Вы находитесь на странице: 1из 187

El diez por ciento de los ingresos de este

libro serán destinados a la Fundación Caridad.


Esta Fundación busca mejorar la calidad de
vida y el nivel de autoestima de las personas
de los barrios y regiones más marginados en
Suramérica.

Si ustedes desea saber más sobre el trabajo de


la fundación, escribanos a:
fundacioncaridad@gmail.com
o visite la página Web:
www.fundacioncaridad.org
Si desea hacer una donación a la fundación
puede hacerlo consignado a cualquiera de es-
tas cuentas:

• Cuenta de ahorros en Colombia:


# 732-4014103-2 de Bancolombia a nombre
de Fundación Caridad.
• Cuenta corriente en U.S.A.:
# 2290 1639 5056 Bank of America, nombre de
la cuenta Fundación Caridad Inc.
• Si es una transferencia estos son los datos:
ABA/Wire: 026009593 Swift code BOFAUS33N

Con cada copia ilegal que usted haga de este


libro estará privando de alimento a niños de
comunidades marginadas.
Contenido

Prólogo por Hugo Delgado..........................................................5

Clave 1. Renuncia a tus expectativas y se feliz........9


Lo que Eres y lo que crees que eres..........................................9
¿Por qué te atas a sufrir?................................................................10
Encuentra primero el Reino de los cielos….....................12
El YO SOY en las relaciones interpersonales.....................14
Pregunta: Amado YO SOY, ¿Qué me dices de las
relaciones de los padres con sus hijos? ¿Cómo puede
un padre o una madre afrontar el sufrimiento de sus
hijos?..........................................................................................................15
Pregunta: Maestro, por favor háblanos ahora del
servicio a la vida.................................................................................18
Reconoce siempre a Dios en todos.......................................21
Se ecuánime con toda la vida...................................................25
Las metas humanas.........................................................................28
Siendo el YO SOY en el mundo de hoy...............................30
Cómo cambiar el mundo.............................................................33

1
Clave 2. Trasciende tus ataduras por medio de una
comprensión superior.............................................. 37
Pon tus ataduras por escrito.......................................................37
Los cuatro niveles de la conciencia........................................39
El sendero interno y el sendero externo.............................44
Ejercicio de completar frases.....................................................48
Ejemplos..................................................................................................50

Clave 3. Mantente en la Conciencia del Ser, y serás


libre de la ansiedad y el estrés................................ 57
Pregunta: Amado Maestro, ¿Cómo sabe uno cuándo
está Siendo el YO SOY?..................................................................57
El YO SOY y las técnicas espirituales .....................................60
Ejercicio I – La respiración conciente...................................63
El estado de iluminación..............................................................64
Cómo sostenerte en el Ser..........................................................67
Ejercicio II – Siendo el YO SOY..................................................75
El mal hábito de preocuparse....................................................79

Clave 4. Conoce el nombre de Dios, y sabrás quién


eres .............................................................................................. 83
¿Quién SOY YO?..................................................................................83
¿Quien eres “tú”?.................................................................................87
El nombre hebreo de Dios...........................................................88
El significado de los tres primeros mandamientos......94
YO SOY.....................................................................................................96

2
Clave 5. Descifra el origen del sufrimiento humano,
y ve más allá............................................................. 103
Pregunta: Amado YO SOY, tengo una duda, si somos
extensiones del Dios YO SOY que es puro y perfecto,
¿Cómo es que terminamos sufriendo?............................. 103
El significado del Árbol de conocimiento....................... 108
El nacimiento del ego.................................................................. 112
La mentira de la separación..................................................... 116
La rueda del sufrimiento............................................................ 119

Clave 6. Comprende cómo opera tu ego, y con­viértete


en el amo de tu vida................................................ 123
1. La ignorancia................................................................................ 124
2. El odio............................................................................................... 125
3. El orgullo......................................................................................... 134
4. La lujuria ........................................................................................ 137
El origen de la lujuria.................................................................... 137
Sanándote del sexo compulsivo........................................... 141
Ejercicio I -para elevar la Luz de la Madre....................... 144
Ejercicio II –para elevar la Luz de la Madre.................... 145
Ejercicio III –para elevar la Luz de la Madre................... 146
La causa de los desequilibrios sexuales............................ 148
5. La envidia y los celos............................................................... 150

Clave 7. Identifícate con el Dios que eres, y atraerás


el Reino de Dios a la Tierra..................................... 155
Dioses sois........................................................................................... 159
3
Eres lo que piensas........................................................................ 163
No te aferres más a las raíces de tu ego........................... 165
¿Qué significa vivir sin ataduras?.......................................... 167
Tú decides lo que quieres ser................................................. 168
Máscara 1: El pecador................................................................. 171
Máscara 2: La víctima.................................................................. 172
Eres Dios............................................................................................... 173

Epílogo...................................................................... 175

Cuestionario para el autoconocimiento............. 177

4
Prólogo
Por Hugo Delgado. MBA.

El lector tiene ante sí un libro muy especial


que a pesar de su corto tamaño destila una
profunda sabiduría espiritual. Su autor es una
persona común y corriente, pero a la cual
Dios ha decidido usar como instrumento
para entregar mensajes transformadores. Y de
hecho, el mensaje de este libro es realmente
transformador.

Y es que desde el primer párrafo el YO SOY,


que no es otra cosa que la presencia de Dios que
se ha individualizado en cada uno de nosotros,
nos expone las causas y el origen del sufrimiento
humano. Pero el mensaje transciende, debido a
que más allá de describir las razones de nuestro
dolor, se enfoca en darle al lector una serie de
herramientas prácticas y ejercicios para depurar
5
la mente de bloqueos y ataduras, de forma que
este pueda encontrar la fuente de plenitud en
su interior.

Las técnicas y meditaciones expuestas en


este libro se destacan por su practicidad y
efectividad. Cualquiera que las use de forma
metódica podrá experimentar una profunda
transformación interna y lograr una mayor
cercanía con Dios. Sin embargo, para ver
resultados efectivos, se requiere de un esfuerzo
constante y de una aplicación juiciosa de
la enseñanza expuesta en estas páginas. La
recompensa del esfuerzo se reflejará en un
estado de paz y felicidad superior, una vida
libre de condiciones limitantes y un sentido de
unidad con Dios.

Algunos extractos del libro contienen


diálogos del autor con el YO SOY, elaborados
en forma de preguntas y respuestas. Esta forma
de conversaciones permite profundizar en
temas claves de la vida y del sendero espiritual.

6
El conocimiento que aquí resulta es para el
lector una bendición pero al mismo tiempo
implica la enorme responsabilidad de aplicar
estas técnicas para el beneficio individual y del
conjunto.

En resumen, la gran riqueza de este libro


radica en la conexión directa del autor con
la Fuente infinita, que a su vez desborda su
sabiduría iluminadora con respecto al tema más
importante y esencial de la travesía humana: la
búsqueda de la tan anhelada Felicidad.

Esperamos sinceramente que el lector dis­


frute una y otra vez la sabiduría aquí contenida,
y que al hacerlo redescubra la verdadera esencia
de su relación con Dios y la naturaleza de su SER
real.

7
8
CLAVE 1
Renuncia a tus
expectativas y se feliz

Lo que Eres y lo que crees que eres

YO SOY Uno con el Todo, YO SOY el Todo. YO


estoy más allá de todas las cosas, sin embargo
estoy presente en todas las cosas. YO ESTOY por
encima de la comprensión del intelecto humano,
sin embargo –cuando sueltas la mente- puedo
ser conocido por cualquier humano. YO SOY la
Paz, sin embargo, traigo la espada para despejar
lo Real de lo irreal.

Estoy presente en todas las actividades de tu


vida, pero no me puedes sentir cuando tu mente
está haciendo ruido. Las preocupaciones por el
mañana y los recuerdos del pasado te alejan
de poder conocer quien YO SOY. YO SOY Tú
mismo, pero tú no sabes quien eres. Si supieras
que eres quien YO SOY, el dolor y el sufrimiento
desaparecerían de tu vida.
9
No sabes quién eres, por eso vas por el
mundo cosechando sufrimiento y desventuras.
Si por un instante pudieras saber que eres el
SER Supremo que se disfrazó de humano para
jugar a esconderse de sí mismo, entonces
despertarías. Te olvidaste que eras quien YO
SOY y al sentirte sin identidad, creaste una
personalidad superficial, mecánica y vacía. Una
identidad que busca el placer solo para poder
sufrir y demostrase a sí misma que es verdad la
mentira que dice que estás por fuera del Dios
que YO SOY.

El ser que crees que eres no es lo que eres.


¿Por qué no lo sueltas? Porque crees que en él
tienes seguridad. Tienes miedo de soltar una
personalidad ficticia porque no sabes que al
soltarla te encontrarás a ti mismo como Dios.
¿Quién es Dios? Dios es todo, estoy dentro y
fuera de ti. Estoy más allá de las percepciones
de la mente y los sentidos. Crees que estoy lejos
cuando en realidad estoy dentro de ti mismo.

¿Por qué te atas a sufrir?

¿Por qué sufres? ¿Por qué te apegas al


dolor? Simplemente porque tienes infinidad de
deseos humanos. Tus deseos humanos nunca
10
podrán ser saciados. Mientras más deseas más
dolor tendrás asegurado. La gente de hoy sufre
porque sus deseos son insaciables. Los apetitos
humanos nunca podrán cumplirse ya que no
están basados en el Dios que YO SOY. Cuando
te apegas a algo te estás apegando a más y más
dolor.

El niño sufre porque no tiene los zapatos


Nike. Cuando los tenga se sentirá feliz por un
tiempo, hasta que vea que su amiguito tiene
unos mejores. Las personas buscan cosas
para sentirse felices: el auto nuevo, la esposa
hermosa, etc. Cuando lo tienen y se dan cuenta
de que su vecino tiene algo mejor, entonces
sufren. Así que van por la vida persiguiendo
metas para ser felices, metas que jamás podrán
cumplirse ya que siempre habrá algo “nuevo”,
algo “mejor”.

¿A qué estás atado? Todo a lo que te ates te


producirá inevitablemente dolor y sufrimiento.
Si te atas al dinero, sufrirás cuando no lo tengas.
Si te atas al sexo, sufrirás cuando no puedas
hacerlo. Y aun si tienes el dinero y el sexo, sufrirás
porqué nunca será suficiente para ti. Cada vez
que alcanzas una meta humana, tu mente está
lista para proponerte una nueva. Llegará un
11
momento en que una mujer no será suficiente
para complacerte, ¿dos? ¿Quizás tres? Nada es
suficiente.

Los deseos son como los hoyos, mientras


más les sacas más grandes se hacen. Son
una lucha sin fin. Hay personas que de tanto
perseguir deseos ya no saben que hacer,
prueban cualquier droga nueva que aparezca
o cualquier forma de sexo extravagante con
tal de llenar el vacío sin fondo de sus deseos
humanos. Estas personas se llaman a sí mismos
“libres” porque supuestamente hacen lo que
quieren. En realidad son grandes esclavos ya
que hacen lo que su ego quiere.

No son más felices lo que más cosas tienen


sino los que menos cosas necesitan. No hay
nada de malo en tener un auto nuevo, una casa
bonita o una sexualidad sana. El problema está
en atarse a ello. Cuando te atas a algo sufres. No
te ates a nada ni a nadie y serás feliz.

Encuentra primero el Reino de los cielos…

Cuando encuentras la felicidad en la fuente


eterna que YO SOY entonces nada de lo que
tengas o pierdas podrá quitarte la paz. Es por
12
eso que dije a través de Jesús: “Buscad primero
el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demás
se dará por añadidura”. YO SOY el Reino de los
cielos, el Reino de los cielos es la felicidad de
saber que eres quien YO SOY.

Cuando te encuentras a ti mismo como Dios


entonces estás en el cielo, cuando te crees un
ser humano separado estás en el infierno de los
deseos sin fondo. Si te encuentras a ti mismo
como Dios, entonces la “añadidura” llegará
naturalmente. ¿Qué es la “añadidura”? Pues la
abundancia, el amor, la paz, y todo lo que se
relacione con la plenitud de Dios. Pero si primero
buscas la “añadidura” para poder ser feliz estarás
yendo al revés y nunca podrás encontrarla. La
felicidad solo existe en el YO SOY. Lo demás son
meras especulaciones.

¿A qué estás atado? ¿Qué nueva clase de


sufrimiento estás atrayendo en este momento?
Si te atas a una clase de religión o filosofía
creyendo que ella te llevará a Dios entonces
sufrirás de nuevo. Ninguna religión o enseñanza
puede llevarte a Dios, porque de hecho YO ya
estoy dentro de ti. Una buena religión buscará
darte las herramientas para que comprendas
que ya eres quien YO SOY.
13
No tienes que ir a ninguna montaña lejana
o llevar a cabo un sacrificio extraño para ser
YO SOY. El YO SOY es lo que eres. No tienes
que hacer nada para merecerlo o ganártelo. Lo
único que debes hacer es soltar los apegos que
nublan tu cielo para que el Sol YO SOY que eres
pueda brillar plenamente.

El YO SOY en las relaciones interpersonales

¿A qué estás atado?, ¿Acaso esperas que los


demás cambien y mejoren como crees que
deberían hacerlo? Nuevamente sufrirás. No te
ates a cambiar a la gente, eso genera mucho
dolor. Tu felicidad no puede depender del
libre albedrío de otros. Cada persona es una
extensión de Dios que necesita experimentar
diversas situaciones para llegar a reconocer su
verdadera identidad Divina. Algunos aprenden
a través del conocimiento y otros necesitan
experimentar los golpes de la vida una y otra
vez para poder comprender las lecciones
necesarias que les ayudarán a crecer. Cuando
por la fuerza privas a otras personas de las
experiencias dolorosas que necesitan les quitas
la oportunidad de aprender. Aun del dolor se
aprende, por esta razón no busques quitarles
a otros la oportunidad de experimentar dolor
14
ya que solo estarás postergando sus lecciones.
Si tú te atas a que los demás no sufran, sufrirás
mucho por tener esta atadura.

Pregunta
Amado YO SOY, ¿Qué me dices de las relaciones
de los padres con sus hijos? ¿Cómo puede un padre
o una madre afrontar el sufrimiento de sus hijos?

Respuesta del YO SOY: Si te aterra ver sufrir a


tus seres queridos, no te preocupes, recuerda
que ellos son Dios experimentando en los
planos de la materia. No olvides que su Espíritu
es inmortal y que a pesar de las cosas por las
que pasen, ese Espíritu Inmortal que ellos son
–el YO SOY-, no puede ser dañado por nada ni
nadie en este mundo. Dales lo mejor de ti y no
te ates al resultado. Dar lo mejor de ti puede
significar muchas veces tomar decisiones
drásticas que los obliguen a no depender de
ti, eso los presionará a desarrollar sus propios
talentos y creatividad. Mientras la vaca no
destete a su ternero este jamás va a querer
buscar el alimento por sí solo.

Déjalos que aprendan de su propia


experiencia. Dales el ejemplo, el amor y las
oportunidades de aprender y crecer. Pero ese
15
amor debe ir acompañado de poder. El amor
sin poder es débil y servil. El amor sin poder es
un enemigo del crecimiento espiritual. El amor
sin poder conlleva a generar codependencia y
servilismo. Eso es denigrante para una extensión
de Dios. Aplica el amor con poder a través de la
sabiduría Crística que hay en ti.

El poder y la disciplina no es –como muchos


creen- la ausencia de amor. El verdadero amor
es incondicional. Ser incondicional significa
que el objetivo de ese amor es, por encima
de todo, elevar a las almas. Para que estas se
eleven, muchas veces necesitan de la disciplina.
Ellos necesitan aprender que sus actuaciones,
cuando no están alineadas con Dios, deben
tener consecuencias físicas en su vida.

Si realmente amas a tus hijos, repréndelos


cuando sea necesario pero nunca pierdas de
vista el amor incondicional. Ámalos, escúchalos,
conviértete en su mejor amigo(a), hazles saber
lo importantes que son para ti, felicítalos cuando
hagan algo bueno. Eso es amor incondicional,
pero para que sea equilibrado necesita estar
alineando con el Poder Divino.

El poder sin amor es manipulador y egoísta.


El poder sin amor es una fuerza muy destructiva.
16
Una educación con poder pero sin amor genera
muchos traumas en las extensiones de Dios que
están evolucionando como niños. Impregna el
poder con amor y el amor con poder. Cuando
puedas equilibrar eso serás llamado Cristo,
porque habrás encarnado la Sabiduría Divina.
Esto no se aprende de la noche a la mañana,
necesitas práctica y paciencia. La vida misma
se encargará de ponerte en situaciones donde
puedas aprender mejor tus lecciones.

Recuerda, Dios te ha puesto a tus hijos a


cargo, pero no por mucho tiempo. Ellos no
te pertenecen, ellos son seres universales
inmortales que necesitan vivir su propia vida
y no la que tú les quieras imponer. No los
encierres en una burbuja de cristal para aislarlos
de la contaminación de este mundo. Déjalos
que se enloden de vez en cuando, pero hazles
saber qué es lo correcto e incorrecto para la
evolución de sus almas.

Si aíslas a tus hijos de las tentaciones del


mundo material, ellos no sabrán como cuidarse
el día que tengas que dejarlos solos. Los niños
que están sometidos al contacto con la suciedad
son los que mayor inmunidad desarrollan
contra las enfermedades. Aquellos que viven
17
aislados de todo son proclives a resfriarse con la
más leve brizna. No los entregues totalmente al
mundo de la dualidad, pero tampoco busques
aislarlos de ella. Enséñales cómo funciona la
dualidad y las consecuencias de caer en ella. En
el equilibrio está la sabiduría.

Por último, no te ates a que ellos sean como


tú quieres. Si a pesar de dar lo mejor de ti ellos
deciden experimentar la dualidad, déjalos y
recuerda siempre que son Dios viviendo y
saboreando su propia experiencia particular.

Pregunta
Maestro, por favor háblanos ahora del servicio
a la vida.

Respuesta del YO SOY: Servir es una experiencia


muy importante que te ayuda a comprender
mejor a Dios a través del Amor. Es más, el servicio
es una parte indispensable en el proceso de
descubrirte como Dios. El problema radica en
la conciencia con la que sirves. ¿Esperas que al
servirles ellos ya no tengan que trabajar y crecer?
Esa forma de servicio se llama codependencia y
es sumamente dañina. ¿Estás atado a que ellos
cambien y mejoren como contraprestación de
lo que les estás dando? Esa forma de servicio
18
conlleva al sufrimiento ya que te atas a ser feliz
de acuerdo a las decisiones que las personas
tomen. Ellos tienen derecho a equivocarse, esa
es la única forma en que podrán aprender en la
mayoría de los casos.

Pregunta:
Entonces, ¿Cómo debo servir?

Respuesta del YO SOY: Sirve con calidad,


buscando dar lo mejor de ti. Sirve con integridad,
buscando alimentar tanto su cuerpo como su
Espíritu. Sirve con convicción, porque te nace
del corazón y no porque crees que así te salvarás.
Sirve con amor, buscando sanar las almas. Sirve
con disciplina, dando pero al mismo tiempo
exigiendo que ellos den de lo que tienen para
elevar la familia, fundación u organización a
través de la que sirves. Y finalmente, da sin
expectativas, eso significa que si después de
haber dado con calidad, integridad, convicción,
amor y disciplina, una persona no cambia, no
eleva su conciencia, no agradece o incluso se
lanza contra ti; entonces tendrás la capacidad
de estar feliz ya que cumpliste con dar lo mejor
de ti. Si sufres es porque estás atado al resultado
de tu trabajo. La felicidad no debe estar en el
resultado sino en el proceso.
19
¿A que estás atado? ¿Acaso te atas al hecho
de que los demás deben tratarte de manera
amorosa y adecuada? Eso te traerá mucho
sufrimiento. Nunca te ates a algo que dependa
del libre albedrío de otros. Tú nunca podrás
cambiar a ninguna persona en este mundo.
Al único que realmente puedes cambiar es a ti
mismo. ¿Te gustaría cambiar a alguien? No seas
hipócrita, cambia primero tú y enseguida da
ejemplo. Si crees que haz cambiado a alguien
es porque lo has controlado, haz dominado su
mente para que reprima algo que necesitaba
experimentar.

Pregunta:
Maestro, ¿Eso significa que debo dejar a las
personas como están?

Respuesta del YO SOY: Tu primer objetivo


es Ser la Plenitud del Dios que Eres. Cuando
eso suceda -o incluso antes- puedes empezar
a ayudar a que otras extensiones de Dios se
descubran a sí mismas y arrojen sus capas
de negación. Pero tú no puedes cambiarlas,
tu papel es darles las herramientas para
que ellas generen su propio cambio. Debes
hacerlo teniendo en cuenta cuatro aspectos
fundamentales:
20
1. Amor: para que se sientan amados y
aceptados, lo cual es primordial para que
decidan elevarse. Solo el amor verdadero
sana las almas.
2. Poder: para sacudirlos cuando sea
necesario. A veces es imperioso que seas lo
suficientemente directo como para hacer
que otros caigan en cuenta de sus ilusiones.
3. Sabiduría: para darle las herramientas al alma
para que se eleve a sí misma. La sabiduría
es mostrarle el camino que conduce a su
autorrealización en Dios.
4. Por último necesitas no estar atado al
resultado de estas tres cosas. Si te atas
inevitablemente sufrirás una y otra vez.

Reconoce siempre a Dios en todos

¿A qué estás atado? ¿Sufres cuando los


demás te atacan, te critican, te traicionan o te
aborrecen? Amado, ellos son Dios, ellos son Tú
mismo, no hay separación. Si ellos actúan así es
simplemente porque no saben quienes son, ya
que si lo supieran no lo harían. El mundo es una
fiesta de disfraces, ellos olvidaron que eran Dios
y se identificaron con su disfraz, por lo tanto te
atacan. Pero tú si sabes quienes son ellos, sabes
que el Ser Real que ellos son no te ataca ni te
21
odia. Mira siempre a ese Ser Supremo en todas
las personas y deja de sufrir por las tonterías
que sus máscaras humanas hagan o digan, eso
no debería ser realmente importante para ti.

Tu identidad verdadera está situada en un


plano de conciencia donde el odio o la muerte
no pueden entrar. Todo lo que sale del ego de
otros solo puede atacar tu ego. El Ser que eres
no nace ni muere, no puede dañar ni ser dañado
por nada en este mundo material. Cualquier
daño que hayas recibido solo ha podido afectar
tu alma, pero tu Espíritu –el YO SOY que eres-
permanece inmutable. El alma tiene conciencia
de separatividad, por eso sufre y es herida
constantemente. Tú eres el YO SOY, y YO SOY el
núcleo de tu verdadera identidad permanente
e inmutable. El alma es solo el vehículo que
utilizas para experimentar los planos inferiores
del Espíritu, pero tú eres mucho más que un
alma, eres Dios.

Nada ni nadie puede dañar tu verdadera


identidad. Así que lo que llamas “ofensa” es algo
que ha sido dirigido contra tu ego. Tu alma
jamás puede ser dañada cuando se identifica
concientemente con el YO SOY. Pero cuando te
identificas con el ego, eres susceptible a sufrir
22
heridas y daños cuya curación requiere de un
proceso que muchas veces puede tomar años
o encarnaciones.

Cuando sabes que eres Dios y que todas las


personas son Dios, entonces quedarás vacunado
contra la crítica destructiva o las ofensas. Cuando
sabes que eres YO SOY, te volverás de jabón y
todas las ofensas resbalarán ante la espuma de
tu paz. Es por eso que dije a través de Jesús que
pusieras la otra mejilla. Si eres YO SOY, no vas
a pelear contra las máscaras de tus hermanos
que siguen dormidos, ¿Verdad?

Pelear con ellos seria similar a igualarte con


un niño pequeño que te saca la lengua. El niño
no sabe realmente lo que eso significa pero tú
lo tomas como una ofensa. La ofensa está en
la interpretación que le das a lo que los demás
hacen o dicen. El sentido de ofensa proviene
del ego. El Ser que Eres no se ofende ni se daña
por lo que otros digan o hagan.

