Вы находитесь на странице: 1из 15

SUJECIÓN Y

POSICIONAMIENTO DE
ANIMALES PARA REALIZAR
ECOGRAFÍA

Integrantes: Vania Navarrete


Arianna Matos
Profesora: Evelyn Valdés
INTRODUCCIÓN

La tecnología del ultrasonido nace en 1880 con el desarrollo de los efectos


piezoeléctricos. Luego fue aplicada en forma de SONAR (Sound Navigation and
Ranging) durante la segunda guerra mundial para la detección de barcos, submarinos
y aviones de guerra. Desde 1950, la ecografía, ultrasonografía o scanning está siendo
utilizada por muchos veterinarios en ganadería, posteriormente se comenzó a aplicar
en otras especies en el diagnóstico clínico, reproductivo e investigación.

La ecografía o ultrasonografía es una técnica en la que se emplea ondas de sonido de


alta frecuencia para producir imágenes de los tejidos blandos y órganos internos, las
cuales podemos visualizar a través de la pantalla del ecógrafo. La aplicación del
ultrasonido en las especies bovina y equina corresponde a los años 80, sin embargo
su desarrollo y perfeccionamiento para el estudio de los eventos reproductivos se ha
acelerado en la presente década.

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA ULTRASONOGRAFIA


La máquina de ultrasonidos o ecógrafo utilizan ondas de sonido de alta frecuencia,
cuya magnitud de medida es el megaherts ( MHz ), 1 MHz = 1’000 000 de ondas de
sonido por segundo, para producir imágenes de órganos internos y de tejidos blandos.
El ecógrafo está integrado por la consola y el transductor. La consola está compuesta
por el monitor, los mandos y el teclado, y en su interior posee los mecanismos que
transforman las señales eléctricas provenientes del transductor en imágenes
visualizables en la pantalla del monitor. El transductor posee una gran cantidad de
pequeños cristales piezoeléctricos, cuya vibración por el paso de la corriente eléctrica
produce la emisión de ondas que se transmiten a través de los tejidos en diferentes
ángulos e intensidad. La ecografía se fundamenta en el principio impulso - eco donde
los impulsos viajan a través de los tejidos a una velocidad constante hasta encontrarse
una superficie reflectante, que envía de regreso parte de ellos a la fuente emisora.

Las ondas de sonido tienen las características siguientes:

• Período: es el tiempo que demora en completarse un ciclo.

• Amplitud: es la altura de la onda, equivalente a la intensidad o volumen del


sonido, y se mide en decibelios (dB).

• Velocidad: depende del medio que el sonido atraviese, en tejido blando es de 1


540 m/s.

• Frecuencia: es el número de ciclos o períodos por segundo (entre 2 y 10 MHz).


• Longitud: es la distancia que la onda recorre en un segundo, o sea, 0,3 - 1,5
mm en el caso de los ultrasonidos.

En correspondencia con el tejido escaneado, el color de las imágenes se traduce en


distintas tonalidades de grises desde el blanco hasta el negro, donde se puede
precisar imágenes con zonas hiperecogénicas - más blancas en el monitor -
anecogénicas - negras o hipoecogénicas - oscuras. Los líquidos ofrecen una imagen
en negro, pero los gases, músculos, huesos y estructuras sólidas se muestran en
blanco. Los límites entre dos tejidos adyacentes de distintas densidades se
denominan interfase, las cuales nos posibilitan delimitar los órganos y tejidos objeto de
investigación; mientras las densidades nos propician evaluar los cambios normales o
anormales de los órganos correspondientes.

SEGURIDAD Y CUIDADOS DE MANEJO


Se cree que la exposición a los ultrasonidos no genera ningún tipo de daño conocido
en los tejidos vivos, sin embargo, lo ideal es exponer al paciente el menor tiempo
posible. Hay que tener en cuenta que se debe ser hábil con el manejo del equipo y
conocer muy bien la anatomía del paciente para realizar un diagnóstico apropiado y de
forma rápida.

