Вы находитесь на странице: 1из 11

1.1.

Esfuerzos combinados
Los Esfuerzos Combinados
Son aquellos que actúan en una sección de un elemento cuando existe una
combinación de dos o más de las acciones internas actuando en dicho elemento.
Los esfuerzos combinados representan la suma o combinación de esfuerzos de
carga axial, esfuerzos por carga de deflexión y esfuerzo por carga de torsión. En la
representación de los esfuerzos combinados, por lo general los elementos
analizados no están sometidos a un solo tipo de esfuerzo, si no, más bien a la
interacción de varios esfuerzos de manera simultánea, es por ello que con la
finalidad de localizar el punto donde la estructura llegaría a fallar (punto critica de
la estructura), se analiza la interacción de todos los esfuerzos a los que está
sometido el elemento. También es método para dimensionar y seleccionar el
material adecuado por el elemento.

En este caso se considera flexión con tensión o compresión directa, es decir se


presenta además de la flexión en el elemento, la presencia de fuerzas axiales
normales a la sección transversal, y el esfuerzo normal combinado se calcula
como:
Esfuerzo = Esfuerzo normal + Esfuerzo por flexión

En general, no es posible encontrar directamente los valores de los esfuerzos en


un plano que tenga una dirección cualquiera. En vigas, por ejemplo, la flexión da
los valores del esfuerzo normal que aparecen en un plano perpendicular al eje de
la viga. En torsión, se puede calcular el esfuerzo cortante en planos
perpendiculares al eje de la barra.

Fig. 1.1
Los Esfuerzos Combinados
son aquellos que actúan en una sección de un elemento cuando existe una
combinación de dos o más de las acciones internas actuando en dicho elemento.
Los esfuerzos combinados representan la suma o combinación de esfuerzos de
carga axial, esfuerzos por carga de deflexión y esfuerzo por carga de torsión. En la
representación de los esfuerzos combinados, por lo general los elementos
analizados no están sometidos a un solo tipo de esfuerzo, si no, más bien a la
interacción de varios esfuerzos de manera simultánea, es por ello que con la
finalidad de localizar el punto donde la estructura llegaría a fallar (punto critica de
la estructura), se analiza la interacción de todos los esfuerzos a los que está
sometido el elemento. También es método para dimensionar y seleccionar el
material adecuado por el elemento.

En este caso se considera flexión con tensión o compresión directa, es decir se


presenta además de la flexión en el elemento, la presencia de fuerzas axiales
normales a la sección transversal, y el esfuerzo normal combinado se calcula
como:
Esfuerzo = Esfuerzo normal + Esfuerzo por flexión

En general, no es posible encontrar directamente los valores de los esfuerzos en


un plano que tenga una dirección cualquiera. En vigas, por ejemplo, la flexión da
los valores del esfuerzo normal que aparecen en un plano perpendicular al eje de
la viga. En torsión, se puede calcular el esfuerzo cortante en planos
perpendiculares al eje de la barra.

Fig. 1.1
1.2. Transformacioó n de esfuerzo en
problemas bidimensionales
Consideremos un elemento diferencial sometido al estado plano de esfuerzos que
se muestra en la figura. Si realizamos un corte sobre él, deben aparecer en el
plano de corte un esfuerzo normal ( ) y uno cortante (xy) para que el elemento
se mantenga en equilibrio. El ángulo  indica la dirección normal al plano de corte.

Asumiendo como unitaria la profundidad del elemento, podemos establecer las


ecuaciones para que se mantenga el equilibrio en el elemento o diferencial. En
primer lugar, establezcamos las fuerzas que ejercen x, y y xy sobre el
elemento:
1.3. Esfuerzos principales en
problemas bidimensionales
En el diseño y análisis de esfuerzos, con frecuencia se requiere determinar los
esfuerzos máximos en un elemento para garantizar la seguridad del miembro
cargado. La ecuación que muestra la variación del esfuerzo en un elemento
diferencial para cualquier plano depende de la variable. Por ello podemos derivar

dicha ecuación para conseguir la dirección de los esfuerzos máximos .

