Вы находитесь на странице: 1из 7

VIOLENCIA DE PANDILLAS

Una pandilla es un grupo de personas que sienten una relación cercana, o íntima e
intensa entre ellos, por lo cual suelen tener una amistad o interacción cercana con
ideales o filosofía común entre los miembros. El elevado número de jóvenes
involucrados en estas formas de organizaciones y socialización juvenil, así como su
presencia extendida por casi todo el territorio nacional, ha hecho de este fenómeno
un problema de seguridad nacional y el más complejo cultural-generacional que el
país haya tenido en su historia. No obstante, está demostrado que ser joven en
nuestro país no es una experiencia fácil; en la actualidad la juventud está
condicionada por la pobreza en la que la gran mayoría crece, por el debilitamiento
de la familia como instancia socializadora, por la falta de oportunidad para el
empleo, educación y de referentes (paradigmas) sólidos; así como por una cultura
de la violencia que nos llega de afuera. Diferentes investigaciones concluyen que
las pandillas, al igual que los problemas de la juventud, están directamente
relacionadas con la miseria, la pobreza y la falta de espacios políticos-culturales. or
la misma pobreza, el joven no puede tener acceso a una educación mejor, a la
recreación sana o algún tipo de trabajo que lo haga sentirse útil socialmente y que
le ayude a realizar sus anhelos como adolescente.

En definitiva, la violencia que caracteriza a


los grupos de pandillas es una expresión de
la violencia que se genera en la sociedad; y
aparece como resultado de un proceso que
lleva a los niños, niñas y adolescentes a
utilizarla de manera privilegiada en las
relaciones que establecen, dándole de esta
forma continuidad al círculo de la violencia.
VIOLENCIA EN EL MÉXICO CONTEMPORANEO

Hablamos de contemporáneo de lo que sucede en


varios lugares a la misma vez. Es decir, si aquí hay
un problema afuera puede estar pasando otra cosa.

Hoy los índices de violencia en México son


preocupantes. Se pregunta porque existe tanta
violencia con los niños y niñas. Para esto se
establecen tres escenarios: la violencia estructural
que deja la pobreza entre 35% y 40% de los jóvenes que tienen de 15 a 19 años,
viven en extrema pobreza; la violencia de la enfermedad y la muerte y el escenario
del embarazo juvenil y las pandillas. Luego los adultos mayores, son una población
vulnerable que padece por abandono, negligencia y violación a sus derechos
básicos.

La violencia colectiva se trabaja en tres partes: delincuencia, migración y recursos


naturales, obedece a factores estructurales como marginación, desempleo y
pobreza, pero también es el resultado de la desintegración, las fracturas en el
sentido social y violencia creciente en el narcotráfico, además el mal desempeño de
las instituciones de seguridad pública y de preocupación de justicia.

Es cierto que la democracia es fundamental para el ejercicio sano de un Estado


laico y responsable. Sin embargo, existe y ha existido una falta de perspectiva y de
contextualización al respecto, por parte de nuestros gobernantes, transmitida a la
sociedad civil a través de las distintas
instituciones estatales; puesto que no han
considerado la práctica situada de la política.
Es decir, no han sido críticos con el discurso
del proyecto de la modernidad ni han sabido
llevar a cabo una práctica geopolíticamente
pertinente para nuestro contexto mexicano
dentro de esa narrativa.
IMPACTO SOCIAL DE LA VIOLENCIA
La violencia es un comportamiento deliberado,
que provoca, o puede provocar, daños físicos o
psicológicos a otros seres.

En México la seguridad ciudadana se ha


convertido en un desafío crucial para la
gobernabilidad democrática y el desarrollo
humano, pues en su núcleo se encuentra la
violencia generada por los conflictos producidos
socialmente.

La violencia parece estar siempre presente en nuestro país, en los espacios


públicos, en las calles, se pasea por los parques, deambula por los caminos y
también la encontramos asentada en los hogares, problemas como el narcotráfico,
la trata de personas, el bulling, la violencia intrafamiliar y de género, el tráfico de
armas, el secuestro y los desaparecidos, la extorsión, las ejecuciones, los
feminicidios, la corrupción e impunidad y la ilegalidad son hechos que afectan el
tejido social.

La percepción de inseguridad y el miedo llevan a las personas a buscar espacios


seguros refugiándose en sus propias casas, aislándose, encerrándose en el
individualismo y en la desconfianza, en el enojo, en el resentimiento y en el deseo
de venganza. Se establece un círculo vicioso: la violencia acaba con la vida
comunitaria y cuando esto sucede, se propicia la violencia. La violencia está
íntimamente ligada a la vulnerabilidad de la población. Al deteriorarse la vida
comunitaria por el clima de inseguridad que provoca miedo, aislamiento y que
desanima a participar en la vida común, se debilita el tejido social que brinda
seguridad a los miembros de la comunidad.
VIOLENCIA DE GÉNERO EN MÉXICO

La violencia de género es un fenómeno que se ha dado


durante toda la historia y en todas las sociedades y
culturas, además este fenómeno se da en todos los
grupos sociales y étnicos y no está relacionado con la
clase social, el nivel cultural o la raza.