Los ultrasonidos pueden producir calor en los tejidos y esto se aplica en terapéutica
para resolver problemas de tipo músculo esquelético generalmente, sin embargo, esta
propiedad de generar calor puede ser potencialmente peligrosa para el organismo.
Los tejidos de pobre riego sanguíneo, y los huesos por su alta atenuación de las
ondas, tienden a calentarse, sin embargo, intentan equilibrar su temperatura
manteniendo su homeóstasis.

A veces, en la práctica veterinaria es necesario desplazarse con el equipo a sitios


donde el acceso a energía es difícil, lo que hay que evitar al utilizar extensiones de
cables con conexiones inapropiados que puedan entrar en contacto con la humedad, y
con las irregularidades en el flujo de corriente.
APLICACIONES
Algunos de los usos, en especial de diagnóstico, investigación y manejo reproductivo
son: caracterización de ondas foliculares, diagnóstico de patologías del aparato
reproductor, diagnóstico temprano de gestación, determinación precoz del sexo fetal.
Evaluación de la respuesta del ovario a otros sistemas de sincronización de celo,
determinación precoz de mellizos para dejar uno (aplicado especialmente en yeguas,
vacas), aplicación en los machos, para estudio de glándulas accesorias, testículos y
epidídimo, evaluación del grado de fibrosis en la glándula mamaria, evaluación de
tendones y tejidos blandos superficiales especialmente en las extremidades.

SUJECIÓN Y POSICIONAMIENTO EN CABALLOS:


Los métodos de sujeción, los podemos clasificar en varias maneras, pero la principal:

1. Simples: son aquellos a los que recurrimos para la contención o sujeción normal del
animal, utilizando solo las manos.

2. Físicos: son aquellos en los que utilizaremos accesorios, como el puro, cuerdas,
sogas, instrumentos especiales, etc.

3. Químicos: son aquellos en los que nos apoyamos en la aplicación de drogas


tranquilizantes o anestésicos.

Al acercarnos a cualquier caballo no debemos hacer ruidos fuertes o movimientos


bruscos. Se le debe hablar al animal con un tono suave para que este note nuestra
presencia, acercarnos despacio por el lado izquierdo, ya que por ese lado
comúnmente se realizan los manejos al animal.
El caballo se introduce en un brete en el cual no permita revisar al animal al momento
de realizar la ecografía, el brete tiene la función de inmovilizar al animal de manera
segura tanto como para el equino como para los funcionarios. Este deberá ser atado a
dos vientos, es decir, con dos cuerdas a ambos lados de la cabezada para evitar que
se golpee con alguna estructura del brete.

En la imagen 1 se puede observar a una veterinaria realizando una ecografía a un


equino posicionado en un brete.

En la imagen 2 se ve claramente al equino atado a dos vientos.


Imagen 1

Imagen 2
SUJECIÓN Y POSICIONAMIENTO EN BOVINOS:
El bovino es un animal de manada o sociable y no le gusta estar solo; por lo tanto, se
recomienda que su manejo nunca debe hacer en forma aislada o, a lo más, en grupos
pequeños. Durante su manipulación no se debe apurar, azuzar, ni obligar, ni menos
atacar, ya que con ello solo provocará reacciones defensivas. El animal es sensible a
los sonidos de alta frecuencia, como silbidos, alaridos y ruidos metálicos; por lo que, al
momento de trabajar con ellos solo se provocará que se pongan más nerviosos y/o
asusten. Al respecto, se recomienda emplear sonidos y/o vocalizaciones suaves.

Los procesos que se utilizan para sujetar o manejar de manera más cómoda a los
bovinos, también buscan que estos no se lastimen o lesionen, existen:

SIMPLES: Los métodos de sujeción simples son aquellos en los que se utilizan solo
las manos y un poco de fuerza. Si bien hay animales que superan en peso a las
personas que están encargadas de su manejo, hay técnicas sencillas que permiten
que el animal se quede quieto como por ejemplo agarrándole el tabique, y torciéndole
levemente el cuello.

Imagen 1
FISICOS: algunas personas optan por usar cuerdas o lazos para amarrar las reses.
Siempre que el ganado se tenga que sujetar de pie, deberá colocarse en una prensa o
potro de contención, ya que estos animales son demasiado grandes y fuertes.

