Вы находитесь на странице: 1из 29

La Salud de los trabajadores de la salud:

Estrategias e intervenciones

Dr. Héctor A. Nieto (Universidad Nacional de Buenos Aires Argentina)


Dr. Fernando Tomasina (Universidad de la Republica del Uruguay)

Contenidos:
1. Salud y trabajo:
Accidente de trabajo
Enfermedades profesionales
Enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo
2. Riesgos para la salud de los trabajadores del sector salud:
Grupo I. Factores vinculados al Microclima.
Grupo II. Factores que clásicamente se definen como contaminantes.
Grupo III. Procesos peligrosos vinculados a la fatiga física
Grupo IV. Factores de riesgos vinculados a la organización del
trabajo y los tiempos de descanso.
3. Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo en el sector Salud
4. La Gestión de la salud y la seguridad en el trabajo. Estrategias e
intervenciones
Política Institucional en Salud y Seguridad en el trabajo
Convenio 155 OIT
Los Servicios de Salud y Seguridad en el Trabajo y la
Participación de los Trabajadores
Convenio 161 OIT
Recomendaciones 164 y 171 OIT
Vigilancia del medio ambiente de trabajo
Vigilancia de la salud de los trabajadores
Sistema de gestión de la salud y la seguridad en el trabajo
Código de ética para los profesionales de la salud ocupacional

1
La Salud y el Trabajo

La Salud y el Trabajo son ambos procesos complejos, vinculados


dialécticamente. Es un hecho conocido desde hace siglos que el trabajo, tal
como se lo concibe en nuestro contexto socio cultural, es un factor
determinante de los procesos de salud enfermedad que afectan a los
trabajadores, cualquiera sea la rama de actividad a los que estos se dediquen.
El trabajo o mejor dicho las condiciones en las que este se realiza, puede
actuar como un factor que favorezca y estimule el desarrollo humano, o bien
por el contrario, convertirse en agente causante de sufrimiento, dolor,
enfermedad y aún muerte.
Numerosas evidencias dan cuenta de esta segunda afirmación e ilustran su
dimensión:
La Organización Internacional del Trabajo (OIT)1, presenta estimaciones acerca
de que cada año se producen en el mundo 2.000.000 muertes por como
consecuencia de lesiones y enfermedades provocadas por el trabajo, algo más
de 5000 muertes por día en gran parte atribuibles a prácticas de trabajo
peligrosas.
350.000 de esas muertes cada año son provocadas por accidentes de
trabajo. 12.000 niños mueren por año por accidentes de trabajo.
Por cada accidente mortal, se calcula que se producen 1000 no mortales, que
en muchos casos producen sufrimiento humano, perdidas de ingresos,
discapacidades y pobreza
Estas cifras de mortalidad representan más del doble de las muertes que se
producen en tiempos de guerra. Según el mismo programa de OIT (Safework)
el trabajo mata más gente que el alcohol y las drogas juntas y las pérdidas para
el Producto Nacional Bruto (PBI) son 20 veces superiores a todas las ayudas
oficiales con destino a los países en desarrollo.
Las sustancias peligrosas matan a 340.000 personas al año, aunque por si solo
el asbesto es responsable de 100.000 de ellas.

1
Organización Internacional del Trabajo: Global Estimates of Fatalities Caused by Work
Related Diseases and Occupational Accidents, 2002.
http://www.ilo.org/public/english/protection/safework/accidis/globest_2002/dis_world.htm

2
La exposición diaria a sustancias o situaciones peligrosas es fuente de
enfermedades como el cáncer, las dolencias cardiacas o los accidentes
cerebrovasculares.
La mitad de estas vidas se salvarían cada año si se facilitase información
adecuada y se aplicasen medidas de seguridad posibles.
En este contexto, el más alto grado posible de salud de los trabajadores es un
objetivo social de suma importancia que contribuirá y facilitará que los grupos
restantes de la población alcancen un nivel de salud satisfactorio y consigan
sus metas de desarrollo social.
El impacto de la salud de los trabajadores sobre su calidad de vida, la de su
familia y de la comunidad, constituye éticamente el valor principal y la
justificación social más trascendente para el desarrollo de las estrategias de
cobertura que posibiliten la promoción y protección de ella.
Desde el punto de vista económico, la salud de los trabajadores adquiere
especial relevancia en el marco del progreso y desarrollo de la sociedad que
integran.
La buena salud del trabajador influye directamente en la capacidad de
producción individual y nacional. Dado el hecho de que más de la mitad de los
habitantes de los países dependen económicamente en forma directa de la
población trabajadora, un deterioro en la salud de estos daña también el
bienestar familiar.
Otro aspecto a considerar es el impacto que sobre las economías nacionales
tienen las secuelas de invalidez adquiridas por causa del trabajo, ya que estas
personas deben recibir asistencia médica y financiera de los estados, con lo
cual se originan gastos en asistencia curativa, de rehabilitación e
indemnizaciones generalmente cuantiosos que incrementan el costo del
sistema de seguridad social.
Todas estas razones sustentan otra que tal vez resulta la más significativa
desde el punto de vista sanitario, es decir el sufrimiento humano que debe y
puede disminuirse previniendo los daños a la salud potencialmente originados
por el trabajo y utilizando el principio de equidad para asegurar no solo
prestaciones curativas asistenciales iguales para los trabajadores que para
otros grupos sino además acciones preventivas del mismo alcance.

3
Por lo antes expresado el trabajo es un determinante a jerarquizar en relación
a la salud de la población trabajadora.
Las alteraciones en la salud relacionadas con el trabajo pueden agruparse en
las siguientes categorías:

ƒ Accidente de trabajo:
En términos científicos y con el objetivo de la prevención se entiende como
accidente de trabajo a la ruptura en el equilibrio necesario entre el hombre y
sus condiciones de trabajo.
Es un evento no planeado, dado en la relación compleja del individuo y su
ambiente de actividad productiva que da como resultado un deterioro de esa
relación.
Representa un daño y un sufrimiento para el trabajador y daños para el
proceso productivo (pérdidas de tiempo y productividad, rotura de equipos,
pérdida de materiales, etc).
Un accidente de trabajo es siempre el resultado de la interacción de múltiples
factores entre los que se destacan los propios del medio ambiente de trabajo
(condiciones físicas ambientales de trabajo, equipos de trabajo, organización
de trabajo, ritmos de trabajo, relaciones de trabajo, etc.) y los del individuo
(características antropológicas, carga, fatiga, calificación, nutrición, estado de
salud, etc.).
El subregistro de accidentes de trabajo es un hecho sumamente grave, entre
las razones que explican este fenómeno encontramos desde trabajadores que
muchas veces prefieren no denunciarlos por temor al despido o para continuar
percibiendo la totalidad de su salario o porque no identifican el hecho como
accidente de trabajo (Ej.: heridas punzantes en el personal sanitario) o porque
los trámites para formalizar tal denuncia implican procedimientos burocráticos
de alta complejidad, hasta empleadores que evaden su responsabilidad
(trabajo tercerizado o informal) o eludiendo el pago de primas más costosas por
su siniestralidad.

