo de guerra. En esta etapa las bajas civiles son minoritarias, provocadas
como consecuencias secundarias de los combates y el destinar todos los
recursos al esfuerzo bélico. Destacan como ejemplos:

Guerra de los Boer


Primera Guerra Mundial
Guerra Greco-Turca
Guerra Iran-Irak

Israel se basa en su superioridad militar para atacar a países enemigos, un


ejemplo de la Tercera Generación de guerras, en la imagen la guerra contra el
Líbano.
3- Tercera Generación: Se inicia con la guerra relámpago o Blitzkrieg del ejército
alemán, durante la Segunda Guerra Mundial. Surgió producto de la
mecanización de los ejércitos (particularmente la invención de los tanques en la
Gran Guerra) para romper el estancamiento de la guerra de trincheras. Se basa
en la velocidad y sorpresa de un ataque, en la base de una superioridad
tecnológica sobre el enemigo, impidiendo cualquier ejecución de defensa
coordinada del atacado, el ataque se funda en la concentración de fuerzas
aéreas y terrestres coordinadas, en la interrupción de comunicaciones del
enemigo y en el aislamiento logístico de sus defensas, causando un intencional
impacto psicológico aterrador, en esta etapa se ataca masivamente a los civiles
para impedir que estos sostengan la industria bélica que necesita el enemigo
para continuar la guerra. La Blitzkrieg fue usada por EE.UU. en la Invasión de
Iraq de 2003 y por Israel en la Guerra del Líbano de 2006. Los resultados de
dichos conflictos cuestionan la efectividad moderna de este tipo de guerra.
Destacan como ejemplos:
Segunda Guerra Mundial
Guerra del Golfo
Guerra del Líbano de 2006
4- Cuarta Generación: Al basarse la generación anterior en la superioridad
tecnológica llega a surgir un gran poder de ataque militar. La única forma sensata
de intentar enfrentar es el uso de fuerzas irregulares ocultas que ataquen
sorpresivamente al enemigo, tratando de provocar su derrota al desestabilizar a
su rival, es decir, con el uso de tácticas no convencionales de combate. En estas
tácticas las grandes batallas desaparecen casi por completo, solo sucediendo
cuando la fuerza irregular se atrinchera en un centro urbano y la fuerza regular
impide su escape, produciéndose una batalla urbana, como en el caso de Faluya
(lo que aumenta el daño a civiles). En esta etapa el ataque a civiles es esencial
para ambas partes, el enemigo más débil ataca los civiles para negarle apoyo y
debilitar la posición del rival. Para el más fuerte el buscar al enemigo oculto
implica encontrar y acabar de cualquier manera con el rival oculto sin importar el
coste de vida civiles.2 Destacan como ejemplos:

Guerra de Vietnam
Guerra de Afganistán (1978-1992)
Guerras Yugoslavas

En 1991 Martín Van Creveld publicó La Transformación de la Guerra obra que le


daría cuerpo intelectual a la Guerra de Cuarta Generación. Básicamente la
primera generación se basa en movilizar la mano de obra, la segunda en el poder
de fuego y la tercera en la libertad de maniobra.3
https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_cuarta_generaci%C3%B3n

GUERRA DE SUCESIÓN ESPAÑOLA


Guerra que enfrentó a Felipe de Borbón, con el Archiduque Carlos de Austria,
por la posesión del trono español tras la muerte sin descendencia de Carlos II de
Habsburgo. Felipe de Borbón era apoyado por Francia y parte de España fiel a
él. El Archiduque Carlos, en cambio, era apoyado por el Reino Unido, el Imperio
Austríaco, Holanda, Portugal, parte de España y otros Estados menores. Una de
las principales causas de esta guerra, radica en el miedo de las potencias
europeas a una alianza entre Francia y España, que podría materializarse si
Felipe de Borbón subiese al trono español. Finalmente, la guerra concluyó con
la victoria del candidato Borbón, y la aceptación de éste por las otras potencias
europeas con la firma del Tratado de Utrecht, que, entre otras cosas, impedía
una unión dinástica entre España y Francia, disipando los miedos que
anteriormente habían supuesto la oposición de buena parte de las potencias
europeas a Felipe de Borbón, a la par que reconocían a éste como rey de
España.
http://www.claseshistoria.com/glosario/guerra-sucesion.html
GUERRA DE LOS SIETE AÑOS O GUERRA CARLINA
Es el conflicto entre Inglaterra y Francia, desde 1756 a 1763, que se extiende
desde el territorio de los Estados Unidos al continente europeo. Su origen se
desarrolla con la rivalidad económica y colonial franco-inglesa en los Estados
Unidos y en la India y la ocupación de los estados franceses de la Terranova y
Nueva Escocia, en el norte de América, por colonos británicos instalados en la
costa noreste. En respuesta, las tropas francesas se aliaron a las tribus
indígenas y atacaron las trece colonias inglesas de la región. Frente a la investida
francesa, las colonias se unieron a la Corona británica, dejando de lado las
fricciones comerciales con la metrópoli. Inglaterra resulta victoriosa del conflicto,
llamado por los norteamericanos como «Guerra contra los franceses y los
indios». En Europa, la guerra se propaga en razón del éxito inicial francés sobre
las colonias norteamericanas. Inglaterra se adhiere a Prusia y bloquea los
puertos franceses. Los ingleses se apoderaron de Quebec y de Montreal,
conquistando hasta la región de los Grandes Lagos. Siguen dominando todavía
los territorios franceses en las Antillas, en África y en la India. Como
consecuencia, Inglaterra somete gran parte del imperio colonial francés,
especialmente las tierras al oeste de las colonias norteamericanas. Francia cede
a Inglaterra, las colonias de Canadá, Cabo Bretón, Senegal y Gambia y, a
España –que entra en la guerra en 1761 –, transfiere Luisiana. España, a su vez,
cede Florida a los ingleses. A pesar de la victoria, Inglaterra se encontró en una
situación económica muy apurada. En Londres, el Parlamento decidió castigar a
los colonos como parte de los costos de la guerra. La institución alega que fue
insuficiente el hecho de proporcionar hombres y equipamientos para garantizar
la victoria contra los franceses. Junto con la tasación, se intentan ampliar los
derechos de la Corona británica en América y forzar un régimen de pacto,
restringiendo las transacciones comerciales de las colonias. Las protestas fueron
en aumento y la revuelta se intensifica con la prohibición de ocupación de las
tierras conquistadas de los franceses por los norteamericanos, forzándolos a
vivir apenas en las proximidades del litoral, región de fácil control. La Guerra de
los Siete Años intensifica, por tanto, las divergencias anglo-americanas,
allanando el terreno para la lucha por la independencia de los Estados Unidos.
Algunos líderes del movimiento por la independencia americana surgen justo en
este momento, como es el caso del presidente George Washington.