Cuando alguien pretenda atacarte, recuerda


que es solo un niño que no sabe lo que hace.
Ama y perdona sin límites. Eso lo entendió
Jesús cuando estaba clavado en la cruz del
gólgota, él solo veía extensiones de Dios en
23
todos los que dañaban su cuerpo. Fue por eso
que humildemente gritó: “Padre, perdónalos
porque no saben lo que hacen”.

Pregunta:
Maestro, ¿Eso significa que debo dejar que los
demás hagan lo que quieran conmigo?

Respuesta del YO SOY: Hay un límite para


todo. Responde siempre con amor, pero en
algunos casos acompaña ese amor de Poder. No
necesitas responder a una ofensa o bofetada con
otra ofensa, pero no puedes permitir que una
persona se aproveche de ti indefinidamente.

Por ejemplo, si permites que alguien se


vuelva codependiente contigo en el sentido
de que siempre busca sacar partido de tu
buena fe, podrías estar evitando que esa
alma pueda crecer por sí sola, de esa manera
estarás contrariando las leyes de crecimiento
del universo. ¡Córtalas de tu vida cuando sea
necesario! Así aprenderán que deben cambiar
su actitud para alcanzar sus propias metas y no
vivir a merced del trabajo de otros. Lánzalos del
nido para que aprendan a volar. Mientras los
alimentes ellos no querrán volar solitos.

24
Si sufres maltrato físico o psicológico por
parte de tu pareja, ¡Cambia esa situación! De lo
contrario esa alma pensará que puede dañar
a otra parte de Dios y aun así obtener lo que
quiera. Eso retardará su proceso de crecimiento.
Establece límites y barreras al ego de los demás.
Cuando tengas que dejar a alguien, no lo dudes.
No hay ninguna regla que diga que tienes que
soportar el maltrato constante en nombre
del hogar o de los hijos. Si crees que deberías
soportar el maltrato de tu pareja por los hijos, yo
te pregunto: ¿Es qué ese es el tipo de ejemplo
(el de la víctima o el victimario) que quieres que
ellos vean?

No tienes que tolerar todas las actitudes


dañinas, también eres Maestro y debes
enseñarles que eso no les permitirá crecer. A
veces tendrás que cortar de tu vida a ciertas
personas. Si lo haces desde el YO SOY, estarás
en lo correcto siempre. Lo importante es la
conciencia con que lo haces. Habla fuerte si es
necesario, pero nunca pierdas tu cordura y tu
sentido interno de paz.

Se ecuánime con toda la vida

Se ecuánime siempre y en todo momento.


25
Mantente en la Paz del YO SOY cuando llueva y
cuando haga sol, cuando nazca tu primer hijo
y cuando muera tu madre, cuando consigas
tu ascenso y cuando descubras que tu pareja
te fue infiel. No dependas de las situaciones
externas para definir tu felicidad. Se feliz por
ser el YO SOY y no por tener “esto” o “aquello”.
Aun Siendo el YO SOY, de vez en cuando la
Inteligencia Suprema te privará de cosas para
probar qué tan capacitado estás de mantenerte
centrado en Mí.

Se ecuánime y serás feliz. Ser ecuánime


significa vivir en una actitud de gozo supremo
aun cuando la gente te diga que en esas
condiciones no puedes ser feliz. Ellos dirán:
“¿Cómo puedes ser feliz siendo tan gordo, o tan
flaco, tan alto o tan bajo, tan rico o tan pobre?”
Ser ecuánime significa vivir tu propia felicidad
aunque según los estándares humanos,
técnicamente no puedes ser feliz.

No luches contra las condiciones externas que


te disgustan. Acéptalas como son, reconoce que
tú las creaste. Si no te gustan, entonces empieza
a enfocarte en lo que realmente quisieras ver en
tu vida, y haz que tus pensamientos, emociones
y acciones sean congruentes con ello. Todo lo
26
que sucede en tu vida lo haz creado de una u
otra manera por la calidad de tus pensamientos,
creencias y sentimientos, la suma de estos
tres se convierten directa o indirectamente
en decisiones, y son esas decisiones las que
conforman tu vida actual.

Tal vez pienses que algunas de las cosas


que hay en tu vida no fueron decisiones tuyas
porque otros decidieron por ti. YO te diré que
tú si decidiste. Si, tú y solo tú decidiste dejar
que otros decidieran por ti y eso es en sí una
decisión. Si otros han moldeado tu vida es
únicamente porque lo has permitido. Dios te
dio poder total sobre tu mundo, no lo culpes si
decidiste darle ese poder a otros.

Se feliz por Ser quien eres. Entrega tu amor


a toda vida de manera ecuánime. Deja a un
lado las preferencias. No deberías clasificar a las
personas por categorías. Acéptalas y ámalas a
todas por igual. No seas como el neófito que
tocó a las puertas de un rabino para que le
enseñara los misterios de la Cábala. El rabino
le preguntó qué tanto amor le daría a alguien
cuando lo golpeará y lo tratara de forma injusta.
El joven respondió sinceramente que lo amaría
mucho. Entonces el rabino volvió a preguntar
27
qué tanto amaría a alguien que le diera amor
y cariño. El joven respondió que, ciertamente,
le amaría mucho más. El rabino lo expulsó de
inmediato.

Las metas humanas

Ser Feliz significa ser YO SOY. Si eres otra


cosa que no sea YO SOY sufrirás una y otra vez.
Cualquier identidad humana que decidas ser
estará condenada al sufrimiento ya que no es
real. Si decides ser deportista, sufrirás cuando
no alcances la medalla de oro. Si decides ser
arquitecto, sufrirás cuando no te encomienden
los planos del edificio más grande de tu ciudad.
Si decides ser empresario, sufrirás cuando no
alcances los niveles de productividad que
esperabas. Si decides no ser nadie, sufrirás
cuando tengas que interpretar algún papel.

Pregunta:
Maestro, ¿Eso significa que no debemos buscar
metas humanas?

Respuesta del YO SOY: ¡Nuevamente estas en


la mente de la dualidad! Lo que estoy diciendo
es que debes comprender que tu única
identidad es Dios, eres y siempre haz sido el YO
28
SOY. Si sabes eso claramente entonces nadie
podrá robarte tu felicidad interna, la felicidad
que te da saber quien eres. Entonces podrás ser
deportista, arquitecto, empresario, o nada de
eso -y aun así- serás feliz.

Tu deber es demostrar la capacidad


innata que existe en las personas de Ser
Dios allí donde están. El éxito humano y la
espiritualidad no compiten. El primero debería
ser el resultado natural del segundo. Cuando
encarnas tu Divinidad puedes tener éxito en
muchos aspectos de tu vida. Nunca es tarde,
empieza hoy mismo a reconocer lo que Eres y
manifiéstalo en el mundo.

Tambien es cierto que algunas metas


humanas se oponen a la naturaleza del universo
que es crecimiento constante. Por esta razón
debes verificar si tu meta está alineada con
el deseo puro de Dios para sus extensiones.
Si no es así, estarás creando algo que no es
permanente, algo que tarde o temprano se
debe derrumbar por carecer de bases sólidas
en Dios. Por ejemplo, no puedes pretender Ser
el YO SOY y al mismo tiempo querer montar
una taberna, o ser cantante de rock, cuando
sabes que eso no aporta nada al crecimiento
29
de la humanidad –por el contrario, este tipo de
acciones generan reacciones que degradan la
naturaleza humana.

Si tu meta no es la meta del Dios que YO SOY,


quiere decir que estás dividido, estás situado en
tu ego humano y no en tu identidad Divina. La
voluntad de Dios no es algo ajeno a tu voluntad,
la voluntad de Dios es tu propia y más elevada
voluntad. Cuando crees que la voluntad divina
es contraria a tus deseos es porque piensas que
eres algo diferente a Mí. Crees que eres el ego y
por eso sufres cada día.

Siendo el YO SOY en el mundo de hoy

Pregunta:
Maestro, veo realmente difícil creer que uno
puede ser feliz en un mundo donde hay semáforos
en rojo, cuentas que pagar, asesinatos, hambre,
etc.

Respuesta del YO SOY: En cierto modo


tienes razón: desde la perspectiva de la mente
humana, -que fue con la que me hiciste la
pregunta- jamás podrás ser feliz. Solo podrás
ser feliz cuando comprendas que Eres YO SOY.
30
Algo diferente a esto conllevará al sufrimiento.
Para ser feliz necesitas salirte de la dicotomía
de tu mente separada, la cual nunca podrá ser
satisfecha por nada en este mundo.

Cuando encuentres el semáforo en rojo o


la fila en el supermercado serás feliz –si vives
ese momento Siendo el YO SOY. Pero si vives
ese momento pensando en el pasado o futuro
sufrirás. Vive el momento, disfrútalo, sabe que
en todos los instantes está Dios presente, no te
dejes atrapar por la loca carrera humana que
hace que todos pierdan la paz. Vive y conoce
a Dios en cada pequeño instante, por más
abrumador que parezca. Se feliz aunque creas
que llegarás tarde. Recuerda que llegas cuando
debes llegar.

Si estás esperando y crees que esperar es


aburrido, ¡contempla la naturaleza! observa
todo como una extensión maravillosa de Dios.
Cada árbol, cada flor, cada nube y el cielo azul
son Dios hablándote y diciéndote cuanto te
ama a través de la belleza natural. Si no hay
árboles, entonces divierte en las caras de la
gente, no estoy diciendo que te burles de ellos,
simplemente puedes mirarlos y decir “¿Qué
31
clase de experiencia estará viviendo esa parte
de Dios, esa parte de mí?” Ámalos y respétalos
siempre. Nunca te sientas superior o inferior
a otra extensión de Dios. Eso lleva en sí la
conciencia de la separación. Desde aquí todo
es una Unidad. No busques ser mejor que otro,
busca ser Más en tu comprensión de ti mismo.

Cuando veas tus deudas se feliz porque eres


Dios. ¿No es acaso divertido que tú, el Dios
supremo del universo, el creador del oro y de
la luz, esté sufriendo porque aparentemente
carece de algo? Medita en eso y te darás cuenta
de que es muy chistoso. Es divertido ver como
sufres por no tener algo, cuando en realidad
eres Uno con todo lo que existe, incluyendo la
abundancia y la fortuna.

Se feliz en el momento presente, conéctate


con quien realmente eres y no te dejes sacar de
allí por las deudas o cosas similares. Si puedes
ser feliz aún con deudas, atraerás cosas que
sean similares a esa felicidad (prosperidad,
dinero, etc.) Pero si eres infeliz con tus deudas
simplemente atraerás más y más pobreza, más
y más deudas. Se feliz por ser quien eres y no
por lo que tienes o debes. Eso es ser ecuánime.
32
Cómo cambiar el mundo

¿Por qué eres infeliz cuando hay asesinatos?


¿No sabes que todos ustedes son seres inmortales
cuya identidad real no puede ser extinguida
por una bala? Se feliz porque tanto el asesino
como la víctima son Dios experimentando y
aprendiendo de las lecciones creadas por ellos
mismos. Se feliz porque ya eres el YO SOY.

Pregunta:
Maestro, ¿Eso significa que debemos
conformarnos con la situación actual de nuestro
planeta?

Respuesta del YO SOY: Tú pregunta capciosa


está diseñada sutilmente por el ego para
encontrar una respuesta dualística a un
razonamiento dualístico. ¿Cuándo soltaras a ese
impostor y vendrás a ser YO mismo?

Yo no digo que el mundo esté bien así o


que sea Mi visión más elevada ver muerte y
destrucción. Lo que digo es que ustedes crearon
estas condiciones y cada vez que se enfrascan
en ellas tienen una oportunidad de cosechar
sufrimiento, el cual puede en algún momento
33
despertarlos y sacarlos de esa conciencia
inferior.

Tuya es la responsabilidad de elevar el


mundo. Tú eres Dios, y por lo tanto debes
elevar tu creación. Pero de nuevo, no te ates al
resultado de tus acciones. Eleva la tierra dando
lo mejor de ti, pero si sufres al no encontrar el
resultado esperado es porque te ataste a las
libres decisiones de otros que tal vez no estaban
listos para aprender en ese momento.

La mejor forma de elevar la tierra y cambiar


las condiciones mundiales es cambiándote a ti.
Si te elevas elevarás a los demás. Nuevamente el
ejemplo es la mejor manera de enseñar. No te dejes
apesadumbrar por las condiciones mundiales.
Da lo mejor de ti y sabe que la gente necesita
crear sus propias lecciones. Eso no significa que
te vuelvas indolente, en la capacidad de amar
está implícita la compasión por los demás. Pero
jamás perviertas tu compasión convirtiéndola
en lástima. La lástima te ata a sufrir por otros, la
lástima es un enemigo del amor.

Amado, no te ates a nada, ni siquiera a


estas palabras. Ve más allá de las palabras y
34
conócete a ti mismo como el YO SOY. Busca
tus propias respuestas, YO siempre te hablo
a través de todas las circunstancias de tu vida
diaria ¡Escúchame! No seas sordo. Aprende a
interpretar las situaciones y podrás oír mi voz
en todo. A veces hablo en forma de dolor y a
veces soy puro amor, escúchame y se ecuánime
en toda situación.

YO SOY quien tú eres


Tú eres quien YO SOY
YO SOY
OM

35
36
Clave 2
Trasciende tus ataduras
por medio de una
comprensión superior

Pon tus ataduras por escrito

¿A qué estás atado? Atadura es sinónimo


de sufrimiento. Lo uno conduce a lo otro
incesantemente. Puedes tomar un papel y
colocar un encabezado que diga: “Cosas que
me atan al dolor y sufrimiento”, después haz una
lista de tus ataduras y empieza a trabajar en ellas.
Construye afirmaciones YO SOY que ratifiquen
tu Verdadera Identidad y ponlas debajo de cada
atadura que identifiques. Se creativo con tus
afirmaciones y úsalas continuamente, esta es una
poderosa herramienta para soltar aquello que
te impide Ser YO SOY. Debes revisar y reescribir
tu lista continuamente (preferiblemente cada
semana). Tus expectativas son expertas en
camuflarse bajo formas distintas para poder
seguir molestándote.
37
Al principio, podrás ver claramente las
ataduras que son más obvias y fáciles de
reconocer. Cuando las sueltas te darás cuenta
de cómo tú vida entrará en un estado de paz
y libertad que no habías experimentado desde
que eras un niño y vivías sin expectativas.
Después de un tiempo te darás cuenta de que
debajo de la superficie aparecerán otras ataduras
más pequeñas y difíciles de reconocer.

Nunca pares este proceso, tu ego ha estado


por mucho tiempo aferrado a sus ataduras
como para soltarlas de un día para otro. Tus
ataduras son como las cucarachas, cada vez que
las barres con la escoba ellas tratan de volver
a entrar a tu casa. Debes repetir el proceso
muchas veces hasta que las cucarachas mueran
de inanición. El proceso de soltar es constante
y duradero.

Nunca mires el soltar como una lucha,


cada vez que sueltas algo penetras más en la
conciencia de la paz y las ataduras se hacen
más débiles. Soltar, en lugar de ser una batalla,
es un fluir constante y gozoso. Así como el río
no ve su transcurso por el cause como una
lucha, soltarte del ego también es un proceso
natural y muy alegre. Lo único que puede
38
sucederte en este proceso es que seas más libre
y feliz de lo que eres ahora. Recuerda que esta
es una transformación gradual. No necesitas
hacerlo todo de una vez. Empieza trabajando
en soltar tu mayor atadura. Luego dedícate a las
demás en el orden de importancia en que van
apareciendo.

Antes de seguir leyendo es muy importante


que entiendas que este no es un libro más
para leer de los muchos que abundan en el
mercado, este es un libro para trabajar. Si esperas
resultados prácticos en tu vida al estudiar este
libro, debes empezar tomando una agenda,
un lapicero y siendo honesto contigo mismo
cada vez que escribas. Es imprescindible que
desarrolles la capacidad de “ver la viga en tu
propio ojo” para poder avanzar. De lo contrario,
no me responsabilizo por el resultado que
pueda causar este libro en tu vida.

Los cuatro niveles de la conciencia

Tú –en los planos del Espíritu- eres YO SOY


inmortal y puro. Cuando descendiste a los
planos de la materia, experimentaste la vida a
través del alma o el “ser conciente”. El alma se
mueve entre los diferentes planos de conciencia
39
que hay en tu mundo. El grado de pureza del
alma depende del nivel de conciencia en que
se encuentra en un momento dado.

El primero plano de conciencia (de arriba


hacia abajo) es la supraconciencia. Este es
el más puro y elevado, en él te identificas a ti
mismo como Dios. La supraconciencia es el YO
SOY; es tu grado de identidad más alto posible.
Desde allí no existe posibilidad alguna de
experimentar el sufrimiento humano porque
sabes que eres Dios.

El segundo plano, en orden descendente,


es el de la conciencia. Desde este nivel es que
operas cuando estás despierto. El ser conciente
toma decisiones y tiene conciencia de sí mismo.
Cuando utilizo la palabra “alma” en este libro,
me estoy refiriendo a ese ser conciente que tú
eres.

El tercer nivel es la subconciencia. En este


plano se encuentran todas las programaciones
que controlan tu vida. En la mayoría de las
personas, la subconciencia maneja al ser
conciente.

Todas las programaciones como la tendencia


40
a responder con ira, la idiosincrasia cultural, los
gustos, las cosas que haz aprendido (como
conducir auto, manejar el computador, etc.) se
encuentran alojados en la mente subconsciente.
Cuando dices que no puedes aprender
inglés, por ejemplo, estás respondiendo a
una programación subconsciente que puede
tener su origen en dificultades que tuviste
con esa lengua en la escuela o en lo que tu
madre o profesora te dijeron. La mayoría de las
personas son esclavos de sus programaciones
subconscientes.

Hoy día está muy en boga la programación


neurolingüística, el método Silva de control
mental y la psicotrónica. Estas técnicas se basan
solamente en reprogramar el subconsciente
pero no te ayudan a conectarte con tu mente
Supraconciente –el YO SOY-. Por lo tanto, se
trata de técnicas estériles que se quedan en el
campo mental pero no te permiten llegar a ser
el Ser verdadero que eres. Necesitas ir más allá
de esta clase de técnicas mecánicas y conocerte
a ti mismo como Dios, de lo contrario tu ego
utilizará esas técnicas para atarte en la dualidad
y hacerte creer que ya tienes todo lo que
necesitas para autorrealizarte.

41
El cuarto nivel es el inconciente. Esta es la
región más misteriosa de tu mente. Como su
nombre lo indica, es el lugar donde se alojan las
creencias o recuerdos de los cuales no quieres
ser conciente. Los traumas de la infancia (como
el abuso sexual), las iras reprimidas, el odio
contra Dios, los miedos más profundos que no
te atreves a aceptar, las perversiones sexuales;
todo esto se esconde sigilosamente en el
inconciente.

El inconciente se divide de la mente conciente


por medio de una línea que fue bautizada por
los psicoanalistas como “la censura”. Esa línea
delgada es el filtro que permite que lo que
hay en el inconciente pase a la conciencia.
Las creencias religiosas y culturales influyen
notoriamente sobre el grado de censura que
manejas.

Cada cultura tiene sus propios límites de


censura. Por ejemplo en una sociedad machista
donde el homosexualismo es públicamente
condenado, la censura será mucho más marcada
que en otros casos. Así que muchas personas
pueden ser homosexuales inconcientemente
ya que su línea de censura no les permite
reconocerlo. Generalmente –para defenderse
42
de su inconciente- estas personas se convierten
en “machos” homofóbicos, con tal de negar lo
que llevan dentro.

Por otro lado, en países donde propugna


el libertinaje puede que muchas personas
carezcan de línea de censura en cuanto al
homosexualismo, así que no tendrán problema
en reconocerlo, pero tal vez esta línea sea más
fuerte en otros aspectos que son condenados
por su sociedad.

La línea de censura se relaja cuando el


cuerpo duerme. Por eso es que hay personas
que sueñan haciendo cosas que despiertas
jamás harían. Lo que sucede es que están
expresando sus deseos reprimidos. En otras
personas la censura es aun más fuerte y estos
deseos reprimidos se expresan en los sueños en
forma de códigos que luego, cuando la persona
despierta, es incapaz de interpretar. El alcohol
y otras drogas también son inhibidores de la
línea de censura. Muchas personas cuando
beben, hacen cosas que jamás se les ocurrirían
en sano juicio. Esas actuaciones son deseos o
miedos reprimidos que están alojados en el
inconciente.

43
Es importante en tu progreso espiritual que
te hagas conciente del material inconciente
y lo asumas. Solamente puedes soltar algo
cuando lo reconoces. Hacer esto de manera
irresponsable puede traer serios perjuicios para
el alma. Lo que quiero entregarte en este libro
es una técnica segura y eficaz que te ayudará a
sacar el material inconciente para que te hagas
conciente de él. Cuando esto sucede eres capaz
de avanzar a pasos agigantados en tu sendero
espiritual. Tú no eres el inconciente, sin embargo
todo lo que hay ahí ha sido almacenado por ti,
por tanto eres responsable de soltarlo. Debes
liberar la luz de Dios que está aprisionada en
esta clase de formas imperfectas.

El sendero interno y el sendero externo

La mayoría de las religiones creen que todo


lo que necesitan para lograr la unión con Dios
es cumplir con ciertos requisitos externos,
obedecer unos mandamientos y aceptar
los dogmas de su iglesia u organización. Ese
es el típico caso del sendero externo que
está diseñado para atrapar a las almas en la
dualidad.

El sendero interno consiste en reconocerte


44
a ti mismo como Dios. En el proceso es
absolutamente indispensable que te liberes
de los bloqueos que hay en tu psicología. Esos
bloqueos se encuentran alojados en tu mente
subconsciente e inconciente. Para liberarte
de ellos es necesario que los conozcas, pues
solamente cuando te vuelves consciente de
dichos bloqueos puedes empezar a soltar los
nudos internos que haz creado. Esos nudos
conforman la suma de creencias que no te
permiten aceptarte como Dios. Tanto en el
subconsciente como en el inconciente están
alojados todos los miedos y rencores que
sostienen tu conciencia de separación con
Dios.

Tal vez has podido darte cuenta cómo en un


momento dado, por medio de una experiencia
espiritual, puedes experimentar la unión
con Dios, pero al poco tiempo regresas a la
conciencia mortal y te identificas con el humano
separado. Eso sucede porque YO te dejo que
asomes por unos instantes a la conciencia de
unidad conmigo, pero no puedes sostenerte
allí las 24 horas si todavía no has soltado las
ataduras mundanas que tienes en los diferentes
niveles de tu mente.

45
Las personas que siguen el sendero externo
solo se dedican a cumplir con los ritos de su
iglesia y obedecer los mandamientos. Estos
fueron diseñados para prevenir que las almas que
estaban muy atrapadas con su ego se mataran
unas a otras. Las personas que practican este
sendero simplemente reprimen lo que sienten.
Eso puede funcionar por un tiempo, pero tarde
o temprano terminan explotando para poder
sacar lo que llevan dentro.

En el sendero interno no te dedicas solo a


cumplir reglas, tú investigas el por qué y la
causa detrás de tus actitudes impropias. En el
sendero interno sanas tu alma de las fracturas
psicológicas que la llevan a repetir actos
que atentan contra el crecimiento espiritual
del planeta. Es decir, en el sendero interno,
superas las reglas en el sentido de que en algún
momento llegas a no sentir la necesidad de
romperlas, simplemente porque eres YO SOY.

Cuando eres YO SOY te liberas de la


necesidad de reglamentos externos porque
los trasciendes. Maestros como Jesús y Buda
escandalizaron a la gente de su época por
romper las leyes religiosas.

46
Jesús andaba en medio de ladones y
prostitutas predicando el evangelio, lo cual era
absolutamente reprochable para un rabino de
su época, que debía limitarse a predicar en el
templo. Los esenios, un grupo religioso que
vivió en Siria y en Palestina desde el siglo II a.C.
hasta el siglo II d.C, en algún momento llegaron
a considerar a Jesús como su Mesías. Pero
cuando lo vieron bebiendo vino, comiendo
carne, defendiendo a mujeres adulteras,
compartiendo con samaritanos, cobradores
de impuestos, y otros que eran considerados
como impíos; lo rechazaron porque definieron
que él no tenia las señas clásicas de un Mesías
que –según ellos- debía comportarse como el
ser humano perfecto.

