You are on page 1of 15

El púbico ingresara en grupos de máximo 7 personas.

Antes de entrar se les darán las debidas


recomendaciones y se les pedirá firmar que no nos hacemos responsables por los objetos per-
sonales que se lleguen a pender dentro de la obra, no se permite el uso de celulares, linternas o
demás objetos que puedan hacer la experiencia menos placentera.

Cualquier tipo de agresión física o verbal hacia algún actor está prohibido. Una vez entregada la
boleta de ingreso no se realizarán devoluciones de dinero, no se permitirá el ingreso a mujeres
en embarazo, ni a personas con problemas cardiacos de cuidado, tampoco se permitirá el in-
greso a personas en estado de embriagues o bajo la influencia de alguna sustancia psico-activa.

La sanción por romper alguna de estas reglas será ser retirado de la obra sin posibilidad de de-
volución. Los actores que vean estas sanciones dirán en voz alta desde el personaje “El fin está
cerca” las personas encargada de producción al escuchar que algún actor diga esto tres veces o
que lo digan mas de un actor en diferentes escenas procederá a retirar al público; si la falta
cometida es muy grabe el público será retirado tras la primera advertencia.

Al ingreso se les pedirá el numero a algunos de los integrantes de las 7 personas que vayan a
entrar…

Acto: 1
Escena1 – el puente

El público al ingresar será recibido por un soldado que los escoltará hasta el sitio donde encon-
trar su superior al mando.

Soldado: (emocionado) son ustedes, me alegro tanto de verlos. Sé que no debo decirlo, pero ya
estaba perdiendo la esperanza, gracias a Dios están aquí, entienden por que son los misioneros…
bueno síganme.

Al llegar el mayor los observa de arriba hacia abajo y habla al oído al soldado.

Mayor: ¿estás seguro de que son ellos?

Soldado: Señor, si señor

Mayor: Muy bien, mi nombre es _______________ y soy el mayor al mando del puente. Diría
que me alegra ver al nuevo montón de jesuitas del señor, pero hay que ser sinceros, terminaran
muertos al igual que todos los misioneros que han intentado entrar.

Los curas cada vez envían gente mas incompetente a cerrar la puerta.

De seguro y antes de enviarlos aquí les explicaron su misión por ello les hare un pequeño resu-
men, (los guía hasta el inicio del puente mientras habla) la puerta del infierno se abrió dentro
de este establecimiento y la maldad empezó a salir a la superficie, nada que un grupo de solda-
dos experimentados no puedan manejar excepto por el echo de que la presión infernal convierte
a los pecadores en bestias sin razonamiento, esa es la única razón de que ustedes sean los ele-
gidos, aquellos con menos pecado pueden resistir por un tiempo mas prologado.

(saca un frasco de su bolsillo) esto es un alma humana, nos costó mucho enfrascarla por lo tanto
es la única que tenemos y ahora es de ustedes, (se la entrega a alguien del público) es muy
valiosa para los seres dentro del puente, espero que la uses adecuadamente.
Si en algún momento alguno de ustedes no resiste y quiere salir de allí yo y un grupo de mis
mejores hombres entraremos a sacar a esa persona, solo deben gritar auxilio tres veces, ¿alguna
pregunta?

Siendo así me despido, a partir de este momento están solos.

Cierra las puertas y el publico termina solo, el pasillo debe ser de una sola dirección para que no
tengan de otra mas que avanzar al siguiente cuarto donde entraran. Estará iluminado comple-
tamente por velas, será una carnicería, una vieja mesa en medio con trozos de carne, sangre y
utensilios de tortura.

Un hombre entra ignorando al publico pone un brazo en la mesa y empieza a cortar, lame la
sangre que queda en sus dedos y susurra como hablando solo.

Acto: 1
Escena2 – el guardián

Guardián: (mira al publico y continua con lo suyo, luego los mira nuevamente con un mirada
curiosa y extraña, toma unos de sus utensilios de corte y se lanza hacia al público mientras
grita) ¡malditas vestías, les dije que no.…! (se detiene a olfatearlos) ¿Qué? (Pasa por cada per-
sona del publico mientras habla) ustedes tienen rostro (ríe), y huelen muy bien, (toma la mano
de uno de los misioneros y la lleva a su cara con perversión) están vivos.

