Вы находитесь на странице: 1из 8

Indigenismo

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Para las palabras utilizadas en español procedentes de las lenguas amerindias, véase indigenismo
léxico.

El indigenismo es una corriente cultural, antropológica concentrada en el estudio y valoración de


las culturas indígenas, y el cuestionamiento de los mecanismos de discriminación y etnocentrismo
en perjuicio de los pueblos originarios.1

El indigenismo enfrenta la discriminación. Se puede hablar de una historia dentro del indigenismo
a partir del sermón de diciembre de 1511 de Antonio de Montesinos. Desde entonces el
indigenismo tomó cuerpo con el paso del tiempo y es lícito hablar de indigenismo desde la época
de la administración colonial española, con modalidades diversas,2 aunque durante el siglo XIX en
los nuevos estados independientes latinoamericanos la preocupación indigenista perdió terreno.

En 1940, tras el Primer Congreso Indigenista Interamericano, el indigenismo se convirtió en la


política oficial de los estados de América, de manera que el conjunto de ideas y actividades
concretas que han realizado los estados latinoamericanos en relación con las poblaciones
indígenas han llevado el nombre genérico de indigenismo.3

También, por otra parte, existen corrientes "anarcoindigenistas" que defienden el indigenismo
fuera de la política estatal, es decir, a través del anarquismo.45

El término ganó importancia en las últimas décadas del siglo XX para referirse a algunas
organizaciones sociales y políticas en América Latina.[cita requerida]

Índice

1 Indigenismo como política

2 Crítica al indigenismo

3 Indigenismo literario y artístico en Perú

4 Indigenismo en Brasil

5 Exponentes como movimiento artístico

5.1 Artes plásticas y visuales


6 Referencias

7 Bibliografía

8 Véase también

Indigenismo como política

El indigenismo en México sucedió en el año de 1940 en Patzcuaro. Los gobiernos surgidos de la


Revolución intentaron forjar una nación en torno a un proyecto nacional, por ello la política
indigenista se entendió como un diseño del Estado para modificar la manera de ser de los pueblos
indígenas. El congreso indigenista fue convocado por Lázaro Cárdenas.

Esto fue social y conflictivo, cuyo eje principal fue el cuestionamiento de la condición política de
los pueblos indígenas y sus derechos. Para el indigenismo del siglo XX, el indio es una categoría
específica de orden fundamentalmente socio económico, en tanto que la distinción étnica pasa a
un carácter secundario. Los indígenas se consideran como marginados, en tanto que no participan
de los "beneficios de la civilización", aunque sí de sus perjuicios: explotación, opresión, violencia,
violación de los derechos humanos, desnutrición, epidemias y pobreza.

Los indígenas han quedado reducidos a vivir en la periferia, en regiones de refugio alejadas de los
centros político, en sitios "inhóspitos" o también en los cinturones de miseria de las ciudades.
Necesitan entonces, según el indigenismo, participación ciudadana y social y ayuda externa que les
impulse a superarse e integrarse.

Jaime Beltrán, explica que en las regiones de refugio donde han logrado sobrevivir la mayoría de
las comunidades indígenas, lo urbano domina lo rural, las comunidades se convierten en satélites
y se establecen relaciones asimétricas entre los diferentes segmentos de la población. Los
indígenas son la parte sometida dentro del hinterland que dominan los sectores que controlan el
respectivo centro rector.6 El indigenismo se propuso liberar al indio de esa intermediación
opresiva y explotadora.

A diferencia del supremacismo blanco y del igualitarismo liberal, el indigenismo reconoce la


especificidad de lo indígena y el derecho de los indios a recibir un trato especial favorable que
compense siglos de discriminación, perjuicios y marginalidad.[cita requerida] Sin embargo, cuando
los indigenistas hablan de integrar al indio a los beneficios de la sociedad nacional y global, aspiran
a que en esa sociedad se encuentren los elementos que posibiliten la "redención" del indio,
asumen que la sociedad dominante puede "salvar" al indio, integrándolo a ella.
Para Alejandro Marroquín, el indigenismo como política de los estados, busca "atender y resolver
los problemas que confrontan las poblaciones indígenas, con el objeto de integrarlas a la
nacionalidad correspondiente" y puede clasificarse en cuatro variantes:1

El indigenismo político, reformista o revolucionario surgió como propuesta de participación de los


indígenas en proyectos de transformación nacional, como las revoluciones mexicana y boliviana.
Esta variante enfatiza en la reivindicación social del indio y la lucha por la tierra y se centra en el
enfrentamiento político con gamonales, caciques, latifundistas y burócratas.