Fuente original: Escuelapedia.com


http://www.escuelapedia.com/la-guerra-de-los-siete-anos-resumen/

INDEPENDENCIA DE ESTADOS UNIDOS


La independencia de los Estados Unidos se declaró el 4 de julio de, 1776, cuando
se rompieron los lazos coloniales con Inglaterra.
De 1776 a 1787, Estados Unidos quedó bajo el régimen de Confederación,
donde los Estados gozaban de absoluta soberanía. En 1787, se promulgó la
Constitución, vigente hasta hoy.
Antecedentes de la Independencia de Estados Unidos
Antes de la Independencia, Estados Unidos estaba formado por trece colonias
controladas por la metrópoli: Inglaterra.
Dentro del contexto histórico del siglo XVIII, los ingleses usaban estas colonias
para obtener ganancias y recursos minerales y vegetales no disponibles en
Europa.
Era también muy grande la explotación metropolitana, con relación a los
impuestos y tasas cobrados de los colonos norteamericanos.
Las Trece Colonias
El proceso de colonización inglesa en América del Norte comenzó a partir del
siglo XVII. El resultado fue la formación de trece colonias, lo que dio lugar a los
Estados Unidos.

La colonia recibió dos tipos de colonización con diferencias acentuadas:


Colonias del norte
Región colonizada por los protestantes europeos, principalmente inglés, que
huyen de la persecución religiosa.
Llegaron en América del Norte con el objetivo de transformar la región en un
próspero lugar para la habitación de sus familias. También llamada Nueva
Inglaterra, la región sufrió una colonización de asentamiento con las siguientes
características:
mano de obra libre, economía basada en el comercio, pequeñas propiedades y
producción para el consumo del mercado interno.
Colonias del Sur
Colonias como Virginia, Carolina del Norte y del Sur y Georgia sufrieron la
colonización de la explotación.
Eran exploradas por Inglaterra y tenían que seguir el Pacto Colonial. Se basan
en el latifundio, la mano de obra esclava, la producción para la exportación a la
metrópoli y el monocultivo.
Causas de la Independencia de estados Unidos
El detonante principal fue que después de la guerra de los 7 años, donde se
enfrentaron los ingleses contra los franceses por el control de las colonias en
América, la cual gano Inglaterra esta guerra fue muy costosa para los ingleses y
entraron en una crisis económica.
La solución a las crisis fue ponerle impuestos a las trece colonias y subirle otros
para mitigar esta crisis algo que los colonos no estuvieron de acuerdo, ya que
les parecían abusivos.
Impuestos que impusieron:
Ley del Azúcar (los colonos sólo, podían comprar azúcar procedente de las
Antillas Inglesas), aprobada en 1764, estableció nuevas tarifas en el lote del
producto importado.
La Ley del Sello (todo producto que circulaba en la colonia debería tener un sello
vendido por los ingleses (documentos, libros, periódicos, barajas, etc.)),
aprobada en el año 1765.
La Ley del Té en 1773 con nuevos impuestos sobre vidrio, papel y la pintura hizo
que la crisis estallará. Fue lo que finalmente hizo que los colonos se levantaran
en manifestaciones.
Las trece colonias decían no hay tributación sin representación ya que ellos
querían tener poder en la política y ser partícipes en las decisiones de esta
manera accederían a pagar los impuestos. A lo que Inglaterra se Negó.
En 1770 y antes que pusieran la ley del té se produjo la masacre de Boston,
episodio que terminó con la muerte de cinco Norte Americanos, que
manifestaban, soldados británicos se acercaron y dispararon contra ellos.
Proceso de Independencia de Estados Unidos
El Parlamento Inglés decidió aumentar las tasas y los derechos de la Corona en
América, para pagar los Gastos por el costo de la guerra de los Siete Años (1756-
1763). Este conflicto ocurrió entre los ingleses y franceses por la posesión de las
tierras al oeste de las trece colonias inglesas.
Se adoptaron nuevas medidas. George Grenville, primer ministro inglés, colocó
en las colonias una fuerza militar de 10.000 hombres, acarreando un gasto de
350 mil dólares. Un tercio de esa cantidad se elevaría con la aprobación de
nuevas leyes.
Inglaterra resolvió aumentar varios impuestos y tasas, además de crear nuevas
leyes que socaban la libertad de los norteamericanos. La Ley del Sello y Ley del
Azúcar más tarde también se impuso la ley del Té.
Con las nuevas leyes e impuestos estallo la crisis.
En 1770 se produjo la masacre de Boston, episodio que terminó con la muerte
de cinco Norte Americanos, que manifestaban, soldados británicos se acercaron
y dispararon contra ellos.
Después de esto se vivió un periodo de calma ya que los ingleses bajaron
algunos impuestos.
Pero en 1773 cuando impusieron la nueva ley conocida como la Ley del Té, En
diciembre, varios colonos arrojaron al mar todo el cargamento de té de los barcos
de la Compañía de las Indias que estaban anclados en el puerto de Boston. El
episodio fue conocido como el "Boston Tea Party".
En 1774, como represalia a la manifestación ocurrida en Boston. El gobierno
británico declaró que los actos intolerables, incluyendo la prohibición del puerto
de Boston a pagar una indemnización por el té destruido.
Indignado por los actos intolerables, representantes de colonos se reunieron en
