Вы находитесь на странице: 1из 33

Primera edición: junio, 2016

Segunda edición: julio 2018


© José María Bea González
Para más información sobre el autor puede dirigirse a:
josemariabea.com
escueladelamemoria.com

escueladelamemoria.com
1
Entre a formar parte de la Escuela de la Memoria
Escuela de la Memoria nace en el año 2014 con una clara misión, queremos acercarle las
técnicas utilizadas en competiciones de memoria para que pueda sacarles el máximo
partido, tanto para competir como para sus estudios.

Creada por José María Bea y Miguel Ángel Vergara, más adelante Manuel Pérez se unió al
equipo y varios expertos como Javier Muñiz se han sumado a diversas colaboraciones.
Todos los colaboradores complementan sus habilidades y conocimientos para ayudar a
miles de personas a lograr sus objetivos.

En nuestra página Web (escueladelamemoria.com) encontrará muchos contenidos extra.


Cada semana encontrará nuevos artículos en el Blog y vídeos en YouTube con material que
se le será útil en sus estudios y para un continuo crecimiento personal.

También puede seguirnos en Facebook (facebook.com/escueladelamemoria/), un espacio


donde intercambiar sus impresiones con otros lectores interesados en las técnicas de
estudio y la mejora de las habilidades mentales.

Sobre el autor
José María Bea (Tarragona, 1980) es ingeniero informático y docente en el Institut Anna
Gironella de Mundet (Barcelona), donde imparte clases de Informática en Formación
Profesional de grado superior. Sus cuatro grandes aficiones son el triatlón, la
mnemotécnica, la informática y la docencia. Su filosofía de vida se basa en superar retos
mediante disciplina y buscando la mejor forma de alcanzarlos, de este modo puede
compartir sus experiencias y aprendizajes.

Desde pequeño se vio atraído por la mnemotecnia, el cálculo mental y la informática.


Comenzó a practicar deporte por mantenerse en forma, pero hoy, esta práctica se ha
convertido en una forma de vida.

escueladelamemoria.com
2
Contenido
Sobre el autor .......................................................................................................................................... 2
Recetas para todo ................................................................................................................................... 4
Objetivos ............................................................................................................................................. 5
Superhombres ..................................................................................................................................... 6
Más recetas ......................................................................................................................................... 7
Evolucione ......................................................................................................................................... 10
Apalancamiento en el tiempo ................................................................................................................ 11
Pero yo no quiero estudiar .................................................................................................................... 13
Gente normal haciendo cosas extraordinarias ..................................................................................... 13
Estudio y salud .................................................................................................................................. 14
Temarios ........................................................................................................................................... 15
Datos lógicos: ................................................................................................................................ 15
Datos a memorizar: ....................................................................................................................... 15
Los 4 mandamientos de la memoria ................................................................................................. 16
Ficheros Mentales ............................................................................................................................. 18
Método Herigone ........................................................................................................................... 18
Más ficheros .................................................................................................................................. 19
Más herramientas para el estudio ..................................................................................................... 20
Lectura rápida ............................................................................................................................... 20
Resúmenes ................................................................................................................................... 21
Mapas mentales ............................................................................................................................ 21
Como empezar .............................................................................................................................. 24
En marcha ..................................................................................................................................... 25
El gran día ..................................................................................................................................... 27
Humildad ............................................................................................................................................... 28
Escuela de la Memoria.......................................................................................................................... 29
Superaprendizaje .............................................................................................................................. 29
Memorización Literal Acelerada ........................................................................................................ 29
Rendimiento Bajo Presión................................................................................................................. 30
Lectura Rápida EM ........................................................................................................................... 30
Consigue una Memoria de Elefante .................................................................................................. 30
BrainMaster ....................................................................................................................................... 30
BrainAdvanced .................................................................................................................................. 31

escueladelamemoria.com
3
Recetas para todo
Descubrí que había recetas para todo. Sí, un buen día me di cuenta de que las cosas no
ocurren por casualidad y que detrás de todas y cada una de las personas a las que admiras
por algo, hay unos hábitos, hay unas técnicas. ¿Y sabe qué es lo mejor de todo? Que usted
también lo puede aprender.

Recuerdo el día que me emancipé, mi repertorio culinario se reducía a calentar la leche en


el microondas, hacer palomitas de maíz y poco más. Cuando marché de casa le pedí a mi
madre el recetario de Karlos Arguiñano. Y esa noche cené bien. Es cierto que me topé con
muchos tecnicismos: saltear, rehogar, pochar… Nada que no se solucione con una
búsqueda rápida en Internet o una llamada de auxilio. Me limité a hacer exactamente lo que
ponía en la receta y el resultado fue un plato muy similar al de la foto.

No es magia, es lo natural. Quien hoy es usted, es una consecuencia de sus decisiones


previas. ¿Quiere mejorar sus resultados? ¿Quiere alcanzar sus metas? La respuesta está
en modelar, en copiar aquello que te gusta de la persona que ya lo ha conseguido.

Podemos llamarlo modelar, Emilio Duró dice: “Copia a la bestia”, los cocineros lo llaman
receta, los programadores lo llaman algoritmo, llámelo como quiera pero cópiese lo que le
guste.

Rodéese de gente que haya conseguido aquello que desea. Si va a opositar para juez,
busque jueces con los que hablar, busque grupos de Facebook, foros, lugares de reunión.
Pregúnteles cómo lo han conseguido y saque tus propias conclusiones. Cada persona vive
un mismo hecho desde un ángulo diferente, cada persona tiene una realidad. Beba de
todos, utilice la lógica y adáptelo a usted.

Imagine un ordenador al que puede instalar programas. Hay programas para todo.
Programas para correr más rápido, programas para conducir mejor, programas para dibujar,
programas para mejorar cada habilidad que pueda imaginar por extraña que parezca. Algo
parecido a la película de Matrix pero con un esfuerzo entre medio.

Y entonces aparecen los peros: “pero yo soy demasiado viejo para esto”, o, “es que soy
demasiado joven”, “en un lugar como este no funcionará”, “¿y si sale mal?”

Es lo que conocemos como creencias limitantes. Pero, ¿y si sale bien?

Si tú no tienes planes para ti, otros los tendrán planes para ti.

Como dice Sergio Fernández de Pensamiento Positivo, cada uno puede vivir desde el
victimismo o desde la responsabilidad. Puede quejarse de lo mal que están las cosas, y
seguramente tenga razón, pero también puede decidir hacer y buscar soluciones.

La llave la tiene usted. Usted es quien decide cómo vivir su propia vida. No podrá enseñar
nada a alguien que no quiera aprender. Ni podrá aprender nada si no lo desea.

escueladelamemoria.com
4
Receta número 1:
“Hay una receta para todo, busque la receta que necesita”

Objetivos
Tener retos, objetivos, metas, deseos. Es lo que mueve el mundo, lo que nos hace
progresar.

Qué bonito es hacer unos propósitos al inicio del año, o el día de su cumpleaños, o cuando
comienza el curso. Y no sólo pensarlos, déjelos por escrito y revíselos regularmente, que
sepa hacia donde apunta.

Controle sus deseos, que ellos no te controlen a usted. Tener un objetivo hace que avance
en la buena dirección. No pasa nada si cambia sus objetivos, las prioridades cambian,
quédese con lo bueno de cada camino que haya recorrido.

