Вы находитесь на странице: 1из 14

ACCTION lRESOlLU'll'OmA 1í EXCEIPCTION DE CON'll'lRAro DE CUMlPUOO

lR~1ll0ImSalOmdad eentraetual. La mOl1'a il!llU sus dos aspectos: unilateral y bilateral; hípétesís
que pueden presentarse, Accióll1l de cunmlllfu1mfiil!llUto Y aeeíén resolutoria den eontrato, Conclu-
sienes,

Corte Suprema de Justicia extensión superficiaria dé 23 hectáreas y 4.201.80


Sala de Casación Civil metros cuadrados, cuyos linderos se indican.
2Q El precio estipulado fue la cantidad de
Bogotá, D. E., noviembre 29 de 1978. $ 4.391.268, que la sociedad compradora pagó a
satisfacción dentro de los plazos estipulados.
Magistrado ponente: doctor Ricardo Uribe-Hol- ,3Q La cláusula séptima de la escritura es del
guín. ' siguiente tenor: "Respecto de la calle diecisiete
, (17) en el sector comprendido entre el eje de la
Decídese el recurso, de casaeion interpuesto carrera sesenta y ocho D (68 D) Y el lindero con
por la parte demandada contra la sentencia de terrenos que son o fueron de Inversiones San
segundo grado pronunciada por el Tribunal Su- Pablo Limitada, por venta que de ellos le hizo
perior del Distrito Judicial de Bogotá en este Urbanizadora de Franco S. A., se hace el siguien-
proceso ordinario de "Urbanización Montevideo te convenio de obras: La totalidad de las obras
Limitada" contra Corporación de Acero "Cor- que en esta calle exige el Distrito Especial de
pacero", Marco y Eliécer Seedni & Compañía. Bogotá tales como colectores, alcantarillados, re-
des eléctricas, redes telefónicas, acueducto, re-
,1 cebo, pavimentación, etc., serán sufragadas por
Antecedentes partes iguales entre los contratantes, Al efecto,
cada una de las partes solicitará a la persona que
1. La primera sociedad nombrada demandó a bien tenga un presupuesto que deberá ser en-
a la segunda, por la vía ordinaria, para que se tregado dentro de los' cuarenta y cinco (45) días
declarara resuelto el contrato contenido en la siguientes a la firma de esta escritura de venta
Escritura número 4853, otorgada en la Notaría y que contendrá la estipulación de que el contra-
Quinta de Bogotá el 3 de septiembre de 1970, tista con garantía se obliga a entregar la totali-
por incumplimiento de la demandada, y se decre- dad de tales obras obteniendo paz ysalvo y fini-
taran las prestaciones mutuas correspondientes. quito de parte' del Distrito Especial de Bogotá.
Solicitó en subsidio condenación a indemnización Obtenidos los dos (2) presupuestos en la forma
compensatoria por el incumplimiento, o bien mo- dicha se escogerá el menos costoso y las obras
ratoria hasta el día del pago de la obligación in- se iniciarán a más tardar dentro de los treinta
cumplida. (30) días siguientes a la escogencia que se hará
dentro de los quince (15) días siguientes a la
2. Invocó la sociedad demandante, como cau- presentación de los presupuestos y deberán ade-
sa petendi, los hechos que en seguida se resumen, lantarse sin solución de continuidad a un ritmo
conservando su numeración: . acelerado. Para efectos del pago de la .cuota que
1Q Mediante la Escritura número 4853, atrás 'le corresponda la urbanización autoriza a Cor-
citada, Urbanización Montevideo transfirió a pacero para que deduzca estas sumas de los sal-
Corpacero, a título de venta, el dominio de un dos a su cargo ya que las obras se iniciarán, ade-
globo de terreno ubicado en la ciudad de Bogotá, lantarán y administrarán por Corpacero. El
en la urbanización del mismo nombre, con una saldo de las obras fuera de la calle diecisiete (17)
294 GACETA JUDICIAL Número 2399

que atañe al globo de terreno materia de este gación contraída por la cláusula séptima del
contrato serán de cuenta de Corpacero ya que la contrato, así como la inmediata iniciación de los
venta se hace en bruto". trabajos.
49 Con carta de fecha 7 de septiembre de 1970, 14. En nuevo Oficio, el número D. A. 0056
Urbanización Montevideo remitió a Corpacero un del 7 de febrero de 1976, el Distrito Especial se
presupuesto elaborado por el ingeniero Jorge Ve- dirigió a Cuéllar Serrano Gómez & Salazar Li-
landia y por Luis Alberto Perdomo -Inco- mitada, quienes venían encargándose de las obras
vial-, con lo cual aquella sociedad dio cumpli- de urbanización, para manifestarles que la. Se-
miento oportuno 'a la obligación contraída por cretaría de Obras Públicas no podría otorgar
la cláusula séptima del contrato. licencia de construcción en los lotes vendidos has-
59 Con esa carta, según queda expuesto, se ta tanto Urbanización Montevideo no hubiera
envió a Corpacero una copia del trabajo prepa- cumplido los requisitos necesarios.
rado por tales profesionales. 15. El incumplimiento de la sociedad deman-
69 Corpacero no presentó a Urbanización Mon- dada ha causado a la demandante ingentes per-
tevideo, dentro del plazo pactado al efecto, el juicios, consistentes en el receso de las ventas de
presupuesto que se había obligado a obtener. solares de la urbanización y en las numerosas
quejas que han dirigido los propietarios de los
79 Mediante carta fechada el 3 de diciembre solares vendidos, por la no ejecución de las obras.
de 1970, Corpacero pidió a Urbanización Monte-
video que ampliara hasta el 20 de febrero de 16. Ese incumplimiento ha sido continuo has-
1971 el plazo para la. presentación del presupues- ta la fecha actual.
to que le correspondía obtener. 17. Urbanización Montevideo ha tenido a dis-
89 En 'carta del 11 de diciembre de 1970, Ur- posición las sumas de dinero necesarias para su-
banización Montevideo accedió a conceder la am- fragar la mitad del valor de las obras, cuya in-
pliación solicitada por Corpacero. ejecución por el incumplimiento de Corpacero le
ha producido un lucro cesante que la sociedad
99 Esta sociedad, en nueva carta de fecha 19 actora estima en $ 20.000.00 mensuales.
de febrero de 1971, dirigida a Urbanización Mon-
tevideo, solicitó otro plazo adicional, de 60 días, 18. Además, Urbanización Montevideo ha su-
o sea hasta el 20 de abril de 1971, para la pre- frido el lucro cesante consistente en el receso de
sentación del presupuesto. las ventas correspondientes a seis solares, con
cabida total de 9.716.44 metros cuadrados, per-
10. Urbanización Montevideo contestó el 24 juicio que estima en $ 460.000.00 mensuales.
de febrero de 1971, negando la segunda amplia-
ción pedida por Corpacero, por varias razones. 19. Por la falta de ejecución de las obras, el
Distrito Especial de Bogotá puede hacer efectiva
11. A pesar de los sucesivos incumplimientos la garantía otorgada por Urbanización Montevi-
de Corpacero en presentar el presupuesto, Urba- deo para asegurar esa ejecución.
nización Montevideo continuó insistiendo para
que aquella sociedad prestara el concurso necesa- 20. La sociedad demandada es poseedora ins-
rio para la ejecución de la obra,' y con tal fin, crita del terreno vendido.
mediante carta de 22 de junio de 1971, le pidió . 3. Corpacero contestó este libelo manifestan-
que diera su autorización para presentar al Dis- do oponerse a todas las pretensiones deducidas
trito Especial de Bogotá, aunque sólo fuera a en él, tanto las principales como las subsidiarias.
título provisional, el presupuesto elaborado por En cuanto a los hechos, aceptó los trece pri-
Jorge Velandia y Luis Alberto Perdomo --In- meros, algunos con ciertas observaciones, y el
covial-. último, manifestando que no es cierto el 15 y que
12. Mediante carta de 24 de junio de 1971, no le constan los demás. .
Corpacero autorizó a Urbanización Montevideo Propuso finalmente estas excepciones: "Cum-
para presentar al Distrito, con carácter provi- plimiento de la parte compradora, aquí deman-
sional, el mencionado presupuesto. dada, de todos sus deberes, tanto los principales,
13. El 18 de agosto siguiente, la urbanización como los accesorios. Incumplimiento o falta de
se dirigió nuevamente por carta a Corpaeero, ma- cumplimiento pleno por parte de la vendedora
nifestándole que el Distrito Especial de Bogotá, de las obligaciones contenidas en la cláusula sép-
mediante Oficio número 0642 de la misma fecha, tima del contrato celebrado por Escritura 4853
reclamaba por la paralización de las obras, y exi- de 1970. Imposibilidad sobrevenida: ausencia de
giéndole nuevamente el cumplimiento de la obli- ejecución de las obras por caso de fuerza maro!'
Número 2'399 GACETA JUDICIAL 296