el Primer Congreso Continental en Filadelfia , que tuvo lugar en septiembre de
1774.
Primer Congreso de Filadelfia
Los colonos del norte decidieron promover, en el año 1774, un congreso para
tomar medidas ante todo lo que estaba sucediendo. Este congreso no tenía
carácter separatista, pues pretendía sólo retomar la situación anterior.
Querían el fin de las medidas restrictivas impuestas por la metrópoli y una mayor
participación en la vida política de la colonia.
Sin embargo, el rey inglés George III no aceptó las propuestas del congreso, por
el contrario, adoptó más medidas controladoras y restrictivas como, por ejemplo,
las Leyes Intolerables.
Una de estas leyes, conocida como Ley del Aquartelamiento, decía que todo
colono norteamericano estaba obligado a proporcionar vivienda, alimento y
transporte a los soldados ingleses. Las Leyes Intolerables generaron mucha
revuelta en la colonia, influenciando directamente en el proceso de
independencia.
En 1776 los colonos volvieron a reunirse en el Segundo Congreso Continental
en Filadelfia y declararon la guerra a Inglaterra.
Segundo Congreso de Filadelfia
En 1776, los colonos se reunieron en el segundo congreso con el objetivo mayor
de conquistar la independencia. Durante el congreso, Thomas Jefferson redactó
la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América. Pero
Inglaterra no aceptó la independencia de sus colonias y declaró la guerra.
La Guerra de Independencia, que ocurrió entre 1776 y 1783, fue vencida por
Estados Unidos con el apoyo de Francia y España.
George Washington un reputado militar fue nombrado como comandante en jefe
de las fuerzas norteamericanas.
En plena guerra Thomas Jefferson fue en encargado de la redacción de la
Declaración de la Independencia de los estados unidos 4 de julio 1776.
Thomas Jefferson fue una persona especialmente reconocido por su calidad
intelectual también habría otras personas que hicieron correcciones sobre el
borrador de la declaración de independencia, el abogado John Adams y el
científico benjamín franklin estos tres personajes son clave si sumamos a George
Washington estamos ante los cuatro padres fundadores más conocidos esta
declaración confirió unidad y determinación formal a la guerra de las 13 colonias.
En su lucha por la Independencia, los colonos contaron con la ayuda militar de
España, Holanda y Francia.
El conflicto armado sólo terminó en 1783, cuando la derrotada Inglaterra firmó el
Tratado de París, por el que reconocía la independencia de Estados Unidos.
Constitución de los Estados Unidos
En 1787, para garantizar el orden en todo el territorio del país, representantes de
cada Estado se reunieron en Filadelfia, en una Convención donde presentaban
un proyecto de Constitución.
Discutida y votada, la Constitución de América del Norte se promulgó en el
mismo año, pero sólo es vinculante para todos los estados en 1789.
En 1787, quedó lista la Constitución de Estados Unidos con fuertes
características iluministas del movimiento de la ilustración. Garantía de la
propiedad privada (interés de la burguesía), mantuvo la esclavitud, optó por el
sistema de república federativa y defendía los derechos y garantías individuales
del ciudadano.
Representantes de los territorios ahora independientes se reunieron en la
convención de filadelfia en 1787.
Se instauro un gobierno presidencialista tomado por democracia, un poder
legislativo y un judicial, en las elecciones de 1789, Washington fue elegido primer
presidente de los Estado Unidos, John Adams y Thomas Jefferson acabarían
siendo el segundo y tercer presidente.
La Carta Constitucional, vigente hasta hoy, determinaba que el Estado
americano sería una república federativa presidencialista. Se podría establecer
los tres poderes ejecutivo independiente, legislativo y judicial.
Después de la independencia de EEUU
Los Estados Unidos y su independencia tuvieron un gran significado político,
pues lograron dar origen a la primera nación libre de aquel continente.
En 1783, Estados Unidos tuvo su independencia reconocida por Inglaterra.
Ellos adoptaron un sistema político republicano y federalista.
La Constitución de los Estados Unidos quedó lista en 1787. Tenía fuertes
características de la Ilustración. En ella, se garantizaba la propiedad privada
(para el interés de la burguesía), se mantuvo la esclavitud y se defendía los
derechos y garantías individuales del ciudadano estadounidense.
Personajes de la Independencia
George Washington, Thomas Jefferson, John Adams y el científico benjamín
franklin, ellos participaron en el proceso independentista de estados Unidos.
Consecuencias de la independencia de Estados Unidos
En 1787 se inició la primera constitución en la historia, la cual se soportó en tres
poderes: el legislativo, el judicial y el ejecutivo.
La guerra independentista americana fue la primera revolución de carácter liberal
de la historia.
La independencia de EEUU fue el ejemplo en el panorama internacional la
primera descolonización, por ejemplo:
Después de 7 Años estalló la revolución francesa, se dio como impulso de la
independencia de las 13 colonias y gracias al impulsos de la ilustración.
El proceso de independencia de Latinoamérica a manos de José de san Martin
y Simón Bolívar, se dieron como consecuencia de este.