¿Y a dónde apunto?
Receta número 2:
“Apunte alto”

Para lograr sus metas, antes tendrá que pasar por estas 4 fases:
1. Creer que es posible. Resulta obvio que no conseguirá algo que crea que es
imposible. Una forma de detectar que algo es posible es encontrando a alguien que
ya lo haya conseguido. Sin embargo, hay un selecto grupo que no ha necesitado ver
a nadie conseguirlo para ser los primeros y entrar en zona desconocida. Los
campeones del mundo en cualquier disciplina han pasado por aquí.
2. Tendremos que estar seguros de poder lograrlo. Ya hemos hablado de los
pensamientos limitantes. Confíe en sí mismo y en sus posibilidades. Que en algún
momento de tu vida haya intentado algo sin éxito, no significa que esté invalidado el
resto de su vida. Este pensamiento me resulta especialmente llamativo en gente
joven; hace 3 años no era el mismo que es hoy, cada vez tenemos más experiencia
y nuevas herramientas. Dicen que la diferencia entre el éxito y el fracaso está en
levantarse una vez más de las que caes.
3. Tendremos una técnica o estrategia. Una receta.
4. Entrenar, practicar. No olvide entrenarlo. Llévelo a la práctica cuanto antes, no
pretenda hacerlo perfecto desde el principio. Comience como un chapucero pero
mejore constantemente.

¿Y qué pasa si no lo consigo? Pues que estará un poco más cerca, que habrá avanzado
algo, habrá aprendido algo, tendrá nuevas experiencias. Un camino es la frustración pero
también se puede quedar con lo bueno de ese camino. Puede que no haya dado los frutos
que esperaba, pero quédese siempre con lo bueno.

La receta número 3 nos dice:


“Aprenda de cada camino que tome”

escueladelamemoria.com
5
Ahora bien, hay que distinguir entre el “quiero” y el “me gustaría”, el primero implica acción.
Cuanto antes llegue esa acción antes llegarán los resultados.

Aunque los resultados son algo importante, lo interesante es disfrutar durante el camino.
Decida tomar un camino, por ejemplo comenzar unos estudios, pensando sólo en el
resultado final, en el título que obtendrá y que le permitirá acceder a cierto puesto de
trabajo. ¿Sabe que pasará? Que no ha tenido en cuenta el camino, que está sacrificando
ahora su vida pensando únicamente en un resultado futuro. Ponga esmero, ponga ganas,
¡entusiasmo! Pero si se tiene que esforzar demasiado, es probable que no esté donde deba
estar.

El estudiante que sólo se fija en el resultado, no puede disfrutar en un examen. Si cree que
se la juega, el mecanismo de defensa que tiene su subconsciente es sacarle de allí.

Si aun así tiene suerte y aprueba el examen, incluso el curso y obtiene su título. La felicidad
durará unos pocos días: “-Ahora que tengo el título tengo que conseguir el trabajo”. Sólo
mirar ese nuevo resultado mermará las posibilidades de éxito en una entrevista de trabajo.
Y cuando finalmente consiga el trabajo, buscará la forma de cómo trabajar menos…

Lo que quiero decir es que no solamente hemos de disfrutar cuando alcanzamos los
resultados, es mejor disfrutar durante todo el camino. Disfrutar durante el camino significa
ser feliz hoy.

La receta número 4 nos dice:


“Disfrute durante el camino a sus objetivos”

A veces no se llega al objetivo previsto, a veces hay que comenzar un camino para detectar
que ese no es el camino ni el objetivo que se desea. Aquí es donde hay que saber rectificar.
Nos cuesta rectificar, reconocer que nos equivocamos, que no lo sabemos todo.

Empezar unos estudios y en primer o segundo curso darse cuenta de que no es lo que
queremos para nuestra vida. De verdad, rectifique. Da igual lo que le digan o lo que
piensen, hágase un favor y sea feliz hoy. Juan Haro habla del vaso lleno; un vaso lleno no
admite más líquido.

Y si ha conseguido sus objetivos, ¡enhorabuena! Felicítese, prémiese y piense en cuál será


el siguiente reto.

Superhombres
Cada vez que veía a alguien en TV que calculaba rápido o que memorizaba, despertaba en
mí admiración a la vez que curiosidad. ¿Por qué él puede y yo no?

escueladelamemoria.com
6
Algo no me cuadraba. Faltaba alguna pieza del puzle. Y yo, un niño de 10 años, no paraba
de preguntar y preguntar.

Un día llegó a mí un fascículo de Juan Tamariz, “El mundo mágico de Tamariz”, hablaba de
como calcular el día de la semana y de cómo memorizar listas de palabras. Y allí fue donde
descubrí que había técnica. Mi primer contacto con la mnemotecnia. Algo mágico sucedió
ese día. Ya no lo veía tan imposible. Había algo que no acababa de cuadrar, ¿por qué en
unos fascículos de magia? ¿Por qué no me lo habían enseñado en el cole?

Aún no tengo respuesta para esta pregunta, pero si me permite un consejo, no delegue su
educación al sistema educativo. Su educación es algo demasiado importante como para
esperar a que alguien decida que debe o no aprender.

Y seguí aprendiendo como exprimir las capacidades mentales que todos tenemos. Conocí a
gente extraordinaria, calculistas como Alberto Coto capaz de sumar a un promedio de 6
operaciones por segundo, como Rüdiger Gamm capaz de hacer operaciones del tipo 47
elevado a 100 y dar las 200 cifras que tiene el resultado sin dudar un momento.
Memorizadores como Jonas von Essen o Johannes Mallow capaces de memorizar miles de
números y repetirlos sin error. Memorizadores como Paco Páez, con un repertorio brutal de
técnicas, capaz de hacer pruebas tan complejas como memorizar 74.000 decimales del
número Pi con la dificultad añadida de poder recitarlas desde cualquier posición; o más
increíble todavía, capaz de identificar la posición una secuencia de números dentro de esos
74.000 decimales.

Por cierto, siento tremenda admiración cada vez que veo que un superhombre tiene la
humildad de ayudar a quien se lo pide. Aunque parezca obvio, a veces, conseguir ayuda es
tan sencillo como solicitarla.

La receta número 5 dice así:


“Aprenda de los que conocen su receta”

Más recetas
Ellos tienen la receta. ¿Y por qué nos parece tan raro que haya recetas para mejorar
nuestras capacidades mentales?

En el deporte es algo que damos por hecho y encontramos normal. Quien entrena llega más
lejos, no hay discusión posible. Además necesita técnica.

Comencé a correr cuando empecé COU, tenía 18 años y algo me decía que el no tener la
asignatura de educación física, el no hacer más deporte no podía ser bueno. Correr es fácil,
te pones las zapatillas y comienzas a correr. Alguien tan numérico no podía salir sin tenerlo
todo medido. Tenía medida una recta, eran 800 m, así que recta arriba y recta abajo, 6

escueladelamemoria.com
7
veces. Paré 2 veces, la primera a los 5 minutos. Tiempo total: 23’58’’, ritmo de
prácticamente 5’/km.

Al día siguiente repetí la operación, pero esta vez ya no tuve que parar, 23’29’’, rimo de
4’54’’/km. El tercer día me sentía más fuerte y tardé 22’20’’. Después aumenté la distancia
hasta los 8 km y aguanté.

Así estuve años. Después de una mudanza comencé a ir con un grupo de corredores y me
apunté a un club de atletismo. Hasta entonces jamás me había planteado correr un
maratón, eso era para “los máquinas”. Pero la idea apareció cuando me enteré que muchos
del club habían corrido un maratón, incluso algunos que habían quedado por detrás de mí
en alguna carrera.