4
ƒ Enfermedades Profesionales:

Las enfermedades profesionales, desde una concepción medico legal, se


definen como cualquier condición anatomopatológica debida a la acción
específica de las condiciones de trabajo y medio ambiente laboral, es decir son
aquellas causadas directa y exclusivamente por un agente de riesgo propio del
medio ambiente de trabajo.
Tienen consecuencias directas sobre el expuesto causando alteraciones
reversibles, irreversibles (incapacidad) o muerte y algunas veces repercusiones
sobre sus descendientes.

Ejemplos de ellas pueden observarse en la tabla adjunta.

Agente Exposición Patología


Tolueno - Xileno Lab análisis químico y Dermatitis, transt..
Anatomía Patológica gastrointestinal, Daño
Orgánico Cerebral Crónico
Derivados halogenados de Anestesia quirúrgica Agudas: Neurológicas,
hidrocarburos alifáticos: Di- cutaneomucosas,
triclorometano, hepatorrenales,
Tribromometano, Di - cardiorrespiratorios. Sme
tricloroetano, Di-tricloroetileno, coleriforme afebril.
dicloropropano, cloropropileno Crónicas : dermatitis,
clorobutadieno conjuntivitis, Daño cerebral
orgánico crónico
Acrilatos prótesis dentales, Rinitis, dermatitis, alteración
ortopédicas respiratoria crónica
Formol Desinfectante. Fijador Ulcera cutánea, dermatitis,
de tejidos rinitis, asma. Cáncer
Radiación ionizante Productos radioactivos, Anemia, conjuntivitis,
Rayos X queratitis, cataratas,
radiodermitis, necrosis ósea,
leucemia, Ca broncopulmonar,
Ca cutáneo, sarcoma óseo,
alt. reproductivas
Radiación ultravioleta Lab Bacteriológicos Queratitis crónica,
fotosensibilización, Ca de piel
Rayo Láser Microcirugía Queratitis, conjuntivitis,
dermatitis
Oxido de etileno Esterilización Dermatitis, polineuritis,
abortos, alt reproductora
Brucella Lab. microbiologico, Brucelosis
prep de vacunas y ag.

5
Virus Hep A trab.. serv. Pediatría Hepatitis A
Virus Hep B y C servicios de salud Hepatitis B y C
Micobacterium TBC Trabajadores de la TBC
salud
Arbovirus, avenovirus virus Equipo de salud Fiebre Hemorrágica
Junin
Citomegalovirus Equipo de salud Hepatitis, sme Guillan Barre,
Meningoencefalitis,
miocarditis, anemia hemolitica
VIH Equipo de salud SIDA
Herpes simple Equipo de salud Herpes cutáneo

Esta concepción de enfermedad profesional, de corte medico legal, en la que el


criterio para definir una patología como profesional se basa en la presencia en
el medio ambiente de trabajo de un agente de riesgo reconocido
científicamente como tal, condiciones de exposición determinadas por las
características de la actividad desarrollada y entidad nosológica definida,
unidos por una relación de causalidad basada en criterios anatomoclínicos y
epidemiológicos que demuestren mayor incidencia en la población expuesta
que en la población general, confronta con el criterio legislativo de listas
cerradas que hacen que lo que en un país resulta enfermedad profesional no lo
sea para otro.
El reconocimiento de ellas es lento, costoso y conflictivo, especialmente en el
caso de nuevas materias primas, procesos o productos. El subregistro es
todavía más grave que en los accidentes de trabajo.
Entre las razones que explican el limitado conocimiento y denuncia de las
enfermedades profesionales podemos citar:
a) su naturaleza insidiosa que dificulta su identificación y detección precoz,
b) la falta de especificidad en la semiología de algunas de ellas que las
confunde con otras enfermedades no profesionales,
c) tal vez la principal razón, radique en la escasa preparación que el personal
de salud tiene sobre la etiopatogenia y diagnóstico de las enfermedades
profesionales.

6
ƒ Enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo:

Un comité de expertos de la OMS recomendó que además de las


enfermedades profesionales reconocidas se introdujera el término
"enfermedad relacionada con el trabajo", para aquellas enfermedades en las
cuales las condiciones y medio ambiente de trabajo influyen
considerablemente.
Se constituye así un grupo muy amplio de enfermedades que si bien no
reconocen como único agente causal al trabajo, pueden verse
desencadenadas, agravadas o aceleradas por factores de riesgo presentes en
el medio ambiente de trabajo.
Para ilustrar al lector citaremos algunos ejemplos:
Enfermedades cardiovasculares: La hipertensión arterial y la enfermedad
coronaria son dos ejemplos de enfermedades de alta incidencia en la
población que pueden desencadenarse, agravarse o acelerar su evolución en
condiciones de trabajo que expongan al individuo a situaciones de estrés
térmico, sobrecarga física, turnos rotativos o estrés mental por sobrecarga
psíquica de trabajo.
Enfermedades músculo-esqueléticas: Los dolores de la región lumbar, de los
hombros o de la nuca se ven con mucha más frecuencia entre trabajadores
cuyas condiciones de trabajo les exigen una sobrecarga mayor a dichos
segmentos corporales ej.: choferes, enfermeros, y toda otra actividad que
implique trabajo manual pesado, posturas incómodas o estáticas por períodos
de tiempo prolongado inclinaciones o torsiones frecuentes y el deficiente
diseño ergonómico de los lugares de trabajo.
Enfermedades psicosomáticas: Las inadecuadas condiciones y medio
ambiente de trabajo se relacionan en forma directa, aunque no monocausal,
con la aparición de enfermedades como el consumo y dependencia de alcohol,
tabaco o drogas de abuso y afectan a trabajadores expuestos a situaciones de
alto estrés ya sea por sobrecarga física o psíquica, migración, ansiedad o
temor.
El trabajo en turnos rotativos se vincula a la presencia de úlceras,
perturbaciones del sueño, apetito y trastornos gastrointestinales.