LA ERA NAPOLEÓNICA
La Era Napoleónica es el periodo de ascenso, apogeo y caída del emperador
francés Napoleón Bonaparte. Se inicia su golpe de estado de 1799 y se prolonga
hasta su derrota en la batalla de Waterloo en 1815. Fueron años de grandes
reformas liberales en Francia, pero a la vez de intensas guerras contra otras
potencias de Europa.
Napoleón Bonaparte escaló rápidamente en su carrera militar como artillero
durante la Revolución Francesa, donde se hizo famoso por haber reconquistado
el puerto de Tolón en 1793. Durante el periodo del Directorio, Napoleón llevó a
cabo una brillante campaña en Italia derrotando a los austriacos en Lodi, Arcola
y Rivoli.
Aprovechando su popularidad dio el golpe de estado del 18 de Brumario (9 de
noviembre de 1799) e instauró un triunvirato formado por Sièyes, Ducos y él
mismo. Poco después se proclamó primer cónsul, cargo que le permitía gobernar
durante diez años. En 1804, se convirtió en Emperador de Francia. Entre sus
obras destacan el Código Civil de 1804, la creación del Banco de Francia, la
modernización educativa y el embellecimiento de París.
Además, buscó dominar todo Europa. Invadió muchos países y obtuvo grandes
victorias, como en las batallas Austerlitz (1805), Jena (1806) y Friedland (1807).
Pero también grandes fracasos, como sus campañas a Rusia y España.
En octubre de 1813, Napoleón fue derrotado en la batalla de Leipzig por una
coalición formada por Inglaterra, Rusia, España, Portugal, Prusia, Austria y
Suecia. Entonces se exilió en la isla de Elba (4-5-1814). Pero en marzo de 1815
regresó a Francia y formó un nuevo ejército, soñando recuperar su imperio.
Sin embargo, la llamada Séptima Coalición, encabezada por Inglaterra, lo
derrotó definitivamente en la batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815.
Napoleón fue capturado y llevado a la isla Santa Elena (Océano Atlántico), donde
murió el 5 de mayo de 1821.
LA INDEPENDENCIA DE HISPANOAMÉRICA
Los principios libertarios que fundamentaron la Revolución Francesa y la
independencia de Estados Unidos, calaron hondo en la clase alta intelectual y
los líderes militares criollos, aburridos de depender de Coronas tan lejanas, que
desconocían los problemas y realidades locales y que tenían en el poder a
representantes que gobernaban casi de manera autónoma.
Los grupos dirigentes de los virreinatos españoles estaban constituidos por
españoles, pero el sector mayoritario eran los criollos o hijos de españoles
nacidos en América –alrededor de 95 por ciento de la población blanca–,
educados en las ideas liberales.

Los criollos estaban insatisfechos por las limitadas reformas impulsadas por la
monarquía española, y vieron en la independencia de Estados Unidos y en la
Revolución Francesa buenos ejemplos a imitar.
La invasión napoleónica de España precipitó los acontecimientos. El rey
Fernando VII (1784-1833) fue obligado a abdicar en Napoleón Bonaparte, el 6
de mayo de 1808. El trono quedó en manos de su hermano José Bonaparte.
La primera fase de la independencia se inició entre 1808 y 1810. Los gobiernos
locales creados para autoadministrarse hasta la restauración de la Corona
española, se convirtieron en focos independentistas o patriotas. Los cabildos
abiertos, que reunían a las principales personalidades locales, organizaron
juntas de gobierno que no tardaron en destituir a los gobernantes españoles:
virreyes o capitanes generales.
Destacaron la de Santiago de Chile, presidida por Mateo de Toro Zambrano;
Buenos Aires –actual capital de Argentina–, encabezada por Cornelio Saavedra,
y la de Caracas –actual capital de Venezuela–, que destituyó al virrey Vicente
Emparán. Por el contrario, las juntas fracasaron en Quito, Lima y La Paz. Caso
aparte fue Asunción, donde la junta presidida por el gobernador Bernardo de
Velasco se declaró fiel al rey Fernando VII.
En México, a la revuelta dirigida por los criollos se sumaron mestizos e indígenas.
La primera insurrección fue sofocada, pero a los dos años el cura Miguel Hidalgo,
con el apoyo de campesinos y mineros, se apoderó de las ciudades de
Guadalajara y Guanajuato. Hidalgo fue capturado y ejecutado, al igual que otros
líderes revolucionarios, y el movimiento se derrumbó.
Las fallidas declaraciones de independencia
En los lugares donde las juntas se mantuvieron en el poder, el siguiente paso
fue la declaración de la independencia. Los pioneros fueron Montevideo –actual
capital de Uruguay–, con José Gervasio Artigas, y Caracas, con Francisco de
Miranda. En Asunción –actual capital de Paraguay–, en 1811, estalló una
rebelión dirigida por Fulgencio Yegros, que derrocó a Velasco y declaró la
independencia.
La guerra civil entre patriotas y realistas, fieles a España, se intensificó con el
regreso al trono de Fernando VII, tras el tratado de Valençay del 11 de noviembre
de 1813. Las tropas realistas lograron sofocar casi todas las rebeliones.
En la actual Argentina, las Provincias Unidas del Río de la Plata declararon su
independencia en 1816, mientras las tropas realistas habían recobrado el control
de casi toda América. La junta de Caracas había caído en 1812, las de
Montevideo y Santiago lo hicieron en 1814. Al año siguiente también fueron
derribadas las de Bogotá y Cartagena –en la actual Colombia–, y detenido un
nuevo intento revolucionario en México, dirigido por el cura José María Morelos
y apoyado por los indígenas.

