Вы находитесь на странице: 1из 20

2 Samuel 9

Alumno:
David Emmanuel
Escobedo Urbina

HOMILÉTICA

1
INTRODUCCIÓN

2 Samuel 9. Este capítulo me interesó por qué la historia que


narra me recuerda nuestra vida y como la bondad del Rey –
Jesús- no tiene límites cuando él quiere hacernos misericordia.

2
DATOS GENERALES
AUTOR
Según la tradición judía, lo escribieron los videntes Natán y
Gad. Sin embargo, el libro parece la obra de un solo autor:
Samuel.

FECHA
Alrededor de 1012 a.C. al 970 a.C.

PROPÓSITO
 Registrar la historia del reino de David.
 Demostrar cuán eficaz puede ser un liderazgo cuando se está
sujeto a Dios.
 Revelar que una sola persona puede distinguirse.
 Mostrar las cualidades personales que agradan a Dios.
 Describir a David como el líder ideal de un reino imperfecto y
anunciar a Cristo el que será el líder ideal de un reino nuevo
y perfecto (capítulo 7).
LUGAR DE ESCRITURA
Bueno es difícil señalar en donde lo escribieron, aunque lo más
lógico es que haya sido en Palestina.

3
BIOGRAFÍA DEL AUTOR

Samuel (en hebreo: ֵ‫ששמְׁואּאל‬, "Aquel que escucha a Dios", "el


nombre de Dios" fue, según el texto bíblico, un profeta hebreo,
líder militar y último juez de Israel.
Hijo de Elcana y de Ana, Samuel nació en respuesta a las
oraciones de su madre (1 Sam. 1). Desde niño quedó bajo el
cuidado de Elí, sumo sacerdote del tabernáculo de Silo (1 Sam.
2:11; 3:1). Todavía siendo niño, el Señor llamó a Samuel como
profeta (1 Sam. 3). Después de la muerte de Elí, llegó a ser el
gran profeta y juez de Israel, quien restauró la ley, el orden y la
adoración religiosa en la tierra (1 Sam. 4:15–18; 7:3–17).
Primer libro de Samuel
En los capítulos del 1 al 3, se relata que Jehová maldijo y
castigó a la familia de Elí y en cambio llamó a Samuel como
sumo sacerdote y juez. En los capítulos del 4 al 6, se relata la
forma en que el arca del convenio cayó en manos de los filisteos.
En los capítulos 7 y 8, se encuentran las amonestaciones de
Samuel en cuanto a tener dioses falsos y un rey inicuo. En los
capítulos del 9 al 15, se describen la coronación y el reinado de
Saúl. En los capítulos del 16 al 31, se relata la historia de David
y cómo obtuvo el poder: Samuel ungió a David, que había
matado a Goliat. Saúl odiaba a David, pero David rehusó matar
a Saúl aunque tuvo la oportunidad de hacerlo.
Segundo libro de Samuel
Este libro contiene un relato detallado del reinado de David
como rey de Judá y finalmente de todo Israel. En los capítulos
del 1 al 4, se habla de la larga lucha entre los seguidores de
David, después que fue coronado por Judá, y los seguidores de
Saúl. En los capítulos del 5 al 10, se hace saber que David llegó
a ser poderoso sobre muchas tierras. En los capítulos del 11 al
21, se relata que la fuerza espiritual de David disminuía debido
a sus pecados y a la rebelión dentro de su propia familia. En los
4
capítulos del 22 al 24, se describen los esfuerzos de David por
reconciliarse con el Señor.
Gad es también uno de los profetas de la corte del Rey David
(1010-970) durante el reino unificado de Israel. Se conoce muy
poco de la biografía de este profeta sin libro propio. Parece
cercano al entorno de la corte de Jerusalén y su acción discurre
entre Moab, el Reino de Israel y el Reino de Judá. Sus consejos
se narran en el Primer libro de Samuel: 1 Sam 22, 1-6 y 2 Sam
24 1-25.
Aconseja a David que vuelva a Judá tras huir de Saúl (1 Sam
22, 5). Posteriormente, anuncia un castigo de Yavé al rey por
haber mandado el censo del pueblo. David confiesa su pecado y
Gad le ofrece elegir entre tres formas de castigo: siete años de
hambre, tres meses de derrotas o tres días de peste.
Finalmente, David se sacrifica por su pueblo y elige la peste
para sí y su casa. Tras el castigo, el profeta permite al rey
construir un altar a Jehová, símbolo de su reconciliación y se
apartó la peste de Israel (2 Sam 24, 11-25).
El Libro del profeta Gad es un texto perdido atribuido al profeta
Gad. Es descrito, junto al también perdido Libro de Natán el
profeta, en 1 Crónicas 29,29.
Natán fue un profeta hebreo que, según el texto bíblico, vivió
durante el reinado de David. Posiblemente perteneció a la tribu
de Leví. Cuando el rey le reveló a Natán su deseo de edificar un
templo para la adoración de Dios, el profeta le anunció a David
un pacto para un reino “hasta tiempo indefinido” que no se
apartaría de su línea.
Más tarde, Dios envió a Natán para que señalara a David la
gravedad del pecado que había cometido contra Urías el hitita
con respecto a Bat-seba y la pena divina que se le imponía por
ello. Natán lo hizo con tacto, pero de manera decidida. Se valió
de una ilustración que hizo que David sin darse cuenta
expresase sin prejuicios personales su propio juicio sobre esa