¿Y sabe qué pasó? Que me di cuenta de que ellos sabían la receta, se llama: Plan de
entrenamiento. Y con esa receta yo también pude hacer algo que veía inalcanzable.

Con el deporte se ve normal.

Empecé a entrenar la memoria rápida. Objetivo: participar en campeonatos de memoria


rápida y conseguir el título de Maestro Internacional.

El primer día memoricé 8 números en 1 segundo, es una marca que consigue cualquier
persona que se lo proponga, algo así:

El segundo conseguí 9, algo así:

Después llegaron los 10, eso ya no lo consigue cualquiera y dígito a dígito llegué a los 17:

escueladelamemoria.com
8
Lo mismo pasó con los números binarios, comencé con 10:

Y ahora voy por los 44

Y quise hacer algo más complicado, llevar el cuerpo y la mente al límite. Un Ironman 70.3,
se trata de un triatlón de 113 km repartidos así: 1900 m de natación, 90 km en bici y acabar
corriendo 21,1 km. Además le quise añadir 6 pruebas de memoria rápida al finalizar.
Gracias a la ayuda de mucha gente obtuve la receta para conseguirlo y lo conseguí. Sufrí
una caída con la bici pero tenía clara cuál era mi meta, una rotura fibrilar y una costilla rota
no fueron suficientes para detenerme. Eso sí, la salud es lo primero y sabía que con estas
lesiones no la ponía en riesgo.

Después de seguir la receta y conseguir sus objetivos, se empoderará. Así que quise hacer
otra prueba de triatlón más dura, un triatlón de larga distancia, el doble que el anterior. 3800
m de natación, 180 km en bici y un maratón, 42,2 km para terminar. Me puse en manos de
un buen entrenador de triatlón, Nico Sáenz, y seguí su receta al pie de la letra. Unos meses
más tarde pasé la línea de meta de esta prueba en 12 horas y 46 minutos. Una prueba dura
que afronté con la seguridad de haber hecho los deberes.

Cuando emprenda un camino analice previamente qué imprevistos pueden aparecer para
estar preparado. Evite o minimice, en la medida de lo posible, su impacto.

La receta número 6 dice así:


“Sea más fuerte que los imprevistos”

escueladelamemoria.com
9
Esto importa poco, lo que quiero decirle es que hay una receta para todo. Y que usted
decide en qué se quieres convertir. Usted se pone los límites y también puede romperlos
cuando quiera.

Evolucione
¿Cuántos años lleva estudiando? ¿Y cuántos le quedan?

La respuesta a la primera pregunta debe ser algo parecido a “toda la vida”.

La respuesta a la segunda pregunta, permítame que me adelante, es: “toda la vida”.

Y mejor que siga estudiando y aprendiendo toda la vida porque vivimos tiempos
exponenciales, donde cada vez se genera nuevo conocimiento de forma más rápida. La
tecnología evoluciona exponencialmente, las herramientas que hoy tenemos, antes no se
podían ni soñar. Renovarse o morir.

¿Le suena la ley de evolución de Darwin? No dice que sobreviva el más fuerte, dice que
sobrevive el que mejor se adapta al medio. En un mundo en constante cambio, no debe
conformarte con ser uno más. ¡Destaque! Y qué mejor forma de destacar que mejorando
sus capacidades mentales.

Modo vago ON:


“Para qué voy a aprender cosas nuevas si todo está en Google. ¿Para qué?”

Porque si no, ¡está fuera!

Su mejor activo es su mente. Su mente es la que le va a permitir vivir, la que va a


proporcionarle unos ingresos y además, si la controla se lo va a pasar bien, ya lo verá.

La mente es maravillosa, puede crear o puede destruir. Puede ser su mejor amiga o su peor
enemiga. Ante un mismo hecho, una persona puede sentirse afortunada, y otra puede
sentirse desdichada.

Una historia china habla de un anciano labrador que tenía un viejo caballo para cultivar sus
campos. Un día, el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano labrador
se acercaban para condolerse con él, y lamentar su desgracia, el labrador les replicó:
«¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?»

Una semana después, el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de
caballos. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Este les
respondió: «¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?».

escueladelamemoria.com
10
Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se
rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto como una desgracia. No así el labrador,
quien se limitó a decir: “¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?».

Una semana más tarde, el ejército entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes
que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna
rota le dejaron tranquilo. ¿Había sido buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?

Un buen día, ve que en su empleo se reduce la cantidad de trabajo, en 2 horas ha acabado,


le quedan 6 más para…
-Puede tener un motivo para preocuparte. Poco trabajo puede significar que sobre gente, y
si usted tiene poco trabajo puede ser que sea usted quien sobre. Los nervios se
incrementan día tras día, pide a otros compañeros que le pasen algo de faena. Estar sin
hacer nada es duro.

-Puede llevarse algún libro a su trabajo. Primero acaba su trabajo pero, ¿por qué estar de
brazos cruzados? No perdamos el tiempo, ¡hay tantos temas por aprender! Es muy
afortunado, es como una beca, le pagan por leer tus libros.

Nuevamente, usted tiene la llave.

La receta número 7 dice:


“Convierta a su mente en su mejor aliada”

Apalancamiento en el tiempo
Dos formas de ver la vida, dos formas de medir:
● Medir el dinero o puede medir el tiempo.

Quien decide medir el dinero vende su tiempo, cambia sus horas por dinero. Es algo que
hacemos la mayor parte de la gente y no digo que sea malo pero es bueno ser consciente
de ello.

Quien mide su tiempo, quien valora su tiempo busca sacarle el máximo rendimiento. No
regalar el tiempo, evitar los ladrones de tiempo, no dedicar demasiadas horas a ser
espectador de la vida de los demás, entiéndase TV, fútbol, bares o cualquier otro ladrón de
tiempo.

Hay varias formas de que recupere su tiempo.

La primera es: Eliminar.


Elimine todo aquello que no merezca la pena. Incluso, elimine aquello que no merece
suficientemente la pena. El 80% de los beneficios de una empresa vienen del 20% de los

escueladelamemoria.com
11
clientes, el 80% de sus satisfacciones vienen del 20% de las acciones. Podemos eliminar
una buena parte de ese 80% restante. Es lo que se conoce como la ley de Pareto.

La segunda es: Automatizar.


Si puede hacerlo una máquina no lo haga usted. Parece obvio pero me vienen a la mente 2
recuerdos completamente verídicos: Recuerdo en un trabajo a una persona con el Excel
(potente hoja de cálculo) a la vez que calculaba con una gran calculadora de mano. Otra
situación más exagerada, también con Excel, una persona que hacía un filtro de una hoja
con 6000 registros, el problema es que copiaba manualmente a otra hoja los registros que
coincidían con su criterio. Hay un botón que hace esto mismo en un instante.

No pasa nada, no hay porqué saberlo todo. Es un ejemplo. Hay veces que estamos tan
ocupados con la faena que perdemos la visión global. Deténgase, piense y busque cuales
son los atajos que le llevan a su destino de la forma más eficaz. En este caso, como en
tantos otros, la solución es la formación.

La tercera forma de recuperar tu tiempo es: Delegar.


Si alguien puede hacerlo mejor que usted, ¿por qué no contratarle? ¿Está pensando en el
dinero? Valore si su tiempo vale más que ese dinero. Valore si el resultado es el mismo
cuando lo hace un especialista.