El triunfo independentista
La segunda fase de la lucha por la independencia se produjo durante la década
de 181O. Además de la región del Río de la Plata, los independentistas solo
tenían el control de algunas zonas de Venezuela y México. Sin embargo, no
desistieron de su lucha. José de San Martín, desde el río de la Plata, y Simón
Bolívar desde el norte, unieron sus fuerzas para derribar al poderío español en
Sudamérica. Mientras tanto, Vicente Guerrero luchaba por la liberación de
México.
El abril de 1818, el ejército patriota, que reunía a las fuerzas de San Martín y
Bernardo O’Higgins, venció a los realistas en la batalla de Maipú. Con el triunfo,
Chile afianzó su independencia –declarada el 12 de febrero de 1818–.
Posteriormente, San Martín se dirigió a Perú, donde ocupó Lima en 1821. Pese
a que los realistas aún se mantenían en el puerto de Callao, Perú se declaró
independiente.
Simón Bolívar, que se encontraba refugiado en Haití tras huir de Caracas,
preparó la conquista de Venezuela. En 1817 emprendió su campaña libertadora
en la región del río Orinoco, estableciendo su centro de operaciones en la ciudad
de Angostura –que luego fue llamada Ciudad Bolívar–. Después de cruzar los
Andes, en agosto de 1819 venció a los españoles en Boyacá y ocupó Bogotá,
tras lo que se proclamó la República de Colombia, cuyo primer presidente fue
Bolívar. En 1821, con el triunfo de Carabobo, acabó con los realistas en la región.
En 1822, después de un par de exitosas batallas, el territorio de Quito –actual
capital de Ecuador– fue incorporado a la Gran Colombia, que ya estaba
compuesta por Venezuela y Nueva Granada –actual Colombia–.
Tras las conversaciones de Guayaquil, San Martín y Bolívar decidieron
reemprender la lucha contra las fuerzas realistas que aún permanecían en Perú.
El 9 de diciembre de 1824, Antonio José de Sucre, lugarteniente de Bolívar que
también había ayudado a liberar Quito, derrotó a los realistas en Ayacucho.
En 1825 se independizó la República Bolívar, la actual Bolivia. El mismo año,
Uruguay, que desde 1821 formaba parte de Brasil, fue ocupado por el ejército de
Juan Antonio Lavalleja, quien proclamó su independencia.
La lucha fue exitosa para los criollos, aunque no se pudo mantener la unidad de
América del Sur como algunos pretendían. Paraguay se había separado de las
Provincias del Río de la Plata y estuvo gobernado por el francés Gaspar
Rodríguez entre 1814 y 1840. En 1829, Venezuela se separó de la Gran
Colombia. Lo mismo hizo Ecuador al año siguiente.
En México, los realistas también habían tenido éxito, aunque quedaron algunos
focos guerrilleros liderados por Vicente Guerrero. Agustín de Iturbide se encargó
de pacificarlos. Sin embargo, después de varios meses de enfrentamientos, en
1821 formuló con Guerrero el Plan de Iguala, que estableció la independencia
de México y la igualdad entre criollos y realistas. El país se convertiría en una
monarquía constitucional gobernada por alguien nombrado por Fernando VII. En
1822, los partidarios de Iturbide lo proclamaron emperador, pero debido a la
oposición se vio obligado a abdicar. En 1824, se reunió un congreso
constituyente, que transformó el país en una república federal, al igual que
Estados Unidos.
En Centroamérica, que formaba parte del virreinato de la Nueva España como
Capitanía general de Guatemala, casi no hubo intentos independentistas en la
década de 1810. Las pocas insurrecciones que se produjeron, como la del fraile
Benito Miguelena en Nicaragua o la de José Matías Delgado en El Salvador,
fracasaron. En 1821, los territorios que componían la capitanía proclamaron su
independencia, y un año después se integraron al imperio mexicano.
Cuando este cayó, se separaron con el nombre de Provincias Unidas de
Centroamérica. Debido a sus diferencias, entre 1838 y 1848, Costa Rica, El
Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua se convirtieron en repúblicas
independientes.
Tras los movimientos patriotas que se produjeron en toda Latinoamérica, España
solo mantuvo el control de algunas islas del Caribe, Cuba y Puerto Rico. Además,
República Dominicana, que se había declarado independiente en 1821, volvió a
su poder entre 1861 y 1865.
En Cuba, los independentistas lograron unificarse en 1868. Tras una guerra de
diez años, que concluyó con el Pacto de Zanjón, no se logró la independencia.
En 1895 estalló un nuevo conflicto, en el que destacó José Martí. Tres años
después vino la guerra entre España y Estados Unidos, que los peninsulares
perdieron. Por el tratado de París, España renunció a Cuba, que logró su
independencia, entregó Puerto Rico a Estados Unidos y perdió las islas Guam y
las Filipinas en el Pacífico.
A diferencia de las colonias hispanoamericanas, Brasil logró su independencia
de Portugal sin ningún enfrentamiento.
Cuando Napoleón invadió la península ibérica en 1808, la Corte portuguesa se
trasladó a Brasil. En 1821, debido a los levantamientos que se estaban
produciendo en Portugal, el rey Juan VI regresó a Lisboa, dejando a su hijo Pedro
como príncipe regente.
Sin embargo, las autoridades locales optaron por una monarquía independiente.
El 1 de diciembre de 1822, Pedro I fue nombrado emperador constitucional del
Brasil
http://www.icarito.cl/2009/12/81-7033-9-la-independencia-de-
hispanoamerica.shtml/