5
acción. Natán le dijo a continuación: “¡Tú mismo eres el
hombre!”, y dictó el juicio de Dios sobre David y su casa
Bat-seba le dio a David un segundo hijo, llamado Salomón. Dios
amó a ese hijo, por lo que envió a su profeta Natán, quien “por
causa de Dios” llamó al niño Jedidías, que significa “Amado de
Jah”.
Cuando Adonías intentó apoderarse del trono, al final de la vida
de David, Natán tomó las medidas necesarias para que este lo
supiera; luego tomó parte en ungir y entronizar a Salomón.
Al parecer Natán y Gad aconsejaron a David sobre el uso de los
instrumentos musicales que se empleaban en el santuario, y
debieron ser quienes registraron la información de los capítulos
de conclusión del Primer Libro de Samuel y todo el Segundo
Libro de Samuel. “Entre las palabras de Natán el profeta
también se incluyeron “los asuntos de Salomón”.

6
REVISIONES

2 Samuel 9 La Biblia de las Américas – LBLA

2Sa 9:1 Dijo David: ¿Hay todavía alguno que haya quedado de la casa de
Saúl, para que yo le muestre bondad por amor a Jonatán?
2Sa 9:2 Y había un siervo de la casa de Saúl que se llamaba Siba, y lo
llamaron ante David. Y el rey le dijo: ¿Eres tú Siba? Y él respondió: Tu
servidor.
2Sa 9:3 Y dijo el rey: ¿No queda aún alguien de la casa de Saúl a quien
yo pueda mostrar la bondad de Dios? Y Siba respondió al rey: Aún queda
un hijo de Jonatán lisiado de ambos pies.
2Sa 9:4 El rey le dijo: ¿Dónde está? Y Siba respondió al rey: He aquí,
está en casa de Maquir, hijo de Amiel, en Lodebar.
2Sa 9:5 Entonces el rey David mandó traerlo de la casa de Maquir, hijo
de Amiel, de Lodebar.
2Sa 9:6 Y Mefiboset, hijo de Jonatán, hijo de Saúl, vino a David, y
cayendo sobre su rostro, se postró. Y David dijo: Mefiboset. Y éste
respondió: He aquí tu siervo.
2Sa 9:7 David le dijo: No temas, porque ciertamente te mostraré bondad
por amor a tu padre Jonatán, y te devolveré toda la tierra1 de tu abuelo2
Saúl; y tú comerás3 siempre a mi mesa.
2Sa 9:8 Se postró él de nuevo, y dijo: ¿Quién es tu siervo, para que
tomes en cuenta a un perro muerto como yo?
2Sa 9:9 ¶ Entonces el rey llamó a Siba, siervo de Saúl, y le dijo: Todo lo
que pertenecía a Saúl y a su casa, lo he dado al nieto1 de tu señor.
2Sa 9:10 Y tú, tus hijos y tus siervos cultivaréis la tierra para él, y le
llevarás los frutos para que el nieto1 de tu señor tenga alimento; sin
embargo, Mefiboset, nieto1 de tu señor, comerá2 siempre a mi mesa.
Siba tenía quince hijos y veinte siervos.
2Sa 9:11 Respondió Siba al rey: Conforme a todo lo que mi señor el rey
mande a su siervo, así hará tu siervo. Y Mefiboset comió a la mesa de
David1 como uno de los hijos del rey.
2Sa 9:12 Mefiboset tenía un hijo pequeño que se llamaba Micaía. Todos
los que moraban en la casa de Siba eran siervos de Mefiboset;
2Sa 9:13 pero Mefiboset moraba en Jerusalén, porque siempre comía a
la mesa del rey. Estaba lisiado de ambos pies.