El indigenismo comunitario que fortalece la propiedad colectiva de la tierra y los usos y


costumbres comunitarios es una variante del político

El indigenismo desarrollista surgió al tratar de integrar a los indígenas y sus territorios al desarrollo
económico y al mercado. Pocas veces sale el indígena bien librado de los impactos ambientales y
sociales de las políticas empresariales y frecuentemente se catalizan la emigración y
especialmente la diferenciación social entre una minoría privilegiada (Dietz 1995) y una mayoría
pauperizada.

El indigenismo antropológico, como corriente de la Antropología ha estado al servicio del


indigenismo político o del indigenismo desarrollista.

Crítica al indigenismo

Guillermo Bonfil (1970) y las Declaraciones de Barbados de 1975 (firmada por antropólogos) y la
de 1977 (firmada por líderes indígenas), han propuesto alternativas al indigenismo. Bonfil
cuestionó los estudios antropológicos cuyo único campo de estudio es la comunidad indígena o la
etnia, o en el mejor de los casos una región, sin articular el análisis estructural de la sociedad
global. Esta crítica se debe a que la explotación directa de los indígenas fue esencial para la
economía colonial y las metrópolis y luego pasó a ser ejercida mediante "vicarios" del sistema
capitalista internacional. En la mayoría de los casos no se produjo ni aislamiento ni desarrollo
autónomo sino "sujeción vicarial", que conduce a la expansión de la sociedad dominante que
acosa a las comunidades indígenas, devora su territorio y lleva a la quiebra y desaparición de más
pueblos indígenas.

En vez de un indigenismo que pretende "salvar al indio de sí mismo", Bonfil (1982) propuso el
proceso de "etnodesarrollo" como alternativa a la integración y al desarrollismo. Las
organizaciones indígenas han ido asumiendo decididamente reivindicaciones de autonomía y
autodeterminación y la diversidad cultural ha empezado a ser reconocida como riqueza por los
estados y sociedades, de manera que el indigenismo etnocentrista ha cedido campo al
pluricentrismo y el reconocimiento de la diversidad, aunque es una lucha viva del siglo XXI.

Para diversos defensores de derechos indígenas, como Stephen Corry, la raíz de la opresión de los
pueblos indígenas reside en su sujeción a la sociedad mayoritaria,7 por lo tanto, frente a la
propuesta indigenista de asimilación o la de aislamiento promovida por otras corrientes
antropológicas, debe primar su derecho a la autodeterminación.

Para Marie-Chantal Barre la política indigenista no toca el fondo del problema y se limita a
redefinirlo como un problema de integración, según ideología de las clases dominantes y trata de
"resolver" el "problema indígena" mediante la integración, concebida como aculturación.
Integración unilateral, es decir un proceso que significa desintegrarse de lo indio para integrarse al
sistema dominante existente; aculturación igualmente unilateral y necesariamente desculturizante
con respecto a su propia cultura.8

Indigenismo literario y artístico en Perú

El indigenismo fue un movimiento literario y artístico surgido en los años 30 y sus principales
representantes son: Literatura (mayor exponente: José María Arguedas), Fotografía (mayor
exponente: Martín Chambi), Pintura (mayor exponente: José Sabogal) y en Música (mayor
exponente: Daniel Alomía Robles). Es necesario precisar que el indigenismo no se limita a unas
fechas de inicio y final, sino que es una fuerte corriente artística que abarca casi todo el siglo XX y
se desarrolla paralela a otros estilos, escuelas, corrientes y generaciones literarias del país.

Su evolución histórica podría clasificarse de la siguiente manera:

Literatura de la "Conquista" (Los cronistas quienes son observadores del medio geográfico,
historia y realidad de los indígenas). Pero destacan entre ellos los llamados "Cronistas Indígenas y
Mestizos": Guaman Poma de Ayala y el Inca Garcilaso de la Vega. Una mención especial también
merece Bartolomé de las Casas, religioso que denunció las atrocidades cometidas por los
conquistadores españoles.

Literatura del periodo de Emancipación (mayor exponente: Mariano Melgar, toma el tema del
indígena en la composición de sus yaravíes, con características propias del harawi prehispánico,
especie lírica quechua).