GUERRA DE SECESIÓN
La Guerra de Secesión o Guerra Civil Americana fue un conflicto militar que
ocurrió en Estados Unidos, entre los años 1861 y 1865.
De un lado quedaron los estados del Sur (Confederados) contra los estados del
Norte (Unión).
Se dio por la liberación o abolición de la esclavitud y unificación del país, donde
los estados del Norte o fuerzas de la Unión se consagraron victoriosas y llevaron
a cabo el modelo Industrial en el país, que haría de los Estados Unidos de
América la mayor potencia industrial a finales del siglo XIX.
https://www.profeenhistoria.com/guerra-de-secesion/
LA GUERRA ANGLO-BÓER
Los bóers (también llamados afrikáners) eran granjeros de origen holandés que
se habían establecido en la zona de El Cabo a mediados del siglo XVII. De fe
calvinista y profundamente racistas, habían despojado a los aborígenes de sus
tierras.
Entre 1835 y 1845 hubieron de retirarse de esos territorios ante la presión de los
colonos británicos y se establecieron en las zonas más norteñas de Orange y
Transvaal. Es en esta zona donde chocaron de nuevo los intereses de los
colonos británicos (en su mayoría mineros) y los de los bóers (fundamentalmente
ganaderos y agricultores).
El conflicto se inició tras el descubrimiento en 1886 de ricos yacimientos de oro
y diamantes en los territorios bóers.
Gran Bretaña además, por razones geopolíticas, tenía un elevado interés en unir
el continente africano de norte a sur bajo su soberanía, en tanto que los bóers
además de otros pueblos como los zulúes, obstaculizaaban esas pretensiones.
En la guerra anglo-bóer que durará desde 1899 hasta 1902, confluyeron por lo
tanto factores tanto políticos como económicos inherentes al fenómeno
imperialista. Destacó como instigador del conflicto Cecil Rhodes, hombre de
negocios y gobernador británico de El Cabo cuyo objetivo era conseguir para
Gran Bretaña el dominio de todo el sur de África.
El desarrollo de la guerra pasó por diversas fases: desde las iniciales victorias
de los afrikaners (bóers) cuyo presidente Kruger declaró la guerra a los
británicos, hasta la derrota de éstos tras una sangrienta guerra de guerrillas. En
1902, por el Tratado de Vereeniging se puso fin a las hostilidades y los bóers
quedaron bajo el dominio del Imperio Británico, aunque conservando una amplia
autonomía en las provincias de Orange y Transvaal.
http://www.claseshistoria.com/imperialismo/conflictosboers.htm
LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL
Introducción
La Primera Guerra Mundial fue el conflicto armado que estalló en 1914, entre las
potencias de la Triple Alianza (Alemania, Imperio Austro-Hungaro, Italia) y la
Triple Entente (Inglaterra, Francia y Rusia). Este segundo bloque fue reforzado
por Italia desde 1915 y Estados Unidos desde 1917. Ver nombres de los
gobernantes de cada país aquí >>
Causa principal
La ambición de las potencias imperialistas por controlar las mejores colonias y
semicolonias del planeta. Anhelaban poseer las ricas fuentes de materias primas
y buenos mercados para vender sus manufacturas.
Antecedentes inmediatos
El 28 de junio de 1914 fue asesinado el Archiduque Francisco Fernando,
heredero del Imperio Austro-Húngaro cuando visitaba Sarajevo. El crimen fue
cometido por un grupo nacionalista serbio llamado "Mano Negra", enemigo del
expansionismo austriaco en los Balcanes. En represalia, Austria-Hungría le
declaró la guerra a Serbia (28-07-1914). Entonces, Rusia movilizó tropas para
ayudar a Serbia, lo que provocó que Alemania le declare la guerra a Rusia (01-
08-1914) y su aliada Francia (03-08-1914). Cuando Alemania ingresó a Bélgica
para invadir Francia, Inglaterra le declaró la guerra (04-08-1914).
Batallas principales
Cuando Alemania invadió Francia se inició la sanguinaria batalla de Marne
(setiembre de 1914). Los franceses contuvieron a los alemanes, pero estos
evitaron replegarse, iniciándose así la cruenta “Guerra de las Trincheras”. En
1916, los alemanes intentaron tomar la fortaleza de francesa de Verdum, pero
también fracasaron. El mismo año, ingleses y franceses lograron derrotar a los
alemanes en la batalla de Somme. En el frente oriental, Alemania atacó a Rusia
y la derrotó en las batallas de Tannemberg y de los Lagos Masurianos. En 1917,
los comunistas rusos derrocaron al zar Nicolás II y firmaron el tratado Brest-
Litovsk restableciendo la paz con Alemania. El retiro de Rusia fue compensado
con la incorporación de Italia y Estados Unidos al bloque de la Entente. En marzo
de 1918, Alemania lanzó una ofensiva en el frente occidental, pero los anglo-
franceses los vencieron en la Segunda Batalla de Marne, y con la ayuda de las
tropas estadounidenses hicieron retroceder a los germanos hasta obligarlos a
firmar su rendición en el Armisticio de Compiegne (11 de noviembre de 1918).
El Tratado de Versalles
Entre enero y junio de 1919 se reunieron los representantes de los países que
participaron en la guerra. Las potencias vencedoras impusieron duras
condiciones a las naciones derrotadas. Por ejemplo Alemania tuvo que ceder
Alsacia y Lorena a Francia, y el Imperio Austro-Húngaro se desintegró, dando
origen a los estados de Hungría, Checoslovaquia y Yugoslavia. Además,
Alemania quedó obligada a pagar una millonaria indemnización a los
vencedores, a limitar el número de sus soldados y a no fabricar ni importar
armamento. Otro acuerdo importante fue la fundación de la Sociedad de
Naciones, organismo internacional que debía garantizar una paz duradera.

