Вы находитесь на странице: 1из 32

ESPECIALIZACIÓN EN “TEORÍA Y TÉCNICA DEL

PROCESO JUDICIAL”, CICLO 2.018-2.019, FACULTAD


DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS Y SOCIALES,
UNNE

MONOGRAFÍA CORRESPONDIENTE AL 1ER CUATRIMESTRE DE LA CARRERA


ALUMNO: Iturriaga, Manuel Ignacio Juan
DNI: 34.349.702
DOMICILIO: Eva Perón 405, ciudad de Formosa
E-MAIL: Ignacio.iturriaga.043@gmail.com
Tablas de materias tratadas:

Introducción……………………………………………………………………………………..pág. 1 y 2
Capítulo 1………………………………………….……………………....…………….……...pág. 3 a 7
Capítulo 2…………………………………………………………….………………..………..pág. 8 a 14
Capítulo 3……………………………………………………………….………..……………pág. 15 a 23
Capítulo 4……………………………………………………………………………..…….…pág. 24 a 27
Conclusión……………………………………………………….……………………..…….pág. 28 y 29
Índice de autores y de bibliografía empleada…………………………..……….…pág. 30
Introducción:
Que de los temas sobre los que debía versar la monografía asignada
me he inclinado por el relativo a las “fuentes y los medios de prueba”,
optando por el subtema “prueba pericial en el proceso Civil y Comercial”.
Coincidiendo con profesores de la cátedra, si el derecho procesal es la piedra
angular sobre la que se asienta la instrumentación del derecho de fondo, el
estudio de la prueba constituye la columna vertebral de ese el derecho
procesal.-
A su vez, considero que la prueba pericial es la más determinante de
todas las que se ofrecen y producen en un proceso, dando incluso lugar a la
discusión del alcance de la “sana crítica” del juez en relación a la pericia
científica, y a un verdadero cuestionamiento de la cosa juzgada cuando estos
medios demuestran una superioridad técnica de la que carecen los estudios
realizados con un método convencional o de menor precisión. Por esa
relevancia y atento a su complejidad me he inclinado a estudiarla.
Personalmente, en mi función dentro del sistema de administración de
Justicia encuentro diariamente inconvenientes relacionados a su producción,
y es ese carácter eminentemente práctico, conflictivo y determinante el que
justifica su elección.
Que acorde al tratamiento del tema, el presente trabajo se
estructurará en cuatro partes. Una primera parte (breve) relativa a
conceptualizar este medio probatorio y a su distinción de otros medios y
figuras procesales, una segunda parte vinculada a la proposición y designación
del perito, una tercera parte relativa al procedimiento propio de esta prueba y
las vicisitudes que se suscitan con la presentación del dictamen, finalizando la
exposición con una cuarta parte relacionada al valor probatorio de la misma y
los honorarios de los expertos.

1
En cada uno de los cuatro capítulos mencionados se vinculará el
contenido con datos de doctrina y jurisprudencia, y estarán atravesados por
información relativa a la producción de esta prueba en las causas incluidas en
el sistema de oralidad que se implementó en mi provincia, como forma de
compartir una experiencia enriquecedora que logró acortar los tiempos en
uno de los supuestos que más atraso judicial generaba, y que permite (a la luz
de la reforma procesal que se avecina en Nación) contar con estadísticas e
información ya existente que nos demuestra la conveniencia de la
implantación de tal sistema de forma urgente.-
Adentrémonos en el análisis.

2
CAPITULO 1
CONCEPTO: sentado el presupuesto de que la prueba pericial
solamente se produce en caso de existir hechos conducentes y
controvertidos, podemos definirla como aquella prueba que consiste en la
verificación y comprobación de esos hechos, efectuada por un especialista en
alguna ciencia, arte, profesión, industria o actividad técnica (ajeno a los
estudios jurídicos) mediante una opinión o dictamen respecto de los puntos
que fueron sometidos a su examen u observación.1
¿qué diferencia existe entre una pericia convencional y la pericia
científica? La prueba científica (también denominada de última generación) es
aquella que tiene un grado de certeza mucho mayor a la pericia convencional,
sea por los idoneidad de los medios que se emplean para realizar la
investigación como por los métodos que se utilizan.
OBJETO: auxiliar al juez en la apreciación de los hechos controvertidos,
formar su convicción para que este resuelva jurídicamente a la luz de sus
conclusiones.
EL PERITO: corresponde ahora la tarea de diferenciar la pericia del
perito. El perito es un sujeto AJENO a las partes e IMPARCIAL por ende, y
AUXILIAR O COLABORADOR del juez, pues lo asiste o asesora en temáticas que
este último ignora y que no está obligado a conocer, y que como tal percibe y
verifica los hechos sometidos a su tarea e informa luego con su opinión. El
perito no es el medio probatorio en sentido técnico, el medio probatorio es el
dictamen pericial. Tampoco es un fedatario o funcionario público (pues,
veremos, sus conclusiones pueden ser objetadas y no generar convicción en el
juez, quien es en definitiva quien valorará sus conclusiones). Por su parte, a

1 “Resultando inadmisible cuando pretenda producírsela sobre hecho para cuya apreciación bastan las
aptitudes del común de las gentes o los conocimientos propios del proesional del derecho” y “La pericial, pues, es un
medio de prueba indirecto, en tanto el juez no accede al material de conocimiento sino a través del perito…”, Gladis
E. de Midón y Marcelo S. Midón, Manual de Derecho procesal civil, 2da ed. Actualizada, LA LEY, C.A.B.A., 2014, pág.
434

3
diferencia de otros medios probatorios (como las pruebas documentales,
testimoniales, etc.) no persigue la finalidad de establecer la convicción judicial
de LA VERDAD de los hechos (pues nada tiene que declarar sobre los hechos
concretos del caso) sino proveer al juez de los PRINCIPIOS para enjuiciar estos
hechos.-
Se diferencia del testigo por varias razones: a)- el testigo da noticias
sobre el hecho, sobre lo visto u oído, siendo sus deducciones meros hechos
subjetivos, mientras que el perito formula deducciones sobre el hecho
percibido, lo enjuicia, siendo su deducción una conclusión objetiva. b)- el
testigo está en contacto con el hecho con independencia del proceso, antes
del mismo y sin encargo del juez, mientras que el perito se pone en contacto
con el hecho por encargo del juez, lo percibe en ocasión del proceso; c)- por
su relación con el hecho, el testigo es insustituible, mientras que el perito no
(sus conocimientos son comunes a todos aquellos que integren su campo de
saber).-
Por su parte, se diferencia del consultor técnico, que es un defensor
de la parte que lo designa que se limita a asistirla en la materia científica,
técnica o artística de su especialidad (ajeno al específico saber jurídico) y por
tanto, es de carácter parcial, análogo a un abogado y comprendido por tanto
en el amplio concepto del defensor consultor. Además, a diferencia del perito
no es designado por el juez (salvo el caso del litisconsorcio, en que a falta de
acuerdo de las partes incumbe al juez desinsacular -no ya nombrar- a uno de
los propuestos), no debe aceptar el cargo, no puede ser recusado por la parte
contraria, no puede ser removido por el juez (aunque si puede ser
reemplazado por la parte sin necesidad de conformidad de la contraria ni
decisión judicial alguna, bastando que el juez tenga presente dicha
manifestación, y sin que ello implique retrogradar la práctica de la pericia), y
no presenta dictamen alguno.