Mangas para manejo de los animales: las mangas son estructuras que permiten
inmovilizar parcialmente al animal. Para realizar las labores de ultrasonido, las
mangas se complementan con otras estructuras, como tijeras para inmovilizar el
ganado.

Puerta lateral de palpación: es aconsejable poner una pequeña puerta en el costado


de la manga aproximadamente a 1,7 m de la tijera. El animal se inmoviliza en la parte
posterior, evitando que retroceda, por un palo redondo que cruza la manga a través de
perforaciones.

Imagen 2
Imagen 3

QUIMICOS: El médico veterinario debe de utilizar tranquilizantes o anestésicos. Antes


de implementar cualquier método de sujeción, los expertos recomiendan conocer y
analizar el comportamiento y el temperamento de los bovinos, los cuáles en la
mayoría de los casos están relacionados con el tipo de raza, la crianza y el clima.

Imagen 4 Imagen 5
SUJECIÓN Y POSICIONAMIENTO EN CANINOS:
Al igual que en caballos y cualquier otra especie, los métodos de sujeción de clasifican
en tres: simples o manuales, físicos y químicos. En el caso de los físicos, en caninos
utilizaremos bozal como método físico, junto con los métodos simples.

Como el examen ecográfico es no invasivo salvo por excepciones (animales muy


nerviosos o doloridos), no necesitaremos sedar al animal, por otra parte el can tiene
que colaborar en la exploración ecográfica, por lo que tenemos que disminuir el stress
de este.

Se recomienda un ayuno de 12 horas para la realización de la ecografía, que la


mascota no orine antes de realizar la ecografía, que vacié sus intestinos y que no
realice ejercicio para evitar el jadeo y la aerofagia (Ingestión de aire que provoca
flatulencia)

La forma estándar consiste en colocar al animal en estación paralelo a la mesa


(decúbito ventral), sujetando una persona el tercio anterior y otra el posterior,
aprovechando el impulso de subida para tumbarlo en un movimiento coordinado
directamente sobre un costado (decúbito lateral). Lo ideal es que durante este proceso
el propietario sujete la cabeza, puesto que así evitaremos golpes y el animal se sentirá
más tranquilo y confiado. El siguiente paso es colocarle boca arriba (decúbito supino),
postura en la que generalmente se realizan las ecografías abdominales, rasurar la
zona del abdomen para optimizar la calidad de la imagen y las extremidades
anteriores se sujetan a la altura de los codos y las posteriores en los tarsos.

Para la ecocardiografía no hay unas especificaciones determinadas.


Imagen 1: Decúbito ventral o de prono.

Imagen 2: Decúbito lateral.

Imagen 3: Decúbito dorsal.

Imagen 1

Imagen 2
Imagen 3

SUJECIÓN Y POSICIONAMIENTO EN FELINOS:


El procedimiento en felinos es muy similar al de caninos, solo se diferencian en que a
estos hay que sedarlos por el estrés que les genera la restricción de movimientos,
hace que no sea viable su manejo y que los parámetros que medimos aparezcan
alterados, por lo que es recomendable, por el bienestar de todos, proporcionar una
sedación acorde al estado de salud del paciente.

Para la realización de una ecocardiografía, los gatos que no son extremadamente


buenos, generalmente requieren de sedación para el examen.

Para hacer una ecografía abdominal necesitamos que el gato se tumbe de espaldas
(decúbito dorsal) sobre la mesa, le rasuramos el pelo de su abdomen para optimizar la
calidad de la imagen y le sujetamos suavemente las extremidades anteriores y
posteriores. Debe permanecer en esta postura una media de 15 minutos.
Imagen 1: Ecografía abdominal bajo sedación en gato
BIBLIOGRAFIA

Bellenda Omar G. La ecografía aplicada a la reproducción en especies de


interés productivo, Montevideo – Uruguay. 2003.

Goddard PJ. Principios Generales. Ecografía Veterinaria. Ed. Acribia 2000.

https://ateuves.es/como-preparar-al-paciente-para-una-ecografia-
abdominal/

https://www.ipareco.com/preparaci%C3%B3n/

http://revistas.unicordoba.edu.co/revistamvz/mvz-82/303.pdf

UDLA, apuntes de clase de enfermería.

UDLA, profesor Patricio Valenzuela.