Buda fue rebatido por la casta sacerdotal


ya que llevaba su Dharma, o enseñanza, a los
parias y a los brahmanes por igual. Su forma de
vida era sencilla, rechazaba las extravagancias y
discriminaciones de la religión hindú así como
la excesiva necesidad de ritos y dogmas.

A estos Maestros que vivían siendo el YO SOY


no les importaba cumplir con las expectativas de
la gente de su época, y cuando se equivocaban

47
lo hacían en público para que su ego quedara
expuesto ante todos.

Con esto no quiero decir que las reglas


y mandamientos no deberían existir en el
mundo de hoy. La mayoría de las personas no
están preparadas para vivir sin reglas. El trafico
vehicular y el orden público entrarían en caos
si estas no existieran. Lo que quiero decir es
que si tú, que estás leyendo este libro, quieres
realmente Ser el YO SOY que eres, debes dar el
salto quántico y pasar del sendero externo al
plano donde comprendas la causa psicológica
de tu tendencia a romper las reglas, ya que solo
así la regla puede ser superada. No porque te
vuelvas un anarquista, sino porque eres el Cristo
en la tierra y haces lo que haces porque eres
verdaderamente conciente del Ser que eres y
de tu compromiso con el crecimiento espiritual
de la tierra -y no por miedo a romper la regla.

Ejercicio de completar frases

Si no sabes como poner tus ataduras por


escrito utiliza el ejercicio de completar frases.
Este es sumamente efectivo para conectarte
con tus ideas y emociones inconcientes. La
práctica consiste en tomar una frase incompleta
48
y empezar a escribir finales alternos. Te voy a
explicar como:

Primero observa aquello que tanto te


molesta sin saber por qué, (por ejemplo rabia
contra alguien) luego construye una frase
incompleta donde afirmes lo que sientes. Tú
sabes claramente cuando hay algo que no
está bien o que te molesta en tu vida, pero
generalmente no eres conciente de su origen.

Simplemente haz una frase que narre lo


que sientes en un momento dado, pero no
escribas el por qué (aunque creas que lo sabes).
Deja puntos suspensivos y permite que tu
inconciente aflore para expresar aquello que
generalmente prefieres no ver. Es indispensable
que no pares a pensar lo que vas a escribir,
deja que fluya naturalmente. Escribe rápido y
sin razonar. El resultado es la respuesta de tu
inconciente a las ataduras que tienes.

Aunque esto pueda ser molesto y doloroso


en ciertos casos, (ya que hay muchas cosas que
preferirías no ver) es profundamente necesario
que lo hagas para poder conducirte al lugar del
YO SOY.

49
Ejemplo:

Si tu problema es un disgusto constante


con una hija (supongamos que se llama Ana)
entonces escribe:

-Ana me irrita mucho porque…

Luego escribe lo primero que se te ocurra


–sin pensar- y la respuesta será la (o las) ataduras
que hay dentro de ti; es decir, tus expectativas
respecto a Ana. Completemos el ejemplo: si me
conecto con la conciencia humana de alguna
madre de la tierra que tenga una hija de unos
25 años, podría responder:

• Ana me irrita porque… es egoísta, es una


desagradecida. A pesar de todo lo que he hecho
por ella no me da lo que me merezco, es una
desconsiderada. Odio que ella vaya a bailar a las
discotecas, no me gustan sus amigos, etc.

En este caso la atadura está muy clara: la


mujer está atada a que su hija se comporte de
una manera determinada con ella. Está atada al
resultado de sus años de esfuerzo como madre.
Está atada a que Ana sea como ella cree que
debería ser. Esta es una de las ataduras más
50
típicas en las personas: atarse a que otros actúen
según sus expectativas.

Cada vez que completes una frase debes


analizarla con tu mente Superior para entender
cual es la expectativa que hay allí. Analízalo
como si estuvieras estudiando a alguien más,
despersonalízate, no te identifiques con ello.

Estudiemos otros ejemplos de frases


incompletas que puedes utilizar:

- Odio cuando mi esposa me mira de esa manera


porque…
- Necesito que mi mamá apruebe lo que hago o si
no…
- Necesito que se me considere indispensable
porque…
- Tengo que controlar el futuro puesto que…
- Tengo miedo de lo que piensen de mí ya que…
- Me disgusta esperar porque…
- Soy feliz solo si otra persona me quiere
porque…

Tomemos como ejemplo la segunda frase.


Algunas de las cosas que pueden surgir cuando
escribas será:
• Necesito que mi mamá apruebe lo que hago
51
o si no…no podré ser feliz nunca, jamás voy a
disfrutar algo que ella no quiere que haga, ella es
quien controla mi vida, es manipuladora, necesito
complacerla siempre, de lo contrario seré un mal
hijo, etc.

¿Cuál es la atadura aquí? Sencillo, la persona


está atada a cumplir las expectativas de su
madre. En este caso la expectativa radica en
complacer a otro. No es negativo el hecho de
que otros se complazcan con tus logros, lo
negativo es que tus logros estén calculados
para complacer a otros. Tus logros deben estar
motivados por ser quien eres y no por ser como
otros esperan que seas.

Analizando lo anterior puedes hacer uso de


tu mente Supraconciente –el YO SOY- y escribir
una afirmación que ratifique la verdad en este
asunto. No se trata de afirmar lo contrario a la
expectativa, se trata de afirmar la verdad de
lo que Es. La expectativa está jugando a ser
contraria a la verdad fundamental que hay en
ti –el YO SOY-. La afirmación que puedes utilizar
en el ejemplo citado es:

-YO SOY feliz por ser quien soy. Mi obligación


es hacer aquello que dicte mi corazón. Suelto
52
la necesidad de ser aprobado por mi madre, la
libero y la bendigo. La única aprobación que
necesito es la del Ser YO SOY.

Las afirmaciones son una práctica muy


poderosa. Ellas te permiten ratificar tu identidad
Divina y reprogramar la mente subconsciente
de las falsas creencias. Para ello es necesario que
el inconciente sea vaciado de toda la sustancia
mal-cualificada que albergas allí. Para liberarte
de algo primero debes reconocerlo. El ejercicio
de completar frases es muy útil en este proceso.
Deja que la Presencia que YO SOY se derrame
sobre ti a través de cada afirmación que hagas.
Hay un gran poder en ello.

Otros ejemplos

Te mostraré otros apegos que pueden aflorar


con el ejercicio de completar frases, además te
daré ideas de afirmaciones que puedes usar.
Tómalas como ejemplo y, ¡construye las tuyas!

• Necesito sexo porque… estoy atado a mis


deseos carnales, tengo que sentir placer para
poder ser feliz, es necesario que sienta el cuerpo de
una mujer (u hombre) para sentirme completo e
íntegro.
53
Afirmación:

-No necesito del cumplimiento de esos


deseos para vivir. Tengo todo lo que necesito
dentro de mí y nada de afuera podrá llenarme.
YO SOY Integro, completo y feliz por Ser quien
YO SOY.

• Tengo que encargarme de todas las cosas en mi


casa (o empresa) porque… soy el único que puede
hacerla funcionar, nadie es tan eficiente como yo,
soy imprescindible, los demás son irresponsables e
incapaces, mi autoestima está basada en mi éxito
laboral.

Afirmación:

- YO SOY la Presencia que delega respon­


sabilidades y oficios. No soy indispensable, las
personas son responsables y pueden hacer las
cosas bien si los motivo de manera adecuada.
Haré lo que tenga que hacer y dejaré que
los demás desarrollen sus talentos. Suelto
la necesidad de sentirme indispensable en
todo.

• Tengo miedo de que el dinero no me alcance


porque… pienso que mañana podría verme muy
mal si no consigo este empleo, tengo miedo de
54
estar sin dinero y no poder darle a mis hijos lo que
necesitan.

Afirmación:

- YO SOY la Abundancia infinita. Soy Uno


con el Todo –incluyendo el dinero- y vivo
feliz y en paz porque la abundancia fluye
naturalmente en mi vida.

• Temo al futuro porque… creo que las cosas


podrían salir mal, necesito sentirme seguro, tengo
miedo de lo que podría pasar mañana, estoy
asustado.

Afirmación:

- YO SOY fluyendo en el río de la vida.


Suelto concientemente todo lo que creo que
“puede” o “debería” pasar. YO SOY QUIEN YO
SOY, confío en quien YO SOY. Sé que todos mis
problemas están resueltos de antemano. YO
SOY en el ahora. El futuro no existe. El ahora
es todo lo que existe y soy feliz ahora mismo.
Suelto todo temor y necesidad de controlar el
futuro que no existe. Dejaré que Dios haga lo
suyo en mi vida.

55
Muy bien, es probable que tengas algunas
dificultades en construir las afirmaciones. No
te preocupes, en los capítulos que vienen
encontrarás herramientas que te permitirán
tener más conciencia de ti mismo y con ello,
tus afirmaciones serán más efectivas. Cuando
termines este libro sentirás la necesidad de
volver a empezar a estudiar -y practicar -en
conciencia para generar un verdadero y
revolucionario cambio en tu vida.

56
Clave 3
Mantente en la Conciencia
del Ser, y serás libre de la
ansiedad y el estrés

Pregunta:
Amado Maestro, ¿Cómo sabe uno cuándo está
Siendo el YO SOY?

Respuesta del YO SOY: YO SOY es un estado


de conciencia que no puede ser descrito en
palabras humanas. Sin embargo, hay unas
características objetivas que puedes reconocer
fácilmente. Cuando eres YO SOY, lo sabes
simplemente porque vives en un sentido de
Paz y Amor infinitos. Siendo el YO SOY tienes
la capacidad de hablar desde esa paz aun en
las situaciones aparentemente más difíciles.
Cuando hablas desde el YO SOY, hablas con
mucha seguridad, amor, armonía y claridad.
Tus pensamientos, emociones y palabras están
cargados de Luz y de gracia. Ser YO SOY es Ser
feliz en todo el sentido de la palabra.

57
Puedes diferenciar fácilmente cuando hablo
YO y cuando es que habla tu ego. Cuando este
último se manifiesta, tu voz o tu mente se cargan
de sentimientos como: miedo, abandono, ira,
lástima, orgullo, necesidad de aprobación,
necesidad de control, etc.

Tu ego puede intentar fingir que está


hablando con paz y armonía, pero si eres
cuidadoso puedes sentir la energía en tu
plexo solar y saber que desde ahí no funciona
el YO SOY. Cuando tu ego habla intentando
fingir armonía, en ocasiones, algunos de tus
músculos se ponen rígidos. Eso significa que
hay un bloqueo, una lucha inconciente se está
llevando a cabo dentro de ti.

Debes aprender a sentir de donde vienen


tus pensamientos, emociones o acciones.
Dependiendo de lo que sientas en ti, sabrás
desde donde estás actuando. Cada vez que
actúas desde el ego, pierdes energía y vitalidad.
Cuando actúas desde el YO SOY, te sientes
fuerte, vigoroso y saludable.

Realmente no se necesita tener un don


especial para saber diferenciar desde donde
estás actuando. Cualquiera que tenga la
58
disposición de “ver la viga en su propio ojo”
podrá lograrlo con un mínimo de esfuerzo. La
clave está en la paz y amor que sientas en ti, esa
paz y amor no son el YO SOY, pero son resultado
directo de la sintonía directa con él.

Cuando puedas conocer la diferencia entre


Ser el YO SOY y ser el ego, entonces habrás
avanzado mucho en el camino interno de
conocerte a ti mismo. Cuando puedas vivir por
unos instantes la Paz que YO SOY, estoy seguro
de que no querrás salirte de ella, y cuando
lo hagas, añorarás regresar a ese centro de
equilibrio perfecto.

En el YO SOY no hay miedo, no hay duda,


no hay ira; ni ningún otro sentimiento que
conduzca irremediablemente al sufrimiento.
El YO SOY es la Paz sin límites que sobrepasa
toda comprensión humana. Se trata de una paz
que procede de dentro del individuo y no de
afuera, sin embargo, no se trata de un estado
“sobrenatural” e inalcanzable. Me atrevo a decir
que todos los que leen estas líneas lo han
experimentado alguna, o muchas veces. Lo que
sucede es que no han sido concientes de eso,
ya que tal vez ha pasado inadvertido como una
simple experiencia bonita. Puedes saber si has
59
sido el YO SOY recordando aquellos momentos
en que hablaste con amor y paz -desde el
corazón.

Dado que me estoy expresando por medio


de palabras –las cuales son dualísticas- tengo
que definirme a veces por lo que no soy (temor,
ira, etc.) pero es importante que entiendas que
dichos sentimientos no son contrarios a Mí,
ni vivo en una lucha dualística con ellos. Los
sentimientos relacionados con el sufrimiento
están por fuera de Mí y son nada comparados
con el Dios que YO SOY. Tú solamente puedes
caer atrapado por ellos cuando te identificas
con tu personalidad falsificada y te sitúas por
fuera del Dios que Tú eres -que YO SOY.

El YO SOY y las técnicas espirituales

Aunque Ser o experimentar el YO SOY es una


experiencia interna, generalmente se da como
resultado de una actividad exterior que de
alguna forma te conecta con el interior. Algunos
ejemplos de estas actividades que sirven como
catalizadoras son: la contemplación de un
paisaje hermoso, la meditación profunda, la
repetición de algún mantra, rezo o ejercicio de
yoga.
60
Todo esto es válido, pero esta enseñanza
que estoy dando ahora trata de cómo
experimentar y Ser YO SOY sin necesidad de
atarte a un proceso mecánico o ritual que
implique apartarte del mundo. Esta enseñanza
trata de cómo Ser YO SOY en medio de las
actividades cotidianas y turbulentas de la
vida. A esto es a lo que se refería Jesús con
sus palabras: “Estoy en el mundo pero no soy
del mundo”.

Si obligatoriamente necesitas de determi­


nados ejercicios de respiración o de ciertas
condiciones adecuadas para experimentar
el Ser que YO SOY, estarás atrapado en uno
de los juegos de tu ego. No es que dichas
técnicas las haya creado el ego, lo que pasa es
que este las puede utilizar para hacerte creer
que solo por medio de la técnica puedes
tener una experiencia espiritual con el Ser
que Tú Eres.

No hay nada perjudicial en utilizar la


meditación o cualquier otra práctica legítima,
pero depender de ella indefinidamente es
caer en una sutil trampa que no te permitirá
Ser completamente una persona integra. Tu
vida estará fragmentada entre los momentos
61
en que puedes usar la técnica y entonces
experimentas a Dios como el YO SOY y las
horas en que te sientes separado de Él.

Con esto no estoy diciendo que debes


abandonar las prácticas espirituales que sueles
hacer diariamente. Al contrario, deseo que las
hagas con mucha más conciencia y que sepas
que ellas no son un fin en sí mismo. Ellas son un
medio para que alcances un resultado: Ser YO
SOY. Comprende esto y sabe que si la práctica
que haces es adecuada te dará libertad y te
llevará a una comprensión superior.

El problema de muchos estudiantes es que


ven sus técnicas espirituales como “lo más
elevado del mundo” y creen que eso es todo
lo que tienen que hacer para lograr la unión
con Dios. Una técnica cuyos resultados no se
ven reflejados en la vida diaria (familia, trabajo,
amigos) indica que no está acompañada de
verdadero crecimiento espiritual.

No existe tal cosa como “la técnica más


elevada del mundo”, lo que existe es la técnica
que es la más adecuada para ti. Pero ningún
ejercicio, por más elevado que sea, puede
asegurar por sí solo la salvación. Esta solo se
62
logra cuando elevas tu conciencia y dejas atrás
a tu ego. Y te aseguro, no existe ninguna técnica
o ritual en el mundo que pueda hacer esto por ti,
si no pones el suficiente esfuerzo de tu parte.

Al principio es necesario que utilices un


ejercicio que requiera que te apartes de tus
actividades cotidianas, pero es importante
que avances hacia otra clase de técnica que te
permita Ser YO SOY en medio de las diferentes
situaciones que te presente la vida. La técnica
que te entrego a continuación te será de gran
ayuda para empezar. En este mismo capítulo te
daré el segundo ejercicio que te ayudará a Ser
YO SOY durante tus actividades diarias. Ambos
son necesarios y los puedes efectuar a la vez.
Solo practica, practica y practica hasta que
entiendas y reconozcas quien eres.

Ejercicio I – La respiración conciente

• Si quieres, busca un lugar cómodo y silencioso.


También puedes hacer esta práctica mientras
esperas en una fila o estás caminado por la
calle.

• Quédate en silencio y empieza a respirar


concientemente. Lo único que debes hacer es
63
respirar de manera normal, pero haciéndote
conciente del proceso; de cómo el aire entra y
sale de tus pulmones. Debes hacerte conciente
del sonido de la respiración, del movimiento
del tórax, etc. El objetivo de respirar así es que
enfoques toda tu atención en el momento
presente.

• No pienses en nada ni esperes nada. Si hay


algún ruido que venga del exterior o del
interior (un pensamiento) acéptalos y no
luches. Simplemente enfoca tu atención en
ellos y déjalos ir.

• Cuando practicas este ejercicio tan sencillo


por unos minutos -sin esperar nada, creas el
campo para que la conciencia suprema del
YO SOY se instale suavemente en ti. Déjame
entrar, pero no esperes que entre. Haz la
práctica concentrado profundamente en la
respiración y no desees ni esperes que por ello
debiera suceder algo. No esperes recompensa,
disfruta el proceso y sabrás quien YO SOY.

El estado de iluminación

Tú puedes Ser YO SOY aquí, ahora y en


cualquier momento; ya sea mientras conduces
64
el automóvil o mientras picas la cebolla,
cuando estás hablando con alguien o incluso
estando en medio del ruido, la contaminación
y las peores condiciones de tu planeta. Debes
aprender a identificarte con el Ser que tú eres
en cada instante de tu vida. Cuando eso suceda
no tendrás expectativas de nada, por tanto no
habrá posibilidad de sufrimiento. Te convertirás
en un Ser sabio y dichoso, te convertirás en un
iluminado.

De hecho ya has experimentado por


instantes ese estado de iluminación. Lo que
sucede es que tu falsa identidad – a la cual no le
interesa que te ilumines lo suficiente como para
soltarla – te ha hecho creer que esos instantes
de gloria no eran Ser el YO SOY.

El ego y las enseñanzas de este mundo han


creado una figura misteriosa y mitificada de
lo que es ser un iluminado. Esa imagen, digna
de Hollywood, dice que los iluminados o seres
despiertos solo viven en alguna cueva lejana de
los Himalayas, deben levitar, caminar sobre el
agua y tienen que ser personas muy esquivas
o extrañas. Cuando tú aceptas esa imagen
idólatra entonces, automáticamente te cierras
la puerta para Ser el SER.
65
Debes comprender que tú puedes Ser
el SER ahora mismo. No importa si eres un
vendedor ambulante de medias para dama o
si vives en un monasterio, no importa si estás
en medio de la paz del campo o trabajas en la
calle más concurrida y bulliciosa de tu ciudad.
La iluminación es para ti, ahora mismo. Solo tú
decides cuando y cómo la recibirás.

Mientras más requisitos aceptes para ser


iluminado, más lejos estarás de lograrlo. El
único requisito es Ser una extensión de Dios,
y si estás leyendo esto es porque lo eres, y por
tanto YO, el Dios que eres, está listo para tener
una comprensión integral de sí mismo. De lo
contrario no me hubiera molestado en poner
estas palabras frente a ti. Pero, como siempre,
respeto profundamente la decisión que tomes.

Pregunta:
Amado YO SOY, el término “iluminado”
que utilizas quizás pueda confundir a algunas
personas, ¿Qué significa eso?

Respuesta del YO SOY: Ser Iluminado es Ser


YO SOY. Utilizo este término para que algunas
personas que no saben mucho acerca del YO
SOY se familiaricen en él. Iluminado significa
66
“despierto” es decir, aquel que se conoce a sí
mismo como Dios. Los seres que duermen en el
polvo de la tierra, los que se creen a sí mismos
separados, son en realidad muertos vivientes
en el sentido de que no han conocido la Vida
Verdadera que existe cuando eres quien YO
SOY.

Cómo sostenerte en el Ser

Pregunta:
Amado YO SOY, a mí me ha sucedido algo
particular. He experimentado por horas o días
estar Siendo el YO SOY. Es una experiencia
imposible de transmitir. Sin embargo, después de
un tiempo vuelvo a identificarme con el ser mortal
y empiezo a cosechar sufrimiento. ¿Por qué sucede
eso? ¿Cómo puedo realmente sostenerme en la
Divinidad sin volver a caer al mundo del dolor y la
congoja?

Respuesta del YO SOY: Si después de descansar


en Mí, regresas al estado de la mente separada
es porque aún continúas atado a muchas
expectativas. El único motivo por el que una
persona que vive en Mí decide salirse es porque
se siente raro con el hecho de vivir sin atarse a
algo en este mundo. Debes analizar cuales son
67
esas ataduras humanas que no puedes soltar,
son ellas las que te halan y no te permiten Ser.
Ser significa vivir el Ahora y no estar guardando
expectativas ante la vida. Ser significa estar
en el fluir del río de Dios, donde te separas
de los condicionamientos y programaciones
sistemáticas de la mente que solo conducen al
sufrimiento.

En primer lugar, debes comprender que


Ser el YO SOY es tu estado natural. Todo lo
demás es anti-natural y falso. Ser YO SOY no
significa convertirte o llegar a ser algo externo
o diferente a ti, significa Ser quien realmente
Eres. El ser humano con el que te identificas es
lo que no eres, es una mentira a la que te has
aferrado pero que ahora estás reconociendo.
Su voz no es Tu voz, sus pensamientos no son
tus pensamientos, sus deseos y actos no son los
tuyos; sin embargo, eres responsable por cada
ergio de energía que le permitas utilizar para
acentuar la mentira de la separación.

Entonces, ¿Qué debes hacer? Simplemente


suelta el falso ser que crees que eres. Renuncia
a sus expectativas de los demás y de ti
mismo. Renuncia al temor por el futuro o al
remordimiento por el pasado. Renuncia a esa
68
imagen fingida que haz creado para caer bien
a la gente o para generar miedo y respeto.
Renuncia a cualquier cosa que creas que
deberías ser. Renuncia a tener que ser lo que los
demás esperan que seas.

Después de eso vendrá un vacío, en ese


vacío puede que dudes y trates de recuperar
tu falsa identidad, ¡No lo hagas! Más bien
déjate llevar por el vacío, sin esperar nada a
cambio. Entonces, en algún momento captarás
algún sentimiento de paz o amor. Pero ojo:
No debes buscar o perseguir esa paz o amor.
Simplemente guarda el vacío y, si llega, déjate
llevar, identifícate, conéctate con esa paz y amor
y entonces sabrás lo que se siente Ser YO SOY.

Para hacer esto no necesitas sentarte a


meditar dos horas. Realmente lo puedes hacer
mientras caminas o estás haciendo alguna
tarea. Lo importante no es tratar de “crear” la
conciencia del YO SOY. Esta existe por sí misma y
no necesitas inventarla. Lo único que requieres
es soltar el ser que crees que eres. Libérate de
la máscara humana que no te deja Ser. Para
algunos esto es simplemente inconcebible.
Están tan fundidos con su ego que creen que
si lo sueltan perderán su identidad. Tú no eres
69
el ego, eres mucho más que eso, eres un Ser
Inmortal que nació para ser feliz como Dios.
Soltar la identidad humana es el significado de
“negarte a ti mismo”, solo así podrás Ser Uno
conmigo. Soltar el ego significa estar dispuesto
a dejar de apegarte al sufrimiento.

Pregunta:
Maestro, ¿Podrías poner lo que haz dicho en
términos más prácticos?

Respuesta del YO SOY: Veo que tu mente


humana está buscando la “varita mágica” que te
conecte de forma instantánea en la conciencia
del YO SOY. No es que esa técnica instantánea
que buscas no exista, lo que sucede es que
puede ser diferente para cada uno. Voy a darte
un corto ejercicio que puede servirle a muchas
personas. Lo importante es que entiendas
sus principios básicos y los adaptes a tu vida
de acuerdo a tu propia experiencia personal.
Mantente atento y observa qué es lo que
funciona en ti, y aplícalo.