Hace mucho no venia gente viva, sigan adelante, (va a la mesa nuevamente, saca un tarro su-
cio y unos vamos y empieza a servir) me encanta los no muertos, nada se retuerce de manera
mas peculiar que ellos, es adobarle verlos correr por sus vidas, su cálida piel; son unas mantas
maravillosas, (empieza a entregar las tazas) tomen beban, (ríe) los últimos vivos que estuvie-
ron aquí, ¿pero? ¿Cuándo fue la última vez que vino gente viva? (los mira fijamente) ¿Qué
buscan? (espera a que el publico responda si no responde lanzara el vaso de manera agresiva
hacia uno de los muros) ¿¡que buscan!?

Espera a que el publico responda en caso de que no responda el mismo se contestara la pre-
gunta…

Guardian1: ¿la puerta? ¿es eso? No son los primeros en venir por ella, mas de un ser vivo ha
pasado por aquí buscando la puerta, yo se donde esta los puedo ayudar, no importa cuanta
ayuda reciban no lo lograran y terminaran en mi mesa.

Sobre todo por que si tardan mas de una hora ya no podrán salir, entre mayor sea el pecado
menor será su estancia en este lugar, los pecados de los hombres son su maldición, y como no,
si mienten, roban, blasfeman y matan, (saca un cuchillo de su bolsillo) es lo Maravilloso de su
primitiva especie, arrebatar una vida solo tarda un segundo, por ejemplo (se lo ofrece a uno de
los misioneros) pínchalo (ríe) mátalo (ríe) juga a ser dios, siente el poder de tomar una vida, la
satisfacción de sentir la sangre y ver su agonía provocada a causa de tus manos, juzga con mano
de hierro y hazlo libre de la aterradora vida terrenal… (silencio incomoda, guarda el cuchillo y
ríe a carcajadas)

No es cierto, tranquilo, si lo hubieras hecho todos se habrían quedado conmigo, son más fuertes
de lo que creí, síganme…
(los guía hasta el siguiente punto mientras habla) la puerta se encuentra del otro lado de la
casa, mas haya de este sitio en contaran a un joven humano delgado, el los ayudara, intenten
no espantarlo es un cobarde, pero conoce el camino mejor que nadie, yo no puedo salir de aquí
mi trabajo no termina así que los veré en la salida ya sea vivos o no jeje.

(abre la puerta y espera a que empiecen a pasar, una vez hayan cruzado tomara a uno de los
misioneros con el) pero él/ella se quedara conmigo, como parte de pago, si algo aprendí de los
humanos es que nada es gratis y un alma como esta no la veré de nuevo en mucho tiempo, me
quedare con el/ella hasta que vuelvan si es que vuelven.

(un grupo de sin cara aparecen tras de el y arroja a el/la misionero/a ha ellos para que la aten
mientras cierra la puerta) suerte.
El publico tiene la opción de entregar el alma que le dieron en un frasco, si la entregan el
guardián no se quedará con nadie, de lo contrario no devolverá al misionero que tomo como
cautivo.

Si uno de los misioneros se queda con el guardián, este será sentado en una silla de ruedas y
será llevado con el viejo que se encontrará en el cuarto acto.
Guardián: te caerá bien el viejo, es una increíble persona es un científico, la investigación es su
vida, el gusta de hacer sufrir diferentes especies para ver cómo reaccionan es algo fantástico ver
cómo es puesta al limite la cordura de un ser viviente… etc.
Acto:2
Escena 3- Sin cara

La puerta estará cerrada y la habitación será completamente oscura, una vez el público haya
pasado el guía hará señas desde el otro extremo de la habitación.

Victima 1: (si el público está hablando) por favor hagan silencio (si el público esta callado) no
vayan a hacer ruido…

¿Quiénes son ustedes? (espera a que alguien hable y lo interrumpe) shi… por favor no hables
tan fuerte (alumbra zonas de la habitación donde seres extraños con rostros deformes están
caminando) a ellos se les conoce como los sin cara, cuando una persona comete pecados grabes
el aire de este lugar los convierte en esas bestias. Son prácticamente ciegos y los ruidos fuertes
los alteran por esa razón hay que susurrar, su olfato tampoco es muy bueno, pero si se acercan
demasiado los sentirán.

