Вы находитесь на странице: 1из 3

Ajedrez de Lujo

ALBERTO FOGUELMAN

Partida Nº 10 tich pone en evidencia que los peones


blancos e4 y f4 son débiles y fácilmente
Dos jugadores que dan rienda suelta atacables. La conclusión es que mejor era
a su imaginación, y un alfil digno de ser reservar el peón g para una temporaria
prontuariado. defensa del peón f4. Con el avance efec-
tuado esa tarea deberá ser cumplida por
Blancas: E.D. BOGOLJUBOW alguna pieza, el alfil primero, el caballo
Negras: B. KOSTICH después.
Torneo de Gotemburgo, 1920 16. ... ¤d4!

1.e4 e5
2.¤f3 ¤c6
3.¥b5 a6
4.¥xc6 dxc6
5.¤c3 f6
6.d4 exd4
7.£xd4 £xd4
8.¤xd4 ¥d6
9.¥e3 ¤e7
10.¤b3 b6
11.O-O-O c5
12.¤d2 ¥e6
13.f4 O-O-O 17.¤h4 ...
14.¤f3 ... O sacarlo o defenderlo, ya que está
Dando un rodeo este caballo ha vuel- vedado 17.¤xd4 por cxd4 18.¦xd4 ¥c5.
to a su casilla natural. 17... ¦e8
14. ... ¤c6 18.¤g2 ¥c4
Por oposición a la estrategia blanca, Este alfil tiene unas cuantas ideas en
las negras deben impedir a toda costa la cabeza, todas brillantes. Se amenaza
que el primer jugador haga efectivo el 4 ¤e2+; ¤xe2 ¥xe2; ¥f3.
contra 3 en el flanco rey. 19.¦he1 ...
15.h3 ¦d7 19... ¤b5
16.g4 ... 20.¥d2 ...
La prosecución de la partida muestra El lector se habrá percatado que las
que esta jugada aparente, que amenaza blancas están a la defensiva y que sus
g5, es apresurada. La respuesta de Kos- peones centrales no solo no pueden se-
-26-
Ajedrez de Lujo - Alberto Foguelman - Prof. JL Matamoros
guir su avance, sino que ni siquiera pue- A 24.¦d2 seguía exf4 25.¤f5 f3!
den defenderse adecuadamente. 26.¤xe7+ ¦xe7, etc.
Sí 20.¤xb5 ¥xb5 seguido de ¥c6. La 24... cxd6
jugada del texto pierde él peón e, pero a 25.fxe5 ...
cambio de ello Bogoljubow planea ganar A 25.¤f5 sigue .simplemente exf4.
la calidad. 25... ¥f3
20... ¤xc3 26.¤f5 d5!
21.¥xc3 ¦de7
22.e5 fxe5
23.¤e3 ...
Con que era eso. Además del alfil se
amenaza ¤f5 con lo que, por lo menos,
se reconquistaría el peón.
23. ... ¥e2!!

27.¤xe7+ ¦xe7
28.¥d2 ¥e4
29.c4 ¢d7
30.cxd5 ¥xd5
31.a3 ¦f7
Bueno, ahora se aclaró un poco el
asunto. Pese a los alfiles de distinto, co-
“No me mates con cuchillo, mátame lor, las perspectivas son alentadoras para
con tenedor”, dice la vieja canción in- Kostich, que tiene mejor torre, mejor rey
fantil. y mejor alfil.
Y este alfil elegidor prefiere que sea 32.h4 ¢e6
la torre y no el caballo el que ejecute la 33.h5 ¦f2
faena. Con esta increíble jugada Kostich 34.h6 gxh6
parece haber solucionado sus problemas, 35.¥xh6 ¦g2
ya que si 24.¦xe2 exf4 decide. Pero Bo- 36.g5 ¥b3
goljubow replica en forma aguda, y en el 37.¦h1 ¥c2
fragor de la lucha se levanta una polva- 38.¥g7 ¥d3
reda que impide ver con claridad qué es Es curioso constatar la trayectoria
lo que pasa. cumplida por este alfil. Ahora se amena-
24.¦xd6 ... za ¦c2+.
-27-
Ajedrez de Lujo - Alberto Foguelman - Prof. JL Matamoros
39.¦h3 c4
40.b3 b5
41.bxc4 bxc4
42.¥h8 ¦xg5
43.¢d2 ¢d5
44.¢c3 a5
45.¦h2 ...
Previene ¦g2 y mate inevitable.
45. ... ¦g3
46.¦d2 ¢c5
47.e6 ...
Las blancas están perdidas y cual-
quier cosa qué hagan da lo mismo.
47. ... ¥f5+
48.¢b2 ¦b3+
49.¢a2 ¥xe6
50.¥d4+ ¢c6
51.¢a1 ¦xa3+
52.¢b2 ¦b3+
53.¢a1 c3
0-1
Las blancas abandonan, ya que a
54.¦c2 ¦a3+ 55.¢b1 ¥f5.

-28-