o fortuito. Carencia de derecho por parte de la c) Porque el valor tentativo de tales obras es
vendedora para pretender la resolución del con- aproximadamente de $ 2.500.000.00,0 sea más
trato. Petición de modo indebido". o menos un 30% del precio de la compraventa,
4. El Juez Quince Civil del Circuito 'de Bo- . razón que justifica atribuir a esas mismas obras
gotá, quien conoció del proceso en la primera el carácter de móvil determinante de la conven-
instancia, lo falló de esta manera: ción;
, '1. Declárase probada la excepción de con- d) Porque la garantía hipotecaria constituida
trato no cunvplido, alegada por la parte deman- por la sociedad compradora a favor de la vende-
dada. dora ampara por igual todas las obligaciones
"2. Deniéganse las súplicas tanto principales contraídas por aquélla según el contrato;
como subsidiarias incoadas en la demanda. e) Porque siendo la vendedora una sociedad
" 3. Absuélvase a los demandados de los car- cuyo objeto es urbanizar, y habiendo vendido el
gos que allí se les hicieron. terreno en bruto, era de suma importancia para
ambos contratantes que sus predios limítrofes
"4. Cancélese la inscripción de la demanda. contaran con las obras estipuladas, y
"5. Condénase en las costas a la parte deman- f) Porque la circunstancia de haberse desti-
dante". nado parte del precio a amortizar la mitad de
5. Apelado este fallo por la parte -desfavore- los gastos de la obra, indica la clara intención
cida, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de las partes de celebrar un solo contrato y no
de Bogotá, mediante la sentencia acusada ahora dos distintos.
en casación, lo rebocó en todas sus partes y, en 3. Dilucidada así esta cuestión, sostiene el sen-
su lugar, acogió favorablemente las súplicas tenciador en nuevo capítulo que el contrato, da-
principales de la demanda, condenando a la par- das sus estipulaciones, es de ejecución sucesiva,
te demandada en las costas de ambas instancias. y que el compromiso de Corpacero de hacerse
cargo de iniciar, adelantar y terminar las obras
II de la calle 17 debía cumplirse en varias etapas
Motivación del fallo impugnado sucesivas:
1. Después de encontrar cabalmente reunidos 1!;J. Cada contratante solicitaría independiente-
los presupuestos procesales, entra de lleno el Tri- mente un presupuesto de las obras y lo entrega-
bunal en el estudio de la pretensión principal, o ría a la otra dentro del término de 45 días conta-
sea la de resolución del contrato con apoyo en do desde la fecha del contrato.
el artículo 1546 del Código Civil. 2!;J. Presentados ambos presupuestos, se esco-
Expresa que las obligaciones de transferir el gería el menos costoso dentro de los 15 días si-
globo de terreno y pagar el precio estipulado fue- guientes, y las obras se iniciarían dentro de los
ron oportuna y completamente cumplidas por 30 días, ambos plazos contados desde el venci-
los contratantes. miento de los 45 días.
y transcribe luego la cláusula séptima del con- 3!;J. La iniciación, así como el adelantamiento y
trato, cuyo incumplimiento se alega como base de la completa terminación de las obras "sin solu-
la acción resolutoria y de la exceptio non adim- ción de continuidad a un ritmo acelerado", se-
pleti eoniractus, rían de cargo exclusivo de Corpacero.
2. Dedica en seguida un segundo capítulo a 4!;J. Finalmente, Urbanización Montevideo 'au-
examinar si se trata de dos contratos distintos torizaba que la mitad de los gastos, a cargo de
contenidos en una misma escritura o de un solo Corpacero, se compensara con la parte insoluta
negocio jurídico, y dice que aunque la parte de- del precio de la venta.
mandada sostiene lo primero, el Tribunal no com- 4. En otro capítulo, erróneamente intitulado,
parte tal apreciación por varias razones: afronta el Tribunal el examen de si la parte de-
a) Porque el lindero divisorio entre el terreno mandada incurrió en el incumplimiento que la
que compró Corpacero y el que conservó Urbani- demandante le imputa, sobre lo cual dice:
zación Montevideo, que es la calle 17 objeto de a) Con carta del 7 de septiembre de 1970, la
las obras pactadas, tiene una longitud de 441.66 urbanización remitió a Corpacero el presupuesto
metros, ciertamente considerable; de obra preparado por la firma Incovial, y "nin-
b) Porque la construcción de esas obras sería gún reparo de los demandados mereció esa comu-
de mutuo provecho para ambas partes, quienes nicación, comoquiera que ninguna observación
convinieron en sufragarlas por mitad , efectuaron al respecto" ;
296 GACETA JUDICIAL Número 2399
-----------------
b ) Ya vencido el plazo de los 45 días, en carta sobre ejecución de obras que comprenden las de
del 3 de diciembre. siguiente Corpacero pidió a la calle 17). .
la urbanización que ampliara dicho plazo hasta "Dicho vencimiento podría haber sido un obs-
el 20 de febrero de 1971, a lo cual ésta accedió táculo para la construcción de las obras y para
mediante comunicación del 11 de diciembre de su entrega a satisfacción del Distrito Especial de
1970; Bogotá, pero en ningún caso impedía cumplir los
c) En nueva carta del] 9 de febrero de 1971, pasos preliminares para tal construcción que, por
Corpacero pidió un plazo adicional de 60 días, el orden de prelación contractual, era menester
cual le fue negado por la urbanización en nota cumplir con anterioridad a la misma ejecución
del 24 de esos mismos mes y año. de las citadas obras.
De ello deduce el Tribunal la siguiente conclu- "La circunstancia en comento no sólo no im-
sión: "Con evidencia surge que la Urbanización pedía no obtener y transmitir tales presupuestos,
Montevideo cumplió cabalmente la primera etapa sino que, además, ésta no fue la razón alegada
de su compromiso contractual y que en cambio por Corpacero para solicitar una nueva prórroga
Corpacero no le dio cumplimiento alguno, pues ni o aplazamiento de tal obligación, la que según
siquiera con posterioridad al vencimiento del sus propias palabras, obedecía a estar pendiente
último plazo convenido para ello presentó presu- de las cotizaciones de los contratistas y no a estar
puesto alguno, ya que, como se verá más adelante, vencido y en vía de prórroga un contrato entre
su posterior actividad se limitó cuando más a el Distrito .Especial y la sociedad urbanizadora.
recibir varios presupuestos pero no a acoge?' u.no "Máxime si dentro de los requisitos para pro-
de ellos y menos aun a remitirlo o presentarlo rrogar el contrato 0860 de 1968 (folios 144 y 145,
a la demandante, con su aceptación, para efectos cuaderno 1) era indispensable, entre otros, pre-
del cotejo y escogencia previstos en la cláusula sentar un programa de trabajo de las obras de
séptima del contrato en disputa ... Brota así en urbanismo que, como resulta de bulto, sólo podría
forma diáfana el incumplimiento del extremo suministrar el contratista encargado de cons-
pasivo de la litis, que dada la estructuración e truirlas, el que hasta la fecha no ha sido elegido.
interdependencia de los derechos y de las obliga.
ciones delineados en el cuestionado contrato, le- "Débese decir, finalmente, que el cambio de
gitima al actor para invocar su resolución con diseños ordenado por el Distrito Especial en re-
las indemnizaciones respectivas, a términos del lación con las obras en cuestión, evidénciase ape-
artículo 1546 del Código Civil". nas hasta (sic) el 3 de octubre de 1973, con la
circunstancia de que no es certeramente posible
5. El capítulo que sigue lo dedica el senten- determinarlo ni en su naturaleza y gravedad, ni
ciador al estudio de la excepción de contrato no en su fecha exacta. Empero, si de la TII etapa
cumplido, propuesta por la parte demandada. faltan por construir únicamente las obras de ur-
En relación con este punto, dice: banismo y saneamiento de la calle 17 entre carre-
"a)oo' determinado como está que las obliga- ras 68 D Y 69, pues que lo están en su totalidad
ciones resultantes de las cláusulas séptima y oc- las de la carrera 69 hasta la calle 16, no hay ex-
tava del contrato en discusión eran sucesivamente plicación distinta para ello que el hecho de no
escalonadas y no instantáneas, y que Cor- haberse podido arrancar siquiera con la presen-
tación y escogencia de presupuestos, como es
pacero no cumplió con la primera de ellas -pre-
obvio.
sentación del presupuesto--, la cual fue idónea-
mente ejecutada por el demandante, natural es "No procede, pues, la excepción de contrato no
que la excepción en estudio no está llamada a cumplido como equivocadamente lo resolvió el
prosperar. Por supuesto que el excepcionante no juez de primera instancia",
tiene a su favor la condición insustituible de ha- 6. Continúa la sentencia, en nuevo capítulo,
ber dado cumplimiento a una primera obligación con el examen de la conducta de las- partes con
antecedente a la que ahora quiere enervar; posterioridad al vencimiento del plazo inicial de
"b) Por lo demás, es palmario que el contrato los 45 días y la fuerza mayor o caso fortuito in-
0860 del 6 de septiembre de 1968 se encontraba vocado por la demandada.
vencido el 6 de marzo de 1970 y que tiene una a) En cuanto a lo primero, dice el Tribunal:
última prórroga concedida hasta el 12 de enero "Por supuesto que las cartas y documentos que
de 1972 (folios 23 y 24 del cuaderno 3). (El Tri- obran en el expediente, en algunas de las cuales I