http://www.resumendehistoria.com/2010/06/la-primera-guerra-mundial-
resumen.html

GUERRA DE INDEPENDENCIA TURCA


La Guerra de la Independencia de Turquía comienza cuando las recientemente
formadas Fuerzas Armadas derrotan a los griegos en las dos Batallas de Inönü
y la de Sakarya. En 1920 Kazim Karekebir había hecho lo propio con los
armenios acabando con su estado independiente que se dividió en Armenia
Oriental, convertida en una de las Repúblicas de la URSS, y Armenia Occidental,
que regresa a Turquía (Paz de Gümrü). Entre 1920 y 1921 los nacionalistas
turcos acaban con el nacionalismo armenio con mano dura, masacrando miles
de personas y obligando los demás a huir a los países vecinos en largas
marchas. Tras luchas con los franceses, especialmente en Aintab (hoy
Gaziantep), los franceses abandonan su ocupación militar (Tratado de Ankara).
En 1922 acaba la guerra greco-turca con la victoria de éstos en la Batalla de
Dumlupinar. Los nacionalistas turcos recuperan Esmirna (Izmir), donde se
producen nuevos horrores. Mediante el Armisticio de Mudanya los griegos
abandonan también la Tracia oriental. El Sultanato desaparece el 1 de noviembre
y Mustafá Kemal renegocia la paz con los aliados en el Tratado de Lausana
(1923) en la que se acuerda la retirada de todas las tropas de ocupación y el
nuevo statu quo con la anexión a Turquía de la Armenia occidental.
GUERRA IRÁN-IRAK (1980-1988)
El conflicto hunde sus raíces en una antigua disputa territorial sobre las
márgenes del Shatt al-Arab, río formado por la confluencia del Tigris y el
Éufrates, zona rica en petróleo, y las sospechas de Saddam Hussein sobre las
posibilidades de que el régimen islámico de Teherán alentara la rebelión entre la
importante población chiíta iraquí. Saddam tuvo también en cuenta el aislamiento
internacional del régimen de Jomeini, entonces enfrentado a EE.UU. (asalto de
la embajada y toma de rehenes) y a la URSS.
En septiembre de 1980, las tropas iraquíes lanzaron un ataque que, pese a
conseguir avances en torno a 80-120 kilómetros, no fue suficiente para doblegar
la resistencia de las milicias iraníes formadas por los Guardianes de la
Revolución. En adelante se inició una dura y larga guerra en la que se utilizó
abundante armamento suministrado por países extranjeros. Iraq recibió amplio
apoyo de Arabia Saudí, Kuwait y otros estados árabes (uno de los rasgos del
conflicto era el histórico enfrentamiento entre árabes y persas) y fue tácitamente
apoyado por los EE.UU. y la URSS. Mientras, Irán sólo contó con el apoyo de
Siria y Libia, estados árabes enfrentados a Saddam Hussein.
Pese a ser visto como un freno a la expansión del islamismo radical de Jomeini,
el régimen de Saddam Hussein empezó a ser cuestionado internacionalmente
ante la evidencia de la utilización de armas químicas contra los iraníes y contra
la propia población kurda del norte de Irak.
Finalmente, las dificultades económicas acabaron por apear a Jomeini de su
negativa testaruda a cualquier tipo de acuerdo negociado. En agosto de 1988
Irán aceptó un cese el fuego que había sido previamente elaborado por las
Naciones Unidas.
La guerra acabó en un práctico empate pero las pérdidas humanas fueron
enormes. Se habla de un millón de bajas, pero hay que fuentes que doblan esa
cifra. Quizá se pueda cifrar las muertes en medio millón de seres humanos, con
Irán como el país que sufrió más duras pérdidas.
El coste de la guerra y la búsqueda de medios económicos para enjugarla fue
uno de los elementos clave para que Saddam Hussein atacara Kuwait en 1990.
La guerra del Golfo de 1991 fue el resultado de esa nueva agresión del dictador
iraquí.
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
Introducción
La Segunda Guerra Mundial fue el conflicto armado que estalló en 1939, entre
las potencias del Eje (Alemania, Italia y Japón) y los Aliados (Inglaterra, Francia
y Unión Soviética). Este segundo bloque fue reforzado por Estados Unidos desde
1941. Ver nombres de gobernantes de cada país aquí >>
Causa principal
La ambición de Adolf Hitler (Alemania), Benito Mussolini (Italia) e Hirohito (Japón)
por el predominio económico y político del planeta, arrebatándoles sus colonias