4
REQUISITOS Y NUMEROS DE PERITOS: para ser perito los códigos
provinciales en general y el de nación en particular requieren que el mismo
posea título habilitante en la materia que tratará la prueba (es decir, en
aquellos casos en que la materia está reglada esto es elemental, so perjuicio
de la nulidad de la pericia), salvo cuando a)- no hubiere en el lugar del proceso
perito con título habilitante ó b)- la actividad no esté reglamentada0, en cuyo
caso podrá ser nombrada cualquier persona con conocimiento en la materia
(suficiente idoneidad técnica. Ej: un orfebre, un baqueano, etc.).2
¿Constituye ésta una carga pública? Conforme veremos al analizar el
punto relativo al cambio y remoción de peritos, es evidente que no constituye
una carga pública, pues el perito puede rehusarse a aceptar su designación
(distinta es su situación cuando, habiendo aceptado el cargo, rehusare dar su
dictamen).-
En relación al número de peritos, algunos códigos provinciales (como
el de Formosa) guardan silencio en relación al número de peritos a designarse
en el proceso (pese a que en la práctica sea uno, el designado por el juez). En
el CPCCN en cambio (art. 458) se establece expresamente “esta prueba estará
a cargo de un perito único designado de oficio por el juez, salvo cuando una
ley especial estableza un régimen distinto”, consagrando así un principio
general que prescinde del tipo de proceso de que se trate, siempre la pericia
se llevará a cabo con un perito único designado de oficio por el juez (salvo el
caso de que las partes de común acuerdo presenten un escrito en común en
el que propongan un perito y los puntos de pericia), eliminándose de tal
forma la posibilidad de que en el proceso se designen tres peritos, uno por el

2 Señala Lino E. Palacio que fuera de la exigencia de título profesional o suficiente idoneidad técnica el
CPCCN “no contiene restricciones de edad o sexo para desempeñar el cargo de perito”…; Además, señala que
conforme al art. 476 del CPCCN (equivalente al art. 474 del CPCCF) “a petición de parte o de oficio, el juez podrá
requerir opinión a universidades, academias, corporaciones, institutos y entidades públicas o privadas de carácter
científico o técnico, cuando el dictamen pericial requiriese operaciones o conocimientos de alta especialización”,
Manual de Derecho Procesal Civil, 18va edición actualizada, Ed. Lexis Nexis-Abeledo Perrot, C.A.B.A., 2.005, pág. 495

5
juez y dos por las partes. Por supuesto que como toda regla puede admitir
excepciones. Así, el citado artículo 458 del CPCCN prevé dos excepciones: el
caso de los procesos de declaración de incapacidad y de inhabilitación y los
procesos de nulidad de testamento, en cuyos casos estos quedan bajo la
directiva del juez en cuanto al procedimiento a seguir para realizar las
operaciones tendientes a la producción y presentación del dictamen.
CLASES DE PERICIAS: En este punto la clasificación elemental distingue
entre pericias voluntarias (aquella en la que las partes recurren
espontáneamente a su ofrecimiento y producción) y necesarias (como sucede
en los casos en que es necesario determinar la edad en ausencia de otra
prueba, o cuando se necesita declarar la incapacidad, o el cese de ella por
insania o sordomudez, o en los casos en que es necesaria realizar la partición
judicial de una sucesión (perito partidor), entre otros supuestos. En estos
casos, la intervención el perito adquiere una preponderancia vital, toda vez
que el juez no puede sustraerse de su designación3
OPORTUNIDAD DE SU PRODUCCIÓN: sin perjuicio de tratar en el
siguiente capítulo sobre la oportunidad de su ofrecimiento, cabe resaltar que
es una prueba que lógicamente se produce en un proceso ordinario,
sumarísimo, ejecutivo o de cualquier otra índole en la etapa de pruebas. No
obstante, conforme a las “Bases para la reforma Procesal Civil y Comercial”
que se han confeccionado a nivel nacional se aconseja como regla general su
producción, en la medida de lo posible, antes de la promoción de la demanda
y que, iniciado el proceso, sea clave el interrogatorio y contrainterrogatorio.
Relacionado a ello, también se busca que la prueba pericial que se ofrece
como prueba anticipada no esté limitada (como pasa actualmente) al solo

3 Así, señala Roland Arazi que “la fuerza vinculatoria de su dictamen tendrá una influencia primordial,
aunque en definitiva va a ser el juez quien decida sobre el caso…El CCyC hace referencia en diversos artículos al
dictamen de un equipo interdisciplinario en los juicios de incapacidad, restricción de la capacidad e inhabilitación…”
(Código Procesal Civil y Comercial de la Nación comentado y anotado”, tomo I (artículos 1° a 498), Ed. Rubinzal
Culzoni, C.A.B.A., 2.015, pág. 655)

6
presupuesto de que la prueba sea de difícil o imposible producción en la etapa
probatoria (en tal sentido ya el Código Procesal de la Pcia. De Corrientes, art.
326 Bis, prevé la prueba pericial anticipada cuando ella sea fundamental para
la decisión del litigio y su producción permita una conciliación o bien torne la
restante superflua o meramente dilatoria).-

7
CAPITULO 2
PROPOSICIÓN DE LA PRUEBA PERICIAL: Conforme al art. 459 del
CPCCN y del CPCC Ctes. (art. 457 del CPCCF), en los escritos postulatorios en
que se ofrece esta prueba (demanda y su contestación, o en la oportunidad
de oponer excepciones en los juicios ejecutivos) debe a)- indicarse la
especialidad4 del experto que practicará la pericia, y b)- deben proponerse los
puntos de pericia. Esto último, a efectos del contralor de la pericia pretendida
(es decir, si recae sobre un hecho conducente y controvertido –evitando así
una futura pericia superflua que únicamente servirá para acrecentar gastos y
atentar contra la celeridad procesal- y que necesita de conocimientos que
escapan a la aptitud corriente del juez). c)-El Código de Nación exige en esta
oportunidad que si el proponente ejerce la facultad de designar un consultor
técnico indique su nombre, profesión y domicilio5. d) Además, conforme art.
391 CPCCN (y art. 388 CPCCF) si la prueba tiende a demostrar la autenticidad
de un documento, se indicarán los que han de servir para la realización de
ella.-
De los puntos de pericia se corre vista (criticado ello por algunos
autores de doctrina, que consideran que lo que correspondería es correr
traslado para asegurar los principios de bilateralidad e igualdad) a la contraria
para que a)-manifieste desinterés en la prueba, b)- objete los puntos ofrecidos
por la contraria, c)- proponga otros puntos de pericia, ó d)- indicar nombre,
profesión y domicilio del consultor técnico que se designe si se hace uso de
este derecho. En estos últimos supuestos se correrá una nueva vista a la