bunal se refiere al contrato celebrado entre la la Urbanización Montevideo recaba a Corpacero,


urbanización y el Distrito Especial de Bogotá, a partir de la indicada data (se refiere el senten-
Número 2399 GACETA JUDICIAL

ciador al 20 de febrero de 1971, fecha en que III


venció la ampliación del término inicial), el cum- La demanda de casación
plimiento de sus obligaciones o le pide autoriza-
ción para presentar al Distrito Especial con ca- Cuatro cargos formula la parte recurrente, to-
rácter provisional un presupuesto unilateral, o dos por la primera causal. Serán estudiados y
se muestran diversos presupuestos las más de las decididos en su orden.
veces dirigidos a la urbanizadora o a su interven- Primer cargo. Está planteado así: "La senten-
tor posteriormente designado, en ningún caso
cia es violatoria de normas de derecho sustancial:
revelan una modificación del contrato original ni el artículo 1609 del Código Civil, por falta de'
una extensión tácita de su plazo .,. Agrégase aplicación, y los artículos 1546, 1930, 1932 y 961
a lo anterior que la demandante, siempre por y siguientes ibídem, por aplicación indebida, re-
escrito, el 18 de agosto de 1971 demandó de su sultantes de error evidente de hecho en la apre-
contraparte el cumplimiento de sus obligaciones. ciación de las pruebas".
y la inmediata iniciación de las obras (folio 33
cuaderno 1), lo cual indica que en ningún caso Son dos los yerros de facto que la parte recu-
había dado prórroga o indefinición de término rrente denuncia: a) no haber advertido que la
para este particular"; cláusula sexta del contrato celebrado entre las
partes no se limita a exigir la obtención y pre-
b) En cuanto a la fuerza mayor o caso for- sentación de Un presupuesto de obra cualquiera,
tuito, expresa que "fuera de los elementos de sino de uno "que contendrá la estipulación de
prueba analizados, no hay nada en el expediente que el contratista con garantía se obliga a entre-
que demuestre la ocurrencia de tales eventos". gar la totalidad de tales obras obteniendo paz y
y agrega: "No es lógico, por lo demás, que salvo y finiquito de parte del Distrito Especial
idéntica prestación sí hubiera cumplido cabal- de Bogotá. Obtenidos los dos presupuestos en
mente una de las partes y en cambio, por alega- la forma dicha, se escogerá el menos costoso y las
dos motivos externos, la otra diga que estuvo en obras se iniciarán ... " ; b) haber dado por cum-
imposibilidad de darle ejecución. Máxime si en plida, por la parte demandante, su obligación de
la segunda solicitud de ampliación del plazo con- obtener y presentar ese presupuesto, no obstante
tractual Corpacero ni siquiera se refiere a esos que no hay prueba de ello, pues la carta remiso-
eventuales motivos que a la hora del pleito trata ria de fecha 7 de septiembre de 1970, dirigida
de darles vida y efecto de fuerza mayor, caso por Urbanización Montevideo a Corpacero, ape-
fortuito o imposibilidad sobrevenida' '. nas da cuenta del envío de un presupuesto, sin
que conste que el proponente se obligara, con
7. En capítulo final, se refiere el sentenciador garantía, a entregar las obras y obtener finiquito
a la indemnización de perjuicios y otras presta- del Distrito Especial.
ciones que habrán de derivarse de la resolución Agrega el impugnador que la prueba de haber
del contrato. cumplido cabalmente la sociedad vendedora con
"Del expediente -afirma- aparece sin ma- esta obligación, le competía a ella, conforme al
yor esfuerzo que las obras de la calle 17 eran artículo 177 del Código de Procedimiento Civil,
comunes para el predio vendido y para el resto prueba que, por lo visto, no aportó al proceso.
de terrenos de la urbanización, por lo cual su Tales errores, concluye el recurrente, determi-
demora en construirlas afecta este último, pues naron que el Tribunal dejara de aplicar el ar-
deja truncas las obras de la urbanización (folios tículo 1609 del Código Civil y aplicara en cambio,
23 a 25, cuaderno 3), y además conlleva un no- -indebidamente, los que regulan la acción resolu-
torio aumento gradual del índice del precio de toria y las prestaciones que de ella se derivan.
las mismas (folios 8 a 10, cuaderno 1)".
Agrega que estos perjuicios deberán liquidarse Consideraciones de la Corte
por el procedimiento del artículo 308 del Código
de Procedimiento Civ)l, lo mismo qué" lo relativo l. Se sostiene pues en la censura que Urbani-
a eventuales desmejoras del inmueble cuya venta zación Montevideo no cumplió por su parte la
ha de declararse resuelta". obligación de obtener y presentar un presupuesto
de la obra que contuviera la declaración del con-
Por último, anuncia que no hará condenación tratista a' que la cláusula séptima del contrato
por frutos, por no haberse solicitado en la de- se refiere, y se intenta fundar en ese pretendido
manda, . incumplimiento la exceptio non adimpleti con-
298 GACETA JUDICIAL Número 2399