7
Envejecimiento precoz, alteraciones de la reproducción y cáncer: Son otros de
los problemas de salud que sabemos se desencadenan, aceleran o agravan
por las condiciones de trabajo.
Mas allá de estas consideraciones el modelo explicativo del daño de origen
profesional es insuficiente como bien desarrollaron en el trabajo presentado
en el 3º Encuentro de salud colectiva del Cono sur, Ana Tosi y Jorge Kohen ,
la existencia en el modelo dominante de “ ...una noción restringida y negativa
de la salud, con tendencia a relacionar las enfermedades profesionales con
los riesgos del ambiente físico y, finalmente, la inclinación a vincular a cada
accidente o enfermedad profesional con un determinado factor de riesgo y a
un análisis de tipo monocuasal en cuanto a la génesis de los eventos
dañosos.” 2

El simple análisis de estos ejemplos demuestra la dimensión de la problemática


de la salud relacionada con el trabajo.
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) considera al lugar de trabajo
como un área central y prioritaria para la promoción de la salud en el siglo XXI.
Al decir de la OPS “la salud en el trabajo y los ambientes de trabajo saludables
se cuentan entre los bienes más preciados de personas, comunidades y
países. Un ambiente de trabajo saludable es esencial, no sólo para lograr la
salud de los trabajadores, sino también para hacer un aporte positivo a la
productividad, la motivación laboral, el espíritu de trabajo, la satisfacción en el
trabajo y la calidad de vida general.” 3

2
Carlos Bonantini , Jorge A. Kohen , Ana Tosi, Iris Valles , et al .Análisis cualicuantitativo de los
accidentes de trabajo. Epidemiología, determinantes y prevención. Centro Interdisciplinario de
es tu dios e investigaciones labora les (CIDEIL). Universidad Nacional de Rosario .3º Encuentro
de Salud Colectiva del Cono Sur Montevideo.1995.
3
Estrategia para el fortalecimiento de la promoción de la salud en los lugares de trabajo en
América Latina y el Caribe .Organización Panamericana de la Salud. OPS .Marzo de 2000

8
Riesgos para la salud de los trabajadores del sector salud

El espacio de trabajo en el sector de la salud no escapa a las consideraciones


antes presentadas. Introducir la salud de los trabajadores del sector salud en
las políticas de gestión del sector resulta ser prioritaria, sobretodo si
concebimos la necesidad de una reformulación del sector.
De acuerdo a la opinión de Jaime Breilh se “han acumulado muchos estudios
que demuestran la existencia de procesos destructivos que, de modo abierto o
encubierto, deterioran a los profesionales de distinto tipo y trabajadores de la
salud que laboran en unidades hospitalarias4”
El análisis de las condiciones de trabajo en los servicios de salud es
técnicamente complejo y en general poco considerado en las políticas de
gestión de los servicios.
La siguiente clasificación identifica factores de riesgos presentes en los
diferentes procesos laborales existentes en los servicios a la salud.
Es también posible identificar factores protectores para la salud laboral que
integran los también llamados procesos saludables. A modo de ejemplo
señalamos como parte de estos procesos, el sentido de pertenecía y la
jerarquización del rol por lo social.5 6

Grupo I. Factores vinculados al Microclima.


Existen áreas, particularmente en plantas físicas de sanatorios y/u Hospitales
en que estos aspectos cobran gran peso como determinantes de disconfort en
el personal del área. En particular hacemos referencia a la sobrecarga térmica
(exposición a calor) a la que esta muchas veces sometido el personal de los
Lavaderos, Cocinas y Centros de Materiales. Esta carga de calor está
básicamente determinada por la existencia de fuentes de calor (hornallas,
hornos, secadoras, autoclaves, etc.) en un microclima de elevada tensión de
vapor ambiental. La situación de sobrecarga térmica por calor húmedo resulta

4
Jaime Breilh .Nuevos conceptos y técnicas de investigación. Guía pedagógica para un taller
de metodología. Centro de estudios y asesoría en salud (CEAS) Quito. Ecuador .1995
5
Fernando Tomasina. La salud de los trabajadores de la salud. Revista de Salud Publica. Año
2 /Nª 3.Uruguay.
6
Gestal Otero J. Riesgos del Trabajo del Personal Sanitario.2ª ed. Madrid: Interamericana-Mc
Graw-Hill, 1993: 539 p.

9
ser de difícil manejo, en particular por encontrase bloqueado uno de los
mecanismo fisiológicos de disipación del calor interno como es el de la
evaporación del sudor.
Es necesario mejora los mecanismos de extracción del vapor sobre las fuentes
así como lograr la inyección de aire fresco al ambiente.

Grupo II. Factores que clásicamente se definen como contaminantes.


Son aquellos factores de riesgo propios de los procesos particulares de trabajo,
que por su naturaleza son factores de riesgos físicos, químicos y biológicos.
Se destacan dentro de los factores de riesgo físicos, la exposición a
radiaciones ionizantes. El personal de salud más expuesto corresponde a los
servicios de: radiología, radioterapia y medicina nuclear. Más allá del riesgo del
accidente de exposición aguda, los efectos biológicos producto de la exposición
crónica son los que deberíamos tener presente al momento de jerarquizar las
acciones preventivas a tomar.
Con relación a esto último el efecto más estudiado es el daño al patrimonio
genético. Se destaca la relatividad del uso de los umbrales de seguridad para
la exposición crónica, ya que los efectos mutagénicos y o cancerígenos son
estocásticos o probabilísticos.7 Es decir a mayor exposición mayor probabilidad
de daño, no existiendo en forma teórica, por tanto, un límite de seguridad. A
pesar de este último comentario en forma práctica se utilizan límites de
exposición para radiaciones ionizantes que son de utilidad en los programas de
radioprotección y plantean límites de riesgos convencionalmente aceptado para
los trabajadores expuestos.
Por la trascendencia y magnitud del riesgo de las radiaciones ionizantes se
hace necesario instrumentar para el personal de estas áreas un sistema de
vigilancia epidemiológica sobre los individuos y el ambiente, con evaluación
dosimétrica personal y ambiental.
Dentro de los factores químicos de riesgo ocupacional destacamos la
exposición a citostáticos, gases anestésicos, oxido de etileno y diferentes
antisépticos y /o desinfectantes.

7
Condiciones de Trabajo en los Hospitales .Guía descriptiva de los principales
riesgos. Documentos Técnicos. 47/88. Carmen de León Morgado. Instituto
Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. España

10
Con relación a los citostáticos el mayor riesgo está vinculado a la preparación
y/o administración de los mismos. Destacando como vías de ingreso la
respiratoria por la formación de aerosoles durante la preparación y la vía
dérmica por contacto directo. El riesgo descrito en el personal es mutagénico
cancerígeno.
Las acciones sobre el ambiente son las que hay que priorizar en particular en la
preparación de la medicación. Los procedimientos de preparación de
medicación citostática vía parenteral deberán realizarse en cabinas de flujo
laminar vertical (clase II, tipo B).Como medidas transitorias se deberá destinar
un área exclusiva para la preparación de los citostáticos, bien ventilada y el
personal haciendo uso de mascarilla, protectores oculares, doble par de
guantes desechables de látex, así como batas con mangas de puño cerrados.
La supervisión del personal en cuanto al grado de cumplimiento de las medidas
de seguridad así como el control de salud del personal expuesto resulta ser
relevante.
De por sí el block quirúrgico es un lugar de trabajo contaminado por gases y
vapores anestésicos tanto por salida de gases excedentes del circuito
anestésico y de respirador mecánico por escape de circuito. Han sido
descriptos en lo expuesto daños hepáticos, abortos y malformaciones. La
incorporación tecnológica, tanto en fármacos como en equipos, así como
mantener buenos niveles de ventilación son las acciones correctivas más
eficaces para el control ambiental en los quirófanos.
En cuanto al óxido de etileno resulta ser un riesgo para el personal de Centro
de Materiales que esterilizan con cámaras de dicho gas. Están descriptos
efectos agudos (irritante cutáneo-mucoso) y efectos crónicos en la esfera
neurológica reproductiva y probable acción cancerígena.8 9.
Con relación a los diferentes antisépticos y desinfectantes es de destacar la
importancia que los mismos tienen en la génesis de dermatosis profesional.