4
“Esto tiende en la práctica a facilitar el proveimiento de la prueba, despejando algunas incertidumbres,
dado que profesiones conexas podrían expedirse sobre idénticos problemas técnicos (tal el caso de los ingenieros,
arquitectos, etc.). De todos modos, es facultad privativa del magistrado designar la categoría de profesión que juzgue
como más acorde con la naturaleza de los hechos que se tratan de esclarecer”. Gladis E. de Midón y Marcelo S.
Midón, Manual de Derecho procesal civil, 2da ed. Actualizada, LA LEY, C.A.B.A., 2014, pág. 435.

5 Según Roland Arazi “nada impide que aquél sea designado con posterioridad, en cuyo caso intervendrá en
las diligencias futuras, sin que pueda retrotraerse el trámite de la prueba” (Código Procesal Civil y Comercial de la
Nación comentado y anotado”, tomo I (artículos 1° a 498), Ed. Rubinzal Culzoni, C.A.B.A., 2.015, pág. 654)

8
contraria por el término de cinco (5) días (conforme al plazo general de toda
vista y traslado que no tenga un plazo específico establecido) y de tres (3) días
en el caso de los procesos sumarísimos.-
DESIGNACIÓN DEL PERITO Y FIJACIÓN DE LOS PUNTOS DE PERICIA:
conforme a arts. 460 del CPPN y del CPCC Ctes. (y art. 458 del CPCCF),
contestado el traslado de los puntos de pericia ofrecidos o vencido el plazo
para hacerlo, en audiencia preliminar el juez designará al perito (designación
de oficio), fijará los puntos de pericia sobre los que deberá expedirse el
experto (allí además puede el juez eliminar los que considere superfluos,
impertinentes o innecesarios6 aunque las partes los hayan acordado o,
inclusive, agregar otros que estime convenientes, y resolver los puntos que
hubieren sido impugnados por la parte contraria a la que los ofreció) y
señalará el plazo dentro del cual el experto debe expedirse (que será de 15
días si la resolución nada dice al respecto). Recordemos, conforme lo
mencionáramos en el capítulo 1, que las partes podrán de común acuerdo
proponer un perito y los puntos de pericia, siempre que el juez no hubiere
hecho con anterioridad la designación de oficio (art. 462 CPCCN y CPCC Ctes. y
art. 459 CPCCF).-
En la provincia de Formosa, con el sistema de oralidad se mantiene la
elección del especialista por parte del Juez en mérito a una lista
confeccionada por el Superior Tribunal de Justicia en la que se encuentran
inscriptos los profesionales, sin perjuicio de que aquellas materias en las que
no haya un especialista es facultad de las partes interesadas la de ofrecer un
experto que realice la pericia (sugiriéndose a los profesionales que
acompañen los datos relativos al perito a proponer el día de la audiencia
preliminar misma, para que eventualmente pueda realizarse la designación en

6 Recordemos que las resoluciones del juez relativas a la prueba son inapelables (art. 376 del CPCCF y 379
CPCCN), salvo replanteo en la alzada.-

9
esa oportunidad). En este último caso, de la propuesta realizada se corre
traslado a la contraria (el que se notifica por nota sino compareció a la
audiencia, o en ese mismo momento si compareció), tras lo cual y si no
mediara oposición, reuniendo el perito los requisitos mínimos exigidos para
desempeñar el cargo, será designado por el Juez. Además la notificación de la
designación (conforme veremos infra al analizar el punto relativo a la
aceptación del cargo) se realiza por mail o telefónicamente, y en su defecto
por cédula cursada de oficio por la Secretaría del Juzgado.-
RECUSACIÓN DEL PERITO DESIGNADO: conforme al art. 465 del
CPCCN y del CPCC Ctes., en el plazo de cinco (5) días de ser notificadas por
Ministerio de la Ley de la designación del perito, las partes podrán recusar por
justa causa al mismo (es decir, en virtud de causas anteriores)7. Dichas
causales son las mismas que las señaladas para los jueces, a la que se suma la
causal de falta de idoneidad del perito, causal esta última que podría ser
considerada más bien un supuesto de nulidad por no haber cumplido el juez
con el requisito de nombrar a alguien idóneo en el cargo. Dichas causales son
por ende taxativas y de interpretación restrictiva, y destinadas a asegurar la
imparcialidad del perito.
¿Cuál es el trámite de la recusación? tramita por vía incidental, en la
que el recusante deberá fundar su impugnación y ofrecer los medios
probatorios que sustentan su postura. La interposición fuera de término de la
misma deviene en su rechazo in limine, mientras que su interposición a
término conlleva el respectivo traslado al perito, que tendrá tres (3) días para

7
Señala Palacio que “distinto es, naturalmente, el supuesto de causales sobrevinientes o anteriores pero
conocidas con posterioridad a la designación, las que pueden invocarse –por aplicación analógica del art. 18, párr. 2°
CPCCN, dentro del quinto día de haber llegado a conocimiento del recusante y hasta el momento de la presentación
del dictamen” (Manual de Derecho Procesal Civil, 18va edición actualizada, Ed. Lexis Nexis-Abeledo Perrot, C.A.B.A.,
2.005pág. 499).-

10
contestar8. Allí se pueden dar los siguientes supuestos: a)- el perito no
contesta el traslado, ó reconoce el hecho que da sustento a la recusación al
momento de notificarse PERSONALMENTE en el expediente de ello (por
lógica, el reconocimiento mediante otro medio de notificación no será
suficiente): en dicho caso el juez debe removerlo sin más trámite; b)- el perito
contesta el traslado, oponiéndose a la causal invocada: en dicho caso el juez,
sin que se suspenda el trámite principal, deberá abrir a prueba, tras lo cual
resolverá (siendo esta su resolución, tanto admitiendo como denegando la
resusación “irrecurrible”, sin perjuicio de que pueda ser considerada en la
alzada al momento de resolverse el principal). De admitir la recusación el juez
deberá proceder a nombrar de inmediato otro perito en reemplazo del
anterior.-
ACEPTACIÓN DEL CARGO: para que esto sea posible el perito debe ser
notificado de su designación, anoticiarse de la misma. En este punto no se
admite la notificación por ministerio de la ley ni por edictos: debe ser
personalmente o por cédula9. El plazo será de tres (3) días contados desde su
notificación (art. 466 CPCCF y 469 CPCCN y del CPCC Ctes.).- Ya hemos
mencionado en el capítulo anterior que esta aceptación es facultativa.
En la Pcia. De Formosa, con el programa de oralidad se admite la
posibilidad de que por Secretaría se cursen mails a los peritos de forma
inmediata a su designación, como forma de utilizar las TIC’s para acelerar los
tiempos del proceso, y recién transcurrido el plazo de tres (3) días de recibido
el mail sin que se haya comparecido a aceptar el cargo, esa misma Secretaría