Una de las razones por la que el tiempo es tan importante es que el tiempo es un recurso no
renovable. Podrá recuperar el dinero pero jamás el tiempo. No puede ahorrarlo, no puede
almacenarlo.

Cuando ha pasado por las 3 opciones anteriores y esa tarea tiene que hacerla usted,
todavía hay algo que puede hacer: Eficiencia.
Imagine que el trabajo de su jornada laboral de 8 horas tuviera que hacerlo en 4. Se planta
en la oficina y hoy no hay más remedio, hay que sacarlo todo en 4 horas. Pues le aseguro
que es posible.

Una gestión óptima del tiempo es fundamental para todos los ámbitos. Y si somos
rigurosos, no hablaremos de gestión del tiempo, nos gestionamos a nosotros mismos.

Otro pilar para la eficiencia es aprender más rápido. En un mundo donde cada 2 años se
duplica la información técnica, en un mundo donde la competencia ya no se limita a las
empresas de su zona geográfica, en un mundo donde los cambios son exponenciales; ya
no cabe lo mediocre, tiene que destacar. La llave para destacar se llama conocimiento y lo
puede adquirir estudiando.

El estudiante que lee más rápido, el estudiante que sabe cómo memorizar, el estudiante
que sabe cómo gestionarse: no aprende, SUPERAPRENDE.

La receta número 8 nos dice que:


“Elimine, automatice o delegue y si no es posible sea súper-eficiente”

escueladelamemoria.com
12
Pero yo no quiero estudiar
¿Y quiere aprender? Es decir, ¿quiere adquirir nuevas habilidades en algo?
Puede preguntar a cualquiera: ¿Quién es su ídolo?
No importa la respuesta, siempre será alguien que tenga unas habilidades especiales,
alguien sobresaliente. Si se quiere parecer a su ídolo sólo tiene que adquirir unas
habilidades.

Aprender. Tiene que aprender a hacer eso. ¿Estudiar?

La imagen que viene a la mente después de la palabra estudiar puede ser a alguien serio,
solo en su habitación, hincando los codos en medio de una pila de libros mientras sus
amigos se lo pasan bien.

Eso es una visión muy sesgada de lo que es estudiar. Estudiar puede ser rápido y divertido.
Repito, estudiar le puede llevar muy poco tiempo, no tiene que sacrificar sus amistades ni
dejar de hacer deporte. Estudiar puede ser divertido si sabes cómo.

¿Alguna vez ha aprendido algo que cambió su vida? Una de esas cosas que le hacen
pensar: -Si lo hubiera aprendido antes mi vida habría sido mucho mejor. ¿Por qué no me lo
enseñaron?

El mejor momento para aprender a aprender fue hace 10 años, el segundo mejor momento
es ahora.

¿Te apuntas?

Gente normal haciendo cosas


extraordinarias
Esta fue la razón de crear Escuela de la Memoria. Llevar técnicas de alta competición a los
estudiantes.

El famoso “connecting dots” de Steve Jobs. Todo iba encajando. Miguel Ángel Vergara y
José María Bea se conocían de campeonatos de memoria rápida. Miguel Ángel se traslada
a vivir a Vilanova i la Geltrú, sin saber que allí vivía José Mª. Sin saberlo, los 2 tenían el
mismo vuelo de ida y vuelta hacia el campeonato del mundo de memoria rápida en Lisboa.
Y no pudo salir mejor, Miguel Ángel se vuelve como Campeón Mundial.

Comienzan a entrenar juntos y todo se va alineando para crear Escuela de la Memoria. El


objetivo es claro, y de allí nace nuestro lema:

Gente normal haciendo cosas extraordinarias.

escueladelamemoria.com
13
En 2016, el psicólogo especialista en alto rendimiento, Manuel Pérez, se une al equipo
aportando su conocimiento y experiencia. En 2017 Javier Muñiz, profesor e ingeniero
informático colabora en la creación del curso de Lectura Rápida. Y en todo este camino
hemos tenido muchísimas colaboraciones que han enriquecido este proyecto con la
intención de ayudarle a alcanzar sus objetivos.

Cualquiera, y repito: CUALQUIERA puede mejorar enormemente sus capacidades


mentales. Aquí pueden aparecer los pensamientos limitantes, apárcalos durante un rato.

Hemos quedado en que hay recetas para todo, en Escuela de la Memoria le proponemos
recetas para que saque el mayor rendimiento a su mente.

Estudio y salud
Cuerpo y mente están relacionados entre sí. No es nada nuevo, los romanos en el siglo I
ya decían: “Mente sana en cuerpo sano”.

Hoy sabemos que, para obtener el máximo rendimiento de nuestro cerebro, también
debemos tener nuestro cuerpo en excelentes condiciones. Y no hace falta hablar de un
hábito mantenido durante años (que también tiene sus beneficios), Gretchen Reynolds
habla en su libro “Los primeros 20 minutos” de los beneficios de practicar tan solo 20
minutos de ejercicio al día, aumenta el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, incluyendo al
cerebro.

Hacer deporte nos ayuda a ganar concentración y a mejorar el rendimiento. Especialmente


el ejercicio cardiovascular nos mantiene jóvenes y ágiles más tiempo. El doctor Chuck
Hillman demostró en un estudio que con tan sólo 15 minutos de ejercicio antes de realizar
un test, se mejoraba el rendimiento. Así que no hablamos solamente de un beneficio a largo
plazo.

Alimentación sana. Más o menos todos sabemos cuando estamos “pecando”. Sin ser
experto en la materia, pero algunos hábitos alimenticios que deberíamos adquirir son:
eliminar la bollería industrial, comer menos carne y más pescado, sobretodo los pescados
azules ricos en Omega3. En Escuela de la Memoria recomendamos el cocktail del
campeón: nueces, almendras, pasas y arándanos.

Dormir las horas necesarias nos permitirá mejorar nuestro rendimiento. Robar horas al
sueño es como pedir un préstamo con un tipo de interés muy alto. Lo pagará con creces. El
tiempo de sueño es algo que depende de muchos factores, algunos son la edad y el
ejercicio que practicas, otros son más difíciles de controlar. Tiene que conocerse y saber las
horas que necesita para rendir al máximo.

El tabaco, alcohol y demás drogas bajan nuestro rendimiento, a veces de forma


permanente. Además suponen un gasto económico innecesario (1 caja de tabaco al día a
5€/caja = 1825€/año, casi 3 sueldos mínimos). En nuestra sociedad estas prácticas son un
medio para relacionarse con los demás; por suerte hay otros medios menos dañinos para

escueladelamemoria.com
14
nuestra salud. La salud no es como el juego de la consola en el que tiene varias vidas y si le
matan una vez vuelve a empezar; así que prefiero no jugármela.

Receta número 9:
“Cuide su salud para rendir más”

Temarios
Sea de lo que sea su temario se va a encontrar con 2 tipos de información.

Datos lógicos:
Matemáticas, física, química, dibujo técnico… En general las asignaturas de ciencias, y
cuanto más cerca de las matemáticas MÁS. El profesor va a explicar algo y antes de que
acabe usted ya tiene la respuesta, ese es el ejemplo claro, ha llegado a la solución porque
ha sido capaz de deducirla.

En esta situación hablamos de datos lógicos.

Hay una variante de estos datos en la que nos encontramos con una secuencia temporal
que obedece también a una lógica.