8
Condiciones de Trabajo en los Hospitales .Guía descriptiva de los principales
riesgos. Documentos Técnicos. 47/88. Carmen de León Morgado. Instituto
Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. España
9
Riesgos profesionales en la utilización de oxido de etileno en los procesos
de esterilización en Hospitales. José Diego Caballero Klink. Salud y Trabajo.
Revista del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. N°
82.1990/6.España.

11
El formaldehído es un contaminante habitual en los laboratorios, en particular
de anatomía patológica, con efectos irritante y alergizante para el personal
expuesto. En los mismos están descritos eccema de contacto y asma. El
formaldehído es considerado como un probable cancerigeno humano. Las
medidas tendientes a controlar las emisiones de los vapores así como la
aspiración localizada sobre las fuentes son las medidas recomendadas para el
control de la exposición.
Dentro de los riegos biológicos destacamos el problema de la Hepatitis B y C y
HIV. Tienen en común como formas de transmisión la parenteral y o exposición
en mucosas de origen accidental. Siendo estimado el riesgo de transmisión
muy superior para la Hepatitis B que en el caso de HIV.10 El mecanismo más
frecuente es la exposición accidental parenteral, siendo la maniobra de
encapuchar la aguja, una causa muy habitual de accidente.11 La vacunación del
personal expuesto es la acción preventiva más eficaz, en el caso particular de
la Hepatitis B, conjuntamente con todas aquellas medidas para el descarte
seguro de materiales corto-punzantes y de las diferentes muestras biológicas.

Grupo III. Procesos peligrosos vinculados a la fatiga física


Los factores de riesgo vinculados a la carga física, tanto estática como
dinámica, son relevantes dentro del personal auxiliar de servicios y de
enfermería de los diferentes servicios de salud. Siendo determinado por el
levantamiento de pesos en posiciones incómodas, por ejemplo movilización de
pacientes y posturas de pie prolongadas entre otros aspectos. Esto último es
explicativo de la elevada frecuencia de trastornos ósteo - articulares y
musculares, en particular de la columna vertebral, en el personal sanitario. El
dolor bajo de espalda es causa frecuente de molestia y ausentismo entre el
personal auxiliar y de enfermería.
Por tal motivo resulta necesario instrumentar programas de protección e
higiene de la columna vertebral dentro del personal de los centros
asistenciales.

10
www.cdc.gov/ncidod/dhqp/pdf/bbp/Exp_to_Blood.pdf
11
Tomasina, Fernando , Gómez Etchebarne, Fernando .Accidentes laborales en el
Hospital de Clínicas Rev Med Uruguay ( 2001); 17: 156-160

12
Son frecuentes también las lesiones de tipo tenosinovitis, en miembros
superiores, en particular en trabajadores de áreas de apoyo y o producción con
importante actividad manual repetitiva. Este tipo de patología es denominada
como lesiones a esfuerzo repetitivo o disturbios osteo - mio - articulares por
sobre uso, expresan en definitiva una mala organización de las tareas.

Grupo IV. Factores de riesgos vinculados a la organización del trabajo y los


tiempos de descanso.

Los factores propios de la organización del trabajo se los vincula


estrechamente con aspectos que hacen a la satisfacción del trabajador, así
como en la identificación como ser social. El hombre, por tanto, tiene
necesidades de ser satisfechas por el trabajo que cuando el mismo no lo es,
entra en conflicto, siendo la misma causa potencial de carga mental, estrés
entre otros aspectos. 12
Haremos mención algunos de estos factores que son del área psico-social y en
gran medida condicionante de estrés dentro del personal sanitario. Tiempo de
trabajo, turnos, tiempos de descanso, el contenido del trabajo, la remuneración
entre otros componentes.
El trabajo a turno así como el trabajo nocturno son frecuentes e importante
factor de riesgo psico-somático al romper, este modelo de organización, con los
ciclos biológicos y sociales del trabajador. Siendo una importante causa de
fatiga y desgaste psíquico.
El contenido propio del trabajo (vida-muerte) así como el multiempleo son
importantes estresantes para el trabajador de la salud.
Últimamente se ha destacado la presencia del llamado Síndrome de Burnout
entre el personal sanitario. Maslasch y Jackson (1986) definieron al síndrome
de burnout como un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y
bajos sentimientos de realización personal, que se observa básicamente entre
trabajadores cuyo objetivo de trabajo son las personas. Desde las corrientes

12
Valoración de la carga mental en el Servicio de Urgencias de un Hospital. Clotilde Nogareda
Cuixart, Silvia Nogareda Cuixart. Revista del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el
Trabajo. N° 82.1990/6. España.

13
cognitivas se interpreta la generación del síndrome como una respuesta al
estrés laboral resultado del fallo percibido de las estrategias empleadas.13

Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (CyMAT) en el sector salud:

Las condiciones y medioambiente de trabajo (CYMAT) son el nexo vincular


entre el proceso de salud – enfermedad en relación al trabajo. El término de
CYMAT puede ser entendido como un complejo sistema de variables laborales
que interactúan con el trabajador
Podríamos definir el concepto de condiciones y medio ambiente de trabajo,
como el conjunto de propiedades que caracterizan la situación de trabajo,
influyen en la prestación del mismo y pueden afectar la salud del trabajador.
Las CyMAT14, no pueden analizarse como fenómenos aislados, desconectados
entre si y sin relación con el resto de la vida del trabajador.
Para los trabajadores, las condiciones y el medio ambiente de trabajo forman
un todo. El trabajador percibe y vive su situación de trabajo como la
convergencia y el cúmulo de toda una serie de factores que son distinguibles
entre si, pero de los que hace un balance único.
Estos diversos factores constituyen un sistema complejo dado que existen
interacciones entre ellos y el efecto global de todos los elementos puede ser
superior a la suma de esos elementos constitutivos.
15
Siguiendo a Neffa , podemos afirmar que el proceso de trabajo determina los
diversos factores de las CyMAT y es posible agruparlos como se muestra en el
siguiente cuadro