8
Señala Palacio que “resulta excluida la posibilidad de que intervenga, en el trámite del incidente, la parte
contraria a la que dedujo recusación, aun en el supuesto de que aquél haya sido nombrado a propuesta de ambas
partes en los términos del art. 462 del CPCCN” (Manual de Derecho Procesal Civil, 18va edición actualizada, Ed. Lexis
Nexis-Abeledo Perrot, C.A.B.A., 2.005, pág. 500).-

9 Lino Palacio reconoce que en este caso puede admitirse el telegrama como forma de notificación (Manual
de Derecho Procesal Civil, 18va edición actualizada, Ed. Lexis Nexis-Abeledo Perrot, C.A.B.A., 2.005, pág. 499).-

11
se encarga de notificar de oficio por cédula al perito de su designación.
Asimismo, en oportunidad de aceptar el cargo el acta pertinente contiene la
información relevante para que el perito cumpla su cometido, y es allí mismo
cuando ya le se requiere que solicite anticipo de gastos (sin perjuicio de que
no está obligado a realizarlo allí, la práctica viene demostrando que la gran
mayoría lo realiza en dicha oportunidad). Además el Juez o el Secretario
pueden tener una breve entrevista con el mismo para analizar las dificultades
que pueden presentar los puntos de pericia (entregándosele en este mismo
momento todos los elementos necesarios para elaborar el dictamen).-
¿Ante quién debe aceptar el cargo el perito? Según el art. 469 del
CPCCN ante el “prosecretario administrativo” (“oficial primero” en el CPCC
Ctes.) mediante levantamiento de acta en el expediente, mientras que en
algunos regímenes provinciales se admite que ello se efectúe ante el
Secretario. En el específico caso del CPCCF se determina que la aceptación del
cargo se efectúe ante el Jefe de Despacho.-
La aceptación del cargo requiere el juramento o promesa de
desempeñar fielmente el cargo si el perito designado no tiene título
habilitante10 (mientras que el que tiene el título queda dispensado de prestar
juramento por el hecho de haberlo prestado al recibir dicho título, tesitura
que ha sido criticada por cierto sector de la doctrina).
¿qué sucede en los casos en que reiterada e injustificadamente los
peritos se hubieren negado a aceptar el cargo?. Por lo general ello sucede por
el bajo monto de los juicios en que son designados y la posibilidad de que los
honorarios sean también bajos, disparándose así una actividad especulativa.
Tanto el CPCCN como el CPCCF determinan que el órgano de

10 Al efecto destaca Roland Arazi que “la falta de este último requisito no afecta la validez del peritaje, cuya
eficacia será apreciada por el juez en el momento de sentenciar, sin que se pueda declarar la nulidad; además, la
omisión del juramento o promesa puede ser subsanada después de producido el dictamen” (Código Procesal Civil y
Comercial de la Nación comentado y anotado”, tomo I (artículos 1° a 498), Ed. Rubinzal Culzoni, C.A.B.A., 2.015, pág.
653).-

12
superintendencia deberá determinar el plazo durante el cual quedarán
excluidos de la lista de peritos (ello sin perjuicio de las sanciones que veremos
infra al analizar el supuesto de remoción del perito).-
CAMBIO DE PERITO y REMOCIÓN: desde su designación el perito tiene
un plazo estipulado para presentarse a aceptar el cargo (tres días),
transcurrido el cual se debe dejar sin efecto su designación. Idéntica solución
se debe adoptar en caso de que el perito comparezca y rechace el cargo para
el cual fue designado. En dicho supuesto (al igual que la recusación admitida)
el juez sin más trámite debe proceder a nombrar al sustituto.
La remoción en cambio procede en otros supuestos: a)- renuncia al
cargo sin un motivo suficiente, es decir, sin razones fundadas, irrazonables; y
b)- negativa de dar el dictamen o no presentación oportuna de éste, las que
representan inconductas procesales e incumplimiento de la tarea
encomendada. En ambos supuestos el juez debe remover al experto, previa
intimación a fines de que arbitre los medios tendientes al cumplimiento de la
pericia encomendada, tras lo cual se hace efectiva la remoción.-
¿Cuáles son las consecuencias de la remoción? En primer lugar el juez
debe proceder de oficio a nombrar al sustituto11. La aplicación de las
sanciones previstas es otra de ellas. En la Pcia. De Formosa (como también en
Nación) ello se traduce en la consecuente pérdida del derecho a cobrar
honorarios, lo que es notificado al perito y luego comunicado al Superior
Tribunal de Justicia (como órgano de superintendencia del desempeño de los
mismos). Además a solicitud de parte interesada se puede condenar al
experto a pagar los gastos de las diligencias frustradas (gastos preparatorios
de las diligencias que no se realizaron, materiales comprados para el

11 Con el sistema de oralidad implantado en Formosa, la designación del sustituto se efectúa en simultáneo a
la designación del perito titular, para de esa forma terminar con los tiempos muertos que se generan en el lapso que
transcurre desde la remoción del anterior y la designación del nuevo perito.-

13
dictamen, entre otros) y los daños y perjuicios causados (lo que tramita vía
incidental).

14
CAPITULO 3
ANTICIPO DE GASTOS: El perito tiene tres (3) días para solicitar el
anticipo de gastos desde que fuera notificado de su designación (sin perjuicio
de la facultad vista precedentemente con el sistema de oralidad
implementado en la Pcia. De Formosa), bajo apercibimiento de perder el
derecho a cobrar dicho anticipo.-
Una vez que el mismo haga la solicitud, el Juzgado determinará el
monto final que efectivamente los oferentes deberán depositar, siendo tal
facultad exclusiva del Juez. El experto puede a efectos de fundar el monto
requerido acompañar planillas de gastos, costos de materiales, baremos
determinados por los colegios profesionales respectivos, pero siempre la
determinación del monto quedará a criterio del juez, que debe por ende tener
un criterio razonable en su fijación. Nada obsta lógicamente a que las partes
puedan recurrir esta decisión mediante revocatoria.-
A su turno las partes oferentes tendrán cinco (5) días para cumplir con
el depósito de la suma en cuestión, contados desde que se han notificado
personalmente o por cédula de la providencia que ordena el depósito12. Para
ello deben proceder a depositar los fondos en una cuenta bancaria abierta en
el Banco que tenga convenio con el Poder Judicial de la jurisdicción en
cuestión (por ejemplo, en Formosa existe convenio entre el Poder Judicial
local y el Banco Formosa S.A.), tras lo cual se ordenará el libramiento del
cheque respectivo a nombre del perito. La falta de depósito implicará el
desinterés de la parte en la prueba, implicará el desistimiento de la misma, la
posibilidad de que se decrete la CADUCIDAD de la prueba. En caso de que
haya más de un oferente y alguno de ellos no haga el depósito
correspondiente, el juez puede tener por desinteresada a esa parte e intimar