Literatura peruana a finales del siglo XIX (el movimiento literario predecesor del indigenismo es el
realismo, liderado por Manuel González Prada con el artículo Nuestros indios y la máxima
exponente del Indianismo Clorinda Matto de Turner con la novela Aves sin nido).

Literatura a inicios del siglo XX (Modernismo, en la poesía, José Santos Chocano que toma el
mestizaje americano como tema de su producción literaria y Ventura García Calderón con su obra
La venganza del cóndor)

Literatura a finales del siglo XX (Posmodernismo - Grupo Colónida, liderado por Abraham
Valdelomar)
Literatura propiamente indigenista (Inicios del siglo XX y se considera 1920 como fecha inicial, con
la publicación de Cuentos andinos). Los autores más importantes son José María Arguedas,
Manuel Scorza, Luis Eduardo Valcárcel Vizcarra, Ciro Alegría, Enrique López Albújar, Gamaliel
Churata y Eleodoro Vargas Vicuña.

Literatura neoindigenista (en la década del 60 y 70, mayor exponente: Manuel Scorza).

Cabe destacar que en el ámbito literario peruano el indigenismo tuvo como característica mayor la
preocupación de reinvindicar al indio, es decir presentar la problemática del indio desde sus
propias vivencias y no desde afuera, no idealizan al indio sino tuvo por tal un rol orientador de
denunciar las condiciones de explotación y marginacion del indio mas no solucionarla.

Donde los máximos representantes manejan un rol distintivo por ejemplo José María Arguedas
que, expone al indigenismo desde sus raíces y da a conocer la conciencia social del indígena en su
libro "Los ríos profundos" o en el caso de Ciro Alegría que, presenta la condición dramática de las
comunidades en la sierra norte en su obra "El mundo es ancho y ajeno", en otras palabras se
denuncia la realidad del hombre andino y por último Enrique López Albujar que narra los hechos,
costumbre, tradiciones y paisajes del pueblo andino en su libro "Cuentos andinos". En conclusión
vemos como la vida del campesino peruano se convierte en materia artística y comienza a ser
protagonista de su propio destino.

Para mayor información sobre López Albújar, C. Alegría y Arguedas véase Literatura
peruana#Indigenismo.

Indigenismo en Brasil

Véase también: Indianismo

En 1910 fue creado en Brasil el Servicio de protección del indio, dirigido por Cândido Rondon. El
servicio de protección del indio reconoció la importancia de las culturas indígenas y reconoció la
posesión de algunas tierras a grupos de nativos. A partir de 1940 el indigenismo adquirió nuevo
interés después de los estudios de etnólogos y antropólogos como los hermanos Villas Boas. En
1961 fue creado el Parque Nacional do Xingú. En 1973 con el Estatuto do Indio se ha definido el
estatus del indígena en términos jurídicos. En la Constitución de Brasil del 1988 se ha declarado
que los indios son los primeros y naturales señores de la tierra. A partir de 1992 con la
demarcación de la Tierra indígena Yanomami se ha empezado a crear numerosas tierras indígenas.
Actualmente las tierras indígenas en Brasil son 672, sumando a un total de 1.106.000 Kilómetros
cuadrados (el 13% del total del país). Los críticos de la demarcación de Tierras indígenas de Brasil
han argumentado que la extensión de estas es desproporcionada comparado al total de la
población indígena del país (0,41% del total, según las estadísticas oficiales). Además estos críticos
argumentan que la extensión de las tierras indígenas pone en riesgo la seguridad nacional y la
producción agrícola y de ganado.9
Exponentes como movimiento artístico

Artes plásticas y visuales

Camilo Blas

Enrique Camino Brent

Cota Carvallo

Julia Codesido

Felipe Cossío del Pomar

Elena Izcue

José Sabogal

Jorge Vinatea Reynoso

Luisa Castañeda León

José Antonio Terry (hijo)

Marina Núñez del Prado

Cecilio Guzmán de Rojas

Referencias

Características
Características Del Indigenismo:
 Sus ideologías se adhieren al ánimo y la conciencia de la juventud / nueva
generación y como manejan la realidad nacional.
 Se dirige (indirectamente) y origina de factores sociales y políticos,
económicos, temas, raza, tradiciones y motivos indígenas, la socialización, etc.
 No trata de buscarle soluciones a los problemas del indigenismo, sólo
busca establecer que existen
 Retrata “el conflicto y el contraste entre su predominio demográfica y su
servidumbre e inferioridad.”
 No es solamente literatura, también es arte

Похожие интересы