(Dependiendo de la respuesta que dio el público al principio de la escena el actor iniciara su


dialogo) creí escuchar que eran los misioneros… creí escuchar que los enviaba… creí escuchar
que iban a cerrar la puerta… etc. (el actor debe estar listo para todas las posibles opciones de
respuesta)

Los puedo ayudar, pero tenemos que salir de aquí primero, las llaves deben estar en algún lugar
de la habitación, tras la puerta hay un ducto hablaremos mejor del otro lado, aquí no estamos
seguros con esas cosas, hay que encontrar esas llaves en silencio, démonos prisa.

Las llaves se ocultarán en diferentes lugares en cada presentación, los sin cara deben reaccio-
nar a cada ruido, pero no de manera agresiva a menos de que sea un ruido fuerte. En caso de
toparse con un público molesto la victima tomará la llave y abrirá la puerta rápidamente para
proteger la línea dramática de la misma.
Mientras entran al ducto a uno de los misioneros le sonará el celular (la llamada la hará la
persona encargada de producción). Esto alertara los sin cara para iniciar la persecución.

Si en la primera escena se entregó el alma en el frasco uno de los misioneros será secuestrado
antes de entrar al ducto, si es lo contrario se le permitirá el paso a todos los misioneros.
_____________________________________________________________________________

Si se entrega el frasco en la primera escena: mientras se entra al ducto los sin cara tomaran a
uno de los misioneros y lo llevaran al cuarto donde se encontraban anteriormente, al entrar lo
estará esperando el primer guardián del puente.

Al entrar en la hitación el misionero será atado a una silla de ruedas.

Guardian1: los humanos matan, mienten, engañan, roban, fornican, lastiman, el veneno de la
sociedad es la sociedad misma, el libre albedrio es la libertad sobre la vida propia no la libertad
sobre la vida ajena, mierda, mierda, mierda… (Per signun crucis de inimícis nostris líbera nos,
Deus noster).
Me mintieron, los ayude y me traicionaron, el maldito frasco estaba vacío, pero esto no se
quedará así, cúbranle el rostro, al viejo le gustan los juguetes nuevos.

El misionero será llevado hasta cuarto acto.

Acto: 2
Escena 4- El código de los muertos

Al salir del ducto, los misioneros preguntaran por la persona que se quedó atrás el guía entrara
en un estado nervioso y evasivo, dejara claro que deben continuar.

Victima1: ya es tarde, ya es muy tarde si no avanzamos no podrán salir, estoy condenado, pero
ustedes tienen esperanza, debemos encontrar el código, solo el código puede cerrar la puerta.

Misioneros: (posibles preguntas) ¿Qué es el código? ¿Dónde está? ¿Dónde podemos encon-
trarlo?

Victima1: No sé, no sé dónde está, no sé por dónde buscar… piensa, piensa, piensa… Shi… (Se
escucha un llanto muy suave pidiendo ayuda) ¿qué es esa voz? (se acercan al lugar de donde
proviene el ruido)

Al entrar a la siguiente habitación hay una chica sentada en el rincón.

Victma1: (se acerca con cuidado) tranquila, no llores, está todo bien. No te aremos daño ¿está
bien? (La consuela hasta que se tranquilice) ¿Cómo te llamas?

Victima2: Margaret ¿Y quiénes son ustedes?

Victima1: Soy ________ estoy aquí desde que apareció la puerta por eso no puedo salir y ellos.
Los misioneros vinieron a…

Victima2: Vinieron a cerrar la puerta, yo igual, entre con el primer grupo de misioneros.

Victima1: ¿quieres decir que hay más?

Victima2: (llora) no, ya no, cuando entramos todo parecía normal queríamos cumplir la misión
para irnos, pero este lugar cambia a las personas. Entramos los siete, luego solo éramos tres, y
la sangre, había sangre por todas partes, se asesinaron, se mataron entre ellos.
Victima1: pero las cosas aún pueden cambiar ¿sabes algo del código?