12
Con el sistema de oralidad implantado en Formosa, la notificación del anticipo de gastos fijado a las partes
se realiza de oficio por Secretaría.-

15
a la que sí ha cumplido a que deposite la diferencia. A su vez, es dable
destacar que en el caso de que alguna parte cuente con beneficio de litigar sin
gastos concedido de forma definitiva, el depósito debe hacerse con fondos de
la propia justicia, como sucede en Formosa (en mérito a la resolución 354/00
de STJ que lo dispuso) con el libramiento de oficio respectivo al Sistema de
Administración Financiera, que es el organismo de administración de fondos
del sistema de justicia y dependiente directo del Superior Tribunal de Justicia.
La suma luego se entregará al experto, debiendo al efecto tener
presente que el mismo deberá rendir cuenta documentada del uso de los
fondos. Ello sin perjuicio de lo que se vaya a resolver con relación a la
posterior imposición de COSTAS y a la fijación de honorarios (que veremos
más adelante).
FORMA DE PRACTICAR EL PERITAJE: Debemos aquí distinguir entre los
protagonistas de la diligencia (aunque en rigor de verdad el único
protagonista sea el perito). Determinan el CPCCN y el CPCC Ctes. en sus
artículos 471 que “...los consultores técnicos, las partes y sus letrados PODRÁN
presenciar las operaciones técnicas que realicen los peritos...”, formulando las
observaciones que estimen pertinentes. Como vemos, no es requisito que los
mencionados estén presentes en dicha oportunidad, no es ello un requisito de
validez de la pericia (concurrencia facultativa), pero si éstas personas
manifestaron estar interesadas en el concurrir a la diligencia (y ello le fue
informado al perito) será causal de nulidad que el experto haya omitido
indicar el lugar, día y horario en que se proceda al examen (volveré sobre este
punto al tratar el traslado del dictamen a las partes). Viceversa, como
incumbe a las partes manifestar al experto el interés en presenciar la pericia,
de no cumplir con ello no pueden luego alegar la nulidad por imposibilidad de
asistir como consecuencia de la incomunicación respecto al día, lugar y
horario en que se han practicado las diligencias. Ahora bien, de asistir, ¿qué
facultades y qué límites tienen?; Sólo podrán presenciarla, formular
16
aclaraciones sobre determinados puntos de pericias o señalar determinados
aspectos de su interés, pero bajo ningún punto de vista podrán dar directivas
a los expertos respecto a los elementos de juicio a emplear y a la forma en
que deberán expedirse.
Por otro lado se encuentra el perito, que como dije, es el verdadero
protagonista del peritaje, y que tiene amplias facultades a la hora de trabajar
en la tarea encomendada. Al efecto es necesario aclarar previamente que
existen tres (3) etapas en la práctica de esta prueba: a)- la recolección de
datos necesarios para realizar la pericia; b)- el examen de los datos
recolectados; c)- el dictamen en sí mismo (o resultado final).13En relación a la
recolección de datos, una de las facultades con que cuenta el perito es la de
consultar con otros especialistas y colaboradores con la finalidad de contar
con mayores elementos de juicio para expedirse (art. 476 del CPCCN y 474 del
CPCCF). Por otra parte (y como contrapartida del límite a las partes, sus
letrados y consultores técnicos descripto ut supra al asistir a las diligencias
preparatorias del peritaje) el perito cuenta con libertad en la investigación
científica y con la facultad de elegir los medios necesarios para la misma, pues
es él quien sabrá cuándo llegar a la certeza o satisfacción en la investigación.
Asimismo, tiene derecho de acceder al expediente e incluso de solicitarlo en
préstamo para su mayor comodidad (con la lógica obligación de su posterior
devolución, como la tienen las partes que intervienen en autos). Finalmente
pueden (a título meramente enunciativo) requerir documentos, objetos,
informes de organismos, reconocimientos de lugares e inmuebles, declaración
de personas, exámenes corporales, etc. A tales fines, los arts. 475 del CPCCN y

13 En este caso señalan Gladis y Marcelo Midón que de las tres oportunidades señaladas es la recolección de
los datos la que puede ser delegada en terceros pues no afectan la pericia. “En cambio el examen y el dictamen son
del laboreo indelegable del experto, quien no puede –rectius: debe- encargar a otra persona la realización de las
operaciones técnicas que fundamentarán la conclusión y limitarse a transcribir el concepto de otro, porque no
existirá el desempeño personal del encargo, y por lo tanto la pericia quedaría viciada de nulidad” (GLADIS E. DE
MIDÓN y MARCELO S. MIDÓN, “Manual de Derecho Procesal Civil”, 2da edición actualizada y ampliada, Ed. La Ley,
C.A.B.A., 2.014 pág. 440).-

17
CPCC Ctes. y 470 del CPCCF enumeran de manera meramente ejemplificativa
otras medidas que de oficio o a pedido de parte el juez puede ordenar, como
ser la reconstrucción de hechos, la ejecución de planos, relevamientos,
reproducciones fotográficas y cinematográficas o de otra especie, de objetos,
documentos o lugares, con empleo de medios o instrumentos técnicos,
exámenes científicos necesarios para el mejor esclarecimiento de los hechos
controvertidos, la comparecencia del perito y de los testigos, entre otros.
¿Tiene el perito alguna limitación en esta labor? Pues los mismos no
pueden emplear medios ilícitos u obtenidos ilegítimamente. Como vemos, hay
un límite a la arbitrariedad, lo que se suma a los requisitos que tiene que
cumplir el dictamen y que veremos infra.
FORMA DE PRESENTAR EL DICTAMEN y CONTENIDO: en cuanto a la
forma, el perito debe presentar la pericia por ESCRITO y con copia para LAS
partes
Como apreciación previa al análisis del contenido obligatorio de todo
dictamen debemos decir que el mismo debe realizarse con ciencia y sin dejar
de lado ciertas cuestiones deónticas como la inhibición en pericias donde no
se poseen los conocimientos necesarios, el convencimiento o los elementos
suficientes para obtener una conclusión que genere objetivamente la
convicción del juez.
Ese dictamen debe contener obligatoriamente: a)- las operaciones
técnicas realizadas, es decir, las reglas o pasos seguidos para preparar su
trabajo, el procedimiento que se observó (hechos que ocurrieron en su
presencia, que ejecutaron, que necesariamente deben constar en el dictamen
pues su ausencia torna de falso al informe técnico); b)- los principios
científicos que aplicó y en los que sustenta su trabajo, es decir, la
fundamentación de su trabajo. Son el sustento de las conclusiones (como el
considerando de una sentencia lo es para su parte resolutiva), los