13
Incidencia del Estrés y del Síndrome de Burnout en los servicios de enfermería en cuidados
intensivos. Jose Luis Ortega Bayón. Psicología del Trabajo. Ediciones Pirámide S.A. 1998.
España.
14
Introducción a las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo. O.I.T. Ginebra 1987
15
Neffa, Julio Cesar; Escobar, Nora; Vera Pinto, Víctor: Riesgos del Medio ambiente Físico de
Trabajo. Asoc. Trabajo y Sociedad. PIETTE. CONICET. Argentina 1997

14
Factores que componen las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo
(CyMAT)
Según Neffa, Julio Cesar

1.- El esfuerzo físico, psíquico y mental que la tarea impone a los trabajadores

2.- El Medio ambiente donde se desenvuelve el trabajo, cuyos principales


riesgos para la salud clásicamente se clasifican en:
2.1 Físicos (ruido, temperatura, iluminación, vibraciones, humedad,
radiaciones, presión atmosférica).
2.2 Químicos ( Polvos, líquidos, vapores y gases tóxicos)
2.3 Biológicos (virus, bacterias, hongos, parásitos, insectos, roedores,
etc.)
2.4 Tecnológicos y de Seguridad (máquinas, herramientas, riesgo
eléctrico, riesgo de incendio, limpieza, características constructivas
de edificios y locales, violencia)

3.- Las condiciones de trabajo, que incluyen:


3.1 La organización, grado de división, contenido y significación del
trabajo.
3.2 La duración y configuración del tiempo de trabajo
3.3 Los sistemas y niveles de remuneración
3.4 El diseño de instalaciones, útiles y medios de trabajo
3.5 La transferencia de innovaciones tecnológicas y organizacionales
3.6 El modo de gestión de la fuerza de trabajo, incluyendo la evaluación
de desempeño y carrera profesional.
3.7 Los servicios para bienestar de los trabajadores

Esta conceptualización de carácter general, aplicable para cualquier situación


de trabajo, adquiere dimensiones particulares en el análisis del trabajo en el
sector salud.

15
ƒ El contexto donde se inserta la organización productiva a estudiar, en
este caso el Hospital o el centro de salud. es muchas veces
determinante o condicionante de la lógica en que se da el proceso
laboral.16
ƒ · Las características sociales y culturales del grupo de trabajadores del
centro en estudio.: El grupo de trabajadores del sector salud es en
general heterogéneo.
ƒ Las políticas nacionales económicas y de trabajo, su repercusión en el
Sector Salud, tanto en lo público como en lo privado: Se observa una
creciente mercantilización del sector, aumento de la tercerización de
actividades, acompañado en general por la precarización de las
condiciones de trabajo y de la polivalencia en las funciones tanto en los
subsectores públicos como privados.
ƒ Costo creciente en la atención a la salud
ƒ Espacios de inequidad e ineficiencia.
ƒ Situación de inestabilidad de las instituciones prestatarias, tanto pública
como privada, que repercute en los trabajadores de la salud y en la
población usuaria.
ƒ En cuanto al proceso de trabajo específico, se destaca la incorporación
permanente de: nuevas tecnologías, nuevos procedimientos
terapéuticos y o de diagnóstico, con nuevos fármacos, nuevas
sustancias químicas y agentes físicos, en la que en general aun no se
conocen los efectos a largo plazo en la salud de los trabajadores
expuestos en forma permanente.
ƒ Es frecuente el multiempleo, acompañado de diversidad de tareas que
condicionan una multiplicidad de exposición a diferentes riesgos
laborales.17 18
Es además un hecho frecuente la carencia de recursos

16
Jaime Breilh .Nuevos conceptos y técnicas de investigación. Guía pedagógica para un taller
de metodología.. Centro de estudios y asesoría en salud
(CEAS) Quito. Ecuador .1995
17
Condiciones de Trabajo en los Hospitales .Guía descriptiva de los principales
riesgos. Documentos Técnicos. 47/88. Carmen de León Morgado. Instituto
Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. España
18
Gestal Otero J. Riesgos del Trabajo del Personal Sanitario.2ª ed. Madrid: Interamericana-Mc
Graw-Hill, 1993: 539 p.

16
humanos, materiales como financieros que repercuten sobre la
organización del trabajo, en última instancia generando una sobrecarga
laboral sobre el personal de salud e insatisfacción en el usuario en
cuanto a la calidad brindada.

La Gestión de la salud y la seguridad en el trabajo. Estrategias e


intervenciones

Se da la contradicción de que servicios encargados de brindar prestaciones de


salud a la comunidad son a su vez generadores de malestar, estrés, lesión y
muerte para los trabajadores del propio servicio.
No es aceptable perder la salud en el mismo lugar donde se gana el sustento.
En este entorno está más que justificada la necesidad de incorporar las
acciones en salud ocupacional a la gestión en los servicios de salud.
No obstante pueden citarse otras:
A) En momentos en que la calidad forma parte de los paradigmas de las
Organizaciones, del cual no escapan los servicios de salud, sólo con
condiciones y medio ambiente de trabajo saludables se puede alcanzar el
objetivo de servicios de calidad para el usuario.
B) Las acciones tendientes a promover y proteger la salud de los trabajadores.
de los servicios de salud, favorecen recursos humanos creativos y por tanto
productivos en sus tareas. La eficiencia se construye necesariamente a través
de la promoción de la salud del colectivo de trabajadores en toda su integridad
(bio-psico-social)
C) Las malas condiciones de trabajo están asociadas en general de
ausentismo elevado, siendo un grave problema para la Administración.
D) La accidentalidad es un hecho frecuente en los servicios de salud, siendo el
accidente con lesión corto-punzante, el más frecuente. La potencialidad de la
gravedad en cuanto al riesgo biológico de transmisión, hepatitis B, C o
eventualmente H.I.V., obliga al planteo de las medidas de prevención
tendientes a mejorar la seguridad.
F) Se justifica el desarrollo de sistemas de vigilancia epidemiológica y
ambiental que evalúen tanto las condiciones específicas de la tarea como la
salud del personal.