Para afrontar con éxito este tipo de información es importante tener una base sólida. No
podrá aprender a hacer potencias si previamente no sabe multiplicar, tampoco podrá
multiplicar si no sabe sumar. La recomendación es que, si se encuentra perdido ante un
temario con información lógica, vuelva hacia atrás e identifique donde comienzan las
dificultades.

Datos a memorizar:
Esta vez estamos delante de un tema de historia. Se habla de la batalla de Trafalgar, de un
lado Francia y España con 27.000 efectivos, del otro Reino Unido con 18.000 hombres. La
batalla naval tuvo lugar el 21 de octubre de 1805 (lunes, por cierto) en el cabo de Trafalgar,
Cádiz. Reino Unido quería derrocar a Napoleón Bonaparte.

La batalla se cobró 2218 muertos Franceses, 1022 Españoles y Reino Unido perdió 449
hombres.

Podemos hablar de los comandantes, de las consecuencias y de un sinfín de datos más. Se


trata de datos que no podemos deducir, por esa razón los tenemos que memorizar.

La receta número 10 es la siguiente:


“Distinga cuando debe razonas y cuando debe memorizar”

escueladelamemoria.com
15
Los 4 mandamientos de la memoria
No tenemos un botón de REC, ni los mejores memorizadores del mundo tienen la
capacidad de reproducir como una película sus recuerdos.

Pero sí sabemos situaciones en las que recordamos sin ningún tipo de esfuerzo.

Imagine que sucede realmente, ponga toda tu atención y todos tus sentidos:
Se encuentra en clase, sentado con sus compañeros en su pupitre, el profesor explica algo
a lo que no presta mucha atención pero de repente, ante las voces de sus compañeros,
levanta la cabeza y observa que la pizarra ha cambiado. Ahora es una gran ventana desde
la que entran todo tipo de aves exóticas a clase, todos juegan con ellas.

Dentro de 20 años puede que no recuerde el nombre de sus compañeros de clase o el


nombre de algunos profesores pero, sin ninguna duda recordará perfectamente el día que la
pizarra se convirtió en una gran ventana por la que entraban aves exóticas. Algún día les
contará a sus nietos lo asombroso de aquél día.

La primera regla de la memoria es Absurdo. Cuanto más absurdo sea más llamará la
atención de nuestra mente y lo recordaremos mejor. Si se trata de una rutina no tendremos
allí el foco y se olvidará: ¿Ha cerrado el coche? En serio, ¿recuerda si ha cerrado el coche?
Supone que sí está cerrado pero ¿realmente lo recuerda?

En la historia anterior tenemos un hecho fantástico que va en contra de toda lógica, es un


ingrediente perfecto para recordar fácilmente.

La segunda regla de la memoria es Sustituye. Cuando encontremos un dato que no se


puede visualizar, podremos utilizar este recurso. Sustituirlo por algo que sí pueda ver. Por
ejemplo, tengo que memorizar las capitales del mundo y me encuentro: “capital de Fiyi,
Suva”. Puedo repetirlo hasta la saciedad pero no es el método adecuado para esta
situación.

Vamos a utilizar la sustitución. Lo haremos con lo primero que venga a la mente, no hace
falta que sea perfecto. Cuando una palabra me recuerde a otra, es probable que la próxima
vez que vuelva a aparecer me venga a la mente la misma palabra. Vamos con el ejemplo:
Fiyi: Me recuerda a la película “El show de Truman”. Truman, interpretado por Jim Carrey
deseaba mudarse a esta isla.
Suva: El verbo subir.

Truman, en su mundo ficticio consigue una cuerda con la que escapar a su isla Fiyi, se oye
una voz que le dice “Suva”, vemos como se agarra con fuerza a la cuerda y lo intenta.

El tercer mandamiento de la memoria es Muévelo. Las historias anteriores tienen


movimiento, las aves que volaban atravesando la pizarra y Truman escalando la cuerda. El
movimiento captará nuestra atención.

escueladelamemoria.com
16
El cuarto y último mandamiento de la memoria es Exagera. Busque la sorpresa, además,
puede imaginar cualquier barbaridad, que nadie podrá indagar en su mente para
reprocharle nada ☺.

Podemos resumir estos 4 mandamientos de la memoria con el acrónimo: ABSUME.

Utilizando estos 4 mandamientos podemos unir palabras entre sí. Hemos visto el ejemplo
de la capital de Fiyi con Suva. A esto se lo conoce como la técnica de la cadena. Y las
cadenas pueden ser dobles, triples… Todo depende de la cantidad de elementos que
tengamos que relacionar entre sí.

Si memorizamos capitales del mundo está claro que será una asociación doble, pero si por
ejemplo memorizamos las características de un mineral serán más de 2.

Vamos a utilizar la técnica de la cadena para memorizar estas 12 palabras que


aparentemente no tienen relación entre sí:

Árbol, cable, ascensor, canario, zapato, espalda, barco, grafiti, carretera, naranja, perro,
puente.

En situaciones como ésta, donde tenemos tiempo, podemos dejar volar nuestra
imaginación. Cuando comenzamos a aplicar las técnicas, es bueno visualizar muy bien y
fijarnos en muchos detalles para reforzar y evitar confundir las palabras. También podemos
usar cadenas dobles, triples o como mejor nos convenga. Le pido que visualice cada
escena como si fuera real y que no vuelva atrás, confíe en que está allí. Vamos con ello:

Observo un gran árbol de Navidad, está lleno de cables de los que cuelgan pequeños
ascensores.

Entro en el ascensor y veo un canario, al verme se asusta y revolotea rápidamente por el


ascensor.

Quiero sacar a un canario de su jaula, lo hago metiéndolo en un zapato, entiendo que con
el mal olor quedará aturdido.

Coloco un zapato encima de la espalda de un amigo, el zapato se transforma en barco,


veo como saca humo y él, asombrado, se queja.

Un barco en el puerto está lleno de grafitis, los grafiteros huyen corriendo por la carretera
esquivando los coches, antes de que les pillen. En su huida van perdiendo sprays.

Tengo que parar en la carretera. Toda la carretera está llena de naranjas, pienso que
algún camión puede haber volcado. Mientras veo como ruedan, se cruza un perro y se lleva
una en la boca. Veo como sus babas se mezclan con el zumo que se desprende.

Mi perro es un valiente, he ido a hacer puenting pero finalmente será él quien salte del
puente, creo que no sabe dónde se mete.

escueladelamemoria.com
17
Ya lo tiene asociado. Si lo ha visualizado correctamente podrá recordar las 12 palabras.
¿Recuerda el árbol? ¿Qué le pasaba? Le dejo con ello.

Ficheros Mentales
Una situación muy habitual en la que no podemos visualizar aquello que queremos
memorizar es con los números. Puede ver el número 43 escrito pero eso no es sugerente
para nuestra mente, no puede ver en su mente 43 puntitos para luego contarlos y aunque
pudiera sería algo confuso.

Los números están en todas partes, va a encontrar cifras por todas partes: fechas, fórmulas,
teléfonos, pesos atómicos… Una infinidad de situaciones en las que lamentablemente
impera la repetición. No repita, eso no es divertido, ni siquiera es seguro. En estos casos la
repetición no es la técnica a emplear, aquí necesitamos una técnica muy potente que paso
a explicarle a continuación:

Objetivo: convertir los números en algo visualizable para poder aplicar ABSUME y
memorizarlos fácilmente.