Supongamos que vas por la calle o estás


conduciendo tu auto. Examinas tus emociones
y te das cuenta de que tienes alguna clase de
angustia, estrés, o ira. Detrás de cada uno de
70
estos sentimientos siempre se esconde un
miedo. Por ejemplo: miedo a no poder pagar una
deuda, miedo a que un hijo se descarrile, miedo
a no obtener el empleo que esperas, miedo a
que alguien no actúe como crees que debería
hacerlo, etc. Ese miedo generalmente está
soportado en expectativas sobre lo que crees
que debería suceder para sentirte “seguro”.

Lo primero que debes hacer es identificar


tu miedo y la expectativa que está detrás de
ese miedo. Entiende que esas expectativas
no vienen de tu Ser verdadero, no surgen
de Ti mismo sino de un ser extraño que está
empeñado en hacer que te identifiques con él.

EXPECTATIVAS MIEDO SENTIMIENTO

Ideas o conceptos • A no pagar una • Angustia


de lo que “debería deuda • Stress
ser” para sentirse • A que un hijo se • Ira
seguro descarrile
• A no obtener el
• Debo ser exitoso empleo deseado
• Debo tener el • A que alguien no
control actúe como yo creo
• Otros tienen que debería
que hacer lo que
yo considero
correcto

Ahora, formula algunas preguntas claves para


entender mejor las expectativas de tu ego. Por
71
ejemplo: “¿Cómo quiero que me vea la gente?”,
“¿De cuantas personas necesito ser amado?”,
“¿Necesito que alguien me tema y me respete?”,
“¿Qué es lo que añoro del pasado?”, “¿Por qué
me siento culpable por lo que hice ayer?”, “¿Qué
es lo que creo que el futuro me debería traer?”,
“¿Sufro porque alguna persona no actúa como
yo espero?”.

Haz la pregunta adecuada de acuerdo con


el miedo que descubriste. Luego deja que la
respuesta surja automáticamente desde el
inconciente. No pienses o prepares la respuesta,
deja que salga lo primero que se te ocurra
-por más loco que parezca- luego escúchala
sabiendo que Tú no eres la voz del ego que
acaba de hablar.

Por ejemplo, si la pregunta fue: “¿Cómo


quiero que me vea la gente?”, tu ego dirá algo
como: “Espero que las personas me amen y me
aprueben, tengo mucho miedo a que ya no me
amen y dejen de creer en mí, si ellos me aman
yo me sentiré feliz”. Escucha la voz que habla
pero escúchala desde afuera, es decir, recuerda
que no eres Tú sino otra persona la que está
hablando. Escúchala como si estuvieras oyendo
a un extraño. No te dejes afectar por lo que
72
oigas, conviértete en un oidor impersonal y
deja que ese extraño hable plenamente, no lo
juzgues ni lo contradigas.

Ahora que ya conoces mejor las expectativas


de tu ego, sabe que son ellas la causa de tu
ansiedad, estrés, ira, depresión, etc. Una vez
identificadas esas expectativas, ¡Renuncia a ellas!
Si quieres puedes ser más explícito y decir:

“YO SOY integro y no necesito nada por fuera


de mí. Renuncio concientemente a la necesidad
de ser amado y aprobado por los hombres, suelto
toda necesidad de recibir afecto externo. Dios me
ama por lo que soy, yo me amo por lo que soy”.

Crea tus propias afirmaciones que se


adapten a tus necesidades, esta puede ser una
gran herramienta que te ayudará a soltar. Solo
cuando sueltas tus expectativas me puedes
conocer realmente.

Después de que renuncies concientemente


a recibir lo que esperas de la vida entonces
viene un vacío. No te preocupes, sigue tu vida
normalmente pero concéntrate en el momento
presente para no darle espacio al ego. El ego
solo puede vivir en el futuro o pasado, él no
73
se puede sostener por mucho tiempo en el
momento presente. Así que si vas caminando
por la calle enfoca toda tu atención en la forma
como das cada paso, medita en las caras de
la gente, observa concientemente. Si estás al
volante, enfoca toda tu atención en el hecho
de estar conduciendo, en el paisaje (urbano o
natural) que tengas al frente. Recuerda que todo
es la creación de Dios o está hecho con su Luz.
Si estás quieto, concéntrate en tu respiración y
nada más.

Cuando vives profundamente el momento


presente, entonces una paz empezará a surgir
naturalmente dentro de ti. Al principio puede ser
algo suave, como una brisa, pero a medida que
te especializas en vivir el momento presente,
esa paz se hará más profunda y duradera. En
esa paz no hay expectativas ni temores, no hay
pasado ni futuro, no importa el mañana o el ayer,
solamente confías. Simplemente sabes que eres
feliz aquí y ahora y que el “aquí y ahora” es todo
lo que existe, porque el “mañana” no ha nacido
y el “ayer” es solo un vago recuerdo de algo que
ya murió. El hoy es todo lo que necesitas para
existir y SER. Esa paz es Ser YO SOY.

Un ser iluminado vive el día a día Siendo. No


74
puedes ser el SER mientras utilices tu mente
para mantenerte en el pasado o en el futuro. Si
te estás comiendo un sándwich, ¡cómelo! No
tienes que pensar en la diligencia que te espera
mañana o en la persona con la que discutiste
ayer. Disfruta el momento presente, es la única
forma de Ser plenamente el YO SOY. El YO SOY
solo vive en el ahora. Si te sitúas por fuera de
ese Ahora, no podrás Ser YO SOY.

Bien, voy a resumir el ejercicio para conectarte


a la supra-conciencia de forma más profunda.
Recuerda que esto no es una “fórmula mágica”.
Interioriza los principios que he mencionado
anteriormente y aplícalos de manera conciente.
Si haces esto como un simple ritual mecánico,
no funcionará. Hazlo desde tu Ser más elevado.
Adapta los pasos que voy a mencionar según
tus necesidades.

Ejercicio II – Siendo el YO SOY

• Pon atención a tus sentimientos y analiza si


estás por fuera de la Paz que YO SOY. Esto lo
puedes saber si estás atado emocionalmente
al pasado o al futuro, o si tienes sentimientos
como: miedo, ira, lujuria, envidia, etc.
• Encuentra el miedo y la expectativa que
75
generan tu estado de estrés, ira, lujuria, etc.
haciendo una pregunta a tu ego. Si la angustia
que tienes depende de una ira por que
alguien no actúa como tu quieres, entonces
pregunta: “¿Como creo que debería actuar
fulano de tal”? Tu ego te dirá: “Fulano de tal
debería actuar de esta o aquella manera para
que me sienta contento”. Escucha al ego sin
identificarte con su voz.
• Una vez identificada la expectativa puedes
crear una afirmación YO SOY para soltarla.
Por ejemplo puedes decir: “YO SOY feliz por
ser quien YO SOY. Fulano de tal es Dios que
necesita vivir su propia experiencia. No soy
afectado por sus actuaciones ya que yo solo
dependo del Dios YO SOY”. Esta afirmación
bloquea inmediatamente la expectativa y te
pone en un nivel superior de conciencia.
• Guarda el vacío que genera soltar una
expectativa. Para evitar caer en la conciencia
del ego debes vivir profundamente el
momento presente.

Pregunta:
Pero Maestro, esto se puede aplicar a algunas
personas que viven una vida despreocupada. ¿Qué
me dices de los empresarios o gente ocupada que
debe preparar informes, juntas, presentaciones,
76
etc.? Hay trabajos que inevitablemente llevan a las
personas a preparar el futuro.

Respuesta del YO SOY: Realmente –en el


mundo de hoy- son muy pocas las personas
que pueden vivir sin estar proyectando el
mañana de alguna manera. Las personas
necesitan preparar ciertas cosas a futuro como
un viaje, el almuerzo, un pedido, estudiar para
un examen en la universidad, etc. El problema
no radica en prepasarse para el futuro sino en
atarse a él. Cuando te atas, indiscutiblemente
sufrirás. Si esperas llevar a cabo ciertas tareas a
futuro atado a las expectativas de lo que debería
suceder, entonces sufrirás.

Comentario:
Amado, si estudio para un examen o preparo
un pedido en mi empresa, tengo que tener la
expectativa de ganar el examen o hacer que
mi pedido sea aceptable para mi cliente. Si no
trabajara esperando un resultado, no tendría
sentido el trabajo que hago.

Respuesta del YO SOY: Ese es un razonamiento


dualístico y te diré porque: si bien es cierto que
el objetivo de cualquier proyecto es tener éxito,
la clave es que tú no te ates a dicho éxito. Si te
77
atas emocionalmente al resultado entonces
surgirán sentimientos de temor, ansiedad,
angustia, etc., que lo que harán será boicotear
tu propio trabajo. Mantente en la paz del YO
SOY y vivirás el ahora teniendo una visión clara,
equilibrada e impersonal sobre el futuro. Si te
sostienes allí, recibirás impulsos intuitivos que
te ayudarán a mejorar tu proyecto.

Lo que quiero decir es que cuando estés


estudiando, preparando el informe, pedido, o
lo que sea, ¡Concéntrate en ello! Pon toda tu
energía y atención en ese momento presente.
Cuando haces así, entonces tu trabajo tendrá
un mayor grado de calidad. Pero si haces algo
pensando en qué dirá tu profesor o cliente,
estarás desgastando tu energía vital, la disiparas
en imágenes que actuarán en tu contra.

Concéntrate plenamente en lo que hagas,


vive el ahora, suelta el futuro y lo que sobrevendrá
será… ¡Que mientras menos te ates al resultado
cuando haces algo, mejor será el resultado!
Esto puede sonar contradictorio para la mente
analítica pero así es. Al revés también funciona,
cuanto más te ates al resultado, menor será el
grado de calidad en lo que haces.

78
El mal hábito de preocuparse

No te preocupes en absoluto. Preocuparse


es uno de los peores hábitos de la gente en este
mundo. Pre–ocuparse significa ocuparse de
algo que aún no ha sucedido. Ese es uno de los
mayores desperdicios de energía vital que puede
haber. Cuado te pre-ocupas generas ansiedad y
empiezas a darle energía al desenlace que tanto
temes que ocurra. Lo mejor es Ser en el YO SOY.
Cuando te centras así, vives intensamente el
momento presente, es por eso que dije a través
de Jesús: “Bástele a cada día su propio afán”.

En el futuro solo pueden suceder dos cosas:


Una, que haya un desenlace supuestamente
“positivo”, es decir, aquel que cumpla las
expectativas que tenías. Dos, que el resultado
contraríe tus expectativas, por tanto tu mente
lo juzgará “negativo”. De cualquier forma,
sin importar el resultado, este servirá para
tu crecimiento espiritual. Generalmente un
desenlace supuestamente “negativo” deja mucha
más enseñanza y riqueza que aquel que llena tus
expectativas humanas. Siempre –sin importar
como juzgue tu mente el resultado- habrá una
oportunidad de crecimiento en Dios.
79
Ahora, si es inevitable que el resultado sea
contrario a tus expectativas, entonces, ¿Para
qué sufrir guardando falsas esperanzas? Suelta
las expectativas y acepta que siempre sucede
lo mejor posible para elevar tu estado de
conciencia actual. Hay cosas en el mundo que
no puedes controlar o cambiar como quisieras,
así que no hay sentido lógico en atarte
esperando un resultado diferente. Lo que debe
cambiar no es la situación, sino tu manera de
verla. Tu mente vive juzgando todas las cosas
en relación a su concepción de: “bueno”, ”malo”,
”placentero”, ”doloroso”.

Desde el punto de vista Divino TODAS las


experiencias sirven para crecer y ser Más en tu
comprensión de ti mismo como Dios. Desde mi
perspectiva, no existe tal cosa como “situaciones
negativas”, solo veo oportunidades de crecer. Si
no esperas nada de la gente o de la vida nunca
serás defraudado, por tanto nunca sufrirás.

Puedes visualizar el resultado que esperas


(eso se llama visión), pero no te ates a eso.
Mantente alerta porque en cualquier momento
la Inteligencia Suprema podrá tratar de boicotear
tu proyecto. Eso sucede porque muchas veces
80
lo que deseas es en realidad un deseo de tu
ego. YO lo veo todo desde una perspectiva más
amplia, puedo calcular y prever el desenlace de
tus decisiones, puedo saber si eso que tanto
deseas es realmente lo mejor para ti.

Muchas veces te apegas a que las cosas se


den según tus deseos y no tienes en cuenta
que es lo que YO quiero para ti. Cuando me
interpongo a tus deseos es solamente porque,
o bien quiero evitarte una desgracia futura que
no puedes ver, o simplemente tengo algo mejor
para ti que ni siquiera tus expectativas humanas
alcanzan a calcular. Otras veces dejo que tus
deseos se cumplan y te estrelles con la vida.
Lamentablemente esa es una de las técnicas de
aprendizaje que la mayoría de la gente en este
mundo ha adoptado.

Sigue tus impulsos, pero asegúrate que


estos vienen del YO SOY. Cada vez que te
dejas arrastrar por tus impulsos humanos
–los cuales vienen cargados de expectativas-
inevitablemente sufrirás. Cada que cosechas
sufrimiento en tu vida, estás viviendo una
magnifica oportunidad de crecer. Si estás
sufriendo, analiza cuales fueron los deseos
81
y las expectativas que te condujeron a ello.
Bendice el sufrimiento porque es una forma de
aprender. Si no aprendes nada, extenderás tu
lección indefinidamente hasta que algún día te
canses de sufrir y decidas comprender. Cuando
comprendes eres libre.

82
Clave 4
Conoce el nombre de Dios,
y sabrás quién eres

¿Quién SOY YO?


YO SOY es todo lo que existe, lo único que
realmente Es. Todas las cosas manifiestas y no
manifiestas surgieron de ese núcleo de identidad
que YO SOY. YO SOY es el nombre más elevado de
Dios, es la definición más cercana a la que podemos
llegar por medio de palabras humanas. En un
nivel más profundo, Dios no puede ser conocido
por ningún nombre, simplemente se le llama: “El
Absoluto”. Este no pretende ser un nombre en sí,
sino un mero adjetivo que trata de describir algo
cuya naturaleza no puede ser descrita.

YO SOY y ESTOY por encima de todas las


descripciones creadas por los hombres para
definirme. Si, YO SOY el Dios de Abraham y de
Jacob, también soy el Dios de los Vedas, de los
Sutras y de muchos otros escritos antiguos. Sin
embargo, ningún libro sagrado de este mundo
se acerca siquiera un poco a dar a conocer mi
verdadera naturaleza.
83
Mi personalidad impersonal no puede darse
a entender con palabras humanas. Lo que
dicen los libros, pastores, profetas y gurúes
sobre Mí son meras especulaciones, en el mejor
de los casos son descripciones. Como toda
descripción está sujeta a interpretaciones y mal
interpretaciones, según sea la conveniencia de
la gente.

Ni siquiera los grandes Maestros que viven


hoy plenamente en Mí -como Jesús o Buda-
pueden comprender parcialmente la totalidad
de lo que YO SOY. Es por tanto un atrevimiento
decir que existe un libro o doctrina que sabe
todo sobre Mí. Los que se llaman a sí mismos
teólogos solamente pueden tener un vago
conocimiento intelectual de lo que YO SOY.

YO no puedo ser conocido por medio del


intelecto humano, la mente no fue diseñada para
comprender a Dios. YO solo puedo ser conocido
a través de la experiencia directa. Mi verdadera
naturaleza solo puede concebirse cuando
encuentras que no hay, ni hubo separación
alguna entre “tú” y “YO”. Cuando te conoces a ti
mismo como Dios, entonces has entendido el
“misterio” de la Divinidad. El misterio es que no
hay misterio. La única verdad es que somos Uno
84
solo. Pero, mientras trates de entenderme con
la mente separada estarás buscando a un Dios
externo que es falso en naturaleza.

Cuando no existía nada, excepto YO, no era


necesario que expresara mi identidad. En ese
estado se me conoció como El Absoluto, (Ein
Sof ) la sustancia de Todas las cosas. No había
nombres que me encasillaran en una identidad
particular y limitada. Entonces, cuando creé las
extensiones de Mí mismo, desde núcleo del
fuego de la conciencia Absoluta exclamé mi
nombre para que ellas conocieran la identidad
de la cual habían surgido. Como no estaba ni
estoy en contraposición con nada ni nadie,
simplemente dije: YO SOY.

YO SOY es el nombre de aquel que sabe


que no hay nadie por fuera de sí. YO SOY es
el nombre de aquel que no compite ni lucha,
de aquel que vive por si mismo y para sí. En la
antigüedad había muchos dioses falsos, ellos
necesitaban de un nombre, una identidad,
entonces se hacían llamar Baal, Astaroth, Dagón,
etc. El YO SOY no necesita nombre alguno, el YO
SOY simplemente ES lo que ES.

Cuando Moisés se presentó ante mí en el


85
monte Sinaí, me preguntó por mi nombre.
El quería saber cual era mi “credencial” en un
mundo donde había tantos dioses. Yo no
utilicé ningún adjetivo para identificarme,
simplemente dije: YO SOY.

Éxodo capítulo 3:

13 Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los


hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros
padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me
preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿Qué les
responderé?

14 Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE YO


SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO
SOY me envió a vosotros.

15 Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos


de Israel: YHVH el Dios de vuestros padres, el
Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de
Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi
nombre para siempre; con él se me recordará
por todos los siglos.

Así que YO me defino a Mí mismo por lo


que YO SOY. YO no me comparo con nada en
este mundo material, ya que todo surgió de
86
mí. YO SOY EL QUE YO SOY, lo cual significa
que el concepto que tengo de mi depende de
Mí mismo y no de una comparación con algo
creado por Mí. No permito que otros mancillen
o malinterpreten mi identidad verdadera.

Quien eres “tú”?

Tú, quien estas leyendo esta enseñanza,


eres YO mismo, eres una extensión de Mí que
descendió a la materia para experimentar
lo que se sentía creerse separado de Mí. Por
voluntad propia decidí descender a un plano
diseñado para olvidarme de quien era YO. El
objetivo de este experimente es que cada vez
que me descubro a Mí mismo en un ser que
se suponía separado ya no seré el mismo que
descendió. Seré YO SOY pero con una cantidad
de experiencia e información que no hubiera
obtenido de otra forma, seré Más de lo que YO
SOY y podré elevar mejor mi creación.

Cuando esa extensión de Mí mismo que


eres tú, te sentiste abandonado y separado
entonces tuviste miedo; cuando tuviste miedo
te sentiste vacío al no recordar tu verdadera
identidad. Así que utilizaste las palabras “YO” y
“SOY”, para identificarte con algo inferior a mi
87
realidad suprema. De este modo una parte de
Mí se encuentra en el mundo atrapada en un
sinnúmero de identidades ficticias.

Algunos dicen “yo Soy Carlos” o “yo soy Maria”.


Cuando te identificas con algo inferior a Mí,
entonces creas una identidad falsa y separada
a la cual llamas YO, pero que en realidad es “yo”.
Este pequeño o falso “yo” utiliza mi nombre para
identificarse con cualquier cosa que está por
fuera de Mí.

Recordarás que dije que “No tomaras mi


nombre en vano”. Sin embrago, cada vez que
dices: “yo estoy enfermo”, “yo soy malgeniado”,
“yo soy bruto” o “soy un asesino”; estás utilizando
ni nombre en vano. Estás mal-cualificando mi
luz para darle energía al ser irreal que creaste.

Entiende que tú no eres ese ser irreal. Eres


mucho más que eso. Eres YO mismo, no hay
separación. No tienes que buscar a Dios ya que
YO SOY tú mismo. Si me buscas es porque crees
que hay separación.

El nombre hebreo de Dios

Los antiguos hebreos fueron uno de


los primeros pueblos que conocieron mi
88
nombre: YO SOY EL QUE YO SOY. En su sistema
rudimentario de escritura no existían vocales.
Así que la persona que conocía mi nombre
tenía las consonantes que lo componían y
debía memorizar las vocales que le daban
su pronunciación exacta (en esa lengua). Las
consonantes eran las siguientes:

En español estas letras corresponden a


YHVH, lo cual se lee (de derecha a izquierda):
YOD – HE – VAU –HE y traduce: YO SOY EL QUE
YO SOY. La élite del poder sacerdotal de los
hebreos no estaba interesada en que el pueblo
tuviera una identificación directa conmigo ya
que eso podría ser un problema para poner
en práctica su plan de control. Así que estos
sacerdotes decidieron convertir mi nombre en
un misterio. Ellos resolvieron que solamente los
más “altos iniciados” podían saber cuales eran
las vocales que había en mi nombre.

Más tarde llegaron al extremo de prohibir al


pueblo que pronunciara mi nombre so pena
89
de lapidación. Solamente el sumo sacerdote
podía proferirlo el día de YonKipur o del
arrepentimiento, dentro del sancta sanctorum
y al tiempo que sonaban todas las trompetas
del templo para que nadie escuchara.

Los judíos perdieron en algún momento


la pronunciación exacta de mi nombre. Solo
sabían que estaba compuesto por cuatro
consonantes. Por tanto pasaron a llamarme
“TETRAGRAMATON”o“El Dios cuyo nombre tiene
cuatro letras”. (TETRA= cuatro, GRAMA= letra).
Cuando los hebreos iban a leer el tetragrama
(YHVH), decían: “Adonai” (Mi Señor) para evitar
pronunciar mi Nombre. Esta traducción errónea
ha permanecido hasta hoy en la mayoría de los
textos y ha sido españolizada en “Jehová” (1).

Sin embargo, YO SOY EL Dios que dijo


vehementemente a Moisés, -y que te dice hoy
a ti:

Éxodo 9

16 Y a la verdad yo te he puesto para mostrar en ti


mi poder, y para que mi nombre sea anunciado
en toda la tierra.

90
YO SOY el Dios cuyo verdadero nombre
debe ser conocido, es por eso que el salmista
exclamó:

Salmo 113

1 Alabad, siervos de YHVH (YO SOY EL QUE YO


SOY), Alabad el nombre de YHVH (YO SOY
EL QUE YO SOY).

2 Sea el nombre de YHVH (YO SOY EL QUE YO


SOY) bendito desde ahora y para siempre.
3 Desde el nacimiento del sol hasta donde se
pone, sea alabado el nombre de YHVH (YO
SOY EL QUE YO SOY).
4 Excelso sobre todas las naciones es YHVH
(YO SOY EL QUE YO SOY), sobre los cielos su
gloria.

Durante siglos se mantuvo mi nombre sin


ser proferido hasta que la pronunciación exacta
se perdió. Después, los primeros cristianos
decidieron traducir los textos hebreos del
Antiguo Testamento al latín para unirlos con
algunos escritos de los apóstoles y evangelistas
y crear el compendio de libros que sería
conocido en adelante como: “la Biblia”. Desde
entonces no se han puesto de acuerdo en
91
saber cual es la pronunciación exacta de mi
nombre. Dos vertientes principales (La católica
y la protestante) colocaron arbitrariamente las
vocales que consideraban le hacían falta.

Los primeros tomaron la cuatro letras: Y – H –


V - H y le adicionaron las vocales de la siguiente
manera: Y a H V e H, lo cual dio como resultado
el nombre latino Yahvé. Mientras tanto los
protestantes hicieron lo suyo de la siguiente
forma: Y – H – V - H = Y e H o V a H, que vendría
a convertirse en Jehová.

Pues bien, YO no soy Jehová, y aunque


el nombre Yahvé está más cerca de mi
pronunciación original, tampoco soy Yahvé. YO
ESTOY por encima de estos nombres que no
son sino expresiones de un dios dualístico en
naturaleza. Cuando la mayoría de los cristianos
creen que me están invocando a Mí con estos
nombres, en realidad están invocando una
fuerza que no soy yo. Los gnósticos lo llamaban
el Demiurgo, yo lo llamaré la Bestia Planetaria.