Se escuchan ruidos muy fuertes como golpes, chillidos y sonidos guturales.

Victima2: son los sin cara, debieron habernos escuchado hay que irnos (habla mientras camina)
el código de los muertos es uno de los libros de hechicería más poderosos que se han escrito. El
libro lo resguarda uno de los jinetes de satanás.

Victima1: (se detiene) ¿cómo sabes todo eso?

Victima2: Por el tiempo que llevo dentro del puente.

Victima1: Llevo más tiempo que cualquiera y no sabía nada de eso.

Victima2: ¿Que insinúas?

Victima1: Es curiosidad.

Victima2: Solo quiero ayudar.

Empiezan a discutir y alzan la voz cada vez más fuerte, a los a los redores se escuchan los
estruendos y los sonidos guturales.

Margaret se da cuenta y empieza a pedir que haga silencio, pero no le hace caso, algo se rompe
tras el público y hay silencio, Un sin cara aparece tras la primera víctima lo toma y lo jala con
fuerza dentro de un cuarto, se cierra la puerta, Margaret se arroja a golpearla desesperada y
gritado, pero no se abre.

Acto: 3
Escena – 5: El segundo guardián

Margaret: debemos seguir adelante antes de que vengan por nosotros.

Entre lágrimas y llanto Margaret los guía hasta el lugar donde se encuentra el segundo guar-
dián.

El cuarto es pequeño y lleno de símbolos satánicos, sobre el guardián un pequeño estante con
dos veladoras negras encendidas y en medio de ellas el pentagrama del macho cabrío, sentado
bajo a estantería se encuentra guardián con el código de los muertos en su mano izquierda, y
parado a cada uno de sus lados como las veladoras negras sus solados firmes con bastones y
desde la entrada hasta los pies del guardián un charco de sangre como alfombra roja.

Margaret: en el mundo de los muertos existen dos guardianes, uno se encarga de permitir el
ingreso de las almas y el otro evita que las que ya están dentro salgan, un alma inocente corrom-
pida por el odio fue quien hizo que la puerta apareciera en el mundo humano, pero esta no se
encuentra abierta ni cerrada, el guardián resguarda el código intentando mantener el equilibrio
que ya una vez fue quebrantado.

Llevo tanto tiempo aquí que ya reconocen mi olor. Uno de ustedes debe entrar y tomar el libro
sin sacar al guardián de su reposo.

El guardián tendrá con mucha fuerza el libro, dejara que el misionero forceje un rato y luego
lo tomara por la muñeca de sorpresa.
Los saldados a sus lados empezaran a golpear sus bastones con mucha fuerza, el guardián se
levantará lentamente sin quitarle la mirada de encima en ningún momento al misionero, los
soldados empezaran a recitar una oración en otro idioma (In nomine dei nostri satanas luciferi
excelsi) y el guardián respirara como una vestía a punto de atacar. Por los pasillos se escuchan
los chillidos y sonios guturales de los sin cara como si se acercaran.

Margaret: ¡date prisa, ora con todas tus fuerzas para liberarte, no nos queda mucho tiempo!

Una vez el misionero empiece orar el guardián lo soltara lanzara un imponente grito y se lan-
zara a la persecución junto con sus solados y los sin cara que hayan cerca. Margaret esconderá
al público a un cuarto oscuro y pedirá a todos que sostengan la puerta mientras se tranquilizan
las cosas, luego la luz se encenderá de repente.

Acto:4
Escena – 6: Al rescate

La luz se enciende y deja al descubierto un cuarto de tortura, con fotografías de experimentos


en las paredes manchada de sangre, y a la/él misionera/o que fue secuestrado en primer acto
encadenado a una silla con el rostro cubierto, detrás de ella sale un pequeño hombre riendo.

El viejo: bienvenidos a mi pequeño parque de diversiones. Parece que conocen a la pequeña


ratita con la que estuve jugando, pero no se preocupen cuando el bicho deja de correr pierde su
gracia probablemente quien se quede a remplazarla me divertirá más. No es así Margaret; tú
mejor que nadie conoce la eficacia de mis métodos de investigación (Ríe)

Margaret: déjala/o ir

El viejo: oh no, no… sabes que no es tan fácil, el valor de una vida solo es igual al valor de otra.