7
2 Samuel 9 Reina Valera 1960 - RV60

2Sa 9:1

Bondad de David hacia Mefi-boset


Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo
misericordia por amor de Jonatán?(A)
2Sa 9:2 Y había un siervo de la casa de Saúl, que se llamaba Siba, al
cual llamaron para que viniese a David. Y el rey le dijo: ¿Eres tú Siba? Y
él respondió: Tu siervo.
2Sa 9:3 El rey le dijo: ¿No ha quedado nadie de la casa de Saúl, a quien
haga yo misericordia de Dios? Y Siba respondió al rey: Aún ha quedado
un hijo de Jonatán, lisiado de los pies.(B)
2Sa 9:4 Entonces el rey le preguntó: ¿Dónde está? Y Siba respondió al
rey: He aquí, está en casa de Maquir hijo de Amiel, en Lodebar.
2Sa 9:5 Entonces envió el rey David, y le trajo de la casa de Maquir hijo
de Amiel, de Lodebar.
2Sa 9:6 Y vino Mefi-boset, hijo de Jonatán hijo de Saúl, a David, y se
postró sobre su rostro e hizo reverencia. Y dijo David: Mefi-boset. Y él
respondió: He aquí tu siervo.
2Sa 9:7 Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré
contigo misericordia por amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas
las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa.
2Sa 9:8 Y él inclinándose, dijo: ¿Quién es tu siervo, para que mires a un
perro muerto como yo?
2Sa 9:9 Entonces el rey llamó a Siba siervo de Saúl, y le dijo: Todo lo
que fue de Saúl y de toda su casa, yo lo he dado al hijo de tu señor.
2Sa 9:10 Tú, pues, le labrarás las tierras, tú con tus hijos y tus siervos,
y almacenarás los frutos, para que el hijo de tu señor tenga pan para
comer; pero Mefi-boset el hijo de tu señor comerá siempre a mi mesa. Y
tenía Siba quince hijos y veinte siervos.
2Sa 9:11 Y respondió Siba al rey: Conforme a todo lo que ha mandado
mi señor el rey a su siervo, así lo hará tu siervo. Mefi-boset, dijo el rey,
comerá a mi mesa, como uno de los hijos del rey.
2Sa 9:12 Y tenía Mefi-boset un hijo pequeño, que se llamaba Micaía. Y
toda la familia de la casa de Siba eran siervos de Mefi-boset.
2Sa 9:13 Y moraba Mefi-boset en Jerusalén, porque comía siempre a la
mesa del rey; y estaba lisiado de ambos pies.