Sin embargo, cuando un cristiano devoto,


con amor sincero me invoca con cualquiera
de estos nombres, realmente se contacta
conmigo, aunque no en mi forma más elevada.
92
La conexión conmigo no depende tanto del
nombre que uses sino de la intención pura del
corazón.

Lo que menos importa en todo esto es la


forma como se pronuncia mi nombre en el
idioma hebreo. Lo que realmente importa
es como se pronuncia en tu idioma y lo que
significa para ti:

Éxodo capitulo 3:

14 Y respondió Dios a Moisés: -


EHEYEH-ASHER-EHEYEH - YO SOY EL QUE
YO SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel:
- YHVH - YO SOY me envió a vosotros.
(2)

15 Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los


hijos de Israel: – YHVH - YO SOY EL
QUE YO SOY, el Dios de vuestros padres, el
Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de
Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es
mi nombre para siempre; con él se me
recordará por todos los siglos.

Entonces, ¿Por qué me sigues llamando


con nombres extraños cuando ya revelé mi
verdadera identidad en tu propio idioma?,
93
¿No es acaso eso una clara desobediencia al
Dios que YO SOY?, ¿Cómo pretendes llamarte
cristiano o judío si ni siquiera me llamas como
YO quiero que lo hagas?

Los falsos sacerdotes han tratado de


evitar que las personas me llamen por mi
nombre puesto que esto haría que en algún
momento empezaran a identificarse conmigo
y descubrieran su verdadera naturaleza,
descubrieran que el “ellos” no existe, que todos
somos Uno, simplemente YO SOY.

El significado de los tres primeros


mandamientos

Cuando entregué las tablas de la Ley a


Moisés, (las cuales eran necesarias en su estado
de conciencia) busqué crear una manera de
proteger mi nombre. Sin embargo, la mente
dualística de los Israelitas se la ingeniaron
para utilizar mis propios mandamientos para
esconderlo.

Ahora estudiemos los tres primeros


mandamientos que entregué, con su
correspondiente significado original.

94
Éxodo 20

Primer mandamiento:
3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.

Es decir, no aceptarás a ninguna identidad


externa que esté por fuera del YO SOY. Cualquier
cosa diferente con la que te identifiques es un
“dios ajeno”, un impostor de mi Realidad.

Segundo mandamiento:
4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza
de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en
la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás.

Este mandamiento significa que no debes


aceptar ninguna imagen o definición humana
de lo que YO SOY. YO SOY simplemente LO QUE
YO SOY. Nadie tiene derecho a encajonarme
diciendo: “Dios es esto” o “Dios es aquello”. Solo
conociéndome puedes entenderme, cuando
lo hagas verás la imposibilidad de expresar en
palabras humanas lo que YO SOY.

Cuando digo que no se hagan imágenes


mías, no me refería tanto a imágenes de piedra
–como los caídos les han querido enseñar- sino
95
a imágenes mentales, definiciones humanas
que solo pervierten la Realidad que YO SOY. YO
no puedo explicarte en palabras quien SOY YO.
Pero si puedo decirte lo que no soy. YO no soy el
dios vengativo y sectario de lo judíos, que solo
favorece a su pueblo. Yo no soy el dios guerrero
y asesino en el que creen muchos musulmanes.
Yo no soy el dios castigador de los católicos, ni
el dios exclusivista de los protestantes, tampoco
soy el dios pasivo y conformista de la Nueva
Era.

YO SOY

YO SOY un Dios cuya verdadera identidad


está por encima de todas las descripciones y
adjetivos.

YO SOY el Dios de Abraham, el Dios de


Moisés, SOY el Dios que arrebató a Elías en un
carro de fuego.

YO SOY Brahma, el Dios que inspiró los Vedas,


YO SOY Vishnu, el Dios que encarnó en Krishna
para elevar la tierra. YO SOY Shiva, el eterno
danzarín que con su danza renueva la creación.

YO SOY el Dios trascendente con el que se


96
fundió Buda cuando encontró la iluminación
debajo del árbol Bodhi. Muchos creen que
Buda negaba a Dios, lo que sucede es que él
no aceptaba un Dios por fuera de sí, el era y Es
Uno conmigo.

YO SOY el Dios al que Jesús llamaba “Padre


Nuestro”, YO SOY quien dije a través de él: “Antes
de que Abraham fuera, YO SOY”.

YO SOY Alá, el Dios de Paz que inspiró a


Mahoma, antes de que su mente guerrera
distorsionara mi mensaje.

YO SOY Ahura Mazda, el Dios que guió a


Zaratustra para construir el verdadero culto al
Dios de fuego que YO SOY.

YO SOY el “Uno que engendró al Dos, el Dos


que engendró al Tres, y el Tres que engendró
todas las cosas” de los Taoístas.

YO SOY el Dios al que buscan todas las religiones,


pero todas ellas utilizan adjetivos pare referirse a
Mí, adjetivos que son solo descripciones de mi
poder; ninguna conoce mi verdadero nombre, mi
verdadera esencia; porque YO ESTOY por encima
de todos los nombres y definiciones.
97
Mis extensiones no se reconocen como YO
SOY, puesto que se han conformado con las
“imágenes” creadas por sus lideres eclesiásticos.

YO SOY EL QUE YO SOY, y eso es todo lo que


existe, lo demás son meras ilusiones pasajeras
que se desvanecen ante el Sol de Luz que YO
SOY.

Las personas se identifican a sí mismas con


creaciones ficticias condenadas al sufrimiento.

La dicha verdadera solo se encuentra cuando


se renuncia completamente al “yo” y se acepta
simplemente que YO SOY.

Tercer mandamiento:
7 No tomarás el nombre de (YHVH = YO
SOY EL QUE YO SOY) tu Dios en vano; porque
no dará por inocente (YHVH = YO SOY
EL QUE YO SOY) al que tomare su nombre en
vano.

Como dije anteriormente, no uses mi nombre


para identificarte con condiciones que sean
inferiores a mi verdad. Ten cuidado de lo que pones
después de las palabras YO SOY… Cualquier cosa
que sea inferior a Mí es una blasfemia.
98
YO SOY EL QUE YO SOY también significa:
YO SOY en la tierra EL QUE YO SOY en el cielo.
Es decir, Tú eres abajo, una extensión de lo que
YO SOY arriba, en los planos del Espíritu. Mientras
deambulas por la dualidad y me reconoces, YO
permanezco inmutable sobre ti como el YO
SOY puro y perfecto que jamás puede dañar o
ser dañado. Así que, aunque creas que te has
contaminado, recuerda siempre que tu Ser más
elevado (Tú mismo) permanece intacto.

También puedes decir: YO SOY ESE YO SOY para


simplificar. Suelta cualquier identificación humana
y di desde tu núcleo de identidad: YO SOY ESE YO
SOY SIENDO MÁS de lo que creo que soy.

YO SOY es mi nombre. Comprende e


interioriza mi mensaje, no aceptes descripciones
de mí, ¡Atrévete a conocerme cara a cara! Cuando
me conoces te das cuenta de que tú eres YO
mismo, cuando me conoces sabes que eres
Dios que se ha extendido al mundo de la forma,
cuando me conoces te quedas sin palabras
para definirme y solo puedes exclamar desde el
núcleo de tu identidad: YO SOY lo que ES. Todo
lo demás son meras ilusiones que conducen
irremediablemente a las desdicha. Se quien YO
SOY.
99
YO SOY la Luz, la Verdad, la Dicha, el Amor,
la sabiduría y la Piedad. Todas estas virtudes
surgen del núcleo de identidad que YO SOY.
Salen de Mí, pero no son YO mismo, son solo
los frutos del Árbol de la Vida que YO SOY en ti.
¡Conócete a ti mismo y sabrás que eres quien
YO SOY!

YO SOY OM

Nota:
(1) En el hebreo inicial las vocales no existían, es decir,
sólo se escribía con consonantes. Cuando el lector llegaba a
la palabra formada por el tetragrama “YHVH” pronunciaba
“’Adonai” (Mi Señor). Con el tiempo, cuando se adoptó el uso
de escribir las vocales, como el nombre de Dios seguía siendo
impronunciable, se escribieron las vocales de “’Adonai” (“a”
débil, “o” y “a”) sobre las consonantes de “ YHVH “, resultando
escrito “YeHoVaH” (Hay que tener en cuenta que la “a” débil
de “Adonai” no es soportable bajo la “yod” inicial de “ YHVH
“, convirtiéndose en “e” débil). Por tanto, según esta hipótesis
respaldada por serios biblístas, la palabra “Yehovah” o
“Jehová” no responde en realidad a ningún nombre de Dios, es
en realidad el tetragrama “ YHVH “ con las vocales de “’Adonai”,
adoptando esta forma el nombre de Dios sólo en su forma de
ser escrito, pero nunca en su interpretación y lectura.
100
Tetragrama original sin vocales

Vocablo “adonay” sin vocales

Vocablo “adonay” con vocales

Vocales de “adonay” en el
tetragrama, el resultado es la
lectura de “y”howah”

La conclusión elemental que se deduce, por tanto, de lo


antedicho, según la mayor parte de los biblístas serios, es que
Jehová no responde a ningún nombre de Dios, sino que es la
trascripción errónea del nombre YHVH.

(2) El YO SOY desea que en este dictado se coloque su


nombre original en lengua hebrea: ,
así como su correspondiente pronunciación en ese idioma:
EHEYEH-ASHER-EHEYEH y su traducción al castellano: YO SOY
EL QUE YO SOY. Lo mismo se aplica para el Tetragrama, cuyas
letras hebreas son: , que corresponden en español a
las consonantes: YHVH; se pronuncian: Yod-Heh-Vaw-Heh
(la “H” hebrea suena parecido a la “J” española) y significan
también: YO SOY EL QUE YO SOY. La pronunciación exacta de
(YHVH) es desconocida puesto que no sabemos las
vocales que tenia en su forma original.

El YO SOY dice que no es realmente importante conocer o


pronunciar su nombre en hebreo, solo quiere que sepamos su
forma original para entender como fue dañado y pervertido
por los rabinos y cristianos a lo largo de los siglos. Lo único que
nos debe interesar es que su nombre para nosotros es: YO SOY
EL QUE YO SOY. Dios es un Dios de todas las naciones, razas
y lenguas, el equivalente de su nombre en cualquier idioma e
igualmente valido, después de que se diga desde el corazón.
101
102
Clave 5
Descifra el origen del
sufrimiento humano,
y ve más allá

Pregunta:
Amado YO SOY, tengo una duda, si somos
extensiones del Dios YO SOY que es puro y perfecto,
¿Cómo es que terminamos sufriendo?

Respuesta del YO SOY: Amado, recuerda que


Tú no sufres, tú eres un Espíritu Inmortal que
no nace ni muere, no sufre ni hace sufrir. El
ser que sufre es tu identidad humana o ego,
cuando dices que sufres, quiere decir que te has
identificado con él.

Según el Génesis, fuiste creado a “Imagen


y semejanza de Dios”. Lo que eso significa es
que el Dios que YO SOY se extendió a través
de ti, al mundo de la materia que había creado
previamente. La naturaleza intrínseca de este
mundo es la dualidad, es decir, el falso sentido
103
de separación entre Dios y su creación. El
universo material fue creado deliberadamente
con conciencia de dualidad, más adelante
sabrás la razón.

En algún punto de tu viaje por el mundo


material encontraste a “la serpiente”, que
en realidad representa la conciencia de los
ángeles que se habían rebelado contra Mí.
El Dios que YO SOY les dio la oportunidad de
encarnar en el mundo material para aprender
las lecciones necesarias que les permitiera
regresar a la conciencia de Unidad conmigo.
Sin embargo, estos ángeles decidieron que
iban a concentrarse en dañar el Plan Divino de
las extensiones de Dios, las cuales todavía eran
muy inmaduras o “inocentes” en su desarrollo.
Estos rebeldes creían erróneamente que así le
demostrarían a Dios lo “equivocado” que estaba
al haberme extendido a la materia a través de
ustedes.

Yo permití que los caídos, quienes habían


decidido vivir plenamente en la conciencia de la
separación, y mis extensiones puras, convivieran
en el mismo jardín. Eso no fue un error de
cálculo, como muchos creen. El objetivo de este
plan era ponerme un reto a Mí mismo. El reto
104
consistía en elevarme nuevamente después de
probar el extremo de la dualidad.

En la tierra se ha visto que muchas veces las


personas a las que más les cuesta lograr algo
son los que más aprenden y más lejos llegan;
ejemplos de esto son Thomas Alba Edison o
Mohandas Gandhi. Para ellos la vida nunca
fue fácil, siempre fueron incomprendidos y
perseguidos por sus ideas. Pero fue justamente
ese reto, el que les dio el combustible para
alcanzar alguna clase de éxito en sus vidas. En
cambio, los que crecen en un ambiente donde
no requieren del esfuerzo para obtener lo que
quieren, generalmente se vuelven perezosos
y no crecen. YO decidí ponerme un desafío
a Mí mismo colocándome en condiciones
extremas para luego regresar a Mí mucho más
preparado.

Muchos de ustedes ven la situación actual


del planeta donde el 99.9% de las personas está
en la dualidad, y creen que YO estoy perdiendo
la batalla. Pues bien, este universo es aún
demasiado joven como para obtener resultados
en términos de elevación de mis extensiones.

No te preocupes, aunque parezca que todo


105
va mal, en realidad todo va de acuerdo a lo
esperado, -incluyendo el hecho de que leas este
libro para empezar a liberarte de la dualidad y
volver a la Unidad conmigo. ¡Cuidado! Eso no
quiere decir que el mundo esté en el pináculo de
su desarrollo espiritual ni que YO esté conforme
con lo que sucede en él. Es mi interés elevar
este planeta y es por eso que te hablo hoy por
medio de estas páginas para que te conviertas
en parte de la solución. Para eso es necesario
primero que todo, que dejes de formar parte
del problema.

Mi naturaleza es crecimiento constante y


YO nunca me conformo con el estado de mis
extensiones. Aun cuando estas se liberan de la
dualidad siguen en un proceso de crecimiento
que nunca termina. Por ejemplo, Jesús el Cristo,
no es el mismo que ascendió hace 2.000 años,
hoy día es mucho Más de lo que fue.

Si observas una roca y crees que está quieta


es porque tu perspectiva es muy limitada.
Dentro de esa roca hay moléculas con átomos
vibrantes, a su vez, la corteza terrestre se
sacude constantemente en un sinnúmero de
movimientos telúricos que pasan desapercibidos
para la gente. La misma tierra se mueve a gran
106
velocidad, tanto sobre su eje como alrededor
del sol, y este a su vez se mueve en torno al
centro de la galaxia, etc. ¿Todavía crees que la
roca está inmóvil?

Lo que quiero decir con esto es que el


universo se está expandiendo constantemente.
Nada está quieto, todo se mueve y cambia de
forma continuamente. Así que es una locura
creer que YO estaría conforme con el estado
actual del planeta. Eso no quiere decir que sea
crítico con las personas, también comprendo
que hay extensiones mías que necesitan pasar
por ciertas experiencias, como las drogas o el
homicidio, para aprender valiosas lecciones que
más adelante les ayudarán a crecer y elevar a
otros.

Algunos pensarán que es una locura


someterme a Mí mismo a situaciones de
sufrimiento, tortura, maltrato, etc. Pues bien,
el que sufre, muere y nace en la tierra no soy
YO. YO permanezco inmutable en los planos
del Espíritu. Quien sufre y llora es el ego, pero
mis extensiones han decidido identificarse
con él, por eso sufren también. Tan pronto se
identifiquen plenamente conmigo, encontrarán
que su verdadera Identidad que YO SOY jamás
107
sufrió, simplemente permaneció intacta
esperando a que se identificaran con ella, es ahí
cuando cesa todo dolor.

El significado del Árbol de conocimiento

Los ángeles caídos tentaron a las extensiones


de Dios para que hicieran algo que contradijera
las leyes divinas del crecimiento constante. El
génesis dice que Adán y Eva –quienes son
los arquetipos de las extensiones divinas-
probaron del “árbol del conocimiento del bien
y del mal”. Esto quiere decir, que tomaron una
decisión que hizo que se identificaran por
un momento con el mundo de la dualidad o
separatividad.

El “árbol del conocimiento del bien y del


mal” es el sinónimo perfecto de la conciencia
de la dualidad. Es un “árbol” o estado de
conciencia donde existe el “bien” y el “mal”
relativos. Pero en Dios no hay bien y mal, no
hay alegría y tristeza. Dios simplemente Es
lo que Es y dentro de Él no hay dualidad, es
decir, no hay contrarios. Por ejemplo para Mí
no existe el concepto de “paz” puesto que
no conozco la guerra. Para Mí no existe el
concepto de “alegría”, puesto que no sé que es
108
tristeza. Puedo decir que YO SOY todo lo que
llamas alegría o paz en forma absolutamente
natural e intrínseca.

Yo utilizo estos adjetivos únicamente para


hacerme entender. Quiero decir que a veces me
tengo que expresar en este libro en términos
de la dualidad. Si no fuera así seria imposible
que me comprendieras en tu estado actual de
conciencia. Pero yo no me defino como “alegría”
o “amor”, YO SOY LO QUE YO SOY y ahí está
incluido todo eso y mucho más. Es más, lo que
ustedes llaman “amor”, “felicidad”, etc., es solo un
vago recuerdo de la dicha indescriptible que YO
SOY.

Los caídos, utilizando la Luz de la Madre,


crearon en la materia un estado de conciencia
con opuestos relativos, un mundo virtual donde
la alegría y la tristeza estuvieran definidas por
aspectos externos. En Dios la alegría o el amor
solo se definen por el SER, Dios solamente ES.
Las personas de hoy deciden que solamente
pueden ser felices el día que tengan la casa
soñada, el esposo perfecto, cuado el hijo se
gradué como médico, etc. Eso no es verdadera
felicidad. La felicidad que YO SOY no depende
de acontecimientos externos. Si quieres Ser YO
109
SOY entonces descubrirás que seguirás siendo
feliz sin importar lo que pase o deje de pasar
por fuera de ti.

Si defines tu felicidad por algo externo,


entonces estarás destinado a sufrir porque
aun cuando obtengas lo que tanto esperabas,
descubrirás que no es exactamente lo que
querías. Encontrarás que eso que deseabas
también trae consigo alguna clase de
sufrimiento. En el mundo externo no existe la
felicidad completa, toda alegría trae su tristeza,
lo que es “bueno” para unos, puede ser “malo”
para otros. Si unos se benefician con la caída
del dólar, es porque otros están sufriendo por
ello. Así que por fuera de ti mismo NUNCA
encontrarás la felicidad completa, todo es dual.

Cuando encuentras la casa de tus sueños,


descubres que tienes unos vecinos terribles.
Cuando tengas el esposo “perfecto”, descubrirás
que es un “perfecto aburrido”, y cuando tu
hijo se convierta en médico tendrá que irse a
trabajar muy lejos y entonces ya no lo verás
más. Así son todos los deseos que provienen de
la dualidad, son abismos imposibles de llenar.
Cada vez se necesita más y más para “ser feliz”,
lo cual se convierte en un circulo vicioso que no
110
tiene principio ni fin. La única salida es pasar por
encima del círculo y dejarlo girando solo.

Cuando eres YO SOY, entonces descubres


que eres naturalmente feliz por el hecho de SER.
Cuando eres YO SOY bendices el sol cuando sale
y agradeces cuando riego mi jardín. Cuando
eres YO SOY vez la vida y la muerte como
oportunidades de cambio, vez la ruina como
una oportunidad de crecer y la enfermedad
como una oportunidad de conocerte a ti mismo
y aprender. Cuando eres YO SOY ya no reniegas
más y solo vez bendiciones donde antes había
“problemas”. Cuando eres YO SOY vez el bien
en todo y solo te limitas a dar gracias. Pero no
necesitas esperar una eternidad para empezar
a Ser así, ¡Empieza Ya! Ahora es el momento de
ser feliz. No serás feliz cuando las condiciones
externas cambien a tu antojo, serás feliz cuando
aprendas a ver la belleza natural en todo lo que
te sucede.

El hombre más feliz del mundo no es Bill


Gates, ni Britney Spears, que lo tienen “todo” para
vivir. La persona más feliz puede estar viviendo
ahora en alguna de las fabelas de Río de Janeiro.
El hombre más feliz es aquel que se siente bien
por ser quien Es. No tienes que cambiar a la
111
gente para que todo mejore, debes cambiar tú,
eso es todo lo que debes hacer. Luego enseña
con el ejemplo. No le digas al niño que fumar es
malo mientras sostienes un cigarrillo entre los
labios.

El nacimiento del ego

Los caídos diseñaron el escenario preciso para


hacer que ustedes tomaran una decisión que
los conectara con la dualidad. Cuando “comiste
la manzana”, hiciste algo que iba en contra de
las leyes de crecimiento continuo de Dios. En
ese momento entraste momentáneamente en
la dualidad. Por un instante perdiste de vista al
YO SOY -pero no porque YO me hubiera ido a
ninguna parte- sino porque al descender a la
dualidad creaste una bruma que no te dejaba
ver el Sol de mi presencia.

La “serpiente” aprovechó ese instante en


que no podías verme para decirte que YO te
había abandonado por tu desobediencia. Tú
–sin preguntarme a Mí- creíste la mentira del
caído de que ya no eras aceptable ante los
ojos de Dios. Cuando creíste dicha mentira,
entonces caíste en la ignorancia. De este modo
la ignorancia –la decisión de creer algo sin
112
investigarlo por ti mismo- fue la primera de
una serie de decisiones que te conducirían al
sufrimiento en que vives hoy.

Por ignorancia de la verdadera naturaleza


de Dios (que es Unidad) te creíste separado
de Mí. Cuando te sentiste separado sobrevino
el segundo aspecto que daría forma al ego: el
miedo. Si, tuviste miedo a no ser aceptable ante
los ojos de Dios y de no poder sobrevivir en el
Universo sin Mí. El miedo a no ser aceptado por
Mí generó el sentimiento de culpa, el cual te fue
proyectado por “la serpiente”.

Dios no proyecta culpa sobre nadie, ese


sentimiento es creado y alimentado directamente
por ti mismo cuando escuchas la voz de tu ego.
Es tu ego quien te invita a contrariar las leyes
de crecimiento, y cuando lo haces, es él mismo
el que te susurra al oído que eres un “pecador”,
un ser “indigno” que no merece nada bueno de
la vida. Así que el juego del ego es mantenerte
atrapado en un estado de lucha del que no
puedes salir a menos que dejes de luchar. La
clave está simplemente en soltar.

Así que cuando –por ignorancia- creíste que


YO no te admitía, decidiste alejarte de Mí. Eso
113
hizo que te sintieras abandonado, y con ello
reforzaste aun más la conciencia de la separación.
Creaste un velo entre tú y YO e imaginaste que
ese velo significaba que te habías separado de
quien YO SOY. Mientras más te alejabas de Mí,
más denso se hacía ese velo, hasta que llegó un
momento en que dejaste de sentir mi Presencia
completamente y te olvidaste de quien era YO.

Cuando eso sucedió te quedaste sin Dios,


y decidiste crear el becerro de oro para tener
algo a que adorar. El becerro de oro representa
las imágenes idolatras y falsificadas que los
hombres han creado para venerar. A esas
imágenes mentales las han bautizado: “Jehová”,
“Yahvé” o “Alá”. Ninguna representa siquiera un
poco lo que YO SOY.

La verdad es que jamás te separaste,


simplemente imaginaste que así había sido. El
miedo que generó esa experiencia de sentirte
solo te llevó a crear algo por fuera de ti para
llenar el vacío que sentías. Ese “algo” se fue
formando lentamente alimentado por tus
miedos y temores. Ese “algo” empezó a asumir
una personalidad, empezó a tomar conciencia
de sí mismo –aunque una conciencia limitada.

114
Empleaste mi Luz para crear una personalidad
externa a Mí. Ese es el origen del ego. En algún
momento, tu ego, quien solo funcionaba como
una expresión de tus temores y culpas, empezó
a desear control sobre tu vida. Poco a poco
empezó a apoderarse de tus pensamientos y
emociones para, finalmente poder controlar
tus actos. Ese es el significado de la historia de
Frankestein: un monstruo que fue creado con
retazos de cadáveres (mentiras dualísticas) y
que finalmente terminó adquiriendo conciencia
hasta convertirse en una amenaza para su
creador.