Margaret: por favor déjala ir, te daremos lo que pidas.

El viejo: así de fácil es darle valor a el alma de un ser viviente, que hasta la petición más ridícula
es aceptable a cambio de su libertad.

En este punto dependiendo de las decisiones tomadas por el público en los anteriores actos el
viejo pedirá el frasco o el libro.

El viejo: en esa cubeta se encentra la llave para soltar las cadenas, háganlo y lárguense antes de
que me arrepienta. (La cubeta estará llena de un material asqueroso que hará el papel de tripas
de animales)

En el caso extraño de que en los anteriores actos no se secuestre a nadie por error; la escena
5 “Al rescate” no se realizara y la victima deberá guiar al público de largo a la escena 6.
_____________________________________________________________________________
La persona que se encontraba prisionera en el acto será la única a la que conocerá en que página
del libro se encuentra el hechizo para cerrar la puerta, también será la única que sabrá la verda-
dera razón por la que apareció “historia del prólogo” estos datos se los dará el vejo durante el
psicodrama que se le practique.

En caso extraño que el publico no tenga ni el alma, ni el libro encontraran a el/la misionera sola/o
y en el cuarto solo habrá una serie de indicaciones para encontrar la llave y soltar as cadenas.
Acto: 4
Escena – 7: La bruja

Al salir de la habitación.

Margaret: ¿Cómo te encuentras?

Publico: ...

Línea de improvisación, en este punto el actor hablara con la persona secuestrada para que
esta cuente lo que le paso allí dentro.

Para llegar a la puerta hay que pasar un cuarto cerrado en cortinas, un extraño olor emana de
la habitación y una vela sobre una mesa esta encendida, en la mesa también habrá una serie de
objetos extraños.

Margaret: esperen, esto no estaba aquí antes.

De entre publico sale la bruja

Bruja Bonnie: ustedes no están muertos, pero claramente no están vivos, la muerte a tocado
sus vidas y el emperador de toda calamidad los ha visto con ojos prometedores, ¿por qué fijen
proteger a un dios en el que no creen? (toma una copa de la mesa y moja su mano en sangre,
luego la unta en el grabado del macho cabrío)

Mi señor es un artista, su simbología es tan exquisita que hasta las mas pequeñas cosas tienen
un significado, todos sabemos que el siente es número divino y el seis el maldito, pero el tres, el
tres es un exquisito numero mixto, cristo murió a las tres de la tarde, el anticristo prometió
volver a las 3 de la mañana, el gallo canto tres veces para anunciar las veces que negaron al hijo
de dios, pero ese mismo anuncio que hasta uno de los apóstoles más cercanos podía darle la
espalda a su salvador, cada hoja es un día y al tercer día se decidió que el portal aparecería.
(lanza huesos sobre mesa y lanza el humo de puro sobre ellos) (ríe)

El portal ya esta en este mundo solo hace falta que me entreguen el código y yo me encargare
de cerrarlo, así lo ha dicho el destino, así está escrito en la mano de mi padre, permítanme ayu-
darlos. Nadie los obliga a completar una misión tan peligrosa, pueden irse y yo hare el resto...

Margaret: estas mintiendo tu no quieres serrar la puerta, quieres abrirla.

Bruja Bonnie: el código debe estar en las manos adecuadas, las mías.

Apaga la vela con sus dedos dejando todo en oscuridad, en un momento se enciende una luz
dejando ver que el cuarto esta completamente lleno de personas, sin cara, el segundo guar-
dián y sus soldados, y algunas extrañas criaturas.

Bruja Bonnie: ¡quiero ese libro!

Margaret: hay que irnos, corran.


Acto: 5
Escena – 8: Chillidos de puerco
El público huye de sus perseguidores y al cruzar una puerta la cierran para mantenerse a salvos,
se escuchan los gritos y como chocan con la puerta cerrada hasta que poco a poco solo hay
silencio.

Un chillido empieza a escucharse a lo lejos. Un extraño ser al fondo del pasillo saltando en un
mismo sitio hace señas para que lo sigan, Margaret lleva al público con cuidado.