Método Herigone
El primer paso es bien sencillo, asignamos a cada dígito del 0 al 9 como mínimo una
consonante. Es lo que se conoce como Método Herigone, fue creado por Pierre Herigone
en 1634.

Aunque hay variaciones en esta conversión dependiendo del autor, vamos a proponer esta:
1 T El 1 y la T se parecen
2 N Tiene 2 patitas
3 M Tiene 3 patitas
4 C Comienza por c
5 L El número 50 en romanos es L
6 S Comienza por s
7 F La F parece un 7 si lo vemos a través de un espejo
8 CH La CH es la única consonante del 8
9 V, B 9 comienza por n pero ya la usamos en el 2. La V queda libre
0 R La C la usamos en el 4 y nos queda la R

Ahora podemos convertir cualquier número en palabras. Por ejemplo 30 se reemplaza


según la tabla por MR, ahora rellenamos las vocales como queramos para formar una
palabra. MURO, puede ver un muro y siempre que aparezca su muro sabrás que se trata
del número 30.

Podemos hacerlo con números más largos, por ejemplo 102 se sustituye por TRN y las
opciones son múltiples: Tren, trueno, tirano, trina…

Si hace las conversiones de los números del 00 al 99 podrá transformar cualquier número
de 2 cifras en una palabra visualizable, es lo que llamamos fichero mental.

escueladelamemoria.com
18
El fichero mental es una herramienta muy poderosa y muy versátil. Algunas de sus
utilidades:

• Un número de teléfono está formado por 9 cifras pero el primer número ya lo sabe, si
utiliza fichero mental serán 8 cifras. Si busca palabras más largas necesitará menos
palabras pero más tiempo en buscarlas.
• Si quiere memorizar una lista de palabras en orden podrá utilizar el fichero mental
unido con ABSUME. Ejemplo, posición 19 (tubo) farola. Me imagino un tubo de
ensayo, al echar cierta sustancia crece una farola rompiendo el tubo, además noto
como me deslumbra con su luz. Es muy recomendable que visualices muchos
detalles, sobretodo hasta que adquiera práctica.
• Memorizar resultados deportivos. 2 equipos y un número, si además le interesa el
número de jornada añadirá otro número, por lo que creará una asociación cuádruple.
• Fechas
• ….

Una duda que surge al hablar de este fichero, con 100 posiciones, es si no acabamos
confundiendo esas 100 palabras por aparecer en tantas ocasiones realizando tantas
acciones diferentes. Y la respuesta es que no, tenemos técnicas para evitarlo y también
para olvidar lo que ya no interesa. Pero en general, no tiene porqué confundirse. El muro de
la 30 ha sido escalado, derribado, ha caído encima de otros; o el chucho de la 88 también
ha vivido miles de anécdotas. No obstante, cada asociación estaba en un contexto y algo
importante, sucedió en una fecha concreta. Es fácil distinguirlo.

La técnica se puede adaptar para cada necesidad concreta y tener diferentes ficheros
mentales dependiendo de la necesidad de cada situación.

Siempre valoramos el tiempo invertido en adquirir o adaptar la técnica y el beneficio que


obtenemos. Salvo que sea una necesidad puntual, el tiempo invertido en adquirir la técnica
se recupera con creces.

Más ficheros
Hemos hablado de tener un fichero del 00 al 99, un total de 100 fichas que ofrecen muchas
posibilidades.

Sin embargo, a veces 100 fichas no son suficientes. Si se hace con un fichero de 200
palabras, las posibilidades se multiplican.

Tenemos ficheros multiplicativos donde combinamos 2 ficheros de 100 posiciones para


convertirlo en uno de 100 x 100 = 10.000 posiciones.

Si nos hacemos con 3 ficheros de 100 las combinaciones ya son 1.000.000, un millón, que
ya da para muchos temarios.

Además podemos crearnos ficheros auxiliares, ficheros con personajes conocidos, ficheros
específicos para fechas, fórmulas, incluso para colores.

escueladelamemoria.com
19
¿Quiere memorizar las comandas de sus comensales? También se puede hacer fichero
mental para esta situación.

Si antes hemos hablado de apalancamientos en el tiempo, ahora le digo cual es la palanca


clave de la memoria. Se llama imaginación, por un lado le permite visualizar imágenes en
su mente, también le permite crear nuevas ideas y eso significa romper límites. Con la
imaginación puede combinar lo que ya sabe para adaptarlo a las necesidades que tenga.

La receta número 11 es:


“Cuando tenga que memorizar hágalo utilizando buenas técnicas”

Más herramientas para el estudio


Lectura rápida
Leer 3, 4 o 5 veces más rápido con comprensión es posible. No sólo es posible, se debería
enseñar en las escuelas.

Recuerdo, cuando me enseñaron a leer. Primero aprendíamos las vocales, después


algunas consonantes, la primera fue la M. Con ello hacíamos frases:

“Mi mamá me mima”.

Después repetíamos la operación con la L y así progresivamente. Y a partir de allí fue


practicar. Después, con el tiempo aprendemos a leer palabra por palabra de un golpe de
vista aunque nadie nos lo haya enseñado. No necesitamos unir las letras para formar
sílabas, palabras y frases; eso consume mucha energía y reduce mucho la comprensión.

Con la lectura rápida damos un paso más allá y leemos grupos de palabras de golpe. El
tiempo que dedica ahora en leer un libro le da para leer 3, 4 o más, cuando sabe leer
rápido.

Para conseguirlo hay ejercicios donde se trabajan cada uno de los aspectos que se
necesitan en la lectura rápida. La precisión del ojo, el campo de visión, la velocidad de
memorización…

Otra ventaja de la lectura rápida es que se consigue una velocidad constante. En la


siguiente imagen se puede ver en azul un lector lento y en rojo el lector rápido. Ppm se
refiere las palabras por minuto.

escueladelamemoria.com
20
El lector lento comienza a una buena velocidad pero en pocos minutos es fácil que se
pierda por el texto o que se ponga a imaginar qué hará la tarde siguiente. Esto provoca que
muchas veces se vuelva a releer el texto por falta de comprensión. Cuando se está
acabando la lectura es normal que vuelva a centrarse y aumente nuevamente su velocidad.

En cambio, el lector rápido mantiene su velocidad prácticamente constante durante todo el


tiempo de lectura.

Resúmenes
Todos los expertos recomiendan reducir el temario inicial mediante resúmenes. Los
resúmenes facilitan localizar los datos a memorizar.

Después de leer el temario rápidamente se puede resumir. Aunque parezca un trabajo muy
grande, existen programas de dictado que funcionan bastante bien y le van a permitir
resumir el temario en poco tiempo.

Mapas mentales
Una herramienta que aumenta la productividad muchísimo son los mapas mentales. Fueron
creados por Tony Buzan en el año 1974. Un mapa mental de un tema le permite hacerse
una rápida idea del contenido y de las relaciones que tiene. Pero no, su utilidad no se limita
a los temarios, también puede utilizarlo para planificar sus vacaciones, ¡échele imaginación!

Como una imagen vale más que 1000 palabras, le comparto este mapa mental que hice
cuando se acercaban las vacaciones de verano:

escueladelamemoria.com
21
Y aquí tiene otro mapa mental de este libro:

escueladelamemoria.com
22
escueladelamemoria.com
23
Los mapas mentales se pueden hacer a mano o con ordenador. Cada sistema tiene sus
pros y sus contras. En los mapas mentales encontramos palabras, imágenes y
asociaciones. Utilizan los 2 hemisferios del cerebro, el hemisferio izquierdo es el lógico, el
derecho es el de la creatividad.