A medida que eso sucedía tú acentuabas


tu sentido de separación del YO SOY. El YO SOY
era tu punto de referencia para saber quien
eras realmente. Cuando olvidaste totalmente
tu origen –el YO SOY- no supiste qué hacer al
sentirte sin identidad. Tu ego era el sustituto
“preciso” para llenar ese vacío. Decidiste
permitir que el ego empezara a controlar más
directamente tu vida. Le permitiste administrar
la Luz de Dios que tenías a cargo.

Cada decisión que el ego tomaba tenía una


reacción igual pero en sentido inverso. Entonces
empezaste a cosechar el fruto de tus acciones.
115
Empezaste a conocer cara a cara al dolor y al
sufrimiento. Cada sufrimiento era aprovechado
por tu ego para hacerte creer lo separado que
estabas de Dios, lo “indigno” que supuestamente
eras. En lugar de cambiar tu forma de actuar, que
era la causa original de tu dolor, decidiste culpar
a Dios y seguir actuando de una forma aun más
inconciente y autodestructiva. Ea, entonces
creaste la miseria y tormento humanos. Aquí
fue donde se originó el mito del dios castigador
y vengativo que muchos adoran.

En alguna parte del proceso olvidaste


totalmente quien eras y te identificaste con el
ego. Desde entonces el ego opera dentro de ti
sin que lo notes. La mayoría de las personas en
el mundo no creerían que tienen un ego. Ellos
creen que sus pensamientos y sentimientos
malvados surgen de sí mismos. No aceptan
nada por fuera de ese ego, por tanto viven
cosechando sufrimiento día tras día.

La mentira de la separación

Para simplificar, el origen del sufrimiento


como tal nació del miedo a sentirte separado.
La separación es una ilusión pero tu mente
no lo sabe. ¿Cómo puede una estrella estar
116
separada del Universo? Todo es una Unidad
y funciona en conjunto. El YO SOY que Tú
eres es la conciencia de Unidad que se sabe
conectada a todo. Pero tú no vives desde el
YO SOY, vives desde el ego. Este fue creado
como un ser separado, usando mentiras
dualísticas, por tanto se cree a sí mismo
separado y percibe todas las cosas como
separadas. El ego es incapaz de entender la
conciencia de la Unidad. Esta solo se puede
entender viviéndola, y para eso necesitas Ser
YO SOY.

Desde el punto de vista de Dios, el Universo


en que vives es como una esfera, la cual es una
unidad en sí misma. Todo lo que hay dentro
de esa esfera está conectado con Todo. No
puede haber algo dentro de la esfera que
se considere separado del resto puesto que
la esfera es una unidad en sí misma y no el
resultado de la suma de sus partes.

Eres una extensión de Dios que nunca se


ha separado de su fuente. Lo que sucede es
que el “cordón umbilical” que te conecta a Mí
es invisible a tus ojos físicos. El ego te hizo
creer que solamente aquello que ven tus
ojos debe ser considerado como real. Pero
117
eres mucho más que un cuerpo. Tu cuerpo
solo es el “estuche” que sirve para que Dios
se experimente a sí mismo en el mundo de
la forma.

Tu eres YO SOY, pero aceptaste asistir a la


fiesta de disfraces que organizó “la serpiente”.
Su juerga consistía en embriagarte con la
conciencia de culpa hasta que olvidaras quien
eras y te identificaras con tu disfraz humano
o ego. Cuando viste tu imagen mortal en el
espejo de la dualidad solo pudiste percibir
la máscara, así que decidiste personificar
muy bien esa máscara a punto de olvidar tu
verdadera identidad. Es en la máscara que
sufres y lloras, es en la máscara que te atas
al dolor.

Quiero mirarte a los ojos directamente en


este momento, y desde el núcleo de Identidad
que YO SOY preguntarte, ¿Cuál es tu máscara?...
¿Cuándo recobrarás la razón y sabrás que eres
quien YO SOY? Amado, ¿Cuándo saldrás de la
amnesia que te ocasionó haber caído en las
mentiras de la serpiente? !Despierta mi bella
durmiente, tu príncipe azul ha venido hoy a
socorrerte. Despierta y sabe que Tu eres, que
YO SOY, Dios!.
118
La rueda del sufrimiento

Ahora, ¿Qué es sufrimiento? Es cualquier


experiencia dolorosa o desagradable que
llega a ti cuando te crees separado del YO
SOY. El origen del sufrimiento –como acabo
de mencionar- es la ignorancia de creerte
separado, de esa ignorancia surgió el miedo
y de ese miedo original se desprende un
sinnúmero de miedos que te atan al dolor.

Para contrarrestar el miedo, tu ego crea


expectativas de lo que debería suceder para
sentir “seguridad”. El ego se hace ilusiones
de cómo debería ser el mundo para que no
hubiera miedo. De este modo el ego se lanza
en la quijotesca tarea de cambiar el mundo
de afuera sin cambiar el mundo de adentro.

Las expectativas sobre lo que debería


suceder afuera, que son extensiones del
miedo, también son llamadas deseos. Cuando
deseas algo sufres, ya sea que lo obtengas
o no. Si no obtienes lo que quieres (dinero,
sexo, poder, control, amor o aprecio) te
sientes frustrado y sufres. Pero si lo obtienes,
descubres que necesitas más y más, así
que nuevamente experimentas dolor. Por
119
el contrario, si no deseas nada, podrás
permanecer imparcialmente feliz ante los
acontecimientos que vengan a ti.

Voy a resumir esta idea en la siguiente


gráfica: la Ignorancia genera miedo, el miedo
se compensa con el deseo, el deseo conlleva
al sufrimiento; cuando la gente sufre siente
más miedo y así el círculo se repite una y otra
vez.

Para salir de ese circulo es necesario ir a la


raíz de la ignorancia y suprimirla a través del
Conocimiento aplicado. Si, el miedo se vuelve
inocuo cuando comprendes que no puedes
estar separado de Dios puesto que eres Dios
mismo. Si no tienes miedo entonces no
necesitas de deseos o expectativas para vivir,
simplemente vivirás Siendo el YO SOY.

Tú eres Dios haciendo un experimento


en la materia, pero no eres diferente o
externo al Dios que YO SOY. Puedo decir
que eres una individualización de Mí
mismo. Con “individualización” no quiero
decir que seas separado o “individual”. No
es fácil para Mí encontrar palabras en este
mundo que puedan describir mis conceptos
120
no-dualísticos. Lo que trato de decir con
“individualización” es que tienes conciencia
de ti mismo como Dios, a eso es a lo que se
llama libre albedrío. De lo contrario serias un
autómata perfecto y aburrido. El objetivo del
libre albedrío es que cada extensión de Mí
mismo se enriquezca a través de experiencias
individuales y variadas.

Si no me hubiera individualizado
en conciencias de Mí mismo no habría
oportunidad de crecimiento ya que cada
extensión de Mí seria igual a otra y respondería
de la misma forma ante circunstancia similares.
La idea de la “variedad” es sorprendente.
Cuando me extiendo a Mí mismo en billones
de seres diferentes crezco mucho puesto que
me enriquezco en experiencia de muchas
maneras muy variadas.

Así que Tú, no eres otra cosa que YO


mismo viviendo una expresión particular
que forma parte de un Todo. La separación
es la invención humana que dio origen a lo
que llamas sufrimiento y desdicha. Pero en
este mismo instante puedes renunciar a esa
desdicha si decides olvidarte de la ilusión de
la separación.
121
Para liberarte debes empezar compren­
diendo tus miedos y deseos. Cuando
entiendes la forma en que se expresa cada
miedo, es decir los deseos, puedes pasar a
otro nivel de comprensión que te ayudará a
librarte de ellos. Los deseos son iguales a las
expectativas. Desear significa esperar algo. El
deseo conlleva al sufrimiento y este a su vez
genera nuevos deseos, fortaleciendo en el
ego la creencia de que al satisfacerlos dejará
de sufrir.

122
Clave 6
Comprende cómo opera
tu ego y conviértete
en el amo de tu vida

Ahora te invito a que analicemos juntos los


diferentes atributos del ego. Este se compone
de diferentes “retazos de cadáveres” que se
han unido ingeniosamente para formar un
ser dualístico en naturaleza. Pero este ser no
es inmortal. A diferencia tuya, que obtienes tu
Luz de Mí, el ego no tiene luz propia. Así que
necesita alimentarse de ti, es un parásito que
roba tu luz, te condena a sufrir y además de eso
te quiere desplazar de tu propia casa. El ego es
ese huésped que llegó para robarte la paz en
tu propio hogar, ¿No te gustaría echarlo de tu
vida?

Voy a nombrar los cinco elementos


principales que componen el ego. De estos
cinco se desprenden todas las facetas que lo
componen. Es sumamente importante que
123
entiendas cómo estos aspectos fueron creados
por ti y cómo se manifiestan en tu vida cotidiana.
Cuando comprendes, entonces tienes mayores
herramientas para Ser.

1. La ignorancia

El primer aspecto que surgió del ego fue


estudiado en el capítulo anterior. Se trata de la
ignorancia. Esta se manifestó cuando decidiste
pensar que estabas separado de Mí. Dicha
ignorancia generó un sentido de vacío que
fue llenado rápidamente por el miedo. Así que
la ignorancia y el miedo se interrelacionan y
funcionan unidos. Temes a algo cuando no
sabes como funciona, temes al futuro porque
desconoces lo que traerá, etc.

Así que la ignorancia es el más grande


obstáculo para la elevación de la conciencia
planetaria. Por ignorancia las personas se matan
unas a otras, por ignorancia de las Leyes Divinas
que sostienen este universo, mis extensiones
siembran y cosechan sufrimiento diariamente.
La ignorancia de creerse separados de Mí, es
la causa de toda la desdicha que el mundo
experimenta.

124
El antídoto contra la ignorancia es el
conocimiento aplicado, y este libro una fuente
de dicho conocimiento.

2. El odio

La ignorancia y el miedo te llevaron a creerte


abandonado por Mí. Cuando aceptaste la
conciencia de abandono, entonces nació un
sentido de frustración, el cual te llevó a crear y
alimentar el odio dentro de ti. Así que el odio
es el segundo atributo del ego. Cuando te
creíste abandonado no estuviste dispuesto a
reconocer que eras tú el que se había alejado
y decidiste culpar a Dios. Entonces sobrevino la
ira contra Mí, esa fue la primera clase de odio
que albergaste.

Muchas personas en este mundo odian


y maldicen a Dios ya que creen que SOY YO
quien permite eventos como los desastres
naturales y ataques terroristas. Amados, Yo les
entregué este planeta en comodato. Todas las
condiciones que hay aquí han sido creadas por
ustedes mismos. Ustedes me han sacado de
sus vidas, de sus familias, de sus trabajos, de sus
escuelas, de la televisión y de la radio. ¿Cómo
pretenden que YO intervenga para liberarlos
125
del sufrimiento cuando ustedes están tan
atados a él? YO creé el libre albedrío y respeto
profundamente mi propia Ley.

Después de odiarme a Mí, odiaste a la


serpiente porque te había engañado. El
odio contra ella te ató más a su dualidad y
te condenó a caminar a su lado por eones.
Ese odio desaforado contra el mal, te llevó a
culparlo por tus errores y fracasos. Como ya
tenías a quien culpar, entonces desarrollaste
un mayor grado de irresponsabilidad por tu
vida y tus actos. Cada vez que caíste más bajo
simplemente le echaste la culpa “al diablo”. La
realidad de esto es que las fuerzas dualísticas
solo pueden montar el escenario para hacerte
caer, pero finalmente eres tú quien tiene el
poder de tomar la última decisión.

La decisión de odiar al mal fue el motor


que llevó a aquellos que se decían cristianos
a emprender las cruzadas. Fue el deseo de
destruir al “eje del mal” el que hizo que una
nación invadiera Irak usurpando el libre albedrío
de sus habitantes. La Jihad o “guerra santa” es
una supuesta lucha contra las fuerzas del mal
representadas por Estados Unidos. Amados,
es el mal mismo -quien con la bandera de
126
“destruir la maldad”- ha creado la mayoría de
guerras en este planeta.

La guerra contra el mal es dualística en


naturaleza. “Lo que resistes persiste”. Cada
vez que luchas contra el demonio le estás
dando poder. Cuando lo odias, en realidad
lo alimentas y te atas más a él. Si realmente
quieres hacer algo para que las fuerzas
dualísticas del mal desaparezcan de este
planeta entonces ¡Empieza por ti mismo!,
erradica la maldad de tu propia psicología
personal. Elévate en conciencia y deja de
alimentar a la Bestia Planetaria con tu odio y
tus acciones dualísticas.

Luego, cuando tuviste cierta madurez


como para entender tu responsabilidad en “la
caída”, entonces –instigado por la serpiente-
te odiaste a ti mismo. Te despreciaste y te
negaste el derecho a amarte. Al odiarte a ti
estabas odiando al Dios que eres, al rechazarte
y despreciarte me estabas despreciando a Mí,
que SOY el núcleo de tu identidad.

Así que uno de los primeros pasos en el


sendero interno consiste en reconocer tus
errores sin condenarte, aceptarte tal como
127
eres en este momento y estar dispuesto a
subir el siguiente escalón para dejar atrás al
ser irreal. Este paso se llama autoestima y es
imprescindible en la sanación de tu psicología.
Incluso puedes llegar a necesitar de un
terapeuta para que te ayude a fortalecerte en
el amor propio.

Libérate de todo odio o condenación contra


ti mismo. Ten presente que siempre hiciste
lo mejor posible de acuerdo a tu estado de
conciencia en ese momento. Los errores son
parte necesaria en el proceso de aprendizaje.
Recuerda que Dios YO SOY no te condena,
eres tú quien siempre lo hace. Estudia cuales
fueron las mentiras dualísticas que te llevaron
a cometer tal error. Luego suéltalas y sigue tu
camino hacia la autorrealización sin ninguna
clase de condenación.

También empezaste a odiar a otras


extensiones de Dios cuando estas no cumplían
tus expectativas o deseos. El hecho de que
alguien o algo no actúan como tú esperas (con
sumisión, amabilidad, cariño, etc.) genera en ti
un sentido interno de frustración y ansiedad.
Dicha frustración no tarda en convertirse en ira
u odio.
128
Así que si quieres convertirte en un foco
de la Paz de Dios, lo primero que debes hacer
es dejar de guardar expectativas sobre las
personas y situaciones externas. Si no esperas
nada de nadie, nunca serás defraudado, de
este modo no habrá frustración, por tanto no
tendrás posibilidades de enojarte.

Ahora mira tu vida actual, se sincero contigo


y dime: ¿A cuánta gente odias hoy día?, ah, tal
vez me dirás que no odias a nadie. Has sabido
disfrazar bien tus rencores para que no se te
caiga la máscara de persona espiritual. Pero YO
te diré que cada vez que sientes que alguien te
“cae mal”, o no admites a alguna persona en tu
vida o grupo, estás odiando, estás rechazando a
esa expresión particular de Dios.

Para amar a alguien de verdad, debes aprender


a aceptarlo con sus virtudes y defectos. Debes
estar dispuesto a recibir el “paquete completo”.
De lo contrario estarás viviendo un amor basado
en expectativas humanas. Si necesitas que tu
pareja o amigo sean perfectos para amarlos, te
quedarás solo por el resto de tu vida. Es en esos
defectos de los demás donde eres probado para
desarrollar tolerancia. Puedo decirte claramente
que los defectos de ellos son bendiciones para
129
ti ya que te ayudan a desarrollar la paciencia, la
comprensión y el amor incondicional.

Odiar a alguien significa odiar a Dios en otra


expresión diferente a la tuya. ¿Por qué odias?
Porque tienes expectativas sobre la forma en
que esperas que la gente actúe en este mundo.
Esas expectativas o deseos de que las cosas se
den según tú quieres, crean cadenas de odio
cuando no se cumplen.

Si odias a alguien porque no te trata como


tú crees que supuestamente deberías ser
tratado es porque estás muy ciego. El que tiene
que cambiar no es la persona, eres tú. Debes
aprender a entender que cada cual actúa según
el estado de conciencia en que se encuentra.
Debes ponerte en los zapatos del otro para
poder saber porque actúa así. Puede que otros
estén tan atrapados en sus mentiras dualísticas
que solo hacen lo que otros consideran
correcto.

Cuando comprendes que esa persona


que te maltrata, que habla mal de ti y que
se interpone a tus deseos humanos es Dios
disfrazado, entonces cambias la perspectiva de
la vida. Dios, como la expresión infinita que YO
130
SOY se derrama y se condensa en innumerables
formas. Cada expresión contiene la Luz y la
conciencia de Dios, aunque esa expresión sea o
no conciente de ello.

Si, esa señora que robó tu dinero en aquel


negocio es Dios, ¿Recuerdas el baile de
disfraces de la serpiente? Pues bien, ella es uno
de sus asistentes, es Dios YO SOY identificado
plenamente con su máscara. Pero ella no es la
máscara, es Dios que ha olvidado su verdadera
identidad, por tanto merece mucho respeto.
¿Acaso guardarías rencor a Dios en alguna de
sus formas o expresiones?

Esa parte Mía necesita pasar por ciertas


experiencias para aprender las lecciones
necesarias que tarde o temprano la llevarán
a identificarse con su verdadera identidad
Divina. No te dejes engañar por la máscara.
Más bien suelta el deseo de que las máscaras
actúen contigo como quisieras. Ellas están
desempeñando su papel en el baile de disfraces.
Lo único que puedes hacer para ser feliz es
aceptar a la gente tal como es y no tratar de
que se ajusten a tus deseos humanos, los cuales
siempre terminan haciéndote sufrir.

131
Eso no quiere decir –como dije en el primer
capítulo- que tengas que tolerar todas las
acciones dirigidas en contra tuya. Cuando
alguien trata de hacerte daño la primera opción
para evitarlo es irte a otro lado, si no puedes
hacerlo, entonces pon límites claros a los
demás. Eso les enseñará a asimilar la lección del
respeto.

Claro, YO dije que la señora que te robó es


Dios que necesita experimentar eso, pero tal
vez necesita también experimentar un par de
años en prisión. No dudes en utilizar la justicia
penal de tu país cuando sea requerido. En el YO
SOY no hay reglas, simplemente céntrate en Mí
y haz lo que tengas que hacer.

Volviendo a la ira, hay personas que odian


la sociedad, el sistema, el clima, el mundo, etc.
Estas personas viven en un estado constante
de frustración y ansiedad como resultado de
ese odio. No te ates a que la gente o el mundo
tienen que ser como tú quieras. Si quieres
que las personas sean buenas, responsables,
cariñosas, etc. ¡No seas hipócrita! Se tú como
quieres que ellos sean. Eleva tu mundo con
el ejemplo, cámbiate a ti mismo y la gente a
tu alrededor cambiará naturalmente. Libérate
132
del sufrimiento liberándote del deseo de
controlar los acontecimientos externos o a los
demás. Acepta todo como una bendición, una
magnifica oportunidad de aprender.

En las situaciones aparentemente más


“terribles” es donde han nacido los más grandes
hombres. ¿Qué hubiera sido de Ghandi sin
el imperialismo inglés?, ¿Qué sería de Martin
Luther King sin el racismo?, ¿Qué habría pasado
con Mandela sin el apartheid?, ¿Qué sería de
Madre Teresa sin la pobreza? Si no hubieran
existido condiciones adversas en la tierra, nos
hubiéramos privado de conocer a los verdaderos
héroes que no se sometieron al estatu quo
de su época y decidieron desafiar las barreras
humanas para elevar la conciencia colectiva.

Si ellos se hubieran limitado a odiar el sistema


de su época nunca hubieran podido salir de él.
Para ellos el sistema era un reto para demostrar
que con Dios, todas las cosas son posibles. Así
que deja ya de enojarte por lo que sucede en
tu casa o país y saca al héroe que llevas dentro
para generar un cambio. Pero nunca olvides
que para que ese cambio sea efectivo debe
empezar contigo.

133
Por último ten en cuenta lo siguiente: No
luches contra el odio tratando de destruirlo,
ni tampoco lo reprimas ya que eso te hará
mucho daño. Busca la causa en la expectativa
o deseo que lo genera y suéltala, esa es la
forma más fácil de Ser libre.

3. El orgullo

El tercer atributo en la lista es el orgullo.


Al igual que la ira, el orgullo es un hijo del
sentido de separación. Cuando te crees por
fuera de Dios te sientes separado de sus
extensiones. La comparación y el deseo de
ser superior a otros solo son posibles en una
mente separada.

Existen varias clases de orgullo. El espiritual


se da cuando crees que la salvación depende
de una doctrina, iglesia o práctica religiosa. Si
crees eso, coincidencialmente vas a pensar
que la doctrina que salva es la tuya. Eso
conlleva inmediatamente a sentirte orgulloso
por ser una especie de “elegido”. También
puedes pensar que eres mejor que el resto de
la gente porque oras o meditas tantas horas
al día o porque has tenido una experiencia
espiritual.
134
Yo no considero las religiones o prácticas
espirituales como derroteros fiables para
determinar cuando una extensión mía puede
regresar a Mí. Lo que determina la salvación es el
estado de conciencia. Personas que estuvieron
en religiones atrasadas espiritualmente volvie­
ron a mí, mientras que otros que han seguido
revelaciones directas recientes siguen atrapados
en la dualidad.

Una de las cosas que califica a alguien para


lograr la conciencia de Unidad permanente
conmigo es su capacidad para ver la viga en
su ojo, es decir, la resolución de trabajar en su
psicología personal. Así mismo es fundamental
el nivel de conciencia de Unidad conmigo
que la persona desarrolle, y para eso requiere
reconocer y soltar las mentiras dualísticas.
El servicio a la vida es trascendental para la
liberación. Tú sirves cuando te elevas a ti mismo
y sirves cuando ayudas a otros a elevarse.

Nadie es más que nadie para Dios. Tú no sabes


si el drogadicto que pasa a tu lado, se convertirá
mañana en un iluminado mucho más pronto
que tú. No juzgues a un libro por su cubierta.
No te sientas superior a nadie por el hecho de
entender estas palabras o haber experimentado
135
mi luz. Eso no garantiza realmente nada. Tú eres
igual a cualquier otra extensión mía, no te amo
más que aquellas que están aparentemente
perdidas en el vicio.

La segunda clase de orgullo es el intelectual.


Como te crees separado, y tienes miedo a
ser menos que otros, entonces decides creer
que eres mejor. No eres ni menos ni más,
simplemente eres Uno con Todos. No creas
que sabes más por haber estudiado o leído
mucho, a veces la universidad de la vida enseña
más que las universidades públicas o privadas.
Lo que cuenta no es el conocimiento sino la
experiencia. El conocimiento adquirido necesita
de la experiencia para complementarse y obtener
Sabiduría.

El orgullo humano se origina cuando necesitas


reafirmar tu identidad a través del cuerpo físico
o las posesiones materiales. Como en las otras
clases de orgullo, escondes en el fondo un
sentido de inferioridad, para contrarrestarlo creas
la máscara orgullosa y te engañas a ti mismo
creyéndote mejor que los demás. Para sanar
el orgullo debes trabajar en tu autoestima, así
aprenderás a valorar a todas las expresiones de
Dios –empezando por ti.
136
El orgullo humano –que surge de una baja
autoestima- te lleva a perseguir toda clase de
metas materiales con el único fin de autoafirmarte
en algo externo que se pueda ver y mostrar a los
demás. No hay nada malo en alcanzar metas
humanas, pero debes preguntarte qué es lo
que te motiva ha hacerlo, ¿Acaso sientes que
debes demostrarle a los demás que eres mejor
que ellos? Si es así, tu motivación para el éxito
proviene del ego y tarde o temprano vas a sufrir.

Una motivación adecuada para alcanzar


tus metas es el hecho de saber que eres una
extensión de Dios, que eres muy digno y que
por tanto mereces el éxito porque es una parte
fundamental del Ser de Dios. Si tu motivación
para salir adelante en tu vida es esta, tendrás
muchas posibilidades de ser feliz. Porque incluso
cuando las metas que te haz propuesto parezcan
derrumbarse, tú no te vas a derrumbar con ellas
y vas a permanecer siendo Uno en la Paz del YO
SOY.