8
2 Samuel 9 Nueva Traducción Viviente – NTV

Bondad de David hacia Mefiboset


9 Cierto día, David preguntó: «¿Hay alguien de la familia de Saúl que
aún siga con vida, alguien a quien pueda mostrarle bondad por amor a
Jonatán?». 2 Entonces mandó llamar a Siba, un hombre que había sido
uno de los siervos de Saúl.

—¿Eres tú Siba? —le preguntó el rey.

—Sí, señor, lo soy —contestó Siba.

3 Enseguida el rey le preguntó:

—¿Hay alguien de la familia de Saúl que todavía viva? De ser así,


quisiera mostrarle la bondad de Dios.

Siba le contestó:

—Sí, uno de los hijos de Jonatán sigue con vida. Está lisiado de ambos
pies.

4 —¿Dónde está? —preguntó el rey.

—En Lo-debar —le contestó Siba—, en la casa de Maquir, hijo de Amiel.

5 Entonces David mandó a buscarlo y lo sacó de la casa de Maquir. 6 Su


nombre era Mefiboset;[a] era hijo de Jonatán y nieto de Saúl. Cuando se
presentó ante David, se postró hasta el suelo con profundo respeto.

David dijo:

—¡Saludos, Mefiboset!

Mefiboset respondió:

—Yo soy su siervo.

7 —¡No tengas miedo! —le dijo David—, mi intención es mostrarte mi


bondad por lo que le prometí a tu padre, Jonatán. Te daré todas las
propiedades que pertenecían a tu abuelo Saúl, y comerás aquí conmigo,
a la mesa del rey.

8 Mefiboset se inclinó respetuosamente y exclamó:

9
—¿Quién es su siervo para que le muestre tal bondad a un perro muerto
como yo?

9 Entonces el rey llamó a Siba, el siervo de Saúl, y dijo:

—Le he dado al nieto de tu amo todo lo que pertenecía a Saúl y a su


familia. 10 Tú, tus hijos y tus siervos cultivarán la tierra para él, para
que produzca alimento para la casa de tu amo.[b] Pero Mefiboset, el nieto
de tu amo, comerá aquí, a mi mesa. (Siba tenía quince hijos y veinte
siervos).

11 Siba respondió:

—Sí, mi señor el rey, yo soy su siervo y haré todo lo que me ha ordenado.

A partir de ese momento, Mefiboset comió a la mesa de David,[c] como si


fuera uno de los hijos del rey.

12 Mefiboset tenía un hijo pequeño llamado Mica. A partir de entonces,


todos los miembros de la casa de Siba fueron siervos de Mefiboset. 13 Y
Mefiboset, quien estaba lisiado de ambos pies, vivía en Jerusalén y
comía a la mesa del rey.

10
MARCO GEOGRÁFICO

11
MARCO HISTÓRICO

El período de 1200 a 900 AC fue de desasosiego nacional y


controversia política. Se puso poco empeño en el mundo antiguo
por registrar y conservar relatos escritos de los sucesos de ese
tiempo. Los historiadores antiguos tales como Herodoto, Beroto,
Josefo y más tarde Eusebio, se vieron en la necesidad de
basarse mayormente en relatos folklóricos de los sucesos
ocurridos en el mundo durante esa época. Por esta razón es
preciso cotejar sus declaraciones con los descubrimientos
arqueológicos modernos, que proporcionan mucha información
no disponible anteriormente. Hay material nuevo que
constantemente va apareciendo y que aumentan nuestro
conocimiento del período durante el cual ocurrieron los
acontecimientos de 1 y 2 Samuel.
Este período de desasosiego, agitación y transición se inició con
las migraciones de los pueblos del mar que, directa o
indirectamente, afectaron a todo el antiguo Oriente. Durante el
período abarcado por 1 y 2 Samuel gobernaron a Egipto los
reyes sacerdotes de la XX dinastía y los gobernantes seculares
de la XXI dinastía, cuyos reinados se caracterizaron por
debilidad, decadencia y desunión nacionales.
Durante la mayor parte de este período Asiria fue también
sumamente débil. En Babilonia las condiciones eran muy
similares a las de Egipto y Asiria: la debilidad interna y las
invasiones del exterior estaban a la orden del día. La influencia
política de Egipto y de Siria desapareció en tales circunstancias
de Palestina. Las migraciones de los pueblos de mar y de los
arameos se añadieron a las dificultades internas, y mantuvieron
la situación política internacional en todo el antiguo Oriente en
un estado de agitación durante casi dos siglos.
Como resultado, los primeros reyes de Israel estuvieron
comparativamente libres para consolidar su dominio sobre la
tierra prometida y las regiones circundantes, sin la interferencia
12
de sus anteriormente fuertes vecinos del norte y del sur. Sus
únicos enemigos eran las naciones de la región de Palestina,
tales como los filisteos, amalecitas, edomitas, madianitas y
amonitas. La resistencia de estas tribus vecinas fue vencida
gradualmente, y la mayoría de ellas se sometió al dominio
israelita. David y Salomón rigieron finalmente extensas regiones
que habían pertenecido anteriormente al imperio egipcio y a las
naciones de Mesopotamia.