El cerdo los guía hasta un cuarto grande, allí se encuentra un atrio frente a una puerta espeluz-
nante, y hombre con una camisa llena de sangre encadenado junto a ella, sin ojos y que apenas
escucha que alguien llego.

Sacerdote: ayuda, ayuda, ¿quién está allí? Por favor auxilio, necesito ayuda... (El cerdo regresa
y empieza a torturarlo frente al público, al terminar se queda cerca, observando).

Margaret: ¿Quién eres? ¿cómo podemos ayudarte?

Sacerdote: La puerta deben cerrarla, si quieren ayudarme ciérrenla por favor no permitan que
se habrá, si la puerta desaparece todo regresara a la normalidad, en el momento en que el sea
abierta cada ser viviente morirá a costa de sus pecados: al mentiroso la lengua se le hará ceniza,
el ladrón perderá sus extremidades, y no habrá ser viviente que no sea torturado por un demo-
nio del averno, deben cerrarla, se los suplico deben serrarla

Margaret: como sabes tanto de la puerta.

La madre de todo: Por que el fue el culpable de que la puerta apareciera.

Sacerdote: la culpa fue de tu maldito hijo… (el cerdo lo golpea y chilla)

La madre de todo: El no te obligo a golpear y abusar de su madre, miren al ejemplo a seguir un


hombre de dios que entrego su alma al diablo por su salvación y al contrario solo recibió un
castigo.

Sacerdote: Dios me dio la espalda en cuanto apareció la puerta.

Madre de todo: tu traicionaste el boto que le hiciste, el padre perdona cada pecado y usa al
hombre consagrado como brazo para su obra, pero te quebraste. Visto un cuerpo desnudo y
aprovechaste la oportunidad, despojando la inocencia de un niño y su madre.

Sacerdote: yo no soy culpable de ello.

Madre de todo: confiaba en ti, Christofer te entrego su confianza, odiaba a su padre, su vida y
el único hombre en quien confiaba eras tú.

Sacerdote: Su padre era un cerdo.

Madre de todo: su padre es un cerdo y tu solo eres otro pecador que sufrirá eternamente tras
las puertas del averno. La puerta se abrirá y Christofer volverá con su madre.

Sacerdote: que Belcebú se coja a ese malcriado hasta el día del juicio.
Gloria Patri, et Filio, et Spíritui Sancto.
Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saécula saeculórum. Amen.

Madre de todo: La puerta debe abrirse, ¿dónde está el código?


Acto: 5
Escena – 9: El fin de todo
FINAL 1: Si el código lo tiene Margaret

Sacerdote: El hechizo debe recitarse en el atrio, la puerta se cerrará si el... (el puerco lo golpea
y lo tortura nuevamente).

Margaret entrega el código a la madre de todo.

Madre de todo: has hecho lo correcto.

Margaret: El mundo debe ser purificado las pocas almas puras se elevarán a la gracia de Dios y
los demás morirán como se lo merecen. Los misioneros no son mas que pecadores con un título,
fracasaron como un montón de inútiles. (su cuerpo cambia y cae al piso convirtiéndose en un
demonio)

La madre pone el libro sobre el pedestal y empieza a recitar el hechizo, los objetos dentro de
la habitación empiezan a vibrar y a moverse, el sacerdote grita por ayuda, el cerdo chilla y
margare ríe como psicópata, la puerta empieza a sonar como si le dieran golpes. Los sin cara
logran entrar y rodean a los misioneros.

En ese instante entran los soldados disparando.

Mayor: fallaron su misión. Hora de irnos ¡Corran a la entrada, rápido!

Soldado: síganme.

En la persecución el soldado es asesinado por un sin cara tras atravesar el ducto, el mayor los
obliga a continuar y los deja en la puerta.

Mayor: sabia que era una misión muy difícil para un montón de fracasados.

Acto: 5
Escena – 9: El fin de todo
FINAL 2: Si el código esta en manos del público y lo entregan.

Sacerdote: El hechizo debe recitarse en el atrio, la puerta se cerrará si el... (el puerco lo golpea
y lo tortura nuevamente).

El público entrega el código

Madre de todo: han hecho lo correcto.