18
antecedentes o explicaciones que las justifican 14y c)- las conclusiones
extraídas. Para esto hay que advertir que el perito debe ser congruente, es
decir, expedirse sobre puntos que fueron sometidos a su examen, pues de
excederse (ejemplo, hacer una valoración moral sobre el caso, o concluir
sobre un punto no ofrecido por la parte) ello no debiera ser tenido en cuenta.
Viceversa, puede suceder que el perito omita expedirse sobre algún punto
requerido, a cuyo efecto procesalmente se han puesto a disposición de las
partes los pedidos de explicaciones y la ampliación de pericia, institutos que
veremos a continuación.
Todo lo anterior permite un procedimiento controlable y accesible que
haga accesible a la jurisdicción la comprensión de aquello que es
controvertido en autos. Es decir, que el abuso de términos técnicos, el
lenguaje ininteligible, la falta de claridad y la imprecisión atentaría contra la
verdadera finalidad del peritaje (conforme vimos en el capítulo 1): el auxilio al
juez.
Es de destacar que conforme al CPCCN los consultores técnicos de las
partes deberán presentar sus dictámenes en la misma forma que los peritos y
cumpliendo los mismos requisitos.-
TRASLADO DEL DICTAMEN, SOLICITUD DE ACLARACIONES,
IMPUGNACIÓN, FORMULACIÓN DE OBJECIONES A LAS ACLARACIONES
DADAS y PLANTEO DE NULIDAD: Presentado el dictamen se da traslado a las
partes por el término genérico de cinco (5) días a efectos de que puedan
manifestarse respecto al mismo, lo que se notifica por personalmente cédula.
Cuando hablamos de “manifestarse”, ¿a qué nos estamos refiriendo?; Nos

14 Ha dicho Rosemberg que el perito “no debe tomar como pretexto el dictamen para ganar batallas
científicas sobre la base de sus teorías aún no admitidas. Y…cuando las circunstancias de hecho no se presentan
como terminantes el perito debe confeccionar su dictamen para cualquier posibilidad de apreciación de los hechos,
no simplemente para los considerados por él como exactos”. Rosemberg, Leo, Tratado de Derecho Procesal Civil, Ed.
Ejea, Bs.As., 1955, conforme ob. Cit., pág. 442.-

19
estamos refiriendo a tres (3) supuestos: a)- pedir explicaciones; b)- hacer
observaciones a las explicaciones que da el perito; c)- impugnar el peritaje.-
En cuanto a la primera y segunda de esas hipótesis, el juez puede
ordenar que el perito dé las explicaciones que se consideren convenientes, de
oficio o a instancia de cualquiera de las partes, en audiencia o por escrito,
según las circunstancias del caso. Cabe aclarar desde un inicio que no estamos
ante un derecho de las partes, sino ante una facultad del juez, que puede
denegar dicho pedido, pero para ello debe hacerlo por razones fundadas. El
objeto del pedido de explicaciones es “aclarar algún punto oscuro, completar
una aseveración brevemente expuesta o suplir alguna omisión en que
hubieren incurrido los peritos al redactar el dictamen”.15Es decir que los
dictámenes citra petita ó con falta de claridad y explicitud en algún punto
habilitan esta solución para las partes, las que no podrán requerir este pedido
respecto de cuestiones que no fueron sometidas inicialmente al experto.-
Cuando las explicaciones se deban dar en una audiencia el juez citará
al perito y, según el art. 473 del CPCCN y del CPCC Ctes. se advierte que si los
consultores técnicos estuvieren presentes, con autorización del juez podrán
observar lo que fuere pertinente (pudiendo esa facultad ser ejercida por los
letrados si los consultores no asistieren).-
Y cuando las explicaciones deban presentarse por escrito, las
observaciones a las explicaciones dadas por el perito podrán ser formuladas
por los consultores técnicos (o en su defecto por las partes) dentro del quinto
(5) día de notificadas por ministerio de la ley.
En cuanto a la tercer hipótesis (impugnación del peritaje para que
pierda eficacia) cabe aclarar que no vale la impugnación por la impugnación
misma: requiere que se acredite la existencia de elementos que permitan
advertir fehacientemente el error o insuficiente aprovechamiento de los

15 Según Lino E. Palacio, en ob. cit., pág. 502.-

20
conocimientos científicos por parte del experto, encontrando apoyo en
razones serias (es decir, en fundamentos objetivamente demostrativos de que
la opinión del experto se encuentra alejada de principios lógicos o máximas de
la experiencia, o en la existencia de medios probatorios de mayor eficacia que
permitan desvirtuarla, como podría ser otra pericia con resultado distinto o
una prueba científica). A modo ejemplificativo se han indicado como causales
de impugnación del dictamen la carencia de fundamentación, la
incongruencia entre las fundamentaciones y las conclusiones, las conclusiones
improbables, absurdas o imposibles, la falsedad del dictamen, etc.16
En cuanto a las impugnaciones y a las observaciones hechas a las
explicaciones dadas por los peritos hay que mencionar que lo que las partes
digan al respecto deben probarlo, porque no es suficiente una mera
disconformidad con los resultados o una simple apreciación subjetiva de lo
hecho, y es por ello que deben acercar a la causa aquellos elementos que
puedan sustentar su discrepancia para de ese modo convencer al juez de lo
contrario (entiéndase por ella una contrapericia).-
Si no se piden explicaciones (o no se observan las explicaciones dadas)
ni se impugna la pericia dentro de los plazos vistos anteriormente las partes
pierden el derecho de hacerlo en el futuro (sin perjuicio del replanteo de la
prueba en la alzada en caso de ocurrir el supuesto de que la pericial haya sido
una prueba desestimada por el juez) pero los letrados podrán de todas formas
cuestionar la eficacia probatoria del dictamen (es decir, expedirse sobre la
trascendencia, importancia o incorrección del peritaje) hasta la oportunidad
de alegar17, con arreglo a lo dispuesto por el art. 477 en el CPCCN y del CPCC

16 En tal sentido, Gladis y Marcelo Midón, ob. cit. Pág. 445

17 En relación a ello a dicho Lino E. Palacio que “tal solución no es aplicable cuando la pericial es impugnada
con fundamento en la existencia de vicios ocurridos en su producción, por cuanto en tal hipótesis la irregularidad
queda consentida sino se requiere la declaración de nulidad en oportunidad de contestar el traslado del dictamen”.
Ob. cit., pág. 502.-