La principal causa de que la violencia de género se haya dado durante siglos, es la


cultura misógina que a lo largo de la historia se ha ido creando alimentada por las
falsas creencias sobre el significado de masculinidad y feminidad y sobre la
superioridad “natural” de los unos sobre los otros.

Hasta hace tan solo unas décadas, la violencia de género se ha considerado una
cuestión privada, un derecho del marido y algo “normal”. Esto se puede comprobar
incluso en la legislación de algunos países, sin ir más lejos, en España hasta 1975
el Código Civil autorizaba al marido a corregir a su esposa y obligaba a esta a
obedecerle. Podemos definir problema social como un fenómeno social que tiene
un impacto negativo en las vidas de un segmento considerable de población.

En el caso de la violencia de género es fundamental mencionar como grupo de


influencia al movimiento feminista que ha desempeñado un papel fundamental a la
hora de concienciar a la población de que la violencia machista es un problema
social ya que viola una o más normas generales compartidas y aprobadas por una
parte considerable del sistema y su eliminación es esencial para conseguir la plena
igualdad, el desarrollo y la paz.

Es durante el siglo XX cuando el movimiento de liberación de las mujeres comienza


a interesarse por los nuevos problemas de violencia sexual y violencia doméstica y
cuando las feministas europeas presionan a sus gobiernos para que reformen las
leyes y creen casas de acogida y mecanismos de atención a las víctimas.

Es aquí donde comienza una fuerte campaña de sensibilización y lo que es más


importante, un proceso de visibilizarían y legitimización del problema.


La violencia juvenil puede ser ejercida por jóvenes de


forma aislada o desarrollarse por parte de grupos de
chicos que se unen con el objetivo de participar en
actividades violentas.

Estadísticamente, la violencia juvenil tiene una mayor


incidencia entre chicos de sexo masculino, de clase
media, con problemas familiares, de sociedades
desarrolladas y prósperas y cuya edad oscila entre los 14 y los 18 años.

Cada año se cometen en todo el mundo 200 000 homicidios entre jóvenes de 10 a
29 años, lo que supone un 43% del total mundial anual de homicidios. El homicidio
es la cuarta causa de muerte en el grupo de 10 a 29 años de edad, y el 83% de
estas víctimas son del sexo masculino. Por cada joven asesinado, muchos otros
sufren lesiones que requieren tratamiento hospitalario. La violencia juvenil encarece
enormemente los costos de los servicios sanitarios, sociales y judiciales; reduce la
productividad y devalúa los bienes.

La violencia juvenil es un problema mundial de salud pública. Incluye una serie de


actos que van desde la intimidación y las riñas al homicidio, pasando por agresiones
sexuales y físicas más graves.

Factores de riesgo individuales

 déficit de atención, hiperactividad, trastorno de la conducta y otros trastornos


conductuales
 delincuencia
 consumo temprano de alcohol, drogas y tabaco
 nivel intelectual bajo y malos resultados académicos
 escaso compromiso con la escuela y fracaso escolar
 desempleo
 exposición a violencia en la familia
MEDIDA Y LEYES DE PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA
ESTUDIANTES DESAPARECIDOS DE AYOTZINAPA

La desaparición forzada de Iguala de 2014 fue una serie de episodios de violencia


ocurridos durante la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de
septiembre del 2014, en el que la policía municipal y estatal de Iguala (220 km al
sur de la ciudad de México) persiguió y atacó a estudiantes de la Escuela Normal
Rural de Ayotzinapa (257 km al sureste de Iguala). En dicho enfrentamiento habrían
resultado heridos periodistas y civiles. Los hechos dejaron un saldo de al menos 9
personas fallecidas, 43 estudiantes desaparecidos de esa escuela normal rural y 27
heridos.

Los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecieron en la noche del 26


de septiembre y la madrugada del 27 de 2014. Los 43 formaban parte de un grupo
más grande de estudiantes de una escuela de formación docente en Ayotzinapa
que viajaban a la ciudad cercana de Iguala para protestar contra lo que
consideraban prácticas de contratación discriminatorias para los docentes.

Mientras viajaban de Iguala a Ayotzinapa, fueron confrontados por la policía


municipal, que abrió fuego contra los autobuses en los que viajaban. Los oficiales
sostuvieron que lo hicieron porque los autobuses habían sido secuestrados,
mientras que los estudiantes sobrevivientes dijeron que los conductores habían
acordado llevarlos de rehenes ante los narcos. Según la versión de las autoridades,
policías corruptos los que arrestaron a los jóvenes y los entregaron al cartel
Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron en un vertedero.

Pero esa hipótesis es rechazada por los padres de los jóvenes y por organismos
internacionales.