17
G) Es necesario crear ámbitos de participación de los diferentes actores
involucrados, en particular de los trabajadores, que generen un espacio dentro
de las organizaciones de evaluación y de propuesta para la mejora de las
condiciones de trabajo.19
Con ese marco, la gestión de la salud y la seguridad en el trabajo debería
contar al menos con los siguientes componentes:
ƒ Una política institucional en materia de salud y seguridad en el trabajo
dirigida a promover y proteger la salud de los trabajadores.
ƒ Servicios de salud y seguridad en el trabajo
ƒ Participación de los trabajadores a través de delegados de prevención y
comités mixtos
ƒ Un sistema de gestión de la salud y la seguridad

Política Institucional en Salud y Seguridad en el trabajo:

Puede vincularse el término política como un consenso sobre las ideas que
constituyen el fundamento de la acción. Determina las pautas establecidas
para respaldar los esfuerzos con el fin de lograr los objetivos propuestos y guía
la toma de decisiones. Se constituyen en los marcos generales dentro de los
cuales se desarrolla la actividad diaria y futura.
Conforme lo establecen las directrices de OIT en materia de gestión de la salud
y la seguridad
“…3.1.1. El empleador, en consulta con los trabajadores y sus representantes,
debería exponer por escrito la política en materia de SST, que debería:
a) ser específica para la organización y apropiada a su tamaño y a la
naturaleza de sus actividades;
b) ser concisa, estar redactada con claridad, estar fechada y hacerse efectiva
mediante la firma o endoso del empleador o de la persona de mayor rango con
responsabilidad en la organización;

19
Fernando Tomasina. La salud de los trabajadores de la salud. La Práctica multidisciplinaria
en la organización del trabajo II. Editorial Piscolibros. Facultad de Psicología. Montevideo.
(2003)

18
c) ser difundida y fácilmente accesible a todas las personas en el lugar de
trabajo;
d) ser revisada para que siga siendo adecuada, y
e) ponerse a disposición de las partes interesadas externas, según
corresponda.

3.1.2. La política en materia de SST debería incluir, como mínimo, los


siguientes principios y objetivos fundamentales respecto de los cuales la
organización expresa su compromiso:
a) la protección de la seguridad y salud de todos los miembros de la
organización mediante la prevención de las lesiones, dolencias, enfermedades
e incidentes relacionados con el trabajo;
b) el cumplimiento de los requisitos legales pertinentes en materia de SST, de
los programas voluntarios, de la negociación colectiva en SST y de otras
prescripciones que suscriba la organización;
c) la garantía de que los trabajadores y sus representantes son consultados y
alentados a participar activamente en todos los elementos del sistema de
gestión de la SST;
d) la mejora continua del desempeño del sistema de gestión de la SST…”20

Los Servicios de Salud y Seguridad en el Trabajo y la Participación de los


Trabajadores

Estos dos ejes centrales en las políticas de salud en el trabajo son definidos en
los convenios colectivos de la OIT 161 y 155, los mismos junto con las
recomendaciones 171 y 164 plantean un modelo para el desarrollo de las
21
acciones en salud ocupacional. . Dada su estrecha interacción se plantean
aquí conjuntamente

20
Directrices relativas a los sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo
ILO-OSH 2001. www.ilo.org/public/libdoc/ilo/2001/101B09_287_span.pdf
21
Convenios Internacionales O.I.T. (155-161)1981 -1985

19
El convenio internacional 161 de la OIT. Referido a los Servicios de salud y
seguridad en le trabajo sostiene

“…La expresión servicios de salud en el trabajo designa unos servicios


investidos de funciones esencialmente preventivas y encargados de asesorar al
empleador, a los trabajadores y a sus representantes en la empresa acerca de:

• Un medio ambiente de trabajo seguro y sano que favorezca una salud


física y mental óptima en relación con el trabajo;
• La adaptación del trabajo a las capacidades de los trabajadores, habida
cuenta de su estado de salud física y mental.
• Asesoramiento sobre la planificación y la organización del trabajo.
• Participación en el desarrollo de programas para el mejoramiento de las
prácticas de trabajo.
• Asesoramiento en materia de salud, de seguridad y de higiene en el
trabajo y de ergonomía.
• Vigilancia de la salud de los trabajadores en relación con el trabajo.
• Identificación y evaluación de los riesgos
• Vigilancia de los factores del medio ambiente de trabajo
• Fomento de la adaptación del trabajo a los trabajadores.
• Asistencia en pro de la adopción de medidas de rehabilitación
profesional.
• Colaboración en la difusión de informaciones, en la formación y
educación en materia de salud e higiene en el trabajo y de ergonomía;
• Organización de los primeros auxilios y de la atención de urgencia;
• Participación en el análisis de los accidentes del trabajo y de las
enfermedades profesionales.

El concepto de vigilancia del ambiente de trabajo y de la salud de los


trabajadores puede ser entendido como lo definen el informe sobre
directrices relativas a sistemas de gestión de la salud y la seguridad en el
trabajo y la recomendación 171 de OIT:

20
Vigilancia del medio ambiente del trabajo: “Es un término genérico que
comprende la identificación y evaluación de los factores medioambientales
que pueden afectar la salud de los trabajadores. Abarca la evaluación de las
condiciones sanitarias y la higiene en el trabajo, los factores de la
organización del trabajo que puedan presentar riesgos para la salud de los
trabajadores, el equipo de protección colectivo y personal, la exposición de
los trabajadores a los factores de riesgo y el control de los sistemas
concebidos para eliminarlos y reducirlos. Desde el punto de vista de la salud
de los trabajadores, la vigilancia del medio ambiente de trabajo se centra,
aunque no exclusivamente, en una serie de consideraciones básicas:
ergonomía, prevención de los accidentes y de las enfermedades, higiene
industrial, organización del trabajo y factores psicosociales presentes en el
lugar de trabajo”.22

La vigilancia del medio ambiente de trabajo debería comprender:


a) la identificación y evaluación de los factores del medio ambiente de trabajo
que puedan afectar a la salud de los trabajadores;
b) la evaluación de las condiciones de higiene de trabajo y de los factores de la
organización del trabajo que puedan engendrar riesgos para la salud de los
trabajadores;
c) la evaluación de los medios de protección colectiva e individual;
d) la evaluación, cuando sea apropiado, de la exposición de los trabajadores a
los agentes nocivos, mediante métodos de control válidos y generalmente
aceptados;
e) la verificación de los sistemas de control destinados a eliminar o reducir la
exposición.
2) Dicha vigilancia debería llevarse a cabo en relación con los demás servicios
técnicos de la empresa y con la cooperación de los trabajadores interesados y

22
Directrices relativas a los sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo ILO-
OSH
2001.Glosario.www.ilo.org/public/english/protection/safework/cops/spanish/download/s000013.
pdf

21
de sus representantes en la empresa o del comité de seguridad e higiene,
cuando existan

Vigilancia de la salud de los trabajadores: “Es un término genérico que abarca


procedimientos e investigaciones para evaluar la salud de los trabajadores con
vistas a detectar e identificar toda anomalía. Los resultados de esta vigilancia
deberían utilizarse para la protección y promoción individual y colectiva de la
salud en el lugar de trabajo, así como la salud de la población trabajadora
expuesta a riesgos. Los procedimientos de evaluación de la salud pueden
incluir, aunque no limitarse, a exámenes médicos, controles biológicos,
evaluaciones radiológicas, cuestionarios, o un análisis de los registros de
salud”23
1) La vigilancia de la salud de los trabajadores debería abarcar, en los casos y
según las condiciones que defina la autoridad competente, todas las
evaluaciones necesarias para proteger la salud de los trabajadores, que
puedan incluir:
a) una evaluación de la salud de los trabajadores antes de que se les asignen
tareas específicas que puedan entrañar un peligro para su salud o para la de
los demás;
b) evaluaciones de la salud a intervalos periódicos durante todo empleo que
implique una exposición a riesgos particulares para la salud;
c) una evaluación de la salud de los trabajadores que reanudan el trabajo tras
una ausencia prolongada por motivos de salud, con la finalidad de descubrir
sus eventuales orígenes profesionales, de recomendar una acción apropiada
para proteger a los trabajadores y de determinar la adaptabilidad de los
trabajadores a sus tareas y la necesidad de una reclasificación y de una
readaptación;
d) evaluaciones de la salud al terminar y después de terminar asignaciones a
puestos de trabajo que entrañen riesgos susceptibles de provocar perjuicios
ulteriores para su salud o de contribuir a tales perjuicios.