13
MARCO ECONÓMICO

David fue inmediatamente desafiado por los filisteos cuando fue


reconocido como rey de todo Israel (II Sam. 5:17-25). Les
derrotó dos veces, pero en un largo período de tiempo es
completamente verosímil que hubiese frecuentes batallas antes
de reducirlos a un estado tributario y sometido. La captura de
un jefe de sus ciudades, Gat, y la muerte de los gigantes
filisteos (II Sam. 8:1, y 21:15-22), no son más que ejemplos y
muestras de encuentros en este período crucial en que Israel
ganó su hegemonía.
Bet-sán fue conquistada durante este período. En Debir y Bet-
semes, murallas con casamatas sugieren que David construyó
una línea de defensa contra los filisteos. Las observaciones de
que los filisteos tenían el monopolio del hierro en los días de
Samuel (I Sam. 3:19-20) y de que David lo utilizaba libremente
cerca del fin de su reinado (1 Crón. 22:3), sugieren que pudo
haberse escrito un largo capítulo en la revolución económica de
Israel. El período de proscripción y la residencia de los filisteos
no solo proporcionaron a David la preparación para el caudillaje
militar, sino que indudablemente le dieron un conocimiento de
primera mano con la fórmula y los métodos utilizados por los
filisteos en la producción de armamento. Tal vez muchos de los
planes para la expansión económica y militar fueron hechos
mientras David estaba en Hebrón pero realmente ejecutados
después de que Jerusalén fue convertida en capital. Los filisteos
tenían razón en estar alarmados cuando la desolada y
derrotada. Israel fue unificada bajo la égida de David.
La conquista y la ocupación de Edom tuvo una gran
importancia estratégica. Dio a David una valiosa fuente de
recursos naturales. El desierto árabe, que se extiende hacia el
sur del mar Muerto y hasta el golfo de Acaba, era rico en hierro
y cobre necesitado para romper el monopolio filisteo. Para estar
seguros de que estos suministros no sufrirían peligro, los

14
israelitas establecieron guarniciones por todo Edom (II Sam.
8:14).