Esfuerzos combinados: Esfuerzos normales y de corte máximo En todos los


capítulos anteriores hemos estudiado métodos ‘simples’ para el cálculo de los
esfuerzos y las deformaciones en situaciones sencillas, tales como barras
sometidas a tracción o compresión, ejes sometidos a torsión, vigas sometidas a
flexión y también considerando esfuerzos de corte. En cada uno de estos capítulos
hemos estudiado distintos tipos de esfuerzos por separado, indicando en particular
que las soluciones obtenidas aquí pueden considerarse como soluciones de
problemas unidimensionales. En este capítulo veremos un método en el cual, con
los resultados anteriores, ahora estudiaremos problemas en donde tenemos varios
tipos de esfuerzos y deformaciones actuando en un cuerpo. La base de este
método ser ‘a el principio de superposición, mediante el cual un cuerpo sometido
al mismo tiempo a torsión, flexión y fuerzas axiales en distintos planos, puede ser
tratado de forma separada para cada fenómeno, para después calcular un tensor
de esfuerzos total simplemente sumando cada uno de los esfuerzos calculados
previamente de forma separada. Esta es una forma aproximada de resolver
problemas en 2 y 3 dimensiones. Primero haremos un repaso de algunos puntos
importantes de la teoría de la elasticidad que hemos visto en secciones anteriores.
En la Figura 9.1 tenemos una representación de un cuadrado diferencial
(problema plano) con las tres componentes independientes del tensor de
esfuerzos. Dichas componentes tiene que satisfacer las ecuaciones de equilibrio
(sin fuerzas de cuerpo en el caso estático)

∂σx ∂x + ∂τxy ∂y = 0,

(9.1) ∂τxy ∂x + ∂σy ∂y = 0. (9.2) 226

1.4.- Circulo de mohr:


Circulo de Mohr La ecuación para la circunferencia descrita en (9.16) nos permitirá
encontrar los esfuerzos normales y de corte máximos o mínimos de manera
gráfica. Para hacer esto considérese el cuadrado diferencial con los esfuerzos
mostrados en la Figura 9.4. (L) (K) σx y τxy τxy Figura 9.4: Círculo de Mohr.
Cuadrado diferencial con esfuerzos caso plano. Ahora consideremos el espacio
con ejes σn y τ, es decir el espacio en donde cada cara del cuadrado diferencial
con sus dos componentes del esfuerzo se puede representar en un punto en dicho
espacio. Se pueden escoger dos caras arbitrarias de dicho cuadrado que estén a
noventa grados, llamaremos a la cara superior el punto (L) con coordenadas σy,
τxy y la cara lateral derecha (K) con coordenadas σx, τxy. Vamos a asumir que los
esfuerzos de corte que tienen orientación en el sentido de las manecillas del reloj
son positivos. En la Figura 9.5 tenemos el espacio σn − τ, construiremos algo que
llamaremos el ‘circulo de Mohr’ de la siguiente forma: Asumamos que para este
ejemplo σx > σy > 0. Ubiquemos el punto (K) en la figura, en donde como en este
caso τxy < 0 tenemos que colocar dicho punto en el sector negativo para τ. 231 σn
τ σy σx τxy −τxy b a c d (L) (K) O 2θ Figura 9.5: Circulo de Mohr. Ubiquemos el
punto (L) el cual podemos apreciar se ubica en el eje positivo para τ. Tracemos
una línea recta desde (L) a (K). Dicha línea corta al eje σn en el punto O, además
se puede ver que el punto O corta a la línea justo en la mitad. En el punto O
ubicaremos la punta de un compas, y la punta del lápiz se ubica en el punto (L) o
en el punto (K). Se traza ahora un círculo con centro en O. Se pueden distinguir
cuatro puntos importantes: a, b, c y d. Notemos que este círculo no es más que la
representación gráfica de (9.16). Cualquier par de punto σn, τ a lo largo de la
circunferencia viene a representar el mismo estado de esfuerzos en el punto, pero
visto en un sistema de coordenadas rotada respecto al sistema original. La
rotación del sistema de coordenadas es equivalente a realizar un corte imaginario
oblicuo con ´Angulo θ como se había mostrado en la sección anterior. El punto a
viene a representar el valor máximo del esfuerzo normal σnm , que se puede
obtener de forma gráfica y cuyo valor es aproximadamente el entregado por
(9.14). El punto b seria el valor mínimo (con signo) del esfuerzo normal. Los
puntos d y e vendrían a entregar los valores máximos y mínimos para el esfuerzo
de corte τm 232 El ángulo real entre el punto (K) y el punto (L) es de 90◦, luego en
el plano σn − τ podemos apreciar que el ángulo entre dicho planos es 180◦ , o sea
todo ´ángulo real en el plano de los esfuerzos es multiplicado por dos. De la
observación anterior tenemos que el ´ángulo que debe ‘rotar’ el sistema de
coordenadas desde K −L, para obtener el máximo esfuerzo normal, es de 2θ como
aparece en la figura. Se aprecia también que el ángulo entre el punto de esfuerzo
normal máximo y de corte máximo es 45◦ , tal como se había discutido en la
sección anterior. Hay varios casos interesantes que se pueden estudiar con el uso
del circulo de Mohr, por ejemplo, los casos: σx = σy = σ y τxy = 0, y σy = −σx = σ y
τxy = 0. 9.3. Problema con esfuerzos combinados En esta sección usaremos los
resultados mostrados en todos los capítulos anteriores, en donde estudiamos el
fenómeno de esfuerzo axial, esfuerzo de corte en torsión, esfuerzo normal y de
corte en flexión, para estudiar problemas bidimensionales y tridimensionales para
los esfuerzos en un cuerpo. Tal como se indico en la introducción, la base del
método es el principio de superposición, en donde cada fenómeno se estudia por
separado, para después al final obtener un ‘estado de esfuerzos total’ mediante
una simple suma. Para determinar los esfuerzos, como paso previo será necesario
calcular las cargas internas, en general tendremos que: Fuerza interna H generara
σi de tracción o compresión. El momento interno M generara σi de tracción o
compresión. El torque T generara τij de corte. La fuerza de corte V generara un
esfuerzo τij de corte. En un problema general, las cargas internas H, M, T y V
deben ser calculadas con el método de los cortes, en donde, por ejemplo, para
una viga, se hace un corte imaginario a una cierta distancia, para luego hacer el
equilibrio de fuerzas y momentos en las distintas direcciones que pueden ser de
interés para un problema completamente tridimensional. En la siguiente sección
veremos un caso muy particular simplificado.
1.6. Construccioó n del cíórculo de Mohr
para la transformacioó n de esfuerzos.
Las dos formas del círculo de Mohr se muestran en la Fig. 6.8, la diferencia son el eje de
las ordenadas  y su correspondiente sentido positivo de los ángulos.
1.7. Esfuerzos principales para un
estado general de esfuerzos:
Considere un cuerpo tridimensional, cuyo comportamiento del material es elástico
lineal con deformaciones pequeñas, con un dominio Ω ∈ R3, puntos materiales x y
frontera Γ con vector normal n (Fig. 6.1), el cual se somete a las acciones del
vector de fuerzas de cuerpo b en el interior del continuo, a las tracciones prescritas
t∗ en Γ y los desplazamientos prescritos u∗ en Γ. La frontera Γ del continuo
está constituida por dos superficies Γ y Γ; Γ corresponde a la región con
desplazamientos prescritos (conocidos) y Γ corresponde al resto de la frontera
que incluye aquellas porciones donde se aplican las cargas prescritas, de tal forma
que Γ ∪ Γ = Γ y Γ ∩ Γ = ∅.