23
Directrices relativas a los sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo ILO-
OSH.2001.Glosario.www.ilo.org/public/english/protection/safework/cops/spanish/download/s00
0013.pdf

22
2) Deberían adoptarse disposiciones para proteger la intimidad de los
trabajadores y procurar que la vigilancia de su salud no sea utilizada con fines
discriminatorios ni de ninguna otra manera perjudicial para sus intereses

Convenio Internacional O.I.T. (155)

El convenio internacional 155 plantea la necesidad de formular una política


nacional en materia de seguridad y salud en el trabajo. La misma
necesariamente debe ser construida con la participación de los diferentes
actores, es decir en consulta con las organizaciones representativas de los
empleadores y los trabajadores.
La constitución de comisiones tripartitas y o paritarias de seguridad y salud en
el trabajo resultan ser instrumentos validos para el desarrollo de políticas en
salud ocupacional24
En su artículo 19 afirma que:
“…Deberán adoptarse disposiciones a nivel de empresa en virtud de las
cuales...
a) los trabajadores, al llevar a cabo su trabajo, cooperen al cumplimiento de las
obligaciones que incumben al empleador;
b) los representantes de los trabajadores en la empresa cooperen con el
empleador en el ámbito de la seguridad e higiene del trabajo;
c) los representantes de los trabajadores en la empresa reciban información
adecuada acerca de las medidas tomadas por el empleador para garantizar la
seguridad y la salud y puedan consultar a sus organizaciones representativas
acerca de esta información, a condición de no divulgar secretos comerciales;
d) los trabajadores y sus representantes en la empresa reciban una formación
apropiada en el ámbito de la seguridad e higiene del trabajo;
e) los trabajadores o sus representantes y, llegado el caso, sus organizaciones
representativas en la empresa estén habilitados, de conformidad con la
legislación y la práctica nacionales, para examinar todos los aspectos de la
seguridad y la salud relacionados con su trabajo, y sean consultados a este

24
Marco de promoción en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo. Informe
IV.Conferencia Internacional del Trabajo, 93.a reunión, 2005

23
respecto por el empleador; con tal objeto, y de común acuerdo, podrá recurrirse
a consejeros técnicos ajenos a la empresa;
f) el trabajador informará de inmediato a su superior jerárquico directo acerca
de cualquier situación de trabajo que a su juicio entrañe, por motivos
razonables, un peligro inminente y grave para su vida o su salud; mientras el
empleador no haya tomado medidas correctivas, si fuere necesario, no podrá
exigir de los trabajadores que reanuden una situación de trabajo en donde
exista con carácter continuo un peligro grave e inminente para su vida o su
salud.

La Recomendación OIT 164 respecto de la participación de los trabajadores en


la Gestión de la Salud y la seguridad en el trabajo expresa en su artículo 12:

“…1) Las medidas adoptadas para favorecer la cooperación a que hace


referencia al artículo 20 del Convenio deberían incluir, cuando resulte
apropiado y necesario, el nombramiento, conforme a la práctica nacional, de
delegados de seguridad de los trabajadores, de comités obreros de seguridad e
higiene o de comités paritarios de seguridad e higiene, o de estos dos últimos a
la vez. En los comités paritarios, los trabajadores deberían tener una
representación por lo menos igual a la de los empleadores.

2) Los delegados de seguridad de los trabajadores, los comités obreros de


seguridad e higiene y los comités paritarios de seguridad e higiene, o, cuando
sea apropiado, otros representantes de los trabajadores, deberían:
a) recibir información suficiente sobre las cuestiones de seguridad e
higiene, tener la posibilidad de examinar los factores que afectan a la
seguridad y a la salud de los trabajadores y ser alentados a proponer
medidas en este campo;
b) ser consultados cuando se prevean -- y antes de que se ejecuten --
nuevas medidas importantes de seguridad e higiene, y procurar por su
parte conseguir la adhesión de los trabajadores a tales medidas;
c) ser consultados cuando se prevean cambios en las operaciones y
procesos de trabajo y en el contenido o en la organización del trabajo

24
que puedan tener repercusiones en la seguridad o la salud de los
trabajadores;
d) estar protegidos contra el despido y otras medidas perjudiciales cuando
cumplan sus funciones en la esfera de la seguridad e higiene del trabajo
como representantes de los trabajadores o miembros de los comités de
seguridad e higiene;
e) tener posibilidad de contribuir al proceso de toma de decisiones al nivel
de la empresa en lo que concierne a las cuestiones de seguridad y de
salud;
f) tener acceso a cualquier parte de los lugares de trabajo y poder
comunicar con los trabajadores acerca de las cuestiones de salud y de
seguridad durante las horas de trabajo y en los lugares de trabajo;
g) tener la libertad de establecer contacto con los inspectores del trabajo;
h) tener posibilidad de contribuir a las negociaciones en la empresa sobre
cuestiones relativas a la salud y a la seguridad de los trabajadores;
i) disponer de un número razonable de horas de trabajo remuneradas para
ejercer sus funciones relativas a la salud y a la seguridad, y recibir la
formación pertinente;
j) recurrir a especialistas para asesorarlos sobre problemas de salud y de
seguridad particulares.”