tractus, prevista por el artículo 1609 del Código q1te gobierna la constitlwión en mora desde un
Civil. . punto de vista unilateral, sino también las del
Tal planteamiento hace indispensable determi- 1609, que prevé la mora por su aspecto bilateral.
nar con .claridad y' precisión la estructura y el El deudor demandado no está en mora si, por
mecanismo de ese medio de defensa: lo es sufi- una parte, no ha sido reconvenido j1tdicialmente
ciente que quien pide la resolución del contrato por el acreedor -salvo que la obligación sea a
no haya cumplido ni allanándose a cumplir sus término o de eiecuciás» exclusivamente dentro de
propias obligaciones en la forma pactada, o se cierto tiempo hábil-, o si, por otra parte, él ha,
requiere que éstas y las del otro contratante dejado de cumplir con apoyo Iln que el acreedor
guarden entre sí determinada relación, sin la cual demandante tampoco cumplió ni se allanó a ha-
la excepción no es procedente ~ cerlo en la [orma y tiempo debidos.
2. El punto es de suma trascendencia, porque El aspecto unilateral de la m,ora, en lo que ata-
si ambos contratantes incumplen y en tal eoento ñe a la resolución del contrato, no ofrece dificul-
ninguno puede lograr ni la resolución ni el c~~m­ tades. Las ofrece el bilateral que plantea el ar-
plimiento con la correspondiente indemnización tículo 1609, cuya correcta inteligencia es preciso
de perjuicios, el contrato quedaría definitivamen- fijar.
te estancado, perdiendo su exigibilidad las recí- Según esta dispos,ición, "en los contratos bila-
procas obligaciones que ha generado. terales m:nguno de los contraicntes está en mora
Semejante solución, inaceptable desde todo dejando de cumplir lo pactado, mientras el otro
punto de vista, hace caso omiso de la tradicional no lo cumpla por su, parte, o no se allane a cum-
estructura que tiene la responsabilidad de cada plirlo en la forma y tiempo debidos".
uno de los dos contratantes, independientemente Varias hipótesis pueden presentarse:
considerados, a más de que establece desacerta- Primera. El demandante cumplió sus obliga-
damente una especie de modo, no de extinción, ciones. Es claro que no cabe aquí la excepción
pero sí de s1tspensión indefinida e insalvable de de contrato no cumplido.
los efectos que naturalmente tienen las msüuae Bequmd»: El demandante no cumplió, ni se
obligaciones. allanó a cumplir, "porque" el demandado, que
La doctrina enseña que hay responeabilidad debía cumplir antes que él, no cumplió su obli-
coniraciuai siempre que cualquiera de las partes gación en el momento y la [arma debidos, ni se
incurra, por S1~ culpa (la que se presume), en allanó a hacerlo. En tal caso tampoco cabe pro-
inejecueión o falta de pago de alqusui de. las obli- poner la, excepción, pues de lo contrario [racasa-
gaciones que contrajo, y esta in ejecución haya ría la acción resolutoria propuesta por quien, de-
cauecdo perjuicio al acreedor. La acción de res- bido al incumplimiento previo de la otra parte,
ponsabilidad, así concebida, no desaparece ni se aspira legítimamente a quedar desobligado y a
enerva porque la otra parte contratante tamb'ién obtener indemnización de perjuicios.
haya incurrido, por su culpa, en falta de pago Tercera. El demandante no cumplió, ni se alla-
determinante de perjuicio. Las mutuas respon- nó a cumplir, y el demandado, que debía cumplir
sabilidades de las partes en los contratos b'lilate- después de aquél según el contrato, tampoco ha
roles no son incompatibles, ni se excluyen entre cumplido ni se allana a hacerlo, 'porque' el de-
sí: cada contratante está obligado a indemnizar mandante no lo hizo previamente como debía. En
al otro, si culpablemente no ha pagado, en la esta hipótesis sí puede el demandado proponer
cuantía del dMio que éste haya sufrido, no obs- con éxito la excepción de cont'rato no cwrnplido.
tante que él también tenga derecho a ser indem-
nizado por el otro y sin perjuicio de que haya Cuarta. Demandante y demandado tenían que
compensación total o parcial de las recíprocas in- cumplir simultáneamente, es decir, que sus mu-
demnizaciones. tuas obligaciones eran exigibles en un mismo mo-
mento, "dando y dando".
Sólo que la demanda de resarcimiento de per-
juicios, y por lo tanto la de resolución o la de Tres casos deben considerarse:
cumplimiento, que contienen pretensiones (J, las a) El demandante ofreció el pago al deman-
ouoles puede acumularse siempre la de responsa- dado y estuco listo a hacerlo en la oportunidad
bilidad contractual, únicamente tiene eficacia si y forma debidas, pero el demandado no hizo ni
el demandado fue constituido en niara, según lo lo uno ni lo otro. La excepción, como es oboio, no
prescribe terminantemente el articulo 1615 del tiene cabida por parte del demandado;
Código Civil. Y para ello es necesario que se b) El demandante no ofreció el pago ni estuvo
pumplan, no aper¡,<HJ las reglas del (lrtf~ulo :16081 'istq g, h(L~erlo en la fornw. y t:iempo debidos, en
NCímero 2'399 GACETA JUDICIAL 299

tanto que el demandado sí hizo ambas cosas. In- nes deben ejecutarse sucesivamente, esto es,
dudablemente aquí también tiene cabida la ex- primero las de 1tnO de los contratantes y luego
cepción de contrato no cumplido j las del otro, el que no recibe el pago que debía
c) Ni el demandante ni el demandado ofrecie- hacérseie previamente sólo puede demandar el
ron el pago, ni estuvieron listos a hacerlo. N o cumplimiento del contrato si él cumplió o se alla-
concurrieron a pagarse mútuamente, dando y na a cumplir conforme a-lo pactado, pero puede
dando, por motivos distintos del incumplimiento demandar la resolución si no ha cúmplido ni se
del otro, no constitutivos de fuerza mayor o caso allana a hacerlo con fundamento en que la otra
fortuito. El demandado no puede entonces propo- parte incumplió con omierioruiad ; b) en los con-
ner legítimamente la excepción de contrato no tratos bilaterales en que las muiua« obliqaciones
cumplido, comoquiera que su incumplimiento no deben ejecutarse simultáneam.ente, o sea a un
encuentra justificación. En este evento cabría mismo tiempo, si una parte se allanó a cumplir
la tesis del mutuo disenso. en la forma y tiempo debidos y la otra no, aquélla
3. El texto del articulo 1609 no puede pues tiene tanto la acción de cumplimiento como la
apreciarse en el sentido de que el contratante que resolutoria, mas si ninguna de las partes cumplió
no cumple fracasa siempre en S1t pretensión de ni se allamá a hacerlo, una y otra meramente
que se resueio« el contrato. Si así se lo enten- pueden demandar la resolución del contrato. To-
diera, sin disting1tir las varias hipótesis que pue- do lo anterior va sin perjuicio de la tesis del mu-
den presentarse, entonces sería forzoso concluir tuo disenso, que la Corte ha venido sosteniendo.
que la resolución del contrato bilateral, prevista Queda así precisada la doctrina de la Corte
por el artículo 1546, no tiene cabida en sinnú- sobre acción resolutoria y excepción de contrato
mero de eventos en que sí la tiene: todos aquellos no cumplido.
en que el demandado tenía que c1tmplir sus obli- 4. El caso de este proceso, de haber habido el
gaciones antes que el demandante, o en que te- incumplimiento de la sociedad demandante que
niéndolas que cumplir al mismo tiempo que las alega la parte recurrente, sería el contemplado
de éste, sólo el demandante ofreció el pago en la en la hipótesis cuarta, ordinal c), del punto 2:
forma y tiempo debidos, o ninguno lo ofreció sim- por el contrato se estipuló que los presupuestos
plemente porque ni el uno ni el otro concurrie- de la obra de la calle 17 debían entregarse si-
ron a pagarse. El ejercicio de la acción resoluto- multáneamente, dentro de un plazo común deter-
ria no se limita al caso de que el demandante minado. Corpacero no se encuentra en la tercera
haya cumplido ya e intente, en virtud de la re- hipótesis, porque las obligaciones de presentar
solucum, repetir lo pagado j se extiende también presupuestos no debían cumplirse sucesivamente,
a las hipótesis en que el actor no haya cumplido sino simultáneamente, a un mismo tiempo; ni
ni se allane a cumplir porque a él ya se le incum- estaría tampoco en la del ordinal b) de la cuar-
plió y por' este motivo legítimamente no quiere ta, puesto que Urbanización Montevideo entregó
continuar con el contrato. su presupuesto aun antes de vencerse el plazo de
N o es siempre necesario que el contratante que que para ello disponía. El caso, se repite, sería
demanda la resolución con indemnización de per- el del ordinal c) de la cuarta hipótesis: Corpa-
juicios haya cumplido o se allane a hacerlo. Pue- cero dejó vencer el término estipulado y la apli-
de negarse, en los casos ya explicados, a cumplir cación que se le concedió (la cual en realidad fue
si todavía no lo ha hecho y no está dispuesto a nuevo plazo), sin presentar presupuesto alguno;
hacerlo porque el demandado no le c1tmplió pre- pero no trató de justificar esta conducta porque
via o sim1tltáneamente. Por el contrario, el que Urbanización Montevideo hubiera omitido pre-
pide el cumplimiento con indemnización de per- sentar en regla el presupuesto que entregó. La
j1ticios sí tiene necesariamente que allanarse a prueba es que Corpacero no objetó, sino a última
c1tmplir él mismo, puesto que, a diferencia de lo hora el). el proceso, el presupuesto que recibió,
que ocurre en aquel primer caso, en que el con- ni lo rechazó y devolvió por irregular, sino que,
trato va a (( desaparecer" por virtud de la reso- luego de haberlo recibido, pidió dos ampliaciones
lución impetrada, y con él las obligaciones que del plazo inicial y continuó sus relaciones con-
generó, en el segundo va a ((sobrevivir" con la tractuales con Urbanización Montevideo como si
plenitud. de sus efectos, entre ellos la exigibilidad nada anormal hubiera ocurrido.
de las obligaciones del demandante, las que con- 5. Conclúyese que el Tribunal, estuviera o no
tinuarán vivas y tendrán que ser cumptida« a ca- estuviera probado el incumplimiento que ahora
balidad por éste. alega Corpacero, no podía dar aplicación al ar-
De todo lo expuesto conclúyese: a) En los con- tículo 1609, como lo pretende la parte recurren.
tratos bilaterale$ en ~ue las recíprocas o'lJligaciQ- te/ puesto 'que no aparece en el proceso que el
300 GACETA JUDICIAL Número 2399