Algunas utilidades:
• Generar ideas
• Resolver problemas
• Planificar
• Escribir un libro
• Proyectos
• Conferencias
• Reuniones
• ESTUDIAR

Algunas pautas para crearlos:


1. Siempre en horizontal y comenzando desde el centro.
2. Utilizar colores.
3. Formas orgánicas. Es preferible que las líneas rectas, que son más aburridas.
4. Asociar las ramas mediante líneas discontinuas.
5. Palabras clave. Mejor sólo una palabra.
6. Imágenes, iconos, símbolos, dibujos… No se corte y vuelva a por su antiguo estuche
de colores.
7. Frases clave. Puede añadir pequeñas definiciones o datos concretos sin cargar
demasiado el mapa.

La estructura del mapa mental no tiene porqué ser necesariamente la misma que tenemos
en el temario original. Cuando pueda reestructurarlo mejor hágalo sin ningún miedo.

Como empezar
Mejor empezar por lo genérico y después ir al detalle. Por lo tanto empiece por el mapa
mental y después el resumen.

A veces lo tenemos todo clarísimo pero cuesta empezar. ¡Empiece! ¿Cuándo? Ahora. Todo
pensado, todo en papel pero nunca parece ser el momento adecuado.

Esto tiene un nombre, procrastinación. Siempre aparece una cosa mejor que hacer,
cualquier excusa es buena para retrasar un poco más el comienzo del estudio. Si el
recuerdo que guardamos de las sesiones de estudio no es muy bueno, esta sensación es
completamente normal.

Pero para esto también hay una receta. La receta número 12 es:
“Utilice la técnica del Pomodoro para evitar la procrastinación”

Antes de empezar debe tener por escrito su lista de tareas, tienen que ser tareas simples.
No vale poner: Aprobar oposiciones. Pero sí podrá poner, leer tema 1, resumir tema 4,
resolver problema 2 de matemáticas. Cada tarea se prioriza, se ordenan y cuando
aparezcan nuevas tareas se ponen en la posición correspondiente. Hacemos una excepción

escueladelamemoria.com
24
con las tareas breves, donde breve puede ser un tiempo de hasta 3 o 5 minutos; estas
pueden pasar por delante, el hecho de marcar una tarea como completada es muy
placentero ☺

Ahora ya podemos ir a por la técnica Pomodoro. Ponemos un cronómetro, 25 minutos,


durante esos 25 minutos hay cero distracciones. Estamos únicamente por las tareas, no hay
móvil, no hay Facebook, nada que pueda interrumpir. Pasados los 25 minutos hacemos un
descanso de 5 minutos, y volvemos a empezar. Cada 4 ciclos descansamos 20 minutos.

Observe que evitamos el hecho de estar con la tarea hasta terminarla, ponemos foco en el
tiempo; cuando la tarea se acabe pasamos a la siguiente. Cuando deja la tarea a medias
después de los 25 minutos, la sensación es de querer volver, ha interrumpido en un
momento de concentración, no estaba fatigado.

Muchos estudiantes hincan codos hasta la extenuación. Sin embargo, aquí el rendimiento
no es lineal, dedicar 4 horas al estudio es el doble de tiempo que dedicar 2 pero, desde
luego que no se rinde el doble.

En marcha
Ya sabemos cómo empezar. Pero por dónde empezar. En nuestros cursos te detallaremos
mucho más estos pasos, pero quédese con lo básico: leer, resumir, memorizar y repasar.

Siempre es importante la sensación que le queda cuando acaba. La receta número 13 dice:
“Haga que sus hábitos sean sostenibles en el tiempo”

De nada sirve dedicar un día mucho tiempo si no es capaz de hacerlo de forma constante.

El estudiante no experto Pedro, como tantos estudiantes no expertos, sigue este patrón:
Pedro comienza el curso, un pensamiento invade su mente: “Este año sí”.
Durante unos días, cuando llega a casa repasa lo visto en clase. Pedro, rápidamente se da
cuenta del error: “Cuando llegue el examen no me voy a acordar de nada y tendré que
volver a empezar desde cero”.

Así que el tiempo de estudio se reduce a cero, hasta que pasados unos días se hace un
leve intento de volver a repasar cada día. La fecha del examen se acerca pero aún queda
tiempo. Cuando todo es inminente, al borde del abismo, llegan las prisas. Pedro incrementa
el tiempo de estudio dramáticamente. En cansancio, la falta de sueño y la rabia ante la
dificultad del examen dejan un mal sabor de boca. “Si hubiera tenido una semana más…
sólo una semana más…” Tiempo total de estudio de Pedro: 22 horas 30’

escueladelamemoria.com
25
El estudiante experto Pablo, dedica 2 Pomodoros al día, 50’. Es un tiempo que no fatiga, es
cómodo de mantener. Los domingos, Pablo descansa y el resto de días hay tiempo para
compaginar esos 50 minutos con el deporte y los amigos. Cuando llega el examen, Pablo
no incrementa el tiempo de estudio. Como se ha dejado de avanzar materia unos días
antes, hay tiempo para los últimos repasos. Tiempo total de estudio de Pablo: 22 horas 30’

El tiempo de estudio de Pedro y Pablo ha sido exactamente el mismo. ¿Sabe cuál tiene
mayor sensación de dificultad? ¿Quién llegará en mejores condiciones al examen?

escueladelamemoria.com
26
Mucha gente lo obvia, incluso se enorgullece. Cuando un alumno, le dice al profesor con
una mezcla de orgullo y responsabilidad: “Esta noche no he dormido por el examen”.

Prefiero la técnica de Pablo, la sensación de control en todo momento y la posibilidad de


poder afrontar perfectamente un contratiempo sin mayor problema.

Sobre los resúmenes, indicarle que escriba todo aquello que pueda aparecer en el examen
y que no sepa. Es una pérdida de recursos que estudie lo que ya sabe. Muchas veces se
tiene la tendencia de escribirlo todo porque parece que así la nota que obtendremos en el
examen será mayor, pero así no funciona. Tenga en cuenta que tiene un tiempo en el
examen, si hablamos de un examen oral el tiempo también estará limitado, no pierda
energías en ampliar el tema hasta un punto que no pueda plasmar en su examen. Eso sí,
cuando aprenda por gusto y no tenga ningún examen, es otra historia.

Los repasos son la parte más larga del estudio. Muchos pequeños repasos. Dedicar unos
minutos a hacer un repaso rápido es, sin duda, una buena inversión. Es recomendable
hacer el primer repaso justo después de haber estudiado un tema, pregúntese qué ha leído.

Hay una situación donde los repasos son especialmente importantes. Quien tiene que
memorizar de forma literal una parte del temario, lo sabe muy bien. La literalidad, el
memorizar palabra por palabra un texto, cambia completamente la forma de estudiar,
simplemente son otras reglas, aquí ya no hablamos de ficheros. Aunque pueda parecer
absurdo memorizar un texto palabra por palabra, es algo que se exige muchas veces
cuando hablamos de leyes (el cambio de una palabra hace que se pierdan matices),
también, como no, es algo normal en actores y artistas.