Sistema de gestión de la salud y la seguridad

El efecto positivo resultante de la introducción de los sistemas de gestión de la


seguridad y la salud en el trabajo (SST) en el nivel de la organización, tanto
respecto a la reducción de los riesgos como a la productividad, es reconocido
por los gobiernos, los empleadores y los trabajadores.
La OIT ha establecido directrices sobre sistemas de gestión de la SST con un
enfoque tripartito.
Las recomendaciones prácticas de estas directrices se han establecido para
uso de los responsables de la gestión de la seguridad y la salud en el trabajo.
Dichas recomendaciones no tienen carácter obligatorio y no tienen por objeto

25
sustituir ni las leyes o reglamentos nacionales ni las normas vigentes. Su
aplicación no exige certificación.
El empleador tiene la obligación de rendir cuentas y el deber de organizar la
seguridad y salud en el trabajo. La puesta en práctica de ese sistema de
gestión de la SST ofrece un enfoque útil para cumplir este cometido.
La seguridad y la salud en el trabajo, incluyendo el cumplimiento de los
requerimientos de la SST conforme a las leyes y reglamentaciones nacionales,
son la responsabilidad y el deber del empleador.
El empleador debería mostrar un liderazgo y compromiso firme con respecto a
las actividades de SST en la organización.
El sistema de gestión de la SST según las directrices de OIT, incluye los
principales elementos de política, organización, planificación y aplicación,
evaluación y acción en pro de mejoras. El sistema de gestión de la SST
debería ser compatible con los otros sistemas de gestión de la organización o
estar integrado en los mismos.
Para mayor detalle se recomienda el análisis del documento Directrices sobre
sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo. ILO/OSH.2001

Código de ética para los profesionales de la salud ocupacional

El desempeño de los profesionales de la salud ocupacional resulta


determinante en la promoción y protección de la salud de los trabajadores. Son
complejas, y a veces contradictorias, las responsabilidades que le caben a los
profesionales de la salud y de la seguridad en el trabajo frente a los
trabajadores, los empleadores, el público, la salud pública y las autoridades
laborales. El desarrollo emergente del enfoque multidisciplinario de la salud
ocupacional, implica que especialistas de diferentes profesiones se involucren
en los servicios de salud ocupacional.
Es necesario que las acciones de estos profesionales se encuadren en una
serie de valores que aseguren el bienestar de los trabajadores a la vez que la
calidad de los servicios.

26
La Comisión Internacional de Salud Ocupacional (ICOH).elaboró en 1992 un
Código Internacional de Ética para los Profesionales de la Salud Ocupacional
que ha sido actualizado en 2002.25
Los siguientes tres párrafos resumen los principios éticos y los valores en los
que se basa
1. El propósito de la salud ocupacional es servir a la salud y el bienestar social
de los trabajadores en forma individual y colectiva. La práctica de la salud
ocupacional debe realizarse de acuerdo con los estándares profesionales más
altos y los principios éticos más rigurosos. Los profesionales de la salud
ocupacional deben contribuir además al mejoramiento de la salud pública y del
medio ambiente.
2. Los deberes de los profesionales de la salud ocupacional incluyen la
protección de la vida y la salud de los trabajadores, el respeto a la dignidad
humana y la promoción de los más elevados principios éticos en las políticas y
programas de salud ocupacional. También son partes de estas obligaciones la
integridad en la conducta profesional, la imparcialidad y la protección de la
confidencialidad de los datos sobre la salud y la privacidad de los trabajadores.
3. Los profesionales de la salud ocupacional son expertos que deben gozar de
plena independencia profesional en el ejercicio de sus funciones. Deben
adquirir y mantener la competencia necesaria para ejercer sus obligaciones, y
exigir las condiciones que les permitan llevar a cabo sus tareas, de acuerdo a
las buenas practicas y la ética profesional.
En las lecturas sugeridas se encuentra el texto completo del Código
Internacional de Ética para los Profesionales de la salud ocupacional-

25
www.icohweb.org/core_docs/code_ethics_spanish.pdf

27
Bibliografía:

Bonantini ,Carlos;. Kohen ; Jorge A. Tosi, Ana ; Valles , Iris et al . Análisis


cualicuantitativo de los accidentes de trabajo. Epidemiología, determinantes y
prevención. Centro Interdisciplinario de es tu dios e investigaciones labora les
(CIDEIL). Universidad Nacional de Rosario .3º Encuentro de Salud Colectiva
del Cono Sur Montevideo.1995.

Código internacional de ética para los profesionales de la salud ocupacional.


Comisión internacional de salud ocupacional / International Comission on
occupational health.
http://www.icohweb.org/core_docs/code_ethics_spanish.pdf

Condiciones de Trabajo en los Hospitales .Guía descriptiva de los principales


Riesgos. Documentos Técnicos. 47/88. Carmen de León Morgado. Instituto
Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. España

Directrices relativas a los sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el


trabajo ILO-OSH 2001
http://www.ilo.org/public/english/protection/safework/cops/spanish/download/s0
00013.pdf

Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo. Organización Internacional


del Trabajo (OIT).3° Ed. Español.
http://www.ilo.org/public/spanish/protection/safework/cis/products/encyclo/index
.htm.

Estrategia para el fortalecimiento de la promoción de la salud en los lugares de


trabajo en América Latina y el Caribe .Organización Panamericana de la Salud.
OPS .Marzo de 2000

Gestal Otero J. Riesgos del Trabajo del Personal Sanitario.


2ª ed. Madrid: Interamericana-Mc Graw-Hill, 1993: 539 p.

Introducción a las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo. Organización


Internacional del Trabajo (OIT). Ginebra 1987

Breilh J. Nuevos conceptos y técnicas de investigación. Guía pedagógica para


un taller de metodología.. Centro de estudios y asesoría en salud (CEAS)
Quito. Ecuador .1995

Neffa, Julio Cesar; Escobar, Nora; Vera Pinto, Víctor: Riesgos del Medio
ambiente Físico de Trabajo. Asoc. Trabajo y Sociedad. PIETTE. CONICET.
Argentina 1997

28
Nieto, Hector A.: Salud Laboral en Medicina en Salud Pública. V. Mazzáfero y
col. EUDEBA. Buenos Aires 1999.

Nieto, Héctor A y col.: Epidemiología de los Accidentes de Trabajo entre los


trabajadores sanitarios. Rev. Del Instituto de Higiene y Medicina Social de la
Fac. de Medicina UNBA. Vol. 3. N°3, set. 1999 pp20-31.

Organización Internacional del Trabajo: Global Estimates of Fatalities Caused


by Work Related Diseases and Occupational Accidents, 2002.
http://www.ilo.org/public/english/protection/safework/accidis/globest_2002/dis_w
orld.htm

Organización Internacional del Trabajo. Convenio 155

Organización Internacional del Trabajo. Convenio 161

Organización Internacional del Trabajo. Recomendación 164

Organización Internacional del Trabajo. Recomendación 171

Rodríguez, Carlos Aníbal. Herramientas en materia de Salud Laboral. Oficina


del Libro Internacional. Buenos Aires 1995.

Tomasina, Fernando. La salud de los trabajadores de la salud. La Práctica


multidisciplinaria en la organización del trabajo II. Editorial Piscolibros.
Facultad de Psicología. Montevideo. (2003)

Tomasina, Fernando ; Gómez Etchebarne, Fernando .Accidentes laborales en


el Hospital de Clínicas Rev Med Uruguay ( 2001); 17: 156-160

29