Вы находитесь на странице: 1из 2

LA INDEPENDENCIA DEL PERÚ

LA CAPITULACIÓN DE AYACUCHO - DANIEL HERNÁNDEZ

La etapa de la emancipación empieza con la rebelión de José Gabriel Condorcanqui, Túpac


Amaru II, noble indígena que se levantó contra los abusos del corregidor y la administración
del virreinato. El 4 de noviembre de 1780, Túpac Amaru II tomó prisionero al corregidor de la
provincia de Tinta, en Cusco y poco tiempo lo condenó a muerte. Este hecho obligó a una dura
represión por parte del virrey. Las fuerzas incas tuvieron varias victorias, pero finalmente
fueron derrotadas el 5 de abril. Túpac Amaru II fue capturado y ejecutado junto a toda su
familia el 18 de mayo del mismo año. Se calcula que unas cien mil personas fallecieron en estas
rebeliones.

Túpac Amarú II

Atahualpa permaneció prisionero casi nueve meses. Había ofrecido llenar dos cuartos de plata
y uno de oro a cambio de su libertad. Sin embargo, fue vilmente engañado y finalmente fue
asesinado en la Plaza de Armas de Cajamarca el 26 de julio de 1533. Inicialmente se le condenó
a la pena de la hoguera, pero al haber aceptado el bautismo se le cambió por la del garrote.
Los españoles se repartieron un cuantioso botín, correspondiendo a la corona española la
quinta parte (quinto real).

A pesar de la derrota indígena, esta rebelión tuvo una gran trascendencia en la sociedad
colonial, es sabido que en este movimiento no sólo participaron indígenas, sino también
algunos criollos que habían ayudado a financiar esta lucha, su objetivo era dejar de seguir
pagando impuestos a la corona española. Para evitar futuros levantamientos se suprimieron
los curacazgos, reemplazándolos por los alcaldes de indios; se prohibió el uso de trajes incas y
se mandó destruir los retratos de los incas, además que se prohibió los escritos en quechua.

El arribo del general argentino José de San Martín, el 8 de setiembre de 1820, significó una
nueva etapa en la lucha por la independencia. San Martín venía de liberar Chile, (5 de abril de
1818) luego de vencer al ejército español en la batalla de Maipú.

San Martín, llegó al Perú con un ejército de aproximadamente 4 000 soldados, sin embargo,
este ejército fue ganando adeptos producto de las deserciones de soldados que pertenecían al
ejército realista. En diferentes ciudades del Perú, los ciudadanos a favor de la independencia
organizaron actos de proclamación.

El virrey La Serna consideró que la mejor manera de conservar su cargo era trasladándose a la
sierra. Esto permitió que Lima quedara a merced del ejército patriota. Don José de San Martín
ingresó triunfante a la capital el 6 de junio de 1821. Posteriormente se proclamó la
independencia del Perú, el 28 de julio de 1821.
Se estableció el Protectorado como forma de gobierno, encabezado por San Martín. El
proyecto del protector era conservador, la idea era buscar en España un príncipe que se
hiciera cargo del trono del Perú.

En julio de 1822 el general José de San Martín viajó a Guayaquil con el fin de entrevistarse con
el general venezolano Simón Bolívar. Esta reunión no fue favorable para San Martín, por lo que
decidió abandonar el Perú, el 20 de setiembre de 1822.

Simón Bolívar - Arturo Michelena

Simón Bolívar llegó al Perú el 1 de setiembre de 1823. Fue el verdadero organizador del
ejército peruano que tuvo su primera prueba de fuego en las pampas de Chacamarca, Junín.
Fue aquí donde el ejército peruano logró su primera victoria, el 6 de agosto de 1824. No se
escuchó un solo disparo, solo el ruido de los sables. Los españoles fueron derrotados gracias a
la aparición sorpresiva del batallón de regimiento conocido como Húsares del Perú,
comandada por el general Guillermo Miller.

En Ayacucho, pampa de la Quinua, se consolidó la independencia. La mañana del 9 de


diciembre de 1824, las tropas patriotas bajo el mando de Antonio José de Sucre, se
enfrentaron a las realistas dirigidas por el virrey La Serna. Cerca de las dos de la tarde, el
triunfo patriota estaba consumado, el virrey había sido herido y capturado. Se procedió
entonces a firmar la capitulación en el mismo campo de batalla. Este documento significó el
nacimiento del Perú como nación independiente.