Algunas personas tienen mayor facilidad de forma natural para alcanzar la literalidad. El
machacar y machacar para conseguir la literalidad es una labor titánica, muchas veces da
resultado pero el camino se puede allanar mucho si utilizamos la receta correcta. La
frustración que se puede alcanzar al no tener técnica para memorizar de forma literal, sólo
la conoce bien el opositor que se tira más de 8 horas o más al día estudiando y
memorizando durante años. Si está en esta situación, hágase un favor y dese una vuelta
ahora mismo por nuestra página escueladelamemoria.com

El entorno donde estudiamos también es importante. Un lugar tranquilo, sin distracciones y


bien iluminado. Insistamos una vez más en que el tiempo que dediquemos al estudio que
sea para eso, para estudiar. Así que evitaremos posiciones demasiado cómodas que
favorezcan el sueño.

Dedique poco tiempo pero que sea un tiempo efectivo.

El gran día
El día del examen, es como el día de la competición. Ya está casi todo hecho, lo importante
es la preparación previa.

escueladelamemoria.com
27
5 claves para el día del examen:
1. Llegue descansado: duerma bien. Organícelo todo para que el día anterior ya esté
todo hecho.
2. Mantenga siempre el control: y si ve que aparecen los nervios, cierre los ojos,
respire abdominalmente y centre su atención en la respiración. Todo volverá a la
calma.
3. Lea bien los enunciados: A veces la pregunta del examen se parece a otra que se
sabe perfectamente, no la lee y ¡zas! Le cazaron. También es importante tener
clarísimo si las respuestas incorrectas restan y en qué proporción. Use las
matemáticas a su favor.
4. Empiece por las que se sabe: Antes de empezar a responder tenga una visión
general y comience por lo más fácil. Algunos psicotécnicos están pensados para que
no te dé tiempo de todo, sea inteligente y no pierda el tiempo con las que le roben
más tiempo o sean más difíciles.
5. Repase: Si le sobra tiempo (intente que así sea) en el examen repáselo todo bien. Si
está cansado y tiene ganas de irse, cierre los ojos 3 minutos y vuelva a la carga. Esa
pregunta que entendió mal o un fallo tonto en una operación, es lo más normal del
mundo; un repaso puede hacerle mejorar notablemente su puntuación.

Humildad
Dicen que sabio es el que busca la sabiduría, necio el que cree haberla encontrado.

Humildad es saber que nos queda mucho por aprender, saber que cada persona con la que
se cruzas sabe más que usted y que yo en algún tema. Déjese ayudar.

Sin humildad no podemos aprender ni hacer grandes proyectos. Me sorprendo de la


cantidad de gente que nos ha ayudado en Escuela de la Memoria. Cada vez que
necesitamos algo hemos pensado quién sabe más que nosotros en ese tema, y la mayor
parte de veces nos han ayudado.

Humildad también es agradecer a todos los que han estado allí. Y desde aquí agradecemos
a todos los que llegaron antes que nosotros y aportaron su granito de arena.

La última receta, la número 14 es:


“Sea agradecido”

No quiero acabar este libro sin hablarle del poder del ahora. Seguro que le parecen
interesantes todas estas técnicas y que las quiere utilizar cada vez que tenga que aprender
algo. Pues hágalo ahora.

escueladelamemoria.com
28
Escuela de la Memoria
Durante este eBook le hemos dado 14 recetas para estudiar mejor:
1. “Hay una receta para todo, busque la receta que necesita”
2. “Apunte alto”
3. “Aprenda de cada camino que tome”
4. “Disfrute durante el camino a sus objetivos”
5. “Aprenda de los que conocen su receta”
6. “Sea más fuerte que los imprevistos”
7. “Convierta a su mente en su mejor aliada”
8. “Elimine, automatice o delegue y si no es posible sea súper-eficiente”
9. “Cuide su salud para rendir más”
10. “Distinga cuando debe razonas y cuando debe memorizar”
11. “Cuando tenga que memorizar hágalo utilizando buenas técnicas”
12. “Utilice la técnica del Pomodoro para evitar la procrastinación”
13. “Haga que sus hábitos sean sostenibles en el tiempo”
14. “Sea agradecido”

Si quiere seguir ampliando conocimientos, aprendiendo y poniendo en práctica estas y otras


recetas, venga a conocer nuestros cursos. Actualmente ofrecemos la siguiente oferta de
cursos online:

Superaprendizaje
Conozca las técnicas que acelerarán su aprendizaje. Invertir en un buen método es invertir
en usted. Paso a paso y de forma sencilla conocerá ficheros mentales, como memorizar
fechas, caras y nombres, controlar el olvido, relajación, como organizarse, mapas
mentales… Todo esto de una forma muy práctica.
escueladelamemoria.com/producto/superaprendizaje

Memorización Literal Acelerada


Recomendado para aquellas personas que tienen que memorizar palabra por palabra una
parte del temario.

Si Miguel Ángel Vergara es capaz de memorizar el Quijote en Castellano antiguo, usted


podrá memorizar leyes, descripciones, guiones, obras de teatro, discursos… Mejorará su
memoria a largo plazo a través de una metodología única.

escueladelamemoria.com/producto/literal

escueladelamemoria.com
29
Rendimiento Bajo Presión
¿Se ha quedado en blanco durante un examen? O tal vez le fallan los nervios cuando hace
una presentación en público. Saber el temario y no ser capaz de hacerlo bien cuando llega
el momento clave es una dificultad a la que se enfrentan muchos estudiantes.

El psicólogo especialista en alto rendimiento, Manuel Pérez, le dará las claves para tener
autocontrol en las situaciones más complicadas.

escueladelamemoria.com/producto/rendimiento-bajo-presion

Lectura Rápida EM
Temarios interminables que muchas veces es difícil solamente de leer, y no hablemos de
estudiar. Con una buena técnica se puede multiplicar por 3 o por 4 la velocidad de lectura.
Eso significa que en el tiempo que ahora lee un libro podrá leer 4, y además, como no,
manteniendo la comprensión.

Un curso en el que hemos contado con la colaboración del profesor Javier Muñiz y que no
debería perderse si quiere leer más y más rápido.

escueladelamemoria.com/producto/lectura-rapida

Consigue una Memoria de Elefante


Sin entrar en tanta profundidad como en los cursos, puede conseguir una buena base y
conocimiento de todas las técnicas anteriores en el libro que publicamos Miguel Ángel
Vergara y José María Bea con la Editorial Planeta en 2017. Una lectura más que
recomendable.

escueladelamemoria.com/producto/consigue-una-memoria-elefante-libro

BrainMaster
La mejor forma de iniciarse en la alta competición de memoria rápida. Su velocidad
aumentará de forma increíble y cuando quiera memorizar su temario le parecerá que tiene
mucho tiempo.

escueladelamemoria.com/producto/brainmaster

escueladelamemoria.com
30
BrainAdvanced
Para las personas que ya tienen experiencia en memoria rápida y quieren llegar a un nuevo
nivel. Incluye un plan de entrenamiento de alto rendimiento.

escueladelamemoria.com/producto/brainadvanced

Además, en Escuela de la Memoria estamos tan seguros de que los cursos que ofrecemos
son increíbles que ofrecemos garantía 100% de satisfacción. Si el curso no cumple sus
expectativas le devolvemos el dinero.

Pase por escueladelamemoria.com, conozca nuestro Blog, el canal de YouTube, los


recursos gratuitos, nuestros cursos y manténgase al día siguiéndonos en las redes sociales.

Gracias por acompañarnos

escueladelamemoria.com
31