15
MARCO POLITICO-SOCIAL

En II Samuel, el reinado de David conserva los tintes teocráticos


que había tenido el de Saúl: ser rey depende de la gracia de
Dios que quita u otorga. En el caso particular de este segundo
rey, ha sido elegido por la divinidad desde su infancia para
sustituir al rey anterior.
A pesar de la mirada teocrática que la Biblia otorga a estos
gobernantes, siempre subsiste, como un halo de amenaza,
cierto aspecto profano en todos los reyes. Es así que II Samuel
hace mucho menos hincapié en la voluntad divina que apoya a
David, y destaca mucho más sus rasgos humanos, sin omitir ni
siquiera aquellos abiertamente pecaminosos.
A pesar o gracias a ello, David es un gran político que
comprende que la gran unificación de Israel no puede ser
lograda si el rey mismo se rebaja a intervenir en las
competitivas disputas entre las tribus. Para subrayar este
hecho, traslada el Arca a Jerusalén, que no es capital de
ninguna de las tribus en pugna sino una conquista personal
suya, concentrando en un solo punto la sede de la vida religiosa
y la capital política de la región.
Las tropas que lo apoyan son mercenarias, soldados de fortuna
de amplia experiencia, que se quedarán junto a él de modo
permanente para garantizar la paz y la armonía de su reinado.
El hecho de que David necesite a tantos y tantos guerreros
custodiando Jerusalén demuestra que la tan proclamada
unidad política no se había logrado aún, al menos de manera
definitiva.
La realidad era que, por más que David era a la vez rey de Judá
y de Israel, el pueblo al que gobernaba estaba y se sentía aún
dividido en dos. Solo los unía la obediencia al rey, lo que
convertía al gobierno en una monarquía personalista y, por lo
mismo, inestable. Más tarde, Salomón sufrirá el mismo

16
problema: conseguirá sostener la unidad, pero la misma se hará
trizas 24 horas después de su muerte.
Todo el proceso explicado no posee una datación histórica
segura: primero, porque no poseemos fuentes externas de lo
dicho aparte de la Biblia misma y en segundo término porque
estos libros se encuentran fuera de sincronía con el resto del
Antiguo Testamento.
Lo más destacable durante la monarquía fueron los reinados de
David (1010 a 970 a.C.) y su hijo Salomón (970-931 a.C.). David
fue proclamado rey en Hebrón de Judá, y luego se extendió
hacia el norte logrando la unificación de las tribus; emprendió
guerras imperiales, anexando ciudades y sometiendo a pueblos
vecinos, destacando la conquista de Jerusalén y su conversión
en capital y en centro religioso del reino. La reorganización
promovida por David implicó cambios en la estructura social;
las aldeas tribales dejaron de tener relación directa con Jehová,
definiéndose nuevas líneas de autoridad con intermediación de
grupos de sacerdotes, jefes del ejército y administradores, bajo
control absoluto del rey como el “elegido de Dios” para ejercer
su voluntad sobre el pueblo.

17
MARCO SOCIOCULTURAL

Cuando el Arca fue llevada a Jerusalén, David emprendió la


organización del culto religioso. Las funciones sagradas se
confiaron a 24,000 levitas; 6,000 de éstos eran escribas y
jueces, 4,000 porteros, y 4,000 cantores. Organizó las diversas
partes del ritual, y asignó a cada sección sus tareas. Los
sacerdotes estaban divididos en veinticuatro familias; los
músicos en veinticuatro coros.
El privilegio de construir la Casa de Dios fue reservado para
Salomón; pero David hizo amplias preparaciones para la obra
reuniendo tesoros y materiales, así como transmitiendo a su
hijo un plan para el edificio y todos sus detalles. Se relata en 1
Crónicas cómo exhortó a su hijo Salomón para llevar a cabo
este gran trabajo y dio a conocer a la asamblea de jefes el
alcance de sus preparativos.

18
MARCO GRAMATICAL

VERBOS
 Dijo-Pasado
 Había- Pasado
 Llamaba-Pasado
 Respondió-Pasado
 Mostrar-Infinitivo
 Está-Presente
 Mandó-Pasado
 Vino-Pasado
 Cayendo-Gerundio
 No temas-Presente
 Devolveré-Futuro
 Comerás-Futuro
 Tomes-Presente subjuntivo
 Llamó-Pasado
 Pertenecía-Pasado
 He dado-Préterito perfecto compuesto
 Cultivaréis-Futuro
 Llevarás-Futuro
 Comerás-Futuro
 Mande-Pasado
 Hará-Futuro
 Comió-Pasado
 Temió-Pasado
 Moraban-Presente
 Comía-Pasado

19
MAPA

20