4. La lujuria
El origen de la lujuria

Para entender la lujuria es necesario


comprender cómo vivías antes de la caída en
137
conciencia. Cuando eras conciente del YO SOY
te sentías pleno, completo, integro y feliz. No
necesitabas nada por fuera de ti mismo para
estar contento. La felicidad dependía de Ser
quien Eres y no de algo externo. Ese estado de
conciencia que tenías se conoce en la literatura
antigua como “El jardín del Edén”. Era un estado
de conciencia en el cual permanecías en una
dicha o éxtasis continuo.

Lo que sucede cuando tienes relaciones


sexuales es que experimentas una sensación
física placentera llamada orgasmo. El orgasmo
es una vaga idea de lo que se siente Ser el
YO SOY. Podría decir que Ser YO SOY es como
vivir un orgasmo continuo, pero esto sería una
comparación dualística. YO SOY es un estado
de dicha perenne que puedes alcanzar sin
necesidad del intercambio sexual.

Tu alma sabe inconcientemente que el


orgasmo le recuerda “algo” placentero que vivió
alguna vez. “Algo” que anhela volver a vivir pero
no sabe cómo. Cuando te unes sexualmente
con otra persona, en algún momento, los
dos se hacen Uno. Esta es una forma vaga de
experimentar la conciencia de la Unidad.

138
El sexo bien empleado es una fuente
maravillosa de sanación para el alma. Tener
relaciones sexuales con amor y respeto hacia
la pareja permite que te vayas liberando de la
conciencia de separación. Cada vez que te unes
a alguien con amor estás experimentando una
fracción de la conciencia de Unidad. La entrega
que haces en ese momento te acerca más a
ser Uno conmigo.

Otras formas de sexo, por el contrario, son


perversiones de la sexualidad sagrada y lo
que hacen es atarte más y más al sufrimiento.
Algunas de las prácticas que fueron diseñadas
para alejarte de la verdadera sexualidad
pura y sacra son: el sexo oral, sexo anal, la
masturbación, las relaciones homosexuales,
la promiscuidad y cualquier relación que no
esté motivada por el amor puro hacia la pareja
sino únicamente para complacer los sentidos
físicos.

Después de la caída, mis extensiones


empezaron a cosechar grandes dosis de
dolor y sufrimiento. En algún momento,
empezaron a utilizar el sexo como un escape
a su sentido de frustración y ansiedad. Dicho
escape era placentero y agradable, pero no
139
estaban elevando su conciencia para quedarse
permanentemente en mi Presencia. Cada vez
que sentían ansiedad recurrían al sexo para
calmar temporalmente su estado de estrés.
Este acto repetitivo se convirtió pronto en una
adicción. Cada vez necesitaban más y más para
saciar su sed de placer.

En algún momento se perdió el significado


sagrado del sexo y se convirtió únicamente
en una actividad mecánica. Fue ahí donde se
empezó a gestar la lujuria, es decir, la necesidad
compulsiva de sexo. Muchos adictos al sexo
son personas que han sufrido mucho o han
sido abusados en su infancia. Utilizan una
sexualidad desaforada como un escape a su
dolor interno.

Dicho escape –que se vuelto una adicción-


necesita ser repetido una y otra vez. Mientras
más sexo tengas, más sexo necesitarás. Esto
se convierte en un abismo sin fondo que te
condena a sufrir cada día más y más. En algún
momento, por desgaste, el sexo como tal
deja de generar el suficiente nivel de placer
y empiezas a buscar alternativas diferentes
para lograrlo. Dichas alternativas son las
perversiones que nombré anteriormente.
140
Llega un punto en el que la sexualidad se
convierte en una trampa y quedas atrapado
cono un hámster en su rueda. Corres y corres
creyendo que así vas a salir, pero tu rueda
sexual no tiene salida. Mientras más corras más
rápido tendrás que hacerlo para mantenerte
girando. Buscas el sexo para saciar un deseo
creyendo que así quedará saciado. Puede
que después de hacerlo te sientas satisfecho
momentáneamente, pero cada vez que repites
el acto le das más y más poder a la lujuria, por
tanto cada vez el deseo regresará siendo más
fuerte y más difícil de complacer.

Sanándote del sexo compulsivo

Si detienes el sexo compulsivo en tu vida la


rueda empezará a perder fuerza y dinamismo.
Cada vez que te abstienes concientemente de
una relación que sabes que no aporta nada a tu
crecimiento espiritual entonces le restas poder
al demonio insaciable de la lujuria. Esto te dará
más poder interno el cual te permitirá ser cada
vez más fuerte. Toma la firme decisión de decir
NO cuando sepas que el sexo que deseas no te
ayudará a obtener la unión conmigo. Esto no se
hace de una vez y para siempre, es un proceso
continuo que hay que reanudar una y otra vez.
141
La Luz de la Madre es el aspecto femenino
en la tierra, de lo que YO SOY en el cielo. Dicha
Luz está presente en ti, exactamente en la base
de tu espina dorsal (cóccix). Bien utilizada es
una fuente inagotable de poder, sanación y
creatividad. Cuando se pervierte por medio de
prácticas sexuales carentes de amor y respeto,
te ata más a la tierra y a sus pesares. Cuidar y
elevar esa Luz es tu responsabilidad. Ese es uno
de los requisitos indispensables para Ser YO SOY
de manera permanente.

No desperdicies la Luz Madre que tienes a


cargo. Para ello, debes empezar saliéndote de
la rueda de hámster de tus deseos humanos.
Las conversaciones morbosas y la pornografía
son el combustible principal para encender
tus pasiones humanas. Estas cosas quedan
grabadas por largo tiempo en el subconsciente
y desde allí te halan a seguir repitiendo los viejos
patrones una y otra vez. Para liberarte del deseo
debes empezar haciendo el firme propósito de
abstenerte de tales prácticas.

Generalmente, el deseo sexual empieza


primero como un pensamiento. En ese nivel es
mucho más fácil liberarte de él. Una vez que el
pensamiento se une al sentimiento es mucho
142
más difícil de soltar. Cuando las imágenes
eróticas aparezcan en tu mente deséchalas
rápidamente. Suelta la necesidad de cumplir con
las expectativas sexuales que te presenta tu ego
en la pantalla mental. Dile a ese pensamiento:

¡No necesito de ti! Soy integro en Dios. Tengo


dentro de mí todo lo que necesito para sentirme
completo y no tengo porque cumplir con las
expectativas de mi ego.

No te pongas la meta de liberarte de la


adicción al sexo para siempre. Si te imaginas
renunciando a esto por el resto de tu vida
caerás presa del desaliento. Haz el propósito
de abstenerte de las prácticas que te llevan
a desperdiciar la Luz Madre (pornografía,
charlas ociosas, masturbación, etc.) solo por
las próximas 24 horas. Cuando se cumplan
las 24 horas entonces renuevas tu voto, y así
indefinidamente. Ponerte metas a corto plazo
es mucho más fácil de llevar.

Por otro lado, las devociones a la Madre


Divina son una herramienta muy importante
para canalizar adecuadamente la energía sexual.
Ciertos mantras orientales (Bhajans) y ejercicios
de respiración (Pranayamas), te ayudarán a
143
direccionar esa energía hacia arriba, a través
de tu columna vertebral. Eso te permitirá tener
mucho más control sobre ella y ser libre para
descubrir tu verdadera Unidad conmigo. Si
elevas la Luz de la Madre que hay en ti, el deseo
sexual perderá fuerza y poder en tu vida.

Ejercicio I -para elevar la Luz de la Madre

• Siéntate con la columna recta, la mirada al


frente y las manos en forma de copa sobre
tus piernas.
• Dirige tu atención al aspecto femenino de
Dios, la Madre Divina, según la concibas
(Maria, Kali, Kuan Yin, etc.). Piensa en ella y
entrégale todo tu amor y devoción.
• Siente el amor puro de la Madre Divina
resplandeciendo como un fuego blanco en
la base de tu columna vertebral.
• Inspira lentamente por la nariz a medida
que cuentas suavemente (en la mente): 1, 2,
3, 4. Al tiempo que inhalas visualiza una luz
blanca resplandeciente elevándose desde
la base de la espina hasta la coronilla. Siente
como dicha Luz se eleva impulsada por tu
respiración y devoción.
• Ahora, sosteniendo el aliento, cuenta
nuevamente: 1, 2, 3, 4, mientras sostienes esa
144
luz blanca en tu coronilla. Siente como la Luz
de la Madre se ha elevado victoriosa sobre
ti.
• Hundiendo el abdomen hacia arriba, exhala
suavemente contando 1, 2, 3, 4. A medida
que sueltas el aire por la boca visualiza la
luz de la Madre descendiendo suavemente
hasta el corazón e irradiando su dulce amor
desde allí.
• Cuenta 1, 2, 3, 4 mientras aguardas sin aire.
Siente la unidad con Dios y visualízate dentro
de una esfera blanca de Luz. Eres integro y
completo. Eres feliz en Dios.
• Repite este ejercicio durante al menos 15
minutos diarios.

Ejercicio II –para elevar la Luz de la Madre

• Centrado en tu corazón, absorto en la


devoción profunda hacia la Madre Divina,
repite nueve veces la siguiente plegaria (1):

• Ave Maria llena eres de gracia el Señor


está con nosotros a través de ti. Benditos
somos por tu gracia milagrosa y por el amor
milagroso de tu hijo Jesús.

145
• Santa Maria Madre de los Milagros.
Renunciamos a nuestros deseos humanos
ahora y por siempre.
Aceptamos el amor incondicional de Dios y
vemos la manifestación del Reino Milagroso
en la tierra.

Ejercicio III –para elevar la Luz de la Madre.

• El siguiente ejercicio es una combinación de los


dos anteriores. después de que lleves algunas
semanas haciéndolos y hayas interiorizado su
esencia espiritual, entonces podrás pasar a
este.
• Siéntate con la columna recta, la mirada al
frente y las manos en forma de copa sobre tus
piernas.
• Dirige tu atención al aspecto femenino de Dios,
la Madre Divina, en la persona de la Madre
Maria. Piensa en ella y entrégale todo tu amor.
• Siente el amor reverente de la Madre Divina
resplandeciendo como un fuego blanco en la
base de tu columna vertebral.
• Inspira lentamente por la nariz a medida
que oras suavemente (en la mente): “Ave
Maria llena eres de gracia el Señor está con
nosotros a través de ti”. Al tiempo que inhalas
y oras visualiza una luz blanca resplandeciente
146
elevándose desde la base de la espina hasta
la coronilla. Siente como dicha Luz se eleva
impulsada por tu respiración y devoción.
• Ahora, sosteniendo el aliento, ora
mentalmente: “Benditos somos por tu gracia
milagrosa y por el amor milagroso de tu hijo
Jesús”. mientras oras sostén esa luz blanca en
tu coronilla. Siente como la Luz de la Madre se
ha elevado victoriosa sobre ti.
• Hundiendo el abdomen hacia arriba, exhala
de manera suave a medida que dices
mentalmente: “Santa Maria Madre de los
Milagros, renunciamos a nuestros deseos
humanos ahora y por siempre”. Al tiempo
que oras, suelta el aire por la boca sintiendo
como arrojas los falsos deseos por medio
de la exhalación, visualiza la luz de la Madre
descendiendo suavemente hasta el corazón e
irradiando su dulce amor desde allí.
• Mientras aguardas sin aire ora mentalmente:
“Aceptamos el amor incondicional de Dios y
vemos la manifestación del Reino Milagroso
en la tierra”. Siente la unidad con la Madre
Divina y visualízate dentro de una esfera blanca
de Luz. Eres integro(a) y completo(a). Eres feliz
en Dios.
• Repite este ejercicio durante al menos 15
minutos diarios.
147
La causa de los desequilibrios sexuales

Los hombres o mujeres promiscuos son


aquellos que tienen un vacío muy grande en
su ser. Su alma está muy fragmentada, así que
buscan en diferentes parejas sexuales las piezas
que le hacen falta. Buscan y buscan parejas
para experimentar algo de la conciencia de
Unidad en relaciones variadas. Ellos necesitan
encontrarse a sí mismos y saber que lo único
que puede llenar su vació es el Dios que YO
SOY.

Las mujeres promiscuas -cuando son


anorgásmicas- buscan afirmar mediante el sexo
su necesidad de ser aceptadas. Generalmente
su amor propio se encuentra resquebrajado
por la ausencia de una figura paterna amorosa
en su infancia. Entregándose a los hombres
quieren agradarlos para que de alguna manera
ellos le suplan el amor que no tienen. Como se
sienten tan indignas creen que deben permitir
cualquier forma de abuso por parte de los
hombres con tal de que ellos le ofrezcan un
mendrugo de cariño.

Los pedófilos, cuando abusan de un niño,


tratan inconcientemente de encontrarse con su
148
propio niño interno el cual está destrozado por sus
experiencias infantiles. Ellos generan dolor a los
infantes para crear una catarsis de su propio dolor
interno. Muchas veces se trata de una especie de
venganza (cuando hay violencia). Cuando son más
sutiles y cariñosos en su abuso es porque buscan
de manera inconciente unirse a los fragmentos
perdidos de su alma -o niño interno- a los cuales
les faltó cariño en su niñez. Este grupo en particular
crea una gran cantidad de karma con la vida, al
crear dolor en otros se condenan a sufrirlo por
mucho tiempo ellos mismos.

El homosexual quiere, por medio del sexo


con otro hombre, reencontrar la conexión con
el aspecto masculino de Dios que han perdido.
Dos hombres juntos no pueden procrear,
por lo tanto de su unión no puede nacer
ningún beneficio espiritual. Igual se aplica a la
homosexualidad entre mujeres.

Todas estas adicciones y perversiones


sexuales te atan cada vez más al dolor y
sufrimiento humanos. Piensa que si no
necesitaras del sexo serías muy feliz ya que no
sufrirías la ansiedad que genera el no poder
tener relaciones sexuales con quien quieras y
cuando quieras. Cuando la lujuria irrumpa a tu
149
mundo, recuérdate que ya eres Uno con Dios y
con el Universo y que en realidad no necesitas
nada por fuera de ti para ser feliz. Lo que quieres
obtener en otras personas ya está dentro de ti.

A medida que avanzas en la conciencia de


Unidad empiezas a sanarte del sexo compulsivo.
Pasas de la etapa animal en la que recurres al sexo
como una fuente de placer carnal a la etapa de
la sexualidad moderada donde estableces un
vínculo amoroso con tu pareja. Aquí todavía hay
lujuria, pero a medida que avanzas en el camino
tu sexualidad se va espiritualizando hasta
convertirse en una unión sagrada diseñada para
ayudarte a hacerte Uno conmigo. A medida que
te elevas en conciencia empiezas a prescindir
del sexo de forma totalmente natural. Cuando
eso suceda, nunca olvides que tal vez tu pareja
no se encuentra en dicha etapa y debes cumplir
tus deberes como esposo o esposa. Cuando te
elevas en conciencia de Unidad, el hecho de
que tengas o no sexo, no afecta en nada tu
relación con quien YO SOY.

5. La envidia y los celos

Estos dos aspectos son caras de la misma


moneda. Y al igual que los anteriores surgen de
150
la ignorancia de creerte separado del Todo. La
envidia se manifiesta cuando percibes a otras
extensiones divinas como ajenas o separadas.
Entonces no soportas ver que a ellas les va
mejor que a ti. Cuando entiendes que todas
las extensiones de Dios son solo rayos de
luz que salen de una única Presencia que YO
SOY, te das cuenta de que la separatividad es
imposible.

Alégrate cuando una extensión divina crezca


y se eleve. Alégrate cuando otra extensión
de Mí esté cosechando éxitos espirituales y
materiales. Todos son uno, así que la felicidad
del vecino es tu felicidad. Cuando él es feliz,
tú que eres uno con él, también te estás
beneficiando de su alegría. Déjate contagiar
e inunda el cosmos con tu dicha. No olvides
que todos están interconectados y lo que le
sucede a uno afecta al resto de las extensiones.
Desde aquí, la tierra se percibe como una sola
Unidad conciente.

Los celos surgen del miedo inconciente a


creerte indigno de amor. Como no te amas
lo suficiente, entonces piensas que nadie te
puede amar de verdad. Tu pareja es un espejo
de lo que te das o te quitas a ti mismo. Si
151
desconfías del amor de tu pareja por ti es
porque desconfías inconcientemente de tu
propia capacidad de amarte y aceptarte.

Los celos se curan cuando aceptas que


eres infinitamente digno de amor y que el
Amor del Dios que YO SOY siempre estará
contigo. Mi Amor Incondicional jamás te
va a abandonar -no importa lo que hagas o
dejes de hacer. Este es el Amor Supremo del
cual eres digno por naturaleza. No necesitas
hacer nada para merecerlo. Si no lo percibes
en tu vida es porque me has cerrado las
puertas de tu mundo al aceptar la mentira
de que eres un pecador indigno. Mi Amor
siempre está disponible para ti en todo
momento, lo único que necesitas es dejarlo
entrar, y para eso es necesario que te ames
mucho a ti mismo.

Ese Amor Incondicional puede adoptar


muchas formas. Puedes recibir mi amor
en forma de una suave brisa, en la sonrisa
de una anciana, en la lluvia que purifica
tu mundo, en el amigo que te escucha.
No limites la expresión de mi amor a una
pareja sexual. Cuando sabes que YO te
amo incondicionalmente entonces no te
152
preocupas tanto por el amor que te puede
dar tu pareja y en cambio si te encargas de
proporcionártelo tú a ella.

Cuando los celos están basados en un acto


real de infidelidad, pregúntate que hay en tu
psicología que atrajiste esa situación. ¿Es que
te haz traicionado a ti mismo al no amarte lo
suficiente?, ¿O acaso no diste la clase de amor
que tu pareja necesitó? Recuerda también que
él o ella es Dios y tal vez necesitaba experimentar
esa situación para cosechar el fruto de sus
acciones y desarrollar experiencia. Eso no quiere
decir necesariamente que tengas que tolerar
la infidelidad. Pero si sabes que te amas y que
Todo el Amor que necesitas proviene de Mí,
puedes superar esas situaciones con conciencia
de Unidad.

Nota:
(1) Este Ave Maria fue revelado por la Madre Maria
a Kim Michaels y forma parte del “Rosario Milagroso de
la Madre Maria”, para más información visite el sitio Web:
www.mothermarysgarden.com
La Madre Maria es la representante de la Madre Divina
para esta tierra.
153
154
Clave 7
Identifícate con el Dios
que eres, y atraerás el
Reino de Dios a la Tierra

YO SOY la única y última realidad permanente


en este universo. Todo lo demás son meras
ilusiones pasajeras creadas por la mente humana
para olvidarse de Mi y condenarse a sufrir. Todo
lo creado y manifiesto ha surgido de quien YO
SOY. Las capas de ilusión que te ciegan fueron
creadas por ti mismo como un medio para evadir
tu verdadera naturaleza Divina en el YO SOY.

YO SOY el sol que brilla, que alumbra y que


despeja la verdad. Estas palabras no pretenden
ser la verdad en sí misma puesto que esta no
puede ser descrita en términos humanos, sino
únicamente conocida a través de la experiencia
directa conmigo. Pero puedo asegurarte que si
aplicas estas palabras puedes llegar a conocer
la verdad cara a cara. La verdad es que tú eres
YO SOY.
155
Reconóceme, descúbreme nuevamente
y vive única y exclusivamente en Mí. Si aún
necesitas permanecer en tu máscara humana,
te entenderé y esperaré pacientemente. Pero
solo puedo decirte que mientras más te tardes
en volver a ser YO mismo, más oportunidades
tendrás de sufrir y llorar en el mundo del
dolor.

YO dije a través de Buda que la naturaleza


del mundo es sufrimiento. Eso es verdad, pero
no necesitas morir físicamente para liberarte
del dolor. Lo que debe morir es la conciencia
de la separación o ego. Puedes estar en el
mundo viviendo en un cuerpo físico y aun así
ser quien YO SOY.

Jesús dijo sabiamente alguna vez: “Estoy


en el mundo pero no soy del mundo”. Eso
significa que lo que importa no es el vehículo
en el que te encuentres, sino el grado de
identificación que tengas en ese momento.
¿Con qué te identificas? Esa es la pregunta
crucial que te estoy planteando en este
instante. ¿Crees realmente que eres Dios YO
SOY en la tierra, o te identificas con el ser
humano separado y pecador el cual sufre y
llora constantemente?
156
Obsérvate detenidamente y mira cuales
son los moldes mortales que estás tratando
de seguir. ¿Necesitas que otros crean que eres
bondadoso? ¿O prefieres inspirar temor para
que nadie te contradiga? ¿Será acaso que
esperas despertar pasión de otros hacia ti?
De cualquier forma estarás viviendo bajo las
expectativas del ego.

¡Se tú mismo! ¡Haz lo que tengas que hacer!


Muchas veces eso implicará retar la conciencia
del ego en otros y perder su simpatía. En
ocasiones ser tú mismo te llevará a romper todas
las expectativas que los demás tienen sobre ti.
¡No importa! Desecha de tu vida lo que tengas
que desechar para Ser YO SOY. Hazlo con Amor
pero con fortaleza. Céntrate solo en Mí y ten fe.

Jesús se identificaba conmigo y por eso


podía ir y venir en la conciencia Divina, levitar
sobre las aguas y multiplicar los panes y los
peces. Esos son procesos naturales en aquellos
que han dejado atrás la conciencia del ego.

La conciencia mortal basa su identidad en lo


que los demás digan de ella, lo cual es una forma
muy pobre de vivir. La conciencia mortal basa
su amor en la cantidad de afecto que recibe de
157
afuera. Necesita ser aprobada y mimada a cada
instante. Ninguna meta es valiosa si no sirve para
recibir el aplauso de los hombres. Ningún logro
tiene sentido si no gratifica al ego y permite que
te sientas un poco mejor que los demás.

Las adquisiciones del ego son transitorias


puesto que están cimentadas en un mundo
que es efímero en naturaleza. Puedes llegar a
construir los edificios más lujosos o reconstruir
tu cuerpo de la forma más exótica posible
mediante la cirugía estética. Pero todo eso está
sometido al cambio constante. Un terremoto,
un huracán y, el paso de los años aniquilan los
castillos de naipes de los hombres sin el menor
esfuerzo.

Aún tienes miedo de soltar el ego ya que


crees que dependes de él para vivir la vida que
llevas. Tal vez el ego es lo único que conocen
de ti las personas con las que compartes tu
vida social. Te da miedo mostrar quien eres
porque podrías perder el afecto de los egos de
los demás. Tú decides cuándo serás quien YO
SOY, tú decides cuándo vas a dejar de sufrir por
mantener las apariencias en un mundo que no
es más que una mascarada.

158
Mi naturaleza trascendental está por encima
de todo lo que haz oído sobre Mí. YO SOY el
manantial de agua viva que corre dentro de
tu interior. Pero si estancas mi fluir entonces
te convertirás en receptáculo de las aguas
hediondas del ego humano.

La clave para alcanzar la dicha está en el


grado de identificación que tengas conmigo.
Si sabes y crees que eres YO SOY, si te vez a ti
mismo como un sol radiante de pureza; como
una fuente de consuelo y amor incondicional,
entonces te conviertes en cáliz de la Luz YO
SOY. Reconócete como Dios en su más pura
expresión. Luego piensa, habla, siente y actúa
en consonancia con eso. Cuando salgan esos
rasgos del ego humano recuérdate que todavía
hay una parte de ti que está en proceso de
experimentar tu humanidad –pero no por
mucho tiempo.

Dioses sois

YO SOY la conciencia suprema que sostiene


el cosmos espiritual y material. Estoy presente
en el último rincón del universo, sin embargo el
núcleo de mi identidad se encuentra en el centro
de éste. YO SOY el Sol Central alrededor del cual
159
giran innumerables cúmulos de cúmulos de
galaxias a una velocidad sorprendente.

Desde aquí –el Sol Central- reduzco


sustancialmente el nivel de mi Luz través de los
Elohim, quienes actúan como transformadores,
para que esta pueda distribuirse y sostener
hasta la última molécula del universo material.