incumplimiento de la misma obligación por .la 1546 Y 1931 del Código Civil, con sus consecuen-
parte demandada se debiera a aquel otro supues- cias restitutorias e indemnizatorias; artículos
to incumplimiento; y que acertó aplicando a la 1932, 961 Y siguientes y 1613 Y siguientes del
especie de la litis el artículo 1546, ya que la par- Código Civil (aplicación indebida)".
te demandada, lejos de haber probado que cum-
plió su obligación de entregar un presupuesto, Consideraciones de la Corte
aceptó no haberla cumplido en la forma y tiempo 'l. Como bien lo puso de presente el Tribunal,
debidos (respuesta al hecho 6Q de la demanda, el contrato, que imponía a las partes diversas
y carta en que, no habiendo presentado presu- obligaciones de tracto sucesivo, preveía varias
puesto alguno dentro del término inicial ni su etapas:
prórroga, pidió una segunda ampliación que le a) Obtención y presentación de los presupues-
fue negada). tos, dentro de término fijo;
El cargo, por 10 tanto, no prospera. b) Elección del menos costoso e iniciación de
Segundo cargo. Se formula de esta manera: las obras dentro de plazos determinados;
"La sentencia es violatoria de normas de derecho c) Terminación de éstas y modo de pago de la
sustancial: el artículo 1609 del Código Civil, por parte del costo a cargo de Corpacero,
falta de aplicación, y los artículos 1546, 1930, Las obligaciones correspondientes a cada etapa
1932 Y 961 Y siguientes del Código Civil, por sólo eran exigibles al vencimiento de cada uno
aplicación indebida, proveniente' de error de he- -de los términos estipulados, no antes. Por ma-
cho manifiesto en la apreciación de las pruebas". nera que Corpacero no podía demandar a Urba-
nización Montevideo el cumplimiento del requi-
El yerro de facto se hace consistir en que el sito consistente en renovar el contrato con el
Tribunal no atendió a varias pruebas, que el im- Distrito Especial (renovación necesaria para ini-
pugnador indica, conforme a las cuales Urbani- ciar las obras, o sea para ejecutar la segunda eta-
zación Montevideo se abstuvo de renovar el con- pa prevista) sino cuando la primera etapa estu-
trato celebrado con el Distrito Especial de viera completamente agotada.
Bogotá, que lo autorizaba para llevar a efecto las
obras de urbanización, requisito sin el cual resul- En este particular, la estructura del contrato
taba inútil que Corpacero obtuviera y presen- es igual a la de cualquiera otro de ejecución su-
tara un presupuesto para las que debían ejecu- cesiva. Y así como el arrendador no puede abste-
tarse en la calle 17. nerse de cumplir su obligación de mantener al
arrendatario en el uso y goce de la cosa arren-
"En tales circunstancias -se pregunta el cen- dada porque tiene motivos para tener que éste
sor-, ¡, en el hecho, en el derecho y en la moral, no se la restituirá al terminar el arriendo, así
será legítimo que quien por omisión prolongada tampoco podía Corpaeero omitir la obtención y
suya por espacio de tres años y ocho meses (de presentación del presupuesto a HU cargo so pre-
marzo 6/70, fecha de expiración del contrato eon texto de que el contrato con el Distrito Especial
el Distrito, a noviembre 15/73, fecha de la pre- no estaba renovado. Estas obligaciones no eran
sentación de la demanda), y más aún, hasta aho- de cumplimiento simultáneo, 'sino sucesivo, y mal
ra, se ha mantenido en imposibilidad legal de puede fundarse la excepiio non adimpleti con-
adelantar unas obras, demandé a causa de incum- tractus en el incumplimiento de obligación que
plimiento de quien debía hacerlas junto con eUa 7 aun no se ha hecho exigible.
y agrega: "De modo que Urbanización Mon- 2. Refiriéndose al vencimiento del contrato
tevideo aparece incumplida a,b initio, y ese in- con el Distrito Especial y a la falta de renovación
cumplimiento suyo no puede ser disculpado bajo por parte de Urbanización Montevideo, dijo el
ningún pretexto, ni puede permitirle que, como Tribunal que "dicho vencimiento podría haber
ella lo pretenda y el Tribunal se lo propicia, sido un obstáculo para la construcción de las
alegando su propia torpeza, se beneficie de una obras y para su entrega a satisfacción del Dis-
acción concedida solamente al contratante ino- trito Especial de Bogotá, pero en ningún caso
cente". impedía cumplir los pasos preliminares para
Finaliza así la censura: "Incumplido el con- tal construcción que, por orden de prelación con-
trato por la demandante, era natural declarar tractual, era menester cumplir con anterioridad
probada la excepción prevenida por el artículo a la misma ejecución de las citadas obras' '.
1609 del Código Civil, quebrantado así por falta Lo cual pone de manifiesto que el sentenciador
de aplicación, y no podía decretarse la resolución de segundo grado sí vio y tuvo en consideración
autorizada para otros eventos por los artículos las pruebas atinentes a la falta de renovación del
Número 2399 GACETA JUDICIAL 301

contrato entre Urbanización Montevideo y el Dis- de la carta de 18 de agosto de 1971 (cuaderno


