Вы находитесь на странице: 1из 1

1.

Análisis
Muestras elegidas: Ficción y Camp de entrecasa
Aspecto a analizar: Color/Luz

Podemos observar que en Ficción se destaca el uso creativo de la luz, mientras que en Camp de
Entrecasa se utiliza más el color para tal fin y no hay una presencia tan clara de la luz.

En Ficción se utiliza la luz puntual, generando altos contrastes entre las zonas iluminadas y las
oscuras. Hay luces externas a los escenarios armados y luces internas (que provienen de lámparas
o fuentes de iluminación que participan de la escenografía propuesta). Además las texturas
presentes en paredes (la especie de pared telaraña) u objetos (la cabeza de ruleros) permiten el
traspaso de la luz y la proyección de sombras, generando así más texturas. Asimismo, hay un color
preponderante en cada escena, que a veces está dado por el color de la luz (en el caso de la escena
de Baby Pirata, por ejemplo) y otras veces por el color de algún objeto (como en la escena de
SillaPiernas). En la escena de Baby Pirata la luz tiene un color verde, que evoca un ambiente
nocturno y de naturaleza, como si fuera una plaza por ejemplo. En la escena de Silla Piernas
destaca el color rojo (que lo brinda principalmente el cortinado) hacíendonos sentir que estamos
en un cabaret. Creemos que estos aspectos mencionados ayudan a generar un ambiente y nos
permiten adentrarnos en el mundo creado.

En Camp de entrecasa la utilización del color genera en nosotros distintas sensaciones. No


logramos llegar a un acuerdo, ya que a algunos miembros del grupo nos generó armonía y
comodidad, invitándonos a quedarnos allí, y a otros cansancio y saturación.

Ambas muestras te invitan a adentrar en su mundo mediante la utilización de una paleta amplia de
colores y una luz contrastada (Ficción), que funcionan como un aspecto seductor, atractivo y
llamativo para la vista, despertando diversas sensaciones y emociones. Creemos que en las dos
muestras el color y la luz ayudan a destacar las figuras por sobre el fondo. En Camp de entrecasa el
fondo adquiere colores más pasteles (por ejemplo en los cuadros de mosaiquismo con tela) u
oscuros (como en el tapiz gigante cuyo fondo tiene tonos verde oscuro), mientras que las figuras se
destacan por poseer colores más vibrantes, saturados, luminosos o claros (como el amarillo,
celeste y rojo)