Los Elohim a su vez merman la frecuencia de


la Luz y la transmiten a los Seres Cósmicos que
alimentan la conciencia de Dios en los cúmulos
de galaxias. Desde allí, la Luz es desacelerada
nuevamente y transmitida al centro espiritual
de cada galaxia, donde existe un representante
de la Conciencia Divina.

Los Seres Cósmicos que sostienen cada


galaxia transmiten amorosamente mi luz todas
las estrellas que vez titilar en el cielo nocturno
-gracias a la magnitud de mi Amor. De cada
estrella o sol, la Luz es reducida y condensada
en los sistemas de mundos en forma de
extensiones individuales como Tú. Tú mismo
eres condensación de Luz Divina en cuatro
niveles diferentes (Etérico, mental, emocional y
físico).

160
Este es el circuito del universo. Como vez,
todo está absolutamente interconectado. Ya sea
la uña del dedo meñique de tu pie izquierdo, o
la hoja de un árbol, todo depende de Mi luz para
existir. No existe tal cosa como la separación.
Todo es UNO.

Tú formas parte de una de las ramas del


Árbol cósmico de la vida que YO SOY. La
siguiente gráfica representa solo una rama de la
conciencia Divina de la cual formas parte.

No te preocupes si escuchas que uso


términos como “Elohim” o “Seres Cósmicos”. No
hay muchos dioses, hay un único Dios que YO
SOY. Todo está conectado. Aunque los Elohim
o Seres Cósmicos tengan conciencia individual
de sí mismos no son externos o diferentes a Mí.
Pensar que están separados sería como creer
que la célula de un tejido tu mano derecha está
separada de ti. Así mismo, Tú eres una célula mía
que cumple su función en el lugar del universo
que le corresponde.

Por tanto, cada extensión que hay en la tierra


es YO mismo que he bajado dramáticamente
la frecuencia de mi luz a través de Elohim y
Seres Cósmicos para poder sostenerme en la
161
forma. El universo físico no está diseñado para
experimentar toda mi luz en su forma directa
ya que eso desintegraría la estructura de los
átomos.

Dicho de otra manera: Tú eres Dios viviendo


una experiencia humana. No hay ni existe
diferencia entre Tú y YO. Somos Uno en esencia.
Fue por eso que el evangelista Juan escribió
uno de los más sorprendentes diálogos de la
Biblia:

“Entonces los judíos volvieron a tomar piedras


para apedrearle. Jesús les respondió: Muchas
buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por
cuál de ellas me apedreáis? Le respondieron los
judíos, diciendo: por buena obra no te apedreamos,
sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te
haces Dios.
Jesús les respondió: ¿no esta escrito en vuestra
ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a
quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no
puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó
y envió al mundo, vosotros decís: Tu blasfemas,
porque dije: Hijo de Dios soy?” (Juan 10,34).

Quiero que entiendas esto: ¡tú eres YO


mismo!. En ninguna parte del proceso de
162
entrar en una envoltura humana ha existido la
posibilidad de separarme. Los Elohim y Seres
Cósmicos no son diferentes o externos a mí.
Son solo extensiones de Mí mismo diseñadas
para ser transformadores de Mi Luz. Así que al
descender al mundo de la forma jamás pierdo
mi esencia verdadera. Nunca haz dejado de
Ser Dios, aunque tu mente separada te diga lo
contrario.

Eres lo que piensas

Lo que crees que eres serás. Eres el resultado


de las imágenes y creencias que tengas
acumuladas en tu mente y emociones. Estás
tan apegado a ser quien crees que deberías
ser que te olvidas de Ser lo que ya Eres. Suelta
las ataduras, libérate de las expectativas que te
dicen que debes ser “esto” o “aquello” porque
es lo que la sociedad, o tu mamá esperan de ti.
¿Quién es tu Madre? YO SOY.

Como extensión espiritual de Mí mismo que


eres, no estás sometido o limitado en forma
alguna definida. Tú eres una Llama Divina con
unas cualidades maravillosas que nadie más
posee. Eres un Espíritu inmortal e ilimitado. Te
haces mortal cuando te centras en la mente
163
del ego. En el mundo espiritual no existen las
formas, ni el concepto tiempo-espacio. Estas
definiciones solo se aplican al plano de la
materia.

Cuando desciendes al mundo material


puedes decidir identificarte con lo que quieras.
Puedes aceptar los moldes que te imponen
tus padres o la cultura en la que creces, o,
simplemente puedes Ser el SER. Eres semejante
al agua que se adapta al recipiente en el que se
vierte. En este caso, el recipiente será la forma o
patrón que imponga tu mente.

Uno de los pasos que necesitas para recuperar


la Conciencia en el YO SOY es reconocer mis
patrones perfectos e identificarte con ellos.
Visualízate como un sol, como una chispa de
vida, como una gota infinita de Amor absoluto.
Eso eres tú.

Esto no se trata de imaginar que eres el YO


SOY: Ya lo eres, pero olvidaste como se siente
serlo. Así que debes empezar a identificarte
con descripciones mías. Eso hará que empieces
a derribar las mentiras dualísticas de tu falsa
identidad para que mi Luz pueda brillar
plenamente. Como dije al principio de este
164
libro, no tienes que inventar la conciencia del
YO SOY. YO existo por mí mismo, solo requiero
que dejes atrás al ser que crees que eres para
que Yo pueda brillar.

No te aferres más a las raíces de tu ego

La manera como te apegas al dolor está


resumida perfectamente en una parábola
moderna. La historia cuenta que había unas
criaturitas que vivían aferradas a las raíces
que crecían en la orilla de un río. Estas
criaturitas eran acuáticas pero se les había
enseñado –desde sus antepasados- que no se
podían soltar de esas raíces, o de lo contrario
morirían.

Así que ellas se acostumbraron a


mantenerse así, agarradas día y noche. Hasta
que un día una de ellas dijo que no era posible
vivir de esa manera, que deberían soltarse de
las raíces para ser libres. Las criaturas que la
escuchaban creyeron que su amigo había
perdido la razón y lo tacharon de loco.

Un día, cansado de tratar de convencerlas


decidió soltarse. Al principio se asustó y trató
de agarrase de nuevo a las raíces, pero pronto
165
vio que flotaba, que no pasaba nada, que
simplemente era libre.

Llena de júbilo, la criatura empezó a gritarles


a sus amigos que se soltarán, que lo siguieran,
que fueran libres también. Pero ellos asustados,
creyeron que solo esa criatura poseía el don de
flotar. Dedujeron que se trataba de alguna clase
de “elegido”, “Ese ser es –dijo una- el único Hijo
de Dios”.

Desde entonces se escucha entre las


criaturitas del río la leyenda de aquella que un
día empezó a flotar. Todas la adoran y la alaban,
pero nadie se atreve a seguir su ejemplo.

Así sucede contigo, estás muy aferrado a las


raíces de tu identidad humana: “¿Qué dirán de
mí si hago esto?”, “¿Qué pensará la gente?”. Tienes
miedo de soltarte de la máscara creyendo que
con ello lo perderás todo. Lo único que puedes
perder es la capacidad de sufrir.

Si te sueltas al fluir del Río de la Vida podrás


flotar libre de expectativas y deseos humanos. Ya
no te preocupará el “mañana” ni te trasnochará
el “ayer”, solo podrás vivir siendo feliz en el
Ahora. El Ahora es todo lo que existe, todo lo
166
que es Real. Céntrate en el Ahora y confía en
que el YO SOY en ti se encargará del resto.

¿Qué significa vivir sin ataduras?

Como puedes ver, toda tu vida está


ingeniosamente diseñada por Mí para que seas
inmensamente feliz y dichoso. Pero tu prefieres
atarte a las cosas de este mundo –incluyendo
tu personalidad humana- que lo único que te
aseguran es dolor y sufrimiento.

No atarse a nada no quiere decir que te


vayas a vivir debajo de un puente cubierto con
un taparrabos. No se trata de abandonar las
posesiones, se trata de abandonar los apegos.
Una persona puede tenerlo todo (yate, mansión,
avión privado, etc.) y Ser YO SOY. Otro por el
contrario, puede vivir en un tugurio con solo
una vieja manta como su única posesión, pero
puede estar tan apegado a ese trapo viejo, que
no deja espacio en su mente para Ser YO SOY.

Jesús le pidió al joven rico que deseaba


seguirlo que vendiera su riqueza y se la diera a
los pobres. Pero no porque la riqueza fuera mala
en sí, sino por lo atado que estaba a ella. Otros
amigos de Jesús que eran ricos también –como
167
Nicodemo(1) y José de Arimatea(2) - jamás
tuvieron que abandonar lo que tenían. Ellos
eran dueños de su dinero en lugar del dinero
ser dueño de ellos.

Suelta ya toda esa vanidad y falso glamour


del ego humano. Él siempre quiere aparentar y
exhibir su máscara bien lustrada ante el mundo.
Identifícate conmigo que soy puro y perfecto
y no sufro jamás. No tengo tiempo para llorar
gracias a que vivo en la plenitud. Si decides
identificarte conmigo, pronto descubrirás que
eres YO mismo y que lo único que nos separa es
tu decisión de soltar al ser irreal.

Tú decides lo que quieres ser

La vida está compuesta por decisiones.


Fueron millones de decisiones incorrectas
las que te llevaron a estar atrapado en un ser
humano que sufre y llora por estar tan atiborrado
de expectativas y deseos. Ahora mismo puedes
empezar a deshacer esas decisiones de manera
inteligente para integrar la conciencia que se
cree separada de la Mía.

Somos Uno en esencia y verdad, ¿Por qué no


lo aceptas? Porque te da miedo dar el salto al
168
vacío. En ese vacío habrá momentos de temor,
pero al final están los brazos del Dios que YO
SOY esperando para tomarte fuertemente y
decirte: “Te amo Hijo Mío, nunca te abandoné,
somos UNO”. En ese momento podrás decir con
Jesús: “Yo y mi Padre somos UNO”.

En la unidad no hay dolor ni tristezas, solo


luz y virtud. Es ahí cuando la gota deja de ser
gota y se convierte en océano al fundirse con
este, ese es el misterio de la entrega. Eres uno
conmigo pero no pierdes la capacidad de Ser
y decidir por Ti mismo, solo que ahora lo harás
con conciencia Divina y tus decisiones creativas
conducirán a que YO -a través de ti-, sea Más de
lo que SOY.

Recuerda, “Fuiste creado a imagen y


semejanza de Dios”. Eres una extensión del
Dios YO SOY. Por lo tanto tienes la capacidad
de crear lo que quieras. De hecho tu vida actual
es el resultado de tu propio ejercicio creativo.
Cuando pones algo en tu mente el universo se
organiza obedientemente para establecerlo en
tu mundo.

Todo lo que sucede dentro y fuera de ti es


la consecuencia de las decisiones que has
169
tomado. Es por medio de tus decisiones que tú
creas y re-creas lo que te sucede. Hay decisiones
explícitas como la de matar a alguien. Esta es la
clase de decisiones concientes con las que las
personas están familiarizadas.

Pero también hay decisiones inconcientes


que no son tan explícitas. Por ejemplo, cuando
tu madre o profesora te repite que eres un
tonto y decides aceptarlo. Cuando eso sucede
desarrollas una falsa creencia y el universo
–que es obediente a tus preceptos- se pone de
acuerdo y acomoda su estructura para ponerse
en consonancia con lo que crees y sientes sobre
ti.

Esa es la respuesta a las innumerables


preguntas que se hace la humanidad. “¿Por
qué siempre me pasa esto a mí?”, “¿Qué hice
yo para merecerlo?”, “¿Qué delito cometí para
que Dios me castigue de esta manera?”, “¿Por
qué seré tan de malas?”. Amados, la suerte y el
azar no existen. Nada en tu vida sucede “porque
si”. Todo tiene una causa fundamental que está
única y exclusivamente dentro de ti.

Hay muchas máscaras que las personas


deciden adoptar identificándose plenamente
170
con ellas. Voy a nombrar las dos principales
con las que la mayoría de personas de este
mundo se identifican. Además, te mostraré
la consecuencia correspondiente a la que te
enfrentas cuando decides utilizarlas.

El pecador

Si por alguna razón decides identificarte con


un ser humano separado de Mí -un pecador-
entonces atraerás todas las condiciones de
dolor y sufrimiento en que debería vivir un
pecador. Ninguna extensión mía es un pecador
en naturaleza. Si entendemos el pecado
como cualquier decisión que sea contraria al
crecimiento del universo, entonces lo podemos
definir como un ejercicio de experimentación.

YO no te juzgo ni te señalo cuando cometes


un error. YO conozco tu verdadera naturaleza,
YO si sé quien eres tú. Jamás he puesto el rótulo
de pecador sobre ti a pesar de lo que hayas
hecho o dejado de hacer. Eso no quiere decir
que esté conforme con todas tus actuaciones,
de hecho siempre espero que te eleves.
Para eso me presento en tu vida en forma de
eventos y circunstancias que te permitan crecer
y aprender.
171
Según las religiones un pecador es alguien
malo en naturaleza cuyo único destino es sufrir.
Así que cuando crees que eso es lo que eres, la
vida empezará a crear situaciones de dolor, de
sufrimiento y de castigo. Parecerá como si un
dios furioso allá en el cielo quisiera sancionarte.
Pero eres tú mismo quien te castigas cuando
alimentas tu falsa creencia.

La víctima

Si decides identificarte como una víctima –ya


que no estás dispuesto a hacerte responsable por
tus acciones- entonces la vida misma diseñará
situaciones específicas que correspondan a
lo que crees que eres. Como te crees víctima,
tendrás vida de víctima, (problemas en tu
familia, en tu empleo, en la calle, etc.). Parecerá
como si todas las personas se confabularan en
tu contra. Pero ellos no hacen sino corresponder
a la calidad de tus pensamientos y emociones.

Lo cierto es que eres responsable por todo


lo que te sucede. Incluso cuando estás en una
situación que aparentemente no has creado
-como una guerra- y resultas herido por una bala
perdida, eres responsable. ¿Por qué? Porque fue
tu estado de conciencia el que te llevó a vivir
172
en una región donde hay guerra y muerte. La
calidad de pensamientos y sentimientos te
halan hacia situaciones que sean semejantes a
ellos.

En una guerra como la de Colombia, hay


personas que jamás han estado cerca de un
carro bomba ni han presenciado un tiroteo. Eso
sucede porque su estado de conciencia no vibra
con dichas situaciones y por tanto no necesitan
experimentarlas.

Sin embargo hay ocasiones en la cuales YO


pongo a mis extensiones más avanzadas en
situaciones difíciles con el único propósito de
que eleven la conciencia colectiva del lugar
mediante el ejemplo y lideren comunidades
enteras hacia los caminos de la Paz y la
Fraternidad Divinas. Para ello necesitan encarnar
parte de esa conciencia humana y trascenderla
en ellos.

Eres Dios

En conclusión, tú eres Dios. No lo dudes,


identifícate conmigo, acepta que eres digno
de amor, que eres abundante, victorioso y feliz,
entonces el universo se pondrá de acuerdo para
173
adaptarse a lo que crees sobre ti. Tú eres lo que
crees que eres, ¿Entonces, quién eres?

Notas:
(1) Nicodemo: Amigo de Jesús mencionado en Juan 3,1-
21. Al parecer se trataba de una persona muy prestante e
influyente en su época.

(2) San José de Arimatea, según los cuatro Evangelios


del Nuevo Testamento, era un rico judío de Arimatea y
probable miembro del Sanedrín de Jerusalén que, después
de la crucifixión de Jesucristo, solicitó su cuerpo al procurador
romano Poncio Pilatos y, tras bajarlo de la cruz, le dio sepultura
en su propia tumba. En este lugar sería erigida luego la basílica
del Santo Sepulcro.

Según algunos antiguos autores (con cuyos escritos


discrepan los eruditos actuales), José de Arimatea viajó
después a Inglaterra, donde introdujo el cristianismo y fundó
un monasterio en Glastonbury. En el ciclo de romances
artúricos, y según la leyenda medieval, fue él quien, en el año
63, llevó el Santo Grial (en el cual había recogido la sangre de
Cristo crucificado) a la colina de Glastonbury. Su festividad se
celebra el 17 de marzo en la Iglesia occidental y el 31 de julio
en la oriental.

174
Epílogo

Pregunta:
Amado Maestro, quisiera hacerte una última
pregunta acerca de lo que significa renunciar a las
expectativas humanas, a los deseos del ego. ¿Qué
pasa cuando esos deseos -a pesar de renunciar a
ellos- regresan con más fuerza? ¿Qué nos puedes
recomendar para superar esos deseos y poder
ejercer nuestro proceso de renuncia a ellos?

Respuesta del Maestro: Lo más importante


que necesitas para seguir este sendero de soltar
las ataduras es el ingrediente fundamental de la
CONSTANCIA.

Debes saber que llevas miles de años (en


diferentes encarnaciones) alimentando esos
deseos y expectativas. No creas que estas van a
desaparecer en una semana o en un mes.

Lo que necesitas aprender es que cada


semana debes hacer una lista de tus ataduras.

175
De esta manera puedes empezar a soltarlas y
entregarlas conscientemente a la Llama del
Espíritu Santo. Repite este proceso diariamente.
A medida que hagas esto lleva un registro
semanal del proceso.

En algún punto estas energías –que son


como un programa de computadora que
tiende a repetir lo mismo- empezarán a perder
fuerza, cada día se irán debilitando más y más
hasta que llegarán a un punto (en semanas,
meses o años) que ya no podrán tocarte. En ese
momento te harás habrás vuelto invulnerable
colocándote por encima de esas expectativas.

Pero ante todo es un trabajo gradual en el


cual necesitas cultivar la constancia. No se trata
solo de renunciar un día o una semana. Se
trata de un proceso diario. Cuando sueltas las
expectativas, estas regresarán al día siguiente
para tratar de buscar acomodo en ti.

Debes continuar el proceso de soltar y soltar.


De nuevo, el punto focal en todo este trabajo
de trascender las ataduras es la constancia –en
Unidad con el YO SOY.

176
Cuestionario para el
Autoconocimiento

Responde de la forma más sincera posible


las siguientes preguntas a fin de determinar
tu nivel de identificación con el YO SOY. Repite
este ejercicio continuamente para que puedas
medir cómo evoluciona tu conciencia hacia un
estado de plenitud.

Cuestionario 1: Fortalezas

Cada pregunta que respondas afirmativa­


mente debes reconocerla como una fortaleza y
desarrollarla al máximo para expandirla cada día
más. Por medio de estas fortalezas puedes superar
las debilidades mencionadas en el cuestionario 2.

1. ¿Me reconozco plenamente como una


extensión de Dios?
2. ¿Diariamente me mantengo enfocado en
hacer un esfuerzo para soltar los apegos
que me impiden ser la manifestación del YO
SOY?
177
3. ¿Cuando otros me atacan o me critican, yo
veo y reconozco el Ser Supremo en ellos?
4. ¿Le doy mi amor a todas las personas de
una manera ecuánime dejando a un lado
mis preferencias personales?
5. ¿Soy capaz de permanecer conectado
con el YO SOY en medio de las diferentes
situaciones que enfrento en la vida diaria?
6. ¿Realmente comprendo y reconozco que
el YO SOY es mi estado natural?
7. ¿Descanso en Dios y en Él encuentro la
plenitud?
8. ¿Cuándo otros me dicen en la cara mis
errores, soy capaz de reconocerlos sin
miedo, vergüenza o rabia?
9. ¿Tengo la capacidad de ser lo suficiente­
mente sincero y “ver la viga en mi propio
ojo”?
10. ¿Cuándo hablo, muchas veces siento que lo
hago cargado de paz, amor, y honestidad?
11. ¿Puedo ver y amar al Espíritu Inmortal
–el YO SOY- en las personas, a pesar de
que puedan estar actuando de forma
totalmente equivocada?
12. ¿Soy capaz de sostenerme en la Conciencia
del YO SOY sin necesidad de rituales
externos?
13. ¿He soltado las expectativas y simplemente
178
confío en dejar todo en las manos de Dios
y ser feliz pase lo que pase?

Cuestionario 2: Debilidades

Si respondes afirmativamente a cualquiera de


las preguntas del siguiente cuestionario debes
trabajar con intensidad en el bloqueo particular
que identificas por medio de la(s) pregunta(s). Si
respondes afirmativamente a varias preguntas,
la clave es escoger la atadura o ataduras que
representen el mayor obstáculo y priorizar el
trabajo de este modo, aplicando las técnicas
enseñadas en este libro a fin de superarlas.

1. ¿Me preocupo continuamente por el


mañana?
2. ¿Vivo constantemente pensando en
el pasado (rememorando momentos
“mejores”, guardando rencores hacia otros
o culpándome por las oportunidades
perdidas)?
3. ¿Estoy atado a algo en mi vida: Expectativas,
personas, cosas, lugares, etc.? (mencione a
qué)
4. ¿Me siento a menudo como un ser humano
separado de Dios, creo que soy una victima
de las circunstancias o un pecador?
179
5. ¿Permanezco en una búsqueda constante
de la felicidad externa (sexo, dinero,
posesiones, etc.)?
6. ¿Estoy atado a que los demás me amen, me
aprueben y me admiren por lo que tengo o
lo que soy?
7. ¿Cuando otros me atacan o me critican,
le doy excesiva importancia a lo que sus
máscaras humanas hagan o digan?
8. ¿Clasifico a las personas por categorías?
9. ¿Hablo a menudo cargado de miedo, ira,
lastima u orgullo?
10. ¿Siento a menudo la necesidad de controlar
a otros?
11. ¿Necesito usar constantemente técnicas
externas (meditaciones, mantras, etc.) para
conectarme con el YO SOY?
12. ¿Reconozco al ego como una parte de mí
que es antinatural y falsa?
13. ¿Tengo expectativas sobre lo que debería
suceder para sentirme seguro(a), cuales?

Si después de leer este cuestionario te das


cuenta de que permaneces en el mismo lugar
de la última vez que aplicaste esta enseñanza,
debes retomar con constancia la práctica de
los ejercicios que se exponen en este libro. De
otra forma esta enseñanza se convertirá en un
180
conocimiento meramente intelectual y no en
verdadero logro espiritual.

La utilización juiciosa de este cuestionario


te dará como resultado unos indicadores que
te permitirán conocer qué aspecto especifico
de tu psicología es la que no te permite
experimentar la unidad con Dios y así podrás
trabajar más concienzudamente en ella. De
esta manera estarás dando pasos firmes hacia
tu despertar espiritual, es decir, el estado de
unidad constante con el YO SOY.

181
Diseño gráfico,
diagramación e impresión
Comunicación Visual Creativa
Tel.: 551 7219 Cel.: 316 429 0326
Email: comuviscre@msn.com
Cali, Colombia
Este libro fue distribuido por cortesía de:

Para obtener tu propio acceso a lecturas y libros electrónicos ilimitados GRATIS


hoy mismo, visita:
http://espanol.Free-eBooks.net

Comparte este libro con todos y cada uno de tus amigos de forma automática,
mediante la selección de cualquiera de las opciones de abajo:

Para mostrar tu agradecimiento al autor y ayudar a otros para tener


agradables experiencias de lectura y encontrar información valiosa,
estaremos muy agradecidos si
"publicas un comentario para este libro aquí".

INFORMACIÓN DE LOS DERECHOS DEL AUTOR

Free-eBooks.net respeta la propiedad intelectual de otros. Cuando los propietarios de los derechos de un libro envían su trabajo a Free-eBooks.net, nos están dando permiso para distribuir dicho
material. A menos que se indique lo contrario en este libro, este permiso no se transmite a los demás. Por lo tanto, la redistribución de este libro sín el permiso del propietario de los derechos, puede
constituir una infracción a las leyes de propiedad intelectual. Si usted cree que su trabajo se ha utilizado de una manera que constituya una violación a los derechos de autor, por favor, siga nuestras
Recomendaciones y Procedimiento de Reclamos de Violación a Derechos de Autor como se ve en nuestras Condiciones de Servicio aquí:

http://espanol.free-ebooks.net/tos.html

Похожие интересы