y semicolonias a las potencias aliadas. Ver otras causas aquí >>
I. Causas políticas:
1. El resentimiento de los alemanes por los duros términos del Tratado de
Versalles (1919) que dio fin a la Primera Guerra Mundial.
2. El resurgimiento de Alemania como potencia militar.
3. El fracaso de la política de apaciguamiento preconizada por Inglaterra y
Francia.
4. La ineficacia de la Sociedad de Naciones creada en 1919 para resguardar la
paz internacional.
II. Causas económicas:
1. La ambición de Alemania, Italia, Japón y otros países por ganar colonias o
semicolonias que sean fuentes de materias primas y mercados para sus
manufacturas. III. Causas sociales:
1. El desempleo y pobreza que empujó a millones de personas a incorporarse a
las fuerzas armadas y entusiasmarse con los conflictos armados.
IV. Causas ideológicas:
1. La rivalidad ideológica entre el fascismo (Italia y Alemania), el capitalismo
(Inglaterra, Francia, EE.UU.) y el comunismo (Unión Soviética).
2. El racismo que promovieron los nazis alemanes contra judíos, gitanos y
eslavos.
Antecedentes inmediatos
En 1933, el dictador nazi Adolfo Hitler llegó al poder en Alemania y poco después
empezó a violar el Tratado de Versalles de 1919. Reactivó su industria militar,
reorganizó sus fuerzas armadas. En 1938 se anexó Austria e invadió
Checoslovaquia. Mientras tanto Italia invadió Etiopía y conquistó Albania.
Hechos principales
1. Estallido de la guerra: El 1 de setiembre de 1939 Alemania invadió Polonia,
provocando así que Inglaterra y Francia le declaren la guerra. Ampliar el estallido
de la guerra aquí >>
En los meses siguientes Alemania invadió Dinamarca, Noruega, Bélgica y
Holanda. En junio de 1940 cayó París, la capital de Francia. En agosto del mismo
año la aviación alemana bombardeó Londres sin misericordia, pero no logró la
rendición de Inglaterra.
Alentado por los avances alemanes, el dictador italiano Benito Mussolini envió
tropas a invadir Grecia y Egipto, pero fueron derrotadas. Esto obligó a Hitler a
enviar ayuda para controlar los Balcanes y el norte de África. Estas fuerzas
fueron vencidas por los aliados en la Batalla de El Alameín (julio de 1942) y
huyeron a Italia, donde también fueron derrotados.
En junio de 1941, Hitler ordenó la invasión a la Unión Soviética. Sus fuerzas
avanzaron hacia Moscú, pero estando muy cerca tuvieron que retroceder por el
contraataque ruso y la llegada del invierno. Finalmente fueron aplastados por los
soviéticos en la gran Batalla de Stalingrado (junio de 1942 – febrero de 1943).
Mientras tanto los nazis aplicaban una política de exterminio contra los judíos
(Solución final) en crueles campos de concentración como el de Auschwitz
(Polonia).
En el Océano Pacífico los japoneses realizaron el bombardeo de Pearl Harbor
en diciembre de 1941, provocando el ingreso de Estados Unidos a la Segunda
Guerra Mundial. La ofensiva japonesa la llevó a conquistar China, el Sudeste
Asiático y casi todas las islas del Pacífico. Pero a partir de la victoria
estadounidense en el Batalla de Midway (junio de 1942) los japoneses
empezaron a perder posiciones.
Fin de la guerra
En junio de 1944 los aliados iniciaron una gran contraofensiva con el
Desembarco de Normandía, obligando a los alemanes a replegarse hacia su
país. En agosto fue liberada París y en febrero de 1945 todo Francia quedó libre
de alemanes. Los aliados invadieron Alemania en marzo, pero los soviéticos
llegaron primero a Berlín (25 de abril de 1945). Hitler se suicidó el 30 de abril. El
9 de mayo de 1945 el mariscal alemán Wilhelm Keitel firmó la rendición de su
país en Berlín.
El 6 y 9 de agosto Estados Unidos arrojó bombas nucleares sobre las ciudades
japonesas de Hiroshima y Nagasaki, lo que aceleró la rendición del emperador
Hirohito el 2 de setiembre de 1945.
Consecuencias:
Las principales fueron la desaparición de los regímenes fascistas en Italia y
Alemania, el fin del imperialismo japones, la creación de la ONU (Organización
de las Naciones Unidas) y el predominio de Estados Unidos y la Unión Soviética.
Además, la muerte de cerca de 50 millones de personas, el desplazamiento de
millones de civiles y la destrucción de cientos de ciudades y puertos de Europa,
Asia y Oceanía. Ver más consecuencias aquí >>