Вы находитесь на странице: 1из 3

“Año del dialogo y la reconciliación nacional”

FACULTAD DE CIENCIAS POLÌTICAS


ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

CICLO: IV
CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL
DOCENTE: FRANKLIN GIRALDO NORABUENA
ALUMNO(A): HUAYANEY GRANADOS LIZ

2018
“descentralización y reforma constitucional en el Perú actual”

En el Perú, a través de toda su historia republicana, siempre han estado latentes diversos
temas de interés nacional, uno de centralismo ellos es sin lugar a dudas el del
centralismo. Para descentralizar nuestro país se tendría que seguir pasos concretos que
nos sirvan a largo plazo para la eficiente administración del Estado, como primordial
medida tener un país totalmente comunicado, cosa que el Perú carece, luego vendrían el
desarrollo de las ciudades que puedan convertirse en núcleos verdaderos de cohesión de
regiones económicamente aisladas. “Un régimen capitalista, donde las unidades de
producción (empresas) son muy fuertes, muy grandes, si se descentraliza el poder
político y administrativo se coloca a los administradores y a los políticos en una débil
posición frente al potente poder económico”.

La Constitución solo puede reformarse conforme al mecanismo establecido de manera


taxativa en ella, lo cual se configura en el primer límite al Poder Constituyente
Reformador. Así, las constituciones pueden ser rígidas o flexibles, de acuerdo a la
facilidad con la que las mismas pueden reformarse.

❑ La constitución peruana es relativamente rígida, puesto que requiere de mayorías


calificadas para la generación de una reforma, la misma que le corresponde al Congreso,
siendo imposible la recurrencia a una asamblea constituyente. Toda reforma
constitucional debe ser aprobada por el Congreso con mayoría absoluta del número
legal de sus miembros, y ser ratificada mediante referéndum.

❑ Sin embargo, el referéndum puede evitarse cuando el acuerdo del Congreso se


obtiene en dos legislaturas ordinarias sucesivas con una votación favorable superior a
los dos tercios del número legal de congresistas, en cada una de ellas.

Fácilmente se puede aplicar dichos antecedentes constitucionales comparados a la


realidad peruana, al debatirse y restituir, de jure, la legítima Constitución de 1979 en
base a su art. 307º, por votación aprobatoria de 66 a más parlamentarios mas
referéndum o por mayoría calificada de dos tercios de la Cámara en dos legislaturas
continuas, para luego inmediatamente ser sometida a un proceso de revisión y
actualización de la Constitución, ya sea por medio del Congreso o una Comisión
Especial, en donde serán aprobadas las reformas necesarias.
toda reforma constitucional debe ser aprobada por el Congreso con mayoría absoluta del
número legal de sus miembros y ratificada mediante referéndum. Puede omitirse el
referéndum cuando el acuerdo del Congreso se obtiene en dos legislaturas ordinarias
sucesivas con una votación favorable, en cada caso, superior a los dos tercios del
número legal de congresistas. La ley de reforma constitucional no puede ser observada
por el Presidente de la República.