Вы находитесь на странице: 1из 4

TIPOS DE ENTRENADORES

En el mundo del deporte existen muchos tipos de entrenador, si los


pudiéramos resumir en tres categorías serian las de autoritario, democrático
y delegativo.
Generalizando y resumiendo definiré las tres en unas pocas líneas.
AUTORITARIO
Suele ser exigente, centrado en el resultado, con una relación poco afectiva
y más bien distante.
Toma todas las decisiones, consiguiendo normalmente un grupo disciplinado,
organizado, duro y agresivo, en el que los deportistas no tienen opinión
personal.
Los deportistas suelen estar tensos, bajo presión y suelen tener miedo al
entrenador.

A los deportistas desordenados e inseguros les aporta una dirección que les
hace falta.
Cuando los resultados no son los esperados suele haber conflicto.

ENTRENADOR DEMOCRÁTICO
Este tipo de entrenador suele ser integrador, social, participativo y
cooperador.
La toma de decisiones lo hace junto con sus deportistas con más
experiencia.
Suele ser flexible y preocupado por sus atletas, los cuales suelen sentirse
bien en el grupo, relajados.
Amigable, sociable, inspira respeto y suele ser ideal para deportistas con
experiencia y creativos, así como con deportistas sensibles.
Con los deportistas inseguros y poco esforzados puede no irle demasiado
bien, puesto que suelen precisar un entrenador más autoritario y direct ivo
ENTRENADOR DELEGATIVO
Este tipo de entrenador es el opuesto al autoritario, pues evita o delega las
decisiones, llegando incluso a justificarse diciendo que le falta formación o
interés.
Suele vivir la competición de forma relajada, pasiva y algo distante.
Sus deportistas lo suelen considerar poco interesado en el deporte,
descuidado y sin entusiasmo, por lo que se sienten independientes.
Los deportistas, al no saber manejar las acciones competitivas, no suelen
destacar.
Es un tipo de entrenador ideal para deportistas de mucha experiencia, ya que
les permite tomar sus propias decisiones y poner en práctica lo que ellos
saben hacer.

. Predomina la actitud
más democrática en el entreno por parte de los entrenadores con más
experiencia, mientras que los entrenadores con menos se decantan a ser
menos democráticos.

Las metas de los entrenadores al entrenar a un grupo de deportistas pueden


ser muchas y muy variadas, al igual que antes vamos a reducirlas a 3 grupos.
1.- Tener un grupo ganador, campeón.
2.- Ayudar a la gente a divertirse, a pasárselo bien.
3.- Ayudar a gente joven a desarrollarse, a aprender y mejorar.

Recordemos que para poder formar a los demás, primero tenemos que
formarnos nosotros mismos.
¿Qué hace que un entrenador tenga éxito?
1º sus conocimientos:
El entrenador está en una formación continua, conocimientos sobre su
deporte (técnica, táctica, estrategia, reglamento), experiencia acumulada,
preparación física, psicológica, nutrición, planificación, gestión de grupos,
empatía, feed-back, escucha activa, motivación, compromiso, etc.
2º La filosofía que tenga:
El tener una idea clara de las metas que quiere conseguir, el tener una
filosofía (las creencias o principios que guían sus actos) sobre las que basará
su trabajo.
Si tenemos un equipo de futbol infantil y nuestra filosofía es ganar, no
sacaremos a jugar a todos los jugadores, sólo a los mejores. Si tenemos una
filosofía de formar, rodaremos a los futbolistas para que todos aprendan y se
formen.
ESCUCHA ACTIVA, EMPATÍA Y FEED-BACK
Las 3 mejores armas del formador son la escucha activa, la empatía y el dar
información al deportista.
ESCUCHA ACTIVA:
Escuchar sin interrumpir (a menos que sea para aclarar), preguntar en caso
de duda, estar atento a lo que dice el deportista y a cómo lo dice es básico
para entender lo que quiere decir.
EMPATÍA:
Ponerse “en los zapatos del otro” y comprenderlo no quiere decir estar de
acuerdo con él, pero sí entenderlo mejor.
FEED-BACK:

Dar información después de una acción, de un comportamiento, de un


esfuerzo, etc es necesario para que el deportista sepa cómo lo hizo.
POSITIVO-NEGATIVO-NEUTRO
La forma de expresarnos afecta al deportista, recordemos que podemos
darle información de tres formas diferentes:
1.- Positiva:
Felicitándolo por la acción-comportamiento realizado.
Las acciones que hacemos bien y son reconocidas, tenemos tendencia a
repetirlas y también a probar acciones nuevas, “nos mostramos más
decididos y seguros”.
2.- Negativa:
Criticando al deportista podemos conseguir que deje de intentarlo y que
abandone.
3.- Neutra:
Describimos la situación sin dar ningún juicio de la persona. Por ejemplo: si
un practicante de básquet no encestó por un palmo el lanzamiento podemos
decir que la pelota pasó a 20 centímetros de la canasta por la derecha. Le
damos una información de los hechos sin criticar al lanzador. La información
le sirve para apuntar un poco más a la izquierda, sin decir nada de él.
CONSEJO: BUSCATE UN BUEN ENTRENADOR