trito, pero no les otorgó con acierto, la virtud de 1Q, folio 33), dirigida por Montevideo a Corpa-
dar fundamento a la excepción de contrato no cero, acerca de los requerimientos de la Persone-
cumplido por parte de dicha sociedad, por tra- ría Distrital, fue cuando las partes se dieron a
tarse de obligación de futura exigibilidad con la tarea de solicitar cotizaciones serias y respal-
relación a la de presentar los presupuestos. dadas en estudio de suelos y de cantidad y cali-
Conclúyese que el error de hecho invocado en dad de obra, y que ni siquiera entonces, como
este cargo no se configura, y que el artículo 1546 tampoco hoy, Urbanización Montevideo se ha
del Código Civil y sus concordantes fueron co- colocado en condiciones de adelantar la obra,
rrectamente aplicados al caso del proceso. pues por su renuencia en suscribir el contrato
Se rechaza por lo tanto el cargo. con el Distrito, la prórroga que este le había con-
cedido hasta fines de 1973 o comienzos de 1974,
Tercer cargo. Lo hace consistir el censor en
para la firma de dicho contrato venció sin dili-
que "la sentencia es violatoria de normas de
gencia alguna de su parte (notas del Secretario
derecho sustancial: artículos 1622, inciso tercero,
de, Obras Públicas y certificación del Personero
1616, inciso segundo, y 1608 del Código Civil,
Distrital: cuaderno 29 , folios 40 a 45 y cuaderno
por falta de aplicación, y 1546, 1930, 1932, 961
3Q, folio 14).
Y siguientes y 1613 Y siguientes del Código Civil,
por aplicación indebida". Además, se agrega, hubo cambios fundamen-
En desarrollo de esta acusación se afirma que, tales en las especificaciones de las obras, deter-
con posterioridad al vencimiento del plazo inicial minados por la calidad del terreno y por impre-
y su prórroga, y en atención a factores impre- vistas exigencias del Distrito Especial de Bogotá,
vistos, los contratantes solicitaron y obtuvieron todo lo cual es constitutivo de fuerza mayor
numerosas cotizaciones y estudios relativos a las o caso for~uito, no imputable a Corpacero, y cau-
obras que debían realizarse en la calle 17, con- sa determmante del retardo en presentar el pre-
ducta que, con arreglo a lo prescrito por el inciso supuesto que a esta sociedad correspondía sorne.
t~rce~o del artículo 1622 d,el Código Civil, es pre- ter a la otra. De consiguiente, conforme al inciso
CISO interpretar corno reciproca voluntad de no segundo del artículo 1616 del mismo Código, ese
tener más en cuenta tales plazo y prórroga, ya retardo no conlleva responsabilidad, ni justifica,
agotados, sino continuar de consuno las gestiones por ende, la resolución del contrato.
necesarias para lograr al fin un presupuesto Finalmente, "a falta de término expreso, aquí
ajustado a las características de tales obras, sin superado, o natural, que no se da, es preciso el
que ello implique, corno erróneamente lo sostuvo requerimiento judicial para que sobrevenga la
el Tribunal, ánimo de novar o sustituir obliga- mora", como está prescrito por el ordinal 3<> del
ciones, sino apenas una manera de cumplirlas. artículo 1608 ibídem; y este requisito no se cum-
El juzgador de segundo grado -dice el recu- plió por la sociedad demandante, lo que impide
rrente-, en su ojeriza, pasó por alto los docu- dar curso favorable a la pretensión de resolución
mentos y las declaraciones anotados, como tam- del contrato.
bién las cartas de 22 y 24 de junio de 1971, sobre
aprobación provisional del presupuesto del maes- Consideraciones de la Corte
tro Perdomo y el doctor Velandia (cuaderno 1,
folios 30 y 31), todas indicativas de que el paso l. .Por su primer aspecto, la acusación consis-
del 20 de febrero de 1971 y la ausencia de presu- te en que el Tribunal interpretó mal el contrato,
puesto de parte de Corpacero para entonces no puesto que no tuvo en cuenta la conducta obser-
fueron tomados por las partes como línea divi- vada ',por 'los contratantes con posterioridad ul
soria entre cumplimiento, e incumplimiento, ino- vencimiento del plazo para ,pl;esenta;r cada pre-
cenefa-y, eulpaoilidaa-;:y:q\úi, con posteridad "si- supuesto ,y dela ,ampJiación que se acordó , con-
guieron -Ümtliiido laobteneión de presupuestos, ducta qué a juicio del censor implicó algo así
entre otras razones porque el único obtenido has- como una condonación, por parte de Urbaniza-
ta entonces, ausente del proceso, no reunía nin- ción Montevideo, del incumplimiento inicial en
guna de las exigencias de ellas y ds la autoridad que Corpacero había incurrido por no presentar
municipal. ¡, O es que acaso las partes de- ningún presupuesto dentro de dichos plazo y am-
mandaron más de diez cotizaciones, luego de pliación.
esa fecha, por mera diversión o amabilidad Pues bien: para que triunfara en casación la
de la acreedora (n respecto de la deudora (n? tesis de que hubo equivocada interpretación del
Como también se ignoró que, diez meses después contrato, por no haber tomado en consideración
302 GACETA, JUDICIAL Nrjmero 2399

el sentenciador los varios presupuestos, cotiza- dientes, uno de compraventa, totalmente satisfe-
ciones y estudios que se produjeron posteriormen- cho por la compradora, y otro de ejecución de
te a instancia de las partes, era inexcusable que obra, no realizado aún". La compraventa sólo
la impugnación se formulara por la vía indi. genera obligación de dar una cosa y obligación
recta, no por la directa. "Los tribunales --ha de pagar el precio estipulado, a más de las com-
dicho esta corporación- son soberanos para la plementarias de sanear los vicios de titulación y
apreciación de los hechos y la interpretación de los redhibitorios, a cargo del vendedor. "Cual-
los contratos, de tal suerte que la Corte. sólo quiera adición a tales deberes significa la presen-
puede casar la sentencia objeto del recurso en el cia de un negocio jurídico complementario, coa-
caso de que ésta contenga errores de derecho o ligado o no con la compraventa, pero ciertamente
de hecho, siempre que este último resulte evidente distinto a ésta".
en los autos" (casación, 2 de junio de 1958, y agrega el censor: ,,¡Es, por ventura, de la
LXXXVIII, 53; 20 de junio de 1959, XC, 656, naturaleza de una compraventa el que comprador
Y otras varias) . y vendedor convengan la hechura de una obra
2. En cuanto a que la falta de presentación divisoria de sus predios, a expensas comunes 7
de presupuesto por Corpaeero dentro del plazo Un pacto de este orden no puede considerarse
inicial y luego dentro de la ampliación acordada como parte de la obligación de entregar y sanear,
se debiera a fuerza mayor o caso fortuito, no hay ni como parte de la de pagar el precio. Simple-
prueba de ello en el proceso. Nada impidió a mente lo que muestra es que los contratantes, co-
Corpacero obtener y someter alguno a Urbaniza- lindantes en razón de la compraventa, deciden,
ción Montevideo dentro de tales plazo y amplia- preventivamente, regular sus relaciones de ve-
ción. Las dificultades determinadas por la cali- cindad, de por sí independientes de la compra-
dad del terreno y por las nuevas especificaciones venta, por la vía de un contrato de obra, que no
exigidas por el Distrito Especial de Bogotá se está a cargo de una sola, como para que pudiera
presentaron ya vencidos esos dos términos suce- considerarse como parte de los deberes propios
sivos, y de ningún modo fueron determinantes de cada cual, sino de ambas, con lo cual se hace
de imposibilidad de elaborar el presupuesto opor- patente la autonomía del convenio adicional, li-
tunamente. gado al contrato básico tan sólo por razones ins-
3. Por último, no es admisible la tesis de que, trumentales y cronológicas".
para constituir en mora a Gorpacero por la falta Finalmente se pregunta: "i Cabe la resolución
de presentación del presupuesto que le competía, de un contrato asociativo de obra con tercero be-
fuera necesario reconvenir judicialmente a dicha neficiario, a instancia de una de las partes ~ A
sociedad. Esa obligación fue siempre a plazo, no más de absolver negativamente tal pregunta im-
pura, y por tanto se incurrió en mora de cum- porta destacar que el incumplimiento de alguna
plirla por el mero vencimiento del que se acordó de sus obligaciones asociativas por parte de uno
luego de expirado el inicialmente estipulado, tal de loseontratantes del convenio de obra no puede
como está previsto por el ordinal 1Q del artículo motivar la resolución de una compraventa cum-
1608 del Código Civil. plida previamente en su integridad por él, sin
El cargo no es conducente y por ello no pros- contrariar la realidad negocial y sin desconocer
pera. derechos firmes adquiridos, y por ende invulne-
Cuarto cargo. Lo formula el recurrente así: rables ".
, 'La sentencia es violatoria de normas de derecho
sustancial: artículos 1546" 1930, 1932 Y 961 Y Consideraciones de la Corte
siguientes, por aplicación indebida, a causa de
interpretación errónea de los' artí~úlos185~~ y -1. Por la Escritura número 4853 del 3 de sep-
1928 (i602 y 1603) del Código Civil y de error tiembre de 1970, de la Notaría Quinta de Bogotá,
evidente de hecho en la apreciación de las cláu- Urbanización Montevideo vendió a Oorpacero un
sulas de la Escritura 4853 de 3 de septiembre globo de terreno de 23 hectáreas y 4.201.80 me-
de 1970, Notaría 5~ de Bogotá (cuaderno 1Q, fo- tros cuadrados de superficie, por el precio de
lios 36 y siguientes)". . $ 4.391.268.00 (cláusulas segunda y quinta del
I1a acusación se funda en que el Tribunal en- contrato). Además de las estipulaciones concer-
tendió, contra la evidencia que surge de las esti- nientes a la cosa vendida y su precio, acordaron
pulaciones de las partes, que la citada Escritura los contratantes que las obras' necesarias para
número 4853 da fe de un solo contrato, <tuando poner en servicio la calle 17, que forma el lindero
es palmario que contiene" dos contratos indepen- común entre los terrenos que conservó Urbaniza-
Número 2398 GACETA, JUDICIAL 303