21
Ctes. ó 473 del CPCCF (es decir, con arreglo a lo que veremos en relación a la
estimación que el juez hará de la prueba).
Finalmente, si el juez lo estima necesario puede disponer: a)- que se
practique otra pericia18; b)- que se perfeccione la pericia ya practicada; c)- que
se amplíe la pericia practicada. Todo ello podrá hacerse por el mismo perito o
por otro de elección del juez, dentro de un plazo que este último determine.
El perito que no concurra a la audiencia o no presente el informe ampliatorio
o complementario dentro del plazo fijado será sancionado con la pérdida del
derecho a cobrar sus honorarios, total o parcialmente.
En mérito a las amplias facultades que tiene el juez, se encuentra
habilitado para disponer de oficio (siempre que se den las circunstancias y
requisitos) la NULIDAD del peritaje. Las partes, a su vez, pueden plantear la
dicha nulidad por vicios formales (por ejemplo, por no haberse respetado la
contradicción que se requirió, según vimos precedentemente, al momento de
solicitarse al perito que comunique el día, lugar y horario en que se iban a
practicar las diligencias preparatorias de la prueba) dentro del plazo de cinco
(5) días de haberse notificado del traslado del dictamen.-
Este apartado (traslado del dictamen, pedido de explicaciones al
perito, impugnación y demás) merece una especial atención en el marco del
sistema de oralidad implementado en el Poder Judicial de Formosa. Con este
sistema se ha convenido la instauración de una audiencia de vista de causa
(audiencia de prueba) cuya fecha de celebración se determina al celebrarse la
audiencia preliminar y abrirse a prueba la causa. En lo relativo a la prueba
pericial, en la etapa entre audiencias, en caso de pericias que necesitan contar
con expedientes penales (pericias mecánicas sobre todo) se ha promovido el

18 Al respecto señala Roland Arazi que “dicha circunstancia puede llegar a plantearse en el supuesto en que
el peritaje resulte nulo sea por estar viciada la voluntad del perito al momento de practicarla o bien por haber sido
elaborada por quien no estaba habilitado para ello (vgr. Tratándose de una profesión reglamentada, que no estuviera
debidamente habilitado el experto). Ob. cit., pág. 666

22
vínculo entre las secretarías penales y civiles para evitar que la solicitud de
expedientes mediante oficios demore la práctica del peritaje, o para que en su
defecto se permita a los expertos acudir a la sede penal respectiva a consultar
las actuaciones en la medida de su necesidad. Es necesario remarcar a su vez
que con este sistema se exige a los peritos que presenten sus dictámenes con
una antelación mínima de diez (10) días a la celebración de la audiencia de
prueba, para que de esa forma se puedan correr los traslados pertinentes con
y efectuarse los pedidos de explicaciones e impugnaciones a los dictámenes
con anterioridad a dicha audiencia. En tal sentido se ha establecido que es
responsabilidad de la Secretaría de cada Juzgado efectuar el seguimiento de la
pericia, con comunicación telefónica constante con el experto a efectos de la
presentación en tiempo y forma del dictamen. Por todas estas razones se
exige a los peritos que comparezcan a la audiencia de prueba para ser
interrogados libremente por el magistrado y las partes, bajo apercibimiento
de procederse a su remoción y a aplicar las sanciones correspondientes.

23
CAPITULO 4
VALOR PROBATORIO DEL DICTAMEN: ¿Qué debe tener en cuenta el
juez para evaluar la fuerza probatoria de un dictamen pericial? Los arts. 477
del CPCCN y del CPCC Ctes. y 473 del CPCCF estiman que debe tenerse en
cuenta: a)- la competencia del perito; b)- los principios científicos o técnicos
en que se funda; c)- la concordancia de su aplicación con las reglas de la sana
crítica; d)-las observaciones formuladas por los letrados o los consultores
técnicos; e)-demás elementos de convicción que la causa ofrezca.
Salvo casos excepcionales ya vistos, el juez puede apartarse de las
conclusiones del dictamen pericial (carácter no vinculante, no hay un adelanto
de sentencia o decisión, ni una obediencia del juez al perito de forma
automática y absoluta), pero para ello debe encontrar apoyo en razones
serias y objetivas de que la opinión del perito contradice principios lógicos o
máximas de la experiencia, o de que existen en el proceso otros elementos de
prueba que tienen una eficacia mayor a la hora de convencerlo de lo contrario
en relación a los hechos controversiales19, entre otros motivos. Como vemos,
las razones por las cuales el juez debe apartarse del dictamen se asemejan y
mucho a las razones que deben invocar las partes para impugnar la pericia.
Desde luego alejarse de las conclusiones periciales no significa arbitrariedad,
antojo, absurdo o discrecionalidad, al contrario, aquí el juez tiene una
limitante a la opinión lega, al “sentimiento” de justicia que indica una
corazonada contraria a lo dictaminado.
HONORARIOS DE PERITOS Y CONSULTORES TÉCNICOS: Los peritos
deben percibir honorarios por su actuación (salvo que formen parte de
cuerpos científicos o forenses dependientes del Poder Judicial que ordenó la

19 Ha dicho al efecto Lino E. Palacio “que el apartamiento no necesita apoyarse en consideraciones de orden
técnico, debe fundarse en un análisis crítico de las opiniones del perito, confrontándolas con los restantes elementos
de juicio obrantes en el proceso”. Ob. cit., pág. 506.-