Margaret: sabía que iba a ser fácil quitarles el libro, pero no pensé que lo entregarían ustedes
mismo, el mundo debe ser purificado las pocas almas puras se elevarán a la gracia de Dios y los
demás morirán como se lo merecen. Los misioneros no son más que pecadores con un título,
fracasaron como un montón de inútiles. (su cuerpo cambia y cae al piso convirtiéndose en un
demonio)

La madre pone el libro sobre el pedestal y empieza a recitar el hechizo, los objetos dentro de
la habitación empiezan a vibrar y a moverse, el sacerdote grita por ayuda, el cerdo chilla y
margare ríe como psicópata, la puerta empieza a sonar como si le dieran golpes. Los sin cara
logran entrar y rodean a los misioneros.

Sacerdote: los mataran, deben irse. Huyan rápido.

En ese instante entran los soldados disparando.

Mayor: fallaron su misión. Hora de irnos ¡corran a la entrada, rápido!

Soldado: síganme.

En la persecución el soldado es asesinado por un sin cara tras atravesar el ducto, el mayor los
obliga a continuar y los deja en la puerta.

Mayor: sabía que era una misión muy difícil para un montón de fracasados.

Acto: 5
Escena – 9: El fin de todo
FINAL 3: Si el publico llega sin el código o no recita el hechizo.

Sacerdote: El hechizo debe recitarse en el atrio, la puerta se cerrará si el... (el puerco lo golpea
y lo tortura nuevamente).

Margaret: “¿no lo tienen?” “¿no saben cómo?”

Madre de todo: ¿por qué trajiste a un montón de inútiles?

Margaret: No imagine que no podrían.

Madre de todo: hay que deshacernos de ellos

Margaret: El mundo debe ser purificado las pocas almas puras se elevarán a la gracia de Dios y
los demás morirán como se lo merecen. Los misioneros no son más que pecadores con un título,
fracasaron como un montón de inútiles. (su cuerpo cambia y cae al piso convirtiéndose en un
demonio)

La madre empieza a recitar un hechizo, los objetos dentro de la habitación empiezan a vibrar
y a moverse, el sacerdote grita por ayuda, el cerdo chilla y se lanza hacia ellos y margare ríe
como psicópata, la puerta empieza a sonar como si le dieran golpes. Los sin cara logran en-
trar y rodean a los misioneros.

En ese instante entran los soldados disparando.

Mayor: fallaron su misión. Hora de irnos ¡corran a la entrada, rápido!

Soldado: síganme.

En la persecución el soldado es asesinado por un sin cara tras atravesar el ducto, el mayor los
obliga a continuar y los deja en la puerta.

Mayor: sabía que era una misión muy difícil para un montón de fracasados.
Acto: 5
Escena – 9: El fin de todo
FINAL 3: Si el público recita el hechizo

Sacerdote: El hechizo debe recitarse en el atrio, la puerta se cerrará si el... (el puerco lo golpea
y lo tortura nuevamente).

El publico pone el código sobre el atrio y Margaret les dice que no se arriesgues a recitar el
hechizo si no saben cómo hacerlo.

Sacerdote: (gritando como loco repetidas veces) cada día es una hoja no olviden el numero
mixto…

Madre de todo: solo quiero volver a ver a mi hijo.


_____________________________________________________________________________

Si recitan el hechizo correcto:

Margaret: No imagine que podrían.

Madre de todo: hay que deshacernos de ellos

Margaret: El mundo debe ser purificado las pocas almas puras se elevarán a la gracia de Dios y
los demás morirán como se lo merecen. Los misioneros no son más que pecadores con un título.
(su cuerpo cambia y cae al piso convirtiéndose en un demonio)

La madre empieza a recitar un hechizo, los objetos dentro de la habitación empiezan a vibrar
y a moverse, el sacerdote grita por ayuda, el cerdo chilla y se lanza hacia ellos y margare ríe
como psicópata, la puerta empieza a sonar como si le dieran golpes. Los sin cara logran en-
trar y rodean a los misioneros.

En ese instante entran los soldados disparando.

Mayor: fallaron su misión. Hora de irnos ¡corran a la entrada, rápido!