eión Montevideo y el que compraba Corpaeero, vendida y la ejecución de las obras necesarias
obras tales como la construcción de alcantarilla- para el goce de ese gravamen.
dos, redes eléctricas y telefónicas, acueducto, pa-
3. Dilucidado este punto, surge la cuestión de
vimentación, ete., se ejecutarían por Corpacero
averiguar si el incumplimiento de las obligacio-
y serían sufragadas por iguales partes entre las
nes derivadas del pacto accesorio puede justificar
dos sociedades, estableciéndose' al efecto un plan
o no la resolución de la compraventa.
que comprendía la consecución y presentación de
sendos presupuestos, la elección del menos cos- Exponiendo las razones por las cuales estimó
toso y la iniciación inmediata de los trabajos que se trataba de un solo contrato, no de dos
hasta su completa terminación, facultándose a separados e independientes, dijo el Tribunal que
Corpacero para compensar la parte del costo que el valor de las obras de la calle 17, objeto de la
le ,correspondía con el saldo del precio de la com- cláusula séptima, podía calcularse en más o me-
praventa (cláusula séptima' ibídem). nos el 30% del precio del terreno vendido, pro-
porción" tan considerable e importante que no
En este cargo afirma el recurrente, en des- puede menos de dársele el carácter de factor de-
acuerdo con el Tribunal, que se trata de dos cisivamente- influyente o de móvil determinante
contratos distintos e independientes: uno de com- del contrato en cuestión" (se subraya). O sea
praventa y otro de ejecución de obras en benefi- que para el sentenciador de segundo grado la
cio de un tercero (el Distrito Especial de Bogo-
ejecución de las obras de la calle 17 tuvo la ca-
tá) ; Y sostiene que como el de compraventa fue tegoría de causa del contrato, circunstancia que
íntegramente cumplido por vendedor y compra-
erige en "primarias" las obligaciones pactadas
dor, no es dable declararlo resuelto por incum- en la cláusula séptima.
plimiento del de ejecución de obra.
En la censura no se ataca este postulado fun-
2, Este planteamiento es equivocado. A juicio
damental, qué es la premisa de la cual se deriva
de la Corte el contrato es uno solo: de compra-
la conclusión dé que el contrato tenía que deela-
venta con pacto accesorio sobre ejecución de obra
rarse resuelto, I..Ja acusación se limita a impugnar
material a expensas de ambos contratantes.
la interpretación de que hubo un solo contrato,
Que de compraventa se trata es indiscutible, dejando incólume el criterio que, en función de
comoquiera que la hay desde que las partes han haber sido móvil determinante del consentimien-
convenido en la cosa y en el precio y, si la cosa to, se formó el Tribunal acerca de la categoría de
es inmueble, han otorgado la correspondiente es- la obligación incumplida. '
critura pública (artículo 1857 del Código Civil),
4. Según lo dicho, no hubo pues error de he-
requisitos todos que se cumplieron en el contrato
que Corpacero y Urbanización Montevideo cele- cho del Tribunal al interpretar la convención co-
braron entre sí. mo una sola. Y pues ha quedado en pie su esti.
mación de que lo concerniente a la ejecución de
IJa circunstancia de que, a más de convenir en las obras previstas por la cláusula séptima alean-
la cosa y en el precio, consignando su acuerdo zó para los contratantes la categoría de móvil
en escritura pública, las partes pactaran la eje- determinante de su consentimiento, es preciso
cución de obras materiales en el lindero común de concluir que los textos de derecho sustancial que
sus predios, no_ determina que se trate de dos con- prevén la resolución por incumplimiento no fue-
tratos distintos e independientes, sino de uno sólo ron indebidamente aplicados al caso del proceso.
con pacto accesorio. "Pueden agregarse al con-
Se rechaza, por.lo tanto, el cargo.
trato de venta cualesquiera otros. pactos acceso-
rios lícitos, y' se regirán por .las reglas generales En mérito de las razones expuestas, la Corte
-de' Ioscontratos ";reza,'el artículo -1945 del: Có- Suprema deJusticia ~Sa:la de Casación Civil-c-,
digo CIvil .. Lo cual significa que cuanto pacto administrando justicia: en nombré de 'la Repú-
de esa índole se agrega a la compraventa, ni ésta blica de Colombia y por autoridad de la ley NO
desaparece para convertirse en contrato innomi- CASA la sentencia objeto del recurso extraordina-
nado, ni se independiza y desvincula del pacto en rio, dictada en este proceso por el Tribunal Su-
forma que haya dos contratos distintos: simple- perior del Distrito Judicial de Bogotá.
mente hay compraventa con pacto accesorio, de
la misma manera como la hay v, gr. en el caso Las costas del recurso son de cargo de la parte
de que los contratantes convengan en la venta que lo interpuso.
de bien inmueble, pero acuerden además la cons- Cópiese, notifíquese, publíquese en la Gaceta
titución de una servidumbre que grave la cosa Judicial y devuélvase.
304 GACETA JUDICIAL N'dmero 2399

Alberto Ospina BotM'O, José Ma1'ía Esguerra premiso no se ha ejecutado, tiene la elección de
Samper, Germán Giraldo Zul1¿aga, Hécior Gómez forzar a la otra a la ejecución de la convención
Uribe, Ricardo Un:be-Holguín, Hugo Vela Ca- cuando es posible, o de pedir la resolución con
melo. daños y perjuicios. La resolución debe ser de-
mandada judicialmente, y puede ser acordado al
Carlos G. Rojas Vargas demandado un plazo según las circunstancias".
Secretario. 5. El derecho civil chileno (artículo 1489) y
el colombiano (artículo 1546), siguiendo los an-
tecedentes referidos, consagraron la condición re-
solutoria tácita y la consiguiente acción que le
Salvamento de voto del Magistrado permite a uno de los contratantes -desde luego
Alberto Ospina Botero. al cumplido-, solicitar el cumplimiento o la re-
solución del contrato, en los términos siguientes:
1. Previamente al señalamiento y estudio de "En los contratos bilaterales va envuelta la con-
los presupuestos que configuran la procedencia dición resolutoria en caso de no cumplirse p-or
de la acción resolutoria, en el ánimo de hacer mio de los contratantes lo pactado. Pero en tal
más comprensible mi disentimiento, me parece caso podrá el otro contratante pedir a su arbitrio;
oportuno abordar otros aspectos que tienen que o la resolución o el cumplimiento del contrato
ver con la referida acción, o sea, sus antecedentes con indemnización de perjuicios".
históricos y los fundamentos jurídicos de la mis-
ma. 6. Por otra parte, cuando los doctrinantes y
la jurisprudencia de los tribunales se han dedi-
2. Aunque no existe un criterio uniforme so- cado a explicar los fundamentos de la condición
bre el origen de la condición resolutoria tácita resolutoria tácita, así hayan asumido diferentes
y de la acción que de ella se desprende, por cuan- posiciones, sí han tenido como punto de contacto
to algunos la señalan como punto de partida al y común afirmar que la alternativa que consagra
antiguo derecho romano y otros el derecho ca-
la ley de permitir la resolución o cumplimiento
nónico, lo cierto es que este último la presentó
de la convención, sólo se la ofrece el contratante
con mayor precisión y claridad; empero, ambos cumplido.
coincidieron en indicar que la titularidad para
deprecar la acción resolutoria la tenía el contra- En erecto, cuando le buscan como soporte o
tante cumplido contra el contratante incumplido razón de ser la equidad, la explican afirmando
o culpable, pues el recio criterio moral de los ca- que si uno de los contratantes incumple con las
nonistas los llevó a sentar el principio de que obligaciones que corren de su cargo, es apenas
"en vano se pide que cumpla su palabra a aquél obvio y de equidad que el derech-o autorice el
a cuyo respecto no se cumple la re jurada:' '. contratante que sí ha cumplido para desligarse
3. Este modo de pensar de los canonistas in- del vínculo que lo une al contratante incumplido
cidió luego en el desarrollo del derecho civil. Y, o desinteresado.
bajo la época de los glosadores, estos sostuvieron Quienes le señalan como fundamento el de ser
que en las relaciones contractuales sinalagmáti- 1tna sanción, expresan que las acciones de resolu-
cas no podía demandar la resolución o el cumpli- ción o de cumplimiento del contrato con indem-
miento de lo pactado quien no hubiera ejecutado nización de perjuicios constituye la sanción que
u ofrecido ejecutar su prestación. En ese enton- le impone la ley al contratante negligente, accio-
ces se consideró que el promisor no estaba. obli- nes que radican en cabeza del contratante cum-
gado a respetar el juramento que había prestado plido. Es, pues, lógico que se sancione al incum-
decumplircon todas las obligaciones quecorrían plido. -y- que, quie.ti' solicita que Se le sancione (eón
désu: cargo; si aquél en éuyó' beneficio se: pres- resolueióntr cumplimientoy perjuicíó$) sea el
tabá 'a su vez.infringia sus compromisos. ., qué ha é u m p l i d o . -
4. Atendiendo todos estos principios, los re- Los que explican el fundamento de la condi-
dactores del Código Civil Francés los consigna- ción resolutoria tácita en la interpretación de la
ron en el artículo 1184, el cual dispone: "La vol1¿ntad de los contratantes, sostienen que el ar-
condición resolutoria está siempre subentendida tículo 1546 del Código Civil consagra la inten-
en los contratos sinalagmáticos, para el caso en ción probable de las partes, en virtud de que es
que una de las partes no satisfaga su compro- lógico suponer que el contratante incumplido no
miso. En este caso el contrato no se resuelve de quiera seguir atado por la convención al otro
pleno derecho. La parte a cuyo respecto el com- contratante.
Numero 2399 GACBTA JUDICIAL 305