24
prueba, o que sean empleados que intervienen en asuntos en que es parte el
fisco nacional o provincial).
Respecto a esta temática debemos distinguir dos cuestiones: la forma
de regular (es decir, los criterios, parámetros y formas de efectuar la
regulación) y la distribución de la carga de dichos honorarios entre las partes
intervinientes en el proceso.
En relación al primer tópico, el CPCCN en su art. 478 ha previsto que
los jueces regularán los honorarios de los peritos y demás auxiliares de la
justicia conforme a los respectivos aranceles, debiendo adecuarlos, por
debajo de sus topes mínimos inclusive, a las regulaciones que se practicaren
en favor de los restantes profesionales intervinientes (abogados,
procuradores, etc.), ponderando la naturaleza, complejidad, calidad y
extensión en el tiempo de los respectivos trabajos. Al respecto hay que tener
en cuenta que a nivel nacional la ley que regula la cuestión es la N° 24.432
(Ley de Honorarios Profesionales), la cual ha hecho modificaciones en el viejo
Código Civil, en el CPCCN y en la ley de aranceles N° 21.839 en aspecto
atinentes a esta cuestión. La misma sostiene en su art. 13 que “Los jueces
deberán regular honorarios a los profesionales, peritos, síndicos, liquidadores
y demás auxiliares de la justicia, por la labor desarrollada en procesos
judiciales o arbitrales, sin atender a los montos o porcentuales mínimos
establecidos en los regímenes arancelarios nacionales o locales que rijan su
actividad, cuando la naturaleza, alcance, tiempo, calidad o resultado de la
tarea realizada o el valor de los bienes que se consideren, indicaren
razonablemente que la aplicación estricta lisa y llana de esos aranceles
ocasionaría una evidente e injustificada desproporción entre la importancia
del trabajo efectivamente cumplido y la retribución que en virtud de aquellas
normas arancelarias habría de corresponder. En tales casos, la resolución que
así lo determine deberá indicar, bajo sanción de nulidad, el fundamento
explícito y circunstanciado de las razones que justificaren la decisión. Déjanse
25
sin efecto todas las normas arancelarias que rijan la actividad de los
profesionales o expertos que actuaren como auxiliares de la justicia, por
labores desarrolladas en procesos judiciales o arbitrales, en cuanto se
opongan a lo dispuesto en el párrafo anterior.” Es decir que las regulaciones a
los peritos que intervienen en un proceso judicial siempre deberán guardar
proporcionalidad con la que les corresponda a los letrados que hayan
intervenido en la causa, incluso cuando ello importe apartarse del tope
mínimo del arancel respectivo20. En la provincia de Formosa no contamos con
una normativa que regule los honorarios a los peritos en general por sus
actuaciones en procesos judiciales, más si existe una ley que contempla esta
temática en relación a la actuación de los martilleros.-
Ahora corresponde analizar cómo se determina qué partes y en qué
proporción cargan con los honorarios de los peritos. En tal sentido disponen el
art. 478 del CPCCN y CPCC Ctes. y 475 del CPCCF que al contestar el traslado
de la pericia y los puntos de pericia propuestos (conforme vimos al analizar la
proposición de esta prueba) la parte contraria a la que ha ofrecido la prueba
pericial puede: a)- Impugnar su procedencia por no corresponder (estando en
este caso frente a una incidencia que hay que resolver previa sustanciación).
Si no obstante haber sido declarada procedente, de la sentencia resultare que
no ha constituido UNO (1) de los elementos de convicción coadyuvante para
la decisión, los gastos y honorarios del perito y consultores técnicos serán a
cargo de la parte que propuso la pericia. b)- Manifestar desinterés en su
producción, y que se abstendrá por ende de participar en ella; en este caso,
los gastos y honorarios del perito y consultor técnico serán siempre a cargo de
quien la solicitó, excepto cuando para resolver a su favor se hiciere mérito de
aquélla. Ambos supuestos demuestran que el condenado en costas no cargará
con los gastos y honorarios de la peritación y de los consultores técnicos

20 Según Roland Arazi, ob. cit. Pág. 669

26
cuando la misma fue INNECESARIA.
Por su parte el art. 77 del CPCCN (no así el CPCCF), sin perjuicio de lo
que acabamos de decir respecto al caso en que la pericia fue determinante
para la resolución de la causa (permitiendo ir al perito contra el que se
desinteresó en su producción) contempla la posibilidad de que el perito pueda
reclamar el 50 % de los honorarios que se le regularan respecto del vencedor
en costas. En conclusión, el perito siempre irá por el 100% contra quien lo
propuso si la contraria se desinteresó o impugnó la prueba, pero y si la pericia
fue determinante para favorecer al desinteresado podrá ir contra ambos (en
un 100% contra el condenado en costas y hasta un 50% contra el que ha sido
vencedor en costas).-
En cuanto a los honorarios de los consultores técnicos, comportan un
gasto del proceso e integran la condena en costas (art. 461 del CPCCN) pero si
la prueba pericial fue impugnada y de la sentencia resulta que aquella
constituyó uno de los elementos de convicción coadyuvantes para la decisión
ó la contraria manifestó su desinterés su pago estará exclusivamente a cargo
de quien lo propuso. Salvo, como vimos respecto de los peritos, que el fallo
haya hecho mérito de ésta para resolver a su favor.-

27
Conclusiones
La prueba pericial es fundamental para todo proceso que la admita por
la simple razón de que pese a que el juez pueda llegar a poseer conocimientos
técnicos en la materia de que se trate, necesariamente debe ser auxiliado por
peritos cuando esta prueba fuere de rigor, pues es esta la única forma de que
las partes puedan controlar con objetividad la formación de la convicción
judicial.
Asimismo es importante destacar que dada la tecnicidad y cientificidad
de esta prueba el rol del consultor técnico es preponderante, toda vez que su
control le dará a la parte las herramientas suficientes para poder impugnar u
hacer observaciones al perito. De este modo se evita dejar en absoluta
indefensión al justiciable frente a un peritaje mal realizado y no advertido por
el juez, a una situación de absoluta peligrosidad. Claro está que los costos
serán mayores, pero es loable contar con esa defensa como posibilidad.
Por otra parte no quiero dejar de mencionar los indudables beneficios
que genera en la producción de esta prueba el sistema de oralidad
(presentaciones de dictámenes en tiempo y forma, inmediación del experto
con el Secretario y el Juez, reducción de los plazos procesales y eliminación de
los tiempos muertos). Deviene impostergable que la futura reforma nacional
contemple la misma como forma de construir una justicia que genere
resultados socialmente relevantes, con soluciones a los conflictos de forma
rápida y confiable, para lograr de este modo cumplir con los principios de
celeridad y economía procesal, con una tutela judicial efectiva en todos sus
términos.-
Finalmente me parece imperioso advertir que esta prueba cobrará una
importancia mucho mayor a la que actualmente ya posee. El avance
agigantado de la ciencia y la tecnología generarán más interrogantes de los
que actualmente poseemos sobre el rol del juez frente al peritaje, la revisión
de la cosa juzgada, la colaboración de las partes y la velocidad con que se
28
desarrolla un proceso. Nada escapa al tiempo y los procesos y los operadores
del sistema vigente no serán la excepción.-

29
Índice de autores y de materias tratadas:

- ARAZI, ROLAND y ROJAS, JORGE, “Código Procesal Civil y Comercial de la


Nación comentado y anotado”, tomo I (artículos 1° a 498), Ed. Rubinzal
Culzoni, C.A.B.A., 2.015.-
-“Bases para la reforma Procesal Civil y Comercial” (Ministerio de Justicia y
Derechos Humanos de la Nación, Presidencia de la Nación).-
-Código Procesal Civil y Comercial de Nación y de las provincias de Formosa,
Chaco y Corrientes.-
- GLADIS E. DE MIDÓN y MARCELO S. MIDÓN, “Manual de Derecho Procesal
Civil”, 2da edición actualizada y ampliada, Ed. La Ley, C.A.B.A., 2.014.-
- PALACIO, LINO E., “Manual de Derecho Procesal Civil”, 18va edición
actualizada, Ed. Lexis Nexis-Abeledo Perrot, C.A.B.A., 2.005
- Protocolo de actuación del Programa de Oralidad en el fuero Civil y
Comercial del Poder Judicial de la Provincia de Formosa (aprobado mediante
Acta N° 2808 y resolución N° 258/17).-

30