You are on page 1of 2

Luis Alberto de Cuenca

REMEDIA AMORIS
Fue una idea malísima lo de volver a vernos. No hicimos otra cosa que intercambiar insultos
y reprocharnos viejas y sórdidas historias.
Luego te fuiste, dando un sonoro portazo, y yo me quedé solo, tan furioso y solo
que no supe qué hacer salvo desesperarme. Bebí entonces. Bebí como los escritores malditos
de hace un siglo, como los marineros, y borracho vagué por la casa desierta,
cansado de vivir, buscándote en la sombra para echarte la culpa por haberte marchado.
Primero una botella, luego dos, y de pronto me puse tan enfermo que conseguí olvidarte.

[EL HACHA Y LA ROSA, 1993]

VAMOS A SER FELICES

Vamos a ser felices un rato, vida mía,


aunque no haya motivos para serlo, y el mundo sea un globo de gas letal, y nuestra historia
una cutre película de brujas y vampiros. Felices porque sí, para que luego graben en
nuestra sepultura la siguiente leyenda:
“Aquí yacen los huesos de una mujer y un hombre
que, no se sabe cómo, lograron ser felices
diez minutos seguidos.”

[POR FUERTES Y FRONTERAS, 1996]

CASADA RECAÍDA
En el hombro la herida me latía Como un segundo Cita en el Paraíso las próximas seis horas (quizá dé para
corazón. Si a ella Le dolía también, no me lo dijo. ocho la dosis). Ponte guapa y dime tonterías con los
La puerta se cerró. Por un momento Nos abrazamos, y ojos nublados.
eso era la vida. Yo serviré las copas. Tú elegirás la música. Leeremos
Pero volvió el dolor, volvió la niebla Sobre mis ojos y en voz alta (Cirlot, Pessoa, Borges) y nos pondremos
frente a mis labios. Y volverían dudas y reproches, ciegos de amor y de futuro. Luego vendrá la triste
Y la herida del hombro, y su marido. realidad de quitarnos el velo de la dicha y, cuando las
primeras luces del alba asomen, tú caerás en lo hondo y
[LA CAJA DE PLATA, 1985] yo te seguiré sin alas al abismo,
roto de culpa y desasosiego.
[POR FUERTES Y FRONTERAS, 1996]
BÉBETELA DNA
Dile cosas bonitas bonitas a tu novia: “Tienes un cuerpo
de reloj de arena y un alma de película de Hawks.” DNA o ADN, poco importa
Díselo muy bajito, con tus labios pegados a su oreja, sin si en castellano o en inglés: el caso es que me muero
que nadie por tus proteínas, por tus aminoácidos, por todo
pueda escuchar lo que le estás diciendo (a saber, que lo que fuiste una vez, cuando tus padres vinieron de
sus piernas son cohetes dirigidos al centro de la Tierra, cenar algo achispados
o que sus senos son la madriguera y, después de tirar de la cadena, hicieron una nueva con
de un cangrejo de mar, o que su espalda es plata viva). tu nombre, con tus curvas y con tus fantasías. Dame
Y cuando se lo crea una foto de tu DNA tamaño DNI, que me retuerzo
y comience a licuarse entre tus brazos, no dudes ni un de ganas de mirarla a todas horas.
segundo:
bébetela. [POR FUERTES Y FRONTERAS, 1996]
[SIN MIEDO NI ESPERANZA, 2002]

Related Interests