Adentrándose el civilista chileno Luis Claro dición resolutoria tácita y de la forma como que-
Solar en el punto de los fundamentos jurídicos dó concebido el artículo 1546 del Código Civil.
de la condición resolutoria tácita y su pertinente 8. Precisamente, la doctrina de la Corte, al
acción, afirma: "Sin entrar, por ahora, en la teo- fijar el verdadero sentido y alcance del artículo
ría de la causa de la obligación como requisito 1546, en más de un centenar de fallos ha soste-
necesario a la existencia y validez de una declara- nido que constituyen presupuestos indispensables
ción de voluntad, según el artículo 1445 de nues- para el buen suceso de la acción resolutoria ema-
tro Código, no podemos menos de reconocer que nada de la condición resolutoria tácita, los si-
hombre alguno, consciente de sus actos, contrae guientes:
un compromiso sin tener en mira un objetivo, sin a)' Que el contrato sea bilateral;
ser impulsado por la consideración de un resul- b) Que quien promueva. la acción haya cum-
tado que este compromiso le procura; y desde el plido con sus obligaciones o se haya aprestado a
momento que ese resultado desaparece o no puede cumplirlas, y
ser obtenido, no sería equitativo que él quedara c) Que el otro contratante haya incumplido
sin embargo, ligado por un contrato que la otr~ las obligaciones que le corresponden.
parte no cumple. Es cierto que la reciprocidad
de las obligaciones, que acarrea necesariamente Según estos requisitos, que aparecen diáfana-
la- de las prestaciones con que deban ser satisfe- mente contemplados en el citado artículo, por el
chas, es impuesta en nuestro derecho por el con- aspecto activo, el titular de la acción resolutoria
junto de las reglas relativas a la causa; pero no indefectiblemente lo es el contratante' cumplido
podría afirmarse que el no cumplimiento del con- o que se ha allanado a cumplir con las obligacio-
trato por una de las partes deje sin causa la obli- nes que le corresponden y, por el aspecto pasivo,
gación del otro contratante que lo cumplió o está incuestionablemente debe dirigirse la referida ac-
dispuesto a cumplirlo en lo que a él le corres- ción contra el contratante negligente, puesto que
ponde. La obligación de la parte que no ha la legitimación para solicitar el aniquilamiento
cumplido el contrato, no deja de existir por su de la convención surge del cumplimiento en el
falta de cumplimiento; y por eso la otra parte actor y del incumplimiento en el demandado u
puede exigir .ese cumplimiento, siendo posible, si opositor.
lo prefiere a la resolución. Además, la resolución 9. El precepto contentivo de la acción resolu-
sólo puede ser pedida por la parte que ha cum- toria (artículo 1546 del Código Civil) no permite
plido el contrato; y la que ha dejado de cumplir- entenderlo, porque no lo dice, que dicha acción
lo, no podría invocar su no cumplimiento para pueda promoverla con éxito cualquiera de los
dejar sin efecto el vínculo jurídico que se formó contratantes cuando se da el caso de incumpli-
mediante el mutuo consentimiento. Por eso, la miento recíproco de obligaciones simultáneas. En
resolución puede ser pedida y declarada, aunque este evento, la mencionada acción no ha nacido
la ejecución del contrato sea posible, ya que el para ninguno de los contratantes. Dentro de la
deudor no ha quedado libre de su obligación" más precisa y clara posición doctrinal, aplicable
(tomo X, 167 Y 168). al punto que se viene tratando, dijo la Corte en
fallo de 25 de marzo de 1~50 que" en caso de que
7. Reseñados los antecedentes históricos y los todas las partes que celebraron el contrato sean
fundamentos de la condición resolutoria tácita, negligentes en el cumplimiento de sus obligacio-
se tiene que con arreglo a lo que dispone el ar- nes, para las cuales ni la ley ni el contrato seña-
tículo 1546 del Código Civil, cuando en un con- lan orden de ejecución, la solución de la doctrina,
trato bilateral una de las partes se halle en mora no pudiéndose considerar como morosa a nin-
de cumplir con las obligaciones de su cargo, el guna, es la improcedencia para todas dé las dos
otro contratante que ha cumplido con las suyas o acciones que alternativamente concede el inciso
que ha estado presto a cumplirlas, tiene la pre- 29del artículo 1546 del Código Civil ... ".
rrogativa de solicitar, a su-arbitrio, cualquiera Sobre este mismo criterio se pueden ver los
de estas dos acciones: la resolución del contrato fallos de 25 de marzo de 1950, 17 de septiembre
o el cumplimiento del mismo, en uno y otro even- de 1954, 31 de enero de 1963, 2 de septiembre de
to con indemnización de perjuicios. No queda la 1964, 16 de noviembre de 1967, 9 de junio de
menor duda que el ofrecimiento alternativo que 1971 y 7 de octubre de 1977. De estas sentencias,
hace la ley al acreedor de una de las dos acciones conviene transcribir, por lo pertinsnts, el si-
enunciadas, sólo se 10 hace al contratante cum- guiente acápite de la de 9 de junio de 1971 : "Sin
plido, lo cual se infiere desde el propio origen o necesidad de exponer los antecedentes históricos
antecedente histórico de la institución de la con- de· la acción resolutoria los cuales confirman la

S. CIVIL/7B - 20
GACETA JUúICtrAt Numero 2399

tesis anteriormente explicada, basta para soste- 10. Como en la decisión tomada por la ma-
ner ésta con tomar en consideración la forma yoría de la Sala se sostiene que la acción resolu-
como el señor Bello redactó el artículo 1546. Se toria también procede en el caso de incumpli-
puede pedir que se declare resuelto el contrato miento recíproco de las partes de las obligaciones
bilateral' en caso de no cumplirse por uno de los simultáneas surgidas de un contrato bilateral,
contratantes lo pactado' (subraya la Sala), no con respeto me aparto' de tal reflexión. En estos
en caso de no cumplirse por ambos j y entonces términos consigno mi salvamento de voto a la
'podrá el otro contratante' (subraya de nuevo), parte considerativa del fallo acogido por la ma-
es decir, el que no ha incumplido, ejercer alter- yoría de la Sala y en el preciso punto antes re-
nativamente y a elección suya las acciones que ferido, máxime que no encuentro motivo acepta-
por el artículo se le otorgan o reconocen, 'tal ca- ble, sólido y legal para abandonar o apartarse
so', al cual hace referencia el texto, es uno solo: de la doctrina tradicional de la Corte.
el de que no se haya cumplido por uno de los con-
tratantes lo pactado y el otro sí haya cumplido
o allanádose a cumplir sus obligaciones oportuna- Fecha ut supra.
mente y en la forma como fueron pactadas" (to-
mo CXXXVIII, páginas 379 y 360). Alberto Ospina Botero.