Soldado: síganme.

En la persecución el soldado es asesinado por un sin cara tras atravesar el ducto, el mayor los
obliga a continuar y los deja en la puerta.

Mayor: sabía que era una misión muy difícil para un montón de fracasados.
_____________________________________________________________________________

Margaret: “¿no lo tienen?” “¿no saben cómo?”

Madre de todo: ¿por qué trajiste a un montón de inútiles?

Margaret: No imagine que no podrían.

Madre de todo: hay que deshacernos de ellos

Margaret: El mundo debe ser purificado las pocas almas puras se elevarán a la gracia de Dios y
los demás morirán como se lo merecen. Los misioneros no son más que pecadores con un título,
fracasaron como un montón de inútiles. (su cuerpo cambia y cae al piso convirtiéndose en un
demonio)

La madre empieza a recitar un hechizo, los objetos dentro de la habitación empiezan a vibrar
y a moverse, el sacerdote grita por ayuda, el cerdo chilla y se lanza hacia ellos y margare ríe
como psicópata, la puerta empieza a sonar como si le dieran golpes. Los sin cara logran en-
trar y rodean a los misioneros.

En ese instante entran los soldados disparando.

Mayor: fallaron su misión. Hora de irnos ¡corran a la entrada, rápido.!

Soldado: síganme.

En la persecución el soldado es asesinado por un sin cara tras atravesar el ducto, el mayor los
obliga a continuar y los deja en la puerta.

Mayor: sabía que era una misión muy difícil para un montón de fracasados.
Rol del público:
el rol de público es una herramienta para que las personas puedan disfrutar mas de la obra,
este se les entregara antes de entrar a la obra y se les pedirá que no le cuenten a ninguno de
sus compañeros el rol que les correspondió.

Rol: 1

“Eres el líder del escuadrón aun que nadie lo crea, cumple tu misión dirígelos y busca siempre lo
mejor para tu grupo”

Esta prohibido utilizar el celular, pero mantenlo encendido alguien te llamara durante el reco-
rrido para brindarte una pequeña ayuda, no le digas a nadie esto.

Rol: 2

“sabes lo que tienes que hacer y lo harás no importa cómo, si en algún momento tu vida esta en
riesgo no temas ofrecer la de un compañero, sálvate a como de lugar”

Está prohibido utilizar el celular, pero mantenlo encendido alguien te llamara durante el reco-
rrido para brindarte una pequeña ayuda, no le digas a nadie esto.

Rol: 3

“Eres el curioso del grupo, pregunta por todo, pero la curiosidad también trae inseguridad, no
confíes en nadie”

Está prohibido utilizar el celular, pero mantenlo encendido alguien te llamara durante el reco-
rrido para brindarte una pequeña ayuda, no le digas a nadie esto

Rol: 4

“El diablo te a escogido como uno de sus súbditos mas fieles, ahora eres un infiltrado, siempre
busca el mal para tus compañeros, pero cuidado ellos no deben enterarse”

Está prohibido utilizar el celular, pero mantenlo encendido alguien te llamara durante el reco-
rrido para brindarte una pequeña ayuda, no le digas a nadie esto

Rol: 5

“Te están obligando a cumplir esta misión, por ello serás un cobarde que optara por salvar su
vida, llévale la contraria a tus compañeros en las decisiones que ellos tomen”

Está prohibido utilizar el celular, pero mantenlo encendido alguien te llamara durante el reco-
rrido para brindarte una pequeña ayuda, no le digas a nadie esto

Rol: 6

“eres un héroe sin capa, siempre defenderás a tus compañeros no importa que tanto miedo
tengas, su vida es mas importante que la tuya”

Está prohibido utilizar el celular, pero mantenlo encendido alguien te llamara durante el reco-
rrido para brindarte una pequeña ayuda, no le digas a nadie esto

Rol: 7

“eres un buen soldado y un gran misionero, aceptaras todas las ayudas posibles a tu alcance
para cumplir la misión que se les ha dado”
Está prohibido utilizar el celular, pero mantenlo encendido alguien te llamara durante el reco-
rrido para brindarte una pequeña ayuda, no le digas a nadie esto